Páginas vistas desde Diciembre de 2005

martes, 19 de junio de 2007

Doble vía


En esta recta final del curso no sé muy bien qué comentar. Había pensado glosar las opiniones sobre educación del conseller de Cataluña del ramo Ernest Maragall. El máximo responsable de educación de la Generalitat declaraba recientemente que no es bueno ni deseable que treinta alumnos adolescentes mantengan la compostura en clase durante toda una hora escuchando a un profesor sabelotodo. Son cosas de otros tiempos, según él. También declaraba que muchos alumnos menosprecian a sus profesores porque saben menos de informática que ellos. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos, compañeros, y aceptar como “normal” que los chavales charlen entre ellos o se tiren cosas o hagan comentarios que no vienen al caso durante el desarrollo de la clase. El silencio es algo periclitado, impropio de estas vivaces y activas generaciones que estamos educando.

Quería comentar estas declaraciones pero antes de hacerlo me he cansado. No tengo ganas de perder el tiempo. Sólo sé que en los colegios de élite donde llevan sus hijos las clases acomodadas y poderosas, este silencio de los alumnos es una condición sine qua non para la transmisión del conocimiento. ¿Será que el conseller de Educación apuesta por una doble vía: la del pueblo, al que hay que tener entretenido y contenido con programas y actividades lúdicas, y una vía cualitativa, de donde surgirán las clases dominantes, para el que se la pueda pagar?

12 comentarios :

  1. Es posible que ocurra eso que mencionas al final de tu comentario o que, simplemente, haga prospecciones en el futuro electorado. La verdad que un conseller de Educación promueva esos valores dentro del aula, dice mucho de la falta de su 'educación'.

    Al siguiente paso puede alentar a los chavales a que, en casos poco satisfactorios, expulsen al profesor del aula porque no les guste su cara.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que este tipo de declaraciones forman parte de un discurso "moderno" "progre" mal entendido.
    El conseller no ha pensado que sus palabras pueden volverse en su contra. Cuando él hable en tono profesoral, nos pondremos todos a pisarle su discurso. Si protesta, habrá que recordarle "¿no es esta actitud la que usted propugna en otros ámbitos?". Chincha.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabemos que los discursos políticos están dominados por la metonimia del todo por la parte y por los falsos entimemas. 'Si un profesor está anticuado y los chicos se aburren, en toda clase que haya chicos aburridos es porque el profesor es un anticuado'. 'Si en mi claustro la mayoría no entienden de informática, en todos los claustros los profesores no se enteran de nada'.
    Es la argumentación que estamos acostumbrados a oírles todos los días, y cuando se refieren a la educación nos duele más porque nos llega de cerca.
    No creo que haya que darle demasiado crédito ni valor a esas palabras, más propias de una conversación tabernaria que de un análisis serio.

    ResponderEliminar
  4. A decir verdad yo no le encontré en esta amplia lista de Políticos con Blog.
    http://www.escolar.net/wiki/index.php/Blogs_pol%C3%ADticos
    ¡Cómo me aburre el señor conseller, tan magistral él!

    ResponderEliminar
  5. Esos comentarios merecerían una gran repulsa pública, porque nos desprestigia como profesionales que somos.
    Si él no cree en nuestro trabajo, habría que recordarle que como máximo responsable que és, lo menos que puede hacer es mantener las apariencias y dejar esas opiniones para cuando no ostente el cargo (que espero abandone pronto).
    Me adhiero a lo que decía un compañero de claustro:
    "A LAS BARRICADAS!!".
    Defendamos nuestro trabajo, y no nos quedemos pasivos ante los que menosprecian nuestra capacidad como profesionales, actitud que ya hace mucho tiempo que tenemos que soportar.

    ResponderEliminar
  6. Llevo un tiempo sin pasarme por aquí, y me he quedado de piedra al leer tu último post. No puedo entender cómo un conseller de educación puede manifestar tal desprecio por valores como el buen comportamiento y el silencio -relativo- en clase. A lo mejor le gustaría que las clases fueran un estilo a esos programas del corazón donde lo importante es chillar e insultar más que el contrario, pues ese es el tipo de comportamiento que presentan muchos de nuestros alumnos. Pero claro, es que hay que adaptarse a los nuevos tiempos...

    Esperemos no tener que oír más tonterías parecidas. Aunque lo veo difícil.

    Buen final de curso, compañero.

    ResponderEliminar
  7. Hasta que no podamos desembarazarnos de todos los complejos que supone el concepto de autoridad seguiremos cayendo en caída libre. Yo llevaría al Conseller a una clase de 2º de ESO un viernes a última hora con treinta y cinco grados de temperatura intentando explicar el Fuero Juzgo.

    ResponderEliminar
  8. No estoy de acuerdo con Antonio en que no haya que darle importancia. Por supuesto que los discursos políticos suelen tener este nivel, pero no debemos resignarnos a ello. Los políticos nos tratan como si fuésemos tontos y nosotros se lo consentimos. ¿Cuándo veremos a un político dirigiéndose a su auditorio con una argumentación razonada y no con un puñado de frases huecas que buscan la adhesión incondicional del partidario y el descrédito zafio del adversario? Me apuntaría con gusto con Lu a formarle la bulla al conseller cuando lance un discurso. ¿Por qué tienen que pensar que es imposible que los chicos sean educados? No lo es, pero los políticos no son precisamente el mejor ejemplo para ellos.

    ResponderEliminar
  9. Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

    ResponderEliminar
  10. Triste pero cierto. A mi me han enseñado que cuando uno habla hay que callarse y respetarle. No estoy de moda.

    ResponderEliminar
  11. Amigo: "a palabras necias, oidos sordos".
    Una clase activa , es una clase viva, donde el Profesor transmite, sin perder su ubicación.
    Mi experiencia en la aulas me dice que el silencio no es símbolo de respeto o atención.
    Nada mas agradable que una clase donde exista la amable algarabía de aprender disfrutando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Aghh!! Seguro que el conseller este no ha estado en una clase desde que él terminó el instituto, ¿no? ¿Por qué meten a gente que no sabe de lo que habla en puestos de este tipo? Me arde la sangre...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...