Páginas vistas desde Diciembre de 2005




martes, 18 de diciembre de 2018

El feminismo y el MGTOW


Son tiempos en que el feminismo ha cobrado una fuerza sorprendente en el mundo occidental. Se ha consagrado como una ideología predominante en la orientación política de nuestras sociedades y ha emergido como una fuerza determinante en el modo de concebir nuestra realidad de género en la que las mujeres se ven sometidas al poder de los machos en muchos ámbitos como ha evidenciado el movimiento Me Too en el mundo del cine que ha supuesto el procesamiento y el cuestionamiento de muchos hombres todopoderosos hasta no hace mucho. Es la palabra de las mujeres la que condena a hombres por abusos de todo tipo. Simplemente un I believe you! es suficiente para dar crédito al testimonio de cualquier mujer que se vea abrumada por el poder masculino, el heteropatriarcado, que ha creado una sociedad en función de los hombres y la mujer es una especie de complemento o adorno al que no se le da el valor que tiene frente a los machos que son siempre los que quedan en el lugar evidente y notorio. Estos son ahora cuestionados en muchas de sus facetas, y las leyes se adecuan a esta nueva visión que considera a la mujer siempre víctima del heteropatriarcado. Los jueces dan la razón a la mujer, y la custodia de los hijos, se quedan con el piso en común y el hombre se queda fuera. Cualquier acusación contra un hombre lo pone contra las cuerdas y no se le concede el valor constitucional de presunción de inocencia mientras no se demuestre lo contrario. Las mujeres se empoderan y se ve el lenguaje como ideología de género y se quiere transformar para que sea inclusivo aunque sea en contra de la sintaxis y la coherencia de la lengua, que se presupone esencialmente machista. 

Paralelamente a esto, el hombre, el varón, está en crisis, y muchos empiezan a sentirse desprotegidos ante el creciente poder de las mujeres que los convierten en sospechosos y culpables sin juicio de por medio. Se enjuicia toda la literatura del pasado y no hay autor que no sea considerado como ejemplo de heteropatriarcado y se condena a autores hasta ahora considerados como geniales y sobresalientes. 

La ideología de género está creando una gran transformación de la sociedad a muchos niveles, pero también una fuerte depresión en el modo de sentir de los hombres que se ven reos de crímenes sin necesidad de pruebas. Ser hombre es ya de por sí sospechoso, y los más sospechosos son los que se muestran como solidarios de las mujeres y empiezan a decir “nosotras” en una reunión cuando hay tanto mujeres como hombres. Las falsas solidaridades son también sospechosas. 

Sin embargo, por el otro lado surge otra ideología de género enfrentada al feminismo, me refiero al movimiento MGTOW (MAN GO TO OWN WAY) detestado por las feministas porque se plantea lisa y llanamente “pasar” de las mujeres y reforzar la masculinidad, entendiendo que los hombres son educados por las mujeres para satisfacerlas, para conseguir su aprobación, y se crea inconscientemente la imagen del hombre protector que termina totalmente dominado por el universo femenino que no está –ni lo ha estado nunca- tan indefenso como se supone. Las mujeres –dicen los MGTOW- gobiernan el mundo en la sombra. Ellas son las que eligen, dominando a los hombres por el sexo, por su deseo de ellas, y los llevan a aparearse, crear una relación estable, luego una familia, y el hombre termina trabajando para ellas y para sus intereses. Y cuando no interesa es desechado y abandonado. Las mujeres eligen a los hombres por su situación económica y se plantean, sea como sea su hombre, cambiarlos, transformarlos para que se adapten a sus intereses. El hombre en el fondo es débil y frágil, y su fragilidad se pone en evidencia en la pareja en la que domina la mujer puesto que es la que domina la relación sexual. En todo hogar hay un miembro predominante y no es precisamente el hombre que se ve subsumido y se pasa la vida trabajando para obtener la aprobación de su mujer. 

Sin embargo, con la crisis de la natalidad –su descenso hasta el crecimiento negativo- hace que la pareja ya no sea un reducto donde haya el proyecto de tener hijos. Esto ya no es mayoritario. Por otro lado, la inestabilidad de la pareja y la ruptura de la mayor parte de las relaciones que se inician al cabo de unos años, hace que la convivencia hasta que la muerte nos separe es un mito en muchos casos. 

¿Es extraño que haya movimientos de hombres –surgidos en los países anglosajones- que se planteen una perspectiva masculina del mundo que no dependa de las mujeres ni de su poder, considerado humillante? ¿Que se planteen vivir solos como hombres sin depender de las mujeres a las que se evitaría? ¿Que vivan el sexo mediante relaciones esporádicas sin compromiso, con prostitutas a las que se sabe qué se les está pagando o con muñecas de silicona, ya algunas con inteligencia artificial?

En una de las peores distopías que uno pueda imaginar, se abre la escenografía de un mundo con hombres y mujeres separados, cada uno viviendo su propia ideología de género al margen del otro sexo y apenas reproduciéndose porque los hijos, sea por deterioro del material procreador, el semen, o por la propia crisis de la relación entre hombres y mujeres, la haga difícil o imposible. 

Hay una película de Alfonso Cuarón que se titula Hijos de los hombres, es una distopía muy alarmante de un mundo donde no hay niños y hay un permanente estado de guerra civil con la presencia de inmigrantes como sensación amenazadora. 

15 comentarios :

  1. Hola Joselu, qué bueno leerte de nuevo. Efectivamente se está generando un movimiento a lo largo y ancho del mundo. En Argentina ha estallado este año junto a una crisis política y económica que hace años no sufríamos.
    Es un movimiento interesante, para observar. No dicen nada nuevo. Las mujeres (algunas) sabemos que somos probablemente el único grupo humano cuyos miembros han recibido represión, maltrato y abuso en el 100% de los casos desde tiempos inmemoriales. Esa circunstancia nos ha formado muy astutas y profundamente inteligentes. Hemos tenido que tolerar la frustración siempre. Eso posiblemente nos ha otorgado una posibilidad de vinculación compleja y un dominio complejo sobre el otro.
    Pero como decimos muchas mujeres que nos consideramos seres humanos libres y expresa bien Rita Segato ( feminista Argentina) "El feminismo no puede y no debe construir a los hombres como sus enemigos ‘naturales’".
    Sucede también, que el poder concentrado, no creo que persiga seres humanos amigables y libres, sino más bien seres individualistas, agresivos, competitivos y cada vez más narcisistas y ocupados estructuralmente en hurgar su propio ombligo. Ese ser humano será el que consuma más y mas, ya que la angustia existencial deberá posiblemente ser mitigada con mas objetos a ser comprados.
    Habrá que ver como conduce el poder mediático a las masas feministas desbordadas y berreantes, henchidas de histeria y de triunfo.
    Habrá que ver si las mujeres pueden salir del lugar de sometimiento, dejar de ser los condenados de la tierra, (al decir de Fanon) y no identificarse con el colonizador sino poder hacer un pacto y un acuerdo con los hombres, devenidos sus iguales.
    Habrá que ver que lugar ocupan los hombres en este escenario occidental donde son colocados en el lugar de enemigos, habrá que ver que grado de empatía logran desarrollar para, sin convertirse en "nosotras", logran reparar los siglos de abuso que les legaron sus antecesores.
    Si se le agrega a esta crisis del modo de vivir occidental, la inmigración que produce un choque y posterior integración de culturas que se reproducen con una tasa completamente diferente a de las culturas occidentales desarrolladas, el efecto es bien peculiar.
    Será como dicen uds "Que Dios nos coja confesaos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En principio, muchas gracias por hacerte presente en un debate tan intenso como este y que requiere de una lectura sagaz para lograr entrar sin simplificaciones o esquematismos a los que se acude en muchas ocasiones cuando se habla de feminismo versus machismo, política, deporte, etc.

      Para mí es un tema relevante, no porque esté en la ideología de los MGTOW, ya que estoy en una relación estable de ya treinta años y nuestros papeles se ajustan con bastante equilibrio. Pero sí que observo en la vida, en la prensa, en los debates públicos que estamos en un momento crucial y en el que los hombres nos hemos quedado sin voz o con una voz muy débil. Y esto no es bueno, como se induce de tu rico texto. Se puede estar de acuerdo en que a lo largo de la historia la mujer ha estado relegada en todos los órdenes, y supeditada a la visión masculina de la realidad. Así se han creado ritos como el cortejo, el amor romántico, visiones de la mujer como sexo débil o por el contrario la mujer fatal que atrae y luego destruye a los hombres. Pienso que la mujer tiene un poder que el hombre teme y necesita sentir que la domina, solo tenemos que ver lo que pasa en los países árabes en que el feminismo y la idea de mujeres libres o independientes es imposible de concebir -algo que parece no inquietar a las feministas progresistas que justifican el velo islámico e incluso el burka si la mujer lo elige-. Loa hombres temen a las mujeres pero luego generalmente son educados por ellas porque, como dices, el hecho de estar postergadas les ha hecho ser astutas y saber utilizar su inteligencia para controlar las situaciones entre hombre y mujer. Es una dialéctica difícil. He sido profesor durante muchos años y he visto los conflictos de los adolescentes a raíz del empoderamiento de las chicas. Más en un contexto de fuerte contenido musulmán donde trabajaba yo. Doy la bienvenida a esta revolución de las mujeres ya de por sí más independientes, pero no es fácil reajustar la relación en unos nuevos parámetros. Pienso que será cada vez más difícil ponerse de acuerdo. Las feministas radicales que van con su discurso a todos los sitios van a tener problemas para encontrar un hombre adecuado. Y los hombres van a tenerlos también para encontar un equilibrio que haga fértil y duradera una relación. Hay países en que las separaciones son tan generalizadas que es difícil encontrar una pareja que perdure. Estuve en Islandia recientemente y supe de estas relaciones con tiempo limitado, aunque allí no es un problema dramático y se juntan las antiguas parejas con las nuevas con los niños que no viven mal esta relación de cierta complejidad. En un país latino, de sangre más caliente, no es tan favorable el ambiente que no suponga enfrentamientos, celos, rencores tras separaciones muchas veces muy conflictivas.

      En todo caso, está en crisis la natalidad (en Islandia los hijos se tienen sobre los veinte años de modo que los padres son jóvenes), está en crisis la relación hombre-mujer y está en crisis la identidad de los varones a los que no será sencillo encontrar su lugar en el mundo. En todo caso será muy diferente del de sus antepasados.

      No es fácil.

      Eliminar
  2. El año pasado en la asignatura de Valores Eticos tratamos con cierta profundidad el tema del feminismo. Videos, charlas, talleres...y a final de curso vi cansancio. Un alumno (15 años) cuando iba a empezar la clase, levantó el brazo y me dijo que si podía abandonar la clase. Que ya estaba harto de que le hiciera sentirse como un asesino de mujeres. Que no todos los hombres eran maltratadores... y hubo chicas que se pusieron de su parte.
    Me quedé sin palabras. Hay algo que no estamos haciendo bien... porque mientras tanto, siguen muriendo mujeres asesinadas. Hay maltrato. Hay machismo. ¿En qué estamos fallando?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cifras de violencia de género no son peores en España que en los países nórdicos, esto es algo que sorprende pues allí nos llevan mucha ventaja en la igualdad de género y la emancipación de la mujer: IGUALDAD Y VIOLENCIA DE GÉNERO EN SUECIA Y OTROS PAÍSES NÓRDICOS. Esto me hace pensar que es un problema universal y que son inevitables crímenes como el que estos días están en los medios de comunicación, el de Laura Luengo a cargo de un condenado por asesinato anteriormente. ¿Cómo lo puedes evitar? ¿Cómo puedes evitar que en un hogar, por circunstancias equis se produzca un infierno de odio, ira y violencia que desemboca en maltrato o incluso un crimen?

      El otro día leía que en los asesinatos que se producían en España, cito de memoria, un 56 por ciento son de hombres que matan a hombres, un 30 es de hombres que matan a mujeres, un 7 u 8 por ciento es de mujeres que matan a hombres y el resto de mujeres que matan a mujeres. Las cifras son aproximativas. Queremos encontrar la piedra filosofal para evitar la violencia de género, pero no nos preguntamos por la violencia en sí misma, indiferentemente de su género, porque hay más muertes de hombres que matan a hombres por otros motivos. La relación entre hombre y mujer está sometida a una dialéctica muy poderosa: atracción, deseo, posesión, celos, que no está presente de igual modo entre hombres o entre mujeres -aunque evidentemente está la realidad homosexual sobre la que no sé si hay estadísticas sobre la violencia entre personas del mismo sexo. Cuando interviene el deseo o la posesión en la relación intragénero se activa una espoleta de resultados inciertos y por lo que vemos a veces termina trágicamente. Condenar a todos los hombres, como bien dijo el muchacho de tu instituto es injusto, es como condenar a los hombres por maldad humana por el número de asesinatos de otros hombres. La violencia de género forma parte de la constitución de la naturaleza humana, presente en todas las culturas de una forma u otra. Lo que no quiere decir que no debamos hacer nada. Pero, como forma parte del tema de la violencia universal-en las guerras el noventa o más por ciento de las muertes es de hombres, las mujeres son violadas-. El riesgo cero no existe ni puede ser alcanzado ni siquiera en el paraíso de los países escandinavos, los más avanzados en el mundo en cuanto a igualdad.

      Un abrazo, y anímate en reactivar tu blog.

      Eliminar
  3. Ufff!!! Complejo y polémico el tema que tratas esta vez, da miedo hasta participar en el, aunque vaya, no me suelo caracterizar por quedarme callado por miedo.

    Creo que en este tema estoy bastante con lo que opinas tú mismo, por lo que te conozco de otras conversaciones más que por lo que dices en esta entrada. Aunque en el tono también se traspasa cual es tu opinión.

    Yo me he sentido últimamente como el chico que comenta Miguel varias veces. El feminismo radical y a veces, creo yo, fundamentalista que se está imponiendo en estos últimos años, yo creo que no ayuda a solucionar los problemas. Se crea más brecha que puntos de unión. Yo creo que esta mal enfocado. Básicamente porque a fuerza de repetirlo los hombres no vamos a convertirnos todos en violadores. Es absurdo. En una de las experiencias negativas que he tenido recientemente iba yo caminando detrás de una chica, cuando ella se giró con una cara de mala leche total poniendo cara de asco, bajándose el jersey de mala manera como si yo que se. Coincidió en el tiempo con una de las manifestaciones globales feministas que se realizaron. Me hizo sentir fatal y pensé que realmente el tema se esta escapando de madre. No he leído demasiado del tema, pero creo que entre las mujeres mismas han salido voces críticas que no comparten la forma en que se está criminalizando a los hombre en este tema.

    Evidente la violencia de genero es obvio que es un problema enorme, que se tiene que luchar contra ello, que se tienen que potenciar las políticas para combatirla en todos los ámbitos, en el tema educativo, en todos los sentidos. Es evidente que determinado hombres tienen un problema claro de posesión, como tu decías en uno de tus comentarios, algunos hombres creen que "que la mujer tiene un poder que el hombre teme y necesita sentir que la domina". Y algunos hombres, que somos seres muchos más brutos y, porque no decirlo, en muchos sentidos, más limitados que las mujeres, usan el recurso absolutamente mezquino de la violencia.

    En fin Joselu, no sigo porque este tema no me gusta nada los matices que está tomando. No conocía para nada el movimiento MGTOW y leer de que va el movimiento en tu blog me ha hecho como mínimo levantar una ligera sonrisa porque, desgraciadamente, descubro en los argumentos que citas, que tienen puntos bastante comunes con lo que yo pienso. Sobre todo a nivel doméstico. A nivel global lo veo mucho más dudoso. Pero a nivel doméstico yo siempre he tenido claro que la aparente dominación de los padres en la familia es algo absolutamente impostado y de cartón piedra. Hay casos y casos por supuesto.

    En fin, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recientemente ha habido un caso que me puso los pelos de punta. Se trata del exdirector del Teatro Lliure Lluís Pasqual, hombre fundador del Lliure y referente europeo como director de grandes teatros. Tiene una trayectoria impresionante avalada por su calidad profesional, es gay y admirado en su profesión. Pues bien, quizás sepas el tema. Una actriz de segunda fila, años después, lo ha acusado en las redes sociales de despótico y que sentía que la había vejado. Recibió el apoyo de algún colectivo feminista por eso de "Yo te creo" y Lluís Pasqual fue puesto en la diana a pesar de que más de trescientos profesionales del teatro lo apoyaron incluida Núria Esperpt, Ana Belén y muchas otras mujeres. Además, Núria Espert había estado presente el supuesto día de la vejación de esta actriz mediocre y recordaba que simplemente le hizo un comentario crítico por su modo de actuar. Dio igual, Lluís Pasqual sintió el vacío que se le hizo y se dio cuenta de que no contaba con el apoyo de las instituciones y que era puesto en solfa por sus compañeros del Lliure, lo que le llevó a dimitir a finales del verano. Hay otro factor determinante, a pesar de que el Lliure había llevado el procés a escena, Pasqual no tiene un perfil independentista lo que le hubiera sido de gran valor como escudo protector y, tal como él dice, si hubiera sido independentista, no le hubiera pasado nada. Así están las cosas, una sola mujer con su controvertido testimonio de que la criticó puede echar a un gran hombre de teatro. Peor para el Lliure y para Cataluña, ahora Pasqual está en Madrid.

      Creo que en líneas generales concordamos en lo esencial. Una de mis hijas se siente feminista radical, ella que jamás se ha visto preterida ni subordinada por el machismo y ha estudiado en un colegio de élite donde ha gozado de todas las oportunidades. Se siente aplastada por el machismo. Supongo que tiene que construir su identidad y tiene edad para intentar rebelarse, pero veo que muchas muchachas privilegiadas acentúan su perfil feminista -e independentista- para estar en onda. Mi otra hija es partidaria de decir "nosotras" cuando hay chicas en la reunión aunque haya hombres, dice que las cosas han cambiado.

      Ahora en el RU James Corbyn parece que ha calificado de "estúpida" a Theresa May por su negociación en el tema del Brexit y se ha armado una buena. Si hubiera sido un hombre y le hubiera llamado "estúpido" no habría pasado nada, pero como es una mujer, ya tenemos la cuestión de género.

      Esto me recuerda la ideología machista que consideraba a la mujer el sexo débil y le daba prerrogativas por ello. Ahora las prerrogativas continúan pero siendo el sexo fuerte por lo que se ve.

      Un abrazo, y gracias por participar.

      Eliminar
  4. Demasiada tela que cortar para un simple comentario. Los géneros me resultan secundarios, lo que subyace en el corazón y la mente de cada individuo es lo que más cuenta para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu reflexión, cuando te leo no percibo que eres una mujer la que habla, siento más bien que es una persona al margen de su género. En otros casos, queda patente dicho género por muchos detalles y el mismo tono de la intervención. Muchas gracias, emejota.

      Eliminar
    2. Sí, claro, pero nada de abolir las leyes que me privilegian por ser mujer jajajaja.

      Eliminar
  5. Veo que desde que este blog se ha vuelto postmoderno, se abordan temas en los que se dan por superadas cosas que de ninguna manera lo están. He leído atentamente el post y los comentarios y respuestas a los mismos. Después de todo ello, y valorando el hecho de que dispongamos de este púlpito ocupado tan distinguidamente por ti, Joselu, y así estemos al día de los últimos avances en tecnología, filosofía, pedagogía, etc., después de todo ello, digo, me pregunto: ¿acaso no se abusa, sexualmente y de muchas otras maneras, de las mujeres por el simple hecho de serlo?, ¿acaso no hay supremacía del género masculino en todas las parcelas de la vida? ¿Se equivocan las feministas cuando señalan que los puestos de responsabilidad en las grandes empresas, en la política, en las finanzas, los detentan los hombres? ¿Quieren que me conforme con el supuesto dominio en el ámbito doméstico, en el que dicen que realmente manda la mujer? Ya sé que esto no es una guerra por el mando, no, solo es una "guerra" por la igualdad, y esa está muy lejos en mi opinión. Por eso, las disquisiciones expuestas sobre el tema me quedan muy, muy postmodernas, como decía al principio. Una, que es muy básica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho reír con la consideración de disquisiciones postmodernas o que el blog se ha vuelto postmoderno, ja, ja, ja. Muchas gracias por tu intervención en este espacio de ansiado debate. Solo decir que el debate es importante y en él no debe oírse solo la voz de la mujer, imprescindible por supuesto. Tengo una hija muy feminista que dice con frecuencia mujeres al poder, está realmente empoderada en su lucha personal por la igualdad y "algo más", creo percibir. Personalmente he vivido en un universo en un casi cien por cien femenino desde mi niñez y lo sigue siendo con mi mujer, mi suegra y mis dos hijas. además de haber sido trabajador en un campo en que la mujer era la mayoría sin ninguna subordinación al universo de los varones y así creo haber educado a mis hijas. Actualmente el citado universo femenino es mucho más potente que el masculino que está en abierto retroceso espiritualmente. No digo que no sea cierto lo que dices. Pero advierto que muchas veces hay determinados perfiles de mujeres que son desdeñados por las feministas. Pienso en la Merkel, pienso en Theresa May, pienso, pienso en Margaret Thatcher, en Golda Meir,en Indira Gandhi, Benazhir Bhuto, pareciera que las feministas no las consideraran auténticamente mujeres porque han crecido en universos masculinos. Hay que debatir, Conchita, y las voces no pueden ser solo de las mujeres. Los hombres tenemos que tener también nuestro punto de vista y confrontarnos. No podemos limitarnos a sentirnos culpables como parece en los últimos tiempos.

      Eliminar
    2. Jajajajajajajajajajajaja ja lol y que me lol, pretendes que se les de puestos a las mujeres "porque ellas lo valen" en vez de si tiene o no mérito, jajajajajajajajajajajajaja, trabaje como hombre si quiere obtener lo que obtiene un hombre, pedazo de quejica.

      Eliminar
  6. Los egipcios: machistas, los griegos en tiempos de Homero: machistas, los incas: machistas, Napoleon: machista, el código Hammurabi: machista, el arte del neolítico: machista, el proyecto Apolo: machista, los fariseos: machistas, el renacimiento: machista, los vikingos: machistas
    Etcétera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comienza a preocuparme esta forma de ver las cosas. La prensa diaria viene llena de estudios, artículos, noticias referentes al heteropatriarcado, las exposiciones son sobre motivos feministas o transgénero, el poder de la liga LGTBi cada vez es mayor. No nay nada del presente o del pasado que no sea pasado por el tamiz crítico hacia el heteropatriacado que al parecer ha dominado la historia conocida. El otro día en una charla que dio Luis Alberto de Cuenca sobre el arte fantástico en el mundo grecorromano alguien le preguntó si los seres híbridos de la mitología no representaban la transición del matriarcado al heteropatriarcado. Siento que se está intentando impulsar un imaginario retorno al matriarcado, a la ideología difusa de género. Me siento saturado por todo lo que me llega por todos lados ante lo que no cabe disensión posible porque si eres mujer, te caen todos los denuestos y críticas imaginables, y si eres hombre te arrumba a los terrenos de VOX. Pocas voces he oído sensatas en este tema. Una de ellas es de la escritora Elvira Navarro en una entrevista que, renociéndose feminista, rechazaba el sesgo y los excesos que está teniendo esta ideología -yo diría que totalitaria- que nos está inundando. Muchas gracias, Friko, por tu presencia.

      Eliminar
  7. Lol, lol, lol, lol, lol, lol, y más más más lol!!!! Jajaja, pero si las mujeres desean "nuestro respeto en lugar de nuestro piropo", jojojo #mgtow (me pongo de pie para pronunciarlo) al fin va a lograr el sueño húmedo del feminazismo y de las mujeres cansadas del acoso, como lo dice el Che Morpheus (me pongo de pie para pronunciarlo) "dejadlas en paz", lol que me lol que me lol que me lol, #mgtow debe ser el único grupo en la historia de la humanidad que es criticado por promover vivir y dejar vivir, Miguel Mateos lo dice abiertamente y nadie lo critica, pero claro, si lo dicen hombres del montón (osea del % que no tiene fama y fortuna) nos crucifican.

    https://www.youtube.com/watch?v=8LubSbBABO8

    Debemos profundizar el #mgtow hasta lograr el separatismo en un nivel dónde haya un estado 100% compuesto por el sexo masculino y así las mujeres nunca más podrán culparnos de su podredumbre.

    Loooooooolllllllllll, que los hombres pasemos de las mujeres para ser dueños de nuestros recursos y nuestros sueños es una distopía???? Sólo porque lo dicen tú?? Cómo me haces reír macho!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...