Páginas vistas desde Diciembre de 2005

lunes, 8 de enero de 2007

El tiempo, la muerte, Dios


Recojo la propuesta de meme que varios compañeros han iniciado. El tema es cinco cosas que nadie sabe de mí. Pero quiero aclarar antes que mi blog tiene un decidido componente existencial, por lo que no es estrictamente un blog de lengua o pedagógico. Su tema es la existencia. Mejor, un profesor perdido en la existencia. Soy, lo reconozco, un hombre del siglo XX fascinado por los existencialistas como Camus (no Sartre), Samuel Beckett, Kierkegaard… Creo que cuando escribimos un blog esencialmente hablamos de nosotros mismos o lo que es lo mismo de nuestro modo de percibir la existencia. Ya lo saben: la vida, el paso del tiempo, la melancolía, la muerte, Dios. Entre medio el amor, la solidaridad y el sentido del humor. Lo que pasa es que lo hacemos de una forma elusiva. Nuestras circunstancias personales a veces no son esenciales. Sin embargo, hay blogs directamente personales (eróticos o sentimentales) en que se nos revela todo pero la intimidad del autor sigue en la sombra. No por mucho revelar, amanece más temprano. Nos mostramos y nos ocultamos. Pero cada blog deja una huella existencial. Es nuestra huella, nuestro modo de encarar los aspectos fundamentales de la vida, ese yo implícito del que habla certeramente Felipe Zayas. Ignoro –hay muchas cosas que todavía ignoro- hasta que punto mi yo implícito es comprensible. Reconozco que hay muchas zonas de sombra. Acabo de terminar de publicar unos posts sobre un viaje que realicé a Alaska hace veinticinco años, pero creo que en él no me he mostrado excesivamente. Era más bien el retrato de un joven aventurero enamorado de la vida y de los viajes, intrigado por un misterio que no era capaz de resolver. ¿Qué le había pasado a Montse? ¿Qué iba a ser de mi vida? ¿Por qué aquel oso me respetó y no fue agresivo conmigo? ¿Había establecido algún tipo de comunicación no racional con él? No tengo respuestas definitivas, pero sí un espíritu abierto a la sorpresa y al misterio. Dicho esto, ahora sí:

Cinco cosas que nadie sabe de mí.

1. Empecé a ir a un colegio de monjas a los cuatro años. Me portaba realmente fatal, pero no sé por qué un día me transformé y cuando llegaba el mes de mayo, era el primero de la clase que llegaba a la virgen María que estaba en lo alto de una cortina de raso que ponían en medio de la clase. La hermana sor Ascensión estaba convencida de que llegaría a ser obispo.

2. Aprendí a leer con los tebeos de Pulgarcito, Tiovivo, Pumby, TBO, El guerrero del antifaz…A los doce años me leí en un verano unas treinta veces La isla misteriosa de Julio Verne.

3. Durante mis años de bachilleraro quería ser periodista. Inicié la publicación de una revista subversiva con fotos sexys en el colegio de curas donde estudiaba. Me pillaron y llamaron a mis padres. Luego dirigí publicaciones juveniles en algún club diocesano y cuando me incorporé a la política ayudé a imprimir ejemplares revolucionarios maoístas con aquellas máquinas elementales llamadas vietnamitas.

4. Mi vocación oculta ha sido el teatro. Participé en algunas obras teatrales durante un tiempo, pero empecé demasiado tarde y era una carrera llena de incertidumbre. En el fondo era un hombre de teatro, pero me hice funcionario.

5. Mi novelista español preferido es Pío Baroja. Me identifico con su concepción del mundo absurdo e irracional. Soy profundamente asistemático.

6 comentarios :

  1. Te ha faltado decir, en cita machadiana, que eres "en el buen sentido de la palabra, bueno", por eso lo añado yo.

    La faceta de periodista en cierto modo la vives ahora a través de los blogs, así que has dejado en el camino sólo la de actor. Aunque auditorio tienes todos los días.

    Por lo demás don Pío es imprescindible.

    Ah y que no lean tus alumnos el blog que sino ya verás como te recuerdan la escena de las monjas.

    ResponderEliminar
  2. Lo olvidé: Respecto al existencialismo ¿Cómo ser hijo del siglo XX y permanecer impermeable a esa manera de pensar el mundo?

    ResponderEliminar
  3. Difícil ejercicio.
    Interesante reflexión sobre el yo bloguero. Complicado eso de enumerar cinco novedades, aunque quizás lo intente en el futuro.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno lo de Baroja. 'La Busca' fue para mí una novela iniciática. Después completé la trilogía -'Mala hierba' y 'Aurora roja'- en la Cuesta de Moyano (rincón literario por excelencia), en una época en la que mi 'topos' ideal era el Madrid de Baroja. A partir de ahí, soy yo.

    ResponderEliminar
  5. El árbol de la ciencia, de Baroja... una de mis novelas favoritas, por su contenido existencial. Tu blog es el mejor que he encontrado en la red, hasta ahora (ya ni me recuerdo cómo llegué aquí). Sigue revelándote.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, vaya, que pillada de recuerdos que te retratan en diferentes facetas de tu vida. La docencia tiene algo de teatro, te enfrentas al pública y a la crítica sistemática. Todos los días tienes que pasar el examen. Me alegra conocer tus aficiones. Y te deseo que disfrutes preparando pequeñas obras teatrales en tu clase de lengua.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...