Páginas vistas desde Diciembre de 2005

viernes, 21 de mayo de 2010

El mundo que viene

Creo que tenemos que empezar a pensar que la crisis que estamos experimentando no es pasajera. Durante unos meses hemos creído, a medida que, no obstante, subía el paro, que esto ya se estaba reconduciendo y que en un año o dos volveríamos a nuestro estilo de vida anterior de crecimiento, endeudamiento y consumo sin límite.

Durante dos décadas (1990-2010) hemos crecido exponencialmente basándonos fundamentalmente en el crédito. Ganábamos 80 y gastábamos 140: viajes, moda, ocio, cultura, hipotecas, coches, segundas viviendas, vacaciones de verano e invierno… Esa dichosa tarjetita rectangular era un talismán mágico y todo lo que nos rodeaba parecía estimular esa espiral de que a mayor consumo, más crecimiento y mayor bienestar de modo indefinido e ilimitado. Los políticos aconsejaban en el inicio de esta crisis que siguiéramos consumiendo, que el consumo era patriótico y generaba puestos de trabajo.

Pero el sistema económico, el capitalismo, ha llegado a un punto en que no hay camino hacia delante. Hemos llegado al límite de endeudamiento. Todo el mundo ha gastado más de lo que podía y hemos erigido la satisfacción del placer en el eje de nuestro sistema de vida, tan diferente del modo de vida de nuestros abuelos que crecieron en la carestía y el hambre, y en el lógico esfuerzo que suponía.

Esto se ha acabado y lo vamos a ver bien pronto. De momento se ha bajado el sueldo a los funcionarios ante la aquiescencia entre todos los que no son funcionarios. Se ha congelado la pensión a los jubilados, y esto ya no ha sido tan celebrado. Pero lo que ha de venir va a ser peor, porque el paro va a ir en aumento y el déficit no va a poder ser controlado. Nuestro sistema productivo (construcción+turismo+automóvil) se ha venido abajo y no tenemos otro que lo reemplace.

Tendremos que acostumbrarnos a vivir con menos, a poder satisfacer menos nuestros deseos y limitarnos a nuestras necesidades. Va a ser duro especialmente para la clase media extraordinariamente endeudada. Los jóvenes lo van a pasar muy mal porque el mercado de trabajo va a estar muy limitado para ellos aunque se formen extraordinariamente. Magníficos currículums no van a garantizar un puesto de trabajo a la altura de sus méritos, si es que garantiza alguno. Los parados mayores de cuarenta años y más, teniendo en cuenta que la edad de jubilación se va a retrasar hasta los 67 o los 70 como recomienda la patronal, van a tener que depender de la solidaridad familiar. Los hijos tardarán aún más en emanciparse y muchas familias tendrán que subsistir con un sueldo. Habrá que medir mucho los gastos. Sólo tendrá trabajo quien genere auténticamente productividad. El sistema de cobertura social se viene abajo. Habrá que pagar por la asistencia sanitaria y probablemente por la educación. El estado no tendrá dinero para garantizar los servicios básicos. Ignoro qué pasará con el sistema de pensiones, pero me temo lo peor.

Habremos de pasar de una mentalidad individualista a una colectiva. Del yo al nosotros, de la euforia inane del consumismo hacia la racionalización y el sentido de grupo, la negociación, los proyectos compartidos… la reflexión sobre nuestro sentido de la vida y sobre la propia supervivencia del planeta.

Conceptos como la solidaridad se harán más necesarios porque habremos de compartir mínimos. Quizás la cultura vuelva a encarnarse como necesidad básica de los ciudadanos.

Habremos de aprender a compartir y entender que el mundo es desigual. A nosotros nos irá mal, pero buena parte de la humanidad lo pasará mucho peor. En estos años de euforia consumista, más de mil millones de personas han empeorado en su nivel de vida viviendo en la más real miseria. Esto es lo paradójico: que habiendo excedentes no hayamos sabido mejorar la vida de esta parte de la humanidad que ha tenido que intentar emigrar para poder sobrevivir.

El peligro real es que el malestar que se va a generar por la debacle del modelo consumista –y la reducción dramática de nuestras expectativas de crecimiento- podrá ser aprovechado por movimientos ultraderechistas que dirijan su odio hacia los inmigrantes y todo lo que ha significado la cultura progresista, incluida la idea de monarquía federal que estamos viviendo. Vemos ya indicios de ellos. España está girando a la derecha, pero no sólo España, también lo vemos en Estados Unidos y el conjunto de Europa, un proyecto que se está anquilosando ante el empuje de naciones emergentes que están creciendo mucho en plena crisis (China, Brasil, India, Sudeste asiático…)

¿Qué pasará con España en una crisis profunda del modelo de crecimiento, ya agotado? ¿Cómo afectará al equilibrio político entre las distintas regiones? ¿Se buscará la independencia de Cataluña y el País Vasco como solución a la debacle económica? ¿Nos mantendremos unidos frente a lo que se nos viene encima o nos dispersaremos en enfrentamientos interregionales?

Se avecina un cambio de modelo, una inflexión profunda en nuestro sistema económico y de vida. ¿Saldremos, pues, de la gilipollez consumista en buena dirección? ¿O triunfará el fascismo buscando enemigos que nos ayuden a tragar la amargura de la ruptura de ese bienestar que hemos vivido durante tanto tiempo?

¿Se legalizará la marihuana como pronostica algún economista?

58 comentarios :

  1. Empezaré por el final: que legalicen la marihuana cuanto antes.

    Bien, totalmente de acuerdo con tu análisis, salvo pequeños matices. Yo creo que se debe ir mirando a otras filosofías de vida o de sociedad. A voz de pronto se me ocurre sugerir dos ideas:

    1ª.- El decrecimiento. La sociedad ya no puede estar pensando en el crecimiento. El concepto "crecimiento sostenible" es una entelequia (si hay crecimiento no es sostenible, nunca).

    2ª.- La tasa Tobin. Es necesario que la sociedad obtenga, via impositiva, una parte de beneficio de las transacciones económicas internacionales.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Basseta, estoy de acuerdo contigo en que el crecimiento sostenible es una idea bonita pero que no tiene base real. Crecimiento quiere decir destrucción del medio ambiente, de los recursos naturales, de la biodiversidad... No podemos seguir creciendo y habrá que acostumbrarse a vivir con mucho menos, para lo cual harán falta otras filosofías de vida como bien dices, pero primero haría falta políticos, auténticos estadistas, que hablarán claramente a los ciudadanos, pero lo que tendrían que decir no gustaría de ninguna manera. El que diga la verdad pierde las elecciones. No vamos a cambiar de modo de vida por gusto, es que nos va a caer un ladrillazo encima de la cabeza que nos va a dejar k.o. Habría que empezar a concienciarse. En cuanto a la tasa Tobin, también totalmente de acuerdo. Estos días he oído alguna referencia a algo parecido -un impuesto para el flujo de capitales- por parte de algún político europeo. La opinión de Felipe González es muy interesante. El otro día CNN+ tuvo un pico de audiencia durante una entrevista al histórico líder socialista.

    Lo dicho, lo que va a pasar es esto, pero nadie quiere oírlo. Habremos de cambiar nos guste o no.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Joselu, gracias por la cita, aunque el enlace que has puesto a la portada del blog no creo que sea el enlace que querías poner, supongo que era el resumen del libro el crash del 2010,

    comparto lo que dices y tus preocupaciones, esta crisis sistémica sólo es comparable a la anterior crisis sistémica, el crash del 29, que recordemos supuso pobreza y una década perdida económicamente, los 30, la ira hacia los políticos y el aumento de los fascismos, Hitler, y por último la II Guerra Mundial, sólo después de todo eso se pusieron las bases para un nuevo modelo económico, el consumismo, la creación de la clase media, el endeudamiento masivo de familias, empresas, bancos y países, y todo eso contando con que las materias primas, especialmente el petróleo y el carbón eran fuentes inagotables y baratas,

    ese modelo está acabando, está agotado, el fin del petróleo barato y la superación de todos los límites de endeudamiento están haciendo implosionar el sistema,

    desde finales de abril ya nada tiene sentido, las bolsas suben y bajan, se toman medidas políticas imposibles una semana antes, los gobiernos están agotando las medidas anticrisis del viejo modelo que ya no sirven,

    el siguiente paso "lógico" del capitalismo es evolucionar hacia la adoración de la diosa productividad y la diosa eficiencia, y todo lo demás se supedita a eso, sobra la clase media, sobra el estado del bienestar, sobran personas,

    en mi modesta opinión, la alternativa al sistema comenzó de verdad en los años 60, con su mensaje de amor, paz, ecología, libertad, igualdad hombre y mujer, etc, las alternativas clásicas del socialismo y el comunismo caen en la misma visión economicista y materialista del ser humano que tiene el capitalismo,

    la crisis es mundial, y la solución tiene que ser mundial, pero nuestro sistema político y empresarial basado en los estados nación dificulta ese paso hacia la conciencia planetaria,

    pero todo esto son sólo reflexiones personales,

    un abrazo de Cristóbal

    ResponderEliminar
  4. La crisis que atraviesa este sistema económico es congénita. En esencia es un sistema perverso en su funcionamiento porque se basa en la especulación y en el consumo. Un modelo expansivo que cuando no puede crecer más se contrae y se lleva todo lo que puede por delante. Tras la crisis vuelve la calma y la concentración económica permanece en grupos de élite que van variando sus nombres.
    Se trata de fijar ganancias a costa de lo que sea como cuando se tiran productos para que suban los precios. La producción está basada en la obtención de plus valías no para satisfacer necesidades.
    Respecto a los valores éticos que apunta Joselu se darán si eso es lo que los dirigentes quieren para apaciguar los rebaños, pero seguirá imponiéndose el sálvese quien pueda, que manda en el código genético de la conciencia de supervivencia humana.

    ResponderEliminar
  5. Descubrí tu blog , gracias a la película: El séptimo sello, buscando una explicación a la misma, y al final me di cuenta de que de eso se trata la película, no hay explicación posible a lo que se pregunta en ella.
    Continué profundizando en tu blog, mejor dicho en tus inquietudes (felicidades por ello, es estupendo) y veo que continuamos haciéndonos preguntas sin respuestas; cientos, miles de preguntas, económicas, religiosas, filosóficas, artísticas, etc. Salvo una, que lleva siglos respondida de forma clara y contundente, y es la que más nos inquieta: ¿por qué la humanidad es incapaz de administrarse en armonía? POR QUE ES UN MAL BICHO, MALO NO, ES PEOR.
    Y esa es la triste y dura realidad que pulula sobre nuestras cabezas. Si p q, si q r, si p r.
    Conclusión: tenemos lo que nos merecemos.
    Naturaleza en estado puro, el ser humano: su cerebro = a la más magnífica de las máquinas y un saco infinito de estupidez. Negro blanco, cielo tierra, noche día, + -, y finalmente ceros y unos.
    Cada uno de nosotros es un mundo, una tierra, existen 6.000 millones de tierras en esta tierra. ¿cómo pretendemos globalizar 6.000 millones de tierras?, 6.000 millones de prismas diferentes.
    Está claro que nuestro motor es el caos, y eso no hay quien lo detenga.
    Un saludo para todos

    ResponderEliminar
  6. Durante muchos meses, he invitado a las personas a dejar de consumir irracionalmente, porque en este caso el consumo se convierte en una ruta de escape a sus inquietudes existenciales.

    Definitivamente las mismas tecnicas que sirvieron para educar a las masas desde un punto politico, fueron adoptadas por el capitalismo para crear un consumo irracional... por que? Porque hay que tener ocupadas a las personas para que no piensen.

    A mi que me importa comunismo o capitalismo, esas palabras son vacias, pero si hablamos de justicia, ahi si entramos en calor para una buena tertulia y quizas una revolucion!

    Existen dos cosas que apoyan toda iniciativa, o hacen lo contrario. Ellos son las ideas y la religion. Para mi esas palabras si impiden la efectividad las borro de mi diccionario -lo que quiero son resultados- es por ello que apoyo no solo la legalizacion de la marijuana, sino que tambien apoyo la legalizacion de la prostitucion... por que? porque al legalizarlas estas pierden fuerza.

    ResponderEliminar
  7. Coincido con todos los comentaristas.

    Qué deprimente.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, lo de legalizar no lo tengo tan claro. No te había leído, Silvia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Cristobal, ya he arreglado el enlace y apunta al post anterior que has publicado. Espiritualidad y política es un referente para mí.

    Estamos al final de un sistema pero no tenemos nada claro el que habrá de sustituirlo. Además no percibo en el ambiente una percepción de la necesidad de cambio económico y de mentalidad. No veo que esto nos esté haciendo reflexionar. Será a la fuerza cuando lo hagamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Puede que al final terminemos aprendiendo algo: que vivir no es consumir, que no nos manipulen, que nada se debe tirar para mantener precios, que no se puede vivr de subvenciones, que la Unión Europea va a ser solo mercado y no debería, que tiene que dejar de haber ricos y pobres... aprenderemos algo, seguro.

    ResponderEliminar
  11. Esto (las vacas gordas y las vacas flacas) nos pasa por haber perdido por el camino las izquierdas de verdad.

    De todas formas, aunque pueda ser cierto que mala hierba nunca muere, si algo ha demostrado el capitalismo a lo largo de la historia, es su capacidad de adaptación.

    Ah, y si legalizan la marihuana, ¿qué gracia va a tener fumarse un peta? ¡Para eso, ya tengo el güisqui!

    ResponderEliminar
  12. Dicen que los chinos usan la misma palabra para designar crisis y oportunidad, pero también es cierto que solemos dejar pasar las oportunidades delante de nuestras narices cuando estamos en épocas de vacas gordas y no nos apetece mover un dedo.
    Veo la crisis y también las oportunidades, lo que no sé si veo son las ganas de moverse para que las cosas cambien de verdad y que si esto pasa o se estabiliza no vuelva a ser todo igual.
    Gracias por tu visita y tu comentario Joselu, comparto tu amor y también tu dolor por África.

    ResponderEliminar
  13. En el diseño del capitalismo estan previstas estas crisis (claro sin saber como resolverlas), la fuerza del capitalismo esta en lo bien que encaja con nuestro codigo genético, con nuestro animal interno. El desarrollo sostenible no se como lo plantearan en Europa pero al menos en el Perú depende mucho del ecoturismo, del turismo vivencial, es decir de aprovechar la diversidad natural para mostrarla sin consumirla. Aunque eso dependería que ustedes que son el público objetivo (quiero decir los turistas) tengan plata para venir y a la larga caemos en la misma trampa. Hablando de trampas de codigos genéticos y de el mundo que viene dejo este enlace:
    vida artificial

    Saludos abrazos y sonrisas.

    ResponderEliminar
  14. Lo de la tasa Tobin se impone ya, debería ser un impuesto aprobado por todos los países

    ResponderEliminar
  15. Eduideas, no soy economista pero pienso, como tú, en la conveniencia inmediata de un gravamen como ése. El mundo no puede estar impunemente a merced de los flujos de capitales que pueden empujar al abismo a países y al sistema mismo. Me gustaría que algún experto me argumentara los pros y los contras de la tasa Tobin. Creo que es algo así como echar arena en el engranaje del sistema para ralentizar la infinita velocidad de las transferencias financieras. ¿Hay algún conocedor del tema?

    ResponderEliminar
  16. Vavo, me temo que el capitalismo tras décadas de expansión necesita una cura extrema de adelgazamiento para poder relanzarse de nuevo. A veces dicha cura han sido terribles conflictos bélicos de escala planetaria. A la destrucción le sigue la reconstrucción.

    Mucho me temo que la crisis es un caballo desbocado cuya magnitud es difícil de evaluar. ¿Es una crisis pasajera? ¿sistémica? ¿Hemos llegado ya al fondo o todavía está por empezar lo más duro?

    Me ha gustado la idea de que el capitalismo encaja con nuestro código genético. Creo que es una apreciación interesante y que ayuda a comprender sus mecanismos.

    ResponderEliminar
  17. Gomorrita Pérez, pienso que la crisis efectivamente nos muestra caminos que la abundancia tenía encubiertos. He visto mucha inanidad durante estos años en que ha habido crédito fácil. Lo importante era crecer, enriquecerse, gastar... y se han descuidado otros valores que pienso ahora se han de poner en curso. Espero que veamos esta crisis como oportunidad, pero no será por nuestra propia voluntad que cambiemos. Cambiaremos obligados por las circunstancias y tendremos que adaptarnos a un nuevo medio. No será fácil y probablemente sea doloroso.

    Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  18. jnj, es cierto el capitalismo ha sabido mutar y adaptarse, pero lo ha hecho experimentando crisis muy profundas que en la Europa de la posguerra han ido solventándose con cierta agilidad. La cuestión es saber la dimensión real de esta crisis. Ya no hay dinero para inyectar en el sistema financiero como se hizo al principio para reflotar los bancos. Estamos todos interrelacionados hastar extremos difíciles de comprender. Un estornudo en China me afecta y un terremoto financiero desequilibra todo el sistema. Esto fue así en 1929, pero ahora es todavía mucho más fuerte la mutua dependencia.

    ResponderEliminar
  19. P.Vázquez, algo aprenderemos, seguro. En cuanto a que no haya ricos y pobres creo que esa diferencia la marca una especie de código genético de la humanidad. ¿Por qué son ricos los ricos? ¿Por qué son pobres los pobres? Son cuestiones a los que el liberalismo ha dado respuestas salvajes, pero la izquierda sólo ha sabido subvencionar la pobreza y tampoco, como dices, es el camino. Me atrae el despegue de países como India, China, Brasil, países muy poblados e históricamente pobres pero que están creciendo en un mundo en crisis. La mentalidad emprendedora, la valoración de los propios recursos, el optimismo... son fuerzas generadoras de crecimiento.

    ResponderEliminar
  20. Bien, bien empecemos por la maría...al menos nos reiremos.
    No llego a imaginar qué pasará. No sé si aquí terminaremos como en la antigua Yugoslavia, todos contra todos. Que el invento se ha jodido, no hay duda. Sencillamente es imposible mantener un crecimiento continuado del 4% ad infinitum, ni del 1%. Y como bien dices, a costa de que gran parte de la humanidad esté en el límite o por debajo de la su capacidad de subsistencia. Acudes a la capacidad de bondad del ser humano, a su necesidad de cooperación y ayuda mutua...pero mucho me temo que el que despierte no sea el buen salvaje, si no el cabrón que consiguió dominar a los demás homínidos, ese mono al que temen hasta los leones...llegamos hasta aquí no por ser el más fuerte, ni el más rápido ni el más inteligente, llegamos por ser los más cabrones y ese será el que salga porque cuando empiece a escasear el agua, los combustibles, los alimentos…porque a medida que el asunto se complique comenzarán las especulaciones y las acaparaciones y el que tenga, no querrá dar…o lo venderá a precios astronómicos. El Capitalismo se ha mostrado tal cual es y quiere seguir manteniendo su prepotencia sobre todo. Pero es que es tan bonito…y los que le apoyan no se dan cuenta de que ellos también son prescindibles para el Capital. Nos estamos envenenando pero siempre habrá quien por dinero mantenga lo contrario. Nos estamos hundiendo en la miseria y siempre habrá quien por interés apueste al revés. Fíjate que curioso. Todos los países reconocen que hay que regular el mercado. Todos los países están con problemas más o menos similares, pero llevamos dos años de crisis y aún no han hecho nada. ¿A qué esperan? No puede ser tan difícil. Hemos llegado al absurdo de saber que nos estamos matando pero seguimos consumiendo lo que nos mata, somos dependientes. ¿Quién nos ayudará a pasar el mono?

    ResponderEliminar
  21. Toro sentado, me decían el otro día que las leyes del tabaco no rigen para las cárceles y los psiquiátricos. Sirven como válvulas de desahogo de los internos. Prohibir el tabaco o controlarlo sería totalmente imposible y contraproducente. Si todo empeora, no es una impensable que tengan que crear esas válvulas de escape con legalizaciones como ésta, además del fútbol que seguirá siendo omnipresente. El consumo era otra, pero éste es el que va a ser puesto en cuestión por la crisis puesto que nuestra capacidad de endeudamiento ha llegado ya al límite.

    ResponderEliminar
  22. Malo, hay una película que no sé si has visto titulada Hijos de los hombres de Alfonso Cuaron que es estremecedora. Recrea un mundo en esa tesitura. Es uno de los documentos más abrumadores que he visto. En el Londres de una época no demasiado lejana. Parte de una realidad imaginaria e improbable para desarrollar una metáfora sobre los seres humanos en condiciones límites. Y claro que la solidaridad también tendrá lugar. Forma parte de nuestro código genético de la misma forma que nuestra faceta de lobo para otros hombres. Es la dualidad del ser humano.

    Y tienes razón, debería haber un gobierno mundial que fuera capaz de regular el mercado. Nada puede hacerse solamente a escala de cada país. La situación es mundial. Pero ¿cómo diagnosticar el problema real?

    Además, el planeta está seriamente enfermo en muchos sentidos y el crecimiento descontrolado o simplemente "el crecimiento" agota y devasta el sistema ecológico, el clima, la biodiversidad... Pero si no crecemos ¿qué haremos? ¿Estamos preparados para una situación de decrecimiento?

    ResponderEliminar
  23. Silvia Porras, es cierto el consumo es una vía de escape para dificultar pensar. Mientras consumo dejo de pensar en otras cosas. Durante mucho tiempo se pensó que el bienestar material de la humanidad, el fin del hambre, produciría un renacimiento y la explosión de las cualidades positivas de los seres humanos. Sin embargo, no basta con tener cubiertas las necesidades básicas, puesto que el capitalismo nos deja siempre insatisfechos. Nada hay que nos satisfaga plenamente. Si tenemos todo, necesitamos viajar, tener una segunda residencia, un nuevo coche, lo último en tecnología... En esta insatisfacción permanente que se alienta está el éxito del sistema capitalista y por medio de la publicidad inyecta en nosotros el ansia de consumir como sustitutivo del ansia de ser y de plenitud.

    ResponderEliminar
  24. Javier, gracias por hacerte visible. Soy un entusiasta de Bergman como habrás podido comprobar. Creo que no hay respuestas efectivamente. Nuestra entidad como seres humanos viene precisamente por nuestra capacidad de plantear preguntas cuya respuesta es incierta. Y las preguntas básicas siguen sin estar contestadas ¿Qué sentido tiene la vida humana? ¿Qué sentido tiene que exista algo frente a no existir nada? ¿Qué sentido tiene mi propia vida? Creo que somos unos buscadores de sentido, aunque algunas respuestas nos llevan a que nada tiene demasiado sentido, que somos un error, que todo es azar, y que es inútil buscar un sentido a lo que no lo tiene. Este blog se fundamenta en ello y da palos de ciego en medio de esa incertidumbre. Gracias por participar. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  25. Francisco, las crisis alientan lo peor que hay en el ser humano, nuestro instinto más primario de supervivencia a costa de lo que sea, pero también está en nuestro código la ayuda, la solidaridad, el calor humano... La humanidad no hubiera podido subsistir sin la generosidad que existe y mucho más de lo que se cree en el mundo. Hay mucho malo, no cabe duda, pero también lo otro. Ayer oía en la radio la evocación del médico que descubrió el virus de la hepatitis B. Su descubrimiento ha podido salvar la vida entre treinta y cuarenta millones de personas. Se dice pronto. La historia de la humanidad está llena de seres espantosos pero también luminosos. Quiero ser optimista y pensar que esta crisis sacará también lo mejor de nosotros mismos (sin negar lo otro).

    ResponderEliminar
  26. El economista Santiago Niño Becerra en su libro El crash del 2010 tiene escrito que la crisis traerá la legalización de la marihuana y la extensión de multitud de canales de televisión gratuitos para tener calmadas a las masas,

    su previsión de legalización de la marihuana se basa en su comparación de esta crisis con la crisis del 29, ambas sistémicas, pues bien, en el año 29 la droga ilegal más consumida era el alcohol y se legalizó, por la misma regla de tres, la droga ilegal más consumida ahora es la marihuana, pues probablemente se termine legalizando,

    en cuanto a los múltiples canales gratis de tv, es curioso que el proyecto de sociedad de la información y de digitalización del gobierno se ha centrado hasta ahora en implantar la tv digital, de tal forma que ya tienen garantizados en todos los hogares españoles la nueva tele, lo del dni digital, la alfabetización digital, la informatización de la administración, la reducción de precios en las conexiones, etc, todo eso parece que era secundario al objetivo principal, que a todas las casas llegará la nueva tele, todos contentos y atontados,

    un abrazo de Critóbal

    ResponderEliminar
  27. Cristobal, el fútbol será siendo también un recurso fundamental -como ha sido siempre, aparte de sus valores que también los tiene- para tener calmadas a las masas. Fútbol, televisión digital, centros comerciales, alcohol, antidepresivos (la droga más extendida), quizás el cannabis... son medios de reconducción de la insatisfacción de las masas que han de renunciar a su capacidad pensante y resignarse ante un mundo que no tiene alternativas al capitalismo. Harían falta otros modos filosóficos de vivir, pero no deberían imponerse. El capitalismo se ajusta -como dice Vevo- a nuestro código genético. No obstante, si existe el crash que pronostica Niño Becerra, el nivel de entropía será gigantesco pese a todos los sistemas de desviación. Espero sinceramente que se equivoque y sean hipótesis exageradas. Tengo la impresión de que nadie sabe nada de lo que está pasando, pero eso sí, algunos se están enriqueciendo y nunca pagarán si su riqueza hunde a países y sociedades enteras.

    Un abrazo, y gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  28. Por que siempre la ultraderecha y no la ultraizquierda es la que hará que vayamos a peor? Odio a los ultras pero a todos. Si me lo explicas y lo entiendo te daré la razón.
    Por otra parte, si todo este horrible vivir que tenemos ahora desemboca en algo bueno, se estará produciendo la profecía Maya para el 2012, y habran valido la pena todos los horribles avatares por los que está pasando la humanidad. Besos de Lola

    ResponderEliminar
  29. Lola, en estos momentos pienso que son los planteamientos de la derecha los que están en auge. La izquierda radical es mínima. Sus planteamientos son diferentes. Unos ponen como centro el nacionalismo (español, vasco o catalán), la bandera, agitan la xenofobia, odian todo lo que ha conseguido la izquierda y los planteamientos progresistas y quieren volver a un mundo puro que ya no existe ni puede existir salvo que construyamos ciudades amuralladas frente a la invasión extranjera, hablan de dignidad nacional y propugnan la violencia en sus métodos, y lógicamente si algún día triunfaran eliminarían la democracia considerándola como una plutocracia manipulada por los judíos.

    La ultraizquierda coincide es desdeñar la democracia y propugnar la violencia revolucionaria, socializar los bancos y los medios de producción, critica también al capitalismo. No veo que haya hecho un análisis sobre el fracaso del comunismo en todos los países donde se ha impuesto y las terribles dictaduras a que a dado lugar históricamente. Piensan o quieren pensar que se traicionó la revolución pero no llegan al fondo de lo que pasó. Les resultaría incómodo.

    No pienso que ninguna de estas opciones sea aconsejable. Yo he pasado ya de ilusiones imposibles revolucionarias para construir un mundo distinto. Pero estimo que el vuelco en Europa se irá dando cada vez más hacia posiciones fascistas, diferentes a las históricas: nación, supremacía racial o cultural, dignidad, violencia... son sus conceptos principales. Y ya vimos adónde llevó esto. El mundo es demasiado complicado y en equilibrio inestable para pensar que hay hombres mejores que otros como raza o cultura.

    En cuanto a la profecía maya, no la conozco, pero no creo en profecías ni maldiciones ni en espíritus. Prefiero ceñirme en tiempos de incertidumbre a la racionalidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Una reflexión, más que acertada y mordaz. Yo creo que la caida del muro de Berlin fue, simbolicamente, la caida de un sistema netametne comunista. La catastrofe economica debería de servirnos a todos de lección y aprender que un sistema puramente capitalista NO ES POSIBLE. sin embargo me temo, como tu bien dices, que nada va a cambiar, y que si lo hace será a peor. algo escribí al respecto en mi blog titulandolo crisis palindromica, poruqe al menos mi sentimiento es que acabará como empezó. los ricos muy ricos y los pobres muy pobres.
    Un saludo y unplacer encontrarte por aquí.

    ResponderEliminar
  31. La semana pasada destituyeron a Paco González, periodista deportivo de la Ser. Al día siguiente se concentraron, de manera espontánea, cientos de personas ante la puerta de la emisora, se crearon grupos de facebook que ya tienen miles de seguidores y durante toda la semana, la noticia ha estado en primera plana en la prensa, el mismo Rajoy dijo que "todos estábamos con Paco".
    Hace una semana se anunció el recorte del gobierno a los sueldos y las pensiones, tenemos millones de parados y el país está en quiebra, y en una semana aún no se ha hecho absolutamente nada, lo que es más, los sindicatos no han convocado todavía una huelga porque tienen que ver las fechas del Mundial de fútbol...ésta es la realidad Joselu, y no sé qué es más triste, si la situación económica o la ignorancia que controla nuestro país.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Carlos, bienvenido al blog. Pienso, no obstante, que las cosas van a cambiar. Las crisis son transformadoras y dolorosas, pero la historia se ha ido alumbrando en sus distintas etapas como fruto de crisis a veces muy profundas. Y el mundo resultante, en este caso, puede ser muy distinto al que conocemos. El equilibrio de poderes saldrá diferente y las áreas dominantes cambiarán.

    ResponderEliminar
  33. Caperucita azul, nadie va a mover un dedo por los funcionarios a los que se tienen poco menos que por parásitos olvidando que hay médicos, enfermeras, bomberos, maestros, policías, carteros... que se ganan honestamente la vida y que no tienen sueldos abusivos. Se detesta su estabilidad en el trabajo y se anhela servicios públicos privatizados con criterios propios de la empresa con la posibilidad de reducir plantillas y enviar a la calle a los que sobren. Esto es lo que se detecta en las opiniones de muchos en la prensa digital. ¿Cómo sería un país sin un sector público?

    La crisis no ha golpeado de momento los hábitos de consumo de la mayoría de la población. Sólo hay que ver los centros comerciales, los bares y restaurantes, las zonas de ocio, las carreteras los fines de semana.

    Según las hipótesis de algunos economistas -que espero que se equivoquen- la crisis todavía no ha empezado, pero se habla de que estaremos en torno al treinta por ciento de paro en los próximos años.

    En cuanto al mundial de fútbol ya sabes que este deporte sirve como muro de contención del descontento popular. Sin fútbol, sin televisión, sin drogas, sin alcohol, sin antidepresivos, sin centros comerciales... esto estallaría.

    Gracias por tu presencia.

    ResponderEliminar
  34. Este cataclismo de que pocos somos conscientes, siento decirlo, no se ha inventado, y por ello tal vez sea mas peligroso. Ya en el 1929 el derumbe económico cuyas consecuencias posteriores no quiero ni nombrar, tiene toda la misma pinta que la actual situación economíca, con matices, por supuesto. Un consumo excesivo, aprovechandose de uno de las características mas importantes del ser humano, su contínua insatisfacción, ha colapsado la sociedad.
    Aquí siempre pierde los mismos, tú, yo, él y ella, y unos pocos harán caja de todo esto.
    Mi mayor preocupación de esta situación, es la xenofóbia creciente y este avance hacia la derecha, sin poner las intermitencias.
    La esperanza es lo que nos queda a los muchos que miramos como todo esta desmoronandos. ¿Qué cambios se puede realizar?:
    Control del sistema económico, sí, buenas palabras, pero ahora con la cara triste, leo en El País, aquellas que provocaron los momentos de inicio de esta situación actual, siguen ocupando despachos importantes de toma de decisiones, sin impunidad. Y
    no sé que decirte, quizás nos quede espacios como este para expresar nuestra mas terrible frutracción.

    ResponderEliminar
  35. Ex-compi, el deseo de poseer es natural. Sobre todo si se vive en una sociedad de la abundancia y se está continuamente bombardeado por mensajes en todas direcciones para que consumas para satisfacer tu desazón existencial y para aumentar tu placer. ¿Quién se resistiría a ello? Es un gozo tirar de tarjeta de plástico y pensar que ya lo pagaré. Este juego permite la redistribución del capital, da puestos de trabajo y enrique a algunos más que a otros. Pero, pero... con la filosofía del consumo estamos afligiendo al planeta, crecemos pero contaminamos, gastamos pero consumimos las selvas tropicales, cambiamos el clima... y producimos bolsas inmensas de miseria entre los que no tienen nada y han de vender sus materias primas y la fuerza de su trabajo por salarios miserables. El bienestar del primer mundo tiene un coste social y humano que si lo pensamos nos da que pensar. ¿Sería factible un mundo más equilibrado, sin tanto progreso o el precio del progreso tecnológico y científico exigen unas sociedades como las nuestras? Los causantes del desastre encarnan -como los superhéroes- la deriva radical del sistema. Son culpables, pero muchos de los que nos entusiasmamos con mejorar nuestro nivel de vida -y lo hemos hecho mucho en los últimos veinte años- también hemos participado -en un peldaño inferior- de esa vorágine. Nunca se encontrará a culpables. ¿Culpables de qué? ¿de ambición? Todo es una máquina engrasada para hacer funcionar un sistema que se autoconsume hasta que deje de funcionar para autorregularse y arrojar los excedentes innecesarios (muchos de nosotros). De África ni lo menciono.

    ResponderEliminar
  36. ¿Sabes JOSELU?

    Tengo la sensación que la sociedad española y en general el mundo, está sufriendo una enfermedad degenerativa, que en lugar de reconocer, diagnosticar y tratar, niega y elude. No sé, si por mera ignorancia y simpleza, o por miedo a la dureza del tratamiento que precisa.

    Está claro que el modelo de crecimiento sostenible, es un invento, falso de principio, porque todo es acotado y limitado. El mercado no se conforma, es voraz e insaciable, los beneficios nunca son suficientes y si no hay ingresos por consumo, se abaratan costos.La naturaleza, también chirría y se revela antes los abusos que cometemos con ella


    España, ahora mismo, es rehén de los agentes financieros. El primer giro de turca han sido reducción de pensiones y sueldo de funcionarios, el segundo abaratamiento de despidos y mano de obra en general y el tercero, tal y como tu auguras reducción de las prestaciones sanitarias, educativas y sociales en general. La tijera irá cortando, los logros obtenidos hasta aquí.

    Y quizá, entonces, cuando el malestar social ruja, surgirá la necesidad queramos o no queramos de reconocer, que se impone otra estructura y otros parámetros de crecimiento, porque ese rugir se echará a la calle como ha ocurrido en otras etapas de la historia, y hará volar todo por los aires, lo cual, aunque asusta, a lo mejor es la única cirugía capaz de salvar a este enfermo que languidece por segundos.

    Se impone la proporcionalidad, la redistribución y la solidaridad.

    Es imposible entender que una persona física, acumule miles de millones de euros, por mero placer, cuando eso, que a él, no le produce ninguna satisfacción, podría dar de comer a millones de seres humanos. Esto es una obviedad que explotará o por las buenas o por las malas.

    O se comienza a poner coto a las ganancias desmedidas y se acomete un reparto de la riqueza, poco a poco, o se impondrá por la brava. Porque los parias del mundo, están más que hartos y un día estallarán y se nos llevarán a todos por delante. Aun hay demasiado que perder, aun no estamos tan mal. Pero cuando todo empeore, existirá el caldo de cultivo, tal cual ha sucedido siempre para que por la fuerza, se le de una vuelta a todo.

    La verdad, si yo fuera un gigante económico, temblaría, porque tarde o temprano caerán. Y los hiperconsumistas, bajarán de su nube de sopetón, porque de donde no hay, no se puede sacar y se ha sacado mucho más de lo que había sin reemplazar nada. De todas partes además, de la economía, de la naturaleza, de la paciencia de los desheredados, de todas partes.

    yo no creo en los gurús de la economía, ni de ningún tipo, pero si que creo que o cambiamos las circunstancias, o las circunstancias nos cambiaran a nosotros.

    Muchos besos Joselu, feliz resto de finde.


    PD
    ya sabes, mi rollo incontenible me supera, lo siento.

    ResponderEliminar
  37. Siguiendo los pasos de Rousseau, creo que no hay maldad en nuestros actos, aunque ello no nos libra de la imbecilidad. Prueba de ello es que en los últimos meses crecen las audiencias de los programas televisivos en los que se muestra el lujo, la ostentacion, el derroche obsceno. Las gentes que apenas llegan a fin de mes aplauden y jalean a ex-novias de toreros o a futbolistas galácticos que no se dejarían arrancar una uña por medio millón de euros. Plantear una sociedad de solidaridad entre imbéciles me parece un tanto difícil. El imbécil admira al poderoso y escupe al miserable (incapaz de reconocerse en el espejo de su estulticia). Hará falta un cataclismo para poner orden en esto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Cada vez más, Joselu cuando voy a comprar comida miro hasta el céntimo de euro. Desde luego, no tiene buena pinta el panorama. Desilusión, Agotamiento, Desesperación de todos y de los políticos. Ha de aparecer un Robin Hood del siglo XXI que dé ideas..y combata con la injusticia mundial. Pero lo que si es cierto, que esta crisis está provocando a que miremos con ojos de comunidad, de equipo, no de individualismo...Sanear las finanzas es lo primordial, y sanear la mentalidad de la clase media y alta del mundo. ¡Somos muchos humanos en la tierra!
    Los políticos (de todos los partidos), politizan la crisis, no crean soluciones prácticas y sinceras.

    ResponderEliminar
  39. Qué entrada tan lúcida y completa, Joselu. Tienes razón en todo lo que dices. Está pasando, va a pasar y no queremos verlo. Todos lo vamos a pasar mal, pero seguimos viviendo en los mundos de Yupi, sin querer darnos por enterados. Muchos podemos vivir con menos de lo que tenemos ahora, pero millones no pueden hacerlo, ya están bajo mínimos. Es aterrador que se repita el ciclo que siguió a la depresión del 29. ¿Es que no hemos aprendido nada? Nos ha matado la ambición, el egoísmo, la inconsciencia. Nadie sabe en realidad qué hacer, por eso unos y otros van dando bandazos sin tomar un rumbo definido. Los políticos siguen yendo a lo suyo, tirándose los trastos recíprocamente en lugar de buscar soluciones conjuntas. Que Dios nos coja confesados si triunfan los argumentos de la derecha y vuelven al poder...
    Un fuerte abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  40. María, sustancioso comentario al que hay poco que añadir porque en esencia recoge las mismas impresiones que tengo yo, sólo que pienso que quien tiene el poder real -el económico- utilizará todas las armas represivas para impedir esa rebelión de los parias que predices. La rebelión está siendo pacífica y la rebelión es la inmigración que va llegando inexorablemente al primer mundo para acogerse a los beneficios que allí son más o menos generales. Muchos africanos, -decenas de millones- no tienen nada que perder y se seguirán lanzando en pateras a alcanzar las costas de nuestro mundo. No sé muy bien qué deberíamos hacer pero es un proceso inevitable. El calentamiento global ha provocado la desertización de zonas del Sahel que antes eran fértiles y a las que llegaba la lluvia. No hay ningún futuro en muchos países que cuentan con una población esencialmente joven por la alta tasa de natalidad. Nuestro mundo, en cambio, es viejo y más en los próximas décadas que envejeceremos por la baja tasa de natalidad. ¿Cómo encajar culturas tan distintas? ¿Qué harán los estados-nación para integrar a esta masa de población que seguirá llegando? ¿Qué cobertura social habrá para ellos en una época de crisis profunda? Tengo la impresión de que hay demasiados interrogantes para los que no tengo respuesta. Sólo a veces la ciencia ficción ayuda a imaginar el mundo del futuro y todas las previsiones son muy inquietantes. Al lado de una creciente destrucción de los recursos naturales, un final de los combustibles fósiles que habrán de ser racionados, un aumento progresivo de la población mundial con el incremento de las desigualdades y las tensiones sociales. Nuestra crisis es la de un modelo que tal vez -ojalá me equivoque, quiero equivocarme- esté ya agotado. Hemos llegado al límite. Todo intento de solución habrá de ser social, integrador, solidario, generoso, abierto, dialogante... y habrá de poner en cuestión el poder de esos pocos que manipulan el mundo. ¿Se atreverán los gobernantes? Hasta ahora no. Y me temo que el poder político es el subsidiario de los bancos y el mundo de las finanzas.

    Gracias por tus palabras tan bien hilvanadas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  41. Antonio, las ideas estúpidas son más sugerentes que las ideas inteligentes. La cultura popular se deja seducir por un mundo impostado y de lujo. El mundo de canal Disney en que navegan nuestras princesas es un mundo no menos inquietante que esos programas basura a los que haces referencia. Ponerse a pensar, sobre todo si lo que se plantea es sombrío y exige un esfuerzo de razonamiento es indeseable. También leo en la prensa digital innumerables comentarios dirigidos por la mala intención, por el rencor, por planteamientos maniqueos de derecha contra izquierda y viceversa. Pero se hace con auténtico odio, cuando lo que es necesario es capacidad de ponerse de acuerdo. La lucha política es coyuntural y tiene como objetivo conquistar el poder para los amigos. Pero lo que ahora está en juego es algo que va más allá y los políticos se dedian a frivolizar. Pienso que el PSOE está agotado tal vez por un exceso de optimismo de su dirigente, pero lo que hay enfrente -con su programa oculto que no revela- no es menos inquietante. Haría falta estadistas y no políticos de vuelo corto y todo lo que hay en el mundo en estos momentos es rastrero y en función de los barómetros de opinión. La opinión pública no sabe lo que está pasando, y si lo intuye no quiere enterarse. Es mejor vivir en esos mundos de yupi de la telebasura y que amanezca el sol por donde quiera. Ya nos adaptaremos que dicen los optimistas. Pues bueno. A vivir que son dos días.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Nahahya, no sé si ese Robin Hood sería bien recibido. El estadista -los estadistas- que deberían venir tendrían que aplicar medidas que no serían en absoluto del agrado de la opinión pública que achacaría que la crisis la han creado otros y han de ser los de siempre los que lo paguen. Y tienen razón, pero a la vez no la tienen. Ha habido mucha clase media que ha comprado un piso por quince y dos años despúes lo ha vendido por veinticinco o por treinta. Han sido años de ganancias en espiral, de superavit en las cuentas públicas, de posibilidad de negocio, de crédito fácil, de gastar por encima de las posibilidades y eso gusta a todo el mundo. ¿A quién no? Un muchacho de dieciocho años recién cumplidos tenía ya coche y eso era normal. Salir los fines de semana, trabajar lo justo o lo necesario y a vivir la vida. El coche lo pagaba con un crédito claro está y vivía cómodamente en casa de sus padres hasta los treinta y tantos en que conseguía una hipoteca con ayuda de ellos para independizarse con la novia o el novio. Entre tanto, gastar con gusto, ahorrar poco, etc. Pero todos hemos participado de este juego de gasto aprovechándonos de una época de vacas gordas. No sé, decía, si Robin Hood, sería bienvenido. Es duro lo que hay que decir al personal y no va a gustar nada.

    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  43. Yolanda, sería la hora, como dices, buscar soluciones conjuntas, ofrecer un frente común. Estoy seguro que el PP subiría mucho en intención de voto si mostrara ahora su voluntad de ayudar a España en sus dificultades. Pero prefieren dejar que se hunda el PSOE aunque ello implique también que lo haga España. Quieren recoger el poder sin haber hecho ningún mérito. No cabe duda de que volverán a gobernar pero solamente en nombre de los suyos, menospreciando a la mayoría progresista de España. Y lo cierto es que, al margen de su política que puede haber sido muy errónea en muchos aspectos, Zapatero ha sido respetuoso con los políticos de la derecha, ya desde que ganó las primeras elecciones que reconoció los méritos de Rajoy y en otra ocasión defendió públicamente a Aznar. Sería hora, como digo, de arremangarse y remar juntos. Es posible que no pudiera concordarse un cien por cien de las medidas, pero sí un cuarenta o cincuenta por ciento. No creo que haya tantas alternativas distintas. Por otro lado la crisis es mundial y no depende sólo de España que es un pequeño eslabón. Habría que empezar a pensar en cómo debería ser la sociedad del futuro inmediato, más delgada, más austera, menos próspera, más solidaria. Pero es difícil llevar a cabo este discurso. Nadie quiere descender de nivel de vida. Lo haremos obligados, por la fuerza de las circunstancias. Veremos.

    Un fuerte abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  44. Javier, da miedo y a la vez pienso que se abren caminos de esperanza en un futuro menos pijo y más solidario. Habremos de compartir la escasez. Pero a una sociedad acostumbrada a la abundancia le será muy duro acostumbrarse a menos. Decrecer es jodido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Me gusta la fotografía que encabeza tu entrada, fragilidad absoluta. Yo soy bastante más pesimista, mi pesimismo junto con un cierto toque misántropo, que nunca me falta pero intento desterrar, me hace intuir que pronto se romperá esa burbuja de olor a fresa e ingenuidad extrema en la que estábamos y que muchos creían indestructible para volver a mirarnos los unos a los otros a los ojos como lo que somos, seres egoistas,dispuestos a hacer cualquier cosa para que el pan no falte en la barriga,... y quién sabe, igual volvemos a ver a esta España, como en su día lo hizo Machado, como ese trozo de planeta por donde cruza errante la sombra de Caín. Espero equivocarme. Un saludo

    ResponderEliminar
  46. ¡Hola Joselu! bueno, por de pronto te diré que me parece bien que se legalice la marihuana. Algo es algo. Por otra parte de diré que soy pesimista. Y esto te lo dice un optimista de remate como soy yo. Y lo digo porque estoy viendo que esta sociedad nuestra está derivando hacia problemas que poco o nada tienen que ver con el problema real, que es el económico. Nos estamos echando los trastos a la cabeza con temas laterales (y no por eso menos importantes, pero no cruciales) como son los debates de sí toros sí o toros no, que si monarquía o república, que si memoria histórica sí o memoria histórica no, que si los crímenes del franquismo, que si los independentismos... total, que el tema de base, que es la economía, este tema, ahora resulta que es tabú. No se puede tocar. Pues sí, este es el problema: La economía. Y no todo lo otro. Y si falla la economía (como está fallando) esto es abono para los fascismos. De esto no se puede olvidar nadie. A no ser que haya alguien deseando que se llegue a esta situación extrema que sólo un Hitler del siglo XXI podría salvar... que yo ya no sé qué pensar con tanto aborregamiento y (perdón por la expresión) con tanta gilipollez...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Joselu: es que no se puede en este pais ser de derechas y progresista?
    Hay mucha gente de derechas que yo conozco y piensan como yo. Lo que hace la izquierda y está bien hecho no hay que cambiarlo.
    Yo creo que es todo política y la derecha está demonizada.Mucha España ha sido franquista pero ahora siempre leo a derechas e izquierdas y todos reniegan y dicen que han sido demócratas de toda la vida. Muchísimos hijos de la guerra civil no habían oido jamás esa palabra, yo la primera. De verdad que en la política veo demasiada hipocresía.
    Reconozco que mi visión es demasiado simple pero para este tema no doy más de mí. Besos Lola

    ResponderEliminar
  48. Queridos amigos este breve cuento me ha llegado desde la AEAT- Agencia Estatal de Administración Tributaria.- y ellos de cuestiones de perras entienden un montón.

    DEUDAS y BURROS

    Se solicitó a un prestigioso asesor financiero que explicara esta crisis de una forma sencilla, para que la gente de a pie entienda sus causas. Este fue su relato:
    Un señor se dirigió a una aldea donde nunca había estado antes y ofreció a sus habitantes 100 euros por cada burro que le vendieran. Buena parte de la población le vendió sus animales.
    Al día siguiente volvió y ofreció mejor precio, 150 por cada burrito, y otro tanto de la población vendió los suyos y a continuación ofreció 300 euros y el resto de la gente vendió los últimos burros. Al ver que no había más animales, ofreció 500 euros por cada burrito, dando a entender que los compraría a la semana siguiente, y se marchó.
    Al día siguiente mandó a su ayudante con los burros que compró a la misma aldea para que ofreciera los burros a 400 euros cada uno. Ante la posible ganancia a la semana siguiente, todos los aldeanos compraron sus burros a 400 euros, y quien no tenía el dinero lo pidió prestado. De hecho, compraron todos los burros de la comarca.
    Como era de esperar, este ayudante desapareció, igual que el señor, y nunca más aparecieron.
    Resultado: La aldea quedó llena de burros y endeudados.
    Hasta aquí lo que contó el asesor. Veamos lo que pasó después:
    Los que habían pedido prestado, al no vender los burros, no pudieron pagar el préstamo.
    Quienes habían prestado dinero se quejaron al ayuntamiento diciendo que si no cobraban, se arruinarían ellos; entonces no podrían seguir prestando y se arruinaría todo el pueblo. Para que los prestamistas no se arruinaran, el Alcalde, en vez de dar dinero a la gente del pueblo para pagar las deudas, se lo dio a los propios prestamistas. Pero estos, ya cobrada gran parte del dinero, sin embargo, no perdonaron las deudas a los del pueblo, que siguió igual de endeudado.
    El Alcalde dilapidó el presupuesto del Ayuntamiento, el cual quedó también endeudado.
    Entonces pide dinero a otros ayuntamientos; pero estos le dicen que no pueden ayudarle porque, como está en la ruina, no podrán cobrar después lo que le presten.
    El resultado: Los listos del principio, forrados. Los prestamistas, con sus ganancias resueltas y un montón de gente a la que seguirán cobrando lo que les prestaron más los intereses, incluso adueñándose de los ya devaluados burros con los que nunca llegarán a cubrir toda la deuda. Mucha gente arruinada y sin burro para toda la vida.
    El Ayuntamiento igualmente arruinado. Resultado¿ final?: Para solucionar todo esto y salvar a todo el pueblo, el Ayuntamiento BAJÓ EL SUELDO A SUS FUNCIONARIOS.

    ResponderEliminar
  49. Mi ignoracia de micro y macro economía es tan vasta como basta. Y mi condición de adivino es tan mala como conocida: ni se va a legalizar la marihuana; ni Cataluña ni Euskadi serán independientes en los próximos años; parece que habrá un cambio de modelo; parece que habrá un giro a la derecha; y lo que ya no me atrevo es a decir que haya menos gilipollez y menos fascismo... ¡pompas, sí, de jabón!

    ResponderEliminar
  50. Hola Joselu, necesito aclarar que abogo por la legalizacion de la marijuana y la prostitucion porque existira un control.
    http://en.wikipedia.org/wiki/Cannabis_legalization_in_Canada

    Escribi un post que nacio en este blog, mi post dice:

    Leyendo los posts de:
    Martin V y
    Joselu,
    no puedo dejar de pensar... no quiero pensar, porque se que no existe una solucion. Compartire lo que siento, ello no quiere decir que estoy en lo correcto, solo es una reflexion en voz alta. Yo me pregunto como se puede reabilitar a todos los que usan drogas, alcohol, o han sido victimas del abuso de la industria del sexo, cine, musica, sociedad, familia, etc. Una sociedad plagada de tantos males -ni el medio ambiente se salva- que se vuelve una fabrica ideal para crear realities shows o un show como este: Celebrity Rehab with Dr Drew.

    La situacion del mundo gradualmente se fue deteriorando al grado que ahora podemos deglutir sus efectos... y por que? Ah! porque la economia esta mala, malisima. Hoy podemos ver los problemas, hoy sabemos adonde vamos, hoy tomamos la temperatura y sabemos que somo una sociedad enferma, una sociedad llena de victimas, creadas por ella misma.

    Por otro lado creo que estoy siendo testigo de una nueva clase social que emerge de estas cenizas, es una clase social educada en el area del medio ambiente, que se alimenta de productos organicos (muchos son vegetarianos ), no prueban bebidas alcoholicas, limpian sus casas con productos ecologicos y no forman parte del consumismo. Estos son los pioneros que estan respondiendo a esta situacion en sus propios terminos.

    Sin embargo quisiera recalcar otro punto... recuerdan como fue nuestra infancia? Nosotros tuvimos una infancia -no perfecta- pero al fin y al cabo hubo una infancia. En esta epoca los hijos crecen tan rapido que no hay tiempo para que disfruten su infancia. Son adultos a tan tierna edad. Muchos de ellos no han terminado su bachillerato, y por ahi andan buscando trabajos en el mundo del modelaje, el cine y la TV. Tienen un IQ muy alto en fashion, pero no pueden leer, o escribir. La vida no sera facil para ellos, y su futuro estara plagado de muchos desafios, es por ello que nosotros los que debemos darles la mano que necesitan, para que obtengan las habilidades necesarias que les permita vivir una vida con dignidad, amor propio y la educacion necesaria para mantener un trabajo.

    Por el otro lado tenemos una poblacion de pobres que viven mejor que una clase media, por que? porque ellos no pagan seguros, tienen una casa en la zona marginal de tres pisos, saben como ayudarse mutuamente, y como resultado tienen dos, tres refrigeradoras... dos tres carros, etc porque en el barrio siempre hay uno que sabe como reparar el fridge, o el carro, o construir la casita, comparten los mangos y los aguacates, generosamente pueden adoptar el gato del vecino y ademas respetan -con un instinto natural- el ecosistema. En su mundo no cabe el individualismo, la clase media puede pagarlo, ellos no tienen la plata para esos menesteres. Yo se que si hay un cataclismo, con toda seguridad, ellos seran los sobrevivientes... ellos tienen las habilidades necesarias para sobrevivir, saben como hacerlo! Lo han estado haciendo por centurias sin ningun apoyo del gobierno. Si buscamos un buen ejemplo de crecimiento sostenible mirenlos a ellos! Ellos crean sus negocios, los hacen crecer, dan trabajo... y sin usar un single prestamo del gobierno, sin apoyo del sistema.

    Entonces cual puede ser la solucion: imitarlos, y a empezar por reciclar, reparar y respetar muestra relacion con el medio ambiente. Tenemos la oportunidad de recuperacion, usemos este momento para enderzar nuestros entuertos!

    Saludos,

    ResponderEliminar
  51. César, quiero mantener una mirada entre pesimista y esperanzada de que el estallido de la burbuja que está teniendo lugar a cámara lenta, nos traiga algo de generosidad y amplitud de miras, a pesar de esa sombra cainita que nos cruza y que se percibe cuando los lectores de los periódicos digitales opinan con una saña inaudita. España es un país con muy mala baba, es cierto. Y me inquieta una mala situación económica en que nos echemos los trastos a la cabeza unos contra otros.

    ResponderEliminar
  52. Miguel, creo que las medidas a tomar ante la crisis no pueden ser muy dispares por parte de los principales partidos. Haría falta un gabinete de concentración nacional, presidido por Durán i Lleida al que estamos reconociendo como una cabeza sensata y bien amueblada lo que no suele ser frecuente. Allí deberían establecerse un pacto entre los dos grandes partidos y consensuar unos mínimos para encarar la crisis económica. Sé que esto parece una salida de ciencia ficción y absolutamente improbable, pero algo así sería necesario. Parece que nos empantanamos en debates que hacen afluir toda nuestra mala leche. Sólo hay que leer la prensa varia que se publica cada día. Un pacto contra la corrupción sería el peaje imprescindible y medidas enérgicas contra la crisis económica pero que diera sensación de frente común. La política de partidos con todo lo que lleva es nefasta.

    ResponderEliminar
  53. Lola, es posible pero no es frecuente en este país. Hubo un hombre de derecha moderada en la España republicana que fue ministro de Instrucción Pública llamado Salvador de Madariaga. Le admiro profundamente. La derecha española no suele ser progresista ni centrada. Lo fue la figura de Suárez al que se le atacó desde todos los lados aunque ahora quieran ponerlo en un altar. Hay otros países en que existe una derecha civilizada por la que siento nostalgia. No puedo sentir una derecha civilizada que tenga en su código genético lo que significó el franquismo. Ello no impide que admire tus posiciones abiertas y que te tenga por una excelente bloguera y comentarista atinada. Me gusta que en este blog haya personas de distintas sensibilidades.

    ResponderEliminar
  54. Marcos, bienvenida tu visión desdramatizadora del asunto. España siempre parece estar en un equilibrio inestable, como a punto de saltar por los aires. Hay mucho descontento por lo que leo con la España de las autonomías que implica diecisiete parlamentos con sus correspondientes parlamentarios, gobiernos regionales, diputaciones y los gastos innumerables a que dan lugar toda esta nutrida representación cuando los ciudadanos de a pie las pasan cada vez más canutas. Quizás hubiera sido más razonable un estado centralizado y dos autonomías singulares: Cataluña y Euskadi. El resto no tenía tradición estatutaria. El estatuto de Galicia se aprobó con un 27 por ciento del censo. Esta forma de organización del estado -ya irreversible- es sumamente cara y conlleva continuos enfrentamientos y discordias regionales y generan reinos de taifas con caudillos que crecen en su autonomía. Espero que tengas razón y que sólo sea un cambio de ciclo. No pretendo tener razón, pero sí que pienso que la situación es delicada y España no tiene un modelo de crecimiento alternativo al ladrillo por lo que el paro puede crecer mucho más en los próximos años. Las soluciones de la derecha me gustaría conocerlas, igual que las de la izquierda que no entiendo.

    ResponderEliminar
  55. Malo, interesante la parábola que nos traes a la que me permito hacerle algunas puntualizaciones.

    El incremento del precio de los burros hizo que los ciudadanos se los vendieran entre ellos. Si los habían comprado por cien los vendían por ciento cincuenta y meses después por doscientos en la nueva venta. El precio de los burros subió, pero en cada transacción una parte era para el ayuntamiento y los notarios que vieron incrementados sus recursos. El ayuntamiento así pudo acometer obras de mejora de la ciudad y subir el sueldo a sus funcionarios, a la vez que otra parte alimentó la corrupción de algunos responsables del ayuntamiento en connivencia con los vendedores de burros. Todo el mundo salía ganando: los vendedores de burros, todas las industrias accesorias (herreros, fabricantes de monturas y albardas, constructores de caminos para burros), los notarios, el ayuntamiento, los bancos... El bienestar parecía general y había trabajo para casi todos hasta que un día la superabundancia de burros que no se podían vender hizo descender su precio y los que habían pedido créditos para pagar los burros se quedaron sin poder pagarlos, el ayuntamiento se empobreció porque ya no cobraba impuestos, y además tuvo que ayudar a los bancos porque si no lo hacía todos los que tenían allí depositados sus fondos, los perderían. Hubo listos que ganaron mucho, los bancos también, pero salieron perdiendo al final muchos de los vendedores de burros que se quedaron con los burros sin vender y devaluados, los fabricantes de albardas fueron al paro y el ayuntamiento quedó en quiebra bajando el sueldo a sus funcionarios para intentar ahorrar algo.

    Pero algo no cambió: toda la población seguía yendo a los bares y los centros comerciales y todos tenían alguna tesis sobre de quién era la culpa pero ninguna aceptaba que ellos tuvieran ninguna.

    Alguna voz discordante había avisado de que ese sistema no podía funcionar, pero todos en esa fiebre por vender burros se habían burlado de ella.

    ResponderEliminar
  56. Y entre todos la mataron y ella sola se murió.
    AMÉN

    ResponderEliminar
  57. No pasará nada de fondo porque el capitalismo sigue ahí, impreciso y dominante.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...