Páginas vistas desde Diciembre de 2005

jueves, 18 de septiembre de 2008

El grupo 15

                                             http://farm4.static.flickr.com/3227/2865440722_dcc432c1ff.jpg?v=0

El grupo 15 es una agrupación flexible con alumnos de primero de ESO, que he conocido hoy y que son de muchas partes del mundo. Era la primera clase. El grupo era muy vivo con dos alumnos, uno ecuatoriano y otro bereber, que llevaban la voz cantante. Eran alumnos que se conocían de los colegios de primaria del barrio. Hemos dedicado la clase a dar pautas de trabajo y a conocernos mejor. Quería saber su nombre, cuánto tiempo llevaban en España, si sentían añoranza de su país, el colegio en que estudiaron la primaria… Lo suficiente para saber un poco de ellos.

 La mayoría eran ecuatorianos y marroquíes. De estos algunos eran árabes de la región de Tánger y otros bereberes. Las relaciones entre ellos no suelen ser buenas. Ello unido a que en estos días se está celebrando el ramadán hace de ellos un colectivo especial porque no pueden comer ni beber durante las horas de luz.

 Entre los ecuatorianos los había que eran de la región de Guayaquil y de otras regiones que no sé localizar en el mapa. Hemos hablado con las chicas de esa fiesta en que a los quince años se visten de rosa y celebran su puesta de largo. Es una fiesta más importante que la primera comunión, según he podido saber. Hemos estado hablando sobre ella. Les produce a las chicas una enorme ilusión y sobre todo celebrarla en Ecuador.

 Había otras procedencias. Tengo algún alumno de Perú, dos gemelas de Argentina aunque pasaron toda la infancia en Bolivia, una alumna paquistaní que habla urdu, una alumna de Guinea Ecuatorial de la región de Malabo, la capital, que recuerda que los españoles trataban muy mal a los ecuatorianos, hasta que el presidente actual los echó y ahora se tienen que andar con mucho ojo cuando van allá. Guinea, según ella, es el séptimo productor mundial de petróleo.  

 La mayoría llevaban dos años en España, alguno hasta seis y se le veía totalmente adaptado a las costumbres del país. Alguna alumna marroquí llevaba velo, pero otras no. La alumna paquistaní no lo llevaba.

 Me pregunto si estas agrupaciones flexibles son un buen sistema para su integración. En algunas clases, en especial las de lengua, se les saca del grupo clase y se les introduce en un grupo lingüístico que pueda estar a su nivel. Tiene esto posibilidades interesantes. La convivencia entre culturas es intensa, pero no hay ningún alumno español. Sin duda se han dado cuenta de ello. Su nivel está por determinar. Muchos son latinos y su lengua predominante es el castellano, incluida la alumna de Guinea Ecuatorial. Todos son espabilados y el que más y el que menos domina varias lenguas.

 Sin duda es un grupo que me ha llamado  la atención respecto a los cinco a los que he dado hoy clase. Cada uno era un mundo diferente. Pero este grupo me ha atraído poderosamente por sus posibilidades humanas  si conseguimos encauzarlo bien. El clima humano es agradable y los alumnos son correctos y parecen educados. Me encanta ser su profesor. 

24 comentarios :

  1. La nacionalidad de los alumnos da igual siempre que en casa sus padres los eduquen bien y atiendan a su crecimiento. El problema surge cuando se da el caso contrario, que los alumnos están abandonados a su suerte en sus casas, entonces te ocurre como a mí me ocurrió el año pasado, grupos homogéneos de 95% de alumnado español ingobernables, y vas viendo que los mínimos progresos por la mañana se destruyen por la tarde en sus casas.
    Ese grupo te ofrecerá miles de posibilidades si el caudal humano es noble y no se encuentra maleado por la soledad de la casa y la calle. Ya nos irás contando cómo va.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, amigo. Mi primera impresión (dos días con ellos) es que no están abandonados. Son más respetuosos que los nativos, y esto me gusta. Sé de grupos ingobernables y coincido contigo en su diagnóstico. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece precioso eso de que te encanta ser su profesor.
    Con un profesor entregado y unos alumnos con ganas, la aventura puede ser gratificante para ambas partes.

    ResponderEliminar
  4. El mayor regalo que he tenido en mi larga vida de profesora ha sido poder dar clase durante cuatro años a grupos como este que tienes. ¡He aprendido tanto!Saben muchas cosas que nosotros ignoramos; es muy interesante ver cómo absorben, filtran, rechazan o integran lo que pretendemos enseñarles;además, los míos eran muchísimo más respetuosos que los grupos de autóctonos, sus familias tenían mucho más en cuenta nuestro trabajo, nunca nos desprestigiaban... de esta experiencia he aprendido muchísmo como profesora (los retos constantes y cambiantes de estas clases me exigían poner en juego toda mi pericia de marino curtido y toda la astucia, velocidad y maleabilidad de mi lado pirata...) pero he aprendido más todavía como ciudadana de este mundo de todos que yo quisiera sin fornteras
    ¡Estás de suerte!

    ResponderEliminar
  5. Mi casi única ocupación los últimos cuatro cursos ha sido ser Profesor de Refuerzo Lingüístico (PRL) de alumnos inmigrantes (recién llegados para nuestro consejero de Educación) y la gratificación es inmensa. Sé -lo sé perfectamente- que mi ayuda es mínima en las dos lenguas de la comunidad y sé también que son muchos los problemas personales, económicos, familiares y sociales que les acompañan, pero es gratificante crecer con ellos y tratar de compartir lenguas y culturas diferentes entre todos. ¡Seguro que lo disfrutas, Joselu!

    ResponderEliminar
  6. Te encanta ser profesor, en general, diría. Y ante una oportunidad así más. Un material humano con tantos matices le da a tu mente mucho juego.

    ResponderEliminar
  7. Mi tutoría de 2º de ESO del curso pasado era muy parecida a la que describes. Fue todo un reto conseguir que se respetasen unos a otros, pero al final creo que lo conseguimos. Pienso que, en estos grupos, lo académico queda siempre en segundo plano, que lo importante es la educación en valores y conseguir una dinámica de trabajo independiente de los contenidos teóricos.
    Verlos trabajar codo con codo me compensa la frustración de que apenas hayan mejorado sus conocimientos de gramática o literatura.

    ResponderEliminar
  8. Espero que te lo pases bien y que aprendas mucho de/con ellos. Personalmente no me gusta mucho ese modelo de separación (nativos/extranjeros), porque ni siquiera se hace por necesidades lingüísticas (puesto que los latinoamericanos son hipanohablantes), qué se supone que lo define? desfase curricular, o como se llame? entonces, por qué no hay ningún "nativo", o es que todos tienen muy buen nivel en lengua?
    Yo te recomiendo dos cosas: que tengas siempre en cuenta sus conocimientos, sus lenguas y sus culturas para que ellos mismos las valoren y que no des nunca nada por sentado.
    Como dice fmop, a ti lo que te gusta es ser profesor

    ResponderEliminar
  9. por lo que dices es una experiencia nueva esto de hacer grupos mas pequeños con alumnos extrangeros que tiene problemas con el idioma, veremos si va bien y mejora su introduccion. Aunque me resulta un poco raro que se separe a aquellos que su lengua materna es el castellano, a no ser que tengas dificultades al escribirla.

    Por lo menos tu los has cogido con ilusion, suerte.

    ResponderEliminar
  10. Joselu, espero que la ilusión no se torne en enredo pues combinar tantas costumbres y culturas se trae lo suyo, en la Universidasd teníamos en el aula congoleses, yemenitas, nicaraguenses, marroquíes..., se integraron muy bien, recuerdo a un congolés que se empeñaba en aprender los localismos linguísticos santiagueros, los nicas a gusto en el cubaneo, los árabes más esquivos y sin embargo inagotables como fuente de confrontación cultural, recuerdo algo que aprendí de ellos y se inscribe dentro de un negro humor político "los árabes nos pusimos de acuerdo en que no nos vamos a poner de acuerdo", así supongo que simplificaron las complicadas respuestas a los conflictos de su región.
    Las fiestas de 15 también se celebran en Cuba y pueden dar mucha tela por donde cortar...
    Reconforta tu entusiasmo en este inicio de curso, después del pesimismo con que terminaste en julio, es encantador percibir esos bríos de jinete que ya tiene la rienda...mucha suerte

    ResponderEliminar
  11. Me alegro de leerte tan ilusionado y entregado. Esos 15 alumnos conformarán la novela del curso que empieza a escribirse por ti y a leerse por nosotros.

    ResponderEliminar
  12. ¿Por qué no se incluyen alumnos españoles en el grupo?

    ResponderEliminar
  13. Pantagruel, este grupo se corresponde al Aula de acogida II para inmigrantes latinos o magrebíes con una cierta estancia en Catalunya. Están aprendiendo catalán en el Aula de acogida y están integrados en las aulas normales en todas las asignaturas excepto en las de lenguas: catalán, castellano e inglés en las que son separados de sus compañeros para darles una especial atención linguística. Hay el caso de una alumna ecuatoguineana que tiene un excelente nivel de castellano pero deficiente en catalán. Está con sus compañeros de grupo 15 pero le correspondería un grupo de mayor nivel. Son estrategias para mejorar el dominio lingüístico de los inmigrantes.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por la respuesta, Joselu. ¿No sería úitl introducir en el grupo español-parlantes, -hispano-parlantes ya hay-, y catalano-parlantes, aunque solo fuera para que actuaran como catalizadores? No entiendo yo mucho de esto, claro.

    ResponderEliminar
  15. Joselu, te auguro un feliz curso, lleno de hermosas sorpresas, en el que aprenderás desde gastronomía argentina hasta cómo es una boda bereber. Mis clases son multiculturales, soy profesora de español para extranjeros, y te aseguro que lo más gratificante de mi trabajo, además de ver cómo van avanzando con el español, es tener la oportunidad de conocer diferentes culturas, y a pesar de llevar casi 20 años en la profesión, no dejo de aprender cosas nuevas y a veces, hasta sorprendentes, cada día.
    Estoy ansiosa por leer las historias que te van a acontecer con el clan de los 15. Sin duda eres un afortunado

    ResponderEliminar
  16. Es bonito que veas como un reto esperanzador lo que para otros profesores es más bien un incordio. Trabajar con alumnos tan diferentes y hacer que se conozcan entre ellos debe ser agotador, pero muy estimulante si consigues llevarlos bien (lo cual es seguro que harás). Te deseo mucha suerte en esa aventura.

    En Andalucía las aulas de integración están atendidas por un profesorado distinto que el habitual, y en cuanto los alumnos alcanzan un nivel mínimo de desenvolvimiento en la lengua, vuelven a la clase de lengua con el resto de sus compañeros.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Por un lado creo que estos chicos deberían mezclarse en el resto de aulas, para que su integración sea más rápida y completa. Pero por otro lado, son en su mayoría niños más tímidos y con algunos problemillas lingüísticos que requieren de una atención más detallada. No me parece nada mal esta iniciativa de juntarlos a todos, aunque sinceramente pienso que en el siguiente año deberían repartirlos por el resto de grupos; al menos la barrera del idioma ya estará más o menos superada.

    En mi caso tengo también gran cantidad de alumnos de distintas procedencias y en todos los grupos, y no he visto de momento problemas de integración. Se incorporó hace dos días una niña china que no sabe decir ni "hola" y el resto de compañeros la están apoyando muchísimo; esto también sirve a los alumnos españoles para aprender a convivir con personas de otras nacionalidades y a darse cuenta de las realidades que viven estas personas al llegar a un lugar nuevo. A ver si así, se vuelven un poquito más humildes, que a más de uno le hace falta.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  18. La variedad trae la riqueza. Disfruta la experiencia y cuéntanosla.

    ResponderEliminar
  19. SEguramnte trabajo en uno de los pocos centros de Murcia con una baja presencia de inmigrantes (increíblemente ningún árabe y pocos hispanoamericanos). No entiendo esa forma de hacer grupos flexibles donde se propicia la segregación y no la integración. Estoy segura de que tu experiencia con él será magnífica a la vez que difícil, pero ¿será educativa para los alumnos verse aíslados del resto de los alumnos españoles?
    El primer día de clase, cuando terminé de explicar la asignatura no sabía qué hacer para llenar el resto del tiempo y se me ocurrió un dictado para ver las faltas de ortografía. Cogí un texto al azar de su cuaderno de lecturas y resultó hablar de la inmigración. Los dos alumnos ecuatorianos que tengo en el aula no levantaron la cabeza del papel y yo me sentí fatal porque parecía estar señalándoles con el dedo desde el primer día de clase...en fin, experiencias de una novata...

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que la experiencia es única, pero debe de ser muy duro y muy difícil, no por el hecho de que sean personas de otro país sino porque se tienen que habituar a muchas cosas que son muy distintas a la cultura de sus países de procedencia y a la vez compartir clase con otros alumnos tan distintos.

    ResponderEliminar
  21. Lo de las aulas de acogida es un mundo. Y la verdad en mi instituto no sé si está muy bien montado.
    El caso es que el curso pasado daba clase a chicos de 2ºESO en los talleres PROA (Programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo). Había un chico de India con un nivel de idioma bastante bajo y de conocimientos la verdad que también. Iba al aula de acogida, con él hacia trabajo de allí. Un día a falta de un mes para terminar el curso me dijo que tenía que hacer unos ejercicios de tecnología. Cosa que me extrañó mucho ya que él no había cursado esa materia en todo el año. Y le pregunté porqué tenía que hacer esos deberes y me dijo que ya no iba al aula de acogida en las horas de tecno.
    No entendí que sentido tenía que este chico dejara de ir al aula de acogida a falta de un mes para terminar el curso y cuando su dominio de los idiomas tanto catalán como castellano aún no era suficiente.
    Pero bueno, estos la mayoria de estos chicos, entre ese follon de estar entre el aula de acogida y el grupo normal de clase, consiguen aprender la lengua y adaptarse de una manera admirable.

    ResponderEliminar
  22. Querido amigo,

    Tienes "en tus manos" la maravillosa oportunidad de ver los la vida a través de los ojos de otros. Eso que muy pocos se atreven o tienen la oportunidad. Las realidades de los niños que aquí describes, son tan distintas, como distintos los motivos que los llevaron a España. Los porqués de sus decires y sus actos...

    Ya te he contado de mis experiencias multi-nacionales (jeje), tanto viviendo, como estudiando. Es fantástico poder aprender de otros lugares, costumbres y creencias, aprender a respetar al otro, aprender a mirarlo y descubrirlo. A uno se le llena el alma!

    Estoy segura que será un año provechoso, ellos aprenderán de tí y tú aprenderás de ellos; quizá se te presentarán dificultades pero estoy segura que con tu sapiencia y paciencia podrás sortearlas.

    Suerte! y por favor no dejes de contarnos!
    Lucero

    ResponderEliminar
  23. El buen clima lo crea los buenos profesores como tú Joselu.Tu texto es tan inteserante como el primer comentario de este post.

    Un fuerte abrazo,amigo.

    ResponderEliminar
  24. Zinquirilla despidió a Newman anticipadamente, cuando abandonó el hospital para morir en su casa, creo recordar.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...