Páginas vistas desde Diciembre de 2005

jueves, 4 de octubre de 2007

El hiyab en la escuela


Es reciente el caso de una niña de ocho años, Chaima, que ha debido ser escolarizada obligatoriamente, según orden de la Generalitat, en un colegio público de Girona. Los padres de Chaima reivindicaban el derecho de su hija a llevar hiyab y la Generalitat les ha dado la razón. El director del centro, Cristóbal Rojas, sostiene que este precedente en una niña tan pequeña echa por tierra sus esfuerzos de mediación para evitar este tipo de distintivos religiosos y sexuales en niños de primaria. Hasta ahora se optaba por el diálogo con los padres, pero a partir de este momento todas las alumnas musulmanas por pequeñas que sean –ha habido casos de niñas de tres años cuyos padres querían que fueran a clase con velo- podrán ir al colegio con hiyab. Será el efecto llamada al que se acogerán muchas familias musulmanas.

La Generalitat ha dado prioridad al derecho a la escolarización por encima de cualquier otra consideración cuando la escuela pretendía defender que a clase había que ir con la cabeza destapada, sea por el velo o por gorras que alumnos latinoamericanos reivindican como parte de su cultura.

No sé cómo lo verán ustedes, pero a mí la posición de la Generalitat me resulta incomprensible sobre todo en una etapa de escolarización inicial en que se van conformando los modelos y roles sociales. El hiyab crea una marca profunda en la muchacha que lo lleva, aislándola por completo del resto de sus compañeros. Los muchachos no lo llevan, y es más fácil su integración. Las niñas que llevan velo crean un círculo invisible a su alrededor al que sólo tienen acceso otras niñas en iguales circunstancias y que son su único mundo de referencia. El resto del mundo es diferente y hostil y hay que mantenerlo alejado. Ese es el mensaje. Es la marca del velo, una prenda que señala y condena claramente a la niña que lo lleva. Es un signo segregador que implica supeditación social y sexual. Supongo que esto ya lo sabemos. No es simplemente una cuestión cultural como la de llevar pendientes o no. Es algo más profundo e ideológico. En la escuela secundaria ya estamos acostumbrados a tener esas niñas con velo en clase, imposibles de integrar por su aislamiento y su extrema timidez ¿cómo va a tener derecho a hablar o reivindicar algo una mujer? Cuando están solas, permanecen solas en clase, y cuando están con otras de iguales características tienden a juntarse entre ellas, haciendo inútil todos nuestros esfuerzos de integración. Ya estamos acostumbrados, pero en la educación primaria quedaba algo de sensatez y prefería apelarse al diálogo para evitar que estas muchachas lleven velo a edades tan tempranas.

Este es un precedente importante. La Generalitat debería haber apoyado a la escuela. En Francia se ha impuesto el veto a cualquier signo distintivo religioso y no ha habido conflictos importantes. Las muchachas musulmanas francesas pueden ir a la escuela en igualdad de condiciones que sus compañeras. Seguramente ello tiene consecuencias positivas para su integración. Fuera de la escuela, si lo desean, pueden llevarlo , pero ésta es un espacio laico en el que no deberían esta autorizados signos religiosos.

Pero España no es un país laico, y Cataluña dentro de España, tampoco ha optado por la laicidad. Ha preferido optar por la solución más fácil y menos conflictiva. Y aparentemente más progresista. Que cada uno vaya como quiera. Prohibido prohibir, como huella del mayo francés. Alumnas de cuatro o cinco años con velo y alumnos latinoamericanos con pañuelo y gorra en clase. A partir de ahora todo ha quedado legitimado y refrendado por la Administración. .

33 comentarios :

  1. Creo q es un tema difícil en cualquier tipo de cultura.Como mujer estoy de acuerdo en que asistan a la escuela sin el famoso velo, pues sí!además de segregarlas pienso que las inhibe, aunque con tu experiencia podrás decirme si ellas lo toman como un manto protector....
    Los conceptos culturales son tan diversos!! que lo vemos entre amigos de nuestros propios hijos que supuestamente tienen el mismo tipo de educación social- religiosa..

    ResponderEliminar
  2. Me ha decepcionado mucho la postura de la Generalitat en este asunto. Desde fuera Cataluña se ve como una región progresista en muchos aspectos sociales y, sin embargo, en este asunto pienso que se han equivocado. Estoy de acuerdo con tu exposición de argumentos. La escuela pública es un espacio común que debe quedar libre de significaciones religiosas o de otro tipo. A la escuela se va a aprender valores de integración y no de diferenciación que estigmaticen a quienes los portan. Y no hay que olvidar que el velo es un signo de marginación que viven las mujeres en aquellos países árabes donde se les obliga a llevarlo.

    ResponderEliminar
  3. Hmm, yo no estoy tan segura. Si no hay problema con una minifalda, con
    el pelo teñido de rosa o las rastas, con las chapas de acids o las camisetas de las supernenas, con el crucifijo en el cuello, con las zapatillas de marca... ¿por qué el velo llama tanto la atención? La polémica está servida, eso sí.
    Es verdad que es una niña muy pequeña, que no lo ha elegido ella y que probablemente el velo provoque rechazo o extrañeza en algunos de sus compañeros. Es una decisión de los padres, ni mejor o peor que la de los que visten a sus niñas como lolitas o los que dejan ir al cole a sus hijos disfrazados de batman y robin- allá ellos... y ahí esán los profesores para hablar con ellos si de verdad creen que las apariencias son así de determinantes. El velo para los niños puede generar la misma reacción que todo lo que es diferente: los zapatos ortopédicos, la ropa estrafalaria, o el acento distinto al hablar, o el niño que no ve la tele o que no tiene móvil. Pero también podría provocar-animados por los maestros- curiosidad o ganas de conocer. Que los adultos, empezando por los profesores de ese cole y siguiendo por el resto, azuzados por los medios, se rasguen las vestiduras es un indicador de que ese rollito de la diversidad y tal que nos han vendido es pura fachada. Ea, siento el rollo pero es que me quema un poco el tema (y más que se politice y se use- aunque no sea tu caso- para empezar que si "mira la generalitat qué tolerante con esto pero con el catalán..." Blufff)
    Será que estoy sensible porque me voy a vivir a un país en el que musulmanes, ortodoxos y católicos siguen viviendo con relativa tranquilidad, sin hacer aspavientos.
    saludos.

    ResponderEliminar
  4. Y lo que dice fmop sobre que el velo es un signo de marginación... en fin, yo no creo que sea así. Hay muchas mujeres que llevan el velo porque quieren, aunque también las hay que lo llevan obligadas, como seguramente sea el caso de esta niña.
    De hecho a la situación puede dársele la vuelta: en Turquía, por ejemplo, durante mucho tiempo las chicas musulmanas lo usaban para rebelarse, porque el gobierno lo prohibía. Y es que creo que la prohibición (o la obligatoriedad, la otra cara de la moneda) conduce a la radicalización.

    ResponderEliminar
  5. joselu:pasa a mi blog,por fis....t dejo un mensaje....estoy por ir por los crìos al cole como dice pepita pulgarcita...

    ResponderEliminar
  6. Estoy absolutamente de acuerdo contigo. También soy profesor de secundaria en un centro con una tasa elevada de alumnos de origen magrebí, y efectivamente las alumnas con hiyab (que no un simple pañuelo) no consiguen o no quieren relacionarse con sus compañeras/os.

    ResponderEliminar
  7. Hay en todo esto un detalle que no podemos obviar o al menos los que somos de la provincia de Gerona no pasamos por alto.
    La escuela a la que acude esta alumna es el Annexe de Girona. No es cualquier escuela. Es el centro educativo anexado a la Escuela Normal (centro universitario de Magisterio), es decir, es un centro de referencia en el que se se presupone que van por delante en todo.
    Si en esto también marcan la pauta, el daño es mayor.

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón en la lógica de tus argumentos, pero estamos tan acostumbrados a luchar por aspectos superficiales de la marginación mientras se mantienen otras brechas más profundas, que ya no estoy seguro de que valga la pena insistir en estos gestos de desafío.
    Por ejemplo, ¿qué pasa con los gitanos? Llevamos años con el asunto de la integración, de la igualdad de oportunidades, de la valoración de la mujer, etc., pero basta echar un vistazo alrededor para descubrir lo poco que hemos avanzado. Mis jóvenes alumnos gitanos mantienen los prejuicios de sus padres y de sus abuelos. Y ellas no llevan velo, pero creo que siguen acatando esos modelos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Ay, el tema del velo? Yo no voy a repetir cosas que ya se han dicho más arriba. Sólo quiero decir que el velo no es sólo una cuestión religiosa no entiendo por qué se reduce siempre a eso-, es mucho más que eso. Es una cuestión de identidad. Además, en muchos países islámicos sirve como manto protector para que las mujeres puedan realizar cosas tan normales como estudiar, trabajar, etc. Muchas mujeres lo llevan por convicción y otras muchas porque es una liberación -Irán, Turquía,...-. En fin, en este caso para saberlo habría que conocer el entorno familiar de la niña para averiguar qué causas motivan que ésta lleve velo o no: identitarias, sumisión, religiosas, etc; aunque sospecho que sólo es necesario observar a la familia. En mi opinión,más allá de los signos -todos los niños, adolescentes y adultos los llevan porque existe una necesidad de identificación con un grupo- lo importante es la escolarización de la niña. Por otro lado, creo que cuando hablamos de inmigración nunca hay que perder de vista que hablamos de gente que se ha cambiado de país y esa gente viaja con sus costumbres, no se deshacen de ellas por más que queramos. Eso sí, en nuestras manos está que unos y otros nos acerquemos y entendamos lo mejor posible. De todos modos, como dicen por ahí que comprenda la s causas de una cosa tampoco significa que la comparta, pero podré darle un tratamiento más adecuado.
    En fin, un saludillo.

    ResponderEliminar
  10. Realmente no puedo dar una opinión sobre este tema, porque el último, el de María Isabel, me ha enseñando cosas que no sabía. Por lo tanto, me he dado cuenta que la idea que tenía formada sobre la hiyab en la escuela... ahora no la tengo tan clara.

    Sin embargo, os voy a contar una historia. Como algunos sabéis,ahora estoy viviendo en Grenoble, una ciudad muy bonita de Francia e interesante de conocerla. En esta ciudad hay una asociación que se llama Casa de España, como el nombre dice, es una asociación donde se juntan españoles para comer juntos, traen productos de España y se pone música típica. Suele estar formada por gente que emigró, no por la dictadura, sino por trabajo y ya se quedó aquí. Ahora muchos de sus hijos, ya franceses, continúan con la asociación como símbolo de identidad, de pertenecer a un grupo.

    Normalmente, no dejan entrar a nadie, ya que es una asociación y un lugar para los que pertenecen a ella, pero los viernes noche, para ganar algo de dinero y así pagarse viajes, abren las puertas al público y puedes degustar las tapas típicas, vino español, cubatas (que en francia no existen como tal), etc.

    Una vez que fui con amigos franceses, no nos dejaron entrar. Primero de todo entran los españoles según si queda espacio o no. Así que estubimos esperando a que entraran todos los que habían, a pesar de que nosotros llegamos antes. Una vez entraron todos cerraon la puerta, yo piqué y dije que si quedaba espacio porque no nos dejaban pasar, al ver que yo era español me dijeron que podía pasar, pero los franceses no.

    Esto lo explico para que veais las ganas de integrarse o las dificultades que tiene la gente para integrarse. Cada uno pone límites, facilidades o dificultades, es según como quiera ser cada cual. Esta gente ha estado viviendo (o incluso a nacido) en Francia por mucho tiempo, ha tenido hijos y trabajo en este país, sin embargo han sido incapaces de integrarse y sus hijos o hijas no llevaban velo en las escuelas.

    ResponderEliminar
  11. Mi opinión es que no tiene porque ser un motivo de aislamiento que un chico/a lleve esta cosa u otra y si lo es, es debido a la intolerancia cultural y religiosa que impera. Si tienes una amiga musulmana que sea buena persona y con unos valores cívicos excepcionales, a mí personalmente me dará igual lo que lleve, porque su tradición es su tradición (más arraigadas, por cierto) y la mía es la mía. Dentro de unos años nuestra tradición se verá irrebocablemente empujada a estar basada en la intolerancia. Esto no debería ser así. Se pueden defender los valores clásicos, que al fin y al cabo son los que han movido al mundo al progreso, pero esos valores también se mueven y progresan.

    ResponderEliminar
  12. Es un tema del que hablaremos cada vez más en los próximos años.
    Estoy de acuerdo en que teóricamente el velo es una elección personal y que un trozo de tela no impone ninguna diferencia teórica, pero esto no es real, en el aula, en el día a día de clase, sí la crea.
    Además, después de esto viene el siguiente hito : si hemos permitido un velo ¿Cómo nos opondremos al Burka?
    Saludos.

    P.D. : Joselu, está visto que no puedo dejar de leerte ni un día que me pierdo cosas interesantes.

    ResponderEliminar
  13. He leído con atención los comentarios recibidos hasta ahora, así como dos cartas publicadas por el diario El País radicalmente opuestas. Una de ellas coincidía con lo expuesto en mi post y otra tildaba de fascista al director del centro que había querido impedir que fuera Chaima a clase con velo dialogando con la familia.
    Me asombra, sí, me asombra la comprensión que existe entre buenas personas y, sin duda, progresistas en muchos sentidos hacia algo como es que niñas de ocho años o menos sean coaccionadas a cubrir su cabeza y sus brazos, todo lo que es sensual, delante de la mirada de los demás. En mi post no quería entrar en disquisiciones sobre si en la escuela secundaria debería prohibirse -pienso que sí, pero no era mi intención defenderlo-, sino sobre si niñas de ocho años tendrían la opción de vivir unos años como niñas normales sin ese "manto protector", sin esa seña de "identidad" que sólo llevan las mujeres. Los varones no llevan ningún signo protector ni de identidad. Dentro de poco tiempo, como sostiene Wrailito, tendremos que enfrentarnos a cuestiones como el velo facial (está pasando en el Reino Unido, Holanda, y otros países) que cubre totalmente el rostro excepto los ojos. En mi barrio hay una mujer -pobre mujer- que ha de vestir así. Los defensores de la idea del manto protector o de la salvaguarda de la identidad lo verán normal y estimulante. ¿Por qué no el burka? Es el manto protector más perfecto y puede servir para "manifestar la rebeldía frente a la depravación de Occidente". Creo que estos atuendos son medievales y que expresan una subordinación de la mujer en todos los órdenes. Me admira la república francesa que se ha atrevido a legislar sobre el asunto. Que las niñas musulmanas, que las adolescente musulmanas puedan ir sin "manto protector" durante unas horas al día, sin sentirse diferentes, sino iguales a sus compañeras, que prueben qué es la libertad de ir con el cabello a la vista.
    Otro comentario -de Pepita Pulgarcita- aducía que los profesores podrían utilizar el tema del velo como debate en clase para enriquecer al grupo. Eso significa no conocer como funciona el asunto. El velo es un tema tabú, y ninguna muchacha musulmana que lo lleve se atreverá a hablar de ello delante de sus compañeros. No habría ningún debate interesante. Sólo silencio. El que transmite el velo.
    Mi tesis es que el velo no sea permitido, o al menos se inicie el diálogo con la familia en la enseñanza primaria. A partir de ahora eso será imposible por el precedente creado por la Generalitat. En todo caso, gracias por vuestros comentarios que mantienen vivo este blog.

    ResponderEliminar
  14. Has tocado un tema muy complicado, Joselu. Yo no sabría qué postura adoptar. En parte estoy de acuerdo contigo, pues el velo=señal de marginación y discriminación no debería ser aceptado en las escuelas. Pero por otro lado, como dicen algunos de los comentarios, en algunos países el velo no tiene exactamente ese significado. Y quizás prohibirlo sea darle alas al radicalismo de aquellos que ven en Occidente una continua negación de sus valores. No tengo una opinión formada al respecto, la verdad. En mi centro tenemos varias alumnas musulmanas, pero afortunadamente no se ha dado este caso. De hecho una de ellas viene siempre con unos escotazos y unas minifaldas increíbles :-)No obstante, has tocado un tema muy interesante, como siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que el debate parte ya viciado cuando tenemos la Religión como asignatura en la escuela pública. Aún así, los comentarios y el tema me han parecido de interés, como suele pasar en este blog.

    Como nota curiosa y divertida, decir que el problema del velo facial en Reino Unido no es sólo de integración o marginación, sino también de seguridad vial: Esta mujeres conducen con eso puesto en la cara, y a veces tienen accidentes por problemas de visibilidad.

    saludos

    ResponderEliminar
  16. Pues la verdad es que yo lo sigo sin tener muy claro... aun después de haer leído todos los mensajes anteriores. En mi centro algunas niñas llevan pañuelo, y tienen amigos como las demás...

    Y si queréis darle más vueltas al tema, ahí os pongo el enlace de un corto. Saludos y encantada de haberos encontrado...

    http://www.youtube.com/watch?v=MsITLQASqiE

    ResponderEliminar
  17. inquirillaHola Joselu

    Realmente el tema de la hiyab es harto complejo y mi postura inicial sería la semejante a la de Fancia. Aunque si en Secundaria se permite no entiendo que no se haga en Prmara. Al fin y al cabo, Chaima crecerá y sus padres querrán esa continuidad del velo en su crecimiento y formación como persona.

    Lo que no comparto, son las decisiones unilaterales: determinado colegio, determinada Comunidad, etc, máxime cuando la cuestión está tan generalizada.

    Una cosilla: ¿qué opinas de que se hagan exámenes variados en una clase? Yo tengo esa costumbre "al margen" de adpataciones curriculares. Por ejemplo el lunes examino a los 2º de ESo y hay hasta 3 exámenes diferentes. Nunca lo planteo como un distinción entre torpes/listos ni com una ayudita/un regalo. Simplemente lo planteo como respuesta a la diversidad de aprendizaje que muestran los alumnos.

    Y por último, y no menos importante. No sé si ya lo hice, pero no importa:

    Muchas gracias por linkear mi blog. ¡En serio! me hace mucha ilusión, cuando no trata de la enseñanza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Es un tema complicado de verdad. La cultura es distinta. Pienso que no hay una verdadera intención de integración por su parte. Quieren conservar sus costumbres y sus ideas. Los símbolos externos importan mucho. De todas formas es lógico que nos resulte chocante, son niñas muy pequeñas que no han elegido nada, sino que han elegido por ellas y toda imposición es contraria a la educación igualitaria que pretende dar la escuela, pero los choques con los intereses particulares en temas de religión y costumbres son infranqueables, al menos de momento. Vivimos una situación de cambios al respecto. No sabemos qué nos deparará el futuro.
    Un saludo, me gustó descubrir tu blog.

    ResponderEliminar
  19. ¡Ahí es nada, la famosa cuestión del velo! Hasta este año no había tenido ninguna "envelada". En mi centro acuden enveladas desde hace años y nunca se ha planteado si debe o no debe permitirse. Dada su presencia social, yo me he acostumbrado a verlo como una opción personal de quienes quieren llevarlo. En algunos casos no tiene sentido religioso, en otros sí. ¿Debería prohibirse a los monjas con hábito estudiar en la universidad, por ejemplo? ¿O a los curas con sotana?
    Mi madre salió a la calle con pañuelo casi toda su vida. Eso sí, tuvo que "luchar", y muy fuerte, con mi padre para poder ponerse pantalones...
    Yo creo que si no se les deja ir a la escuela pública acabarán creando centros segregados donde retroalimentarán aún más su alienación. En el fondo, que acuda a las clases y esté en contacto con otras niños y otros niños diferentes es una oportunidad para que, a medida que vaya madurando en el intercambio personal con los demás, adopte una posición propia no sólo frente al pañuelo, sino frente a tantas cosas.
    ¡La de veces que me harto yo de repetir en las clases, venga o no a cuento, que la mujer no ha de estar sometida al hombre, que el hombre no ha de estar sometido a ningún dios y que una constitución democrática es la garantía de nuestra libertad individual! ¿Caerán en saco roto mis "prédicas"? Las de mis mayores y mis profesores, sacerdotes incluidos, sí cayeron, y me liberé de ellos. ¿Por qué, ahora, no puede darse el caso contrario y seamos nosotros quienes ayudemos a esos seres dominados y atemorizados a liberarse del yugo de las creencias familiares?
    Teóricamente comparto tu posición, Joselu; pero, prácticamente, hemos de enmendar la despolítica del Govern.
    Por otro lado, Maragall debe haber sido muy sensible a eso de las "señas de identidad" y debe de haber pensado que se convertiría en un "opresor" de la minoría musulmana en Cataluña, si prohibía el acceso a la educacióbn a la chiquilla.
    En fin, son asuntos sobre los que es difícil tener "toda" la razón. Con la misma energía con que te manifiestas contra la decisión de Maragall, ¿por qué no te manifiestas contra la presencia de la asignatura de religión y de los enviados del Arzobispado a los centros de educación? A mí siempre me ha parecido un atraso medieval su presencia educativa junto a las verdades de la ciencia en los centros educativos, pero...
    Pues eso, lo que decían Tip y coll: "La sema que viene hablaremos del gobierno..."

    ResponderEliminar
  20. Gracias Joselu por tus pacientes consejos. Quizás me expresé con literalidad matemática, jeje, a la hora de exponer que pongo 3 exámenes en una sóla clase. Al fin y al cabo, coincidimos en que atendemos con diferentes exámenes a la variedad y diversidad de alumnos. Confesaré que tengo fama de exigente en los exámenes (que no de dura) pero mis alumnos saben que soy tan "machacona" en las explicaciones y que procuro saber cómo van aprendiendo y asimilando los temas (les digo, por ejemplo, cómo estudiar determinados temas o aspectos)que pueden ir bien preparados para enfrentarse a los mimos.

    ResponderEliminar
  21. Hola JL, he estado un poco alejado estos días, pero no pude resistir el tema. Mi pensamiento inicial es que cada cual se vista como quiera. ¿No es un derecho natural? Pero luego pienso que no es así. Las escuelas tienden a tener regulaciones, prohibiciones... Entiendo que tu postura va inclinada a proteger la libertad de esas niñas, aunque parezca que le impides la libertad de vestirse como quieran. Pero la realidad es que el problema no es la vestimenta. ¿Qué tal las ideas que esas niñas puedan o no tener sobre su lugar en la sociedad? Sus padres podrán enseñarle cualquier cosa a su manera, ¿no? En mi caso, favorezco la idea de los uniformes por razones prácticas... que todos se vistan igual y así la vestimenta no es distracción. Fuera de la escuela se pueden vestir como quieran.

    Este tema se discute también en EEUU y hay una tendencia en comunidades musulmanas a crear sus propias escuelas, donde se sienten con entera libertad a vestirse como quieran -- y no tienen que someterse a las mismas reglas que el sistema escolar público.

    En pocas palabras, diría que el asunto de la integración no se resuelve con reglas sobre vestimentas. Es posible incluso que ese tipo de reglas aislen más a ese segmento de la población.

    ResponderEliminar
  22. Estimado amigo:
    Apoyo tu sensata visión. Sentar un precedente nos va a llevar a Eurabia, como bien dijo Oriana Fallaci.

    Ya tienen sus mezquitas; sus profesores de religión islámica; sus menús específicos en los colegios; sus comercios abiertos en domingo.

    El respeto mútuo implica acatar las leyes. ¡Qué igualdad vamos a explicar con una niña cubierta. Te comento que hubo un padre dispuesto a obligar a llevar el velo incluso en educación física o no iba a esa asignatura. Es decir, una falta de respeto al Centro y una exigencia de derechos que abruma.

    El caso es que entre la tolerancia y la genuflexión hay un abismo. Tenemos que entender que el velo no es un signo religioso. ¿Porqué no llevan ellos su atuendo islámico?. Es una imposición de sumisión que afecta incluso a un menor.

    Pero somos tan modernos que los derechos del niño nos los saltamos a la torera. Para no ser intolerantes resultamos idiotas.

    ResponderEliminar
  23. http://blogs.hoymujer.com/index.php/losburkasdeoccidente/2007/10/05/querida_ninita_del_velo

    Yo también soy profe de secundaria. Te sigo y te leo, te invito a mi blog... un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Estoy contigo. Pero creo que esto debería ir más allá, y crearse desde ahora una ley, igual que en Francia, que legitime el colegio público como laico, y que por tanto no se pueda llevar ningún elemento religioso: cruces, pañuelos o lo que sea.

    Un saludo y me gustaría que no esperen a que la situación nos supere en un futuro.

    ResponderEliminar
  25. Hola Joselu, gracias por venir a mi blog, tan rápido, es todo un honor.
    Como habrás comprobado, no doy mi opinión sobre si la niña tiene o no tiene que llevar velo. Desde mi más profunda sinceridad, desconozco por completo los motivos; me centré en los sentimientos que esa niñita me suscitó, abriendo los telediarios.
    Espero, no obstante, fuera progresías o no, que vuelvas por aquí, colega.
    Gracias de nuevo. Ya ves que, sí, considero que los burkas existen, pero también en occidente, aunque lo exprese de un modo que pueda resultar frívovo.
    Redonna
    http://blogs.hoymujer.com/losburkasdeoccidente

    ResponderEliminar
  26. Dentro de los comentarios encuentro tendencias a justificar que no se pida retirar el velo ( el velo de ignominia me atrevería a añadir) por la libertad de cada cual a vestir como quiere e increíblemente porque:
    (Álvar Cienfuegos dixit)'Sus padres podrán enseñarle cualquier cosa a su manera, ¿no?'
    Por supuesto, sus padres podrán enseñarles cualquier cosa pero es que nosotros (educadores) educamos explícitamente en la igualdad entre sexos.
    Esto puede tener interpretaciones de connotación moral o religiosa, según las creencias de cada cual, desde mi punto de vista, como trabajadores nos atenemos a la legislación vigente y como ciudadanos y posibles padres,hermanos, compañeros... de mujeres de esta sociedad, nos alegramos de poder contribuir a un país donde tengamos los mismos derechos y obligaciones .

    ResponderEliminar
  27. Absolutamente de acuerdo con tus argumentos y opinión.

    ResponderEliminar
  28. En mi país no hay ese problema (afortunadamente) pero me "chuté" todos los comentarios porque la verdad es un tema muy interesante y polémico sin duda, los pros y los contras me dejan en una posición difícil. Por un lado la libertad de vestir y de pensar, por el otro, la opresión y la desigualdad entre género. Vaya, me siento mareada de tanto pensar, pero es como un vértigo aliciente para una mente en construcción.

    ResponderEliminar
  29. hola.creo q el hiyab es un poco deficil de llevarlo aqui en españa porq la sociedad no acepta verlo como algo normal por eso no nos sentimos libres a la hora de llevarlo.yo cuando entre aki tenia 14 años y llevaba el hiya(y no me ha obligado nadie)cuando fue al instituto todos me veian rara incluso se reian de mi y cuando ententaba relacionarme com mis compañeros me transmitian sus pensamientos aunk no lo digan es decir me veian rara,doy pena....ect por muxo k ententaba explicales el contrario de lo k piensan no habia manera.y al final termine creyendo lo k piensan de mi,y eso me ha llevado a la deprision,deje de estudiar,no salia de casa durante muxo tiempo,el unico k pedia amis padres k qeria volver a mi pais,pero tampoco era posible pork toda mi familia estba aki.para salir de deprision tenia 2 opciones o quitarmelo para k la gente me vea normal o kedarme en casa.decedi quitarmelo y la verdad habia muxa diferencia la gente me hablaba mas ,me daba la enhora buena por ketarmelo,no miraban raro en la calle....pero apesar de eso no me sentia libre por k no estba haciendo lo k realmente yo kieria hacer y me di cuenta de k la gente se relacionaba conmigo mas sin hiyab k antes.antes no se atrevian.la verdad es k cuando veo una chica en la calle con el hiyab,pienso de k son personas fuertes hacen lo k kieren y no les importa lo k piensa la sociedad donde viven.bueno ahora tengo 26 años,y hace 3 meses decedi llevarme el hiyab y lo llevo pero esta vez para siempre inchaalah,el problema es k en el trabajo no saben aun de k llevo hiyab pork estoy de baja hace 3 meses,la verdad estoy muy muy preocupada,pork me comentaron mis compañeras de k alli no admitian a chicas arabes con hiyab,y yo soy la unica arabe k trabaja en esta empresa,no se como lo van a tomar ahora??? no kiero caer en otra deprision por ese motivo.yo creo k la sociedad la k tiene k cambiar su forma de pensar del el hiyab y tratarlo como algo normal.hace poco fue a holanda y alli las musulmanas lo llevan con total normalidad,incluso las he visto trabajar en centros comerciales,en lidel,airopuerto,hospital,carrefur....la verdad me ha impresionado muxo hasta k me ha dado invidia y todo jejeje.aki por ejemplo nunca he visto a chicas con hiyab trabajando en centros comerciales ni en hspitales ni en carrefur...por k lo siguen viendo como algo raro y no lo aceptan como algo normal.y lo de chaima si no se relaciona con sus compañeros es por k la ven rara,da pena...y termina creyendo lo k piensa su entono de ella.resumiendo hay k respetar la libertad de cada uno y aceptarlo tal como es con hiya o sin el.gracias por el tema para mi es muy interesante.besooos

    ResponderEliminar
  30. hola, creo k esto de llevar el hiyab es una religion igual k cual otra la gente no se tiene k meterlse en las otras religueones k no son suyas ,creo k esto de prohibir cosas de la religuion esta mal!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...