Páginas vistas desde Diciembre de 2005

miércoles, 11 de marzo de 2009

De profesores y héroes

El pasado 3 de febrero del 2009, compareció en la sesión ordinaria de la Comisión de Educación y Universidades del Parlament de Catalunya la profesora de Pedagogía de la universidad de Lund (Suecia), Inger Enkvist, especialista en la comparación entre sistemas educativos  como son el nórdico, el anglosajón, el propio de los países hispánicos, Francia... Comparecía a petición de la comisión para dar su valoración sobre el proyecto de Ley de Educación de Cataluña.

Su intervención fue de altísimo interés por los temas abordados y no me cabe duda de que a todos los docentes les planteará serias reflexiones que derivan de su mirada inteligente, ajena y no partidista sobre cuestiones de la educación en España en comparación con otros modelos educativos. En el enlace da conexión a lo que fue su primera intervención de quince minutos, las réplicas posteriores de los grupos parlamentarios, y su respuesta final de cinco minutos que no tiene desperdicio. Sus intervenciones, así como las de los grupos parlamentarios son en castellano.

ENLACE A LA COMPARECENCIA DE INGER ENKVIST

Destaco, entre otras, algunas ideas apuntadas por la profesora sueca:

  • La Ley de Educación de Cataluña no corresponde ni da respuestas válidas a los problemas ni a la situación en que se encuentra dicha región europea.

  • No hace ningún hincapié ni plantea ningún entusiasmo por la calidad de los conocimientos ni por la curiosidad por un mundo futuro. ¿Dónde está ese interés por el conocimiento? Le sobra intención de controlar a los adultos y le falta amor a los niños y el conocimiento.
  • Es falso el conflicto entre escuela pública y escuela concertada. Para equilibrar esta dicotomía en favor de la enseñanza pública, hay que mejorar la calidad de la pública. 

PROPUESTAS PARA MEJORAR LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN

  • Establecer clases preparatorias para alumnos con problemas de aprendizaje o provenientes de familias desestructuradas para no empezar el curso con retraso.

  • Control de conocimientos después de cada ciclo para evaluar lo que entiende o no un alumno. Si un alumno no entiende lo que se dice en el aula, baja su rendimiento y el de los demás.

  • Es esencial la garantía del orden en el aula. Si no se garantiza la seguridad física por causa de los alumnos violentos, se pierde tiempo. Y la primera regla para la calidad de la educación es no perder tiempo.

  • Entre todos los factores importantes en la calidad de la enseñanza, el número uno por encima de cualquier otro es tener profesores inteligentes y bien formados, además de entusiasmados por su profesión. Hay que atraer y retener a los buenos profesores.

LA EDUCACIÓN DIFERENCIADA (separación de chicos y chicas):

  • En Suecia no existe, pero sí experimentalmente en el Reino Unido y en Estados Unidos.

  1. Los mejores resultados en el ranking de conocimientos entre las escuelas son los que tienen educación diferenciada.

  2. La educación diferenciada da tranquilidad al aula y se aprovecha mejor la energía de los alumnos, especialmente en barrios difíciles. Deja que las chicas trabajen en paz y fomenta que los chicos dejen de pensar que el estudio y la lectura es sólo cosas de mujeres.

  3. Evidentemente, no se trata de hacerla obligatoria pero sí que se puede contar con esa posibilidad como instrumento pedagógico. Si funciona ¿por qué no utilizarlo? Si no funciona, se descarta.

  4. Hoy día las chicas sacan mejores resultado en todo menos en deporte a diferencia de hace cuarenta años cuando comenzó la coeducación.

  5. El gran problema actualmente es el desafecto de los chicos hacia los estudios. Se ven menos exitosos y consideran que el estudio es cosa de chicas. Se interesan más por el deporte y por los juegos de ordenador. El gran reto hoy día es encarrilar la voluntad de los chicos hacia los estudios.

  6. ¿Grupo mixto? ¿Separación de sexos? Son instrumentos que no deben ser considerados ideológicamente sino en función de su eficacia.

ESCUELA IGUALITARIA

  • En Suecia se ha vivido un proceso desde una escuela de alto nivel hace treinta y cinco años. Se empezó con un alto nivel de conocimientos y entonces se dio prioridad a la igualdad, lo que implicó que se empezara a bajar dicho nivel.

  • Tras ese periodo, el hecho de dar prioridad a la igualdad por encima de los conocimientos ha perjudicado fundamentalmente a los chicos y chicas de clase obrera, así como a los inmigrantes.

PROPUESTAS DE INGER ENKVIST

  1. Una escuela con exigencias claras.

  2. Seguridad física en el aula.

  3. Profesores con excelente formación.

  4. Evaluación del resultado final.

  5. No existe una sola vía para una buena calidad. Experimentar sin prejuicios. No se deben descartar instrumentos pedagógicos.

  6. Dejar cierto espacio de libertad.

Dejo a vuestra consideración la valoración de las ideas y propuestas de la profesora sueca. Sin duda que ver los vídeos es altamente interesante. Merece la pena escucharla en directo porque lo que plantea, bien entendido, es un enorme varapalo a las propuestas educativas imperantes en las líneas pedagógicas que se han impuesto en España en los últimos quince años. Más de una requiere una reflexión seria. Las intervenciones de los grupos parlamentarios (CIU, PSC, ERC, PP), son asimismo una buena posición de lo que aquí hasta ahora se han considerado las líneas maestras de la educación en Cataluña (y en España). Los grupos parlamentarios quedaron bastante sorprendidos por las propuestas de Inger Enkvist e intentaron rebatirla. Lo que más me gusta de sus ideas es la extraordinaria consideración que le merecen los profesores a los que considera como los verdaderos héroes de la construcción de la sociedad, y que las leyes deberían facilitarles la tarea y no atarles las manos, como hace la ley Educación en Cataluña y su consejero Ernest Maragall. Pero, ojo, este no es un debate que implique sólo a la educación en Cataluña. En cuanto a lo de la educación diferenciada, pienso que puede dar lugar a un interesante debate, así como los principios igualitaristas de la escuela que se han impuesto en los últimos años. ¿Qué opináis?

38 comentarios :

  1. El pasado mes de octubre, tuve la fantástica suerte de escuchar en directo a la profesora Inger, en el congreso de profesores de Español en Umea, Suecia. Presentó una estupenda comparación entre los sistemas educativos Sueco y Finlandés , analizando los puntos débiles del primero (su actual fracaso) y los puntos fuertes (el éxito) del segundo. No tenía nada que ver con nuestro contexto pero
    durante toda la conferencia y en la conversación posterior con la profesora, estuve pensando en nuestro maltrecho y andrajoso sistema educativo, tanto el autonómico como el de toda España. Celebro que la hayan invitado a hablar delante de los políticos, seguro que no gustó, sus propuestas son un revulsivo a ciertas prácticas y estados de opinión enquistados desde hace demasiados años.
    No conocía estos documentos que has colgado. ¡Los devoraré!.

    ResponderEliminar
  2. Esta señora ha dado en el clavo. Luego lo leo mejor.

    ResponderEliminar
  3. Hablo como madre que ha estado metida durante cuatro años en el Consejo Escolar de la escuela de su hijo, en el AMPA, etc. o sea, una profana interesada, interesadísima, en la educación de su hijo.

    De entrada las propuestas de Inger me han sorprendido. Ya era hora de que alguien lo hiciera, con propuestas diferentes, sin miedo a experimentar, sin temor a hacer el ridículo. No sé si sus propuestas pueden ser un soplo de aire fresco a nuestro penoso sistema educativo. Pero más de lo mismo no nos llevará a ningún lado.

    En el colegio de mi hijo conozco a gente muy maja, gente vocacional que dedica muchas horas y mucho esfuerzo a echar una mano a los chavales, lidiar con diferencias, integrar a los recién llegados algunos de los cuales apenas si chapurrean algo de castellano. (Mi hijo estudia en un centro concertado del barrio del Poble Sec, en la ciudad de Barcelona, un barrio obrero con un fuerte incremento de población inmigrante en los últimos años)... y no siempre con el apoyo de las autoridades correspondientes. Los porfesores trabajan algo sobrepasados por la labor que les toca hacer y la poca colaboración que desde los hogares se tiene.

    Todo el mundo tiene prisa y nadie se puede parar. Los profesores han de seguir un estricto tempo para acabar unos programas que no todos los chavales tienen tiempo de aprender. Los padres trabajan todo el día: "llego muy cansada a casa, no me pidais que me ponga a repasar con mi hijo". Los críos son bombardeados constantemente con anuncios y un entorno que no les ayuda a sentir curiosidad por aprender... y me da la sensación, las veces que he hablado con técnicos de educación, que viven en los mundos de Yupi, no muy conscientes del mundo real.

    Es muy triste que a mi hijo, este año, le haya tenido que decir: "Gabi, este año comienzas primero de ESO, hemos de trabajar juntos para poder sobrevivirla con dignidad". Lo cuento como lo digo.

    Por eso, cualquier idea nueva ha de ser, cuando menos, escuchada y valorada sin prejuicios.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo post. Aunque debido a problemas del Audio no consigo escuchar los vídeos. Aunque me parece tu síntesis es estupenda.

    A ver si toman notas los de arriba.. y también los de abajo.

    Curiosamente en mi centro encontraba un panfleto firmado por algunos sindicatos y asociaciones con el título: Contra la discriminación por razón de sexo y la segregación etc..y seguía en el mismo tono panfletario, lleno de soflamas y poco razonamiento. Es un problema, porque no hay ningún deseo de razonar, ni de contrastación empírica.. todo este sistema "oficial" se sostiene sobre prejucios, sobre consignas toscas etc.

    Supongo que será muy incómodo para estos jerifaltes de la política y la pedagogía barata encontrarse con alguien que se opone a sus disparates y no poder tacharlo de franquista o de rancio catolicismo etc.

    Un muestra: la información que El País trae sobre la sentencia del Supremo contra la propuesta de la ministra del "curso puente" en bachiller. El "experto" de turno diciendo que es una derrota para las familias y los alumnos, y una victoria de la privada, la ministra sugiriendo que ya buscarán triquiñuelas para salirse con la suya -vergonzoso-.

    Pero esta escandinava si les está cantando cuatro verdades... esperemos que sean más.


    Muy buen post.

    ResponderEliminar
  5. Ya hace días que escuché la intervención de esta profesora. LLegué a ella gracias a comentarios en el foro del sindicato Aspepc. Me encantó. ¡Cuánta sensatez!

    Sé lo enseñé a mis compañeros del departemento de Matemáticas. También les gustó (Javier hasta se emocionó).

    Yo, partidaria de la escuela no diferenciada, he escuchado con atención su defensa de la escuela diferenciada en determinados lugares y he pensado que quizás en esos casos es una buena idea.

    Me gustó también cuando habló de la eterna y estúpida discusion de la escuela pública y la privada.

    Estoy deseando que llegue el día 19 de marzo para pedir la dimisión de Ernest Maragall. Creo que esta huelga va a ser ampliamente secundada.

    ResponderEliminar
  6. Toda propuesta en frío y, sobre todo, si aparentemente entra en contradicción con el mito de la escuela(o pedagogía) existente resulta de interés. Tiene hasta morbo.

    Por lo demás, parece sensato lo que se dice pero ¿cómo montarlo, c
    omo ponerlo en práctica en los centros de ladrillo y adolescentes huesos?

    Por ejemplo qué significa esto:"Control de conocimientos después de cada ciclo para evaluar lo que entiende o no un alumno. Si un alumno no entiende lo que se dice en el aula, baja su rendimiento y el de los demás". ¿Volvemos a explicarlo todo otra vez si no se entiende? No parece que se sugiera eso. ¿Hay que mover a los alumnos cada ciclo de evaluación de acuerdo con sus rendimientos, creando grupos avanzados y grupos retrasados - respecto a una medianía ideal?¿Cómo se organiza?¿Qué efectos tedrá esa segragació en los segregados?. Por otro lado:¿qué significa que "la primera regla para la calidad de la educación es no perder tiempo"? ¿No es la educación un proceso lento y en el las pérdidas de tiempo son fructíferas, sea, no pérdidas de tiempo?. Por otro lado que con violencia y desorden no hay educación "formal" posible y que hay que apoyar a los buenos profesores, me parecen verdades evidentes. Hágase sin demora pues todos estaremos de acuerdo (Hasta un pueblo de demonios estaría de acuerdo si quisiera educar a sus diablillos..). Por si acaso digamos también que en las aulas debe haber oxígeno.

    Respecto a la educación diferenciada, personalmente, me parece algo a experimentar teniendo en cuenta algunos problemas: a) ¿Los chicos conformarían clases de torpes - deportistas y adictos a la PSP - y el objetivo fundamental sería "desbravarlos"? ¿se les debrava mejor sin chicas que, además de verse entorpecidas por la pasividad formativa de los chicos se ven coaccionadas por la actividad hormonal y sus secuaces? (b) la segregación por sexo ( o género o por orientación sexual)¿se continúa luego fuera del aula?¿Implica diversidades currioculares o metodológicas o morales?. Dicho de otro modo: ¿aceptamos a diferenciación de los blancos-cristianos-europeos y también la de los talibanes? ¿Diferenciamos por orientación sexual (En Nueva York leí que existían centros para chicos homosexuales: se evitaba el violento acoso de los heteros)? ¿Cómo diferenciamos en las zonas rurales?¿Y en los barrios?
    ¿Sólo pueden experimentar los centros privados?¿No podemos los centros públicos diferenciar?

    Etcétera. En cualquier caso, ideas interesantes que el autor de la blog resume de un modo, de suyo, digno de aplauso.

    Como trabajador de la cosa pido, de momento, que no me cambien las leyes. Que se experimente, que se practique, que se permita, que se evalúe, que se comunique y, después, quizás, que algún sabio aún no nacido sustiuya los cuerpos legales. Y que la privada no se victimice.

    Salud!

    ResponderEliminar
  7. He experimentado un placer indescriptible al oír y ver a la señora Enkvist frente a los leones. ¿Por qué será que, hoy en día, llamamos valentía o heroismo a lo que no es más que sentido común?

    1.- Toda educación es imposición -diría incluso que toda educación, desde el primer momento en que obligo a una persona a hacer algo que no desea hacer, es violencia-, independientemente de la sociedad o el Estado de los que dependa. Si, por ejemplo, el ideal común aspira a la libertad, la escuela no está obligada a asumirlo. La enseñanza posee -o debería poseer- unos mecanismos muy diferentes. El esfuerzo, la disciplina, el respeto y la competencia, siendo valores positivos, se realizan de manera distinta y su objetivo es otro: la excelencia. Luego, cuando se sale por fin de los muros educativos, esa excelencia servirá al bien común, por supuesto. Así pues, la escuela democrática, la escuela reflejo de la diversidad social, la escuela inclusiva, etc., son conceptos, abstracciones que no hacen más que desviar y alejar el auténtico fin de toda instrucción.

    2.- Por ello, la educación diferenciada, establecida, ¡¡¡OJO!!!, como una opción más y no como una imposición estatal, no ataca ningún principio democrático, porque, insisto, la escuela nunca ha sido democrática, no puede serlo. Es vertical y no horizontal.

    3.- ¿Saben ustedes la burocracia que se ahorraría el profesor y el sistema que le da de comer con reválidas al final de cada ciclo? Por lo pronto, ningún departamento estaría obligado a elaborar -como se elaboran actualmente- esos palimpsestos a los que que solemos llamar programaciones didácticas. Los procedimientos, la forma de dar clase estarían prefigurados por la simple y llana necesidad de superar el listón que impusieran esos exámenes estatales. Por primera vez en mucho tiempo serían los contenidos de las asignaturas los que condicionasen las pedagogías a desarrollar y no al revés, que es lo que pasa actualmente.

    y 4.- Me hace temblar de alegría que alguien, en territorio enemigo, diga a la cara a los inútiles de turno que sus leyes educativas no piensan en el niño o en el adolescente, que sus papeles llenos de preámbulos y artículos y apartados nada tienen que ver con el amor al conocimiento. Porque he ahí la almendra de todo este asunto. El conocimiento. Y ustedes y yo, desde hace décadas, lo estamos traicionando.

    ResponderEliminar
  8. Estoy un poco anonadado, cuando reflexione un poco más a lo mejor puedo colaborar.
    Me he reído bastante asintiendo con el comentario de Serenus : debe ser horrible para la clase política que alguien te contradiga razonadamente y no poder tacharlo de franquista/fascista etc... ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. No he podido ver los vídeos y no me atrevo a dar una opinión contundente del asunto a primera de lo que se me ocurra o sobre mi experiencia. Son temas interesantes para el debate, pero intuyo que hay muchos puntos en los que no estaría de acuerdo. Creo que quien ha planteado los problemas que esto suscita es el comentarista LUG. Me planteo las mismas interrogantes.
    Lo digo como una sugerencia más, pero separar a los sexos me parece que traería más problemas que soluciones, y que si realmente no funciona la educación mixta, es por eso precisamente, porque es mixta, y no una verdadera coeducación. Y más cosas, pero creo que tendría que pensarlo con más detenimiento y ya no son horas, que mañana trabajo a primera hora. Lo pensaré y volveré.

    ResponderEliminar
  10. Yo opino que unas propuestas que sigan basándose en una escuela que prepara herramientas que encajen en un mercado laboral dentro de la sociedad capitalista, va a tener los mismos problemas de siempre, pues considero que a la sociedad no le interesa cerebros y gente culta, sino mano de obra barata y que no proteste.

    Las propuestas de Inger, de primeras, me parecen valientes e interesantes. En Catalunya tienen un difícil acceso, por el problema del tiempo, aunque tal como hacen en Suecia, puede que se tenga que dejar el catalón e, incluso, el castellano de lado, y solo aprender el inglés, que es el idioma del mercado laboral internacional. Así habrá más horas para sus propuestas de concepción calitativa de lo aprendido.

    No pienso que sus propuestas piensen en los niños y los adolescentes, tal como defienden algunos comentaristas, sino que defiende una experimentación diferente que puede llevar a algo bueno o seguir con el "fracaso" escolar, que no estal, sino es la verdadera búsqueda de mano de obra de un estado.

    Yo no apuesto tanto por la separación de sexos, sino por la unión de edades. Se debe dejar de pensar que los niños y niñas deben aprender lo estipulado a una edad y no a otra. Se debe comenzar por respetar las decisiones propias de cada niño y niña según sus interesentes. No se debe obligar, se debe proponer. Se tiene que intensificar la relación entre diferentes edades, dejando que los grandes aprendan a los pequeños. Se debe potenciar el aprendizaje de lenguas, de cultruas y también la historia. La autonomía como verdadera libertad y los trabajos manuales y de cuidado de la tierra.

    En resumen, el sisteman educativo debe partir del principio que la sociedad debe tener un cambio profundo para que la educación también lo pueda tener.

    saludos

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, LUG:

    La palabra "segregación" es un tanto peligrosa. Llamar "segregación" a la separación, a la diferenciación de intereses nos lleva a la demagogia igualitaria que hoy padecemos. La "segregación" es causa y consecuencia de la ignorancia de todo atisbo de igualdad de oportunidades. Pero pare usted de contar. Segregación es la que han sufrido las mujeres al no poder acceder a la misma enseñanza que los hombres, por supuesto; pero, insisto, proviene de una imposición, no de una elección. Si usted dejara que los padres eligieran, ¿acaso no habrían de buscar lo mejor para sus hijos? La educación diferenciada puede ser una herramienta más si aparece como una opción entre varias opciones.

    Pero, para mi gusto, la señora Enkvist ha hecho mal en nombrar a la bicha. La prueba es que tanto sus señorías como nosotros nos hemos aferrado a ella como si fuera lo más importante de su discurso. Y no lo es.

    Considero que lo esencial reside en la palabra "conocimientos" y en su recuperación como eje vertebrador de una buena educación. Lo miren por donde lo miren, los niños van a la escuela a aprender lo que no pueden aprender en otro lugar. Van a aprender Matemáticas porque sus padres no se las pueden enseñar; van a aprender Filosofía porque sus amigos, en la calle, no se la pueden en señar; van a aprender biología porque el dueño del videoclub de la esquina no se la puede enseñar. La imposición de cualquier otro objetivo resta eficacia a este empeño primordial. Los valores, cierta ideología o la visión del mundo que uno posea es el producto final en el que nadie, ni el Estado ni los profesores, tienen derecho a interferir directa y explícitamente. Lo que piense un chaval de sus semejantes, del sistema económico, de su novia o de la inmortalidad del cangrejo es siempre una elaboración personal y posterior y no un medio.

    Lo único que se consigue institucionalizando una moral es que el alumno -por natural oposición a la autoridad- acabe perdiéndole el respeto y no la valore en su justa medida. Basta con que el profesor me diga que la paz, por poner un ejemplo, o la democracia, o la solidaridad son valores absolutos -sin ponerlos en cuestión, organizados en una serie de consignas, en unas fichas de tutoría que se repiten año tras año- para que yo, alumno por naturaleza díscolo y rebelde -la edad tiene esas cosas-, acabe por asumirlos como unos apuntes más de Historia o de Física, algo que me tengo que tragar, algo que, incluso, pude que termine odiando. Durante el franquismo, la Formación del Espíritu Nacional obró el milagro de la reacción de muchas generaciones. Llevaba, dentro de sí, la semilla de la autodestrucción.

    ResponderEliminar
  12. A mi este tema profesionalmente hablando, me pilla muy lejos y no estoy muy enterada, en profundidad, de los entresijos del gremio.
    Como madre, me gustaría que se siguiesen todas las pautas necesarias para que la enseñanza, no solo en Cataluña, claro, sino en todo el país, llegara a los niveles de Europa, porque aquí el fracaso escolar es escandaloso desde cualquier punto de vista y solucionar eso debería ser prioritario a nivel gubernamental.
    Sin embargo, no soy nada optimista respecto a que se tomen las medidas para todo esto... Mucha teoría y poca práctica. Cuesta dinero, mucho, y falta interés real por parte de los que pueden hacerlo.

    Un tema muy interesante, Joselu. Gracias

    ResponderEliminar
  13. Al hilo de mi comentario anterior, he encontrado esto, que seguramente los que estais en el tema sabreis ya:

    La cifra de jóvenes sin formación profesional ni bachillerato asciende al 40%

    No se podrá pasar a 2º de Bachillerato con más de dos suspensos...
    La cifra de jóvenes sin formación profesional ni bachillerato asciende al 40%
    La cifra de fracaso escolar español alcanza ya el 31%. Los chavales sin formación profesional ni bachillerato (catalogados como jóvenes con riesgo de exclusión social) se elevan al 40%, muy por encima del 15% previsto en los objetivos de Lisboa. Eso significa que hay un 40% de los jóvenes que aunque quieran no podrían trabajar porque no tienen capacitación alguna. Muy preocupante. Así lo ha puesto de manifiesto en la mañana de este miércoles el portavoz de Educación en el Congreso, Juan Antonio Gómez Trinidad.
    La ministra Cabrera asegura estar preocupada, pero la verdad es que no hace mucho por remediar la situación. Incluso llega a afirmar que aunque “acate” la sentencia del Supremo que declara nula la posibilidad de pasar de curso con cuatro asignaturas, defiende la flexibilización como una manera de no dejar a nadie descolgado y de prestigiar el bachillerato. El caso es que las cifras de fracaso escolar están ahí y resultan cada día más preocupantes.

    ResponderEliminar
  14. No deja de ser una opinión abierta a muchas experimentaciones. El tema es que España o Cataluña no es Suecia.

    No sé qué cantidad de ruido de fondo político existe en ese país sobre la Educación. Aquí hay mucho y en un momento de transición hacia un modelo más estable que necesita del respaldo de la mayor parte de la sociedad. Un modelo con mayor dotación presupuestaria que garantice más calidad, mejores profesionales y una ratio más baja.
    Erradicar la violencia es un reto no sólo para la escuela sino para toda la sociedad.

    ResponderEliminar
  15. Estimado fmop:

    a) Nunca la educación española ha recibido tanto dinero. Y, sin embargo, no funciona o funciona peor que cuando recibía menos dinero.

    b) Nunca los institutos españoles han tenido tan pocos alumnos por aula. Y, sin embargo, no funcionan, o funcionan peor que cuando había cuarenta y pico o incluso cincuenta chavales en una clase -en mi COU éramos cincuenta y cuatro-.

    c) Nunca ha habido tantos planes de convivencia y recursos burocráticos para tratar de erradicarla. Y, sin embargo, la violencia va en aumento.

    Ergo:

    a) La dotación económica no es el problema sino cómo se aprovechan los recursos existentes. Y las sucesivas administraciones, está claro, son pésimos gestores.

    b) La ratio no es el problema sino el nivel de los conocimientos que se impartan y el grado de exigencia. Actualmente ambos están por los suelos, sea en clases de diez, veinte, treinta o cuarenta alumnos.

    c) La violencia no es un problema abstracto o social. La violencia se ejerce con asiduidad cuando existe impunidad y la autoridad en el aula se niega o se sustituye por burocracia sin sentido.

    Y por último:

    Llevo oyendo durante demasiado tiempo que los problemas de la educación son -por este orden-: la Religión, los Concertados y Privados, el dinero que se asigna, la ratio, la violencia y la malvada sociedad -como si nosotros no fuéramos parte de ella-. Y uno, que peina canas, empieza a estar harto de que lo tomen por gilipollas.

    ResponderEliminar
  16. Gracias Joselu por la información. He tomado buena nota en mi blog.
    Lo más interesante de la ponencia de la profesora Inger, en mi opinión, es la actitud que pone de manifiesto, la situación que revela. Independientemente de que estemos o no de acuerdo con sus propuestas (el hecho de que de inmediato nos pongamos a pensarlas ya es una buena señal de lo que quiero explicar) ocurre que la señora Enkvist plantea verdaderos problemas docentes frente a lo que Serenus ha llamado "toscas consignas". La enseñanza en este país lleva alimentándose veintitantos años de principios panfletarios absolutamente inútiles, grandilocuentes, desligados de la práctica vital, sin más sentido que el que poseen como banderín de enganche, como manifestación del apego a una ideología. No nos preocupa la enseñanza; lo que nos preocupa es cómo hacer con ella partido.
    Reparemos en que los responsables de los partidos políticos no llegan a entrar ni un mísero instante en el asunto. Inger lanza ante la sala la desprotección en la que se encuentran los estudiantes de clases bajas en el actual sinsentido educativo y a ellos se la pela. No es un problema político. Un problema político es la lucha contra la discriminación de la Mujer, la lucha contra la discriminación del catalán, la lucha a favor de la equiparación de todos haciendo lo mismo, pero los auténticos problemas docentes (¿qué logran aprender nuestros alumnos?, por ejemplo) les trae al pairo. La situación más esperpéntica ocurre cuando la representante de los Verdes le suelta a doña Inge que ella lo que pretende es que la enseñanza forme buenas personas y buenos ciudadanos. ¡Como si en una Comisión sobre el estado actual de la Red de Carreteras de Catalunya el ponente propusiera como objetivo último y determinante el lograr buenos y amables conductores! Su partido, si tuviera algún interés por la enseñanza, debería de sustituirla en el acto, porque no se puede tolerar que ante un problema técnico ella salga por los cerros de Úbeda. La representante de CiU, por su parte, no sabe ni qué decir. Le suena todo a chino. Si doña Inger hubiese hablado en sueco no le hubiese resultado más incomprensible. El Socialista se acuerda de inmediato de la Guerra Civil (su patología paranoide sería para mirársela).
    En fin. A Erasmo la Universidad Complutense le ofreció una cátedra. A Erasmo ni se le paso por la cabeza la posibilidad de aceptarla, porque sabía donde se iba a meter. Y desde entonces... ¡lo que ha llovido!
    Buen post, Joselu. Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Estupenda entrada, Joselu, como siempre. Ojalá las autoridades "competentes" (¿) hicieran caso a la gente que sabe de lo que habla, porque aquí vamos dando palos de ciego experimentando con lo más sagrado. A los docentes se nos ignora olímpicamente y sólo se acuerdan de nosotros para criticarnos por las vacaciones que tenemos. A ningún político le interesa de veras la educación, convéncete, un pueblo instruido es un pueblo crítico, hay que cerar borregos que no piensen y se limiten a dar patente de corso cada cuatro años en las urnas a los mangantes de turno. Qué cansada estoy...
    No puedo extenderme más. Tengo el ordenador estropeado por un virus y me lo tienen que formatear, así que sólo puedo usarlo en el cole en mis contados ratos libres.
    Un abrazo, colega.
    Ah, vete a ver "Gran Torino", del viejo Clint. Es genial.

    ResponderEliminar
  18. Pues nada ya me lo he pensado un poco, sólo un poco, pero lo suficiente, para decir unas cuantas cosas.
    Por ejemplo, que ser sueca y profesora de pedagogía no garantiza nada ni da un mayor prestigio a lo que se diga. Me parece que hay una fascinación por lo extranjero semejante a la de otros tiempos peores en educación. Está medio profesorado contra los pedagogos y pedagogas, pero eso sí, si es sueco entonces todo es bueno, mayormente porque confirma lo que uno ya piensa de antemano. Estos nuestros no parecen gozar de ningún prestigio, ¿verdad? Simplemente porque llegaron a los institutos y cambiaron o intentaron cambiar ciertas cosas, todo bajo la desconfianza y rechazo de buena parte de los claustros. Todos no son iguales, como todos el profesorado no es igual.

    Por ejemplo, se me ocurre también que ese elitismo que se opone al igualitarismo es una tendencia a formar para el futuro castas ilustradas y dominantes, que de hecho ya se forman. ¿O es que alguien se ha creído a estas alturas que formamos y educamos en igualdad? Aparte de que en este sistema social sea casi imposible, es que no se ha hecho un gran esfuerzo por acercarse a la igualdad, ni por parte de los poderes públicos, que sólo guardan las formas, ni por parte del profesorado, para los que es más cómodo tener grupos homogéneos, cuanto más homogéneos mejor, y si pueden ir todos ya educados de antemano, mejor. Cuando oigo a colegas decir que los alumnos no saben nada pienso siempre dos cosas: una, que por suerte es así, pues de lo contrario estaríamos en paro; y dos que se miren a ver por qué no saben nada sus alumnos, y de qué no saben nada, porque también depende de lo que se les pregunte y cómo se haga.

    Lo de la separación de niños y niñas, eso ya es que supera todo lo superable. Eso, los niños a la clase de doma y monta, las niñas a bordar y a asumir cada vez más los roles tradicionales. Los que ni una cosa ni la otra, a sufrir. Un niño homo, por ejemplo, será clasificado por su sexo, y pasará a sufrir el acoso y la crueldad de un montón de machitos encerrados consigo mismo. No digo nada del caso de la niña homo, en una clase de bordadoras y economía doméstica. Que nadie aprenda a tratar con el otro sexo o sexos, sino que se mantenga en su puesto, prosperando mucho, pero encerrado en sí mismo. Nada de enseñanza mixta: verdadera coeducación ya. Pero claro, eso no interesa demasiado, porque con un verdadero plan de igualdad y coeducación en los centros, las estructuras cambiarán demasiado pronto y eso, eso no conviene. Un poco más lento, por favor, que pasen los cuatrocientos años que calcula la Unesco para un igualdad real entre hombres y mujeres en el caso de que no haya retrocesos, por ejemplo, en caso de crisis profunda, que ya está aquí. La sociedad está hecha de hombres y mujeres que suelen convivir con mejor o peor fortuna, sobre todo con peor para ellas. Que las clases sigan siendo lo mismo que la sociedad. El error está en no potenciar el valor de la educación entre los varones. Si ellos piensan que el éxito de las chicas en los estudios es un desdoro para los chicos, es culpa nuestra. Quizás no estamos haciendo lo que debemos.
    En lo que sí estoy de acuerdo es en la valoración de la tarea docente, en la exigencia de entrega y vocación, y en los programas de apoyo para gente en desventaja por cualquier causa, social o personal.

    ResponderEliminar
  19. Gracias Joselu por compartir este vídeo. No opino sobre la enseñanza diferenciada, pero me quedo con dos frases lapidarias: el amor al conocimiento (que no se itene en cuenta en ninguna ley) y la necesidad de no perder tiempo; la calidad de la escuela pública para no existir rivalidad con la concertada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. La señor Enkvist desarrolla en su discurso los principios pedagógicos del sentido común.
    La escuela debe enseñar lo que no es susceptible de aprender fuera de ella.
    La escuela implica jerarquía.
    El igualitarismo en la enseñanza no beneficia a nadie.
    La preparación del profesor es vital.
    En definitiva un compendio de sabiduría que podemos leer en un libro casi desconocido en España titulado "Charlas sobre educación" de Alain...tiene casi 100 años y es de rabiosa actualidad.
    Quien interprete las palabras de Enkvist como transgresoras o las califique de "experimentales" está muy lejos de haber entendido nada y lejísimos de saber algo sobre el aprendizaje.
    Lo que es cierto es que el sistema actual es un desastre, y lo es porque se ha cargado los principios básicos: conocimientos, voluntad, exigencia, autoridad y orden.
    El aprender a aprender, la pedagogía de la nada, la atención al subjetivismo, todo esto y mucho más, revuelto y sin orden guía la escuela de hoy.
    Alain tiene unas palabras magníficas que como compendio de su libro quiero destacar, en ellas el valor de los conocimientos y su comprensión no tiene parangón con ninguna otra adquisición, de hecho con ellos el maestro sabrá obrar, sin ellos será un inepto, he aquí sus palabras: "El entendimiento descubre métodos"

    ResponderEliminar
  21. A mi lo de la educación separada por sexos me parece una mala idea, incluso si realmente permitiera que unos y/o otros aprendieran más. Yo fui a una escuela de niños hasta primero de BUP y creo que no fue una buena cosa.

    Después me alarma esta información de que los chicos fracasan más que las chicas. ¿No llevamos años diciendo que las mujeres están discriminadas en el mercado laboral, en algunas carreras? Ahora resulta que es al revés, son ellos los que fracasan. ¿Qué está pasando?.

    Por último, algunos profesores son muy buenos pero otros no. El sistema los trata exactamente del mismo modo. Esto de conseguir captar a los mejores, a los más inteligentes y creativos y después retenerlos, me parece que como no sea a base de incentivos no se va a conseguir.

    ResponderEliminar
  22. No he visto los vídeos y lo he mirado por encima pero lo que he leído me ha gustado.
    No se si hace incapié en esto o no pero creo que lo más importante para mi es la disciplina en la clase, no solo seguridad física como dice, sino también la autoridad (¿existe?) del profesor, respeto, actitud correcta, orden, ambiente de trabajo, etc. ¿para cuando se convertirá esto en la prioridad de alguien de los que mandan?

    ResponderEliminar
  23. Perdón, hincapié va con h naturalmente

    ResponderEliminar
  24. Yo alucino cuando leo comentarios donde, como verdad absoluta, se califica la educación con unas características básicas que, precisamente, son las que la han llevado al fracaso total. Luzroja dice:

    "Lo que es cierto es que el sistema actual es un desastre, y lo es porque se ha cargado los principios básicos: conocimientos, voluntad, exigencia, autoridad y orden."

    Con los principios de conocimientos y voluntad estoy de acuerdo, pero que conocimientos y que voluntad, los que decidan políticos y una jerarquía del profesorado? o la que se decida en autonomía por medio de assambleas o claustros?

    Sin embargo, con exigencia, autoridad y orden, no puedo ni leerlo. Exigencia a partir de notas, me imagino, torturando al niño o niña que no llegue al nivel exigido. Porque continuais queriendo maltratar a los niños con calificaciones a partir de los conocimientos obtenidos y exigidos para su edad? Porque no partir de que todos somos diferentes y que unos aprenden antes que los otros. Paremos una segregación de sexos y pongamos a mezclar sexos y edades, fomentando un ritmo de aprendizaje adecuado a cada uno de los alumnos.

    Autoridad, en una escuela pasa rápidamente al autoritarismo, es decir, la jerarquía del profesorado manda, los de abajo enseñan y los alumnos aprenden y callan. Se debe luchar por escuelas e institutos horizontales, sin jerarquía, donde las decisiones de trabajos y adquisición de conocimientos se decidan conjuntamente. Porque empeñarse en enseñar a sumar durante cinco años si podemos hacerlo todo en un mes una vez el alumno llega a la edad idonia?

    Por último está el orden, es decir, el orden impuesto sin discusión ni debate previos imagino. Dejemonos de tonterías y posiblemente se debería pedir a alumnos de cinco años que ellos decidieran el orden que hay que establece, a menudo son más inteligentes y sensatos que nosotros.

    saludos

    ResponderEliminar
  25. Inger Enkvist está acertada en su análisis, basta leer su obra "La educación en peligro", o "Repensar la educación".
    En cuanto a la educación diferenciada, el problema aquí en España es que se identifica con los colegios religiosos y con la separación de los sexos por motivos religiosos. Va a resultar muy difícil conseguir que la gente sea capaz de olvidar ese prejuicio. Por otra parte, que niños y niñas no compartan la clase no debe implicar necesariamente que no puedan compartir el centro educativo en el que están matriculados: pueden compartir alguna asignatura y otras no, o sólo el recreo. Y no tiene por qué suceder nada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Rae.es :
    'segregar'

    (Del lat. segregāre).

    1. tr. Separar o apartar algo de otra u otras cosas.

    2. tr. Separar y marginar a una persona o a un grupo de personas por motivos sociales, políticos o culturales.

    3. tr. Secretar, excretar, expeler.


    En respuesta a LUG y Andrés Hurtado, la palabra segregación no es en su primera acepción equivalente a marginación.

    Además yo escucho claramente 'educación diferenciada'
    Esto no será la panacea pero ¿es acaso un tabú?¿Puede discutirse o está prohibido siquiera plantearlo?
    Sí estoy de acuerdo en que no es el principal problema de la educación los recursos asignados, aunque me parezcan actualmente insuficientes.

    Yo estoy flotando con algunas frases :
    'Dónde está el entusiasmo por el conocimiento, por el mundo futuro [...]'

    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Wraitlito:

    Como comprenderá, si ha leído con atención mis palabras, no necesito la aclaración que tan oportunamente ofrece.

    Coincido con ella por completo. Y en su entusiasmo por la intervención de la señora Enkvist.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. La educación es tanto más complicada cuanto simple es. Y la educación es muy simple, por eso la gente lo complica-politiza en exceso. La educación sólo requiere profesores y profesoras con vocación. Nada más. El resto es política.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  29. No me ha gustado la charla de esta señora. Por depronto en finlandia se tendrían que replantear la educación cuando no son capaces de detectar asesinos en masa en las clases, hecho que ya ha pasado varias veces.
    El trabajar haciendo grupos..claro que es positivo, pero no distinguiendo sexo, raza o nivel social, sino conocimientos, caracteres, etc. El mejor rendimiento en las escuelas no mixtas suele darse porque proceden en el 95% de los casos a familias de alto nivel social.
    No conozco en profundidad la ley, pero el solo hecho de dar automía a los centros es dar poder a los profosores.

    ResponderEliminar
  30. Contestando un pco a Eloi BLQ,
    precisamente ahí está el truco, en mantener la autoridad en clase sin caer en el autoritarismo, y en mantener el orden sin dejar de escuchar a los alumnos en sus quejas y propuestas. Es la parte difícil de esto.
    Por miedo al autoritarismo nos hemos ido al extremo opuesto.
    Tal y como yo lo veo, actualmente nos hemos pasado de rosca, y con el ambiente que hay en las clases en ocasiones resulta difícil hacer algo que se parezca a educar. Se pierde muchísima energía y tiempo en resolver (en ocasiones aguantar sin resolver) asuntos y comportamientos que no tienen nada que ver con la clase y el trabajo escolar en si.
    Ahora no hay autoritarismo y autoridad poca, y el profesor a veces es como un amigo más, pero ya se están viendo los resultados, el nivel y la calidad son bajísimos y cada vez lo bajamos más para llegar a adaptarnos hasta la propia dejadez del alumno.
    En general no podemos transmitir ni tan solo valores, nos limitamos a exponerlos y quien los coja bien y si no también.
    No hay más que pasarse por unas cuantas aulas de la pública para ver lo que hay.
    A mí me resulta preocupante el porvenir de mis alumnos y de la sociedad en general cuando lo veo.

    ResponderEliminar
  31. ¡Santa Inger! Propongo que sea elevada a los altares laicos del sentido común. Qué placer tan inmenso el de poder decirles a la cara a los de la "ley de país" tres verdades bien dichas, ni una más ni una menos de las que les dijo el representante sindical de SPS, pero mientras éste es sospechoso de todo: traidor al país, corporativista, etc., ¿qué pueden decir de quien les está diciendo que no gobiernan para los ciudadanos, sino para ideales abstractos -y para los intereses de la concertada y de las privadas- de un país imaginario, el único de Europa en el que una policía lingüística busca delitos rotulares para multar a saco? ¡Qué placer por persona interpuesta!
    ¡Cuantos años, desde la LOGSE, llevamos repitiendo lo mismo que Santa Inger, sin que nunca se nos haya hecho el más mínimo caso! Derrotistas, reventadores, boicoteadores,antisistema... ¿Saldrán en tromba, ahora, a los medios de comunicaciçón "privados" a decir lo mismo de esta señora?
    No viene a cuento, pero lo añado a guisa de coda. Desde el proceso de normalización lingüística, va ya para sus buenos 25 años, plantee un análisis que siempre se me tomó como "boutade": los principales enemigos de la extensión del catalán son los seminarios de catalán. Ahora, Albert Branchadell -supongo que él por lo menos nada sospechoso de españolista- afirma: "Tinc embastada una teoria: l'ús del català com a llengua vehicular als cursos inferiors reforça la ideologia lingüística contrària al mateix català; és a dir, per saturació es produeix un efecte rebot, provocant que els joves se'n vagin a buscar el castella com a llengua "guai" i de llibertat."
    Pues como eso, todo.
    En fin.

    ResponderEliminar
  32. Saludos a todos de nuevo

    Como veo que os mola mucho que el mercado laboral se meta de lleno incluso en las aulas de alumnos de 3 años y la segregación o educación diferenciada, que en el caso es lo mismo, parece ser que la queréis poner de moda, dejando a niñas cosiendo y a barones macho hablando de futbol. Os pediría que a parte de dejaros comer el tarro por la continuación de un sistema que se está yendo al garete, os informéis un poco por Maria Montessori.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Montessori

    Maria Montessori fue una mujer luchadora que entendió a la perfección la educación y el respeto a los alumnos. Abogaba por la unión de sexos y la unificación de clases por edades diferentes.

    Por suerte en Francia ya hay escuelas que siguen este tipo de pedagogía, aunque de forma privada. Donde los alumnos se rodean de naturaleza y mezclados en diferentes edades, sexos y razas. Hacen lo que ellos quieren y aprenden a su ritmo, sin notas ni presiones.

    Puede que en España (igual que en Francia porque aquí la educación es igual o peor) deberían aprender más de pedagogías pasadas cuando las cosas funcionaban bién y dejar de lado a pedagogías futuras que se basan en una sociedad que ha caído en decadéncia.

    No obstante, continuar con vuestra "educación diferenciada", dentro de poco no me extrañará que pidáis la separación por razas, religión y orientación sexual.

    ResponderEliminar
  33. Prometo leerme el link que propone Eloi, pero espero que no se me haya entendido mal.
    En primer lugar decir que en todo lo que comento me refiero a la educación secundaria que es el ámbito que conozco, y que veo muy diferente de la educación primaria. Respecto a primaria que opinen los que conozcan el terreno.

    En segundo lugar, el caso es que a mi me parece bien que alumnas y alumnos estén juntos en clase, y no me importaría en absoluto experimentar con alumnos agrupados por edades, intereses, ritmos, etc...
    Este último es un modelo diferente de educación, había oído hablar de él:
    - Espacios abiertos sin paredes ni aulas
    - Varios profesores a la vez trabajando con los alumnos
    - Nada o pocas explicaciones, libros y apuntes
    - Trabajar por proyectos y por intereses
    Incluso hay escuelas de primaria que he oído que trabajan todo lo que pueden así, y en fin, estaría dispuesto a probarlo yo mismo en secndaria.
    En principio no estoy en contra de nada (sin pasarse, claro) con tal de que mejore la educación.

    Creo, por otro lado, que ese modelo también es compatible con el orden y el respeto, es decir también habrá que resolver cosas como que unos pocos alumnos le hagan la vida imposible a otro, o que se insulten entre sí o al profesor, o los alumnos que no quieren hacer nada de nada, o los que rompen o hurtan cosas...

    Lo que no veo tan claro es lo de eliminar las notas y los exámenes (al menos totalmente), más que nada porque los conocimientos y la memoria tienen un valor. Alguien tendrá que pensar en abstracto, diseñar puentes, programar ordenadores, hablar de literatura y arte, filosofar, escribir... Y espero que no sean sólo los hijos de los ricos los que tengan deparado ese destino.

    Finalmente, sea cual sea el modelo que se prefiera, lo que no puede ser es dejar las cosas tal y como están ahora, con profesores cada vez más desanimados y alumnos cada vez peor preparados y peor educados.

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  34. Yo de la escuela sólo recuerdo nítido las patadas a un balón de cuero.Sobreavisados, tanto mi mujer como yo, hemos suplido las carencias de esta educación con nuestros hijos, renunciando a muchas cosas, yo a la poesía durante años.El fruto me llena de orgullo, pero naturalmente no es la solución.Lo que recomendaría sería que nunca legislara un político en materia de educación.

    ResponderEliminar
  35. Totalmente de acuerdo contigo Toro Sentado, pero el orden y el respeto se crean por si solos, como una decisión conjunta.

    He tenido la suerte de participar en una clase de 3 a 5 años en una escuela montessori en Francia, y el respeto que había por los materiales, al profesor, el respeto del profesor (profesores en este caso) por los alumnos y el orden final, donde los alumnos son quienes ponen cada cosa en su lugar, sin la necesidad, incluso, de que lo pidan los profesores, no tiene nada que ver con otras clases que he visto de primaria.

    Sin duda esta pedagogía Montessori es para la primara, para alumnos de entre 3 a 9 años. No obstante, estoy convencido que alumnos educados en este ambiente, luego son más fáciles de llevar.

    De todas formas, mi defensa en este debate que se ha abierto es que la primaria y la secundaria están podridas porque al sistema le interesa que sea así, para tener mano de obra barata. Por lo tanto, para mejorar la cosa, hay que cambiar en profundidad, comenzando por el sistema.

    saludos

    ResponderEliminar
  36. Ya he devorado los documentos que tienes enlazados. También he leído la abundante polémica que se ha suscitado en este blog. ¡Qué interesante leer a colegas y no colegas opinar sobre los meollos educativos!¡Estoy tan harta de discusiones sobre las epidermis!
    De la profesora Inger me gusta, como siempre, la claridad. No marea la perdiz y va al grano. Me gusta cuando les dice que la ley parece más para controlar a los adultos (los profesores) que para que los chicos aprendan. ¡En toda la frente!
    De los políticos, queda en evidencia que, además de empezar la sesión con retraso (vergüenza ajena), todos y todas arriman descaradamente el ascua a su sardina. No hay debate, hay sermón, y cada uno, con su pregunta interesada para que la ponente conteste lo que ellos creen. ¡Bah!
    No recuerdo quién la plantea, pero quizá la única aportación que me parece relevante es el matiz de que la escuela concertada no es exactamente privada ...
    En tu post resumes muy bien las ideas de fuerza del planteamiento de la profesora Inger. No seré yo quien ahora las repita. Sólo quiero añadir que el apasionado debate generado de si segregación sí o no de las niñas y los niños creo que es coger el rábano por las hojas. Me parece que la sustancia está en dos de sus ideas principales: hacer y/o conservar BUENOS profesores, y exigir resultados finales por etapas, dejando libertad para que se llegue a ellos por caminos diversos.
    En fin, sentido común y claridad, independientemente que se pueda discrepar. Yo discrepo poco de ella, la verdad. Al menos , en lo que le llevo escuchado hasta ahora.
    En Suecia también insistió mucho en que hay que cuidar y pagar a los profesores, que la profesión tiene que tener prestigio. Y en que hay que evaluar los resultados y ser exigente.
    ¡La comparación de su discurso con la verborrea habitual de los predicadores entendidos en educación que han huido de la tiza es inevitable!

    ResponderEliminar
  37. He tenido la paciencia de escucharlo y es poco profesional. Pocos datos. Porque no cita la Ley de educación de Suecia, o la de Finlandia. ¿Alguien la ha Leido?.
    En fin triste pérdida de tiempo.
    La educación en españa ha dado el salto cualitativo y cunatitativo más importante de toda la comunidad europea. Ustedes como profesores-ras tienen poca memoria, sobre como eran los colegios en España y catalunya, lo que se aprendía y como se aprendía.

    ResponderEliminar
  38. Inger Enkvist es una de las intelectuales que lleva tiempo diciendo aquello de que "el emperador va desnudo". Sólo dice verdades.
    En cuanto a la educación diferenciada, el problema en nuestro país es que esa propuesta se asocia con colegios católicos y con la no igualdad entre chicos y chicas; pero obviamente esos son prejuicios. Que puedan estar juntos en algunas clases chicos y chicas no debería implicar que sea conveniente que lo estén para todas las asignaturas. Como ocurre con la integración: se confunden las ideas con demasiada facilidad. En este caso, que los chicos con necesidades educativas especiales puedan compartir algunas clases con el resto no debería implicar que tengan por fuerza que compartir todas. Es así de fácil, y siempre ocurre el mismo error.
    En fin, algún día se podrá hablar de educación sin complejos.

    Saludos desde Crisis Eductiva

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...