Páginas vistas desde Diciembre de 2005




sábado, 15 de mayo de 2021

El amor


 

23 comentarios :

  1. No en todos los casos. A veces tiene un alto coste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la reflexión de la Sontag y la tuya pertenecen a ámbitos diferentes sin dejar de ser posibles ambas. Ciertamente tienes razón pero es hermoso pensar que el amor es una suerte de religión laica que nos hace ver algo mucho más grande que nosotros mismos ante lo que nos entregamos a un ritual ciertamente transformador. Los clásicos hablaban del poder transformador del amor, de tal modo que nos convertimos en cierta forma en el ser amado y vemos a través de sus ojos.

      Eliminar
  2. Quedémonos simplemente con el amor y quitemos el concepto religión de cualquier ecuación para dirigir el comportamiento humano.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esto diferimos, Alfred, creo que soy profundamente religioso aunque no esté ligado a ninguna religión concreta. Pienso que el ser humano es demasiado frágil para dar consistencia por sí mismo al misterio del universo. Los intentos de las múltiples religiones al enigma existencial han vertebrado la historia y han dado lugar a los más refinados sistemas de pensamiento, aun a contracorriente. Pienso en el sufismo, pienso en el misticismo cristiano, pienso en el vedanta, en el tao, en las órdenes contemplativas. Creo que el ser humano tiene un sustrato profundamente religioso y de una forma u otra siempre sobrevive ello sea en el islamismo, en la tendencia creciente a la espiritualidad...Cuando oigo el canto de los pajarillos o veo un atardecer pienso que hay algo más grande que yo mismo, el amor es trascendental, pero hay algo más, llámalo como quieras. Salud.

      Eliminar
    2. Perdona, en mi ánimo por no soler explayarme mucho en mis comentarios, se queda el hecho de que separo la necesidad de la espiritualidad del hombre en su busca de su lugar en el cosmos, con el negocio montado para dirigir a la gente.
      Salud.

      Eliminar
  3. Hola, Joselu:

    Sería hermoso que en ausencia de Dios, este fuera sustituido por el amor y no el dinero. Como utopía es muy hermosa, sanadora, pero el amor romántico se ha destruido también como baluarte de la sociedad. La visión práctica de las relaciones y los parámetros de rendimiento que se aplican a todo ya, casan mal con el romanticismo.

    Pero..ay..soy religiosa y enamoradiza; me fascinan el amor cortés, la mística, los amores arrebatados e imposibles.

    También me ha recordado la cita un trabajo que hice sobre el amor de lejos, que disfruté enormemente. Los años 90 tocaban a su fin y los compañeros en un bar cercano a la facultad pasábamos horas hablando de estos temas. Éramos tremendamente románticos e idealistas, había dramas de amor y tragedias cada día. Escribíamos poemas absurdos, declaraciones de amor..¿Qué ha pasado?

    Leo a veces poemas de la nueva hornada,los que se cuelgan en instagram o se publican en libros para sus seguidores de las redes. No veo lirismo, ni hondura y sobra empoderamiento.

    ¿El amor puede mejorar a alguien?
    ¡Claro que sí!

    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso, Lupitapm, que el romanticismos es enemigo de la profundidad porque lleva a la exageración o a la sobreactuación. El misterio del ser es el más alto desafío que tenemos como seres humanos. Todo es enigmático, el estar cada día en el mundo, el amor tan problemático, el pensarse a sí mismo, todo lo que se difunde en demasía es falso. Mi Instagram es muy selecto pero veo que la más alta sabiduría se exhibe como en un escaparate. Lo auténtico siempre es secreto, restringido, minoritario, y el romanticismo es de naturaleza gregaria, lo sé bien porque vivo en una región donde el romanticismo egoísta es signo de distinción. Ser romántico tiene una vertiente interesante pero otras no lo son. Vivir expresa una inquietud que no cesa, contradicciones que no caducan... El amor sinceramente es algo de naturaleza religiosa. Claro que el amor puede mejorar a las personas, pero es un desafío. Gracias por tu presencia. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Siempre dependerá de lo que cada cual entienda por amor conforme a sus diversas configuraciones. Es como opinar sobre una cuestión sin considerar las diversas circunstancias que la arropan. Y lo mismo para cualquier afirmación o negación. Casi que lo mejor es la duda que propone investigaciones de toda índole y por supuesto conocer la combinación de elementos que operan en cada cual. La de sorpresas que nos llevaríamos! Y eso es lo bueno disfrutar de la infinitud de sorpresas a nuestro alcance. Quizás de ahí procediera lo de conocerse a uno mismo.
    Yo lo veo como un guiso: distinguir lo obvio no resulta difícil, pero descubrir cada elemento oculto que da sabor peculiar a cada guiso con ingredientes semejantes, así como el tiempo de cocción de cada elemento que lo compone. Proponerse descubrirlo es una de las formas de amor. “Quizás por ello se llegue al corazón a través del estómago” ....dijo la materia a través del sentir al intelecto .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un comentario en otro post un agudo y perspicaz observador ha cuestionado la importancia del placer del sexo en el amor y considerándolo más bien una exigencia de la naturaleza. Tú añades el detalle de llegar al corazón a través del estómago. Es divertida esta desmitificación del amor romántico y sensual para convertirlo en un valor de cariz intelectual más que erótico. Me lo apunto, Emejota. Supongo que llegado un momento somos escépticos respecto atodo, incluidas las ideologías, los romanticismos y las adhesiones a casi todo. Me ha gustado eso de que "dijo la materia a través del intelecto". Gracias por tu participación y comentario.

      Eliminar
    2. Lo de llegar al amor a través del estómago es un dicho de lo más antiguo. “más antiguo que la tana” se decía allá a mediados del siglo XX.

      Eliminar
    3. Lo conocía, pero no me lo habías dicho tú en un contexto determinado como este. Y las manidas ideas reverdecen bien planteadas.

      Eliminar
  5. -Madre mía; que record de publicaciones:me estoy poniendo al día leyéndolas, y todas tienen tela. Que envidia me das:por poder dedicar tu tiempo en lo que más te apasiona.

    Ya en esta recta del Curso, por si se le puede llamar de alguna de las formas, ya es imposible enderezarlo y el tiempo apremia.

    -En cuanto a este libro , el título ya dice mucho:es muy triste esa clase de amor y sobre todo cuando hay un vacío y unas ganas enormes de destruirse y destruir...

    El amor bien entendido, está libre de egoísmo y siempre se procura no hacer daño a quien ha sido algo importante en una etapa de tu vida eso en cuanto ala pareja:eso pienso yo...-Orgullo y rencor mala fórmula yla pena son los hijos y el entorno que lo padecen.

    -Me ha venido a la mente, el caso de las niñas de Canarias que el padre secuestro o no se sabe donde están...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dedico a lo que más me apasiona que es leer, caminar, la vida familiar, hacer la comida, escribir en mi diario, contestar posts, idear posts que no molesten demasiado a los lectores -lo que es problemático porque el solo hecho de existir supone una molestia para otras personas-, celebrar la propia existencia tan inane como cualquier otra, salvo que es la mía, la única que tengo y no puedo desperdiciar, oír el canto de los pajarillos y darles de comer, aprender de mis hijas, seguir siendo individual y no perderme en la masa, celebrar la experiencia del amor como única e irrepetible, dar rienda suelta a mis manías, a mis temores y vacilaciones, recibir los mensajes de Bertha que me comprenden tan bien, aun siendo final de curso e ir hasta arriba de trabajo, seguir siendo yo mismo a pesar de todas mis dudas y miedos... Existir, sin arredrarme ante Hacienda jajajaja, a la que temo más que al diablo. Nos hemos hecho antimetafísicos por las declaraciones de renta y los impuestos. La vida moderna ya no permite la mística. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Me confunden las frases que mezclan lo trascendente (amor) con lo positivista o empirista lógico (cantidad ), dado que son antagónicos, pues mientras lo primero es Metafísico y especulativo por no cuantificable (amor), lo segundo (barato), es simplemente una medida cuantificable y comparativa. ¿Cuánto de barato?, ¿mucho?, ¿poco, ¿medianamente barato?.

    Aún si pusiera: "el amor es la religión verdadera", lo podría comprender, pero no puedo admitir la frase, por más que sea de una gran escritora.
    Un abrazote .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me la tomaría literalmente. Susan Sontag no era creyente en ningún caso ni pensaba en una proyección trascendente de la vida. Tuvo una relación fracasada con un hombre del que tuvo a un hijo, David, con el que tuvo relaciones tan intensas como problemáticas, y luego mantuvo relaciones con distintas mujeres a un nivel menos sensual que intelectual pues la operaron de cáncer en fase cuatro y estuvo a punto de morir a los cuarenta y cinco años. Pienso que Susan no es religiosa en el sentido que podemos esperar de una fe. Pienso que descree de las religiones y del amor si no es a nivel intelectual. Las relaciones intelectuales puede ser de una gran densidad, como la que tuvieron Beauvoir y Sartre -he puesto a ella al comienzo porque la historia ha mostrado que ella fue mayor que él-. Lo barato del amor es un antirromanticismo porque ciertamente nunca el amor es barato -en ningún sentido-. Ni a nivel económico ni a nivel existencial. No creo que ella hubiera escrito que el amor es la religión verdadera. Entre sus amantes, cabe destacar a la escritora y modelo estadounidense Harriet Sohmers Zwerling, la dramaturga cubana María Irene Fornés y la famosa fotógrafa Annie Leibovitz. Puramente artístico e intelectual, una dimensión del amor que no he conocido. Un fuerte abrazo, Miquel.

      Eliminar
  7. Gracias por la información, de verdad no sabía mucho de esta escritora, pero me lo has dejado niquelado, que se dice ahora.
    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  8. Quizás hubiera que definir amor y religión, pues ambas tienen connotaciones extensas y variadas. Quizás en la mesura esta el gusto, pero a algunos la Vida nos pide más... y se lo damos... no se.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la cita está totalmente fuera de contexto y hay que conocer algo a Susan Sontag para intuir por donde va. Es el problema de extraer citas sin contexto, pero también ahí está su atractivo. Definir amor y religión es algo realmente muy complejo y me temo que no llegaríamos a acuerdos fácilmente. Pero está bien eso de que la Vida pide más y se lo damos. Un saludo.

      Eliminar
  9. A raíz del fragmento, me gusta tu idea del amor como una religión laica y, añadiría, no precisa de majestuosas construcciones para rendirle culto; ni catedrales góticas, mezquitas, templos o sinagogas... basta con un trigal a las afueras de un pueblo, o un pajar abandobado para entregarse a su liturgia, es un visión romántica, lo sé, pero muy sugerente.
    Ahora bien, como acertadamente habéis dicho, puede salir carísimo y provocar guerras... aunque sean tan épicas como la Guerra de Troya en La Ilíada de Homero, o en el drama amoroso por antonomasia; Romeo y Julieta del gran Shakespeare.
    Un abrazo, Joselu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leyendo tu alusión a que un trigal o un pajar abandonado es suficiente como templo del amor, me ha venido el recuerdo de la construcción del Taj Mahal por el emperador Shah Jahan a su favorita Arjumand Banu Begum que murió en su decimocuarto parto. Ciertamente, es un prodigio que nos deleita a los viajeros pero no es necesario tanto y menos en estos tiempos de horizontalidad en que no necesitamos joyas ostentosas o diamantes para expresar un amor que nos es esencial. Fernando Savater escribió un hermoso libro dedicado a Sara Torres, su amor de toda la vida. Me pareció un extraordinario homenaje. Me gusta la relación entre liturgia y amor. Sin duda hay un vínculo entre lo inmanente y lo trascendente. Abrazo grande, Paco.

      Eliminar
  10. Cuando leí la cita, automáticamente estuve de acuerdo. Pero luego, leyendo los comentarios y tus respuestas me he dado cuenta que el ser humano tiene (tenemos, me hago responsable de la parte que me toca, obviamente), problemas de conceptos. Se tiende a confundir "amor" con pasión, con cariño, con aprecio, con "me gusta"... todos sentires totalmente válidos pero momentáneos y en cambio el "Amor", así con mayúscula, no lo es. El amor es lo que perdura, pese a todo, pese a todos. Y lo mismo sucede con el concepto de religión, que se lo confunde con espiritualidad o con fe... y que grave error es esto.

    En mi opinión personal, lo que se ha querido decir es que, si en todas y cada una de las religiones existentes (que son inventos del hombre), se pusiera a la base el amor, como sentimiento puro, verdadero y absoluto, y no otras mundanas y terrenales cuestiones, todo sería mejor... pero bueno, ya sabemos cómo somos, lamentablemente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu interpretación, AlmaBaires, es exacta. Hay que definir qué es amor, qué es religión. Pienso que Susan Sontag era una persona filosóficamente materialista y no creía en una pervivencia de ningún tipo tras la muerte. Ello no impide que en su vida mantuviera con distintas mujeres compromisos que iban más allá de los circunstancial. Era una mujer poco sentimental y esencialmente intelectual, muy mental. Eso no es un problema para mí porque yo soy también muy mental y poco sentimental. Eso no quiere decir que el amor intelectual sea de menor calibre que otro tipo de amores. Puede ser igualmente un amor total pero sin pajaritos, sin palabras demasiado dulces, sin demasiado empalago. Me reconozco en ello. A veces temo demasiada efusión sentimental y prefiero la precariedad, la parquedad... En cuanto a la religión qué decir... Es un mundo que todavía me resulta indescifrable. Uno puede tener ganas de orar en Roma o en San Petersburgo y a la vez sentir la necesidad de un dios distante, lejano, no sentimental, que se identifica con nuestro ser. No sé si me explico. Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  11. Es obvio que esto lo escriba una mujer, ya que para un hombre el ¨amor¨ es lo mas CARO que puede llegar a enfrentar.

    ResponderEliminar