Páginas vistas desde Diciembre de 2005




jueves, 12 de enero de 2006

Mi habitación


Mi habitación es normal, ni grande ni pequeña. Está bastante bien. Es el lugar preferido en mi casa. En ella paso la mayor parte del tiempo. En ella tengo todo lo que necesito para poder estar horas y horas. Mi habitación es mi rincón en el mundo, el único lugar donde solo o acompañado estoy mejor.

Está pintada de un color azul fuerte. Al fondo hay una ventana y debajo de la ventana, que da al patio, está mi escritorio donde hago los deberes. En la mesa tengo mi ordenador y justo debajo, un mueble donde tengo mis cedés y mis juegos de de PC. También tengo en la mesa mi minicadena y mi Play Station 2, que es lo que más me gusta. No necesito más. Bueno sí, mi cama de la que no he hablado. En ella hago mi actividad favorita: dormir.

En las estanterías se pueden ver la televisión, fotos y guerreros pintados por mí. Al lado de la estantería como decoración tengo posters de mis grupos satánicos preferidos: Marilyn Manson, Daft Punk, Slipknot, Mago de Oz, los demás son de coches tuning y en la puerta tengo un poster del Señor de los anillos.

Me olvidaba, también hay algunos libros que me obligan a comprar en el instituto. Son en general unos pasteles insoportables, pero yo no me los leo. Antes del examen pregunto a algún compañero que me cuente el argumento y con eso me apaño. Esta evaluación tenemos que leer un bodrio: El relato de un náufrago de un tío colombiano de cuyo nombre ya no me acuerdo. La pasada fue peor porque teníamos que leer las Leyendas de Bécquer.

Esta evaluación me han quedado siete, pero ha sido por culpa de los profes que son unos pringaos y no aprecian mis esfuerzos. Además me tienen manía. Eso se nota. Son unos amargaos. Siempre están rayando. Total, aunque me queden todas, pasaré porque este año estoy repitiendo segundo, y entonces no puedes volver a repetir.

Me encanta bajar pelis de Internet y escuchar música de mis grupos preferidos en mi reproductor de MP3 que es la hostia. Me lo han traído los Reyes.

Me paso horas y horas con el Messenger. Tengo montones de colegas que ellos sí que me entienden. Con la línea ADSL de 20 megas estoy todo el día conectado.

No sé qué quiero ser cuando sea mayor. Ni me importa. Eso sí, en cuanto pueda me compraré un coche y lo tunearé. Iré a toda pastilla con mis cristales bajados para que no me trinque la poli y la música de Slipknot a tope.

Mis padre dice que tengo mucho morro, le encanta también rayarme, que si tendré que ponerme a trabajar, que si el día de mañana… Pero si él ha pasado siempre de mí… Sólo sabe chillarme, pero ya soy más alto que él y si el chilla también chillo yo. Y tocarme, que se atreva...

Bueno esta es mi habitación. Espero que os haya gustado. Para mí no hay lugar mejor en el mundo. Me encanta.