Páginas vistas desde Diciembre de 2005

martes, 6 de noviembre de 2007

Carta al padre


La Carta al padre de Kafka es un poderoso alegato, salvado del fuego por Max Brod y que se publicó póstumamente. Un alegato contra la educación que había recibido Kafka de su padre. Los críticos han encontrado en esa tremenda carta: el miedo que le causaba su padre que le hacía sentirse inferior continuamente, que le hacía despreciarse a sí mismo, que le hacía sentir una profunda sensación de fracaso íntimo en todo lo que emprendía, sentimiento de esclavitud respecto a su padre y ante sus castigos, no físicos pero sí psicológicos. El hijo, Franz, no entendía esos terribles enfados en que su padre, rojo de ira, le recriminaba cualquier nimiedad. No entendía que pudiera enfadarse así. Además el niño se insensibilizó ante cualquier amenaza porque el padre nunca le golpeaba. Se acostumbró a la constante amenaza y terminó por no respetar a su padre. El resultado es esta carta edípica que le dirige.

Es curioso porque hubo un tiempo que recomendé mucho este libro en el antiguo BUP. Y solía gustar. Recuerdo el comentario que me hizo una muchacha de dieciséis años sobre él como si lo estuviera leyendo ahora mismo: Me habían dicho que este libro era muy impresionante, pero después de leerlo, tengo la impresión de que padres como éste hay la tira.

Años después -en plena era Logse- he vuelto a recomendar este libro casi olvidado por las jóvenes generaciones. Mi primera sorpresa ha sido encontrarme este comentario por parte de un alumno. Dicho alumno -latinoamericano- ayer me confesaba que no podía comprarse un diccionario porque en su casa no había dinero para comer y que pasaba hambre. Hoy le he visto en conserjería con un descenso térmico tiritando de frío y esperando a la ambulancia a la que hemos llamado ante su estado de hipotermia.

Su opinión sobre el libro no puede ser más contraria a la posición de Kafka. Este muchacho no tiene padre y no entiende que un hijo pueda dedicarle semejantes reproches a la figura que él no ha tenido. Dice así su crítica que pueden leer en Lengua en movimiento en la sección de comentarios:

“La verdad es que me habría gustado leer Crónica de una muerte anunciada de García Márquez. De todos modos el libro que estoy leyendo, Carta al padre, no me ha inspirado mucho, ya que es un texto totalmente opuesto a mí y a mi forma de pensar respecto a las cosas. En Carta al padre he podido apreciar a un chico mimado que no sabe valorar el trabajo y el esfuerzo de la persona que más le quiere, que ha dado mucho por él y que le dio todo lo que podía. En Carta al padre sólo se ve un pequeño rencor pero que poco a poco se va convirtiendo en desprecio. Tal vez sea lo que no me gusta. Yo he vivido una vida totalmente opuesta a la del narrador y aún así, vivo dando gracias a la gente por darme lo poco que tengo. Puede que no haya comprendido bien el libro y su contenido pero definitivamente es un polo opuesto a mí y ni logro entrar en él”.

Me fascinan las opiniones sobre este libro. La del muchacho de la crítica es bien explícita. Hay otra muchacha que también lo está leyendo y de la que estoy esperando su juicio crítico. Cada lector es un mundo y tiene todas las razones para extraer unas conclusiones u otras. Es el lector quien cierra el círculo de la literatura. La literatura contemporánea es ambigua, evasiva. Quizás un lector más avisado y habitual aprendería a distanciarse más de los textos y ser capaz de entender por qué el escritor escribió lo que escribió, pero a esta edad y con esta generación, esto no funciona así. Las cosas son como son. No hay matices. La crítica de este muchacho es demoledora y llena de verdad. No puedo ponerle mala nota. Al contrario, creo que ha hecho un excelente juicio crítico desde su punto de vista.

Lamento no disponer de más opiniones sobre Carta al padre. La literatura de Kafka no nos deja indiferentes. Nos fascina y nos atrae, o abiertamente nos repugna. El mundo de Kafka es magnético. No en vano, ha sido considerado como una de las figuras más señeras en la literatura del siglo XX, que ha abierto caminos no explorados. Hoy ha llegado su literatura hasta la España de 2007 y alguien ha sentido verdadera rechazo ante lo que él escribió. Sus razones expuestas quedan, sus circunstancias a grandes rasgos también. Espero impaciente nuevas críticas de este libro y nuevamente me felicito por dar a estos adolescentes inquietos literatura con mayúscula, aunque les desagrade.

10 comentarios :

  1. Joselu, muchas felicidades por tus pràcticas a fin de incentivar la lectura entre tus alumnos, pasè por ahì y me agrada...la visitarè seguido...pasate por el blog...te dejè una calaverita.....saludos!!

    ResponderEliminar
  2. La escritura, como bien dices, es completada cuando los lectores ofrecen una nueva visión muy distinta incluso de las intenciones del autor del texto. Hay casi tantos niveles de interpretación de una buena narración como lectores perspicaces se aproximen al texto. Suele ocurrir con los grandes autores que, con sus escritos, sugieren temáticas variadas y a veces contradictorias.

    ResponderEliminar
  3. Hola Joselu, me parece bien que te felices, pues te lo mereces y yo también te felicito.
    Me encanta la valoración que este alumno hace del libro, que no he leído por cierto pero que conozco un poco y sé algo sobre él.
    A mí en cierto modo me suecede eso que dices, soy muy sentimental con los libros y los vivo con intensidad, me cuesta ponerme en el lugar del escritor y comprender lo que le ha llevado a escribir eso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. lo que me parece muy interesante, pasándome por el blog de la clase, son todas las respuestas y la cantidad y sinceridad de ellas.

    también es increible que estando en la "sociedad del bienestar" que nos venden, pasen estos casos, con respecto a caso de hipotermia. Aunque en realidad, hay más de los que sabemos.

    Aún me acuerdo cuando era pequeño y mi madre traía a casa a comer a niños y niñas del barrio donde vivía. A nosotros nos decía que los invitaba porque eran buenos amigos/as y mi hermano y yo la creíamos porque era verdad que jugábamos en la plaza... pero pasado unos años es cuando comprendí realmente el significado de la invitación

    ResponderEliminar
  5. A mí Kafka siempre me ha causado fatal atracción! Me gusta y lo repelo... tardo mucho, mucho en terminar un libro suyo.. Lo dejo, un tiempo... pero lo tengo en mi cabeza todo el tiempo dándome vueltas sin parar.. me aterra... me atrae... Retomo su lectura... me causa conflicto y la vuelvo a dejar...

    Es tan fascinante que me da miedo! tan siniestramente real que me parece que reconocer en él mi propia personalidad...

    No sé... Kafka es una de "esas" pasiones que prefiriesen quedar ocultas...
    Lucero*
    (de Botella al Mar, firmando con mi "otra personalidad"

    ResponderEliminar
  6. Kafka me sacudió en la adolescencia y si lo vuelvo a leer me sacude de nuevo. Es ese tipo escritor. Un libro de él no es sólo para pasar el tiempo. Te despierta, aunque sea en oposición. Qué mejor edad para ponerse en el camino del descubrimiento que esa: antes de fijarte en tus posturas.

    ResponderEliminar
  7. Si algo he aprendido en este oficio gracias a los alumnos es que no se puede ser dogmático porque puede haber tantas interpretaciones como personas.
    A mi, me llegan al corazón cuando me escriben redacciones con un conocimiento del inglés criminal pero con una intensidad de sentimientos que haría llorar al más valiente y sino basta que me escriban sobre su lugar favorito y los alumnos inmigrantes me escriben con una honestidad y claridad desnuda sobre su morriña sobre lo abandonado o de lo contentos que están por dejar tras de si situaciones dolorosisimas que no imaginamos al estar anestesiados por nuestro bienestar. Sobrecogen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me llama la atencion la diferencia de opiniones, no he leido el libro, pero ahroa ya me ha picado el gusanillo, de este año no pasa... ^^

    Sobre lo de pintar algun día, espero q lo hagas, de hecho, estoy casi segura de q lo haras... cuando tenemso una espinita clavada, tarde o temprano acabamos sacándola ;)

    No sé como estará el tema de tus hijas, pero podrías arregártelas para ir todos a clase, claro que a ellas tb ten´ría q gustarles... en la academia a la q voy, el año pasado había un padre y una niña, estaban en el mismo aula, cada uno a lo suyo, y este año, hay una madre tb c su hija, en este caso están separadas por el estilo que hace cada una, y tb hay uan abuela con una nieta, la abuela esta en mi clase y la niña en otra xq va con sus amigas. Todo es mirarlo...

    A la gente le suele gustar más el oleo, es lo q más se hace en clase, luego esta una amiga q hace acuarela, y unos pocos q hacemos tecnicas secas, como carboncillo o pastel. Normalmente si nunca has hecho nada, empiezas aprendiendo carboncillo.

    Me gustaría que coincidieras conmigo! si no es para enseñarte yo, al menos compartiendo clase para poder hablar contigo! :) xpero bueno va a ser que no... jaja

    Lo dicho, no lo eches al olvido! o te arrepentirás! ^^

    ResponderEliminar
  9. Juzgamos libros, películas... todo desde nuestra experiencia. Este alumno no puede desprenderse de su experiencia vital para enjuiciar el libro.
    Eso es inevitable. Como es inevitable el debate de qué aporta la literatura a nuestros alumnos. En este caso, es obvio, tu alumno equipara dos caracteres, dos vidas... (la suya y la de Kafka) y eso es un ejercicio de autoconocimiento, indiscutiblemente.

    Yo también felicito tu arrojo a la hora de recomendar literatura adulta. Tus alumnos también te lo agradecerán otro día.
    Yo misma siento ahora mismo el afecto por mi profesor de literatura de COU. A él le debo muchísimo.

    ResponderEliminar
  10. Te veo contento, y me alegro muchísimo. Estás viendo que tus alumnos están respondiendo, que son capaces de emitir juicios críticos sobre lo que leen, y eso es todo un logro.

    No he leído nada de Kafka a excepción de la famosa "Metamorfosis", pero anoto este libro en mi agenda.

    Por cierto, leí la entrevista al autor de "Las benévolas", pero no me animé a leer el libro. Espero tu opinión con mucho interés. Yo acabo de terminarme uno de Yoshimoto y estoy con "La ladrona de libros", que me tiene enganchada por el momento.

    Un saludo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...