Páginas vistas desde Diciembre de 2005

viernes, 16 de abril de 2010

El caso Egunkaria



Cuando escribo este post, estoy escuchando Piedra y camino del cantautor vasco Mikel Laboa. Pienso entretanto en aquel alejado 2003 en que surgió el caso Egunkaria, el único diario que se editaba íntegramente en euskera. Fue en febrero de 2003, cuando el juez Juan del Olmo cerró el diario alegando que era un instrumento de ETA y que servía a sus fines e ideología. En aquel febrero el cierre coincidió con el asesinato del socialista Joseba Pagazaurtundua, ex jefe de la policía municipal de Andoain (Guipúzcoa) por parte de la banda armada. Fue abatido por cuatro disparos en el bar Daytona.

El caso Egunkaria se relacionó con la lucha contra ETA, pero la reciente sentencia de la Audiencia Nacional absuelve a todos los imputados y desmonta totalmente los argumentos esgrimidos por el juez Juan del Olmo que cerró el diario, bloqueó sus cuentas y detuvo a nueve de sus directivos, acusados de colaboración con ETA. Hay que señalar que el juez Garzón rechazó dos años antes la acción judicial en base a unos documentos que a su juicio no demostraban la implicación de Egunkaria en la estrategia de la banda terrorista.

En 2006, una vez había abandonado la Audiencia Nacional el fiscal Jefe Eduardo Fungairiño, el fiscal Miguel Ángel Carballo solicitó el archivo del caso por no haberse acreditado la acusación vertida contra el diario clausurado ni sus directivos. Pero el caso siguió adelante en un calvario judicial que todavía no ha terminado promovido por la Asociación de Víctimas del Terrorismo y Dignidad y Justicia contra el diario.

La sentencia de la Audiencia Nacional no ha tenido la repercusión mediática que tuvo el cierre de Egunkaria. Quiero desde este blog modesto difundirla porque creo que es de justicia que se sepa que a veces los medios utilizados contra el terrorismo son arbitrarios, infundados y absolutamente inconstitucionales. No todo lo que se expresa en euskera está relacionado con ETA. Esto es lo que sostiene el auto del juez Javier Gómez Bermúdez que arremete contra el juez Juan del Olmo por no haberse acreditado en ningún caso que el diario fuera un instrumento para la comisión de delitos, ni su línea editorial o informativa respondía a la ideología de ETA, extremo que no fue en absoluto investigado cuando se procedió a su cierre. ¿De qué le servía a ETA un diario que no defendía su línea política, ni justificaba el terrorismo en ningún caso, ni servía de financiación o blanqueo del dinero de la banda?

Martxelo Otamendi, director de Egunkaria, fue desprestigiado profesionalmente, acusado por los medios de etarra y su periódico, de instrumento terrorista. La opinión pública española creyó sin lugar a dudas la acusación del Juan del Olmo que la llevó a cabo sin pruebas. Es destacable que el juez Garzón no la consideró pertinente y se negó a secundarla. ¿Cabría, ante la inconsistencia y la manipulación del asunto que afecta centralmente a la libertad de expresión por parte del juez Juan del Olmo, acusarle de prevaricación? Me gustaría que opinaran los expertos en derecho si alguno llega a este blog.

Hay un momento, que quiero recoger en el vídeo enlazado, cuando el cantante vasco Fermín Muguruza recogió un premio en Madrid en abril de 2003 y fue silbado por parte de los asistentes al hacer mención al cierre del periódico Egunkaria y la detención de sus directivos a los que dedicó el premio, en especial a Martxelo Otamendi. Estas imágenes muy breves pueden servirnos de motivo de reflexión porque, ante aquellas acusaciones que dimos por veraces, no indagamos más ni hubo una información contrastada que nos llevara a dudar de la versión judicial que implicaba que la utilización del euskera significaba mecánicamente la identificación con una banda terrorista.

Recuerdo que en mi instituto un compañero, muy identificado con el nacionalismo vasco y catalán por medios pacíficos, tenía una pegatina en su despacho sobre el caso Egunkaria. Yo no le presté atención ni me llevó a dudar de la consistencia de las acusaciones que di por ciertas. Quiero disculparme. Probablemente yo no tenía la culpa de aquella mendaz y torticera acción judicial, pero acepté la versión oficial sin cuestionarme que a veces lo que parece cierto no lo es tanto.

Disculparme y procurar a partir de ahora conocer más y apreciar en lo que vale la cultura vasca que debe ser considerada también como una riqueza maravillosa de este país tan complejo y poliédrico.

Sin embargo, el proceso contra Egunkaria todavía no ha concluido, pues cabe recurso ante el Tribunal Supremo por parte de la AVT y Dy J y todavía no se ha celebrado el segundo juicio por el asunto económico que fue desglosado de la acusación principal.

En la columna de la derecha hay una pista musical de una hermosa canción vasca que cantan Oskorri y Mikel Laboa, Aita semeak. Os animo a escucharla. Fue una canción muy estimada en mi juventud cuando llegué a pensar que la riqueza de culturas diversas hacía más denso y extraordinario este país de cuyo nombre me he olvidado, pero que tengo en mi corazón. Espero que el terrorismo algún día sea una cosa del pasado y toda esta riqueza sirva para sentirnos a gusto y orgullosos de participar de un país extraordinario, así lo siento yo.

--------------------------------------------------------------------

Dejo aquí el enlace a un artículo de JOAN MARI TORREALDAI, presidente del Consejo de Administración del diario Egunkaria. También es académico de la Lengua Vasca. Me lo ha dejado Sorel en su comentario y ciertamente merece la pena su lectura a los que quieran saber más.

Declaraciones de Martxelo Otamendi a ETB.

Entrevista a Martxelo Otamendi en Gara.

38 comentarios :

  1. Gracias por la información.
    Esto demuestra que la justicia española deja mucho que desear. Cerrar un periódico así, sin pruebas ningunas, y desprestigiar a tanta gente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Joselu,
    este caso me ha indignado enormemente por la indefensión en la que queda cualquier ciudadano que cumpla un determinado perfil.
    Hace unos días comenté en mi blog un recorte de prensa en el que se informaba de la detención en Francia de 5 supuestos etarras que, finalmente, resultaron ser bomberos catalanes. El recorte no tiene desperdicio:
    http://tinyurl.com/y2hd67y

    No te culpo de creer la versión oficial, pues es la que nos repiten por todas partes. Por suerte, con internet es posible acceder a fuentes alternativas si buscamos otras visiones de la realidad, aunque el exceso de datos también hace que sea difícil saber a qué atenerse, dónde buscar, a quién creer.

    Pascual Serrano comentaba en una entrevista que en las democracias occidentales no hace falta usar la censura, y leí en su blog que "no se requiere siquiera la manipulación, basta con ese “recorte de la realidad” que nos ofrecen como verdad única y el hecho de que han ido desapareciendo los espacios de interacción social (centros de trabajo, sitios de reunión, espacios colectivos), de forma que el ciudadano se encuentra solo e individualmente ante la televisión, la radio y el periódico". (entrevista en vídeo: http://vimeo.com/10620933)

    Así la mayoría de los ciudadanos piensa (pensamos)que con las noticias que recibe de la prensa y la televisión está bien informado.


    Finalmente, me gustaría dejarte un enlace a un artículo escrito por Joan Mari Torrealdai, uno de los acusados por el caso Egunkaria. A mí me han emocionado profundamente sus palabras:
    http://tinyurl.com/yek9c4a

    ResponderEliminar
  3. Recuerdos perdidos, efectivamente la situación planteada es terrible y lleva a perder buena parte de la confianza en la Justicia. Pero no veo una reacción consistente de la opinión pública en este tema. Si fuera un periódico venezolano seguro que hubiera tenido mayor cobertura.

    Sorel, he enlazado el artículo de Joan Mari Torrealdai porque es muy interesante. Muchas gracias por tu comentario y aportación. Ciertamente se puede adivinar una situación totalmente kafkiana en lo absurdo y brutal del caso, pero no he visto una respuesta adecuada a esta sentencia absolutoria.

    ResponderEliminar
  4. Como bien dices, Joselu, parece que el cierre de un periódico en España por el hecho de ser escrito en vasco no tiene la misma repercusión que si fuese un periódico venezolano o cubano. En el caso de Egunkaria se trata de la lesión de un derecho fundamental, mientras que en el caso de las noticias sobre Cuba o Venezuela, aunque los medios vendan las noticias como maneras de defender la libertad y los derechos humanos, me parece que lo que subyace en la información que recibimos sobre esos países son los intereses económicos de los grandes grupos empresariales.

    Por otro lado, Joselu, mira la reacción que suscitó el caso Egunkaria cuando empezó en 2003, y compárala con la actual. Este enlace cita lo que dijeron los medios en esa época (advierto, es un poco desagradable):
    http://tinyurl.com/ycfyahn

    Destaco esta perla de Curri Valenzuela en RNE (la que pagamos todos). Cuando días sespués, algunos de los detenidos denunciaron haber sido víctimas de torturas, esta "periodista" dijo lo siguiente:

    “Cuando has dicho eso de que dice este etarra o lo que sea, o director de periódico, que le habían torturado obligándole a decir quinientas veces que España empezaba en Irun y terminaba en Algeciras, yo iba en el coche y he dicho en alto: ‘mira, quinientas veces, no, pero una o dos que lo tuviera que decir, tampoco le pasaba nada’, ja, ja, ja”.

    ¿¿Me equivoco si digo que RNE estaba justificando así la tortura?? (de esas palabras de Curri Valenzuela y otras de las citas se ha hecho eco parte de la prensa nacional: http://tinyurl.com/y3n8mnv ). Pero es verdad que vista la gravedad del caso, y con los ecos del Madrid-Barça aún en el aire, la cobertura de muchos medios ha sido light, sin entrar en la seriedad del asunto.

    Joselu, es un placer poder participar en tu blog, y aunque hacía tiempo que no participaba, te leo siempre con mucho interés y admiración.

    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Sorel, terrible, es increíble los disparates malintencionados que se llegaron a proferir. Siento vergüenza porque algunos de estos periodistas son estimables por mí. Sé del sufrimiento que causa el terrorismo, de la indefensión de las víctimas durante más de veinte años en que ETA ha matado a más de ochocientas personas. No hay que olvidarlo tampoco. Pero hay que saber separar. Mezclar todo en un cóctel terrorista sin atender a matices y distancias lleva a que segmentos de la sociedad vasca moderados se alejen de lo español. Yo no puedo entender un país vasco independiente de España, pero tampoco esto. No puedo aprobar esto. Espero que los medios y periodistas que tuvieron semejantes discursos sobre el cierre y las presuntas torturas a miembros de la redacción de Egunkaria ahora se disculpen. Pero no he sabido nada de ello siendo un medio de comunicación. El País ahora da noticia de la sentencia y obvia lo que dijo en otro tiempo.

    El día que todos sean conscientes del dolor que han causado y aprendan a pedir perdón en El País Vasco, podrá comenzar la reconciliación, y entonces, sin violencia, podrá hablarse de todo, aunque no me guste.

    Un placer debatir contigo.

    ResponderEliminar
  6. ¡En cuántos asuntos tenemos que pasar de un extremo a otro sin considerar términos medios...! Algunos pasaron de defender todo acto de violencia contra el franquismo (fuese quien fuese la víctima) a considerar terrorista todo lo que sonase a euskera. Parece como si quisiésemos borrar toda huella de lo que fuimos, pero a la vez no dejar de ser quienes somos. En ese vaivén ideológico, se han confundido algunas cuestiones, como por ejemplo que no se puede condenar a nadie por sus ideas, sino por sus actos. En defensa de la democracia y la libertad, la ley ha sobrepasado esa evidencia en más de una ocasión (por ejemplo, con la ley de partidos, que prejuzga los posibles delitos antes de que se cometan). No quiero entrar a juzgar más porque desconozco los detalles, pero me parece que todos estos juicios apresurados esconden cierto miedo o cierta prepotencia de las ideologías mayoritarias. Una pena, sobre todo para quienes han sido prejuzgados sólo por hablar euskera.

    ResponderEliminar
  7. Hay que manejar la informacion que dan los medios con cuidado y este caso no es mas que uno de los muchos ejemplos. Buena entrada.

    ResponderEliminar
  8. "¿Dónde queda la libertad de expresión? La agresión lleno los recintos, pero el mensaje se escucha alrededor del mundo."

    ResponderEliminar
  9. No tengo ni idea de cómo lo hacemos, Joselu, pero siempre, siempre, estamos mirando para otro lado. Parecemos políticos de esos...

    Sin embargo, que nadie vea en este caso que hoy nos traes, ni en otros semejantes, parecidos o iguales, nada más que un simple error del sistema judicial. Que nadie piense que tras ello había intereses espurios. Que nadie crea que un juez es infalible, como el Papa. Que no se le ocurra a nadie pensar que detrás de un juez hay una opinión, o un sobre, o la sombra de la política cerniéndose. Que nadie piense...

    Que viva la justicia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Tuve la oportunidad en el Canal 33 de la televisión caqtalana y en BTV, el canal de televisión municipal del Ayuntamiento de Barcelona de escuchar las explicaciones de Otamendi y lograron convencerme de que lo que estaban haciendo con su diario era un atropello judicial. Otamendi, además, una persona culta, mesurada, no dogmática y de hablar dulce, no necesitaba aspavientos de ninguna clase, ni desplantes, ni insultos ni consignas para trasladar con toda convicción no tanto unas ideas -que allá cada cual con las suyas- sino los hechos contantes y sonantes, incontrovertibles.
    En esto de los abusos de la lucha antiterrorista -porque la democracia consiste precisamente en eso, en no incurrir en los métodos de aquéllos cuya única aspiración es silenciar a los adversarios, sea a través de la marginación social, sea a través del asesinato- conviene recordar la posición valiente e incomprendida que ha tenido siempre el excelente jurista que es el catedrático Pérez Royo, quien siempre ha defendido la escasa constitucionalidad de la Ley de Partidos, por ejemplo, y se ha opuesto a muchas otras medidas que transgreden los límites constitucionales.
    Sobre los autos deficientemente instruidos por los jueces de la Audiencia Nacional hay tantos ejemplos que quizás fuera ya hora de epezar a reclamar un "reciclaje" de los mismos, que se les impartan cursos de formación para evitar calamidades prevaricadoras como la de Calamita y otros de su calaña, como Gómez Liaño, a quien defendió el PP con uñas y dientes, aun a pesar de constar en su expediente su pasado de juez prevaricador. La hipocresía del PP en temas judiciales es tan escandalosa como mucchas actuaciones judiciales, como la del Tribunal Constitucional, que está dando al país entero un ejemplo irrefutable de lo que no ha de ser un Tribunal Constitucional que esté por encima de la lucha partidaria. ¿Hasta cuándo el PP va a bloquear la renovación del alto tribunal? ¿Forma o no forma parte de su estrategia de acoso y derribo de las instituciones democráticas el desprestigio del constitucional e incluso de la propia política? A quienes primera expulsa del juego democrático de las elecciones el desprestigio de la clase política es a los electores de izquierda, porque los valencianos, por ejemplo, incluso con un Camps condenado, son capaces de darle de nuevo la mayoría regional al PP.
    Podríamos escribir como en las viejas pancartas del antifranquismo: ¡RENOVACIÓN DEL CONSTITUIONAL YA!, y confiar en que las mayúsculas tuvieran la fuerza que a los exigentes nos faltaba.

    ResponderEliminar
  11. El "cuarto poder", Joselu, tiene mucho poder y ayuda muchas veces a que las injusticias nos las creamos sin verificar nada. Yo tengo experiencia de su poder en dos casos de mi vida que me hicieron mucho daño. La opinión pública siempre se cree lo que publica un periódico y es muy común la frase de "pues es verdad porque lo dice la prensa".
    Cuando llegan las sentencias no se le dan igual trato y si son favorables para el denunciado o ha pasado mucho tiempo y la gente ya no tiene interés por el tema, o lo ponen en el periódico de muy diferente manera, hablo de letra grande y primeras páginas. El "sanbenito" ya lo llevas colgado para toda tu vida.
    Espero que se repare esta gran injusticia y que el que tenga que pagar, que pague.Y sea quien sea.
    Un saludo. Lola

    ResponderEliminar
  12. Juan Poz, el Tribunal Constitucional que fue un pilar básico en nuestro ordenamiento jurídico en los años ochenta y noventa se ha convertido en una casa de saldos por su escasa profesionalidad, sometidos los jueces a la ideología de quien les ha nombrado y a quien le deben la poltrona. Estoy de acuerdo contigo en ese imprescindible renovación pero me temo que los dos partidos mayoritarios prefieren que se hunda el templo antes que llegar a un acuerdo que les perjudique. La derecha quiere sobre todo un TC que le sirva de ariete contra los socialistas.

    En cuanto a Martxelo Otamendi, no he tenido ocasión de escucharle. Desde luego en Cara a cara de CNN+ no lo he visto. Ignoro por qué. Y sin duda aquello fue un atropello del que no habrá reparación posible y en todo caso el recurso a ella sería largo y proceloso por aquello del "error judicial".

    ResponderEliminar
  13. Lola, soy ávido lector de prensa oyente de informativos en la radio y en la televisión, pero tengo la impresión de que no hay un canal de comunicación que no esté manipulado por intereses ajenos al mundo periodístico. Esta sentencia debería ser conocida y difundida en todos los medios de comunicación, pero todos aquellos que arrojaron lodo y veneno sobre los encausados desde luego que no tendrán la decencia de pedir disculpas y reconocer que se habían equivocado.

    ResponderEliminar
  14. Javier, desde luego lo mejor para la justicia es que no sea noticia, y pardiez que es todo lo contrario. Es muy peligroso para un estado la destrucción de la confianza en la justicia como está sucediendo en los últimos tiempos. La sentencia sobre el caso Egunkaria es positiva pero no resarce en ningún caso de los daños económicos y morales a los encausados a los que se ocasionó un perjuicio personal y profesional. Y es que los jueces parecen a veces tahúres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Silvia Porras, desde luego el vídeo es signficativo de cierto estado de opinión de las mayorías que son manipuladas fácilmente. Y no es fácil no serlo. Yo di por ciertas las imputaciones hechas a los encausados. ¡Cómo pensar que un juez se iba a inventar la acusación sin pruebas! Y la prensa no contribuyó en su momento a contemplar el caso con ecuanimidad. Fue vomitivo lo que se llegó a decir. Este ha sido un atentado flagrante a la libertad de expresión.

    ResponderEliminar
  16. Antonio, el caso Egunkaria produce rubor, vergüenza, pena, indignación... Sobre todo porque establece que en la lucha contra el terrorismo vale todo: la manipulación, la invención de pruebas, la sospecha de torturas o de malos tratos a los detenidos.

    Nuestra solidaridad con las víctimas de ETA no debe hacernos caer en ningún caso en actitudes que vulneren el estado de derecho. No podemos ser como ellos.

    Y es una pena que se haya arremetido contra ellos precisamente por utilizar el euskera sin otro motivo añadido. Esto causa un gran daño a la convivencia entre los ciudadanos en el País Vasco y aumenta el descrédito de la pertenencia a España. Desolador políticamente.

    ResponderEliminar
  17. Frikosal, es cierto, los medios informativos no son necesariamente canales de veracidad como se demuestra en este caso. La verdad es la primera afectada. Este asunto me resulta muy triste. Por eso he querido hacer esta entrada.

    ResponderEliminar
  18. Soy profesor y novato en el mundo bloguero; rebuscando en el contenedor de internet encontré tu blog, muy interesante. Lo visitaré con frecuencia. En mi tierra, Extremadura, el caso Egunkaria no ha tenido proyección, pocos se preocuparon por ese evidente atropello a la libertad de expresión. Nos hemos convertido en la reserva espiritual de España, en la que todo lo vasco o catalán se tacha automáticamente de antiespañol. Me alegro mucho del reciente fallo judicial y espero que los nacionalistas españoles, verdadera plaga de la que poco se habla,se estén removiendo en sus asientos de intolerancia e ignorancia.

    ResponderEliminar
  19. Juan Carlos Doncel, bienvenido al blog, me alegra tu visita. Sólo he hecho un viaje a tu tierra pero me gustó mucho. Queda muy lejos de nuestros destinos habituales.

    Me hacen sentir incómodo todos los nacionalismos, y no es que yo no me sienta español, que sí, pero quiero serlo de una forma abierta, entendiendo los sentimientos distintos de los míos. El caso Egunkaria me ha hecho reflexionar y debería ser motivo de comentario y análisis por parte de toda la prensa. Este medio recibió el rechazo de toda la profesión periodística en España. En ningún caso hubo un movimiento de solidaridad hacia un proyecto al que se tildó de etarra sin ninguna prueba. Los comentarios que hubo son sonrojantes. Como ciudadano siento vergüenza. Recibe un abrazo, y serás bienvenido cuando quieras.

    ResponderEliminar
  20. ¡¡Qué puedo decirte, que no te haya dicho mil millones de veces, JOSELU!!

    Hay que ser muy, pero que muy prudentes, en temas de derecho.
    Y puntualizo y subrayo lo derecho, querido JOSELU, porque justicia, lo que se dice JUSTICIA con mayúsculas, simple y tristemente, NO EXISTE.
    Así de claro y de rotundo te lo digo.

    En ocasiones como la que mencionas, aun llegándose finalmente a un veredicto coherente y acorde con la realidad de los hecho, siempre llega tarde, por tanto, ya no es justo. No digamos ya, si encima el fallo es equivocado.

    No es justo el proceso que han tenido que padecer los integrantes de ese periódico. No es justo el desprestigio del que han sido objeto durante todo este tiempo. No es justo, que nadie les haya escuchado con la imparcialidad que merecían. Incluso, no es justo, que efectivamente tal cual comentas, una vez publicada la sentencia absolutoria, a penas haya tenido trascendencia, en fin nada de lo ocurrido ha sido justo.

    La opinión pública, es muy fácilmente manipulable. Fundamentalmente por una razón, sin saber, ni conocer la realidad de los hecho, se fía de lo que escucha, de lo que le dicen, unos y otros.

    Y no me canso de repetir, que en todo, pero en temas de tribunales muchísimo más, hay que conocer la letra grande y la letra pequeña para tener una opinión fundada sobre lo que de verdad ocurre. Y eso, no es posible en la mayoría de las ocasiones por dos motivos, no tenemos acceso a la documentación que integra una causa y además carecemos de la preparación técnico jurídica imprescindible para interpretarla correctamente.

    Pero es que es más, aun teniendo la posibilidad de alcanzar los dos objetivos anteriores, resulta que el derecho, no es en absoluto una ciencia exacta y puede darse respecto de unos hechos y una determinada normativa a aplicar, más de una interpretación distinta, y todas ajustadas a derecho, por tanto aventurarse a valorar si es o no correcta una actuación judicial, no deja de ser una simple opinión y en la mayoría de las ocasiones, en mi opinión, una opinión arbitraria.

    Esto son los motivos por los que en el caso por el que está encausado el Sr. Baltasar Garzón, he mostrado la postura que he mostrado, por más que para algunos sea una postura cobarde, tibia, equidistante y no sé cuantas cosas más.

    Ahora subrayas el hecho, de que habiendo tenido el Sr. Baltasar Garzón el asunto en sus manos, consideró no estar suficientemente acreditados los indicios de delito, lo que para el Sr. Juan del Olmo, si lo estuvo en su día. Pero, podía haber sido al revés.

    Sinceramente, no creo que el Sr. Juan del Olmo haya sido un ciego, un inconsciente y un temerario, a lo mejor sí, realmente lo desconozco, pero es muy frecuente, tremendamente frecuente, que lo que ve el juez instructor, no lo vean luego los jueces que conocen finalmente de la causa. La perspectiva del asunto es absolutamente distinta, cuando tienes en tus manos la investigación de los hechos, momento en el que sin querer, actúa la subjetividad de la cercanía con las personas y circunstancias.

    A la que se tiene finalmente en sala, donde todo se ve desde fuera y con la distancia que da no haber participado en la obtención, ni tratamiento de la prueba. Por eso, permíteme que parta una lanza en defensa del Sr. Juan del Olmo, no siempre un error, es sinónimo de mala fe procesal, ni de prevaricación.

    Insisto JOSELU, en derecho nada es blanco o negro, ni existen verdades absolutas, ni mentiras estrepitosas, como decía Shakespeare:
    "... Nada es verdad ni es mentira, todo depende del cristal con que se mira..."

    Muchos besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  21. España es un ventilador enorme con una montaña de mierda delante.

    ResponderEliminar
  22. María, cuanto más sé del mundo del derecho, más me convenzo de que tiene mucho de ficción y de literario. En el fondo depende de la subjetividad (y estado de ánimo o predisposición ideológica) del instructor que busca las pruebas que le interesan y deja de lado otras. En el caso Egunkaria parece que todo fue buscado "contra reo" y se fue a buscar más que una hipótesis, una tesis, la de que el diario -como estaba en euskera- tenía que ser un instrumento de ETA. ¿Cómo no lo iba a ser?

    La detención de letrados en los últimos días relacionados con el mundo abertzale acusados de actividades de auxilio al terrorismo o de cooperación con el mismo, abre también ominosas sospechas sobre el alcance de la política antiterrorista.

    Nadie más contrario al terrorismo que el que esto firma, pero la contaminación -sin base firme- de los procedimientos de instrucción con valores ideológicos y políticos (hay que recordar la fecha de 2003 en pleno aznarato y de la campaña de la guerra de Irak (empezó la guerra algunos días después)deja a la justicia en paños menores, y en este caso está claro el cristal con que se miraron los hechos.

    Y si lo que se produjo fue un "error" no causado por la mala fe procesal en el caso de Juan del Olmo, ¿por qué en el caso de Garzón sí se quiere ver la mala fe y la prevaricación?

    ¿No son dos varas de medir distintas?

    Besos y buen fin de semana aunque gris y lluvioso, al menos en Barcelona.

    ResponderEliminar
  23. jordim, ¿qué te voy a decir? En todas partes cuecen habas. Y no creo que la política en otros países pase por momentos muy brillantes. En Estados Unidos la ofensiva del tea party y los medios neocom contra Obama son especialmente repulsivos. Francia no atraviesa un momento estelar. Creo que la política acusa un fuerte desprestigio por doquier. Aquí y allá. A mí desde luego no me gusta lo que vivo aquí, ya lo he dicho en otros momentos, pero también sé que en Francia un camarero me dijo que en su país todo era una mierda y que teníamos suerte en España de tener a Zapatero.

    Pero coincido contigo en que no estamos en un buen momento. Todo parece desmoronarse: la política, la justicia, la educación, la sanidad...

    Un cordial saludo, y bienvenido al blog.

    ResponderEliminar
  24. Lo sucedido con el diario Egunkaria es un muestra más de las incongruencias de nuestro sistema político, judicial y periodístico. Es el "estás conmigo o contra mí", es el "si apoyas el euskera, estás en contra del castellano", es "si estás con Euskadi no estás con España" es "si dudas de políticos, jueces y periodistas eres poco más o menos que un terrorista... Demasidas veces se mezclan conceptos, ideas, banderas y colores... Demasiadas veces se confunden premeditadamente con extraños intereses y objetivos...
    Yo, personalmente, convivo sin ningún problema en Euskadi y en España; hablo, leo y escribo en euskera y en castellano -orgulloso- y desprecio profundamente a ETA y todo el dolor y el sufrimiento que está suponiendo a este país. Sin embargo, muchas veces -ésta es una de ellas- se desprecia todo lo que viene del País Vasco y pagan justos por pecadores... El día que desaparezca ETA y no todo se mida en réditos políticos, terristas y electorales podremos respirar el verdarero y auténtico aroma de lo vasco.

    ResponderEliminar
  25. Claro que lo son, querido JOSELU,

    no te quepa ninguna duda, que lo son.

    De hecho, es lo triste del mundo de la judicatura, cada uno utiliza una vara, dependiendo del momento, de la coyuntura, de la oportunidad y de los ojos que ven el asunto, por eso precisamente ocurre lo que ocurre... Más, en la admisión a trámite de los asuntos.


    Por eso, en el caso de Garzón, como en todos, hay que esperar a que termine la película.

    Porque también tienes muchísima razón es que al contrario de como debiera ser, en la admisión a trámite e instrucción, hay mucho de ficción y de subjetividad, demasiado diría yo. Pero será que soy bien pensada por naturaleza, que me quedo ahí, por ahora.

    Comentar la injusticia de por qué se les hace pasar a algunos por este pasadizo oscuro de los tribunales, no supone prejuzgar la culpabilidad de nadie, eso es algo que no debemos olvidar jamás, ni para bien, ni para mal.

    Bueno, nuestro domingo por ahora, no está mal, asoma el sol entre nube y nube y mientras eso suceda, me conformo. ;-)


    Más besos y aunque sea gris, disfruta igual de tu domingo.

    ResponderEliminar
  26. Joselu, con casos así no es de extrañar que la política y la justicia estén tan mal valoradas.
    Algún día se hablará del País Vasco con seriedad y objetividad. Creo que es un error haber usurpado el poder emanado de unas elecciones para justificar la expulsión del nacionalismo, este pacto antinatura no puede acabar bien.
    Para algunos, todo lo que huela a vasco, empezando por su lengua, es sospechoso de terrorismo. Les conviene extender esta idea pero la realidad es muy distinta.
    Como siempre, una entrada excelente. Te felicito.
    Un fuerte abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  27. No hace mucho, hablando con el Presidente de mi Comunidad (Fernandez Vara) comentábamos que nuestro Nueno Estatuto va a pasar el filtro Parlamentario sin problemas y que ningún partido va a ponerle pegas.
    Puedo asegurar que aquí también tenemos o somos independendistas...a nuestra manera, que tenemos opiniones y opinadores para darles de comer a parte...¿A qué viene todo esto? Estamos con esta sentencia y las supestas presiones a los Tribunales de uno u otro bando...con la sentencia por enésimas retrasada del Estatuto Catalán... El Nuevo Estatuto Extremeño dice en uno de sus artículos..."Extremadura mantendrá las relaciones de bilateralidad con Portugal" ¿Imaginas, querido Joselu la que se habría armado si eso lo dijese el Estatuto Catalán o Vasco?...Sabes la respuesta de mi Presidente...: "De nosotros nadie duda"
    Ese es el gran problema, alguien sembrá la duda...ahora llegó la cosecha. No lo entiendo...no entiendo ni a unos ni a otros...en el fondo creo que son unos pobres imbéciles...estamos jugando entre todos a construir un algo que se llame Europa...y aquí seguimos con el "pero yo la tengo más grande..."No, no lo entiendo.

    ResponderEliminar
  28. Marcos, miro con esperanza ese día en que ETA desaparezca y se pueda mirar con la simpatía que suscitará la cultura vasca a la que habremos de aprender a mirar sin prejuicios. Escuchar a Mikel Laboa o a Oskorri entre otros es un verdadero placer. Es triste pensar siempre en términos de dicotomía como planteas que ha de vivirse en España y Euskadi. O A o B, no puede ser A+B. Ojalá que no muy lejanamente podamos llegar a esa situación. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Ahir a Gara.net vaig llegir una entrevista molt interessant amb en Martxelo Otamendi.
    Joselu, eskerrik asko per parlar d'en Egunkaria.

    ResponderEliminar
  30. Yolanda, sé que aprecias el País Vasco pues vas en los veranos a su costa. Yo raramente lo visito salvo mi paso apresurado por la autopista atravesando Bilbao, y es una pena porque me gusta sentir también como mío lo vasco. Por que se produzca algún día el reencuentro entre lo que se ha enfrentado de modo tan cruel y al parecer inexorable.

    Un abrazo, colega.

    Malo, malísimo, es cierto, los estatutos extremeño y andaluz tienen muchos elementos muy semejante, si no iguales al estatut catalán, pero no han sido recurridos por el PP. La razón es la desconfianza en la política catalana y sus veleidades independentistas. Es difícil resolver esa atmósfera de desconfianza mutua, pero es bueno saber que el independentismo es limitado a un porcentaje fácilmente evaluable, mientras que una gran parte de la población (un 85%, tal vez) busca fórmulas de entendimiento con el resto de España. El gobierno y los restantes partidos han de saberlo y actuar en consecuencia. No es facil porque Catalunya es plural y no es sencillo identificarla con una voluntad y conciencia única, que es lo que hace el nacionalismo español visceralmente anticatalán. Hay que tener mucho cuidado. El fiasco del Constitucional es revelador de la crisis de las relaciones entre España y Catalunya y cada día que pasa sin sentencia es para peor.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  31. Illargia, moltes gràcies per la teva visita y las teves paraules. M'hauria agradat conèixer el link de Gara per llegir l'entrevista amb Martxelo Otamendi. Eskerrik asko. Una abraçada.

    ResponderEliminar
  32. Gracias por la información Joselu. Me ha parecido un post muy aleccionador y muy bien estructurada la información. Yo cada vez entiendo menos de estos temas. Casi diría que no entiendo nada. Mi opnión es pues, algo simplista. Si se lucha por la libertad en todos los ámbitos, ¿por qué en el de la expresión se ponen tantas trabas? La información es poder. Por eso hay que censurarla. Hoy, como antes. El que tiene infromación, repito, tiene poder. Entonces, duro con él.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Joselu, aquest és el link:

    http://www.gara.net/paperezkoa/20100418/194582/es/La/sentencia/es/buenisima/y/creo/que/habia/voluntad/de/hacerla/asi%C2%BB/

    ResponderEliminar
  34. Pues sí la justicia en este país es desoladora, apenas la gente tiene esperanza en ella, nunca sabes por donde te va a salir. En cuanto a los nacionalistas, que decirte, cada vez los entiendo menos. (por cierto, el Fermin Muguruza es un buen ejemplo de ultranacionalista).Saludos compañero.

    ResponderEliminar
  35. Yo creo que estas actuaciones injustas y arbitrarias lo que hacen es perpetuar y dar alas a aquello que quieren destruir.

    Dan argumentos y justificación a los terroristas, que pueden decir: "lo veis como ya lo decíamos nosotros que el estado Español oprime, es injusto, es antivasco, etc."

    Un grave error desde mi punto de vista.

    ResponderEliminar
  36. Miguel, es una cuestión digna de ser pensada porque alerta sobre la manipulación de la opinión pública y la politización de la justicia, aunque no se le está dando toda la relevancia que merece en los medios que condenaron en su día a Egunkaria.

    Illargia, moltes gràcies. L'entrevista és molt interesant.

    ResponderEliminar
  37. César, desconozco las posiciones concretas de Fermín Muguruza, pero en el vídeo en que estaba siendo premiado, él tenía razón. La Audiencia Nacional en una sentencia bien planteada, en la que se admite que pudo haber torturas, no deja lugar a dudas. Saludos.

    Toro sentado, tienes razón, aquello fue un error mayúsculo pero hay que contextualizarlo en la política abiertamente antinacionalista del gobierno de Aznar en sus años triunfales. Hay que ser especialmente inteligente en la política antiterrorista y no enajenarte sectores de opinión que son moderados. No sé que impresión ha podido sacar Martxelo Otamendi de esta situación en que fue detenido y probablemente torturado durante días. En su entrevista en Gara, que enlazo, se puede conocer su estado de opinión siendo él un hombre razonable y al que merece la pena escuchar. Un cordial saludo y disculpa por el tono del otro día. Te entendí mal.

    ResponderEliminar
  38. No te preocupes. No sé qué entendiste el otro día, pero en cualquier caso posiblemente fui yo el que no me expresé correctamente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...