Páginas vistas desde Diciembre de 2005

viernes, 12 de diciembre de 2008

Bajo la sombra del baobab

Estimados amigos lectores del blog. He creado otro blog titulado Cuadernos de África para recoger mis reflexiones sobre temas africanos. Durante este trimestre varios posts han hecho hincapié en aspectos como el arte, la escuela africana, la situación en el Congo, el sentido de la vida y sus universos mágicos. Surge impetuosa en mí esta necesidad de profundización en lo africano pero Profesor en la secundaria quizás os esté resultando poco ortodoxo por su escaso centrarse en lo pedagógico. Prometo en el segundo trimestre remediar esta propensión a ir más allá de las aulas acercándome, aunque sea de refilón, a la literatura, la filosofía, el arte, África…

 Guardaré en el nuevo blog mis acercamientos a lo africano y si alguno de vosotros quiere acercarse a charlar, seréis bienvenidos. Eso sí, sin prisa. Os invito a tomar un té pausadamente bajo un baobab. El placer mayor de los africanos es la conversación y las relaciones con los demás. El héroe solitario no es africano. El héroe africano siempre es en compañía.

 Gracias por vuestros poemas. Los he leído todos atentamente. Han sido pequeños regalos inmateriales como todo lo más importante en la vida. He disfrutado con la lectura. Algunos los conocía y otros no. No quiero destacar ninguno pero he de reconocer que ha habido varios que me han golpeado interiormente. Algunos han sido extensos y otros han sido extremadamente breves, incluido algún haiku. La poesía tiene esa capacidad de hacernos sentir profundamente. Son intuiciones de algo que se encuentra en el centro de nosotros mismos, en el corazón del misterio. Otras veces revelan el mundo y lo iluminan. Hay pocas cosas comparables a unos buenos versos que perduran en nosotros a través del tiempo. El arte tiene esa extraña cualidad de perdurar y extender sus raíces en el ser.

 Me despido de vosotros con unos versos (los versos finales) de un poema de Léopold Sédar Senghor:

 Pero la piragua volverá a nacer en medio de los nenúfares de espuma,

nadando por encima de la dulzura del bambú, en el amanecer transparente del mundo.


25 comentarios :

  1. Yo alguna vez tuve la tentación de repartirme entre varios blogs, uno para fotografía, etc.
    Pero al final preferí dejarlo todo junto, a pesar de la diversidad de temas. No se.

    ResponderEliminar
  2. ¿No hay comentarios en los "cuadernos.."?

    Interesante historia la tuya del zen, Africa, las máscaras.

    ResponderEliminar
  3. Sí, que hay comentarios, lo que pasa es que están apagados. Hay que ponerse encima y se iluminan. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Joselu. Ya sabes cómo se va estos días, agobiados de trabajo. Por eso he tardado en venir a visitarte y no he podido entrar a tu blog sobre África. En cuanto me deslie, me paso a tomar un té contigo bajo un baobab, a la manera africana, sin prisas. Y otra cosa, no te excuses por la falta de dedicación a la pedagogía. Para mí, el profesor tiene la pedagogía como fondo, como paisaje interior, pero todo lo que hace es siempre pedagogico, y todo lo que aprenda se va dibujando y añadiendo a ese fondo. Tu blog es pedagógico siempre, escribas lo que escribas, nos enriquece a los demás y, supongo, a ti mismo, y enseñar no es una actividad sólo dirigida a los más jóvenes. Todos nos educamos y enseñamos a diario. Así que sigue haciendo lo que te salga del alma, escribiendo libremente y enseñándonos tantas cosas como hasta ahora. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me parece una iniciativa interesante. Quizá conozcas ya Global Voices, que recoge los blogs no europeos y norteamericanos. Continúa teniendo una visión etnocéntrica pero contiene posts interesantes que tal vez quieras incorporar a tus reflexiones africanas. Espero que esos cuadernos acaben funcionando también como un recurso didáctico, para acercar el continente a los alumnos

    ResponderEliminar
  6. Mi ignorancia sobre el continente africano es pública y un poco menos extensa gracias a ti y a tus relexiones, presentaciones, documentaciones e inquietudes personales. ¡Muchas gracias, Joselu! Desde aquí o desde el otro blog seguiremos aprendiendo, conociendo, compartiendo África.
    Y una petición-regalito navideño para el blog de mis alumnos: ¿cómo consigo el efecto de la nieve cayendo? Les gustará mucho, seguro...

    ResponderEliminar
  7. Aparte de la noticia del blog africano, quiere esto decir que nos vamos de vacaciones?

    ResponderEliminar
  8. A mi me gusta que lo mezcles todo, que a pesar de mostrarnos tu lado más pedagógico, también nos sorprendas con tus inquietudes y preocupaciones en otros ámbitos.

    :) Te sigo, en la escuela, y bajo un baobab.

    ResponderEliminar
  9. Marcos, el efecto nieve se consigue pegando un código html en diseño html de blogguer. Está en la página EFECTO NIEVE
    Un saludo nevado.

    ResponderEliminar
  10. Pantagruel, no creo que me vaya de vacaciones salvo que la familia decida emigrar a algún sitio en estas navidades, lo que no creo. Seguiremos publicando. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  11. Clares, me temía que fuera desconcertante mi dedicación a otros temas no estrictamente académicos. Otros años me inspiré más en mi práctica docente. El peligro de esto es que sólo interesas a otros docentes. He querido recrear la figura del profesor interesado en otros temas que los del aula día a día. Ya veremos cómo se desarrolla este desdoblamiento.

    ResponderEliminar
  12. Meike, me encanta que te guste la mezcla de temas. A mí también. No me gusta un blog estrictamente pedagógico. Puede terminar resultando demasiado profesional. Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
  13. Eduideas, enseguida voy a rastrear Global voices y si es interesante lo enlazaré al blog africano. Sería bonito que estas reflexiones africanas se pudieran convertir en un recurso educativo, pero soy tan poco ortodoxo que me temo que serán poco prácticas. No sé. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. hace poco precisamente reflexionava que este año nos hablas poco de tus experiencias en el instituto si lo comparo con el año pasado que fue el primero que te seguí (como pasa el tiempo y cuantos artículos e historias hemos escrito querido amigo).

    te quería preguntar si este año esta siendo un poco desmotivador para tí en el instituto y por eso te resguardas en otras reflexiones y tareas.

    saludos
    eloi

    ResponderEliminar
  15. Eloi, en el segundo trimestre espero retomar experiencias pedagógicas. A veces uno necesita tomar cierta distancia con lo que hace. Otros temas me han captado y he optado por hacerlos salir. Por otro lado, no tengo acceso a la sala de informática con lo que las experiencias del blog de la clase han quedado sesgadas. Pronto me leerás hablando de mis alumnos.

    ResponderEliminar
  16. Es la segunda deserción de este blog a la que asisto, lo cual me da la esperanza de que volverás.
    A la sombra del baobab nos encontraremos.

    ResponderEliminar
  17. Yo tampoco sé casi nada sobre África - y no me siento orgulloso-. Por ello te agradezco tu blog. A ver si me estimula tanto como éste.

    Saludos.

    A.

    ResponderEliminar
  18. Lu, me he expresado mal. No deserto de este blog. Simplemente me divido entre la pedagogía y mi pasión por África. Seguirá Profesor en la secundaria. Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
  19. Hola
    Bueno ahora ya sé que se pueden dejar los comentários en tu nuevo blog ... ;))

    Este también está muy interesante, me encantaran las temáticas.
    Saludos.
    Sill

    ResponderEliminar
  20. Espero compartir ese te, bueno si se puede prefiero café. Espero que nos ilustres sobre ese bello y desconocido continente y si entre todos podemos aportar aunque sòlo sea un granito para terminar de una vez por todas con tantas miserias que soportan a diario, creo que me daría por satisfecho.
    Hace tiempo ley un libro de dichos africanos y uno de los Masais me gustó especialmente decía "a la vaca que no tiene rabo, dios le espanta las moscas", últimamente, aunque yo diría que desde siempre, parece ser que dios se olvidó de África. Gracias por recordarnosla.

    ResponderEliminar
  21. Me parece excitante que crees un blog monotemático para contar cosas de ese continente apasionante que es África. Prometo visitarte, pues siento la necesidad de ilustrarme en este tema.
    Por lo que respecta a los temas que tratas en Profesor de Secundaria, no me parece mal que te salgas del guión y abordes otros temas. Piensa que te lee mucha gente que no es docente, y por lo tanto, puede que les resulte un tanto pesado hablar de una profesión que no es la suya. Por eso yo te animo a que introduzcas en este pozo de sabiduría en que se ha convertido tu blog, todo tipo de inquietudes, tanto pedagógicas, como no pedagógicas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Antonio, gracias por tus palabras. Podemos compartir un té y una conversación pausada, con silencios bajo la noche y las estrellas.

    Sill Scaroni, gracias por tu presencia recién estrenada en este blog y en Cuadernos de África. Efectivamente se pueden dejar comentarios.

    Malo, malísimo, ha sido una sorpresa y una alegría encontrarte por aquí. Mi interés por África es egoísta. Sé que hay mucha sabiduría en sus cosmovisiones, sé que hay mucho humanismo en los africanos, sé que hay mucha poesía, música y buena literatura en esas coordenadas geográficas que solemos ver asociadas a males y desgracias,que sin duda existen también. Necesitamos a los africanos. Su presencia enriquece el mundo.

    ResponderEliminar
  23. Miguel, es cierto. Otros años me he centrado más en mi práctica como docente, en mis clases, pero entonces cierras el blog a otros mundos profesionales. Me gustaría poder hacer una síntesis de forma que lo que hay en clase pudiera interesar a otras personas. Veremos a ver cómo se puede hacer. Gracias por tus palabras. Es un gozo contar contigo y tus buenas vibraciones.

    ResponderEliminar
  24. Me parece una idea fantástica, me ha gustado el post en el que cuentas cómo la pregunta zen despertó en ti tu amor por África. Lo leeré con gusto para aprender y gozar de esa tierra.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Allí estaremos. Por cierto, Joselu, te informo de que en la tienda del Museo de la Ciencia de Barcelona venden esquejes de baobab muy baratos. :-)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...