Páginas vistas desde Diciembre de 2005

sábado, 31 de mayo de 2014

Pablo Iglesias y "la casta"



Reconozco que yo no había oído hablar de Podemos más que tangencialmente a través de una amiga de Facebook. No había seguido la presencia de su líder Pablo Iglesias en Tele 5 en diversas tertulias. Me había llamado la atención eso sí la presencia de Carlos Jiménez Villarejo en su candidatura. Respeto profundamente al exfiscal anticorrupción cuya palabra me resulta siempre interesante y demoledora sobre los males del sistema partitocrático español y la corrupción consecuente. Así que las primeras noticias que tuve de Podemos fueron a partir de su éxito en las elecciones y en la catarata de reacciones que ha originado la consecución de cinco diputados con una campaña de cuatro meses y sin fuentes de financiación más que el crownfunding.

He descubierto a un líder carismático, de verbo ágil y contundente, que aspira nada más y nada menos que a ser equipo de gobierno en año y medio. Me he quedado boquiabierto por la carga de profundidad contra el sistema que ha sido esta alternativa. En tromba se han lanzado PP y PSOE a descalificarlo. He leído de todo: desde mostrar su semejanza con Hitler aprovechándose de la desesperanza de las gentes, a bolivarianos, chavistas, castristas, frikis, comunistas casposos, ultraizquierda, antisistema, republicanos, utópicos los más suaves... y todavía la lista se va ampliando según pasan los días. Los más agudos comentaristas de la prensa reflexionan sobre la realidad de Podemos. Me está resultando un tema divertido y casi uno lamenta no haber votado a esta secta como algún lector de El País la califica. Parece que Pablo Iglesias utiliza el término de casta para referirse a los depositarios del sistema político español enfangados en centenares de casos de corrupción en connivencia con el poder financiero.

No sé cuál será el recorrido de Podemos pero puede haber dado en la diana señalando la perversión del sistema político español y proponiendo una nueva forma de hacer política. La gente está hastiada, abrumada y aplastada por una realidad que no suscita ninguna ilusión y sí bascas ante ese panorama pútrido en que se ha convertido la política y los profesionales de la misma que se perpetúan en el tiempo y, cuando acaban su dedicación a la res pública, terminan fondeando en alguna energética que les agradece los favores prestados durante su mandato. Los ciudadanos sufren el cinismo del sistema y el peso de la crisis con todos sus recortes al estado de bienestar.

Podemos ha venido a remover los fundamentos de la política establecida. Lo vemos por los ataques rabiosos que reciben. Pablo Iglesias ha tocado nervio y creo que nos hemos dado cuenta todos, y esto es peligroso porque ahora sabemos qué tecla tocar, adónde disparar aunque solo sea para dar salida a toda nuestra rabia y desconsuelo.

Paralelamente la reacción okupa y ciudadana frente al cierre y demolición de Can Vies ha puesto frente a las cuerdas a otro sector prepotente que no midió las consecuencias de su decisión. Así, ante la reacción violenta de los okupas, rememorando frente al mundo, la tradición barcelonesa de ser la Rosa de fuego de los primeros años veinte del siglo pasado, el establishment nacionalista del municipio barcelonés se ha sencillamente acongojado y acojonado. El tema se ha desbordado y llegado donde no hubieran pensado. Hasta adláteres del sistema han querido ver la influencia de los servicios secretos españoles en la respuesta violenta que pone a la pacífica, demócrata y burguesa Barcelona en el punto de mira de la prensa internacional en un momento en que se está en medio de un proceso que se cree bien controlado.

Mi impresión es que en el momento en que estamos pueden surgir profundas grietas en el sistema que creen tener bien sujeto y afianzado ante una ciudadanía pasiva y consentidora que recibe el impacto de la crisis mientras los banqueros y los políticos que llevaron a esta sima económica salen de pie, con los bolsillos bien repletos y ocupando importantes sillones en las empresas subsidiarias. Puede que la gente esté a punto de estallar o puede que solo sea una impresión. Y ya se sabe que en cualquier momento de la historia lo más peligroso que puede haber para el sistema son los símbolos. La historia se hace a base de símbolos y si las masas, los ciudadanos, encuentran quienes den forma a su rabia y rebeldía pueden ponerse a temblar los que llevan tanto tiempo viviendo del cuento. La ecuación PPSOE ha calado profundamente en la psique popular y no creo que Susana Díaz o Eduardo Madina logren sacar al Partido Socialista de este marasmo inmovilista que ejemplifica bien ese dinosaurio y momia de  la política que es Felipe González –al que tanto quisimos-. Y el PP sabe bien que la mayoría social de este país es de izquierda y solo hace falta que aparezca en el horizonte algo creíble, algo medular, algo que dé una estocada en la yugular a esos profesionales que ven la carrera a la jubilación como un ejercicio cómodo de estar sentados en sus escaños y apretando botones como les indica su jefe.


Puede ser que la casta esté en peligro y ya se están dando cuenta.

11 comentarios :

  1. Bueno ha sido el que ha recogido el fracaso del binomio PP y PSOE. Personalmente a mi me sorprendió su éxito, pero no me parece mal. En mi pueblo salieron 15 partidos diferentes, ojo quince y eso es que lo que muchos pedimos, que no se votase a PP y Psoe ha dado resultado. Me he leído su programa entero y hay muchas que comparto, pero en otras como por ejemplo el tema de las fronteras o la renegociacion de la deuda en función del valor actual de las viviendas lo veo casi infantil, no por su buena intención, sino por las consecuencias de esa política. Si que es cierto que ha renunciado a parte de su salario pero lo que renuncia se lo da al partido no al erario, con lo que al final nos da igual. Mis simpatía en general al movimiento y al fiscal son grandes , no así al líder de este partido, no me termina de convencer y no se porque, pero no me gusta en exceso. Por primera vez los dos partidos no sacan el 50% de los votos.
    Te dejo mi particular visión de las elecciones basada en porcentajes sobre los llamados a votar, no el el porcentaje de votos concedidos que para mi gusto es más esclarecedor.

    PP le votaron 4.074.363 de españoles es decir el 11.76% de los convocados.

    Psoe, le votaron 3.596.324 de españoles es decir 10,55% de los convocados.

    IU (Izquierda Plural) 1.562.567 de españoles el 4,41% de los convocados.

    Podemos 1.245.948 de españoles el 3,64 % de los convocados.

    UPYD 1.015.994 de españoles el 2,97% de los convocados.

    CEU (Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Reagrupament (RI), Partido Nacionalista Vasco (PNV), Coalición Canaria (CC) y Compromiso por Galicia (CxG)) 850.690 de españoles les votaron es decir 2.5% de los mismos

    EPDD :( Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Nova Esquerra Catalana (NECat) y Catalunya Sí (CAT SÍ)) les votaron 629.071 el 1,81 % de españoles, (de los 5.502.475 de catalanes que estaban convocados, les votaron 11,43%)

    Ciudadanos, les votaron 495.114 españoles es decir 1.44% de los convocados.

    LPD: (Euskal Herria Bildu (EH Bildu), Bloque Nacionalista Galego (BNG), Andecha Astur (AA), Puyalón, Alternativa Nacionalista Canaria (ANC) y Unidad del Pueblo (UP))324.534 españoles les votaron, es decir 0.94% de los convocados.

    PRIMAVERA EUROPEA: : (Compromís, Equo, Chunta Aragonesista (CHA), Democracia Participativa (Participa), Por un Mundo Más Justo (PUM+J), Partido Castellano (PCAS), Socialistas Independientes de Extremadura (SIEX) y Coalición Caballas). 299.884 de votos les fueron otorgados es decir el 0.83% de los posibles.

    ResponderEliminar
  2. Tampoco yo lo había seguido en profundidad y me ha sorprendido que haya podido romper el monopolio de los partidos tradicionales. Ojalá en las próximas elecciones Podemos y otras organizaciones "marginales" puedan capitalizar el voto de los sectores que están hartos de inmovilizado mediocridad y poca vergüenza de la casta gobernante
    En los próximos meses veremos una formidable campaña desde la derecha para desprestigiarlos usando toda la mala baba, la mala educación y la falta de creatividad que los define, sin darse cuenta de que lo único que consiguen es dignificarlos, aunque también meter el miedo en el cuerpo aguante sus votantes que se han quedado en casa, al grito ¡que vienen los Rojos!
    Del Psoe, qué se puede decir... no se dan cuenta que su gran problema es que han dejado de ser de izquierdas, y para ser de derechas, el PP, lo hace mejor . Han fallado y engañado a sus votantes . Han sacrificado la esencia por la existencia, no creo que levanten cabeza
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues yo si que fui uno de los que vote a Podemos. Yo si que tuve noticias de ellos antes de las elecciones y ví claro que aunque sea para intetar bajar el bipartidismo los iba a votar a ellos. Pero es que ahora, después de las reacciones del PP y del PSOE estoy seguro que lo de Podemos no va a ser algo anecdótico para nada. Como tu dices han tocado hueso, y los del PPPSOE lo saben y están cagaditos. El PSOE con su la tal Susana Díaz va a pasar de tocados a tocados y hundidos. Sin saber nada de ella desde fuera no la veo alternativa para nada. Y el PP no hará más que perder votos que se irá a Ciudadanos o a los UPYD. Estoy convencido de que los de Izquierda Unida tuviesen por una vez agallas, dar relevo político y poner al frente al tal Alberto Garzón como lider, y aliarse en un pacto con Podemos en las próximas elecciones nos1 podríamos encontrar ante una sorpresa mayúscula en las próximas generales. Los veo hasta capaces de directamente ganar las elecciones. A lo mejor soy muy iluso. Pero hoy justo mi madre, que toda la vida a votado a PSOE, que últimamente estaba muy desencantada con todo, me ha dicho. Pues esta vez no he votado, pero si llego a conocer a estos de Podemos los hubiera votado.

    ResponderEliminar
  4. El sistema político español da asco. Es el único país de la UE en el que los ciudadanos no conocen los apellidos de los diputados que supuestamente los representan en el Congreso, del Senado no quiero ni pensar. Más- no hay manera de contactar con ellos. Los diputados no tienen oficinas en sus provincias donde cualquier mindundi pudiera acudir a pedir cita con su "representante" para hablar de lo que sea- deficiencias en las infraestructuras, leyes que le afectan y que a lo mejor podrían cambiarse, incluso problemas personales (conozco un caso así en los EE.UU, donde el congresista ayudó a resolver el lío legal en el que se metió una pareja formada por un estadounidense y una alemana al casarse mientras ella tenía sólo un visado de estudiante, que aparentemente no permite este tipo de acciones). Aquí se vota sin saber bien a quién, confiando plenamente en la "sabiduría" de los que preparan las listas electorales. ¿Sabes quién te representa en las Cortes? ¿y en el PE? A lo mejor podría conseguir algo para tu región que contribuiría a su desarollo, creación del empleo etc... en vez de pasarse 5 años entre Bruselas y Estrasburgo cobrando un sueldo astronómico, dietas, gastos- todo pagado de tus impuestos. Claro, para cambiarlo habría que cambiar la ley electoral, cosa tan plausible como la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, ya que tienen que hacerlo los que van a perder con la reforma. Al mismo tiempo me asombra la prepotencia del poder- ayer en la rueda de prensa después del consejo de ministros, Saénz de Santamaría se refirió al futuro del PSOE con más o menos estas palabras: "Como dos partidos que estamos destinados a tornarnos en el poder..." Repugnante. Quizás funcionaba hace 35 años, cuando España tenía 25% de analfabetos. Pero desde entonces crecieron generaciones nuevas "con estudios", hay tanta gente que debería saber pensar de forma crítica. ¿O no? Tú, como profesor, sabrás mejor. Yo, desde mis circunstancias anegdóticas, puedo decir que gran parte de la gente con la que tengo contacto no sabe pensar, ni siquiera, o sobre todo, los que tienen títulos universitarios. Tampoco les importa. Una cervecita bien fría, pescadito frito y están en la gloria. El gran éxito electoral de Podemos se debe a que supieron movilizar a su potencial electorado. Esperemos que, ahora que se dieron a conocer, sepan explicar sus ideas. Y que éstas sean sensatas- nada de la alternativa bolivariana para España (yo de momento sólo he oído frases bonitas de igualdad y participación ciudadana, pero no sé cómo p.ej. se plantean sacar a este país del Euro). La política española necesita una revolución, pero ésta tiene venir desde dentro del sistema, tanto constitucional como económico- en el mundo globalizado en el que vivimos existen demasiadas interdependencias como para poder cortar con todo y todos. Sería un desastre para la gente. Veremos dentro de 2 años, cuando toquen las elecciones las Cortes, si los españoles de verdad se dieron cuenta de qué va todo esto y, sobre todo, si de verdad les importa. Porque sólo así se podrás mandar al carajo a toda esta gentuza que se perpetúa en sus escaños y si se va, es para incorporarse a las eléctricas. A ver adónde se irá Rubalcaba. Para terminar esta respuesta demasiado larga y llena de bilis, nada mejor que las famosas palabras de la infame Andrea Fabra (seguro que en Castellón no sabían que era "su" diputada pero tampoco se sorprendieron demasiado), que prefiero no citar.

    ResponderEliminar
  5. Joselu, yo habría votado a Podemos si mi hijo no hubiera estado ingresado aún en el hospital ese día. Creo que Pablo Iglesias es de los pocos (muy pocos) que habla pausada y razonadamente, que expone argumentos y propone soluciones y, sobre todo, responde con calma y con datos a las andanadas de sus adversarios, algunos de los cuales sólo saben manejar tópicos muy manidos y recurrir al insulto o a la descalificación a falta de ideas. Algo tendrá esta nueva formación para que su inesperado triunfo haya puesto tan nerviosos a los colosos de siempre. Ya lo decía el Quijote: "Ladran, luego cabalgamos." Remover conciencias y presentar alternativas es lo que ansía la inmensa mayoría de este país, agobiada, angustiada y cabreada porque vamos cuesta abajo y sin frenos, digan lo que digan los que "gobiernan". ¿Alguien se puede creer que estamos en la senda de la recuperación, que la gente vive mejor, que se solucionan sus gravísimos problemas? Por eso se agarran a la esperanza que supone una voz diferente, conocedora de lo que habla y dispuesta a plantar cara a los corruptos (menuda lacra, y tan frescos, oye) y a los polísticos ineptos y prepotentes. Ojalá no se conviertan en lo mismo que critican, cosa harto difícil porque el "sistema" se lo traga todo. Será difícil pero creo que al menos lo intentarán.
    Queda lo peor del curso, buf, no sé si aguantaré... Estoy muy estresada, ya te contaré. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Aun estando de acuerdo contigo en términos generales, Joselu, sobre todo en lo que respecta a este brulote que parece surgido de ningún sitio (y esperemos que cumpla su objetivo, es decir, desarbolar la flota enemiga), hay un aspecto de tu artículo que tengo que discutir, y es que las masas jamás han hecho otra cosa que lo que les han dicho -o insinuado- que hicieran. La historia no la hacen los pueblos, solo la sufren... Son otros, a los que no quiero ahora denominar, quienes realmente tienen en sus manos las decisiones. Incluso en la más sangrienta de las revoluciones, el conductismo al que se vio sometido el pueblo resultó más que evidente. Y, al final, solo cambiaron a unos amos por otros...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. "Podemos ha venido a remover los fundamentos de la política establecida. Lo vemos por los ataques rabiosos que reciben. Pablo Iglesias ha tocado nervio y creo que nos hemos dado cuenta todos, y esto es peligroso porque ahora sabemos qué tecla tocar, adónde disparar aunque solo sea para dar salida a toda nuestra rabia y desconsuelo."
    Lamentó empezar así una conversación de barra de bar -hoy sí que hubiera ido bien la ilustración de las cervecitas-, con esta cita que me trae a la memoria una tragedia, la de Hipercor. Casi con esas mismas palabras tuyas que yo cito, Joselu, se construyó la propagando de HB en Barcelona para las elecciones generales: "Vota donde más les duele", y al poco estallaron las bombas en Hipercor. Así pues, tengamos presente que ciertas teclas que se tocan acaban componiendo réquiems. No es el caso, lo sé, pero en estos tiempos apasionados, en que una buena hoguera o el destrozo del patrimonio popular se ve como acto político, cualquier desquite lo carga el diablo.
    Hoy escribe Ramoneda en El País un artículo despistado, como los últimos suyos –perder la poltrona del CCCB lo tiene desubicado, en el espacio ideológico- en el que, casi en la misma línea amontona un perfecto ejemplo del disparate que nos sacude. Viene a decir que los males del PSoE exigen: ¡nuevas ideas, nuevas caras y nuevas políticas! ¡Nada menos! ¡Todito a estrenar!, se ve que le gustan a Ramoneda los cambios políticos. Si a esa novofilia le añadimos unos toques de juventud, divino tesoro, tenemos el eslogan perfecto para el descastado Podemos…¡Virgen del amor hermoso! Como si hubiéramos nacido hoy mismo…
    Hay afirmaciones que causan vergüenza ajena. Y nadie estamos exentos de producirlas. Pero esto es una barra de bar, no la tribuna del hasta hace poco mejor periódico de España y hoy camino de acabar en gaceta de élites desclasadas. Es aquí donde se puede decir impunemente, con todo el derecho del mundo, que Podemos es el resultado directo del aumento de nivel de formación de los jóvenes, y ello sin haber visto el demoledor hook al hígado que es Hermosa Juventud…
    Aún no tengo formada una opinión sobre Podemos, pero las simpatías para con los bolivarianos venezolanos, las CUP y la acrítica posición ante ese disparate conceptual llamado “derecho a decidir” no me invitan a pensar que pueda llegar a simpatizar con tal eslogánico movimiento que más me recuerda a la política de consumo que a la verdadera acción política con un compromiso diario y duradero. Apretar teclas en los dispositivos cibernéticos no es hacer, en el sentido real de la política y, si se me apura, tampoco lo es únicamente votar, aunque sin la expresión popular directa y sin imposiciones no existe la democracia, como es obvio. En fin, de momento ya ha dado para que, entre camarón y camarón, y buchito de birra, podamos darnos el gusto de despotricar, de liberar ese potro nervioso de las opiniones, juicios y prejuicios que todos llevamos dentro (y este equinismo es una versión políticamente correcta de desquitarnos del dolor de la potra, la hernia inguinal, que es la verdadera etimología de despotricar).

    ResponderEliminar
  8. Conocía a Pablo Iglesias de oídas y me daba un poco de reparo ese protagonismo exaltado, llevado al extremo de colocar su efigie en las papeletas. Sin embargo, tras las elecciones he dedicado tiempo a escuchar su discurso y compruebo que sus propuestas son sensatas y sólidas, que sus adversarios solo pueden responderle con ataques personales, con palos de ciego que convierten a sus críticos en niños enfadados. Anoche disfruté muchísimo viéndolo responder con toda serenidad en el debate de la Sexta. Puede que tanta televisión acabe por agotar su discurso, una pena, pues parece que a los grandes partidos "el mantra" siempre les funciona. Ojalá se forme un frente de izquierdas que plante cara a esa casta que no sabe leer la realidad. A muchos, este aire fresco nos ha devuelto la confianza en la política.

    ResponderEliminar
  9. Hay dos formas de acercarse a la política y pienso que los dos son válidas. Una consiste en subir en algún autobús ideológico en marcha que te ofrezca un programa atractivo y que tú únicamente tienes que ratificar con tu militancia o tu voto. La otra es unirte de forma provisional a aquellos que niegan lo "real constituido", esa cosa repulsiva y viscosa que dirige nuestras vidas y nos jode a mazo.
    Yo desde mi descreimiento siempre he optado por la segunda .-debo ser en secreto un feroz antisistema- y la verdad me siento feliz de las opciones que he escogidos en cada momento y de la posibilidad de poder abandonarlas sin escrúpulos cuando éstas han demostrado ser o convertirse en una extensión más del poder.
    No estoy de acuerdo con muchos de los puntos de vista de Podemos, de vieja raigambre leninista, pero como no hay otra arma a mano y hasta ahora han sido fieles a sus premisas de partida -democracia directa en la elección de cargos, círculos participativos etc.-me parece que es una opción válida para sentirnos una temporada a buen resguardo viendo como fuera sigue temblando la casta.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  10. El otro día escribí esto en FB en abierto y en los foros partidistas y partidarios en los que estoy metido. Creo que viene muy al pelo con tu post.
    Cuando Sócrates fue condenado por corromper a los jóvenes y no creer en los dioses murió la Democracia. Su delito, querer enseñar a pensar y pensar siempre fue muy peligroso, porque quien piensa es libre para decidir y eso es malo muy malo, sobre todo para los que mandan. Nil novi sub sole. (Nada nuevo bajo el sol) Ahora resulta que derechas e izquierdas (algunos) arremeten a placer contra “Podemos” y su líder ¿Por qué? ¿Tal vez sea porque hace preguntas y da las respuestas? Pero sus preguntas y respuestas son preguntas que se han hecho muchos españoles y a las que no se les dio repuesta. ¿Por qué no se aprobó la dación en pago? ¿Por qué se rescató a la banca y no al pueblo? ¿Por qué no se ha creado una banca pública? ¿Por qué los obreros pierden derechos? ¿Por qué la patronal gana derechos? ¿Para rentabilizar una empresa es obligatorio bajar los sueldos? ¿No podría hacerse bajando los beneficios? ¿Por qué nos tiene que costar miles de millones de euros la reconversión de las Cajas de Ahorros en Bancos? ¿Por qué? ¿Por qué se manipulan los hechos y se amplifican por los Medios afines? ¿Para crear una falsa realidad o falso problema y poder legislar a gusto de algunos? ¿Por qué los impuestos no son progresivos? ¿Por qué los ricos son más ricos y los pobres más pobres? Muchos pensarán que estoy haciendo publicidad a Podemos. No. Lo que hago es afear su conducta a los míos y a los otros. Porque han recibido 1.245.000 Votos sobre una participación del 45,86%. De lo que deduzco que al 54,14 de la población le importa un carajo Europa y sus elecciones y que muchos, pero muchos españolitos de a pie están hasta el gorro. Pueden que estén enfadados, puede que estén indignados, puede que sea una venganza, pero tontos no, no están locos ni idos ni nada por el estilo y cómo decían los clásicos “ Vox populi, vox Dei” (voz del pueblo, voz de dios) y las declaraciones de unos y otros arremetiendo contra la voluntad popular se pueden resumir en el también clásico “Quien se pica, ajos come”. Además y espero que así sea, este resultado nos obligará a replantearnos muchas principios. Principios que siempre han estado en nuestros Estatutos pero que al parecer costaba demasiado llevarlos a la práctica.
    Sócrates murió por la democracia. No podemos resucitarlo pero sí podemos resucitar la Democracia y llevarla más alto que nunca, y eso sólo lo lograremos cuando Todos, pero Todos participemos de las decisiones y a Todos se nos tenga en cuenta. Y como digo tantas veces….”sed buenos y pecad mucho”

    ResponderEliminar
  11. Bueno, ya han pasado unos días desde las elecciones que menearon un poco es espectro político de nuestra democracia, y por lo visto hoy, incluso la monarquía.
    No me ha sorprendido la irrupción de una nueva fuerza política e incluso puedo decir que podemos tenía todas las papeletas de antemano. Tenemos un país de centro izquierda.
    Era necesario un reactivo, y este es “podemos”. Creo que a partir de este momento, el movimiento de “podemos” tendrá que marcar su recorrido y empezar a fotografiarse. Es cierto que su discurso lo compraríamos todos los zurdos políticos. El discurso parte de un partido político que no ha tenido que tomar decisiones y por lo tanto está libre de mancha. Puede arrear a derecha e izquierda sin temor a que le rebote, pero hay que tener en cuenta que es esto es igual que criticar al entrenador desde la grada, todos los aficionados tienen razón. Pero si bajan al terreno de juego ¿podrían hacer lo que proponen o tendrían que adaptar su discurso a la situación y a los recursos de los que disponen en el terreno de juego?.
    Estamos de acuerdo en limitar los sueldos?, no sería mejor aumentar el tipo impositivo?. Si limitamos los sueldos, después de mis condolencias a los futboleros, ¿creeis que emigrarían profesionales altamente cualificados?, Tiene que cobar lo mismo una persona con la responsabilidad de gestionar un presupuesto de un Billón de euros que un gestor de una sl con un capital de 100.000€?.
    Todos tienen que tener un ingreso por el hecho de ser ciudadanos?, igual el que con 30 años pide 10€ a los padres a las once de la mañana para unas cañas que el que se levanta a las 7 para buscar trabajo?.
    Estas son solo algunas dudas después de leer por encima el programa.
    Bueno hay que darle una vuelta. Yo también quiero erradicar la pobreza, la paz en el mundo…
    Lo que toca ahora es reflexionar sobre el programa y después pensar si tiene que ser simplemente un reactivo o puede ser un producto.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...