Páginas vistas desde Diciembre de 2005

jueves, 12 de enero de 2006

Mi habitación


Mi habitación es normal, ni grande ni pequeña. Está bastante bien. Es el lugar preferido en mi casa. En ella paso la mayor parte del tiempo. En ella tengo todo lo que necesito para poder estar horas y horas. Mi habitación es mi rincón en el mundo, el único lugar donde solo o acompañado estoy mejor.

Está pintada de un color azul fuerte. Al fondo hay una ventana y debajo de la ventana, que da al patio, está mi escritorio donde hago los deberes. En la mesa tengo mi ordenador y justo debajo, un mueble donde tengo mis cedés y mis juegos de de PC. También tengo en la mesa mi minicadena y mi Play Station 2, que es lo que más me gusta. No necesito más. Bueno sí, mi cama de la que no he hablado. En ella hago mi actividad favorita: dormir.

En las estanterías se pueden ver la televisión, fotos y guerreros pintados por mí. Al lado de la estantería como decoración tengo posters de mis grupos satánicos preferidos: Marilyn Manson, Daft Punk, Slipknot, Mago de Oz, los demás son de coches tuning y en la puerta tengo un poster del Señor de los anillos.

Me olvidaba, también hay algunos libros que me obligan a comprar en el instituto. Son en general unos pasteles insoportables, pero yo no me los leo. Antes del examen pregunto a algún compañero que me cuente el argumento y con eso me apaño. Esta evaluación tenemos que leer un bodrio: El relato de un náufrago de un tío colombiano de cuyo nombre ya no me acuerdo. La pasada fue peor porque teníamos que leer las Leyendas de Bécquer.

Esta evaluación me han quedado siete, pero ha sido por culpa de los profes que son unos pringaos y no aprecian mis esfuerzos. Además me tienen manía. Eso se nota. Son unos amargaos. Siempre están rayando. Total, aunque me queden todas, pasaré porque este año estoy repitiendo segundo, y entonces no puedes volver a repetir.

Me encanta bajar pelis de Internet y escuchar música de mis grupos preferidos en mi reproductor de MP3 que es la hostia. Me lo han traído los Reyes.

Me paso horas y horas con el Messenger. Tengo montones de colegas que ellos sí que me entienden. Con la línea ADSL de 20 megas estoy todo el día conectado.

No sé qué quiero ser cuando sea mayor. Ni me importa. Eso sí, en cuanto pueda me compraré un coche y lo tunearé. Iré a toda pastilla con mis cristales bajados para que no me trinque la poli y la música de Slipknot a tope.

Mis padre dice que tengo mucho morro, le encanta también rayarme, que si tendré que ponerme a trabajar, que si el día de mañana… Pero si él ha pasado siempre de mí… Sólo sabe chillarme, pero ya soy más alto que él y si el chilla también chillo yo. Y tocarme, que se atreva...

Bueno esta es mi habitación. Espero que os haya gustado. Para mí no hay lugar mejor en el mundo. Me encanta.

16 comentarios:

  1. Qué gracioso, hay que mirarlo así. Los profes unos pringaos y le da igual que será de mayor. Pobrecito.

    ResponderEliminar
  2. Esta especie de composición es un remake de múltiples redacciones que suelen tener coordenadas comunes. No es la redacción textual de un alumno sino una síntesis que pretende exponer una cierta forma de ver el mundo desde su habitación, que eso sí, está constatado: es su refugio, su rinconcito lleno de todos los adelantos de la era tecnológica. Está tan ocupado que lo último que le interesa es los estudios o la lectura o pensar en el futuro. En cierta maner sí que me he inspirado en alguien, pero responde a un cierto prototipo, no el único, claro está.

    ResponderEliminar
  3. Puff, me siento como un dinosaurio... Definitivamente somos de épocas diferentes, no compartimos nada, nada, nada...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu blog.

    Si os pasais por aquí http://www.cursopunk.blogspot.com encontrareis un blog acerca del verdadero punk del siglo XXI.

    saludos punks

    ResponderEliminar
  5. Cuando uno se ha educado en determinadas circunstancias, las canciones pop acuden solas a la mente como la mejor expresión de según qué experiencias. Mientras leía tu redacción facticia, me he acordado de dos tonadillas sobre la habitación como santuario adolescente: una de Antonio Vega, Desordenada habitación y otra de Antonio Flores (pero versionada y mejorada por AV), Mi habitación. Esta última es ya la habitación de un yonqui, de alguien condenado a soportarse con dificultad durante horas con la sola compañía de la televisión, algunos discos, los pósters y (en el mejor de los casos) una guitarra a la que le falta la cuarta (que, no sé por qué, es la que se rompe siempre). Si ése es el vinagre, el vino en su punto serían In my room, de los Beach Boys, y su complementaria, In your room, de las Bangles. En cierto modo la habitación es como la patria del poema de Cavafis: la arrastras contigo de casa en casa, recreándola, montando cada vez el puzzle de tus cachivaches, tus referencias, tus recuerdos. Muchos montajes pero una sola película. ¿Salimos alguna vez de la habitación? ¿La habitación va por dentro? En cualquier caso, más vale amueblarla como si fuéramos a vivir siempre en ella, con ventanas a otras vidas, libros, cuadernos que tientan la escritura, espacio para visitas —y, por supuesto, un gato.

    ResponderEliminar
  6. Desde luego mi adolescene facticio tiene la habitación abierta a otras vidas, a otros mundos, por poco que me interesen. Es otro punto de vista desde el que ver el mundo, abrumado de tecnología punta, chats, messenger, música satánica... Se expresa a su manera con ese código de signos que dicen que es ya un cierto modelo estilístico. Quizás los mitos antiguos se refundan en nuevas imágenes sin conocimiento de la fuente primigenia. Estoy de acuerdo en lo que le falta, incluido el gato. Desgraciadamente yo, hace tiempo que no tengo una habitación propia. La patria conyugal te obliga a hacer muchas transacciones y acuerdos, pero no faltan esas ventanas abiertas al pasado, a otros puntos de vista más sabios, el mundo de los libros maravilloso e infinito. Pero ese falta definitivamente de nuestros jóvenes pupilos.

    ResponderEliminar
  7. Ten cuidado con la feroz mandíbula de 1984...

    Saludos
    ^*Eva*^

    ResponderEliminar
  8. Bueno mientras se quede en la habitación y no salga.

    Bueno lo de la teconología no está nada mal, depende de cómo se use.

    Lo más que puede más preocupante es la falta de un proyecto de vida y, sobre todo, la falta de respeto a los demás.

    Por cierto creo recordar que también había una canción que decía:

    "perdido en mi habitación
    sin saber qué hacer
    se me pasa el tiempo
    Perdido en mi habitación
    entre un montón
    de discos revueltos".

    ResponderEliminar
  9. la cancíón era de mecano, ahora lo recuerdo.

    fmop

    ResponderEliminar
  10. Encantado de que hayas sentido el placer del mordisco de la ficción, ¡y que te dure! "Para escribir se necesita dinero y una habitación propia", escribió Wirginia Woolf en "Una habitación propia".Yo no tengo ni uno ni la otra y, contra corriente y marea, no dejo de escribir. Abre la puerta de la habitación de ese sumiso tuyo recién nacido, porque nada tan reaccionario como los falsos rebeldes, y descubrirás un horizonte de caminos... ¡Feliz viaje, Joselu!

    ResponderEliminar
  11. ¡V! Virginia, of course... Estos dedos alebrelados...

    ResponderEliminar
  12. Mi habitación. Mi pequeño rincón en el mundo. Que personal es la habitación de cualquier persona. Sólo con verla puedes saber como es una persona. En los días que todo es gris, que no encuentras una salida y que nada te sale bien, que bien te sientes cuando llegas a tu habitación. Una pequeña salida, un pequeño refugio donde poder soñar, donde poder olvidar. Siempre abierta al mundo exterior, para que la suave brisa que entre por la ventana te recuerde que hay mundo fuera de ella, pero que mientras tu estés en ella el tiempo no importa, el mundo no importa y los demás no importan. Un lugar en el que no existe el dolor si tu no quieres, en el que no tienes que aceptar las condiciones que la sociedad ha establecido, en definitiva un lugar en el que tu eres el que decide. Un espacio abierto al recuerdo, abierto a los buenos tiempos… Que bien te sientes cuando llegas a tu habitación. Un lugar donde mi mente puede volar, puede viajar y sobretodo puede estar donde quiera y con quien quiera. Pero finalmente sólo es un lugar.

    ResponderEliminar
  13. Al igual que el/los autor(es) de la redacción que has mostrado,yo también soy alumna de secundaria. No estoy aquí, sin embargo, para insultarte ni para exponer una idea radicalmente opuesta a la que dejas ver aquí; sino para darte, desgraciadamente, la razón. Me encuentro rodeada de personas que, además de ser ignorantes, están orgullosos de ello. Cuando surge una excursión a un museo o hay que leerse determinado libro (casualmente el trimestre pasado fueron las Leyendas de Bécquer) lo único que se escucha en el aula son quejas. Además, si tú eres contrario a este ambiente dominante y normalmente muestras interés por leer otro tipo de libros, por visitar otro tipo de sitios o por esforzarte en clase y tener unas metas claras; te tachan de "raro" o "empollón" sin ni siquiera conocerte, asumiendo que dedicas tu vida por completo a aprenderte los libros de texto de memorieta, cuando lo único que has demostrado tener es cierto interés por tí mismo, tu futuro y tu cultura, para no ser como ellos el día de mañana. Hay veces que no entiendo cómo los profesores les aguantáis día a día, debe ser terriblemente desalentador levantarte cada mañana para hablarle a las paredes... Aunque a veces encuentres gente que merezca la pena.

    ResponderEliminar
  14. No sé si esta respuesta llegara a ti, estudiante anónima. Espero que revises mi página para encontrar una respuesta. Sí, es terriblemente descorazonador enfrentarte cada día a la desidia, al desinterés, a la indiferencia, a la vulgaridad, en suma, de tantos y tantos adolescentes que hacen gala de ser ignorantes y cínicos. Lo malo es que has aprendido, a fuerza de años, a rebajar tus expectativas. Ya esperas poco. Ese diálogo fructífero que yo recuerdo con alumnos de generaciones pasadas ya no es posible. Para mí las clases eran intercambio de ideas y sensibilidades. Hoy día esperas muy poco, casi nada. Sólo salir un tanto airoso de cada clase, que no se te suban a la chepa en exceso... pero ¡ay de ti como llegues flojo de ánimo! , como estés deprimido (lo que sucede en más de una ocasión). Ese día te van a devorar porque te mostrarás débil. He amado mucho esta profesión, pero ahora se trata de sobrevivir. Cuando intuyo que hay alumnas como tú, les manifiesto mi solidaridad, mi estimación, mis mejores deseos, para que, a pesar de todo lo que está cayendo, sigan amando el conocimiento y apreciando la sensibilidad. Sin duda, no estás equivocada aunque todos vayan en dirección contraria. Ya se lo encontrarán. Define tus intereses, tus valores y sigue adelante. Tienes todo un universo por descubrir. Ellos no lo saben. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  15. yo soy alumna de secundaria, estoy perfectamente de acuerdo con que la nuestra habitación es nuestro rincón privado, que nos encanta. Pero¿crees que a una persona (al menos como parece ser "la que escribe esta redacción") le da igual su futuro? A veces crees eso de un joven que parece problemático y no puedes estar más equivocado. Una cosa que veo en muchos profesores (no todos, pero si la mayoría) es que consideran a los jóvenes personas desorientadas y...bueno, solo hay que mirar esa redacción. Yo no tengo en mi habitación casi ningún adelanto tecnológico, excepto una minicadena porque me encanta la música (no solo de grupos satánicos, sino también henry purcell, beethoven, preisner, paul winter...) y también tengo un muchísimos libros. Pero coincido con el chico de la redacción, los libros que nos mandan leer en el instituto suelen ser aburridos.
    En resumen, últimamente me harto de oír debates de violencia en las aulas y desobediencia hacia los profesores...etc. Deberíais reflexionar, los jóvenes no somos mounstros y la tecnología no nos ha corrompido y nos merecemos opiniones mejores que esta aunténtica burla de redacción, creo que es insultante.

    Pd: Mago de Oz no es un grupo satánico, no me gusta mucho pero te aseguro que de satánico no tiene nada jaja. Por cierto, el hard rock no tiene nada de malo y muchos grupos algo antiguos son realmente buenos. No sólo nos gusta a los jóvenes

    ResponderEliminar
  16. Aixa, tienes razón. Escribí esta supuesta redacción hace cuatro años y ya la había olvidado. Me inspiré en mi sobrino cuya habitación describí, y el conjunto de comentarios que hace son los que él me hacía en aquel entonces. Fue un alumno que hablaba con desprecio de los profesores de la ESO, le quedaban todas, era problemático, repitió primero y segundo de la ESO y no parecía importarle su futuro. Quise mandarle un mensaje con esta redacción. Él la vio también bastante desenfocada. Supongo que en él había algo más de lo que me decía. Con el tiempo se ha reorientado. Hizo un curso de PGS de hostelería y ahora está cursando un Ciclo Medio de Electromecánica. Tiene intención de prepararse para acceder a ciclos de grado superior. Así que en cierta manera se ha reorientado, aunque vitalmente está bastante confuso y tiene ideas racistas y próximas al autoritarismo. Si me inspiré en él fue porque me pareció en aquel momento un prototipo de adolescente desorientado. Pero reconozco que puedes tener razón. No pensaba que nadie fuera a leer de nuevo este post de hace cuatro años. Te envío un cordial saludo y te animo a continuar con tus intereses y clara determinación.

    ResponderEliminar

Es un tópico expresar que el valor de un blog reside más en los comentarios que recibe y en el debate a que da lugar, que en la entrada publicada que no es más que un punto de partida para dialogar e intercambiar puntos de vista, a veces radicalmente distintos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share It