Páginas vistas desde Diciembre de 2005

sábado, 3 de octubre de 2015

Me gusta ser profesor


La materia de Literatura Española de Modalidad en segundo de Bachillerato con cuatro horas a la semana desaparece el curso que viene por la aplicación de la LOMCE. Este es mi último curso como profesor de literatura en un espacio que permite una cierta holgura y un tiempo para la reflexión. Para mí no es un problema dar una buena clase de literatura. Esta ha sido mi preparación específica durante toda mi carrera como profesor. He sido esencialmente profesor de literatura y tangencialmente de lengua. Me gusta la literatura como lector primero y como profesor después.

Mis clases de literatura a alumnos de dieciocho años son vivas. La hora se hace corta, para mí y para mis alumnos. Ya nada tengo que perder. Es mi último año por dos razones. Primero porque desaparece la materia de literatura –como he dicho- y segundo porque probablemente ya no sea profesor el año que viene. Y lo digo con sentimiento. Porque pienso que es un privilegio tener alumnos de dieciocho años delante de mí y poderles ofrecer algo que no es un producto enlatado sino sangre de mi sangre. Hablemos del tema que hablemos, en este caso del Renacimiento y el Barroco, intento conectar la materia con el tiempo presente, con nuestros conflictos actuales, con nuestra cosmovisión. Y los observo, a ellos y a ellas, adolescentes con ganas de pensar, aprendiendo a pensar, algunos ateos, otros cristianos, otros musulmanes, y las clases se convierten en un taller vivo de pensamiento en estado puro. Me cuesta reorientar el tema para ceñirme a la materia, tal es la pasión que observo que se vive en el aula. Esperan la hora para desahogarse y dar salida a su magma interno. Y yo, como guía del proceso, doy pie estableciendo paralelismos, por ejemplo,  entre el pesimismo del hombre del Barroco y nuestra sociedad presente. Una alumna se preguntaba hoy en clase si estamos viviendo un tiempo pesimista u optimista. Se ha establecido un debate encendido en el que han hablado casi todos. ¿Es mejor ser ignorante y feliz o informado y amargado? Planteaba una de las alumnas. Hemos desgranado las amenazas pendientes sobre la tierra. En general no ven las noticias. Alguno sí. Pero se quejaban del alarmismo de muchas de las mismas que solo sirven para ser carnaza y vender. Hace diez días todos los noticiarios hablaban de los refugiados y ahora ya no dicen nada. Opinaba uno. El ébola se planteó como una amenaza en que todos íbamos a estar contagiados por el virus y luego no pasó nada. Las clases son así. Veo que les gusta pensar y a mí también. No pretendo llevarles a ningún sitio sino tenerles informados de las grandes crisis que penden sobre el planeta. Pero hemos de volver sobre el tema en que estamos y eso nos cuesta. Cada clase les pongo algún vídeo, algún poema para comentar. Hoy hablábamos de la muerte para los hombres del barroco. Ellos tienen que crear una meditatio mortis como expliqué el otro día.

He de reconocer que cada clase es un show.

Soy consciente, a medida que pasan las últimas sesiones de esta materia de que esta riqueza maravillosa que es la juventud en estado puro desaparecerá de mi vida, y lo siento profundamente. Me enriquecen profundamente, aprendo de ellos, y yo absorbo su fuerza y su potencial y se lo devuelvo en forma de reflexión literaria.

Me gusta ser profesor.


Tal vez cree un canal de Youtube para seguir siéndolo.

23 comentarios :

  1. Cada día, en el camino que me lleva al instituto, pienso en lo afortunado que soy dedicándome a esta tarea de profesor. He desempeñado varios oficios, muy diversos, pero en este momento no me veo haciendo otra cosa. Como tú, soy especialista en literatura, pero la dinámica de las aulas me ha ido llevando hacia tareas más integrales, enfoques que incluyen la literatura para la alfabetización en distintos niveles. A pesar de los sinsabores y disgustos, procedentes en la mayoría de casos de mis superiores, este trabajo me llena y me mantiene siempre activo. Ojalá se mantenga así hasta el final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A medida de que se acerca ese presunto final creo que trabajo con más desembarazo, con más seguridad a pesar de los problemas que, lógicamente, existen. Es imposible implementar un sistema perfecto en todos los extremos. Siento que cuando acaba una clase y he de ir a otra, es como si saliera de un universo que se cierra y he de abrirme rápidamente a otro, con su complejidad.
      Es un buen ejercicio para mantenerse vivo intelectualmente con ese contacto con los jóvenes que no son en muchos casos ni pasivos ni insensibles, ni faltos de interés por la realidad que el profesor propone en el aula.

      Lo que yo hubiera hecho con una materia que se llamara simplemente Literatura con cuatro horas a la semana y pudiera elegir los libros de lectura y el programa, y el modo de desarrollarlo... Me quedaré sin saberlo. Esto lo hacía en mis tiempos del BUP. La literatura es pura dinamita. Quizás por eso la han desmantelado. O tal vez eso sean figuraciones mías y ni siquiera se han planteado eso y lo hacen simplemente por ignorancia.

      Eliminar
  2. Crea tu canal de youtube, Joselu. Vas a poder con esto también.

    Un fuerte abrazo, Profesor.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho ya lo tengo. Es donde guardo mis clases que luego ven mis alumnos. Te dejo la dirección LITERATURA ESPAÑOLA

      Un abrazo, Fer.

      Eliminar
  3. Dichoso de ti que puedes decirlo.

    A mi también me encanta impartir aunque imparto Historia del Arte a Bachillerato y te comprendo perfectamente.Pero por desgracia no todos están tan contentos con esta profesión.

    Te deseo mucha suerte y espero que por lo menos sepamos algo de tus andaduras.Aunque no deje comentario pero si te leo(...)

    Un saludo Joselu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impartir Historia del Arte a bachillerato tiene que ser un gozo extraordinario. A veces los alumnos menos escolares son los que nos dan sorpresas en cuanto a su creatividad.

      Gracias por tu presencia.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  4. Yo también sentiré que dejes de ser profesor. Pero ahora lo eres. ¡Disfruta todo lo que puedas!
    No solamente va a ser tu mejor año como profesor, a mi juicio tal vez también sea tu mejor año en el blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que sí. Es el año en que voy a ser un verso suelto en la educación no teniendo nada que perder. Me siento extraordinariamente libre y cada clase es un hito en que me sumerjo sin tener nada asegurado. Puede que me equivoque, pero la realidad de lo que sucede en un planteamiento convencional me lo conozco muy bien. Quiero que las clases sean para pensar. Quiero que los alumnos aprendan sin darse cuenta. Quiero activar sus mecanismos de aprendizaje inconsciente e impulsarlos a pensar con gozo. No es fácil porque todo va en dirección contraria. Todo es completamente nuevo para mí y para ellos.

      Gracias por estar ahí.

      Eliminar
    2. Las gracias tenemos que dártelas a ti.
      Me gustaría que entendieras el entusiasmo que despiertas en mi este año, así que voy a poner brevemente tu actitud en contraste con la que vivo.
      Mi hijo menor se integra en este año en una clase "todo digital". El colegio (público) ha comprado unos netbook y nos los ha vendido a los padres, junto con unas licencias digitales de distintas editoriales.
      El contenido de estas licencias lo conocerás: reproducciones de páginas de libros de papel con enlaces rotos o que unas veces funcionan y otras no.
      Pero lo que me parece que define bien la situación es lo que se ha determinado hacer con los ejercicios. Como los profesores han escuchado que en un curso digital no está bien que se utilice la impresora y se lo han remachado tozudamente, pues se ha buscado una solución que parece sacada de la historia de Don Pablos. Como no se puede imprimir, pues se hace todo a mano en un cuaderno donde primero se copian los enunciados y luego se responde a los problemas. Desterradas impresora y fotocopias.
      No es un chiste, te aseguro que no me lo invento. Es real.

      Eliminar
    3. Sin duda, esta es una utilización perversa de la tecnología que es la que se aplica en la mayoría de los centros que incorporan los netbooks. Los profesores utilizan el ordenador como soporte de un libro digital en lugar de un libro de papel. Y luego hacen copiar los ejercicios a los alumnos en papel. Esto no es aplicar la tecnología en las aulas. Es seguir haciendo lo mismo de siempre. Y además está condenado al fracaso porque para tener un libro digital siempre será mejor un libro de papel. El ordenador es algo prodigioso que no puede utilizarse para hacer lo mismo. Pero ahí topamos con la falta de formación de los profesores que desconocen las prodigiosas herramientas que existen para estructurar el conocimiento. Me doy cuenta en mi centro que tras seis años de ordenadores portátiles se siguen utilizando solo como libros digitales en pdf. Para eso no los necesitamos. Y muchos profesores quieren volver al soporte de libro de texto. Es lo que pasará en tu centro dentro de tres o cuatro años. O utilizamos el ordenador en su prodigiosa versatilidad o mejor el soporte tradicional. Los profesores han de crear sus propios contenidos, no seguir una editorial de la que se es esclavo y a la que hay que pagar. Yo creo mis propios materiales y luego los cuelgo en youtube o en otros soportes.

      Tienes razón en cuanto a que es como la historia del Dómine Cabra. Una pura aplicación que no tiene sentido.

      Eliminar
  5. He seguido tus reflexiones a través del Blog. Reflexiones que me han enriquecido muchísimo. Docentes como tú dignifican la profesión. Ojalá pueda seguir contando con tus aportaciones en Youtube.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel, por hacerte visible. Este blog lleva diez años de historia y ha experimentado hondas transformaciones. Me alegro de que te pueda servir de algo. Compartir dudas y experiencias es algo que deberíamos hacer con frecuencia, pero los profesores en los centros de enseñanza raramente hablamos de educación. Esto es algo que me asombra. Hablamos de nuestros alumnos diciendo generalmente que no estudian pero no nos preguntamos por qué sucede esto. Luego hay cursos de formación que no funcionan. Se asumen como inevitables para conseguir sexenios y demás pero no interesan a lo que veo. Los blogs ocupan un lugar importante en estas reflexiones desde ángulos distintos, a pesar de que han decaído en los últimos años. Ser profesor es una ocupación muy hermosa y me alegro de poder transmitir ahora esa sensación de maravilla ante mi trabajo. Un cordial saludo.

      Eliminar
  6. Cuánto me alegra leer tu declaración de amor hacia la docencia y la literatura, tan queridas ambas también por mí... Es difícil explicar lo que se siente al dirigirse a un grupo de alumnos, todos diferentes entre sí, expectantes o cínicos, ávidos de aprender o pasotas, interesados por la lectura y la vida o no, cada uno con sus problemas y particularidades. Cuando llegas a establecer con ellos un diálogo fluido, cuando te los ganas y les hablas con confianza, experimentas una satisfacción inigualable. Ellos quieren saber y es misión del docente encauzar sus inquietudes y mostrarles diferentes propuestas. Hay clases difíciles, qué te voy a contar que tú no sepas, y días en los que sales diciendo "qué demonios hago aquí", pero si has conseguido estar esa hora a gusto, satisfecho, no hay sensación mejor. A pesar de los sinsabores (que los hay, y muchos) la docencia tiene una parte de realización personal que no puede tener una cajera de supermercado, por ejemplo. Conlleva una responsabilidad considerable, siempre estás expuesto a denuncias, broncas, quejas, sufres un desgaste físico y sobre todo mental que cuesta superar, pero, a pesar de todo, ahí seguimos (yo ya no), dando lo mejor de nosotros en cada clase. Pocos aprecian el trabajo que has hecho previamente, no sólo de estudio sino de preparación concreta: hay que buscar, seleccionar, imprimir, grabar... Una hora de clase puede significar cuatro o cinco de planificación aunque domines la asignatura. Sé que estás viviendo tu último año (quizá) con un entusiasmo encomiable, te admiro por ello. Tus alumnos sabrán ver tu esfuerzo, seguro. Y, sobre todo, tú estarás haciendo lo que realmente deseas. Pocos pueden decir lo mismo.
    Un fuerte abrazo, colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivo este año de docencia como si fuera el primero. He querido que sea así. No es un año de despedida. No. Es una año de experimentación radical en que abro nuevas vías de trabajo con los alumnos que pueden no ser entendidas, pero ello es natural. Quien trabaja en la vanguardia tiene más posibilidades de morir en el intento. He trabajado mucho para idear este curso y todo lo que pase en él será nuevo para mí y para mucha gente.

      Me da pena que sea la despedida. Ya veremos qué hacemos.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. No tenía ni idea de que desaparece la Literatura Española de Segundo de bachillerato. A veces en este blog tengo la sensación de que es un blog para profesores de secundaria. Y los profanos nos quedamos de la copla la mitas. Lo digo porque supongo que la literatura española continuará en algún otro curso de Bachillerato?, o en la ESO?, quiero decir, supongo que la Literatura no desaparece por completo de la secundario no? Si quisieses podrías seguir trabajando no? No creo que tengas la edad para la jubilación forzosa. Debe ser una prejubilación verdad?. No se, lo de profesor de Literatura vía Youtube no se si habrá precedentes. En todo caso sería algo para adultos, o como refuerzo para el uso de profesores que están en activo. No veo a los jovenes acudiendo a aprender literatura en el youtube.

    De todas formas, por supuesto, me parece una aberración que desaparezca la literatura española del Bachillerato. Desde luego si fuese algo de todo el bachillerato sería como para abrir la típica petición de firmas por internet. Y por supuesto, me ha encantado la declaración de amor por la profesión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este blog ha tenido épocas en que se han abordado temas de contenido general, abierto a cualquier lector, como bien recordarás. Este año, haciendo gala de su título, tal vez sean más profesionales, más enfocadas a aspectos internos de la educación, pero pienso que le doy un enfoque en que cualquiera puede opinar. En este post aparecen cuestiones sobre cómo se siente un profesor en su quehacer profesional y eso es aplicable a cualquier trabajo, más si lo juzga un padre de familia que tiene una idea de cómo quiere que sea la educación. En este blog se habla de un profesor que utiliza métodos experimentales de raíz cognitiva. Y, sin embargo, hay comentaristas que han negado que se aplique una pedagogía de carácter experimental por ser poco contrastada en la práctica.

      Pues sí, la literatura castellana y catalana de Modalidad de cuatro horas desaparecen. Se sustituye por una materia de dos horas semanales lo que no es nada. Además se incluye una materia que es Literatura Universal que solo es apta para ser impartida por el departamento de catalán no por el de castellano. En la ESO hay algo de literatura, poco. Pero no es el momento en que ellos pueden apreciar el valor de esta materia, Están por otras cosas. Es el bachillerato donde tiene que tener valor y peso. Pero deja de tenerlo al menos en el área de castellano. Además hay que tener en cuenta que actualmente la Literatura Española de Bachillerato solo es para una pequeña parte de los alumnos. Solo para los del bachillerato humanístico. No para el social, ni el tecnológico ni el científico. La filosofía y la historia en cambio son para todos.

      Eliminar
  8. ¡Qué caminos tan divergentes los nuestros!, aunque tuvieron un mismo inicio: la pasión por la literatura. Pronto me percaté, en la práctica profesional, de que les iba a ser muy difícil "disfrutar" de los textos literarios sin una mínima competencia lectora y escritora, de ahí que, a partir muchas veces de la literatura, pusiera el énfasis en la adquisición de esas competencias, de ahí, por ejemplo, mi invención de los métodos del dictado dibujado o la sintaxis algebraica, por ejemplo, que tan buenos resultados me dieron siempre. Perezoso como soy, y mal profesional desde siempre, además de enemigo de las "fichas amarillentas" que se arrastran durante decenios, me permití vivir en la innovación y la improvisación permanentes, algo que, sin duda, me ha "castigado" lo suyo, pero fue la única vía que hallé para poder subsistir en la profesión, a trancas y barrancos (sic) hasta le feliz jubilación final. He de reconocer que de todo lo relativo a nuestra profesión, lo único maravilloso lo ha sido siempre el "acto" de la clase, de todas y cada una de ellas. El "marco" me ha superado siempre. Haber viajado como los salmones, río arriba, te deja agotado. ¡Suerte que, al final, no he caído en las fauces del oso de la depresión grave!, pero he tenido que hacer tamaño esfuerzo de imaginación para ello, que no sé si, al final, mi antaño fértil imaginación habrá pagado los platos rotos (no esos tautológicos de Rajoy, claro está). Como la alegría de mis amigos es mi más profunda alegría, no sabes lo que me ha emocionado este post. No me revela nada nuevo, porque era un secreto a voces, este entusiasmo tuyo, independientemente de estas o aquellas crisis pasajeras; pero reafirmarlo en las postrimerías me parece una inyección de entusiasmo para todos aquellos que están iniciándose en la profesión e incluso para quienes pueden ver en el canal didáctico de youtube una invitación para desarrollar un potencial que, en efecto, no se extingue con el acto jubilar. Con todo, el contacto personal con los alumnos, a pesar de los pesares, siempre ha sido lo más gratificante de la profesión, sobre todo cuando se es capaz de empatizar con ellas a partir del recuerdo de uno mismo como un saco de dudas, desorientaciones, complejos, represiones, fantasías e ignorancias. ¡Enhorabuena, Jose! Date por fuertemente abrazado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el instituto es sabido que estoy intentando implementar algo nuevo. Ha habido algunas profesoras que han querido saber qué hacía. La directora entre ellas. Sin embargo, entre mis compañeros de departamente no he recibido ninguna pregunta sobre mis planteamientos. Nada. Este año, Lucía, en primero de bachillerato vuelve al tema primero: factores de la comunicación y funciones del lenguaje. Lo han visto en todos los cursos de la ESO. Figuras retóricas, estrofas, etc. ¿Es esto todo lo que puede dar de sí esta materia? Volver y volver siempre a lo mismo, a las mismas fichas amarillentas de siempre. Siento que he de asumir un riesgo hasta el final. Esto me llena de gozo especulativo y práctico. Entro en el aula como si fuera la primera vez que lo hiciera. Creo que podremos alcanzar un buen nivel. Mejor que con cualquier otro sistema y además logrando que mis alumnos retengan información que la están aprendiendo a pesar suyo, de modo inconsciente. No es un problema baladí saber cómo hacer que se retenga la información. Sin duda a través del juego se enseña mucho. Se puede aprender mucho. Convertir en nueva el aula. Cuando entro en ella, es un territorio desconocido y espero que para ellos también lo sea.

      Ha habido hundimientos en mi singladura. De sobras lo sabes, pero siempre ha habido un innovador detrás. Tú también a tu manera lo has sido. No hemos coincidido en los métodos, pero sin duda tú, enseñando a escribir, tú que sabes bien, has debido lograr algo que otros no sabemos hacer.

      Todo proyecto debe llevar intensidad detrás. Intensidad y pasión.

      Un docente sin pasión es algo muy triste. Y no abunda demasiado.

      Puedo entender que un docente se hunda pero no que pueda vivir sin pasión.

      Abrazo compartido.

      Eliminar
  9. No hay verdadera enseñanza sin pasión. Y cada curso, un nuevo reto. Seguro que el próximo tuyo, aunque dejes las aulas, seguirá marcado por tu vocación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero irme con buen sabor de boca, en un buen momento profesional, en un momento que recuerde con satisfacción. Luego olvidaré mi vida como profesor y me dedicaré a otra cosa.

      Eliminar
  10. No te vayas Joselu, te lo suplicamossss (bromas aparte) la verdad es que no entiendo porque quitan literatura como asignatura pero lo que es más triste es que no sigas como profesor, por el hecho de que transmites lo mejor que ningún otro no hace, yo me acuerdo de que me tenía que marchar si o si de un instituto en el que estuve durante 4 años y no pude evitar sentirme nostálgico puesto que me acomode muy bien y eso, aún recuerdo la despedida con mi tutor y los meses veraniegos en los que me sentia melancólico por el hecho de dejar de ir para siempre allí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso tengo la sensación de conocerte, pero no es así. Es posible que haga una interpretación de mí mismo reconfortante y no sea tan estimulante. Yo lo creo pero vete a saber. Hoy escuchaba a mis compañeros de departamento que no tienen dudas sobre qué enseñar y cómo hacerlo y yo veía que estaba en otra galaxia. Por un momento he sentido temblar el suelo bajo mis pies. ¿Qué recuerdo quedará de mí entre mis compañeros? ¿El de un loco idealista que no enseñó lo que tocaba a sus alumnos? ¿Alguien con quien no hicieron nada? No es cierto. Mi didáctica es intuitiva, informal y divergente pero es coherente. Son profesores que no han sentido en sus décadas de ser docentes la llamada a hacer algo diferente. No puedo juzgarlos, claro está, hoy sentía que no puedo compartir con ellos nada de lo que comparto aquí. No les interesaría en absoluto. Yo siento la necesidad de evolucionar, de experimentar, de transformar los métodos de enseñanza, de acercarme intelectualmente a mis alumnos a los que quiero ofrecer lo mejor de mí mismo.

      Muchas gracias por tus palabras. Tengo que tomar este año la decisión de seguir o parar. Por un lado estaría bien un año más porque completaría un ciclo con mis alumnos que empezó en primero de ESO. Así llegaría hasta cuarto de ESO. Esta es la razón más poderosa para seguir. A pesar de que desaparece la literatura de modalidad.

      Gracias por estar ahí.

      Eliminar
  11. Te echarán de menos Joselu, ya lo verás, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...