Páginas vistas desde Diciembre de 2005




lunes, 1 de agosto de 2022

Abajo las estéticas sexistas



Tras un largo silencio bloguero quiero aparecer inopinadamente en pantalla para explicar en que estoy ahora. Probablemente os habéis sorprendido por la foto que hay arriba pero tiene su explicación. El ministerio de Igualdad que dirige mi amiga Irene Montero quiere lograr la visibilidad de los cuerpos femeninos en cualquiera de sus morfologías sin que exista de base un cuerpo perfecto, esos que llamamos diez y que solo son logrados con Photoshop. En base a esto, y dándole la razón, yo he propuesto una campaña colateral para la reivindicación asimismo del cuerpo masculino en cualquiera de sus también morfologías. Aquí hay unas bellas y estéticas barrigas que se pueden ver como la plasmación del cuerpo del hombre en su maravillosa multiplicidad. Se acabó satirizar a viejos calvos y barrigones, cuarentones o cincuentones o incluso sesentones. Aquí los traemos como una propuesta asertiva porque no hay criterios uniformes de belleza, ni cuerpos diez tampoco en los hombres. Tener barriga es bello. Dejemos ya de depreciar a los que tienen un torso no olímpico y desdeñemos cualquier criterio de belleza que haga de menos a cuerpos que aspiran a su visibilidad. No hay hombres gordos, ni bajos, ni calvos, ni sebosos, ni que tengan un solo huevo -otro tipo de belleza- que no puedan ser admirados en su estética por unos ojos desprejuiciados y justos. La belleza de la mujer es múltiple así como la del hombre, y ambos son promovidos por el ministerio de Igualdad. Yo por lo menos he enviado la propuesta a Irene y espero su aprobación para que aparezca en campaña esta imagen que sí que está libre de derechos de autor y autorizada la publicación. Ya no hay “viejos verdes” ni gordos sebáceos. Propongo que se haga un póster al respecto para reivindicar la diversidad de la belleza que estalla en su prodigiosa alteridad en hombres y mujeres. Cualquier mujer o trans puede aspirar a gozar con el cuerpo de estas maravillosas formaciones ventrales fruto del buen yantar o de la cerveza. Se acabó bromear con clichés de poco gusto sobre las formas masculinas. Cualquier mujer puede sentirse orgullosa de admirar esta polifacética gallardía y apostura si es capaz de revisar sus prejuicios, y es que ligar con un hombre gordo, calvo y bajo debe ser reivindicado como algo gozoso y multicolor. ¡Abajo los prejuicios y las bromas sexistas!

16 comentarios :

  1. Saludarte ante todo y decir que me alegra leerte. Y a lo que vamos, dudo, y perdón por mi duda, que a las Irenes Monteros de turno les vaya ligar con un hombre gordo , calvo y bajo, aunque su coeficiente mental fuese el de Albert Einstein.
    No me pregunten porqué. Cada uno, y una, por supuesto, lo sabe de sobras.
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es injusto y sexista. Estoy harto de ver que la estética femenina es multiforme y que menospreciar a una "gorda" es un prejuicio sexista que dice muy poco del hombre que lo piensa así. Pues lo mismo que se aplica a un sexo o género, debía ser aplicado al otro, según criterios de igualdad.

      Eliminar
  2. Bienvenido, hacía tiempo que se te esperaba.
    Menuda la que ha montado lo de la campaña de carteles con señoras supuestamente normales, corregidas por suavizar el impacto quitando una pierna ortopédica por ejemplo o sin pedir permiso a las modelos.
    Apruebo tu reivindicación como setentón que soy.
    Salut!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He escrito al Ministerio de Igualdad para promover esta campaña, esta vez con fotos libres de derechos de autor. Los hombres debemos reivindicarnos igual que hacen las mujeres. ¿Acaso no valen los mismos argumentos para un sexo que para el otro? No creo que vuelva a publicar pero esto me quemaba. Salut, Alfred.

      Eliminar
    2. Pues que te quemen más cosas, que haberlas haylas.
      Salut!!!

      Eliminar
  3. "Los hombres se han sacrificado y lisiado a sí mismos física y emocionalmente para alimentar, alojar y proteger a las mujeres y niños. Ninguno de sus sufrimientos y logros es registrado en la retórica feminista, que retrata a los hombres como explotadores opresivos e insensibles." (Camille Paglia; socióloga, ensayista y académica estadounidense, de orientamento feminista y ateo)

    Como mujer últimamente me da vergüenza ajena ciertos "discursos" que se hacen aprovechando los "vientos" del momento, lo que da aplausos o lo políticamente ¿correcto?. Creo que hay cosas, características, que pertenecen al género humano, sin distinción de sexos ni nada. ¿Existe el sexismo?, pues sí, de una y otra parte. ¿Existe el maltrato y la violencia?, pues sí, de una y otra parte. ¿Existe la superficialidad y la hipocresía?, pues obviamente que sí y de una y otra parte. Y así todo, porque es inherente al ser humano. Sólo que parece que ahora tooooooodo es "culpa" y cometido por un sólo bando. Pero, sin ir muy lejos, cuando inició la guerra de Ucranía, y el Presidente dictaminó que sólo mujeres y niños podían salir del país y que los hombres de 18 a 60 años debían quedarse a defender la Nación, no escuché tantas voces levantándose en defensa de igualdades... (al margen que después muchas mujeres hayan decidido hacerlo, quedarse junto a los hombres a pelearla...).
    No sé, tal vez me fui de tema y me puse muy seria, a pesar del tono irónico de tu entrada, pero ya sabes, llego aquí, te leo, reflexiono y empiezo a teclear y ya no paro.

    Se te echaba de menos, qué suerte que has vuelto... un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi post era de una cierta superficialidad -pretendidamente irónica- pero apuntaba, como bien has captado tú, a una realidad que se está imponiendo a nivel oficial y de redes sociales de considerar absolutamente lo masculino como tóxico y violento, y deja así a los hombres indefensos ante una cruzada ideológica y política de unas dimensiones que asustan. He visto en la calle a una mujer enfurecida golpear a un hombre a la vez que lo insultaba. Nadie ha intervenido y ella gritaba que si él la tocaba, lo denunciaría. Esta es la realidad. La mujer en general sigue beneficiándose de una cierta consideración de "sexo de especial protección" -el caso de la guerra de Ucrania es evidente-, como siempre ha sido -he visto una placa de Barcelona donde fusilaron a cientos de personas la relación de sus nombres: la inmensa mayoría eran hombres y había muy pocas mujeres, realmente, había poquísimas, pero la inscripción rezaba "fusiladas y fusilados", la mujer en primer lugar, como se decía antes en los espectáculos: "damas y caballeros" como deferencia hacia el "bello sexo". Las series de televisión, las redes sociales, los medios de comunicación repiten nuevos estereotipos en que el hombre es peligroso y sospechoso mientras que la mujer es una heroína frente a un mundo agresivo de hombres. No digo que en parte no sea así, pero se ha inclinado la balanza de un modo inicuo para dejar desprotegido al sexo que muere antes, que se suicida infinitamente más, que más "sin techo" hay, que es carne de cañón en las guerras, que más trastornos psiquiátricos padece... Pienso que alguna vez cabría empezar a hablar de la fragilidad de los hombres frente a mujeres devoradoras -las hay y muchas-. Me ha encantado tu comentario, AlmaBaires. Ha sido un cálido recibimiento.

      Eliminar
  4. No quiero opinar mucho de estos temas porque, la verdad, todo me da pereza últimamente. Sobre la campaña de la que hablas, a mi lo que deduzco de ella es que parecen revindicar una especie de derecho a "ser atractivas" y, bueno, nadie puede exigir eso, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beausant, en tu comentario no entiendo la parte final cuando dices que "parecen reivindicar una especie de derecho a "ser atractivas" y, bueno, nadie puede exigir eso ¿no?". Entiendo que lo que quieres decir es que nadie puede "negar" eso, parece más congruente. Que nadie pudiéramos negar el derecho a que las mujeres tuvieran el derecho a ser atractivas. En tal caso, podríamos hablar... y decir o añadir más cosas. Un saludo.

      Eliminar
  5. Qué bien que hayas vuelto!
    Personalmente, no me bajo en la siguiente por qué esto no para...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Estoy completamente de acuerdo contigo en todo lo que dices, y la foto es muy acertada.
    En mi opinión, la playa es el lugar más "democrático" (por llamarlo de alguna manera) que existe. Allí van gordos y flacos, guapos y feos, altos y bajos, ricos y pobres y nadie mira a nadie. Estaba el otro día al atardecer en la playa de Castelldefels y todo el mundo iba a la suya tan feliz, bañándose, merendando, jugando a pelota, paseando por el borde del agua... Ese cartel del ministerio de Igualdad sobra. Conceptualmente lo veo erróneo y además está mal hecho, y no solo por tomar imágenes sin permiso y añadirles o quitarles cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no voy a la playa porque me asustan las multitudes democráticas de que hablas, pero es totalmente cierto. El ministerio de igualdad tiene un enorme presupuesto para contentar a Podemos y que trague otras medidas menos suyas. Se dedica a crear problemas donde no los hay. Pienso que la sociedad es más prudente que sus políticos en los que distingo una enorme dosis de infantilismo. Las relaciones entre hombre y mujer son mucho menos conflictivas que las que quieren hacernos creer. Hay muchísimos hombres razonables y muchísimas mujeres que también lo son. Por lo menos los que están a mi alcance. Nos quieren enfrentar y crear problemas para justificar sus presupuestos. No hay lacra peor que los políticos que en lugar de buscar soluciones, indagan en lo que puede llevarnos a confrontación en todos los sentidos. Por lo demás, coincido contigo. La belleza y la diversidad nos es aplicable a todos, pero se quiere crear un sexo superior condenando al otro a la miseria. Hay una novela de Stieg Larsson de nombre conocido pero podría escribirse otra de mujeres que no amaban a los hombres.

      Eliminar
  7. Cada cual es cada quien, con independencia de los cánones de la belleza consumista. Lo de la gordura lo veo más desde el punto de vista de la salud, más que de la belleza. Aprecio tu tono irónico para rebajar el calor.

    ResponderEliminar
  8. Hola, me alegra leerte de nuevo. Te doy la razón en que parece que se quiera buscar la confrontación, supongo que nos quieren enfrentados para que no atendamos demasiado a lo que de verdad importa y que debería ser su agenda de trabajo y no despropósitos que ofenden a una parte de la población.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una alegría verte por aquí. Miro siempre tu blog por ver si hay actualizaciones. Y sí tienes razón, el propósito de crear una imagen tóxica de los hombres junto a una idílica de las mujeres parece ser el propósito del ministerio de Igualdad. Ser gorda es hermoso, es otro tipo de belleza, nos dicen; pues igual para los hombres, pienso. Estoy esperando a que sean las dos de la madrugada o así para ir a buscar a mi hija al aeropuerto. Tengo tiempo. Un placer leerte.

      Eliminar
    2. Ayer te tocó trasnochar por lo que veo, yo en cambio me fui antes de las 12 para la cama, el mundo al revés, me estoy volviendo madrugadora y salvo alguna excepción me acuesto pronto ji,ji.
      Yo no hago mucho caso a nuestros políticos, lo del ministerio de igualdad es casi un insulto a la población y habrá quien les siga el juego pero creo que es mejor reírse de sus patochadas, por cierto la foto es buenísima, menuda exposición de barrigas masculinas, contundente y real como la vida misma.

      Me alegro de tu vuelta, para mi también es un placer leerte!!

      Eliminar

Selección de entradas en el blog