Páginas vistas desde Diciembre de 2005

domingo, 12 de febrero de 2006

La mediación escolar


Uno de las estrategias para disminuir o reconducir la violencia en las aulas o en las dependencias de un centro escolar de Secundaria es el proceso llamado de Mediación. Algunos IES comienzan a aplicar en las relaciones interpersonales o de grupo dicho mecanismo que, en líneas generales, se podría explicar como el intento de reconducir enfrentamientos o conflictos entre los alumnos por la vía del diálogo.

Para ello es necesario que existan dos partes que protagonicen el litigio y que estén dispuestas a iniciar un proceso de mediación. La voluntariedad es esencial, por tanto, en el proceso. Una vez incoado el expediente que lleva un profesor coordinador de mediación, se eligen unos mediadores, formados previamente, que pueden ser alumnos, padres o personal no docente. Dichos mediadores convocan una reunión con cada una de las partes a las que hay que oír cuidadosamente y recoger sus razones por escrito.

Posteriormente se celebra una reunión con los dos bandos a los que se hace conocer los motivos de la otra parte y se escuchan sus alegaciones respectivas. Este es el proceso previo a la resolución, puesto que ambos contendientes han de ser conscientes de que deber renunciar a algo para poder establecer un pacto provisional. La conclusión es, pues, un acuerdo verbal y escrito en que ambas partes describen el conflicto y su parte de compromiso en su resolución. El mediador levanta acta y el acuerdo se sella formalmente con la firma de los dos ejes del conflicto.

El proceso de mediación tal como lo veo en mi centro levanta muchas controversias tanto entre profesores como entre alumnos. He visto rechazos frontales y animadversión entre grupos de estudiantes y reticencias llenas de escepticismo entre muchos profesores. Los mediadores han de hacer gala de un ánimo a prueba de bomba para enfrentarse a la indiferencia mayoritaria que despierta dicha vía de resolución de litigios. En el proceso de mediación no se aceptan conflictos entre partes en que una sea agresora y la otra víctima. No puede haber mediación entre un acosador y su víctima, ni entre sectores de nivel diferente, es decir, entre profesores y alumnos, aunque sé que ha habido algún proceso de mediación entre algún profesor objeto de rechazo y sus alumnos.

Pongo un ejemplo de los acuerdos a que pueden llegarse con un proceso de mediación. En mi tutoría hay un grupo de muchachas marroquíes de las que he hablado en varios posts. Son educadas y trabajadoras pero tienden a ser dejadas de lado por el resto de la clase. No son integradas en los grupos de educación física y reciben con alguna frecuencia desplantes por parte de algunos miembros de la clase. Una de ellas hace unas semanas vino a hablar conmigo como tutor para exponerme una situación de sentimiento de ser agredidas por un sector de la clase, especialmente en Educación Física. Le pregunté si estaría dispuesta a iniciar un proceso de mediación y, para mi sorpresa, me dijo que sí. Hablé con la coordinadora de Mediación y asumió el reto de establecer puentes. La parte “agresora” que me había comentado que las marroquíes se les estaban subiendo a la chepa y que se iban a encontrar su merecido si seguían así, no aceptaba en principio el proceso de mediación. Al final, tras hablar con la coordinadora, tuvo que asumirlo forzada por las circunstancias.

En el proceso entablado ambas partes expusieron sus puntos de vista. La muchacha oriunda española criticaba que las marroquíes hablaran en árabe entre ellas y que después miraran a miembros de la clase riéndose, dando la impresión de que se estaban burlando de ellas. La muchacha marroquí denunciaba un intento de aislamiento de su grupo, de solapada o abierta agresión, insultos, risas malintencionadas ante sus fallos, falta de afecto, etc…

Tras varias sesiones, ambas partes llegaron al acuerdo siguiente: las muchachas marroquíes serían integradas en los grupos y se buscaría tender puentes con ellas; a cambio, éstas no deberían hablar en árabe entre ellas durante las horas de clase, aunque sí en los pasillos o en el patio. Dicho acuerdo fue firmado delante de toda la clase, dado que era un conflicto grupal y no individual. La muchacha marroquí aceptó los términos del acuerdo en su nombre y el de su grupo, y la que había amenazado con la exclusión, pareció aceptar también el acuerdo, aunque con alguna reticencia.

Yo he favorecido el proceso pero no he participado directamente en él. Mi impresión es que ha habido una dinámica en que parece habérseles “perdonado la vida” a las muchachas marroquíes y siguen sin ser objeto de afecto por parte de la clase. Siguen pareciendo a sus compañeras un quiste extraño y demasiado diferente. El pacto se revisará dentro de un mes. El aspecto positivo ha sido que el proceso de mediación ha sido iniciado por la muchacha marroquí y ha obligado a la otra parte a ponerse en pie de igualdad y no en situación de superioridad como era el planteamiento previo desde una perspectiva claramente racista y amenazadora. Sin embargo, este pacto no dejará de tener riesgos en su cumplimiento.

6 comentarios :

  1. "siguen sin ser objeto de afecto por parte de la clase."
    ................................
    ¿Ha de ser ése, me pregunto, el objetivo de una clase, que los alumnos se tengan afecto? ¿No sería prioritario que se tuvieran respeto? Dejemos que los afectos nazcan crezcan y mueran al albur de tantísimas circunstancias como suelen precisar, y con la seguridad de que no siempre se dan las favorables para que afloren y se consoliden.
    El respeto, sin embargo, puede exigirse, del mismo modo que la corrección de palabra y trato, y la cortesía general básica. Claro está que el respeto ha de mamarse desde la familia, y ahí es, como tantas cosas, donde falla el asunto.
    No hay espacio suficiente en un comentario a un "post" para desarrollar esta idea, pero mucho me temo que se está imponiendo una retórica vacua pseudopsicológicapolíticareligiosajudicial, como la de esas mediaciones, que nos está arrastrando hacia unos niveles de ficción en el trato diario que ríete tú del famoso velo de Maya. Yo, sencillamente, no la soporto... Ejemplos paradigmáticos pueden ser la Cid campante o Inma Mayol, escudera fiel del pope que la preside: Clos. ¡Usque tandem, Clos, abutere...! Ésa, esa es la retórica de la implementacion, del "tema sexta hora", y de los famosos "niveles de concreción"...
    Menos mal que siempre nos quedará Quevedo...

    ResponderEliminar
  2. Juan Poz, me mantengo expectante sobre el resultado de la experiencia. Las relaciones están tan deterioradas en el aula de la que yo ostento la tutoría que cualquier ayuda externa, me parece bien venida. Soy escéptico en cuanto al proceso iniciado aunque he preferido no definirme, pero sí que puedo hablar de cursos en que no sé si lo que predominaba era el respeto y como consecuencia el afecto, o era al revés, del afecto surgía el respeto. Eran cursos cohesionados, con empatía, podían compartir ideas y conocimientos. En el que yo tutorizo, sostengo que la agresividad es tanta que respiro aliviado cuando atisbo un gesto de afecto o respeto. No sé, Juan Poz, si van unidos. Si el respeto fuera una distancia cortés pero fría no sé si me acabaría de convencer. A esta edad los afectos positivos o negativos están a flor de piel. Yo respeto a mis alumnos y me gusta sentir que también los quiero, a pesar de tantas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Y estaremos esperando que nos comentes los resultados.

    ResponderEliminar
  4. A mí me parece una iniciativa interesante. Habrá que ver qué da de sí. De todas formas, aunque el afecto sea deseable, está claro que lo exigible a todas las partes es respeto. Con música de Aretha Franklin, si es preciso, pero sin ceder un ápice al vandalismo ambiental.

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos
    Acabo de descubrir su articulo sobre la mediación escolar. Me ha gustado mucho, y me interesa saber el final de la historia : la clase acabó por acoger al grupo de las chicas marroquies? hubo un seguimiento del caso de parte de los mediadores? y las chicas marroquies cumplieron con lo firmado?
    Es cierto que la mediación es una via todavia desconocida en españa, pero puede que con el tiempo se transforme en la via más utilizada para la resolución de los conflictos. Gracias por compartir con nosotros tus experiencias.
    Saludos
    Kim

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos:

    Os cuento mi historia , os vendría muy bien para el tema de la médiación , punto priemro soy una marroqui, llegué hace cuatro años aqui a Madrid, no en pateras tampoco en plan inmigrante,me he enamorado de mi profesor que ahora es mi marido, pensaba que puedo reciber el mismo trato que el por aqui , en cuatro años aprendé todo de la cultura española debido seguramente a mi chico que sus hobbies leer y escriber, me ha contagiado, soy una chica muy abierta, vesto minifaldas, bebo vino y como cerdo ( requisitos para la cutura española) aunque creo que puede ser muchas mas cosas, pues hasido muy deficil el primer año pero poco a poco empezé a obsesionarme con cervantes, quevedo, juan ramón Jimenéz, lorca ....y muchos mas escritores. Sé que no tiene nada que ver, pero lo social siempre afecta la educación , pues nada en mi trabajo la gente se burla de mi,no quieren ver una chica guapa , moderna y que habla cinco idiomas, preferían que sea con velo, tonta y idiota, pero lo malo que se burlan de mi en español, es peor todavía cuando entiendes a la gente, pensaba que tengo que pasar de todas estas cosas, pero por mucho que hago, leer sobre la cultura española, acercar a las tradiciones, ser yo misma, la gente se aleja de mi porque no quiren charlar conmigo ahora no por el ser marroqui mas bien por hablar de libros, por favor que algn me dice que coño es este de la cultura española, es calimocho , botellon y dormir la siesta,porque no creo que tampoco hay españoles que se enteren muy bien de su ( cultura) prueba de eso que me dejó una funccionaria que el don quejote es una obra de teatro,y que la palabra kafikiano no existe porque seguramente no quiren convertirse en creaturas raras, creaturas raras porque cada dos por tres te pregunta de donde eres, desde el portero de la empresa hasta la mujer de la limpieza, yo me siento que pertenezco a la cultura de mi marido pero su cultura no me accepta aunque soy una mujer que la primera norma en mi vida es el respeto que da igual de donde seas puedes ser una persona educada o no.

    Ahora me da miedo tener hijos en este pais porque no quiero que sufren lo que enfrento todos los dias , en el trabajo todo el mundo hace faltas y no pasa nada, pero cuando me toca a mi me echan,en la calle como casi todos los españoles andan en tres y no te dejan pasar, si le dices : puedo pasar por favor , te miran raro, algunos te insultan. en la panadería te dan el peor pan porque creen que no tienes ni idea, en el médico aunque pago la S.S dos veces me tratan como mierda,me pegarón una vez un grupo de niños pejos en el métro y cuando les he denunciado , salen en libertad y no pasó nada, humiliaciones una detras la otra, los mismo comentarios extranjera de mierda, ahora he decidido ir de este pais de tanto dolor que me ha provocado pero el problema que me enamoré y no puedo hacerlo , seguiré luchando día detras día aunque no hay solucíon , los moros y los españoles se llevan fatal por historia auqnue la mitad de los españoles tienen sangre mora no le reconocen, eso de la médiación no funcciona , son ideologias que no vale para nada, la chica española les han educado sus padres que los moros son una mierda , entonces no le vas a combiar, las chicas moras pueden hablar el idioma que quieren , somos libres, que pasa se fueran inglesas,alemanas o norteaméricanas, seguramente que la chica que le llamas española no movería ningun dedo, este mundo va por pais pobre y por pais rico y nunca combiará, que pasa si dos españolas hablan en castellano en francía por ejemplo, no les dirán nada porque existe una cosa que se llama libertad personal y quien quiere entender los que se dice , que se esfuerza un poco y aprende idiomas.

    saludos a todos y espero que mi historia os ha servido para ver la realidad dura y pura que chicas como hay muchas, no tapadas, abiertas y incluso muchas veces son mejores que las chicas de aqui.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...