Páginas vistas desde Diciembre de 2005

domingo, 9 de marzo de 2014

¿Cuál es el nivel evolutivo y potencial de un niño de doce años?


Matheson from olahjl

Hace unos días hablaba de la prueba de comprensión lectora que había planteado a mis alumnos de primero de ESO sobre un relato fantástico de Richard Matheson, Nacido de hombre y mujer. Era un relato exigente y difícil en que mayoritariamente se han sentido perdidos y confusos. Sin embargo, en las dos sesiones que se han desarrollado en las que han tenido que contestar a un cuestionario de veinte preguntas, se ha podido observar que han retenido algo de lo esencial del cuento, aunque no han percibido su carga de horror profundo, tal vez porque para ellos el horror es más bien una sensación de sobresalto o miedo que les da un susto imprevisto. No distinguen otra noción de horror que lleve más a la extrañeza, al escalofrío, al desasosiego ante unas imágenes que perturban. Es normal que no hayan percibido esta dimensión desconocida para ellos. Para eso me tienen a mí, para, una vez realizado el test, acompañarles en el descubrimiento de este cuento que no les puede dejar indiferentes.

Tienen doce años, es verdad, a veces me olvido, pero no puedo olvidar mis conversaciones con mi hija Lucía cuando tenía seis años sobre la muerte, cuando fue su descubrimiento de que la muerte era real, y que nosotros, sus padres moriríamos algún día. Creo que no hay temas que no se puedan abordar con unos niños dispuestos a escuchar. El problema es de lenguaje, de didáctica, de comunicación. Y es que el descubrimiento del mundo de niños de doce años me está fascinando. No pienso tratarles como si de incapaces se tratara. Sin embargo, hay un elemento que me hace también recapacitar. Como colofón del cuestionario de comprensión lectora les pedía que realizaran un dibujo según su imaginación del personaje central de Nacido de hombre y de mujer. No todos lo han hecho, pero he seleccionado una secuencia de treinta y un dibujos que reflejan su interpretación del personaje, ese niño que vive encerrado y encadenado en un sótano, comiendo bichos, al que sus padres golpean salvajemente con un palo, y que se escapa para mirar por la ventanita a otros niños que ve por la calle y que le parecen bonitos. Él es un monstruo y solo despierta horror en sus padres. No entendemos por qué en un principio, pero luego, cuando el niño vaya creciendo y despertándose el odio sabremos que tiene la sangre verde y que puede subir por las paredes con "todas" sus piernas.

Los dibujos que han realizado mis alumnos están recogidos en el Power Point que he enlazado arriba, Por otra parte he realizado un vídeo con música para que ellos lo vean. Este no tiene música pero se puede observar su interpretación del personaje y su destreza con el dibujo. Esto me ha sorprendido porque observo que los trazos con que están dibujados son enormemente infantiles como si correspondieran en algunos casos al estadio del dibujo de los cinco o seis años. No soy profesor de plástica ni de dibujo pero no ha dejado de llamar mi atención. Se los he enseñado a una compañera que estudia Bellas Artes y me ha dado su punto de vista. Estos dibujos tienen una gran fuerza naïf por su elementalidad y primitivismo, y en alguna forma reflejan el horror del relato plásticamente. Sin embargo, su dominio del trazo es primitivo. No saben en su mayoría dibujar con algo de elaboración. Me pregunto por qué. Soy capaz de saber por qué mis alumnos tienen tan bajo nivel de composición escrita, tal pobreza de vocabulario y de estructuras sintácticas, pero me sorprende su mínimo nivel de expresión plástica. Tal vez sean vectores del mismo problema. ¿Hay alguna conexión entre sus niveles plásticos y de representación narrativa? Es un campo que no se me había presentado hasta ahora. Sus dibujos son infantiles, pero su mundo, percibido a través de internet, es muy amplio, mucho más amplio que en generaciones anteriores. ¿Tendrá algo que ver esta falta de destreza en el dibujo con esto? ¿Es algo normal? ¿Hay conexión entre las diferentes destrezas, la plástica, la narrativa, la poética, la imaginativa?

Me gustaría que vierais estos dibujos y me comentarais vuestras impresiones. Tal vez yo espere de ellos algo que no pueden dar en el ámbito de la interpretación de relatos complejos, pero me siento a gusto en este juego en el que aspiro que algunos de ellos empiecen a entrar. ¿Cuándo es el tiempo en que comienza el pensamiento complejo? ¿Me hubiera gustado que a mí a mis doce años me hubieran introducido en él? ¿Por qué recuerdo con especial densidad mis conversaciones con mi hija pequeña sobre temas profundos?

No aspiro a tener razón, solo estoy experimentando, no temáis. Ellos espero que estén aprendiendo, pero yo también lo estoy haciendo, y este no tener respuestas más que esbozos provisionales me hace apasionante la tarea que estoy desarrollando. 

23 comentarios :

  1. Excelente experiencia. La expresión artística es una forma eficaz de extraer del alumno su universo interior y su conocimiento del exterior. Pese a su falta de destreza narrativa y el primitivismo del trazo, el ejercicio es un entrenamiento muy necesario. Las agujetas son inevitables. Tienen mucho que expresar, peto les faltan herramientas y hábitos. Y utilizar medios audiovisuales es una forma fértil de potenciar estad capacidades. Yo las utilizo a menudo frente a los métodos más tradicionales de enseñanza, que resultan a menudo más obtusos e ineficaces.

    Mi hijo tiene 8 años y tiene una imaginación viva, incombustible, pero su maestro veo que no utiliza esa cualidad como un acceso al conocimiento. La escuela castra a menudo la creatividad del alumno. La interpreta como un impedimento y no como una ocasión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más bien, el alumno aprende a considerar su propio bagaje como inútil, y su creatividad entra en un proceso de amputación cuando en la edad infantil la tienen potente y llena de posibilidades. Estos dibujos exponen sus carencias pero también un universo interior rico y lleno de potencia. Son dibujos expresionistas que empatizan con el sufrimiento del niño encerrado.

      Eliminar
  2. La verdad es que su punto de vista lo veo en mis clases y no son de 1º de la ESO, sino de 4º y hasta de 1º de BAC. Cuando les pido que se acerquen a determinados textos, sobre todo poemas, siempre protestan y me contestan que no saben dibujar, a lo que les respondo que yo no soy su profe de Plástica y que tampoco les estoy pidiendo un dibujo figurativo- que es a lo que tienden-. Como bien dice, en la era de internet y de las nuevas tecnologías, les enseñan a manejar programas de diseño que para ellos no parecen existir, como tampoco existe el color en muchas ocasiones. ¿Qué hacen en Plástica? Pues supongo que mucho dibujo técnico- que es lo que les exige el programa- por lo que veo en esas láminas que dejan dispersas o abandonandas en las cajoneras de sus pupitres. ¡Ah la imaginación y la creatividad!
    Después de ver sus dibujos, no sé si técnicamente son buenos, ni si es lo que hacen los alumnos de 12 años, lo que sí he percibido en ellos es un componente expresionista: quizá si que han sabido captar el horror, aunque a lo mejor no como nos hubiera gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayor parte de los alumnos no han disfrutado dibujando porque tienen la conciencia de que no saben dibujar, que lo hacen muy mal. A pesar de sus trazos infantiles y su primitivismo son capaces de expresar sufrimiento. Nunca me había planteado una conexión entre el dibujo y la lengua, pero ahora soy consciente, empiezo a serlo, que hay un camino que conecta ambas creatividades. Hoy he alabado sus dibujos ante ellos, se los he proyectado y he hablado de su potencial. Sin duda será una experiencia que repetiré. Y sí, estoy de acuerdo contigo, han sabido captar el horror. Los menos valiosos son los que se han limitado a copiar dibujos que han encontrado en internet. Los trazos por primitivos que sean siempre revelan más que lo que meramente se copia, pero ellos tienen conciencia, como decía, que no "saben" dibujar.

      Eliminar
  3. Siento mucho estar de acuerdo contigo en que algunos de los dibujos parecen de niños más pequeños, y seguramente habrá muchos motivos. Te comento lo que yo veo:
    Casi desde el primer momento en que un niño coge una pintura y hace un trazo se le pregunta que qué es lo que ha dibujado. El niño no dibujaba nada sólo experimentaba con sus pinturas y con sus colores. Después le enseñamos la forma "correcta" de hacer ese dibujo para que el niño aprenda a hacerlo mejor. Con esto ya hemos dado el primer paso para enseñarle a hacer dibujos estereotipados. Cada vez que quiera dibujar ese objeto no tendrá que hacer nada más que repetir ese modelo, y cuando le plantees dibujar algo diferente, te dirá "yo no sé"...
    Con toda su buena intención, los adultos (y la escuela está llena de maestros adultos) no dejan que el niño siga su evolución, que sienta el placer del pintarrajeo, de los contrastes, de las formas que, de repente y sin intención se parecen a algo.
    Claro que el dibujo nos dice muchas cosas sobre como es un niño, si es más maduro puede dibujar más detalles, por ejemplo, si es más nervioso su trazos son más rápidos e intentará hacer muchas cosas sin pararse a perfeccionar ninguna, o viceversa…
    La expresión plástica en Primaria ha perdido todo el placer de crear para convertirse en una copia de modelos, en un conteo de cuadritos para hacer la cenefa como la del libro… Puede que tus alumnos no sean malos copiando, no lo sé, pero claro, dibujar libremente algo que uno no está viendo es muy difícil, y cuando no se ha practicado, mucho más.
    Además te mando este cuento que un día una amiga compartió conmigo para reflexionar sobre este tema. Un fuerte abrazo.
    http://adelat.org/la-flor-roja-con-el-tallo-verde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te dejo un enlace que me parece muy oportuno que aborda el problema de por qué los niños dejan de dibujar cuando llegan a la secundaria: POR QUÉ LOS NIÑOS DEJAN DE DIBUJAR CUANDO LLEGAN A SECUNDARIA

      El principio del aprendizaje es reconocer que no se sabe nada, para luego darnos cuenta de que en el fondo sí sabemos cosas. Pues estas cosas que saben los niños, más de las que creen, son olvidadas o desatendidas cuando llegan a la escuela, tanto que se dan cuenta de qeu su mundo propio es inútil. Y lo sustituyen por estereotipos carentes de originalidad. Hay dibujos entre estos que sencillamente han sido copiados de internet, son los menos interesantes. Otros, sin embargo, son muy expresivos. Sin duda, el dibujo nos dice mucho de cómo es un niño. Nunca había sido tan consciente de ello como a partir de esta experiencia, y la realidad de disponer de iPad en clase que me ha permitido fotografiar sus dibujos y clasificarlos.

      Voy a mirar tu enlace que copio aquí LA FLOR ROJA CON EL TALLO VERDE

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. ...mmm... yo veo dos temas bien diferenciados aquí. Uno, el del grado de madurez de los dibujos, y otro, el cómo representan lo que imaginan. No sé si me explico pero sí confío en que tú me entiendas.

    Obviamente yo no leí ese relato que tú les diste a leer a ellos, pero los dibujos me parecieron desasosegantes. Mucho además. Viéndolos pensé... ¿pero este hombre qué relato les ha dado a leer?... debe haberles parecido igualmente horrible porque ¡vaya tela! De hecho te digo que tu entrada me ha sorprendido. ¿Tal vez no sean capaces de plasmar por escrito o verbalmente la impresión que les causó la lectura pero a la hora de expresarlo mediante un dibujo les hayas dado una herramienta para ir un paso más allá y sí hayan podido hacerlo? Y lo que me ha resultado más enigmático todavía es que el hecho parece haber sido generalizado.

    Por otra parte, vi los dibujos el otro día cuando los colgaste en facebook y pensé exactamente lo mismo: que eran infantiles a más no poder. ¿Cómo pueden chavales de 12 años dibujar así? No sé a qué se debe ni mucho menos, pero sí pensé si con esa edad yo pintaba así. Y personalmente no fue el caso. En absoluto. También es cierto que acudí durante varios años a clases de pintura (desde los ocho años), con diez ya sabía más que de sobra lo que era un bodegón o una paleta de color y que además dibujar siempre se me ha dado bien, mejor que al resto de compañeros que tuve desde la EGB hasta el bachillerato, pero aún con esas yo no pintaba dibujos así ni con ocho o nueve años.

    No sé, no sé... ¿nos ha infantilizado la sociedad... a todos? ¿y eso nos ha afectado a unos de modo que no pueden expresar ni artísticamente con madurez una idea/situación... y a otros de forma que nos horrorizamos viendo dibujos como esos, ya digo, tan desasosegantes, salidos de las manos y las mentes de chavales de 12 años?

    Caray, Joselu... siempre consigues darle otra vuelta de tuerca a todo. Ya me dejas cavilando...

    Será por eso que siempre vuelvo. Por suerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta el conjunto fundamentado de tus reflexiones. Es así, son dibujos que revelan el profundo horror que les había causado el relato aunque en el cuestionario no dieran con las palabras exactas para referirlo. Pero en el orden plástico sus bocetos son intranquilizadores, expresionistas. Hoy se los pasaba y proyectaba en clase y les he hecho observar su factura infantil y a la vez la fuerza que poseían. Desgraciadamente no incluí otros mas negros que los que he publicado, tal vez porque no estaban coloreados. Fue un error porque hoy al repartirles los trabajos me he dado cuenta que había algunos no incluidos que eran francamente espeluznantes. Utilizar el iPad en clase me da una versatilidad prodigiosa. Esto no hubiera sido posible sin ese artilugjo fascinante que me está abriendo campos insospechados.

      A la mayoría no les gusta dibujar, creen que no saben, dicen que no saben. Hay un artículo muy interesante que enlazo que habla de la pérdida del dibujo al llegar a secundaria. Léelo, es muy interesante. Está enlazado en la respuesta a Begoña.

      Me han encantado tus reflexiones. Gracias por pasarte por aquí. Un beso.

      Eliminar
  5. Me han gustado los dibujos. No me parecen dibujos tan infantiles, sino más bien, dibujos con falta de técnica. Pero son dibujos con una expresión maravillosa. Me han encantado. La verdad. Los niños de estas edades ya tienen suficiente bagaje como para discernir entre vida y muerte. Y en los dibujos se ve. La vida, en todo caso, supera para ellos a la muerte. La vitalidad de sus dibujos lo delata. Obviamente, en este aspecto pueden estar equivocados, no lo sé. Pero ellos así lo conciben. En cualquier caso, me ha parecido una experiencia fantástica el mezclar la plástica con la literatura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año me está resultando apasionante. Estoy recuperando aquel profesor que fui al que le fascinaba experimentar. Cada clase es un experimento que me sorprende a mí el primero. Es la única forma en que me gusta la enseñanza. Ser el primer sorprendido. Y esta incorporación del dibujo tiene un potencial fascinante y lo seguiré utilizando porque me ha abierto un camino fabuloso a su mundo interior que tal vez no sale a través del lenguaje. El dibujo incorpora elementos a los que no llegamos los profesores de lenguaje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Siempre que veo dibujos de niños, recuerdo la apertura de El Principito. A la edad de seis años, ese niño, fascinado con una lámina que vio en un libro, intentó copiarla, y los adultos de su entorno sólo lograron ver un sombrero en lugar de una boa que se tragaba a una fiera. Debes recordarlo. El niño finalmente concluyó que el dibujo no era su fuerte, y fue así como decidió ser piloto de aviones, y según dice, abandonó así "una magnífica carrera de pintor".
    No soy experta en artes plásticas tampoco, pero lo que observo en los dibujos de estos alumnos es bastante variado. Hay algunos más infantiles que otros. De todas formas, es posible que ellos mismos, como el principito, se hayan declarado fracasados en el arte de dibujar.
    Según Piaget, el pensamiento abstracto comienza a desarrollarse a los once años. Durante esta etapa, los expertos aconsejan vincular todo lo que se pretenda enseñarles a los niños con sus propias experiencias. Tal vez el tema que elegiste abordar no resulte fácil de relacionar con la experiencia de estos niños. De todas formas, el hecho de fomentar este tipo de expresión me parece un acierto de tu parte. Yo te diría que no hicieras como los adultos del gran clásico de Saint-Exupéry, y que disfrutes del logro sin querer ir más allá, dándoles tiempo a que vayan desplegando su creatividad tal como lo vienes haciendo. Te digo esto pensando en mi hija de once, ya para doce años.

    Un fuerte abrazo, profesor.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pretendo ir más allá. Solo quería expresar mi descubrimiento por la vinculación de la expresión plástica a la verbal en un ejercicio que me sorprendió. De hecho, les he dado otro texto del mismo autor y les ha pedido que lo hicieran también de una manera plástica y he tenido también interesantes datos sobre su forma de percibir el relato. Es una idea que hasta ahora no me era conocida, y que utilizaré a partir de ahora. Lo que es cierto es que estos dibujos, infantiles o no, reflejan el horror del cuento de Matheson y eso es muy sugerente.

      Un abrazo, Fer. Gracias por tus palabras, y disculpa mi tardanza en contestar, acuciado por otros menesteres.

      Eliminar
  7. No conozco el relato de Matheson y no puedo opinar con un mínimo de seguridad.
    Me gustaría saber la edad del personaje del cuento y si se podría haber producido un proceso de identificación con él. Si hubiera una posible identificación quizás los dibujos, más allá de las destrezas de cada uno, respondieran al hecho de asumir la personalidad del chico con su edad correspondiente.
    También es cierto que resulta muy complejo para un preadolescente representar la muerte en el momento en que están despertando a la vida. Es una especie de contravalor y ese contravalor puede implicar, como ha pasado en el llamado arte primitivo, una especie de necesidad de abstracción donde la realidad quede difuminada.
    Sinceramente no veo que los dibujos sean tan infantiles, veo en alguno bastante calidad y no soy capaz de equiparar la falta de expresividad escrita con la capacidad plástica. Hay analfabetos que son genios del dibujo y sofisticados escritores que no saben hacer la o con un canuto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El niño monstruoso, nacido de hombre y de mujer, tiene aproximadamente en un momento del relato, ocho años, pero va creciendo. El comentario más común en ellos es que los padres no deberían haberlo rechazado. He encontrado una identificación empática con el personaje, aunque sin percibir verbalmente el horror que suscita. Otra cosa son los dibujos que son muy expresivos de dicho horror. En cuanto a su percepción de la muerte, ellos están muy acostumbrados a ella como elemento de mil y una película o vídeos o relatos en que aparece, lo que no quiere decir que la comprendan en su sentido existencial o físico. Es para ellos un elemento frecuente en sus narraciones.

      Es cierto que no se puede vincular capacidad plástica con verbal, pero de todas maneras era una línea que quiero investigar. Si es posible ver una mayor matización intelectual en aquellos alumnos que tienen una mayor capacidad plástica, entendiendo esta en un sentido más amplio y teniendo en cuenta las posibilidades del dibujo con cierto primitivismo en su falta de elaboración.

      Gracias, y un abrazo.

      Eliminar
  8. Por si te interesa: http://elclipinfinito.com/2014/03/03/por-que-dejamos-de-dibujar/

    ResponderEliminar
  9. He estado mirando los dibujos de los niños y he visto eso, dibujos de niños. No conozco el relato, pero casi todos pintan a un ser humano y no un animal (como le paso a un tal Gregor Samsa),¿ es una persona o no es una persona ?. En mi generación perdió peso la caligrafía, quizás esto que nos muestras es la manifestación de la falta de dibujo en las escuelas.
    ¿Que pasaría si alguno hubiese dibujado un dibujo como los que tienes abajo adornando el blog?
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nacido de hombre y de mujer es un ser humano pero monstruoso, su forma no queda definida lo que lo hace más ambiguo y horroroso. Sabemos que tiene varias piernas y que tiene una enorme fuerza, además de la sangre verde. Creo que tienen una gran fuerza como dibujos que expresan ese horror del texto. Si hubieran dibujado trazos como los que tengo abajo, hubiera sido interesante. Esos garabatos pueden expresar movimiento y tensión si son hechos por manos hábiles. Con pocos trazos se puede revelar muchas cosas.

      Un saludo y disculpa por tardar tanto tiempo en contestar.

      Eliminar
  10. Joselu, yo he pasado casi toda mi vida docente entre niños de esta edad y algo mayores, así que no me resulta extraña su manera de plasmar en dibujos la impresión que les causa un texto leído. Los niños son espontáneos, sinceros, aunque su técnica no sea precisamente académica o ajustada a los cánones establecidos. Es un error más de nuestro sistema educativo: obligar a copiar, a imitar un modelo preeestablecido en lugar de fomentar la creatividad. Los psicólogos recurren mucho al dibujo para diagnisticar problemas. A través del dibujo los niños expresan todo lo que les ocurre, de uno u otro modo. Quizá en más de un caso sea más significativo su dibujo que su comentario de texto. Me gustaría leer el relato para poder opinar mejor, pero me parece una labor estupenda la tarea que les has propuesto. Los niños raramente resultan previsibles, nos sorprenden continuamente. Los preadolescentes de hoy no tienen nada que ver con los de hace años, y micho menos con nosotros a su edad. Son más maduros en ciertos aspectos pero en otros son más blanditos y consentidos, menos responsables porque han nacido y crecido en la época de las vacas gordas. Los padres sulen tender a sobreprotegerles pero, sorprendentemente, entienden textos alejados de la inocencia a pesar de su cada vez más escaso conicimiento del vocabulario. Yo quisiera poder leer con ellos otra vez "El camino", pero las palabras de Delibes les suenan a castellano antiguo. En todo caso, no son tontos en absoluto, lo que ocurre es que les obligamos a repetir lo que otros han diseñado en lugar de enseñarles a crear sus propios contenidos. No vamos por buen camino. Y lo que sí te asegro es que en pocos meses,apenas pisan el IES tras acabar Primaria, dan un cambio sorprendente.
    Te felicito una vez más. Un fuerte abrazo, colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He sido consciente de lo que dices, que puede ser más significativo un dibujo que un comentario de texto. Los dibujos que he publicado aquí y otros sobre un texto añadido de Richard Matheson me son especialmente interesantes porque son reveladores de una comprensión muy ajustada al horror de los relatos del escritor norteamericano.

      El año pasado propuse la lectura de El camino pero lo cierto es que no creo que fuera leído en general. Pero eso sí, se aprendieron muy bien el argumento para contestar las preguntas que les formulé tipo test.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Buenas noches Joselu. Ultimamente te tengo olvidadito del todo...
    Me han encantado los dibujos y si no hubieses dicho que tienen 12 años hubiese pensado que eran más pequeños.
    Creo en mi poco saber en estos temas que el problema está en la sociedad en general. Si te paras a observar vemos que la sociedad en general está aniñada y por tanto los niños, son niños más tiempo. Ves la TV y los planteamientos que hace demasiada gente son realmente la pataleta de un niño, ni se plantean su posible responsabilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es cierto, Malo, pero a la vez los niños de doce años han visto infitinitamente más cosas que los de generaciones anteriores. Han crecido con internet y allí se ve de todo desde violencia a pornografía. Es una maduración distinta que puede llevar a una cierta infantilización, sí, pero a la vez a un estar de vuelta de todo. En todo caso, no sé si nos ayuda esto para interpretar estos trazos de estos dibujos que me parecieron a la vez que expresivos, muy elementales. Me alegro de verte otra vez por aquí. El mundo de los blogs cada vez se está quedando más arrinconado, y muchos blogueros se pasan a FB o Twitter. Un saludo.

      Eliminar
    2. Yo intento compaginar los blog y Fb pero a veces es como dificil,

      Eliminar
  12. Llego tarde, como suele sucederme. Vi los dibujos antes de leer la nota y pensaba que eran de niños de primaria y al leer los volví a ver otra vez. Me parece muy bien que les des esta oportunidad de reinterpretar el arte por medio del arte y me sorprende también lo que han podido representar. Estamos en una época donde muchos niños no saben escribir de corrido y hasta empiezan a olvidar como escribir en letras de molde, porque ahora el énfasis está en los aparatos que usan, en el teclado, en la pantalla y otras tecnologías que se manejan de manera muy distinta que un lápiz, un lapicero, una pluma, un crayón. Así que es posible que haya algo simplemente en su capacidad motriz que permanece en un estado de inmadurez por falta de uso. También me parece que hay otras dimensiones a esto, y que tal vez tenga algo que ver con una visión del mundo algo caricaturizada. No sé si has notado que muchos de los dibujos animados que los niños de esta edad ven y siguen en estos días se parecen también a estos dibujos, porque se ha ido de una preferencia por una suerte de realismo en esa forma de arte popular a una expresión satírica de las formas que se pintan y se animan. Estoy pensando a través de la experiencia de EE.UU. pero imagino que ustedes conocen todo esto allá. Pero esto a la vez contrasta con videojuegos que buscan un realismo demasiado crudo, así que tal vez estoy interpretando demasiado. Vuelvo al punto: me parece bien que puedan expresar su experiencia de la literatura y que esa manera de verla se considere válida. Ya llegará el tiempo en que vean otros matices.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...