Páginas vistas desde Diciembre de 2005

miércoles, 11 de abril de 2012

El principio de Peter



Os supongo familiarizados con esta formulación creada por Laurence J. Peter que viene a decir que los responsables en una empresa ascienden hasta que alcanzan su nivel de incompetencia, de modo que podemos encontrar a numerosos ejecutivos a los que su responsabilidad les viene grande y ante la cual son auténticos incompetentes. Esta idea me ha venido poderosamente a la cabeza considerando los cien días del presidente de gobierno Mariano Rajoy. Tal vez este hombre fue un eficaz jefe de oposición que machacó al anterior jefe de gobierno acusándole de bobo y de ser un improvisador, a pesar de los mensajes que Zapatero le dirigía en nombre de la responsabilidad. Pero Rajoy y su partido solo querían el poder, les daba igual lo que sucediera después. De hecho no apoyaron al gobierno cuando estábamos al borde del precipicio solo jugando a la carta de ganar las elecciones por el desgaste que suponía la crisis. Ahora se acusa a los socialistas de no haber hecho lo que tenían que hacer cuando estaban en el gobierno y se les achaca todo el déficit acumulado. Yo me pregunto si un gobierno con mayoría insuficiente y careciendo de apoyos fijos podía haber llevado a cabo algo de mayor calado con una oposición cainita que solo se excitaba ante el poder absoluto sin proponer una sola idea sobre la crisis. Teniendo en cuenta además que el PP gobernaba en comunidades autónomas que no se han distinguido por su eficiencia, ni por su contención del déficit y sí por el despilfarro y la corrupción (Valencia, Baleares, Galicia).

Ahora, sin embargo, el PP es un eficaz agente de los mercados en España. Su mensaje es tan elemental como lo pudiera dar un presidente de escalera ansioso de ejercer su potestad. O un director de instituto endiosado por su poder institucional. Oigo a Mariano Rajoy y me dan escalofríos por la simpleza de su verbo y de su organigrama mental. Creyó que los mercados se rendirían a su sola presencia y que España recuperaría la confianza por estar él en el poder. Pero yo solo he visto un presidente cateto que no habla inglés (como Zapatero) y que en las cumbres internacionales canta como una almeja por su falta de habilidad a la hora de tejer alianzas y ejercer cierta influencia en Europa, haciendo confidencias para congraciarse, como un personaje sin densidad, con sus homólogos europeos. Incluso a Obama le dijo, para caerle bien, que él también estudiaba inglés. Sonroja semejante ingenuidad.

Ahora sus medidas atentan al núcleo del estado de bienestar en su dimensión más esencial: sanidad y educación, lo que dijo él que no tocaría. Pero Mariano Rajoy no da la cara ni nos explica qué pretende. Elude a la prensa, escapándose por la puerta del garaje, en el Senado. ¿Este es el hombre que quería convertirse el líder y aspirar a conducir a los españoles a la salida de la crisis? No niego que sea un eficaz gestor de los intereses de Alemania, a la que rinde vergonzosamente pleitesía. No niego que su política no apele al sentido común como el de un presidente de una escalera de vecinos, pero, dada la situación en que estamos, cabría esperar un dirigente político y moral que tuviera una buena política de comunicación y nos explicara cuál es su proyecto para España, qué pretende con la sanidad y la educación, con la investigación, así como por qué premia a los defraudadores con su amnistía fiscal. Si sabía lo que ahora sabe, ¿por qué jugó solo la carta de hundir al anterior gobierno? Si era tan listo como presumía ¿cómo es que sus recetas no surten efecto y el paro no deja de aumentar y de perder posiciones ante otros países como Italia que no hace mucho se debatía entre el ser y la nada y parece haber sacado pecho por obra y gracia de un tecnócrata como Mario Monti  que sugiere solvencia y seguridad?

Rajoy es un buen jefe de negociado pero el puesto de presidente de gobierno en las actuales circunstancias le viene demasiado grande. Ganó las elecciones por el enorme coste que supuso la crisis a otro incompetente como Zapatero que fue abandonado por el electorado de izquierda. No estoy defendiendo, como alguien podría suponer, al Partido Socialista que actualmente está totalmente perdido y sin alternativas, y en especial en Cataluña donde no sabe quién es ni qué pretende ni dónde está. No existe oposición ante un gobierno abiertamente desarbolado por los mercados especulativos. Ahora Rajoy y su equipo nos piden responsabilidad y esfuerzos pero son incapaces de actuar como verdaderos líderes políticos y humanos, sobre todo con su pasado en la oposición en la que no jugaron cartas de auténticos estadistas y sí de indignos trileros. A Rajoy y su equipo me da la impresión de que la crisis les desborda y que son enanos jugando un partido que es demasiado complicado para sus méritos. Esta es nuestra tragedia porque este es nuestro gobierno y carece de oposición creíble. Sería la hora de los estadistas pero lo que ofrece Rajoy es una increíble impotencia, improvisación y perplejidad ante lo que está pasando. No me extraña que huya porque no sabe qué decir. Es terrible que en solo cien días se haya evidenciado que lo único realmente cierto es que los incompetentes son ahora los que nos miran con ojos asustados y como diciendo ¡qué complicado es esto! Entretanto lo que tienen claro es que, siguiendo su tendencia ideológica, el estado debe ser desmantelado y pobre del que quede fuera de su manto protector. Nos esperan tiempos muy amargos y solo tenemos un Peter cualquiera mostrando su confusión e incompetencia. Y Rajoy solo titubea y obedece a lo que mandan. Porque se están enfadando...

43 comentarios:

  1. Solo me queda aplaudir. Si me lo permites, lo comparto por Facebook porque has expresado perfectamente mis pensamientos. Un abrazo, y sí, nos esperan tiempos muy duros. Tiempos para volver a Blas de Otero:
    Un mundo como un árbol desgajado.
    Una generación desarraigada.
    Unos hombres sin más destino que
    apuntalar las ruinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando comenzó la crisis no se percibía la dimensión profundísima de ella, en especial para nuestra economía que ha quedado desmantelada y sin nervio. Los dos partidos tendrían que haber trabajado juntos reconociendo que los problemas de España son estructurales propios de una economía basada en el turismo, los servicios y el ladrillo. Venido éste abajo no habrá gobierno que sepa reconducir este país cvon otro modelo que no existe. Pienso que una generación o dos están condenadas, efectivamente, al desarraigo y la emigración. No está mal traído Blas de Otero. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Teoría de la ineficacia
    15.12.06
    Según el Principio de Peter «en una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia». Si esto es así, pasado un tiempo suficiente terminamos por estar gobernados por inútiles.

    Para comprobar si esta teoría es cierta basta saber el número de directores de sucursal que tiene cualquier entidad bancaria en toda España, militares con rango o cargos políticos y luego preguntarse si hay tal cantidad de personas inteligentes en esos puestos.

    http://goo.gl/pNVbB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando veo al equipo de Rajoy me entran escalofríos porque es la plasmación evidente del principio de Peter, lo que no quiere decir que los que había antes fueran mejores. Salvo a Ángel Gabilondo al que ciertamente se advertía su calidad personal e intelectual. Yo nunca he querido subir porque sé que llegaría a dicho nivel de incompetencia.

      Eliminar
  3. Me parece que estamos gobernados por incompetentes, gente mediocre, que sólo valen para jugar al "y tú más" en el parlamento y parlamentillos.
    Me da igual que sean registradores, abogados del estado o cosas parecidas. Conozco a más de un notario y registrados que son incapaces de resolver problemas cotidianos.
    En el principio de Peter se explicaba cómo deshacerse de los inútiles que se acumulaban. Había una especie de ascenso, una patada hacia arriba,hacia cargos sin contenido pero con mucha parafernalia que se llamaba la Sublimación Percuciente. Poer ejemplo Parlamentarios europeos...
    Un gran artículo
    Saludos
    j

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y dónde queda la gente valiosa? Porque debe haberla ¿o no? ¿Sólo los mediocres se dedican a la política? Me pregunto qué hace falta para que exista un hombre como Lula Da Silva que ha llevado a Brasil al éxito económico, siendo un sindicalista sin estudios. Esto me asombra.

      Eliminar
    2. Gente valiosa la hay y a montones. El problema es que esa gente valiosa lo tiene muy complicado acceder a un gobierno. Hay que saltar tantas barreras de estupidez y volverse tan corrupto que la gente que de verdad vale, prefiere desistir.
      A mi lo que me llama la atención de estos mangantes, es su "polivalencia" ¡Es que entienden de todo! (parece). UNa licenciada en derecho,(Trini) puede pasar de ministra de Sanidad (¿?) a Asunto exteriores, sin mayor problema,(al parecer su ex fue diplomático y le transfirió sus conocimientos,¿por vía urinaria?).
      Ana Mato, es licenciada en políticas y también ministra de Sanidad, a pesar de su apellido poco favorable a la salud... Lo que da a entender que a los ministros, sólo les piden obediencia, no hace falta que valgan o sepan...mucho menos que demuestren su honradez
      ¿Puede alguien que valga y sea honrado estar en este gobierno o en el otro...?

      Eliminar
  4. Nada más que añadir. Solo nos queda rezar para que algún día, lo más pronto posible, alguien tenga la lucidez suficiente para inventar otro "sistema" y el virtuosismo para que esté movido por los mejores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La democracia está pasando por una prueba de fuego, pues la crisis la va a someter a fortísimas tensiones. No sé si es posible otro sistema pero la ordenación actual es nefasta, el sistema de los partidos favorece el clientelismo y la corrupción, y la democracia existente es más retórica que real pues las grandes decisiones se hurtan a la ciudadanía quizás porque son demasiado complicadas o tal vez porque se la teme. No soy un teórico político pero esto no me gusta nada y la tendencia es a marginarse y no votar.

      Eliminar
  5. ¡Cuánto lamento constatar que la teoría de la ineficiencia es aplicable también al gobierno de mi país y a la mayoría de quienes están por sobre nosotros en nuestros puestos de trabajo!

    ¡Cuánto lamento tener que ver el derrumbe de un país que quiero, del cual emigraron mis abuelos y al que alguna vez fantaseé emigrar para encontrar un futuro mejor!

    Yo también me pregunto por qué no aparecerá un Lula en mi tierra. Teniendo el ejemplo de Brasil tan cerca, no aprendemos. Sólo mediocres bajo sospecha de turbios negociados por aquí.

    ¿Dónde estará ese futuro que nos prometen cuando quieren llegar al poder, esa salida que tantos países buscamos?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien piensa que al menos una generación se ha perdido en España y está condenada a la emigración por la falta de expectativas por aquí. Temo las tensiones internas que puede generar la crisis, pues la tendencia en este país es que cuando las cosas van mal, en lugar de concordar, unir, planificar conjuntamente, tendemos a desunirnos y a sacar lo que nos enfrenta. Es como si no hubiéramos tomado todavía conciencia de cuál es la realidad, y es francamente muy difícil. Y el desmantelamiento de sanidad y educación publicas está en marcha por el partido en el poder. Pero no exponen sus intenciones claramente, aunque son meridianas. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Personalmente, y no le conozco, siempre me ha parecido un pelele. El de antes igual. ¿Por qué está ahí? ¿cómo es que ha llegado? Pues porque otros le ha aupado me parece a mí. El tonto da la cara, y por detrás otros hacen lo que les place. ¿O es que este hombre decide al respecto de algo? ¡Si no sabe ni hablar sin leer el panfleto! De los menestros varios, cuarta y media de lo mismo. La putada, y sin perdón de la palabra, es que esta caterva de inútiles nos gobiernan a todos los demás gracias a eso que consiste en meter un papel en una urna cada cuatro años y callar el resto del tiempo, y a lo que llaman democracia. ¿Por qué no llega nadie más allá? -alguien realmente válido, digo- pues para mí que esto está tan viciado y tan corrupto desde la base, que al que realmente es honrado y tiene dos dedos de frente, no lo dejan ni ascender en el propio partido. Majas las manadas de lobos que tenemos por políticos. Del color que los pintes, da igual. Y sinceramente lo veo todo tan y tan liado, tan... calcificado, que no sé realmente si tenga un arreglo que no pase por dinamitar a lo bruto y empezar de cero. Que no nos veamos en esas por la fuerza, que a saber, porque tal cual pinta... Yo no puedo ni verlos. Cuando ponen imágenes del congreso y aparece Rubalcaba, o la estúpida de Valenciano, o Soyaya, o... puff... es que cambio de canal. No los aguanto ni a la vista.

    Me da que cada uno debiera ser consecuente con sus acciones, y con respecto a sus capacidades. Pero admitir que hay un punto al que no llegas, o que hay unas habilidades que no tienes. Que hay cosas que otro hará mejor porque no tiene un límite allá donde uno mismo sí -que tendrá otros y ya está- ¡ah! amigo, demasiado pedir me parece. Y en estas hay quienes llegan al punto de que no se dan cuenta del ridículo que hacen, ni de la imagen que transmiten, ni de la posición en la que nos dejan al resto con sus patochadas. Al contrario, si es que encima exhiben esa cola de pavos reales -medio desplumadas- y se sienten orgullosos de lo más. Pues muy bien señores, muy bien.

    Y en estas estamos, que maja la cara de asco que se nos va a quedar al resto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento algo parecido a ti cuando en la radio del coche escucho a los políticos, cada vez a más y de todo el arco parlamentario: apago la radio y digo algo políticamente incorrecto que expresa mi repugnancia ante lo que oigo y la música con que se expresa. El descrédito de la política no puede ser mayor. Nos llevaron a esto porque no entendieron el mundo en que vivían, aunque era fácilmente previsible lo que iba a pasar. Todo parecía la multiplicación de los panes y los peces, y la riqueza se autogeneraba por arte de birbibirloque. Yo no lo entendía. No puedo concebir que fueran tan mentecatos o que el sistema todo como dice Krapp fuera tan inepto y que respondiera claramente al síndrome de Peter.

      Eliminar
  7. Nada más ver las palabras en negrita, me recuerda que bien puedo sustituirlas por: Calderón, PRI, PAN, Pena Nieto.

    Somos tan similares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las noticias que me llegan de Mexico son inquietantes. Parece que la acción del narcotráfico ha llegado a ser tan peligrosa que el turismo casi ha desaparecido. Una de mis grandes ilusiones era conocer Mexico pero ahora produce miedo. ¿Qué piensas? Y sí, somo similares. Esto del mundo de los blogs es apasionante porque nos permite conectarnos y saber unos de otros. Y ciertamente por aquí, las cosas empiezan a ponerse mal. Un cordial saludo.

      Eliminar
  8. No discrepo en lo que dices pero creo que personalizas las cosas dando demasiado valor a la figura que en este momento está en pantalla. Rajoy es un actor de una película que no dirige y tampoco dirigía la película Zapatero al que ahora es fácil ver como mártir en contraste con lo que sufrimos pero que es culpable de uno de los actos más vergonzosos realizados en este país desde la reinstauración de la democracia: vender de un día para otro todo un ideario político para dar satisfacción a los chantajes institucionales o de los especuladores y mercaderes. Supongo que ponerle cara a lo que está pasando puede reconfortar el espíritu pero es un objetivo erróneo si no vamos al meollo del asunto y no entendemos que es todo el sistema el que responde al principio de Peter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, es todo el sistema el que responde al principio de Peter pero lo cierto es que en algunos países funciona mejor que en otros, y España ha perdido el tren de la competitividad y la modernidad en los años de bonanza, y en lugar de emplear las grandes subvenciones europeas en crear un tejido productivo y haber aprovechado dicha bonanza para crear una estructura industrial alternativa al turismo y los servicios, hemos empleado el bienestar en gastos que ahora se muestran como inútiles y contraproducentes. Es cierto que ha sido todo el sistema el que ha participado de esa visión de la plata dulce sin reservar para el mañana. Y ahora nos encontramos empobrecidos cuando hasta hace cinco años nos creíamos ricos. Ponerle cara ayuda a centralizar la cuestión, pero tienes razón en que ha sido todo el sistema.

      Eliminar
  9. Pero a lo mejor reaccionamos viendo que Sarkosy ya esta tirando a matar contra España.

    No le quito ni un punto ni una coma a tu reflexión, pero si me atrevo a decirte que tenemos lo que nos merecemos.Somos poco unidos leñe y ahora muchísimo menos.

    No hace mucho tuve que ir a Santiago de Compostela a una jornadas.Me maravilló ver la gente como viven.Pero sus puestos de trabajo no los tienen allí si no en otras comunidades como Barcelona o Madrid.

    Otro tanto Canarias que es un balcón a tres frentes entre África,América, Europa.Se han cargado la agricultura para darle merced al sector servicios, ladrillo y otras estupideces más.Y ahora qué: a morirse de hambre ya que dependen del exterior para abastecerse.De verdad que esto es una bomba que nos va a estallar en las manos, si no se busca un remedio inmediato.

    Un abrazo Joselu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Europa ha perdido todo el romanticismo y solo es una pelea de gallos sin convicción europeíza. Sarkozy tira a matar y también Fabio Monti cuyo país, Italia, no está tan boyante. Los políticos se deben a sus electorados nacionales y quieren mantenerse en el poder. Es el caso de Sarkozy. Sabe que tirar contra España le beneficia en su campaña contra Holande, el socialista. Decir que todo esto me decepciona es ser pacato y moderado. Es algo mucho peor. Y sí, Bertha, en los momentos de crisis debería haber una cierta unidad de criterios entre los principales partidos del arco parlamentario, pero solo quieren el poder y solo defienden sus intereses de partido, y cuando cesan en el poder ya saben colocarse oportunamente en grandes empresas energéticas que les esperan con los brazos abiertos. La política es sucia, muy sucia. Un abrazo, Bertha.

      Eliminar
  10. Yo no entiendo nada, pero nada, de política. Un amigo mío, sí que entiende, y a ese me aclamo cuando tengo dudas. Él me lo explica todo y se me disipan las dudas. Pero ahora no tengo dudas. Esto es un punto bajo, un punto de inflexión (eso dicen algunos, mi amigo, también) al que estamos abocados desde hace unos años (y no hay que personalizar, que eso queda muy poco materialista)y que como todo proceso económico tendrá su fin como tuvo su principio. Todo es cuestión de tiempo. Yo recuerdo aquellos años horribles de la transición donde parecía que se iba a acabar el mundo... y no se acabó. Yo no quiero juzgar a Rajoy porque no le conozco de nada. Ni a Zapatero. para mí son dos auténticos desconocidos, que a mi parecer hicieron lo que pudieron, porque la Economía va por otros derroteros. Pero esto se arregla, vaya si se arregla. ¿Cómo? Si lo supiera, escribiría una tesis. De momento, me dejaré llevar por mi optimismo desenfrenado e ingenuo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo viví la transición como tú y sé lo difícil que fue. Fue terrible pero la sociedad estaba ahíta de ilusión y esperanza a pesar de las penalidades. Esperábamos un mañana mejor, vivíamos una fiebre creativa y social. Nada de esto hay ahora. Nos enfrentamos al presente con miedo, sin esperanza y el futuro se nos aparece oscuro y sin perspectivas. No quiero ser agorero pero va a ser muy difícil de salir de donde nos hemos metido. Tu optimismo desenfrenado e ingenuo está bien. Ya te contaré el año que viene. Un abrazo.

      Eliminar
  11. A mí el Sr. Rajoy no me ha decepcionado ni sorprendido nada. Está llevando a cabo lo que sospechaba. Por eso no le voté...ni en sueños. Lo siento por los que le votaron de buena fe...que también los hay.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ahora es nuestro presidente. Sabíamos por dónde la derecha iba a buscar sus soluciones, pero todo está siendo peor que lo que sospechábamos y no hemos tocado fondo. Dicen que no se puede rescatar a España porque sería el hundimiento de Europa. Costaría un billón de euros. Supongo que todo hubiera ocurrido igual, pero desde que gobierna Rajoy todo va a peor. No nos ha decepcionado a los que no votamos por él, pero la situación reclama una reflexión profunda sobre dónde estamos y hacia dónde nos encaminamos porque no es muy tranquilizador. Saludos.

      Eliminar
  12. Y aparece Montoro, con esa cara de no haber roto un plato en su vida, y Soraya Sáenz de Santamaría, que como la Virgen se aparece en todas partes, cuando debería aparecer el presidente, y se la ve con esa tranquilidad que transmite el que tiene poco que perder y mucho que ganar porque tiene el poder, porque se puede pagar una sanidad privada y un cole de élite privado para sus hijos y va a colocar a todos los suyos bien colocados aunque millones de personas pierdan su empleo y estén en la miseria. Pero efectivamente, querían el poder por el poder y no solo no saben cuál es el cotarro sino que nos van a enfangar de lleno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la triada de Montoro, Guindos y Soraya los veía en comandita en las conferencias de prensa y reían con ganas mientras tomaban medidas que suponían el deterioro del estado del bienestar. Yo me preguntaba por qué se reían este trío de individuos, cuando, como mínimo, había que poenerse a llorar. Pero no son "recortes", son "ajustes", y la "amnistía" no es amnistía sino "regularización", y los diez mil millones quitados a educación y sanidad no son cierre de plantas hospitalarias, de ambulatorios y de restricciones, sino "racionalización". En fin… Disculpa que haya tardado en contestarte. Un cordial saludo.

      Eliminar
  13. Me recordaste por un momento esa obra tan desmedida como lúcida en su alucinación, "¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú", del maestro Kubrick. Ojalá no tengas razón y también seas un loco, perplejo por la droga de estos tiempos, la incertidumbre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo, Ramón, que no te he "cogido". ¿Hablas de mi post sobre Rajoy? Estoy confuso. ¿Qué quieres decir? Un cordial saludo.

      Eliminar
  14. Un texto digno de un conocedor de la realidad, te falta poner, que el anterior gobierno de Zapatero estaba Don Ladrillo Aznar, que no se sentó nunca a pensar que habría algún día más casas que personas. También faltaría comentar las políticas de gobierno de PP, que consisten en lamer el culo a otro, ejemplo: Aznar a Bush , Rajoy a Merkel. Pero también supongo que si te metieras en todo eso me parece que tendrias para una triología de gran tamaño con películas en 3D incluido. Que tengas suerte con los tiempos que llegan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El PP quiere descargar toda la responsabilidad de la crisis sobre el socialismo de Zapatero, pero hasta 2008 las cuentas cuadraron. Había superávit. Solbes era prudente. La crisis desarboló todo nuestro modelo de crecimiento que se basaba en el ladrillo. Se despilfarró a conciencia, nadie pareció advertir la perversidad de aquel modelo de desarrollo. Se vivió al día como si el ciclo fuera eterno. No sé dónde está la perspicacia de unos políticos que no intuyeron lo que cualquier ciudadano normal podía percibir: que aquello no era posible. Y que aquello fue responsabilidad tanto de PP como del PSOE. Ninguno sale indemne. Pero el PP es un partido esencialmente hipócrita. Hoy se acuda a Rubalcaba de antipatriota, cuando el PP y su líder dejaron solos totalmente al gobierno anterior en situaciones desesperadas, y nadie les tildó de antipatriotas.

      Eliminar
  15. No estoy tan seguro de que sean agentes del mercado. El mercado ni siquiera los necesita.
    Los culpables, de todas las formas, serán siempre quienes los votan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O de quienes no votamos porque lo vemos inútil y no hallamos una alternativa que nos convenza.

      Eliminar
  16. Suscribo las palabras de Luis Antonio: para mí no hay sorpresas. Como siempre, los que pensamos en avanzar nos encontramos con que no tenemos representantes, con un PSOE que traiciona una y otra vez a quienes creen aquello del voto válido y con una izquierda atomizada en disputas ideológicas al más puro estilo Monty Pithon. En cuanto a la deriva de este país, más nos vale mirar hacia Grecia, por mucho que se empeñen en decir que no somos iguales: los mercados no perdonan cuando se trata de hacer dinero a costa de hundir un estado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice Felipe González que el rescate de España es inasumible por Europa, y que si España cae, cae el euro y todos detrás. La dimensión de España es mucho mayor que la de los países intervenidos hasta ahora.

      Por otra parte, si miramos a Grecia, observamos una situación muy preocupante. Los partidos clásicos, socialistas y derecha clásica se desploman. Ahora estaban gobernando en coalición. Crecen los partidos de extrema izquierda y extrema derecha con el más claro populismo antipolítico. El hundimiento de Grecia está llevando a sus ciudadanos a la desesperación. Su economía está hundida durante varias generaciones pues no podrán pagar los intereses de los créditos que están recibiendo, y su economía estará totalmente lastrada. Ahora veremos en suelo europeo lo que les pasa a los países africanos cuyas economías están totalmente hipotecadas por la deuda exterior. Les condena al subdesarrollo sin ninguna posibilidad de salida. Alguien tendrá que idear algo para salir de esto. El sistema financiero internacional es perverso, pero ahora vemos cómo afecta a países en el centro del sistema y que pensábamos que estaban blindados, en este caso nosotros.

      Eliminar
  17. Ni antes, ni ahora me gustó RAJOY, para mi, siempre ha sido el prototipo de hombre gris. Pero yo creo JOSELU, que él no es nadie... sólo la cara visible de lo previsible. Lo que me sorprende, es que sorprenda lo que hace. Todo era tan cantado, que aburre. Nada nuevo, nada inesperado, ni para mal, ni tristemente para bien. Aquí mismo en los blogs lo comentábamos todos antes de las elecciones... ¿por qué sorpresa ahora? es el curso normal del cáncer que venimos sufriendo y tristemente, nadie es capaz de tratar.

    En este país nunca ha habido alternativa y si la había, quizá, que no sé si la cara de Vendeta, su oscuridad asustó más, que seguir deslizándonos en más de los mismo, sólo que con diferentes caras y siglas. De hecho lo imperdonable de ZP, es que anticipara el trabajo sucio que le tocaba a RAJOY por ideología y... eso hace, nada más.

    El timón de este país hace tiempo que no lo llevan en Moncloa, como tampoco lo lleva los gobiernos de EEUU, Grecia, Portugal, Italia e Irlanda etc... etc... seguramente muchos más.

    A nuestro mundo se lo vienen merendando grupos como Goldman Sachs, que ha ido colocando a sus peones, primero como secretarios del Tesoro en EEUU, después a un Romano Prodi, dos veces primer ministro italiano y presidente de la Comisión europea, ahora sucedido por José Manuel Durão Barroso, que tras hundir Portugal, lo ponen al frente de la UE :-((( Actualmente han colocado a uno de los suyos, como presidente el BCE, Mario Draghi. Sinceramente, no sé que más tenemos que ver para sumar que dos y dos son cuatro. Ellos silban y el mundo salta...

    ¿Quienes han generado la crisis de la deuda soberana? ellos ¿quienes han potenciado el macroendeudamiento Griego, Portugués e Irlandés ? ¿quienes marcan las pautas de los recortes que Rajoy el papanatas nos aplica? ellos... tooodo, ellos y nosotros jugando a elegir aquí, al presidente de la escalera de vecinos del corral de la Pacheca en nuestras urnas de juguete... no sé si es para reír o llorar, me temo que lo segundo.

    Sumamos a los tentáculos de Goldman Sachs, que en la actualidad los SEIS bancos más grandes del mundo son chinos :

    1.-. Industrial & Commercial Bank of China,
    2.- China Construction Bank,
    3.-Bank of China,
    4.-The Hong Kong and Shanghai Banking,
    5.-JPmorgan Chase (fusión del JP Morgan & Co. y el Chase Manhattan),
    6.- Mitsubishi UFJ Financial

    Bancos, que están como la rapiña haciéndose con todo y... tenemos la clave de lo que sufrimos aquí y fuera de aquí. El mundo financiero cambia de color y todos nosotros estamos sufriendo de ictericia, amén de nuestras propias enfermedades congénitas:))

    Así que lo siento, creo que es de ingenuos suponer que ni el Cid Campeador con la espada de Skywalker haría nada con este panorama, o hacemos saltar la banca o todo seguirá por el río abajo tal cual va y... nadie quiere que la banca salte, aun tenemos demasiado que perder.

    Mientras esto suceda... a seguir perdiendo, con Rajoy y con Juanita Banana:))

    No sé si me acusarás de simplista, que puede ser, pero yo lo veo así JOSELU, perdóname.

    Muchos besos y feliz finde... al menos en cortito, disfrutemos mientras nos quede oxígeno... en nada, nos lo recortarán, seguro ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué opción nos queda a los cuidadanos en tal caso si las cosas son como las planteas? Quizás señalar a Rajoy es ingenuo pues él es simplemente un peón de un mecanismo cuyas claves no están efectivamente en La Moncloa. Formalmente no estamos intervenidos, pero en la práctica ya lo estamos. Nuestra soberanía está ya totalmente condicionada, y las decisiones ya no se toman aquí. Este año pagamos 28000 millones como intereses de la deuda que tenemos contraída. Durante bastantes años se nos decía que la riqueza residía en endeudarse mucho, que uno era tan rico como deuda podía asumir, y estimularon los bancos que nos endeudáramos hasta los calzoncillos. Yo no lo entendía y mantuve mi economía fuera de esos parámetros. Tampoco entendía el funcionamiento económico internacional. Era un sistema que parecía funcionar por magia. Crecía y crecía, éramos pobres pero parecíamos ricos y hasta nos lo creímos. ¿Nadie se dio cuenta de lo que estaba pasando? ¿O era algo previsto y previsible? ¿Es todo una estrategia para hacer a los países dependientes y esclavas a sus clases medias, y ya no digamos a los que están todavía por debajo económicamente? La política de Rajoy era previsible, dices, pero él siempre juró que no subiría los impuestos, denunció las amnistías fiscales del PSOE… Ahora vemos que este monigote no tiene ningún poder, como bien dices, las claves decisorias ya no residen en España. ¿Qué hacemos? Lo que está sucediendo en Grecia es ilustrativo. Suben en expectativas electorales la extrema derecha y la extrema izquierda antisistema, a la vez que se hunden los partidos clásicos. El resultado puede ser explosivo. No te veo simplista, simplemente estás informada. Y si yo he señalado a Rajoy es porque es él el que ahora detenta el supuesto poder, "supuesto", quiero decir. Besos.

      Eliminar
  18. Si eres bueno en lo que haces no te ascienden precisamente porque ya eres bueno en ese puesto. De manera que a los que son buenos haciendo lo que hacen no se les asciende y por descarte sólo ascienden los “malos”. La táctica empresarial de no mover al que ya hace lo que tiene que hacer es muy habitual. Da risa porque resulta que los “malos” acaban dirigiendo a los “buenos” y al final ni unos ni otros hacen nada que sea rentable.

    ¿Reformas laborales? ¿Deudas infernales? En España el salario mínimo interprofesional no da para vivir. No da para un alquiler y comida mensual. No hablo de lujos o viajes, hablo de vivir. ¿Cómo es posible? ¿Es que se han vuelto todos locos? Un sociedad donde hay trabajadores que aun trabajando no pueden subsistir es una sociedad que, como mínimo, roza los límites de lo ilógico. ¿O es que estamos condenando a la dependencia a muchas personas? Por otra parte, a muchos ya ni siquiera les conviene trabajar porque en su situación el Estado les da dinero que supera a lo que ganarían trabajando y no porque el Estado les dé mucho, sino porque trabajando se les da muy poco. Ese Estado, que aun estando en crisis económica, sigue dando dinero a personas para que subsistan, paradójicamente no es el ángel de la guarda de éstas, todo lo contrario, es su diablo. No están defendiendo a esas personas, las están condenando a la pobreza eterna. Ese mecanismo no es una pérdida económica que supone una ganancia de ayuda social, no. Ese mecanismo es un desincentivo al empleo que concede a muchas personas la dependencia interminable al Estado porque se las invita a no introducirse en el mundo laboral. Así se produce un desempleo “natural” que da lugar a un gran porcentaje de los parados que tenemos. ¿Reforma laboral? Sí, pero que se toque lo que hay que tocar. Que usen todo el dinero que se está dando a particulares, el que consigue que estos se queden en casa, en un incentivo laboral que les invite a ir a trabajar. Y que lo hagan ya. Como esto siga así, no sólo va a aumentar la tasa de desempleo, también vamos a conseguir un país de inmóviles y pusilámines que permanecen en la dependencia deplorable de un Estado que va aumentando su deuda.

    Saluduos y... ¡sálvese quien pueda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me pregunto por qué los mediocres tienden a subir y los mejores tienden a quedar en segundas posiciones y supeditados. Quizás porque la mediocridad necesita como aliada de la astucia, las trampas, el juego doble y los mediocres pueden serlo pera a la vez ser muy astutos. Franco es el ejemplo de personaje absolutamente mediocre y que terminó tiranizando a todos los españoles durante cuarenta años. Supo acabar con todos sus rivales, manipulando a todos, y sabiendo crear en torno de él un poder intocable. Que el dios de tus monjas nos proteja de individuos mediocres o acomplejados. En cuanto al tema del subsidio del paro que añades, creo que requeriría una discusión diferenciada que ahora no me animo a emprender.

      Eliminar
  19. Rajoy es el epítome de la España vulgar que he descrito hasta la extenuación. No sabe nada de nada. Habla y no dice nada. Pone caras de auténtico incapaz de comprender hasta el más trivial de los mensajes.Tiene andares de dominguero enchandalado al que le han dicho que media hora de caminata le libra del infarto: camina a medio camino entre Tati y un sargento chusquero. No sabe idiomas (ni el suyo propio). Parece una terminal de eslóganes urdidos por la brunete mediática. En fin, tiene la apostura de un paleto de pueblo altote y, como su mentor, Aznar, alias el caudillito, se le ve satisfechísimo de haber llegado a lo
    mas alto de la carrera administrativa: ya tiene el mejor expediente posible. Las preguntas son: ¿y qué tiene que ver todo eso con gobernar? ¿Y qué tiene que ver Rajoy con un auténtico político? Nada y nada. Decía Mairena que por más que lo intentaba no lograba sumar individuos. En Rajoy, heterogéneo y heteróclito, hubiera hallado el argumento definitivo.
    ¡Qué las utopías nos pillen confesados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre tu intervención y la de Juan Carlos Doncel creo que la imagen de Rajoy queda definitivamente deteriorada y hundida. Cuando más patético me parece Rajoy es en las cumbres internacionales donde se lo ve perdido y con complejo de inferioridad, lo mismo que le pasaba a Zapatero que despreciaba la política internacional. Sin duda, los mediocres tienden a subir y ahí los tenemos.

      Eliminar
  20. Funcionario provinciano hijo a su vez de esa casta de altos funcionarios de provincias de una España inmóvil y rancia que eran los amos en esas pequeñas capitales donde nunca pasaba nada y el tiempo pasaba sin prisas. Ese personaje mediocre y gris llamado Rajoy habla ahora de meritocracia, de emprendedores, de dinamismo, de movilidad. ¡Qué sabrán él y su casta de eso!. No espero nada de nadie: ellos nunca harán nada por los humildes, los socialistas hace tiempo dejaron de hacerlo y los propios humildes carecen ya de conciencia y no tienen intención de dar batalla. No queda más que conservar la dignidad personal y mantener la cabeza lo más alta posible. Un saludo, Joselu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una ola de pesimismo nos invade, y esto es malo porque un país que no cree en sí mismo o desconfía totalmente en sus sistema político, es difícil que remonte teniendo una meta más alta que la meramente individual. Hubo un tiempo que partió de la transición que tuvimos tal vez una imagen positiva de nosotros mismos y nos sentimos capaces de convertirnos en una nación diferente y moderna. Sin embargo, los demonios y los vicios del pasado siempre vuelven a resurgir.

      Eliminar
  21. Independientemente de cuán incapaz sea Rajoy o Zapatero, me continúa llamando poderosamente la atención las cuentas que hacen algunos (como aquí) acerca de que al Estado le sale más barato tener un funcionario que no tenerlo. Le invito a que se siente a echar cuentas. De hecho, con esa argumentación, sería tan sencillo eliminar el desempleo como hacer funcionarios interinos a todos los desempleados. No obstante, siento mucho decir, que un funcionario sale mucho más caro que un parado (plus el coste de oportunidad de su ausencia de cotización).

    ResponderEliminar
  22. Zapatero (otro gran "estadista") se lo puso muy fácil. Podían haber puesto al "Bombero torero" en el PP y con el actual sistema electoral y financiero de los partidos políticos hubiese salido igual.

    ResponderEliminar

Es un tópico expresar que el valor de un blog reside más en los comentarios que recibe y en el debate a que da lugar, que en la entrada publicada que no es más que un punto de partida para dialogar e intercambiar puntos de vista, a veces radicalmente distintos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share It