Páginas vistas desde Diciembre de 2005

sábado, 19 de diciembre de 2009

Género negro

Raymond Chandler

Soy aficionado a la novela criminal. En el último año es el género que he leído con más fruición. Devoro los libros de novela negra encandilándome con sus intrigas y las idiosincrasias de los detectives e investigadores que las protagonizan. Éste es uno de los aspectos más interesantes de la novela criminal, la personalidad y sentido de la vida del investigador. Las novelas criminales han creado personajes singulares ya desde el archifamoso Sherlock Holmes de A. Conan Doyle, a Miss Marple o Hercules Poirot de Agatha Christie, el comisario Maigret de Georges Simenon, Philip Marlowe de Raymond Chandler, Sam Spade de Dashiell Hammet, Lew Archer de Ross McDonald, Ellery Queen y el inspector Queen... Recuerdo que leí entregado en los años ochenta del siglo pasado todo lo importante escrito en el género de la novela negra americana. En mis clases de segundo de BUP se leía fundamentalmente novela negra y los alumnos hacían trabajos sobre los relatos leídos. Tenían que leer al menos tres y plantear un trabajo. Había una colección de bolsillo espléndida de Bruguera dedicada al género. Creo que leí todo lo publicado en ella. Incluso viajé a los Estados Unidos en 1981 y 1983 llevando en mi equipaje varias novelas de este género. Tuve ocasión de visitar Nueva York acompañado de los libros de Chester Himes (Por amor a Imabelle, Un ciego con una pistola, Corre, hombre, corre…). Uno de ellos, protagonizado por Ataúd Johnson y Sepulturero Jones, comenzaba con una cita que decía literalmente: En Harlem si guiñas un ojo, te asaltan; si guiñas en otro, te matan. Y, claro, fui al Harlem caminando más arriba de Central Park y llegando hasta la calle 138, el corazón del barrio. No tuve sensación de miedo, pero he de decir que fue una de las visitas más impactantes que he hecho nunca a una ciudad. Nueva York parecía salida de una película de cine negro. No fui en cambio al Bronx lo que hubiera completado mi recorrido criminal. Recuerdo en Harlem una casa de venta de ataúdes expuestos en la acera. Incluso uno tenía la posibilidad de probarlos. Era el negocio más floreciente en la calle 125.

Mi afición a la novela criminal fue siendo orillado por otros géneros y tendencias: novela de ciencia ficción, novela de horror, fantástica… Creo que he leído de todo y en todas las direcciones que han estado a mi alcance.

Sin embargo, en el último año he retornado a aquel género que tantas satisfacciones me produjo en los años ochenta. Comencé por Henning Mankell y su magnífico Kurt Wallander; leí a Donna Leon y sus aventuras del comisario Brunetti, a Stieg Larsson y su sobrevalorada trilogía que tiene como protagonista a ese personaje tan original que es Lisbeth Sallander, al escritor griego Petros Markaris y su comisario Kostas Jaritos, al escocés Ian Rankin y su detective John Rebus, al sueco Hakan Nesser y su comisario Van Veteeren, a la escritora francesa Fred Vargas y su comisario Adamsberg, a Philip Kerr y el sardónico detective Bernhard Gunther con historias ambientadas en la Alemania nazi o en la posguerra, al islandés Arnaldur Indridason y su angustiado inspector Erlendur Sveinsson, a Andrea Camillieri y su comisario Montalbano… Pero, sin embargo, la serie que más me ha cautivado es la escrita en los años sesenta por el matrimonio sueco formado por Maj Sjowall y Per Wahlöö. Ambos eran comunistas y escribían al alimón los capítulos. Su personaje es el extraordinario inspector Martin Beck. Escribieron diez novelas de las que hay editadas en España tres (El hombre que ríe, El hombre del balcón, Rosseana…)

Disfruto leyendo novela criminal, disfruto y me sumerjo en la intriga de los relatos que terminan absorbiéndome y el problema es dejar de leer. Me atrae la personalidad de los inspectores y comisarios protagonistas de las historias. Los hay dubitativos e inseguros, diabéticos, angustiados, irónicos, vitalistas, alcohólicos… Cada escritor ha proyectado su cosmovisión sobre sus personajes y uno goza con sus reflexiones.

En Barcelona hay una pequeña librería en la Barceloneta dedicada exclusivamente al género negro. Se llama precisamente Negra y criminal. Sólo abre por las tardes y los sábados por la mañana a la una hay mejillones y vino para los visitantes. Hoy he estado allí y he comprado tres libros. Estaban los escritores Andreu Martín y Lorenzo Silva, autores españoles de novela criminal. El ambiente era cálido y el propietario ofrecía vasitos de vino a los visitantes mientras se mantenían animadas conversaciones sobre el género policiaco. Somos, debemos ser, un club muy peculiar los amantes del género de intriga criminal aunque muy extendido, pues no hay librería que se precie que no tenga una buena sección dedicada a este tipo de relatos. Que dure. Hay una excelente cosecha de autores europeos que destacan frente al dominio norteamericano de otras épocas.

Y como propuesta de participación os sugiero que me comentéis si sois aficionados al género, y si es así, ¿qué autores son de vuestra predilección e incluso qué novelas son vuestras preferidas?

31 comentarios :

  1. Si llegásemos a coincidir en Nueva York te llevaría a lugares de los que todavía no se han escrito novelas negras, pero algún día se escribirán. Cubrí crimen por un par de años y me he quedado siempre con la inquietud de contar algunas cosas al respecto, pero bueno...

    ResponderEliminar
  2. Raymond Chandler..., ¿qué tiene ese Marlowe que me vuelve loca? En mi juventud Agata Christie me embaucó.

    Ahora me pierdo con Carvahlo de Moltabán, con el humorístico Eduardo Mendoza, con Maigret a la belga...

    PD: sin la película "El sueño eterno" no se entiende la novela negra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdos perdidos, Raymond Chandler es grande entre los grandes. El largo adiós -ya hace demasiado tiempo que lo leí- es una de las mejores novelas negras de todos los tiempos. Veo que también te interesa el género. Bienvenida al club. Un saludo muy cordial.

    Víctor Manuel, cómo me encantaría acompañarte en ese recorrido por una de las ciudades más sorprendentes que he visto en mi vida. Los siete días que pasé en Nueva York no dejé de estar boquiabierto. Con un acompañante como tú, esa visita tendría que ser apasionante. Y desde luego te animo a que cuentes alguna vez eso que se ha quedado en el tintero. Eres un buen narrador y mantienes el interés de lo que cuentas.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, Joselu, no he leído ni uno solo de todos los autores que citas -salvo a Conan Doyle, que lo leí de muy niño, en la biblioteca perdida de mi abuelo. Mira que es extensa la literatura y breve la vida para lo que nos gustaría leer. Sin embargo, sí hay una autora que leí con pasión y no hace tantos años y que me extraña que no cites, aunque no sé si sus novelas podrán inscribirse en el género. Es Patricia Highsmith, de la que pienso es acertado lo que le ponían en la contraportada, algo así como que contemplaba a los hombres como una araña vería a las moscas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Animal de fondo, tienes razon, el olvido de Patricia Highsmith es imperdonable. Leí su serie de Ripley, además de Extraños en un tren. Realmente es una autora destacada en el género de exploración psicológica unido al planteamiento de la intriga criminal. Leí una novela espléndida de ella titulada Ese dulce mal que me pareció magistral. Unida queda a la nómina esta genial autora. Como anécdota comentarte que cuando daba clases en el antiguo BUP les recomendé la lectura a algunos de Patricia Highsmith, y hubo una alumna de segundo que se leyó 16 novelas de ella. Naturalmente aquella alumna se llevó la máxima nota en el curso. Había quedado cautivada por el mundo de la autora suiza. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Soy aficionada intermitente. Quiero decir que de vez en cuando leo alguna novela negra o policíaca o criminal, como queráis llamarlas. De cría devoré Agatha Christie, creo que no dejé ni una novela sin leer. Tenía unas vecinas que las tenían todas, y nos juntábamos las tardes de verano a leer juntas, pasando una novela leída a una pila y tomando otra de la pila de no leídas. Dos novelas por tarde caían fijo. Sherlock Holmes, por otra parte, para mí era tan real como su propio autor, También lo leí todo. Mi padre era aficionado a un autor, Harry Stephen Keeler, el autor de "Las gafas del Sr. Cagliostro". "Hallad el reloj" o "El caso del reloj ladrador". También leí todo cuanto cayó en mis manos de este autor. De joven, entré en la novela negra americana, sobre todo con Dashiell Hammett, pero luego lo he dejado largo tiempo. Hace unos veranos El País publicó una serie de libros de novela negra y me los conseguí todos, de modo que esas vacaciones me leí unos veinte libros todos seguidos. Descubrí a Jim Thomson como autor de novela negra, aunque ya había leído "Los timadores", que era la que habían llevado al cine. No es una afición constante ni erudita, porque muchas veces olvido los nombres y los títulos, pero a lo largo de mi vida he ido volviendo a este género tan agradecido. Por supuesto, Vázquez Montalbán, en este género, me gusta muchísimo. Algunos que no he leído de él los tengo guardados para otra sentada veraniega. Siempre son una delicia.

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchos de esos libros de bruguera-libro amigo. Disfruté mucho con Chester Himes.Que por cierto murió en España. Como nuestro Vazquez Montalbán en Bangkok. Con Carvalho, me sentía más identificada, su amor por los viajes, la gastronomía, las personas..
    No he vuelto a releer a estos clásicos del género. también estaba Jhon le Carré, Juan Madrid...
    Sentí mucho la muerte inesperada De Manuel Vázquez Montalbán que nos hizo conocer y amar Barcelona a muchos e ir de su mano a comprar a la Boquería.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Mi hija es una apasionada de la novela negra como lo era mi madre, pero yo nunca lo he sido demasiado. Tengo la mala costumbre de leer los finales de esas novelas y, claro, se me quita el interes. Leí, como Clares, todas las novelas de Harry Stephen, y me apasionaron en su época. Ahora no se si me gustarían.
    De todas maneras ya no me gusta leer tanto como antes pero sí investigar sobre literatura, o libros de física sobre el universo, o religiones...
    Un abrazo Lola

    ResponderEliminar
  9. Clares, yo también soy un aficionado intermitente como se deja entrever. Hay tantas corrientes y direcciones en la literatura que uno no puede quedarse únicamente en un género. Pero lo cierto es que el criminal es refrescante, intuitivo, intrigante y favorece la capacidad deductiva. Me apasionan las personalidades de los detectives, empezando por Pepe Carvalho que citas del inolvidable Manolo Vázquez Montalbán. Me hacía una gracia enorme que quemara sus libros aquel antiguo intelectual y agente de la CIA, escéptico e irónico, vitalista y enamorado de la gastronomía. Es un personaje magnífico. Andrea Camillieri lo homenajea con su personaje Montalbano en su serie de novelas de intriga.

    ResponderEliminar
  10. Reconozco ser una completa ignorante de la novela negra, pero tu post me ha despertado el gusanillo, así que me apunto los nombres.
    Quizá el género tiene tanto éxito porque no ha perdido lo peculiar de la narrativa: la intriga, el suspense, etc. A veces nos olvidamos que los libros están para devorarlos.
    Un saludo dominical

    ResponderEliminar
  11. Soy sensible a las virtudes del género y novelas como "El caballo percherón" o "1280 almas" son auténticas joyas que recomiendo a menudo. Lo curioso, en cuanto a la novela negra, es lo que me pasó con Simenon. Desde que leí la primera, después de haberlo ignorado durante años, me he convertido en un devoto que aspira (¡heroica empresa!)a leerse su obra completa. Las novelas propiamente detectivescas de su personaje clásico, el inspector Maigret, no me atraen en exceso, aunque las leeré, pero "Las memorias de Maigret" las devoré con entusiasmo y una novela como "Los cómplices" la leí viendo un clásico de Chabrol, y fue tan así que luego me volví loco buscando la película en su filmografía, pero un apócrifo que yo le atribuía. De la sabiduría narrativa de Simenon siempre se aprende. Su gusto por los detalles, por la capacidad para crear atmósferas, por el escepticismo, incluso por el lirismo, como en Monsieur Hire, de la que sí que salió un peliculón inolvidable; en fin, que me parece un autor "mayor", un auténtico clásico del que cada año leo dos o tres obritas, porque la extensión lo permite y la calidad invita.
    Gracias, Joselu, por este oportunidad, por este blogfórum que te has inventado, gracias a ese dominio tuyo del género del que siempre voy aprendiendo cosas interesantes y estimulantes.

    ResponderEliminar
  12. ¿Y Graham Greene? (el tercer hombre)

    ResponderEliminar
  13. Soy un tibio aficionado al género negro y además y especialmente en cine, pero me ha encantado seguir tus pasos negros y criminales.

    ResponderEliminar
  14. Sabes que suelo comentar las lecturas en mi blog, sobre todo en esos veranos sin experiencias educativas que compartir. Especialmente, este último verano me puse al día con algunos de los autores que citas, y tomé nota de otros que tú mismo apuntaste. Gracias a esas recomendaciones que me van llegando, he descubierto un género interesante y con muchos pliegues literarios que desmienten esa supuesta ligereza que otros le atribuyen.
    No voy a dar nombres, porque has nombrado a casi todos los que conozco. Sin embargo, aprovecharé para reivindicar una novela que pertenece a este género de manera tangencial y que no suele mencionarse: La verdad sobre el caso Savolta de Eduardo Mendoza.

    ResponderEliminar
  15. Tímidamente me confieso fan de la novela y cine negro, leyendo apenas nada de ello He leído a Mankell, Zapatos Italianos y empecé El chino, el cual, está por terminar. He leído Paul Auster, en La Trilogía de Nueva York ( se considera novela negra?)...Voy detrás de la trilogía de Stieg Larsson.

    Una muy humilde fan del género.
    Un fuerte abrazo
    Namasté.

    ResponderEliminar
  16. Soy adicta al "género". He leído muchas de las que citas; de los clásicos: Chandler, sin duda (He leído varias veces "El sueño eterno") Soy fan absoluta de Mankell, Donna Leon y Camilleri: ahora mismo estoy con "Ardores de agosto", de este último. Me queda el último de Larsson(sí, me gusta, pero Mankell no tiene nada que envidiarle)y estoy de acuerdo con Antonio en reivindicar "La ciudad de los prodigios". Tomo buena nota de otros autores que citas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Alterno gustos dispares. Poesía y novela negra. Quizá por aquello de que los polos opuestos acaban encontrándose.
    Coincido con tu pasión por algunos autores (Mankel, sobre todo), pero echo de menos a Pepe Carvalho. Manuel Vázquez Montalbán es de mis autores preferidos. Ruth Rendell es otra de las damas del crímen que figura en mi lista de favoritas.

    ResponderEliminar
  18. Joselu, hablando del género negro, quiero invitarte, como tú hiciste conmigo, a un homenaje que estamos haciendo a Rouco Varela en mi blog. A ti y a todos.
    Te sigo aunque no comente, ya te dije alguna vez, porque no suelo estar a la altura. Sé que no estás pasando una buena época y te deseo una pronta recuperación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. León no es feroz, comparto contigo mi aprecio a la narrativa de Vázquez Montalbán. Marcó mi acceso al mundo de la literatura en varios sentidos. Él, en los años setenta y ochenta, dirigía desde Barcelona una revista de literatura titulada Camp de l´arpa que fue para mí providencial y me llevó a mundos que eran desconocidos para mí. Su serie de Pepe Carvalho es espléndida y como personaje es realmente sensacional. A Juan Madrid no le he leído, queda pendiente. Saludos.

    Lola, no había oído hablar de Harry Stephen. Está claro que las posibilidades del mundo literario son tan variadas e inmensas que uno no puede conocer sino una mínima parte. ¿Así que a tu madre y a tu hija les encantaba y encanta el mundo de la novela policiaca? Tus intereses también son apasionantes. Un saludo.

    Caperucita azul, nunca es tarde para leer una buena novela criminal. Sirve de descanso -y a la vez estímulo- de otras lecturas más complicadas o existenciales. Hay tanto campo que se puede empezar por cualquier lado. Un cordial saludo.

    Juan Poz, reconozco mi insuficiente conocimiento de Simenon. He leído tres o cuatro novelas del inspector Maigret que me gustaron, pero no desarrollé esa pasión por su narrativa. Tu aportación es sumamente interesante y me lleva a intentar buscar esas memorias de Maigret, que han espoleado mi curiosidad. Quizás en Negra y Criminal, mi librería de culto, sepan algo de ellas. Gracias por lo de blogfórum, porque a lo que veo con las aportaciones que estáis haciendo, está consiguiendo dimensión en cuanto a experiencias lectoras. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  20. Simalme, también Graham Greene sin duda, aunque el mundo narrativo de Greene desborda el género y explora territorios más amplios incluidas sus preocupaciones religiosas. He leído de él novelas excelentes como la que citas, El tercer hombre, Nuestro hombre en la Habana, El americano impasible, El factor humano, El poder y la gloria... Estuvo a punto de ser premio Nobel en 1974 pero quizás sus inquietudes religiosas alejaron a los académicos suecos de su candidatura, según se cuenta. Gracias por tu aportación.

    Marcos Cadenato, gracias por hacerte presente, aunque no pertenezcas de momento al club. Pero nunca es tarde.

    Antonio, no cabe duda que La verdad sobre el caso Savolta es una espléndida novela que un tiempo fue lectura recomendada para COU. Hoy está un tanto olvidada, injustamente. Leí tu post sobre tus lecturas del género y vi nuestras coincidencias en el mismo. Y es cierto, dentro de su estructura aparentemente ligera esconde pliegues literarios muy ricos. Un saludo.

    La trilogía de Nueva York de Paul Auster no sé si se puede considerar novela negra. Pienso que no. Auster apunta a otras coordenadas pero en ella la intriga es esencial. Eso significa que la novela del género policiaco linda con otras dimensiones que la enriquecen. A mí desde luego me encanta dicha trilogía. La leí mientras hacía un ayuno terapéutico de ocho días en que estuve sin comer. Fue hace cuatro veranos. Recuerdo vivamente su lectura. Gracias por tu aportación. Un saludo.

    Carlota Bloom, veo que eres una buena lectora del género. No dejes de leer, si no las conoces, las novelas del matrimonio sueco que cito: Maj Sjövall y Per Wahlöö. Son espléndidas. En febrero se publica la cuarta novela de ellos. Escribieron como digo diez que se están recuperando. Un cordial saludo.

    Lu, leí hace muchos años a Ruth Rendell pero tengo un vago recuerdo de su narrativa. Tu alusión y lo que he rastreado en internet me la hacen doblemente interesante. Parece que estaba obsesionada por el lado oscuro de la naturaleza humana. Su historia personal, con padres incluidos, es sorprendente. La atacaré en cuanto pueda. Gracias por tu experiencia. Un saludo.

    Antonio (pierde peso) acudo a tu blog para conocer tu propuesta. Gracias por tus deseos. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  21. No es mi género preferido, aunque he leído algo. Pero confieso que si es una novela buena, me engancha desde el principio.
    Te deseo que pases unas felices fiestas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Miguel, gracias, también te deseo unos felices días de descanso y alegría familiar. ¿Cuál es tu género preferido? Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  23. ¡¡Hola JOSELU!!

    A mi también me gusta este género, aunque he de reconocer, que lo leía más antes. Me encantaba Agata Christie y su Hércules Poirot, en el barco le decía a Albino, que cuando pensaba en su personaje, me lo imaginaba como él...ja,ja,ja.

    Vi la película "El policía que ríe" con Walter Mathaw, que es una versión libre de "El hombre que ríe", en ella se llamaba creo que Jake Martin, en lugar de Martin Beck y... Es muy probable que destroce el libro, como casi siempre...

    En fin, como ya me voy el miércoles y voy a estar desconectada hasta Enero, aprovecho para desearte a ti y a los tuyos... - Un beso muy especial a tus dos tesoros-... Unas muy, pero que muy felices Navidades y todo lo mejor para 2.010...¡¡¡Sobre todo y además de todo, que dibuje una enorme sonrisa en tu cara, cada día!! ;-)

    Por cierto...¡¡Genial tu villancico, artista!!...ja,ja,ja.

    MERRY CHRISTMAS EVERYONE

    Hasta la vuelta...

    Muchos besos, JOSELU.

    ResponderEliminar
  24. Yo, es que siempre igual, ¡¡xD!! sorry...

    A ver si ahora...

    MERRY CRISTMAS EVERYONE

    Again, kisses. ;-)

    ResponderEliminar
  25. Joseu, me encanta la novela policiaca, tanto los clásicos como Holmes o Christie hasta los actuales: Carvalho, Lorenzo Silva (a ver cuándo sale la próxima), Alicia Giménez Bartlett, el quizá sobrevalorado Larsson como tú dices, aunque me entretiene bastante, Mankell, algunas de Fernando Lalana para chavles, evidentemente ligeras, y, desde luego, procuro no perderme ninguno de los clásicos en cine, con Bogart a la cabeza. Eso sí eran películas inteligentes con actores de primera, qué diálogos, qué miradas envueltas en humo de cigarrillos, qué mujeres... Seguro que me dejo muchos, pero los vapores del catarrazo que padezco no me dejan pensar más.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  26. Lo primero te recomiendo The Thirty-Nine Steps, un clásico de un escritor escocés llamado John Buchan (si lo puedes leer en inglés mejor ya que pierde bastante cuando traducido).
    Solía leer muchísimos libros de misterio pero llevo un par de años que he perdido la afición, quizás porque de tantos que he leído ya podía averiguar desde las primeras páginas la trama y el final.
    Me quedo con Raymond Chandler, con Harlam Coben porque aunque sus libros tienen mucha humanidad (entre tanto crimen siempre hay alguien que se enamora, deseo etc) y con John Conolly al que conocí en una charla que dio en Edimburgo.
    Tenía un sentido del humor increíble y me llamó la atención como se preparaba a fondo antes de escribir una novela, incluso haciendo prácticas gratuitas en un dpto forense de Luisiana, patrullando con policías.
    De pequeña era adicta a los libritos de Agatha Christie y Miss Marple, esa viejecilla más lista que el hambre, mi ´´ídola´´ :)
    ¡Y por supuesto los libros de la sueca Maria Gripe! los leí con 12-15 años y me siguen pareciendo fabulosos.

    ResponderEliminar
  27. ¡Ups! mi pantalla rebotó y el mensaje apareció con algunas palabras desaparecidas. Espero que de todas formas se me entienda algo :)

    ResponderEliminar
  28. Joselu, por leer me leo hasta los prospectos de las medicinas. He de reconocer que llevo una etapa de sequía lectora, es algo que de cuando en cuando me ocurre y de buenas a primera dejo de leer pasado unos meses vuelvo a las andadas. Lo último que he leido de ese género es la aventura de la Salander y su bidón de gasolina, sobre valorada... es poco, yo diría en exceso sobre valorada. Pero en cuanto a la novela negra, aunque he leido más de dos, prefiero cuando las llevan al cine. El Marlowe de R. Michum era genial.

    ResponderEliminar
  29. María, ¡qué vergüenza mi villancico! Pero Antonio me lo pidió, él se arriesgó y bueno ahora no sabe qué hace con él. Pasa unas felices fiestas en tu tierra. Te echaremos de menos. No he visto la versión de El policía que ríe. Intentaré conseguirla. Feliz Navidad y buenas lecturas.

    Yolanda, sin duda cuando hablamos de novela negra, no podemos olvidar el cine negro que ha creado películas geniales. Son dos géneros que se complementan. La literatura y el cine son buenos compañeros, aunque a veces se destrocen algunas novelas. El otro día tuve ocasión de conocer a Lorenzo Silva en la librería Negra y criminal. Brindamos a la salud del género. Un fuerte abrazo, colega y que mejores de ese catarro descomunal.

    Saray, no conocía a John Buchan ni a Harlam Coben ni a John Conolly. Me descubres nuevos campos. Veo que eres una apasionada del género y que disfrutas con este tipo de relatos. Gracias por tus palabras y tu visita. Un abrazo.

    Malo, malísimo, veo que estamos de acuerdo en la sobrevaloración de la obra de Larsson. Henning Mankell lo dijo en una entrevista. Hay muchísimas novelas de intriga que son mucho mejores que esta trilogía. Quizás la clave está en el personaje de la Lisbeth Sallander que es muy original. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Ja,ja,ja Acabo de leerte y no podía irme, sin decirte, que estás muy equivocado JOSELU, estoy segurísima que Antonio está súper orgulloso de tu canción y sobre todo, de que hayas participado.
    En cierto modo, significa que tus pilas se están recargando y eso es una buenísima noticia, para los que te queremos.

    ¡¡Todo lo mejor para esta Navidad y el 2.010!!

    Hasta la vuelta...

    Muchos besos, JOSELU.
    (Yo, también os voy a echar mucho de menos :))

    ResponderEliminar
  31. Contestando a tu pregunta sobre cuál es mi género preferido, te diré que las novelas que más me gustan son las históricas. No ya las que tratan de temas y pèrsonajes reales, sino también aquellas de ficción que recrean temas históricos.

    Un abrazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...