Páginas vistas desde Diciembre de 2005

viernes, 13 de octubre de 2006

Otros mundos, otras miradas

Malick Sidibé

He ido a ver una exposición de fotografía en una mañana lluviosa del día del Pilar. Me acompañaba mi hija pequeña Lucía de siete años. Junto a ella, a veces cansada de ver imágenes, he tenido ocasión de contemplar la exposición Bamako’05 Otro mundo en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. La muestra recoge fotografías de doce fotógrafos africanos que han formado parte de la exposición VI Encuentros africanos de la fotografía que se celebró en el año 2005.

África ha formado parte desde hace tiempo de mi imaginario personal. Me gusta leer literatura africana y asistir a charlas o exposiciones sobre tema africano. El comisario de la muestra, Pep Subirós, reflexiona sobre los fundamentos de esta exposición que tiene como subtítulo Otro mundo tomando como base la frase de Paul Eluard de que “Existen otros mundos pero están en éste”. La muestra no es la realidad total sino una propuesta que revela la rica vida del continente africano lejos de los estereotipos y las miradas exóticas. La tarea de los fotógrafos es la de revelar ese otro mundo a partir del instante único y mágico que es la mirada del artista. “El otro mundo no está muy lejos, a poco que nos dignemos buscarlo” sostiene en el catálogo el intelectual africano Simon Njami.

África es vista siempre por la prensa desde un punto de vista fatalista y negro. Es el continente de los desastres, del Sida, de las hambrunas, de las dictaduras, de la emigración masiva a occidente, de las guerras… Sin embargo, siendo todo esto cierto, en África, que forma parte del planeta global, se da toda suerte de modernidad artística y las calles caóticas de sus ciudades probablemente nos dan pistas sobre cómo será el futuro y las contradicciones que habremos de asumir en el llamado primer mundo. En África está todo el mundo y Africa está en todo el mundo.

Los fotógrafos africanos que forman parte de la muestra han tenido que deshacerse de la función de ser propagandistas y tranquilizadores de la conciencia occidental. Sus fotografías están lejos de ser convencionales y esperadas. Recuerdo por ejemplo las fotos inquietantes de Michael Subotzky, sudafricano, tomadas en la prisión de máxima seguridad de Pollsmoor en que decenas y decenas de presos se hacinaban en sus literas posando para la cámara o las de dos cuerpos negros desnudos duchándose en un cuarto de baño… James Iroha Uchechukwu, nigeriano, toma fotos espeluznantes de un matadero de reses entre densas humaredas y fuego fuertemente dramático.

En otro orden de temas están las esperanzadoras imágenes de Malick Sidibé, malinés y en la línea del también malinés Seydou Keita. Son fotografías en blanco y negro, no recientes, de un pasado que refleja también la esperanza y la alegría de vivir. Son fotos de estudio en que posan los personajes en actitudes propias de la vida cotidiana.

En África las fronteras se deshacen con cierta facilidad. La fronteras físicas entre estados, la frontera entre el mundo de los vivos y el de los muertos, el mundo físico y el mundo inmaterial. Hay muchos mundos en África y no existe una sola África ancestral anclada en el pasado. África es un continente vivo y lleno de esperanza a pesar de las apariencias en el sentido opuesto. Hoy los fotógrafos de la muestra me han mostrado una serie de imágenes lejos de la mirada cansada de occidente. Son fotos llenas de dinamismo y vida interior. África necesita abrirse al mundo y a la modernidad y para sorpresa de muchos, en algunos sentidos África está en el centro de dicha modernidad.

2 comentarios :

  1. África es un continente vital, lejos de la decadencia del primer mundo rico y opulento. Allí se mueren de hambre aquí de lo contrario, de infarto.

    Es cierto que sólo vemos las cosas con nuestros ojos de humanos privilegiados y anclados en un viejo continente.

    Por eso es interesante que nos muestren la realidad con otros ojos, para hacer un ejercicio de empatía.

    http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

    ResponderEliminar
  2. En África se muestra toda la barbarie de la que es capaz el ser humano, paradójicamente, el lugar que es su cuna primigenia. No tengo el inmenso placer que debe ser adentrarse en ese mundo salvaje.

    Saludos y gracias por el pasadizo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...