Páginas vistas desde Diciembre de 2005




martes, 9 de agosto de 2022

Gaia: de la mitología a la ciencia


El pasado 26 de julio moría James Lovelock, médico, investigador y científico, a los 103 años. Es popularmente conocido por haber formulado una teoría hacia finales de los años sesenta que se encontró con el rechazo de la ciencia oficial pero a medida que ha pasado el tiempo y se ha confirmado, se puede decir que la hipótesis de Gaia es aceptada en sus líneas generales por la ciencia. Gaia era la diosa de la Tierra en la mitología griega. ¿Qué es Gaia? Es el sistema complejo de todos los ecosistemas de la Tierra que funcionan interrelacionados física-química-biológicamente como una unidad y dan lugar a un organismo, Gaia, que es un ser vivoque se autorregula para mantener la vida en un estado frío y bajo en CO2 porque es el más adecuado para el florecimiento de esta. Gaia tiene identidad y es una metáfora. Los científicos rechazaron esta personalización de Gaia como ser vivo porque eran herederos de la idea de un planeta inerte donde surge la vida, entre ella la humana. El cristianismo tuvo la concepción de que Dios había creado la tierra para disfrute del hombre pero un pecado original rompió este pacto. En todo caso, se pensaba que el hombre era el rey de la creación y tenía el planeta a su servicio, algo que coincidía con la concepción humanista que hacía al hombre el centro del universo. 

 

Para la teoría de Gaia y el ambientalismo profundo el ser humano solo es un elemento más, desde las células más simples a cualquier elemento sea físico, químico o biológico. Todo forma parte del ecosistema de Gaia que mantiene unas constantes para dar lugar a la vida y mantenerla. La concepción del ser humano solo puede ser vista desde la humildad por formar parte de la cadena de la vida. 

 

Gaia es un planeta viejo, ha pasado en sus cuatro mil quinientos millones de años de historia por diversas etapas de calentamientos -de elevado CO2 y metano-, y glaciales en que estos han disminuido. La diferencia de esta interglacial con otras etapas de hace millones de años es que uno de los elementos de su ecosistema, el ser humano, está calentando peligrosamente la biosfera con emisión de gases tipo invernadero, fruto de la quema de combustibles fósiles, para mantener su civilización. La temperatura media del planeta se está elevando rapidísimamente. Lo que antes era producto de ciclos de cientos de miles o millones de años, ahora se ha producido en menos de doscientos años con la economía de la carbonización y Gaia, un ser vivo, se resiente y entra en fase crítica lo que puede llevar a que la vida humana, si sigue el proceso, sea eliminada en su mayor parte. Sería la venganza de Gaia, una madre amorosa pero severa. Estamos alterando el ciclo de Gaia en un contexto en que seremos pronto ocho mil millones de habitantes en el mundo. Estamos arrasando la naturaleza -bosques, mares, formaciones de coral, glaciares...- para alimentar y mantener un nivel de vida, fuera de toda medida para la supervivencia de todas las especies. Seguimos emitiendo CO2 y metano a la atmósfera en cantidades colosales y puede que el ecosistema entre en retroalimentación automática y multiplique dichas emisiones. El ecologismo y el sentido común nos están reclamando un cambio radical del sistema y una filosofía diferente de vida, pero no tenemos fuentes de energía alternativas que sean viables. Faltan décadas para que sea posible utilizar la energía de la fusión del átomo. Las energías llamadas renovables son un pequeño parche que no cubre ni de lejos la energía necesaria para mantener el planeta. La misma eólica es agresiva porque supone cubrir todo el mundo de aerogeneradores, que dependen del viento, y que afean los paisajes más hermosos. La energía fotovoltaica está en fase de expansión muy tímidamente, pero no podrá cubrir a este ritmo el peligro de cortocircuito del sistema de Gaia. 


En cuanto a filosofía diferente de vida, todo intento por generoso que sea es arrumbado por una práctica depredadora y consumista a la que no son ajenos los jóvenes que serán quienes hereden un planeta en estado de shock. 

 

Gaia se autorregula y puede terminar expulsando la vida humana de su ecosistema. Solo es cuestión de tiempo. Ya hablé el otro día de los cambios profundos que están ocurriendo y ocurrirán en breve en el planeta, si seguimos quemando hidrocarburos sin límite. 

 

Hay quien concibe Gaia como una especie de religión pues una mirada serena tiene que considerar que el mantenimiento de Gaia está por encima de la conservación de la vida humana porque si Gaia quiere, desapareceremos como especie. 

 

De esto no se habla en las escuelas. 

29 comentarios :

  1. Interesantísima exposición sobre lo que es Gaia.
    No sabía las mitades, ya ves. Sólo lo intuyo por viejo, pero me haré con el libro porque tengo mucha curiosidad sobre el tema. estoy viendo como se degrada todo a mi paso y apenas me reconozco como terrícola, pues conocí otra manera de vivir que era diferente, no digo mejor, pero era diferente, y en esa diferencia había una relación más justa entre el tiempo/espacio. Las cosas duraban lo que tenían que durar, casi bien, para toda la vida, y una hora eran 60 minutos, no "para ayer".
    Gracias
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La clave, Miquel, es que somos demasiados en el planeta. Tras la guerra mundial hubo crisis de hambre en la Europa Occidental -ya no digo en el resto del mundo que por supuesto- y ello llevó a que inmensas superficies naturales se convirtieran en campos cultivados o territorio para pastos. Así desapareció una buena parte de la tierra natural, para alimentarnos a una población creciente, desaparecieron bosques, prados. Además, nuestro consumo de calorías ha ido aumentando vertiginosamente y la obesidad es una enfermedad. Consumimos demasiada carne, demasiado pescado, demasiado de todo. Los pastos que hacen falta para alimentar vacas para fabricar hamburguesas son costosisimos. Y todo para una dieta hipercalórica. La tierra se está arrasando para biocombustibles, para alimentar a una población creciente... y desaparecen los espacios naturales que conocieron nuestros abuelos. El problema no es de ahora pero es más agudo y peligroso que nunca antes. Tampoco sería solución si toda la humanidad se hiciera vegetariana porque no habría tierra suficiente para cultivar todo lo necesario para alimentar a ocho mil millones de bocas. Tarde o temprano se extenderá la alimentación sintética y recordarán nuestros hijos o nietos cuando se comían un bistec de ternera o una rodaja de salmón. Somos demasiados. Si fuéramos mil millones los problemas serían infinitamente menores. Salut.

      Eliminar
    2. Mira JOSELU, creo que has dado en el clavo. Acabo de escuchar un señor, aquí en El Prat, que hablaba sobre lo del aeropuerto y la manera loca de movimientos. Hablaba sobre la laguna de La Ricarda que desecarán para alargar la pista corta, y me dijo unas palabras sabias: más que un problema de movimientos aéreos es un problema de exceso de consumo.
      Gracias
      Salut y un abrazo

      Eliminar
    3. Así es, Miquel, consumimos demasiado. No es casual que nuestra sociedad se llame "de consumo". Hemos perdido valores como la austeridad que conocieron generaciones anteriores en las que sin necesidad de contáiners se reciclaba todo. Pero nuestra economía funciona con el motor del consumo. Si dejáramos de consumir masivamente, el paro sería inasumible. La crisis se fundamenta en el consumo fundamentalmente: cuántos coches se venden, cuántas casas, cuánto se viaja, cuánto se sale a comer, cuánto cambiamos de ropa, de tecnología, cuánto se va de ocio y expansión, al cine, al teatro, cuántos libros se venden... Todo el sistema necesita vitalmente el consumo. No sobreviviríamos en una sociedad austera, no lo soportaríamos, a menos que no nos quede otro remedio y esto es lo que puede terminar pasando. Salut.

      Eliminar
    4. Me parece muy acertada la frase de "si dejáramos de consumir masivamente, el paro sería inasumible". Es una de esas pescadillas que se muerden la cola: vamos hacia la autodestrucción, y las medidas más importantes que podemos tomar para evitarla, nos llevan hacia la autodestrucción...

      La única solución posible para acabar muy mal es externa al ser humano porque nosotros no somos capaces de soportar un cambio así, por lo que sólo un desastre (en cuyo camino estamos ya inmersos, y que no será de un día para otro, pero ante el que ya no hay marcha atrás) puede proporcionarnos el cambio que necesitamos. ¿A qué precio queremos mantener la sociedad actual? (pues al que digan los que mueven los hilos, claro...)

      Eliminar
    5. Hola, Javi, bienvenido al debate en pleno mes de agosto. Se puede decir que la humanidad navega entre Escila y Caribdis como Odiseo. Todos los caminos son aciagos y peligrosos con el resultado previsible del abismo. Por ejemplo, saco uno posible de entre muchos: en España hay una sequía terrible -no solo en España, muchos lagos y ríos de Europa están desecados-, multitud de pueblos no tienen agua y dependen del agua deficiente de los camiones cuba. Pues bien, hay miles y miles de piscinas por toda la geografía española. Hay pueblos que tienen cientos de ellas. Puedo entender que es para no ahuyentar el turismo que viene a divertirse y remojarse, pero ¿es acaso razonable? ¿Se puede poner coto a este despilfarro de agua masivo? La sociedad se rebelaría si se impidiera llenar las piscinas que contienen decenas de miles de litros de agua. Hay alguien que mueve los hilos, seguro que es cierto, pero en muchos sentidos los movemos nosotros. Ningún gobierno quiere hablar claro ni tomar medidas restrictivas porque serían impopulares y hay que ganar elecciones y comprar al electorado. De esto habría mucho de que hablar. Nadie quiere malas noticias que depriman y menos en verano. Ya llegará el otoño. Ayer hablaba con mi hija del cambio climático y me dijo que si quería deprimirla antes de sus vacaciones a Florencia. No queremos deprimirnos, Javi, negar eso es ser agorero y catastrofista. Aun así espero que algo de la inteligencia colectiva sea capaz de salvar el planeta, pero es difícil.

      Eliminar
  2. Estimado Profesor, insisto en que su mirada es localista, no debe tomarse como la realidad del planeta. Como en todos los tiempos, el hambre sigue siendo bastante más grande que la saciedad y el desperdicio, igual con las enfermedades de trasmisión hídrica, las que siguen siendo un gran problema, en gran parte porque la miopía de la ayuda envía leche en polvo a lugares donde el agua potable no es un bien a vuelta de la esquina, etc., etc. No cabe duda que algunos de los "países del 1er, mundo" emiten más de lo deseable, también la tala de bosques, pero otros menos desarrollados no derrochamos, forestamos, cuidamos los recursos naturales, nivelamos...
    Sdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Conoce los informes y conclusiones del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático)? Las más poderosas mentes de la climatología mundiales están presentes y han establecido conclusiones muy firmes sobre lo que está pasando. Pienso que en su buena voluntad desconoce en toda su dimensión el problema y es difícil hablar en estas condiciones. Agradezco su presencia pero pienso que le falta información. Hay mucha bibliografía valiosa que no le costaría hallar. Por otro lado, la cuenca del Amazonas cada día pierde miles y miles de hectáreas de selva para las industrias madereras y cultivos para cadenas de hamburgueserías. El mundo está en grave peligro pero no me hace falta acudir a la ciencia porque mi experiencia me lleva a recordar el tiempo de mi niñez y el de ahora. Es una evidencia. Pienso que usted es más localista que yo, dicho con toda el afecto que son capaces estas teclas. Saludos.

      Eliminar
  3. Solo un desastre natural puede poner orden en el caos producido por nuestra especie. Hubo glaciaciones y puede haber un recalentamiento tal, que acabemos como marte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay posibilidades muy peligrosas, es cierto. Ayer leí que Putin está haciendo quemar el gas que no vende a Europa y lo expulsa a la atmósfera. Me estremecí. La estupidez humana es tan terrible... Saludos.

      Eliminar
  4. Coincido contigo en que un cambio de de filosofía es necesario pero el actual consumismo tiene mucho tirón. Los ciudadanos que vivimos en países desarrollados Somo como niños mar educados que no estamos dispuestos renunciar a los chuches a los que nos hemos vuelto adictos. Cualquier voz que proponga una adecuación del consumismo a la situación actual y futura está condenada al fracaso. Los políticos lo tienen fácil para ganar las elecciones:seguir el "Método Ayuso".
    En cualquier caso creo ya no hay solucion agradable No solo las inercias de los sistemas físicos y sus leyes que solo falta que las declaren institucionales, sino las inercias de la masa (8.000 millones) democráticamente controlada hacen que no haya vuelta atrás. Las convulsiones que hemos provocado se adjudicaron al Sánchez de turno y aquí paz y después gloria. En cualquier caso yo colapsarse en menos de 20 años...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace veinte años yo era muy crítico e intolerante con lo que consideraba mediocridad y vulgaridad de la masa social que no aspiraba a propósitos algo más elevados que la suela de sus zapatos o de la bolsa de compra en Primark. Ahora soy más tolerante. Pienso que la gente -entre los que estoy yo- hace lo que le han enseñado, por ejemplo, el consumismo. Gastar produce bienestar, genera endorfinas... A la inmensa mayor parte de la gente le gustaría que le tocara la lotería para poder gastar más -o para poder sentirse más segura-. Los mecanismos económicos e ideológicos del capitalismo lo saben y nos manipulan para que seamos máquinas deseantes, y, en definitiva, todos hacen lo que hacen todos: comprar ropa, aparatos tecnológicos, ir de cena todas las veces que se pueda, comprarse coche en cuanto se tiene posibilidad, viajar, las llamadas experiencias únicas... Es muy complicado salirse de esa vorágine. Tal vez, hace un tiempo se buscaban experiencias más espirituales y menos consumistas. Pero ahora todo lo que nos rodea es así. ¿Es de extrañar que los jóvenes sean en general consumistas y frívolos? Es lo que ven por todos lados, los medios, las redes sociales... No van al teatro pero sí que se van a las superficies comerciales a soñar que tienen dinero. En este contexto caliente, se quiere estar fresquito en verano, y caliente en invierno. Es un mecanismo de satisfacción inmediata que funcional. Hoy he leído que ha aumentado el número de estudiantes que quieren cursar Filosofía pura. Tal vez haya en un pequeño número personas que quieran ir más allá de las consignas y eslóganes, espero que tengan suerte. Podríamos sentirnos curiosos por saber cómo va a acabar esto pero sería demasiado cínico porque lo sabemos de antemano. Hay demasiadas variables en un sistema dinámico cuyo final solo puede ser catastrófico. Pero no me consuela que yo también vaya a colapsar en veinte años -o mucho menos, claro-. Por cierto, James Lovelock murió a los 103 años. Te animo a leerlo. Tiene varios libros, extraordinariamente inteligentes y pertinentes para comprender la ilógica hipótesis de Gaia. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola. Supongo que se podría entender a Gaia sin que sea un ser consciente, sino tal vez un complejo sistema biológico, pero esta idea también coincide con el panteísmo de la época precristiana, la idea de que somos parte de algo más grande que nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos puntos de referencia esenciales los tenemos en las filosofías taoísta y budista que expresan que todo está relacionado, que la existencia y los seres viven una red de relaciones en que todo está conectado. En el pensamiento europeo, la figura de Spinoza es esencial para los ecologistas profundos. También Thoreau, Lev Tolstoi, John Muir, Gandhi, Alain Gisberg... El mundo, Gaia, no es una máquina sino una unidad biológica, geológica, química, como un cuerpo humano, que es múltiple y complejo, en que cualquier dolencia afecta al sistema entero. Y sí la idea es que el ser humano es parte de algo más grande que él. Un filósofo noruego al que admiraba Lovelock era Arne Naess, es el creador del concepto de "ecología profunda" frente a "ecología superficial", y se define por no ser antropocéntrica, contrastando con el judaísmo/cristianismo y el humanismo que hacen del ser humano el centro del universo. La idea de Gaia no es lógica sino intuitiva, no procede del análisis lineal sino que para llegar a ella hay que dar un salto en la conciencia. Lovelock le da mucha importancia a la intuición frente a la lógica.

      Eliminar
  6. Intreresantísima entrada, Joselu. Que hemos levado o estamos llevando el planeta a unos extremos insoportables es una verdad incontestable. Pero lo peor es que la civilización está concebida desde hace más de doscientos años en el progreso indefinido, y si dejamos de dar pedales (consumir y producir para satisfacer esa demanda) la bicicleta se parará y se caerá. Por eso cuando veo las decisiones de los gobiernos europeos de colocar los termostatos a 27º o a 19º sonrío porque ello no implica un cambio de nada; simplemente se pretende que la bicicleta no se pare antes, que la agonía climática continúe. Igualmente cuando veo que se alaba el coche eléctrico por su falta de emisión de gases sé que se oculta la fuerte contaminación que se produce en la creación del mismo: de sus baterías, de todas sus piezas. creo que lo que se quiere es aumentar el consumismo y que tras habernos comprado primero un coche de gasolina, luego uno de gasoil, más tarde el híbrido, ahora hagamos la compra de uno eléctrico. Lo que se quiere es consumir, consumir y consumir.
    Lo anterior no anula el incontrovertible hecho de que el mundo puede enytrar en fase terminal si no cambiamos de manera decidida de estilo de vida. pero cómo hacerlo manteniendo todo igual. La cosa es peliaguda, sin duda alguna.
    Un fuerte abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, gracias por tu comentario que da en el centro de la dian. Veo que eres consciente del peligro de los componentes de los coches eléctricos cuyas baterías que pesan entre doscientos y trescientos kilos se componen de elementos extraídos de países como El Congo, Zaire, Indonesia en condiciones de esclavitud. Es el mismo problema que los móviles y el coltán pero multiplicado por centenares de veces. El coche eléctrico no es inocuo ambiental y humanamente, pero esto pocas personas lo saben. Tienes razón en tus fundamentos. Se quieren añadir un caro producto para estimular el consumo, pero no sé cuál es la solución. Pienso instalar en mi tejado placas solares en breve pero sé que esto es un tímido intento de hacer algo muy insuficiente.

      James Lovelock es un visionario que no condena el llamado Antropoceno, ese periodo de trescientos años de maquinización y consumo en función de la economía de mercado. Hay ecologistas que querrían volver a antes de dicho periodo que ahora está acabando para entrar en el Novaceno. Sin embargo, los avances prodigiosos en ciencia, en medicina, en modos de vida, tecnología, comunicaciones, etc, no nos permiten decir que todo esto ha sido un error y que tendríamos que volver al siglo XVII. Nuestra civilización ha sido brillante, pero hemos llegado a un punto de no retorno y el planeta, Gaia, puede terminar en pocas décadas de llegar a un punto crítico y la civilización humana estaría en gravísimo peligro. Las energías renovables no son la solución por muchas razones aunque haya estudios que sostienen que la energía eólica y solar serían suficiente para colmar las necesidades energéticas del planeta. Esto no se lo cree nadie con sentido común. James Lovelock, el ecologista más inspirador con su teoría de Gaia, propone firmemente que nuestra única solución es la energía de fisión nuclear que es limpia y no emite gases efecto invernadero y es muy potente. Tiene mala fama, hay lobbies antinucleares que la condenan por el tema de los residuos, y hay una cierta histeria por sus peligros que Lovelock minimiza si las cosas se hacen correctamente. Según el científico, es esta la única forma de mantener la demanda de energía hasta que lleguemos a la energía de fusión nuclear que sería la solución. Sé que es impopular defender la energía nuclear y nadie se atreve a hacerlo tras Chernóbil y Fukushima pero el hecho de arrojar diariamente gigatoneladas de CO2 a la atmósfera es una muerte lenta e inexorable. Si no cambiamos las coordenadas, nuestros hijos y nietos lo van a pasar muy mal. Puedo entender a las parejas que no quieren tener hijos porque auguran un porvenir aciago. Por otra parte, no veo ninguna conciencia social al respecto. Tenemos un verano calurosísimo, el más cálido en décadas, y no suscita ninguna reflexión. Esto no es casual, los síntomas de lo que está pasando son unánimes. Solo hay que seguir la prensa y fijarse en los miles de incendios, en la sequía espantosa que nos aflige, en los cientos de miles de africanos que esperan en Libia o Marruecos para pasar a Europa porque las condiciones climáticas de sus países son fatídicas. Solo hay que leer los datos, pero ningún político quiere o se atreve a hablar claro. Un fuerte abrazo, también para ti.

      Eliminar
  7. Desde 1860 hasta 2010 la temperatura ha subido de 14,85 a 15,65 grados un 0,3% eso es un dato.
    Personalmente creo que el mayor problema es la subida de la población mundial, no el calentamiento, que es prácticamente inapreciable a nivel global.
    ¿Soluciones? bueno, en realidad solo hay tres soluciones.
    1. Esterilizar al personal, lo que es una solución salvaje a la que no estoy dispuesto a colborar.
    2. Provocar una guerra masiva mundial con miles de muertos, bueno, en este caso si no me pilla cerca y no sufro las consecuencias, los primeros en morir que sean los quien defienden este sistema y ya esta. Pero muertos estos, la guerra se para y no le veo mucho futuro, la verdad.
    3. La solución capitalista, (el nombre se lo he puesto yo), es crear cosas, tecnologías que nos permitan modificar otros planetas, colonizarlos y adaptarlos para producir allí alimentos y que la población se asiente allí. Ya se que suena a utopía, pero imaginense que a alguien en el siglo X le dicen que una persona iba a poder comunicarse desde Pekín a Burgos en tiempo real o que podía viajar a Alemania en cuatro horas. Pues eso, todo el mundo a trabajar en este tema.
    Pero no me digan que tengo que renunciar a mi coche, a mi telefono, a poder viajar a ver otras cosas, otros países o a comunicarme porque a ellos les da la gana . No me quieran tener como un esclavo de una fe que no aporta datos sino miedos.
    Si, ya se que esto no va a gustar a muchos que me tacharan de egoísta, la verdad es que me da igual. Todos somos egoístas, algunos los reconocemos y otros no y encima se sienten con la fuerza moral de ir dando consejos y prohibiendo cosas a todo el mundo, cuando no actuando de delatores.
    Esto dura 28 minutos pero este Premio Nobel da unos datos muy interesantes y asépticos, muy importante lo de asépticos.
    https://www.youtube.com/watch?v=DZ2KrExjs18
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Por lo que veo no compartes las tesis sobre el cambio climático a pesar de que la comunidad científica mundial lo ve como un hecho incontestable y evidente a pesar de que haya algún especialista que lo ponga en cuestión. Personalmente, además de los datos y estudios tan numerosos que son innegables, tengo la evidencia de cómo ha evolucionado el clima desde que era niño hasta ahora. Pero como decía en otro comentario anterior, también hay personas e incluso algún científico que sostiene que la tierra es plana o que la llegada del hombre a la luna fue un montaje. Lo cierto es que el noventa y nueve por ciento de los climatólogos y científicos especialistas están de acuerdo en la realidad del cambio climático. Que haya uno -o diez- que lo pongan en cuestión entra dentro de la diversidad humana. De todas maneras, mi propia experiencia, como digo, me recuerda un clima mucho más frío en mi niñez, y este verano es prueba clara de que estamos asistiendo a una transformación clara del ecosistema. Pero para gustos están los colores. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joselu, no es que yo comparta o no dichas creencias, solo he mostrado lo que ha subido la temperatura global, esta ha pasado 14,85 a 15,65 grados un 0,3% de aumento es lo que es. Hay por ahi mapas del tiempo que marcan las temperaturas por zonas que ponen en rojo temperaturas en los mismos sitios y en la misma época del año que antes ponían en verde u ocre, ¿es esto ciencia?. Eso lo justifican diciendo que han cambiado los a mapas, en fin...
      https://www.huffingtonpost.es/entry/no-los-mapas-del-tiempo-no-han-cambiado-de-color-para-meterte-miedo_es_62d7d610e4b081f3a8f95a8d

      Para mi que eso es manipular, cada uno que piense lo que quiera. Cuando era niño y nevaba, en la mayoría de las casa de mi barrio en Burgos no habia calefaccion, solo la cocina económica, no tenían aislamiento, había mucho menos tráfico y desde luego que no había quitanieves, Por eso la nieve se mantenía mucho más tiempo que ahora como se mantiene a apenas un km de la urbe ahora mismo.
      De niño he visto muchas veces en Burgos 36-37 y hasta 42 grados en verano durante el dia, recuerdo que me metia en la Catedral para estar al fresco. Igual que este año he salido de casa con temperaturas de 6-7-8 grados bajo cero en invierno.
      Se me ocurre una pregunta esa variación de apenas un grado en un clima que oscila entre, vamos a poner no Burgos que tiene más de 40 de oscilación sino un sitio más templado, que oscilé 30 grados en un año ¿esa variación condena todo?, no se...
      Y ahora se me ocurre otra cuestión esa alza de apenas un grado ¿es buena o mala?, porque, por ejemplo, entre los años 1.000 y 1350 aproximadamente en Europa hubo un periodo ¿cálido? que trajo excelentes cosechas. Subió la temperatura media apenas un grado, igual que ahora y proporcionó mucha riqueza, fue la época en la que se construyeron las catedrales y la economía floreció. Después vino una época fría y todo se volvió a ir al garete, guerra, hambre etc hasta el Renacimiento. ¿es bueno o malo ese leve ascenso de la temperatura?
      ¿Defiendo los motores de combustión interna?, pues no, se como funcionan, los conozco bastante bien y se que solo aprovechan un 20% de la energía que generan, el resto se va en rozamiento y calor. Un motor de combustión interna consume (depende de modelos) sobre 15.000 litros de aire por litro de combustible quemado y son sucios, esto es un hecho. Pero, en la actualidad los nuevos modelos apenas contaminan, y no se puede hacer retroceder a la Humanidad,
      Yo vivo en un pueblo y tengo que coger el coche todos los días que trabajo y quiero tener libertad para ir y venir cuando me de la gana, algunos lo llamaran egoísmo yo lo llamo desarrollo. Cuando salga, que saldrá en breve, un coche eléctrico con autonomía y a precio razonable lo compraré, porque creo que es mejor, sin más.
      Algunos defienden la energía nuclear ahora, para mi es otro error, enorme, ingente. Hay otras soluciones más limpias y más eficaces y más económicas, pero bueno.. no vamos a entrar ahí.
      Las preguntas clave, para mi son:
      1. ¿El alza de apenas un grado puede cambiar todo el mundo?
      2. ¿Esa variación es buena o mala?.
      Yo no soy hombre de fe, ni de esta ni de ninguna, soy un escéptico al que le gusta preguntar.
      Por cierto, yo si creo en la Teoria de Gaia
      Disculpa los tachones, un saludo

      Eliminar
    2. En primer lugar, Daniel, ni tú ni yo somos climatólogos, más bien leemos cosas y sacamos consecuencias o ciertas conclusiones. Vienes a decir que la sociedad científica mundial en pleno se ha vuelto obsesiva con el tema del calentamiento global y que es un timo porque nos están asustando para no sé qué, incluido el papa Francisco que sacó un encíclica. Te dejo una noticia que enlaza con esto 36 PREMIOS NOBEL EXIGEN ACTUAR CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO. Tú lees o ves un vídeo y sacas conclusiones de que todo esto es una farsa para no sé qué, por cierto.

      Que haya subido 0.8 grados la temperatura media mundial es muy grave porque no es que tengamos en nuestra casa solo 0.8 grados más que sería poca cosa, es que esa media mide el calor de la superficie terrestre y los océanos que suelen ser fríos en su profundidad. Subir un grado la temperatura, que es en lo que estamos supone que se estén fundiendo los polos, en especial el Ártico por las temperaturas elevadísimas que implica y que no es 0.8º sino mucho más. El Ártico se está fundiendo, la superficie helada de Groenlandia se está fundiendo a marchas forzadas y esa desaparición en menos de una década del hielo en el Ártico supondrá que los rayos del sol no rebotarán sobre el hielo y no serán devueltos a la atmósfera para enfriar el planeta e incrementará el calentamiento global, además de perder formas de vida que son propias del Ártico. Por otra parte, la capa de permafrost de todo el norte de Siberia y Groenlandia se está descongelando rapidísimamente y eso supone la emisión en cantidades colosales de metano a la atmósfera que incrementarán la temperatura. No es broma ese 0.8º en ascenso. La sequía se extiende por todo el Sahel y el sur de Europa. Si lees las noticias -yo sí lo hago en lo referente a climatología- hay en Europa numerosos ríos y lagos desecados o a punto de serlo. Los glaciares de todo el mundo, incluidos los del Pirineo e incluso en Islandia y el Himalaya están descongelándose rapidísimamente. Las barreras de coral de Australia y otros lugares están perdiendo su color por ese aumento de la temperatura del mar. No es anecdótico. Los bosques y el mar cuando se calientan demasiado no absorben CO2 sino que lo expulsan a la atmósfera. Es el caso de un sistema no lineal que va a saltos y la subida de temperatura puede llegar a un punto que se retroalimente y se incremente al margen de nuestros planes o deseos o precauciones. El otro día leía que en Libia hay seiscientos mil africanos desesperados por cruzar a Europa, eso únelo a los que hay en Marruecos, porque el cambio climático afecta a los países africanos y la sequía es espantosa y sus cosechas no fructifican. Eso está produciendo avalanchas de hombres enloquecidos por llegar a nuestro mundo y es consecuencia del cambio climático que tiene dimensiones muy humanas. Ese grado que llevamos está desertificando masivamente muchas zonas del mundo, incluida España, el sur de California, Australia... Puede que España deje de ser destino turístico por las elevadas temperaturas y se elijan otros destinos más fríos. Se teme asimismo que la elevación de las temperaturas a consecuencia de la interrupción y ralentización de la corriente del Golfo. Montañas como el Kilimanjaro está perdiendo toda su capa nevada en África. Otro tema es el de los incendios que tú sostienes que son provocados la mayoría y puede que tengas razón -o no- pero aunque sean provocados eso no hace que el desastre ecológico sea menor y que la madera quemada y la desertización de lo que queda supone emisiones de CO2 a la atmósfera.

      Eliminar
    3. Si no nieva, si no hay nieve, y cada vez hay menos nieve en las montañas de todo el mundo, el ciclo natural del agua se transforma porque la fluencia de los ríos depende del deshielo progresivo y no de que haya lluvias torrenciales que será su sustituto, eso afectará a las cosechas de modo implacable. Muchos cultivos perderán su zona y tendrán que ser trasladados a zonas menos cálidas con el trasvase de seres humanos que eso puede suponer.

      0.8º no es broma y los científicos del mundo no se lo toman a broma. Si sigues las conclusiones del IPCC (Panel intergubernamental para el cambio climático) -y si investigas- podrás ver las previsiones más amenazadoras para la estabilidad mundial de un planeta que se acerca peligrosamente a los ocho mil millones de seres humanos porque si sigue subiendo la temperatura -y lo va a seguir haciendo porque no dejamos de emitir metano y CO2 además del mismo sistema que se retroalimenta y emite por el mismo calor- lo vamos a pasar mal. No es broma y que un Premio Nobel diga tonterías -lee la mayor parte de las opiniones de Premios Nobel y los climatólogos del mundo- no quita nada a la amenaza. Parece broma pero los modos de vida de todo el planeta se están trastocando -sequías, huracanes, desertización, fusión de los polos, migraciones masivas, deshielo del permafrost, cambio de ciclos de las cosechas, etc, etc- y la previsión es que tras este grado que ha subido la temperatura subirá dos hasta seis lo que puede ser algo más que peligroso.

      Si quieres saber más, te recomiendo el libro SEIS GRADOS de Mark Lynas, léelo y luego hablamos. Saludos.

      Eliminar
  9. Lo primero, alegrarme por la activación de este blog latente. Es una alegría volver a disfrutar de este espacio de reflexión y conocimiento. Gracias (aunque con algún retraso porque he visto que hay entradas anteriores)
    Respecto al contenido de esta entrada tan suculenta, señalar que la codicia de algunos seres humanos privará de recursos y bienestar a generaciones futuras, porque actúan como si el planeta les perteneciera y no es así.
    Este planeta como otros mundo desaparecerá un día porque es su destino y, si se han registrado hasta cinco grandes extinciones, por qué no se va registrar un sexta. Vivimos en un equilibrio precario donde cualquier factor (temperatura, fenómenos cósmicos, proporción de oxígeno, etc), pueden hacer variar la vida como la conocemos en la Tierra.
    Enhorabuena por la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa codicia que mencionas propia de "algunos" seres humanos yo la señalaría más como la ceguera de la humanidad, de los líderes políticos con responsabilidad, etc. Pero quiero subrayar que no es tarea fácil concienciar a sociedades opulentas como las occidentales de que deben moderar su gasto energético que está devorando al planeta; tampoco es tarea fácil convencer a las potencias emergentes como China, India, Brasil, Indonesia... de que renuncien a su desarrollo rápido para mejora su nivel de vida, cuando Occidente lleva doscientos años vertiendo a la atmósfera gases de efecto invernadero y de ellos proviene su riqueza y bienestar. ¿Cómo decirles a ellos que no se desarrollen por "nuestro bien", aunque sea el de todos? El problema no es fácil, igual que no es fácil en este momento sustituir las emisiones de hidrocarburos por energías limpias -decirlo es sencillo pero la realidad es bastante complicada-. Hay algunas ideas, no sé si practicables como la propuesta por el astrofísico Lowell Wood que consistiría en poner en órbita en un punto determinado una estructura de malla de alambre con múltiples espejos para reflejar la luz solar en 1% que sería suficiente para paliar el calentamiento climático. "Varios científicos han propuesto insertar un aerosol de ácido sulfúrico en la estratosfera que sirva como núcleo de condensación para las nubes. Esta idea imita el conocido efecto refrigerante de las erupciones volcánicas, que inyecta de manera similar gases de azufre en la estratosfera" (1). Tenemos problemas graves pero tenemos la ayuda de la inteligencia artificial que puede colaborar para afrontar situaciones límite como los mares de plástico en el océano... Pero sin un cambio de conciencia global -harán falta muchísimos sacrificios y hay muchos que no están dispuestos a ellos porque no se lo creen- no habrá posibilidad de encarar este reto terrible que tenemos por delante.

      (1)Lovelock, James. Novaceno (Contextos) (Spanish Edition) . Ediciones Paidós. Edición de Kindle.

      Eliminar
  10. Disiento de tu comentario porque pienso, no sé si equivocado, que las energías renovables no han entrado de lleno a formar parte de nuestras vidas, simplemente porque las grandes corporaciones y potencias económicas siguen ordeñando la vaca de los hidrocarburos. Cuando tengan atado y bien atado el mercado, darán el salto, aunque si hay alguna situación de máxima emergencia, tendrán que aplicar lo que ya deben de tener más que estudiado. Especulo con la idea que la tecnología de consumo está mucho más atrasada que la del conocimiento y que es aplicable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que no sé qué decirte sobre el despliegue de las energías renovables: eólica y solar, pero sí que sé que en un reciente viaje a una zona de Teruel lindando con Tarragona y Castellón, el Matarraña, había abundantes pancartas llenas de amargura por los parques eólicos que estaban arruinando el paisaje de la comarca. La gente de la zona los rechazaba y decían en sus pancartas: "renovables sí, pero no así". Pensar que hemos de llenar todo el mundo de aerogeneradores para satisfacer la demanda de energía eléctrica tiene un precio que no es pequeño. En cuanto a la solar, pienso que se está siendo muy tímido en su despliegue. Creo que los nuevos edificios tendrían que tener incorporadas placas solares como un Francia. Yo me voy a poner paneles solares en breve, pero mi intuición me dice que por más que se desplegaran paneles por todas partes, no podrían sustituir más que en mínima parte lo que producen el petróleo y el gas. Sustituir un sistema de producción de energía por otro necesita décadas y décadas. Pero no tenemos ese tiempo. Solo queda una solución, pero no es popular.

      Eliminar
  11. Yo también creo que Gaia es un ser vivo, un planeta que alberga y promueve la vida, que se regula y se sana a pesar de la continua interferencia del ser humano. Pero ¿hasta donde alcanza la capacidad regeneradora de nuestro bello planeta azul? y llegado el caso ¿podría sacudirse de encima a la humanidad como si fuésemos mosquitos molestos?. Yo creo que si podría pero su esencia es la vida y por amor a la vida no recurrirá al exterminio, el cambio lo tendremos que hacer los humanos que somos el elemento distorsionador, por las buenas o por las malas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hipótesis de Gaia ha ido ganando lugar entre los debates científicos y hoy es bastante aceptada. No es una idea producto de la lógica sino de la intuición. Gaia ha pasado en sus cuatro mil quinientos o seiscientos millones de años de vida por etapas alucinantemente diversas pero por lo que sea, a diferencia de otros planetas cercanos como Venus o Marte, el elemento dominante en nuestro planeta es el oxígeno y no el dióxido de carbono. Si fuera este último el dominante, nuestra bella tierra sería una superficie calcinada como Marte o Venus. Por lo que sea, a diferencia de cualquier otro cuerpo celeste que sepamos, el organismo Gaia produjo las condiciones para que en miles de millones de años surgiera la vida vegetal y animal -hubo glaciaciones y épocas cálidas: pocos grados de diferencia hay entre unas y otras- y, posteriormente, una especie de simio desarrolló algo único en el universo, según Lovelock, la autoconciencia, el lenguaje y la inteligencia que le llevó a crear civilizaciones, sistemas económicos y la tecnología para comprender el universo, es ahí donde estamos. Gaia mantiene la vida pero esa especie de simio en su desarrollo altera la composición de la atmósfera arrojando CO2 y metano que crean una barrera para que los rayos del sol no puedan salir y enfriar el planeta. Si los grados siguen aumentando, Gaia puede convertirse en un nuevo Venus calcinado y, lógicamente el hábitat humano y orgánico del planeta podría llegar a desaparecer. Pero Gaia siempre ha actuado preservando la vida. Es a nosotros, como dices, a quien corresponde utilizar la inteligencia para que eso no pase. Un abrazo.

      Eliminar

Selección de entradas en el blog