Páginas vistas desde Diciembre de 2005

domingo, 24 de octubre de 2010

WikiLeaks


WikiLeaks (Leaks=filtraciones) es una página web que publica anónimamente documentos clasificados sobre los conflictos que tienen lugar en el mundo. La organización que está detrás está dirigida por un joven “periodista” llamado Julian Assange. Acaba de colgar su organización casi cuatrocientos mil documentos que ponen en evidencia la violencia ejercida contra los civiles en la guerra de Irak, igual que hace unas semanas publicó veinte mil documentos de acciones bélicas en la guerra de Afganistán.

WikiLeaks se ha convertido en la pesadilla del Pentágono por haber dado a conocer que se han producido matanzas indiscriminadas por parte de las fuerzas norteamericanas o que se sabía que se practicaba torturas en las cárceles iraquíes o los desmanes sangrientos de compañías privadas de seguridad como Blackwater.

Imagino que todos los lectores han seguido por la prensa o televisión los últimos acontecimientos relacionados con WikiLeaks. Su fundador es un hombre perseguido. Tiene la nacionalidad australiana, su vida está amenazada y ha de dormir cada día en un sitio distinto. Se ha convertido en el eje de un movimiento en pro de la transparencia total en los conflictos del mundo. No olvidemos el papel de la prensa a la hora de mostrar al planeta matanzas en la guerra de Vietnam como la de la aldea de Milai. Aquellas informaciones pusieron en jaque la política militarista americana, pero algo ha cambiado desde entonces. La prensa independiente americana está ligada al sistema, y la potencia de la sociedad civil -según Julian Assange- se ha desmoronado, si no muerto, ante el poder de los flujos financieros que se mueven más velozmente que los criterios morales o éticos. Vivimos en una sociedad controlada por el sistema financiero internacional que escapa al conocimiento de las sociedades que han perdido su capacidad de interaccionar con el organigrama de poder real. Los ciudadanos vivimos en un mundo que creemos conocer pero es opaco y oscuro. Las decisiones principales no están en nuestras manos y los sistemas políticos sólo son una ficción de decisiones soberanas. La seguridad se ha erigido en el centro de los poderes reales, y vivimos tutelados por dicho sistema de seguridad oculto que tiene su centro en Estados Unidos. Ni siquiera el presidente de los USA, Obama, tiene poder real para oponerse a los órganos de inteligencia que tiene su país. El poder efectivo está en manos de grandes corporaciones trasnacionales. La prensa es complaciente y no es auténticamente independiente. WikiLeaks es un grano en el culo que pone en evidencia la violencia terrorista ocultada por los gobiernos implicados en las guerra de Irak y Afganistán. Los medios de comunicación están en manos de empresas con intereses que las mediatizan. El mundo, según Assange, está en función de un anarcocapitalismo que utiliza el sistema de seguridad como escudo de protección de sus intereses. Los ciudadanos cada vez están peor informados y tienen menor posibilidad de oponerse o conocer la realidad del mundo.

El sistema necesita de individuos acríticos, añado yo, dependientes de un consumo que da entidad a sus vidas. Mis alumnos, a lo largo de mi historia como profesor, han ido evolucionando progresivamente hacia la infantilización, hacia la ausencia de sentido crítico. El sistema educativo ha coadyuvado a generar individuos pasivos que son incapaces de pensar o rebelarse o de ni siquiera intentar conocer qué pasa en el mundo en que están inmersos. Son acomodaticios, incapaces de ver por encima de sus cabezas. Tienen bastante con saciar sus ansias de consumo (salir de marcha, un coche en cuanto pueden) y vivir sin esfuerzo intelectual. Un muchacho que fuera consciente de lo que está pasando en el mundo actualmente tendría pensamientos bastante sombríos acerca de su futuro o realidad, pero todo contribuye a que vivan en una burbuja de bienestar -que ahora está en crisis- sin pensar un ápice más allá de ellos mismos.

El sistema educativo ha logrado (lo buscaba, no lo duden) puerilizarlos y hacerlos incapaces de pensar -con su beneplácito, claro está-. Es mentira que el estado, y en este caso la Generalitat,  pretenda individuos críticos como sostiene esa bazofia conceptual que son las competencias. Los institutos son centros correccionales en que se mantiene a hombres y mujeres hechos y derechos de incluso veinte años bajo un sistema de control indigno. Entretanto poderes fácticos catalanes y de cualquier parte del sistema español o mundial hacen su pequeño o gran agosto, tramado entre la corrupción y la falta de control real de las sociedades que viven en los mundos de Yupi.

Habría que crear WikiLeaks locales que pusieran en evidencia esa corrupción política y financiera que es tolerada por la sociedad civil. Pero habrían de ser los jóvenes los que tuvieran interés en hacerlo. El sistema ha conseguido lo que pretendía: convertirlos en incapaces y acríticos; haría falta algo que los despertara. Pero lo dudo. 

51 comentarios :

  1. Considero que nos faltan al respeto aquellos que no nos consideran preparados para conocer la verdad de las cosas. WikiLeaks no hace nada malo informando de la realidad de lo ocurrido y los que pretenden ocultarlo son los verdaderamente peligrosos.

    ResponderEliminar
  2. Basseta, pero pone en evidencia al poder, y de qué manera. Intentarán destruirle por todos los medios. Ya lo están haciendo. El departamento de Estado americano habla de la seguridad nacional, y le acusan de ponerla en peligro, pero estas guerras han sido vendidas a la opinión pública mundial como benéficas y en nombre de los derechos humanos, pero en cuanto se hurga en la realidad lo que sale no se corresponde. ¿Habrá que cerrar los ojos pensando que no son oportunas estas revelaciones y que este individuo y su organización son visionarios estúpidos y peligrosos?

    ResponderEliminar
  3. Hoy mismo he leído este asunto de los "papeles de Irak" que desvelan las atrocidades cometidos en ese país y me ha sorprendido hasta cierto punto porque en todas las guerras se vulnera la ley hasta extremos que superan la barbarie. Los soldados de USA, y no son la excepción, cometen actos sobrecogedores. Y la paradoja es que su patria es el adalid de la libertad y de la democracia...Dicen.

    Me gustaría que la publicación de estos documentos sirvan para algo, pero me temo que va a ser que no...

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Luis Antonio, los papeles revelados son una parte de la cuestión muy importante, pero más esencial todavía es su experiencia del desvelamiento de cómo es la realidad del poder y del momento actual que él cifra en la muerte de la sociedad civil (ojo, esto es muy importante) ante la estructura real del poder financiero. Según Assange, los detentadores oportunistas del poder económico saben de la parálisis o muerte de la sociedad civil y actúan en consecuencia. Nos enfrentamos a terminales financieras que controlan el mundo, y los ciudadanos son cero en sus manos. Ni siquiera los gobiernos son fuertes que han de actuar siguiendo sus dictados. Tomar conciencia de ello es importante, pero llegar a las terminales nerviosas individuales más todavía. Vivimos plácidamente adormecidos por el confort en un mundo atroz. Por eso he hecho hincapié en el desarme intelectual de los jóvenes que no saben ni quieren saber. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No te negaré parte de razón en el retrato que haces de los jóvenes de hoy, pero ¿no crees que nos compete a nosotros los docentes hacerles ciudadanos críticos? Yo creo que sí, que es parte de nuestro cometido y que muchas veces debemos ceder nuestro tiempo lectivo a discusiones sobre asuntos que inundan la realidad. ¿Por qué no hablar del asunto WikiLeads con los alumnos? Cada vez que damos la espalda a la realidad, negamos a los alumnos la oportunidad de posicionarse, de pensar por sí mismos.

    ResponderEliminar
  6. Lu, lo voy a intentar mañana con alumnos de segundo de bachillerato (no sé si con alumnos más pequeños de la ESO tendría sentido o sería oportuno), pero la impresión que tengo es que hay muy pocos que sean sensibles a estos temas porque supone pensar y no quieren hacerlo. He vivido generaciones de alumnos en treinta años que estaban ávidos de saber (no digo de estudiar, para qué nos vamos a engañar), de conocer, de debelar la estructura de la realidad. Los ambientes estaban caldeados previamente porque había hambre de saber. La denuncia de Assange en las páginas de El País de hoy es digna de ser tomada en consideración, pero no sé si somos los profesores los que tendríamos que llevar el biberón a los labios -saciados- de nuestros alumnos. Deberían ser ellos los que pidieran alimentos más sólidos, tendría que salir de ellos esa demanda, y mucho me temo que no sale. La libertad se conquista. No son los que están arriba los que animan al pueblo a tomar el poder. Es un absurdo ¿no? Pensar por uno mismo es eso "pensar por uno mismo". Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  7. Me reafirmo: Quiero ser un whistleblowers http://t.co/ALoxTZk

    ResponderEliminar
  8. Miquel, cuando hablo de los jóvenes, sé que hay excepciones, pocas pero las hay. Ser consciente tiene un precio, la lucidez es dolorosa. Es más cómodo vivir en el mundo disney o semejantes. Cuando dices que estás harto... ello está relacionado con tu nivel de sensibilidad y de conciencia. El camino no será fácil, pero no hay otra opción moral. Un abrazo. Aguanta.

    ResponderEliminar
  9. Francisco, tú te reafirmas y yo he de enmendar mis opiniones sobre wikiLeaks. Me han sorprendido las declaraciones en El País de su fundador Julian Assange. Su postura política es muy comprometida y arriesgada y cuando escribí en tu blog la desconocía pensando que era alguna especie de sensacionalismo tangencial. Por otra parte, sigue en pie la duda sobre lo que pasará si triunfan (que triunfarán) los talibanes en Afghanistán. Terrible dilema. Callar o decir la verdad. WikiLeaks ha optado por esto último con los riesgos que supone en todos los sentidos, pero reivindica la razón y la ética en un mundo atroz.

    ResponderEliminar
  10. Estoy harto de mis compañeros y que pasen de todo, de mis mayores que esperen tanto de mí y de mis padres que lo convierten todo en un drama y tampoco puedo actuar ni hacer nada sin que sufran.
    Y sobre todo estoy harto de mí y de que mi decisión sea seguir su vida planeada mientras esté viviendo en su casa para no hacerles sufrir.
    Estoy harto de no ser libre a efectos prácticos, de eso estoy harto.


    Por cierto, últimamente estoy escribiendo algo parecido a poemas, me gustaría que te pasaras por el blog y me dijeras que te parecen.

    ResponderEliminar
  11. Todo tiene consecuencias está claro. Igual que la retirada de las fuerzas de ocupación de Irán puede traer un acercamiento a Irak y sus consecuencias. Sabemos el precio de la lucidez y de los ciudadanos neutros que quieren fabricar. Pero igual, como tú apuntas, esto se pone de moda y se crean Wikileaks locales. Pesemos que hace unos meses este era un fenómeno desconocido para el gran público y ahora entra de lleno en los informativos de las cadenas generalistas.

    ResponderEliminar
  12. Buscador de Corazones25 de octubre de 2010, 0:08

    Joselu, estoy hasta cierto punto de acuerdo con estos Wiki, pero me pregunto que pasará con las personas que solo se han cruzado en el camino de estas enrevesadas cuestiones.

    ¿Y si se descubren los nombres de informantes a los que se acuden en todas las guerras? (20 Minutos)

    ¿Y si se descubre que organizaciones sin ninguna mancha en su nombre están podridas?

    ¿Y si el exceso de información producen una mayor desinformación?

    ¿Y si estos documentos provocaran masacres en todos los bandos?

    Estos wikis pueden ser peligrosos en potencia, la verdad de un tortazo puede doler y ¿estamos preparados para saberla?

    Por fin los estadounidenses han encontrado sus ADM, que ironía que estuvieran escondidas en su propio país,¿no?

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Buscador de corazones, extraordinario debate para la facultad de ciencias de la comunicación (no sé si se llama así donde estudias). Creo que es un tema apasionante para los futuros periodistas. ¿Crees que tendrá lugar? ¿Debatís sobre la función de los periodistas ante el poder? ¿ante la sociedad? ¿ante la verdad, aunque sea dura? La opinión de Julián Assange sobre el papel de la prensa no puede ser más dura. "Complaciente con el poder" es lo más suave que deja caer. ¿Hasta dónde llega la función del periodista? ¿Assange, que no se considera periodista porque es una profesión a su juicio desprestigiada por su entreguismo, ha puesto en cuestión el papel de la prensa americana y mundial? Es hora que debatáis en serio vuestra función. No basta con esperar colocarse de cualquier manera esperando lamer la mano de quien dé trabajo. ¿o sí? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Joselu, eres un agitador peligroso. La revolución ha de estar bajo control y tú propones la anarquía del pensamiento. Eres un Max Estrella educativo en un mundo gobernado por Latinos de Hispalis y Zaratustras. Si organizas una performance de cristales rotos, avísame.

    ResponderEliminar
  15. Antonio, me ha gustado tu interpretación harto generosa. Si hubiera algo de esto, el problema es que son una minoría los alumnos que serían potenciales receptores de esta anarquía del pensamiento. Están estragados, sólo saben de copiar y pegar, pocos asumen el riesgo de hacerse preguntas que, por supuesto, resultan incómodas y no tienen fácil respuesta. Hoy les pasaré el vídeo de Lugares comunes y les pediré su opinión en forma de disertación. El decálogo sobre las técnicas de manipulación y el predominio de la mediocridad -impulsada por el sistema dominante, incluida la izquierda ordenada y conformista- sería también interesante. Lo leí con suma atención. Debería ser un lugar común impulsar el pensamiento independiente y crítico, pero si éste no sale espontáneamente, no hay profesor que lo pueda hacer aflorar. Te avisaré, no lo dudes, pero no creo.

    ResponderEliminar
  16. Tu anterior post sobre el miedo y éste del que comento tienen una mísma raiz: estamos controlados y nos manejan a su gusto.
    Admiro a wikiLeaks, a su fundador y a todos los que trabajan allí. Me ha interesado desde el primer momento que leí la noticia. Los admiro pero no los envidio. Debe ser un sinvivir el saber que estás amenazado y yo no podría resistirlo, mi psique no podría resistirlo.
    El cuarto poder, no todo, por muy libre que diga ser, está autocensurado y así ya no puede ser independiente. Nadie es libre en este planeta y ese oscuro grupo que maneja el mundo nos quiere con miedo, mal informados y aborregados y si seguimos así, a nuestros descendientes ya no les quedará nada por hacer y llegarán a vivir en "Un mundo feliz" parecido a de Huxley.
    Yo aplaudo tu idea de WikiLeaks locales y ojala se instauraran pero que no cuenten conmigo porque tengo demasiado miedo. Un abrazo Lola

    ResponderEliminar
  17. Comparto muchas de las afirmaciones que haces, Joselu, aunque puedan resultar excesivamente duras y críticas. El Estado del bienestar, una sociedad hiperconsumista, hedonista y hueca, la devaluación de términos como esfuerzo, premio, trabajo... No sé... quizá todo esto y algún elemento más haya conseguido crear individuos acríticos, apáticos, abúlicos. Nuestro alumnado, incluido... No sé...

    ResponderEliminar
  18. Desde hace algún tiempo leo con interés tus comentarios en otros blogs, así que hoy me he decidido a pasar a visitarte y, mi impresión sobre lo que he encontrado ha sido muy positiva.

    Al fin alguien se ha atrevido a denunciar lo que más o menos sabíamos o intuíamos sobre las famosas guerras del imperio, aunque la realidad siempre supere con creces a la imaginación.

    En este mundo, cada vez más corrupto, hacen falta personas así y sería importante que los jóvenes empezaran a salir de su letargo y reaccionasen antes de que este mundo se enfangue hasta límites difícilmente reversibles.

    Muy valiente me parece este esfuerzo de las WikiLeaks y muy valiente y valiosa tu entrada.

    Te felicito.

    ResponderEliminar
  19. Wikileak local es, en el caso MIllet, la Fiscalía, que pone negro sobre blanco las tropelías del ínclito patricio catalán y sus ciuamics per sempre; wikileak local es repasar los dictámenes pagados por los poderes públicos a sus amiguetes, que son papeles públicos, a libre disposición del mismo; wikileak cercano es el informe auditor de las cuentas de Barça que nos hablan del despilfarro e incluso de alguna apropiación indebida del "nuevo mártir patriótico, Laporta"; wikileak es la revelación de los 17 cargos de la esposa de Montilla -ignoro si con sus correspondientes 17 sueldos, aunque a juzgar por la "mansión" familiar...-; wikileak ha intentado serlo el semanari El Triangle, al que le ha perdido la ideología políticamente correcta, impropia para menesteres de denuncia pura y dura, e imparcial.
    Lo admirable del fenómeno es que se nos retransita la Historia en vivo y en directo, en vez de tener que esperar a la famosa desclasificación de los papeles, con el cansino paso de los historiadores que quieren avanzar sobre verdades, en vez de sobre conjeturas. Wikileaks nos ofrece la verdad con toda su crudeza quevediana, y hemos saber utilizarla.
    Por otro lado, que es un lado muy otro, lo de formar alumnos críticos cuando la competencia lectora y expresiva esá tan bajo mínimos, me parece una labor que nunca más volverá a caer bajo la responsabilidad de los profesores de Secundaria. Una pena, es cierto, pero a esto nos ha conducido la famosa egebeización de la Secundaria que denunciabamos a finales de los años 80, cuando el monstruo de la LOGSE daba sus primeros pasos...

    ResponderEliminar
  20. Josélu, mis dudas tratan sobre los jóvenes.

    Yo no tengo experiencia docente para valorar la evolución de los últimos lustros, pero me asalta una terrible duda: es muy frecuente tildar los nuevos sistemas educativos como poco exigentes y llegar a considerarlos claramente, como haces en el post, en busca de jóvenes sin criterio, sin sentido crítico, sin pensamiento maduro. Pero entonces, que alguien me ilumine: ¿hay un dirigente, un planificador a nivel nacional o europeo, o incluso mundial (si esto es generalizable a EEUU, por ejemplo), que diga "vamos a formar ciudadanos aborregados"? ¿Esta falta de sentido crítico y madurez intelectual tienen que ver con las circunstancias sociales tan aborregantes o responden a una planificación concreta?

    Yo creo en la existencia de un currículo abiertamente dedicado a formar hormiguitas al servicio de la economía, lo cual no es un misterio, pues así se indica en uno de los preámbulos de las leyes de convergencia educativa europea. Y que eso tenga como consecuencia formar personas muy cualificadas técnicamente y poco formadas en áreas humanísticas, pero ¿podemos pensar que abiertamente se pretende como objetivo primario formar masas descerebradas?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Lola, hace unos días hablaba yo del miedo que nos atenaza, y María -la entrañable y amiga María- se extrañaba de que pudiera sentirse miedo ante la deriva del mundo, de nuestra realidad y menos en un pueblo pequeño. Es un miedo difuso y de difícil caracterización. Nunca ha habido más libertad como ahora, pero a la vez me siento en un mundo en que todo está mediatizado, controlado por poderes que no entiendo, nunca me he sentido más amenazado por un sistema que busca un beneficio político o económico. Tal vez siempre haya sido así, pero nunca los poderes han estado tan concentrados y han sido más opacos. La dictadura que existe es sutil, pero la siento en mi piel, la siento al respirar, la siento cuando veo la televisión, cuando hojeo la prensa y sí, tengo miedo, un miedo impreciso y extraño, pero nunca lo había tenido tan intenso y no entiendo el porqué. Así que estoy de acuerdo contigo en destacar el papel de estos muchachos de WikiLeaks que se han enfrentado a lo que no tiene nombre. Los intentarán enfangar, hundir, machacar. No les envidio y menos a Julian Assange. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Marcos, es importante que hagamos esta reflexión sobre por qué nuestro alumnado es así. ¿Es casualidad? Todo lo que dices como circunstancial que acompaña al resultado es cierto, pero yo intuyo que hay un plan encubierto, no sé si premeditado por el poder. No quiero entrar en el terreno de las conspiraciones, pero uno ata cabos sobre lo que ha vivido desde esta atalaya de treinta años como profesor, y lo que ha progresado es el conformismo, el acriticismo, la apatía, la negativa a pensar. No hacen falta dictaduras formales, es el propio sistema el que conduce a ello. ¿Para qué? Quizás el mundo se haya hecho demasiado incontrolable en muchos sentidos. Los flujos financieros son anárquicos, no los controla nadie. Se nos pide que nos sometamos a ellos, que adecuemos nuestra vida a su vaivén. Eso implica un sentido de la vida, de acrecentar nuestros miedos a la inseguridad, de hacernos apasionados únicamente del consumo. Vamos en un tren desbocado que no tiene conductor y sí estrategas que defienden que sí vamos a alguna parte, pero es mentira, y ellos lo saben, pero nadie se atreve a decir la verdad. Sería terrible hacerlo.

    ResponderEliminar
  23. Juan Poz, un sistema educativo o es exigente o se va al carajo. No puede adaptarse a todos y satisfacer a todos cuando muchos de ellos son refractarios a dicho sistema y lo eluden o se enfrentan a él. Nunca, por contra, el sistema ha sido más represivo que ahora. Yo he dado clases de bachillerato en que era voluntaria la asistencia a clase en la práctica. Ahora veo muchachos de veinte años que son controlados por el director si intentan salir del instituto vallado y cerrado. Es una extraña mezcla de permisividad y autoritarismo, de anarquía y control burocrático que estraga toda tentación de conocimiento que, por otra parte, repugna a la mayoría de nuestros alumnos. Son hijos de la época y de un sistema de generación de mediocridad. Yo imagino que hay alguien hay interesado en estos resultados. No sé por qué muy bien, pero no me parece casual.

    ResponderEliminar
  24. Marciano Ansotano, es posible que tú veas el proceso en el inicio, pero yo lo veo cuando estos muchachos llegan a los dieciocho años y son alumnos de bachillerato humanístico para más señas. No leen la prensa, no saben nada del mundo en que están inmersos, ni lo saben ni les importa un pito, no hay oído hablar de un planeta que se estremece de dolor por el sufrimiento de más de mil millones de personas, en el que hay terribles guerras y catástrofes por doquier, no les gusta leer, no tienen la más mínima inquietud intelectual y deploran el pensamiento porque sólo genera dolor. Y no quieren sufrir, sobre todo no quieren sufrir. Pero quieren vivir bien, muy bien, dando el menor golpe, a ser posible como funcionarios. No tienen ideales, ni ninguna idea acerca de la realidad en que viven. Sólo quieren vivir bien, sin complicaciones, sin comeduras de tarro. El sistema educativo que han vivido no ha fomentado el pensamiento en ningún momento y en la práctica porque ha sido en extremo complaciente y ha permitido todo para hacer cuadrar los números de éxito escolar. ¿Hay una mente española, europea, mundial, que planee la creación de individuos aborregados. Buena pregunta a la que no sé dar respuesta, pero sí que considero que son los individuos adecuados al sistema en que vivimos. Alguien que se salga de estos parámetros lo pasará mal porque sufrirá, y eso no, sufrir no, el sufrimiento es inaceptable. En Un mundo feliz se hablaba del soma como de una sustancia o droga para restablecer el equilibrio y la felicidad, y sobre todo, todo se basaba en el no-pensamiento. Es el que veo a diario entre los muchachos de diecisiete años. Todo menos pensar. ¿Quién lo ha ideado? No siempre ha sido así. Hubo un tiempo en que pensar cotizaba, y hasta hacía resultar sexy, pero ahora te aseguro que no. ¿Quién lo ha ideado? ¿Para qué? No lo sé. Pero en las próximas décadas lo veremos.

    ResponderEliminar
  25. Cristal, bienvenida a este espacio de libertad intelectual en el que se pretende que no haya prejuicios de ningún tipo para debatir. Me considero conservador, no soy progresista, detesto a los progresistas de manual, pero más a los conservadores. Admiro el idealismo como el del fundador de WikiLeaks que se ha arriesgado a decir que el rey está desnudo. Nos venden guerras con argumentos falsos para defender los derechos humanos y los medios que utilizamos para ganarlas son atroces y permitimos cualquier crimen en nuestro nombre. Cuando pienso en África y los mitos que existen sobre su salvajismo y primitivismo, me dan ganas de vomitar de lo que se hace en nombre de nuestra civilización maravillosa. WikiLeaks ha tenido la decencia de hacerlo público, pero no sé si alguien les ha escuchado fuera del día de aparición de los datos que han colgado en la red. Supongo que ellos también serán absorbidos por la marea de conformismo y apatía mundial que existe en occidente. Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Jolíííííín...


    Que voy con uno de mis rollos macabeos, me parece...

    Dices:
    Los ciudadanos cada vez están peor informados y tienen menor posibilidad de oponerse o conocer la realidad del mundo.

    Yo diría, estamos. Estamos mal informados, fatal. Horriblemente mal. Y muchas veces, ojo, porque así lo queremos. Otras no, está claro.
    Aquí una bióloga a favor de los transgénicos (oh! hereje! jaja) y de la energía nuclear (oh! está loca!), por ejemplo. No escribiré el por qué en el ejemplo de estos dos casos, porque entonces sí que necesito ocho comentarios por lo menos. Pero es así, bichóloga y pro-transgénicos, pro-energía nuclear. Está claro que escogería otras alternativas, pero responden a las necesidades actuales, dicho así, por resumir a lo bruto. De modo que las concibo inviables, y estas otras dos, mucho más al alcance de la mano y ni de lejos burradas como las pintan -aquellos a los que les interesa pintarlas tal cual- Lo que ocurre (te hablo de esto como ejemplo porque es lo que más o menos controlo, ojo, más o menos, como todo, ahí la desinformación) es que se nos vende por activa y por pasiva desde todos los frentes: transgénicos malos, energía nuclear mala, y nos quedamos con eso -bueno, en este caso yo no, pero en otros seguro que lo hago a priori-. A ver si te busco un vídeo sobre el cambio climático que te va a gustar... seguro vaya. Precisamente porque contradice TODO lo que se nos está vendiendo, y con argumentos de peso.
    Luego está el grado de información que de modo individual uno esté dispuesto a asimilar, o ya no dispuesto, sino interesado. En el caso de los transgénicos, por ejemplo... pongo la mano en el fuego y no me quemo, a que por lo menos el 80% de las personas que están en contra de ellos, no sabrían ni dar la definición de gen por no saber ni lo que es un gen precisamente. Pero seguro vamos. Así que esto del aborregamiento, en parte, no es de ahora. Todos somos un poco borregos en algún momento, hasta que decidimos dejar de serlo.

    ResponderEliminar
  27. Por otro lado, aunque en relación, me fastidia bastante que se critique tanto el sistema educativo. Que tiene puntos que son de pena, eso no lo duda nadie, que está enfocado malamente, eso tampoco lo duda nadie. A la vista los resultados, pero no es sólo el sistema educativo, siquiera la sociedad, también está el factor personal, la educación -no académica- que uno recibe, y no sabría decirte cuántos factores más ¿todos? Yo estudié con la LOGSE, y no me pienso una persona acrítica, ni que acuse falta de curiosidad, etc. de hecho, todo lo contrario. Tantas preguntas me hago que a veces realmente me agobio hasta un punto insoportable. No sé en mi caso a qué responde mi necesidad de saber, cómo ni cuando se dio que la encontré en alguna parte, o de dónde vino. Pero está ahí. Y repito, estudié con la LOGSE. La primera hornada, oye. Será que mi abuela siempre me repetía, xiqueta, del que et diuen no et cregues res, i del que veges la mitat. Y yo me lo tomé al pie de la letra. Pero sí es verdad que antes de los 19 años, no recuerdo ni haber pensado demasiado en nada :) A veces es algo más personal, al menos así lo fue en mi caso, no sé. Ahora en comparativa... es que en realidad de veras que no creo que sea algo exclusivo del presente. Sino de las personas en sí. Claro que si lo que te rodea tampoco es que ayude, pues apaga y nos vamos que tampoco es que quede mucho más por hacer. Igual fueron las circunstancias, tener que trabajar desde que empecé en el instituto o vaya ud. a saber, pero el caso es que yo estudié de 3º de la ESO para arriba, y tener un coche nuevo siempre me dio igual, y me lo sigue dando. Punto y aparte que me enredo y no corto.

    ResponderEliminar
  28. Tema Wikileaks. Llevaba días leyendo la palabrita en unos titulares y otros, quería buscar lo que era, y justo va y escribes la entrada, jajaja pero bien, que no lo había hecho porque estoy en un plan muy raro y con otras cosas hasta las cejas. El caso es que al fin me enteré ayer leyendo el periódico El País igualmente, de qué iba la cosa. Hay que ser muy valiente para hacer algo así. Para salirse de la burbuja en la que todos, no nos equivoquemos, estamos. Por el motivo que sea, pero aquí estamos. A salvo, sin la preocupación de tener que estar permanentemente huyendo de un perseguidor concreto y definido por denunciar a lo bestia algunas cosas que sabemos. Ostras, me estoy acordando de Roberto Saviano. Ya pensé en él leyendo el periódico y al leer tu entrada. Cuando me leí el libro que escribió sobre la mafia italiana, pensé... a este tío le quedan dos cortes de pelo, porque tela marinera. Algo muy gordo te tiene que empujar a hacer estas cosas. Una presión muy grande o una necesidad igualmente enorme de tener que cambiar las cosas. Eso, unido ya te digo, a una valentía que para mí la quisiera. Lo malo es que pienso que no sería necesario llegar a esos extremos si todo el peso que no soportan algunos sobre sus conciencias por excesivo y de ahí casos como el del autor del destape, se compartiese por el resto. ¿Pero cómo hacemos eso? ¿Cómo llegar a ese punto? -hablo del ser humano en genérico-. He ahí la gran pregunta. Pero siempre pienso... ¿acaso sea la única que no tiene respuesta?

    La cruz del ser humano.

    ...

    Saludos, Joselu.

    ResponderEliminar
  29. Ya no vuelvo a escribir comentarios tan largos, lo prometo :S

    ResponderEliminar
  30. ¡Excelente post, Joselu!

    Únicamente discrepo, puntualmente, en lo relativo a tu crítica al sistema educativo. No creo que su objetivo sea aborregar al alumnado. En todo caso, simplemente, no encuentra las herramientas y el contrapeso suficiento para "desaborregarlos". Fracasa en ello, mas no creo que premeditadamente. Seguiré pensando en ello, no obstante.

    Estamos leyendo en clase el archiconocido pasaje de "La República" del mito de la caverna. El retrato que haces del alumnado encaja al dedillo con los prisioneros, adictos a la ilusión de las sombras (consumo, marchas, coche, soma), incapaces de darse cuenta del engaño en el que viven (inasequibles al pensamiento crítico) y absolutamente refractarios al conocimiento de la verdad (a interesarse por Wikileaks, por la política, por la Historia, la literatura... el saber en general). Los paralelismos no acaban aquí, pero no quiero aburrir.

    Me pregunto si será conveniente fotocopiar tu post -provocativo y audaz- y comentarlo con ellos en clase. Son ellos quienes más provecho podrían sacar de él: ¿no crees? ¿te parece una buena idea? ¿se te ocurre algo que pueda hacer contraproducente la lectura de un texto tan heterodoxo dentro de la ortodoxia que la PAU prescribe? ¿me das permiso para ello?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Andriu, puedes hacer con el post lo que consideres oportuno. Pienso que lo que está en la red, puede ser utilizado como patrimonio común. Para mí será una satisfacción saber que algo escrito por mí, puede ser de utilidad aunque sea como mecanismo provocador del debate. Sobre todo eso. Un abrazo.

    V., te contesto más tarde, que me voy a trabajar. Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Personalmente, estos personajes tipo Julian Assange y otros, además de una admiración infinita, me parece que son el último reducto que nos queda para confiar, que a partir del revulsivo que ellos generan, las cosas algún día cambien, efectivamente son como una especie de resistencia frente a la desinformación generalizada que se nos vende y las consecuencias que ello implica para todos.

    Yo creo, que el mayor problema que aqueja a la sociedad en general y a nuestros jóvenes en particular, es la poca capacidad de sacrificio que tenemos, siempre prima la comodidad frente a todo, al primer obstáculo o síntoma de problema que determinadas actitudes nos puedan generar, reculamos y se terminó. Es mucho más cómodo cerrar los ojos, que abrirlos, esforzarte en conseguir información fidedigna y actuar en la medida de las posibilidades de cada uno en consecuencia. La sociedad tiende a anestesiarse, si conoces el dolor salvo que seas absolutamente insensible a él, es imposible no implicarte y la mejor manera de hacerlo, es no siendo consciente de lo que ocurre a tu al rededor.

    Yo no creo que nuestros jóvenes y la sociedad en general se acrítica, lo que no somos es consecuentes, ni prácticos. Protestamos, refunfuñamos, pataleamos, pero nunca tomamos iniciativas de verdad efectivas que en su caso cambien las cosas con las que no estamos de acuerdo.

    Ya te lo he comentado, a mi hay posturas, que siéndome simpáticas e incluso admirables, en los tiempos que corren me parecen ingenuas y muy poco eficaces, a todos los niveles, además.

    Protestamos por la calidad de la enseñanza y el sistema educativo. Ves a la salida de los colegios a los padres despotricando, de tal o cual asunto, a los profesores exactamente igual, pero si les dices intégrate en el AMPA, asóciate con tus colegas y cursa reclamaciones por escrito, recursos formales frente a las normas con las que no estás conforme, cursa quejas por escrito, recoge firmas para acudir a inspección o a la delegación de educación, todo eso ya son palabras mayores y la queja se difumina en el aire.

    Lo mismo ocurre con la corrupción y el mal funcionamiento de todo tipo de servicios y política en general, no hay más que ver cómo cuando por la razón que sea se destapan escándalos, lo escandaloso, es que en el tiempo, casi todo el mundo tenía conocimiento de ello, pero se ha consentido y tolerado sin que nadie haya tomado cartas en le asunto para denunciarlo formalmente y erradicarlo.

    Seguramente lo mío sea deformación profesional, porque mi lucha siempre ha sido esta, convencer a la gente de que la única vía que existe en nuestro sistema es la vía de la denuncia y su seguimiento, sobre todo esto último. Claro que eso supone un esfuerzo enorme y un sacrificio que casi nadie está dispuesto a asumir. Es más fácil y cómodo gritar y quejarse que actuar. A veces no es falta de información, es falta de decisión y de compromiso.

    Por eso, todos estos personajes, que ponen incluso su vida en peligro, por informar sobre lo que de verdad ocurre, son los verdaderos héroes de hoy en día, la pena es que tras ellos, no exista esa sociedad civil efectiva y comprometida, que en mi opinión, es la que por omisión, no por desinformación, jamás actúa.

    Siento mi extensión, yo también soy de las que hablo demasiado y actúo más bien poco, quizá es que somos todos demasiado cobardes, yo la primera.

    Muchos besos y feliz día JOSELU.

    ResponderEliminar
  33. En primera instancia no hay nada hablado sobre Wikileaks, aunque a nivel personal tengo ganas de comentarlo con mi grupo de amigos de la facultad, para conocer su opinión.


    Por supuesto que nos planteamos qué papel tiene el periodista en la sociedad y como influye en ella, es más, los dos primeros años de carrera te los pasas oyendo cosas acerca de eso. En la facultad un nombre que se deja caer para el periodista es productor social, pero desde Sevilla te lo prometo, nuestros profesores están inculcándonos desde el primer momento que un periodista debe ser entregado, se debe a la sociedad y no a empresas ni gobiernos.

    Un profesor nos dice: "Sé que es muy difícil sacar a la luz cierto tipo de informaciones en el medio que trabajaréis, pero por ejemplo, los blogs siempre nos servirán para quitarnos esta barrera". Es inspirador y es una de las direcciones hacia las que quiero enfocar mi blog, me gustaría empezar con mi barrio, Torreblanca de los Caños, olvidado por todos excepto por el mundo de la droga.

    En primero de carrera tuvimos una asignatura que se llamaba Tecnología de la Información, nos la daba Miguel Bobo, y en una de las primeras presentaciones de powerpoint nos daba este mensaje:

    - • Prioridad de la ética (tiene que estar por encima de todo).
    Que los periodistas que salgan de las facultades hagan lo que quieran es un asunto, pero que haya profesores que inculquen es otro.

    Algunos tenemos grabadas en la piel, como tatuajes, las verdaderas prioridades a la hora de ejercer el periodismo. Por eso Wikileaks me parece un tanto brusco en sus modos, la información se debe tratar, al menos un poco. Que si, que puede parecer manipulación, pero no, es interpretación porque no somos capaces de recoger el todo en míseras palabras, y quien lo pretenda se equivoca. La vida puede dar muchas vueltas y los daños colaterales no deberían existir, ni en guerras ni en informes de Wikileaks.

    Un abrazo y gracias por tan interesante entrada

    PD: Ahora se llama a mi universidad, Facultad de Comunicación.

    ResponderEliminar
  34. V., abordas y planteas cuestiones muy diversas: las centrales nucleares, los trasgénicos, el sistema eductivo Logse, WikiLeaks y su valentía. Cada tema sería merecedor de una entrada independiente.

    Me gustaría saber ¿qué opinas de Montsanto? Es célebre por sus patentes de semillas trasgénicas ¿Qué opinas sobre su repercusión en el mundo de la agricultura? En especial en países en vías de desarrollo.

    El cambio climático: un 99 por ciento de la comunidad científica está de acuerdo en la existencia del cambio del clima por acción de la obra del hombre, de ello y de sus consecuencias dramáticas en las próximas generaciones. Un uno por ciento de dicha comunidad científica lo desestima y lo considera una invención, pero lo cierto es que este uno por ciento tiene patrocinadores muy poderosos que pueden hacer propaganda subvencionada por empresas que contaminan y son en buena parte las causantes de dicho cambio. Yo tengo claro dónde estoy en este tema. Dicho cambio climático para mí es una evidencia en el lapso de vida que he vivido. Recuerdo los inviernos de mi niñez y los de ahora, y leo las noticia que se producen en el mundo. No soy climatólogo pero aplico el sentido común.

    En cuanto a la Logse, no puedo pontificar nada, salvo que viví como profesor los años anteriores a ella, su incorporación en los primeros años y la realidad actual. Y algo no va bien. Bueno sí, V., la Logse no es mala aplicada en colegios de élite que pueden establecer criterios de calidad. Si tú entraras en las clases en que entro yo y vieras en qué se ocupan los adolescentes ahora, tendrías materia para reflexionar como a ti te gusta.

    En cuanto a la valentía de WikiLeaks, creo que es en lo único que concuerdo en esta vez contigo. Da qué pensar en un mundo acomodaticio que admite ser pagado por los poderosos, o peor aún, trabajar para ellos sin cobrar, lo que es doblemente conflictivo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. V., quería decir Monsanto. Un saludo desde la divergencia cordial.

    ResponderEliminar
  36. María, tú lo ves desde tu punto de vista jurídico y legal, pero yo tengo mis dudas y mis prevenciones contra una sociedad judicializada que emprende acciones judiciales por motivos múltiples. Es una versión del sistema americano. Esto tiene problemas. Si judicializamos todo (y todo puede hacerse), todo el mundo actúa no por criterios humanos sino por criterios jurídicos para que no le pillen en falso. Profesores que no quieren salir con sus alumnos por los problemas legales que conlleva, médicos que piden pruebas innecesarias para prevenir acciones legales que cargan a la seguridad social de un gasto que es totalmente inasumible, vivir siempre con la amenaza de acciones legales de todo tipo. En el momento en que en la vida se meten los abogados, nadie gana. Ya sé que se supone que son una garantía jurídica ante los atropellos y que hay que acudir a ellos, pero estoy viendo que pueden utilizarse torticeramente para denunciar acoso sexual (real o no), pero ahí queda eso. ¿Quién se lo quita de encima aunque sea falso? Mujeres que denuncian falsamente por malos tratos para conseguir beneficios en su separación. Ya sé que muchas veces son reales, pero no me negarás que el hecho de judicializar la sociedad lleva a un estado de cosas lamentable en que todo el mundo se prepara para la demanda en contra, y se deja de entregar profesionalmente porque se tiene miedo. Cosas que yo he hecho con mis alumnos en el pasado serían impensables ahora. No fueron malas para ellos, pero ahora tendría que temer una cascada de demandas judiciales de todo tipo. No sé, María. Tienes razón, pero llevado a sus consecuencias lógicas, entramos en una sociedad que da miedo y da asco. Besos.

    ResponderEliminar
  37. Buscador de corazones, por ese sentimiento de que los periodistas se deben fundamentalmente a la verdad y la investigación que conduce a ella. Pero no sé, si uno es demasiado consecuente se queda sin trabajo o sin posibilidades del mismo. WikiLeaks no es exactamente periodismo. Assange ha rechazado ese término sobre sus acciones. Ellos han difundido un material que había sido ocultado (no sé cómo diablos lo han conseguido)y son ahora los periodistas los que deben tratarlo e interpretarlo. No me cabe duda que hay un antes y un después. Es difícil justificar ahora una intervención como la que tiene lugar en Irak y Afganisthan, aunque los beneficiarios de ello sean Irán y los talibanes. También ellos necesitarían un WikiLeaks que los mostrara desnudos. Pero ¿qué serían del poder y la guerra sin el secreto que los acompañan? Buena pregunta. ¿Ha habido alguna guerra limpia en la historia? ¿Merece la pena sacar a la luz la verdad? Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  38. Tienes razón, JOSELU,

    pero justamente hablas del mal uso que en general se hace del sistema judicial. Y nos guste o no nos guste en ocasiones no hay otra vía si de verdad se quieren conseguir resultados, porque vivimos en medio de cantos de sirena y de lo que se trata es, que esos cantos tomen forma.

    En mi opinión, todo lo que tú criticas con razón, es consecuencia de lo mal entendido, mal uso e incluso, abuso del sistema. Ocurre una cosa parecida a lo que sucede con el servicio de urgencias en los hospitales, van los que no deben ir , motivo por el cual, no se atiende a tiempo, ni como es debido a los que de verdad lo necesitan.

    El problema no es que se judicialice la sociedad, el problema, es que se acuda para solucionar asuntos o de poco importancia, o falsos o que no se pueden solucionar ahí. Debería en mi opinión existir un mejor filtro en los tribunales para evitar esto, uan mejor selección de los que se admiten a trámite y sobre todo, deberían acudir, quienes de verdad ven vulnerado sus derechos, porque si no lo hacen, les seguirán siendo vulnerados a ellos y a los que les sigan.

    Se trata de crear precedentes, a partir de los cuales, las cosas comienzan a cambiar.

    Efectivamente la espada de Damocles de una demanda asusta, lo triste, es que asusta a quienes no debería asustar y quienes deberían temerla, pasan de ella.

    Si la gente fuera conocedora de sus derechos, al desarrollar una profesión o cualquier otra actividad, no estarían asustados, en este tema sí que hay una grandísima desinformación.

    Por ejemplo en vuestro gremio, te aseguro que yo conozco a muchos colegas tuyos que me consta están aterrorizados en ocasiones, porque ni conocen las armas de las que disponen, ni conocen de lo inviable de supuestas denuncias con las que les amenazan. Ceden al chantaje de padre, alumnos, la propia administración o energúmenos varios, cuando en absoluto deberían tolerar eso y si sucede, es porque ellos que son víctimas, sienten miedo y se quedan impasibles ante comportamientos que serían denunciables.



    Perdóname, corto aquí y sigo, porque me temo que mi anterior comentario voló por su extensión, que no aprendo :-) .....................................

    ResponderEliminar
  39. (sigo) .......

    Por el contrario, efectivamente quienes acuden al juzgado, son a veces los verdaderos verdugos, los chicos que tras mil altercados, reciben una reprimenda, que encima, consideran injustificada o desproporcionada. Pero, verás lo habitual, es que esta gente, salga tal cual entra, a veces, pero muy rara vez, son buenos actores o les escucha un juez descerebrado, pero gracias a dios son las menos.

    Yo JOSELU, critico por ejemplo en educación, la absoluta pasividad de inspección ¿exactamente a qué se dedica esta gente? y ¿sabes cual es el argumento, cuando tras ocurrir cualquier desgracia conocen de un asunto? nadie nos informó, nadie denunció, esa es su respuesta.

    Mira, yo sólo suelo hablar de lo que conozco y de mi propia experiencia personal, se que no está bien, pero es con lo que me siento más segura.

    Verás he formado parte de casi todas las AMPAS en los centros en los que han estudiado mis hijos, a veces he tenido que pelearme ( metafóricamente hablando claro jajaja) con padres e incluso con inspección ante su inactividad, para solucionar falta de material, infraestructuras e incluso falta de personal docente. Hasta ha habido ocasiones en las que hemos debido acudir en defensa de profesores absolutamente desbordados, porque ellos mismo tenían asumido, que callar era lo mejor, sólo se escucha al que grita, al que usa malos modos y eso es algo que nunca he comprendido, las cosas se solucionan hablando, razonando y si no vale denunciando ante la entidad correspondiente, sólo así se encuentran vías de arreglo, nunca cruzándose de brazos o con pancartas que nadie lee y si lo hace, olvida muy pronto, me temo.

    Nos guste o no nos guste, querido JOSELU, vivimos entre normas, que en general no son malas, quizá excesivas, el tema es conocerlas y usarlas debidamente, sólo eso. Lo demás, es pelear contra molinos de viento.

    Eso sí, en lo que te doy la razón, es en dos cosas, a veces esta sociedad da asco y miedo y también tienes razón en pensar que los abogados, son lo peor jajaja, pero no hace falta depender en absoluto de ellos, para conocer derechos básicos y exigir su cumplimiento, eso... te lo aseguro yo :-)

    En fin, gracias por tu paciencia y más besos

    ResponderEliminar
  40. María, tienes razón en todo lo que expones. No conocemos nuestros derechos, pero es muy difícil conocerlos porque forman parte de códigos administrativos o legislativos que son sumamente complejos. Por ejemplo cuando uno va a un banco a pedir un préstamo o una hipoteca tiene que firmar varias hojas en letra minúscula cuyo significado es prácticamente indescifrable, y establecen en recientes casos que han sido llevados a los tribunales cláusulas abusivas como el suelo de las hipotecas por debajo del cual no bajan aunque descienda el euribor. Alguien ha reclamado a un juez andaluz y éste ha sentenciado creo que esta cláusula es abusiva y que debe suprimirse (hablo de memoria). Los bancos afectados apelarán. Tienes bufetes de abogados de lujo y utilizarán toda su artillería contra la sentencia. Pero quiero hacer hincapié en ese ciudadano que se ha atrevido a poner en cuestión dicha fórmula. Ha sentado un precedente. Ha sido valiente, pero ha tenido que contratar a un abogado, pagarle lógicamente, y enfrentarse a un proceso proceloso (nunca mejor dicho), ahora en la apelación no sé quién pagará los gastos. Esto supone un conocimiento de derechos y unas ganas de luchar jurídicamente que yo no poseo. La justicia me produce pavor. Entiendo que el común de los ciudadanos se turben cuando alguien les espeta: "te voy a denunciar", porque leemos la prensa y sabemos que se puede decir todo ante un tribunal y las personas pueden sentirse indefensas. Lo siento, María, me da pánico entrar en un sendero judicial. He perdido todos los juicios en que me han demandado por haber avalado a amigos en quienes confiaba. He tenido que pagar deudas ajenas. He tenido que contratar abogados que me han dejado en la estacada, e incluso han perdido papeles que hubieran servido para mi defensa. Soy ajeno al mundo de las leyes. Procuro ser buen ciudadano, pero cuando alguien te pone un montón de letra pequeña para firmar y no te queda otra opción o alguien insinúa que te va a denunciar (esto hay gente que se lo sabe) me produce un intenso pánico. Como mínimo conocer tus derechos (compañías telefónicas, suministros, talleres, seguros, jubilaciones, hipotecas...) supone mucho tiempo y no lo tengo, no lo quiero tener.

    ResponderEliminar
  41. No he leído los comentarios, no se si ya se ha dicho lo que digo.

    Parece paradójico que digas que estamos muy mal informados y al mismo tiempo podamos leer con todo lujo de detalles los documentos de las matanzas de Irak. ¡¡Y esos documentos nos los anuncian por la televisión!!
    ¿En qué quedamos? ¿se sabe o no se sabe lo que pasa? Yo creo que mejor que en ninguna otra época. Otra cosa es que no queramos enterarnos, o que no queramos protestar por lo que pasa o que miremos para otro lado.

    Si no le parece mal quiero poner aquí el link de un artículo de Arcadi Espada
    http://www.arcadiespada.es/2010/10/26/26-de-octubre-2/

    Y para el que no quiere leerlo entero copio aquí el final donde explica su tesis principal.

    “La propaganda oscurece el dato de que la fuente de esa información no es Wikileaks sino el gobierno de los Estados Unidos. Fue ese gobierno el que escribió los documentos. Y lo fundamental es que fueron escritos; que de cada muerto e incidente quedó constancia. Cuando algo se escribe, publicarlo es una cuestión de tiempo. No hay informes secretos, como no hay diarios íntimos. Escribir es exhibir. Hay algo más: una matanza descrita tiene menos posibilidades de repetirse. La escritura es un anticuerpo.
    El último hallazgo de Wikileaks hace un gran servicio a la democracia. No porque desvele actos y circunstancias inconfesables. Ya todo había sido confesado, escrito y archivado. Los papeles nos muestran cómo son, al tiempo, la guerra y la libertad. Necio el que no quiera verlo: hay una gran superioridad moral en este último crimen americano.”

    no puedo meter el comentario con mi nombre

    quienbusca.blogspot.com

    ResponderEliminar
  42. Quien busca, gracias por tu comentario crítico. La publicación de los documentos de wikiLeaks es una alteración del orden. El Pentágono y el departamento de Estado americano ha hecho lo indecible por que no se publicaran argumentando que ponían en peligro a los colaboradores irakíes y que no aportaban nada nuevo que no se supiera.

    Yo diría que si recordamos el inicio de la contienda de Irak, el secretario de estado Colin Powell en las Naciones Unidas argumentó con pruebas que había armas de destrucción masiva en Irak. En función de esta razón se urdió la invasión. No hubo posibilidad de contrarrestar esta información hasta que meses después se desmoronó ante la realidad. Pero la invasión ya había sido hecha. Luego se intento argumentar que tenía razón de ser para acabar con un sátrapa sospechoso de apoyar el terrorismo islámico. También fue incierto. Han muerto ciento cincuenta mil personas de los cuales el ochenta por ciento son civiles. Esto es lo que pone de manifiesto la publicación de wikileaks al colgar documentos secretos del ejército americano. Es una conquista de la libertad de expresión, pero, pero, sigo defendiendo la idea de desinformación. ¿A quién ha llegado esto? Grandes titulares en la presna y espacios destacados en televisión. No pasa nada. El ruido y la avalancha informativa es tan fuerte, que se puede decir que el efecto de wikiLeaks ya ha pasado. Mis alumnos de segundo de bachillerato ni sabían qué era wikiLeaks ni les importaba un ardite. Esta es la desinformación de un mundo saturado.

    ResponderEliminar
  43. Quien busca, un mundo saturado que es incapaz de valorar la realidad. Lo cierto es que en Estados Unidos se vive en una burbuja y lo que pasa en el resto del planeta importa bien poco. Pero no vamos por aquí demasiado lejos. La realidad es tan compleja que aunque exista libertad en definitiva de información, su efectividad es casi nula fuera del momento inicial. ¿Que en Irak se han cometido atrocidades en nombre de la democracia? ¿A quién le importa lo que suceda allí? Cada uno tiene que llegar a final de mes y lo único que tiene entidad realmente es eso. Por eso pienso que puede ser compatible una tremenda dosis de información y la desinformación más absoluta. Pienso que nos blindamos ante tanta información que fluye. No podemos procesarla. Hay libertad en definitiva -ha sido posible la publicación de los documentos- pero su impacto es en definitiva mínimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  44. Jo, si es que me lío yo sola. En fin... Así por encima, y ya vuelvo mañana. Transgénicos... ¿conoces a alguien diabético? Seguro que sí. Pues la insulina que toman es un producto transgénico. Monsanto. Jetas hay en todas partes, por desgracia para todos.
    Te echo el lazo mañana del vídeo del CC, que ahora no lo encuentro -nada tiene que ver con que utilicemos al planeta básicamente para el expolio y el guarreo, algo evidente por otra parte, desde luego-.
    La logse. Mi insituto no era de élite, te lo aseguro. De hecho era bastante malo. No hay cambio al respecto. Ha ido a peor por lo visto. El otro público que hay en mi pueblo es de los mejores de la comunidad, al menos eso dicen los que analizan los resultados de la PAU de modo comparativo -claro que vaya ud. a saber qué considerarán de los mejores, tal vez sólo, menos malo-. Pero cuando menos es llamativo, desde luego. Y seriamente dudo al respecto de que sea cosa del sistema educativo de modo exclusivo. ¿Qué sentido tendría pues en el ejemplo? Influyen muchos más factores. Está claro que con la de fallos que tiene, parte del problema está ahí, pero sólo una parte. Viciado está todo desde hace mucho me parece a mí, no sólo el sistema educativo sea con el antiguo, con logse, con loce o con loe.

    Opinión personal, of course, como todas.

    Hasta demain. Besets!

    ResponderEliminar
  45. De nuevo lo clavas.

    Estoy de acuerdo con Julian Assange y en como describe el desequilibrio de poder hoy en día. Un desequilibrio al que creo ha contribuido el desarrollo tecnológico, cosa que hace que los ciudadanos estemos cada vez más lejos del poder.

    Quizá no veo la progresiva idiotización educativa tan redicalmente como tú, porque pienso que la mayoría de profesores que conozco estamos realmente preocupados y comprometidos en conseguir que los alumnos piensen por sí mismos. Aunque comparto que el sistema contribuye a la idiotización.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  46. WikiLeaks es a los ojos de una parte de la ciudadanía ilustrada una especie de héroe periodístico, un Quijote que usa la tecnología para denunciar los excesos de poder en los países desarrollados. El ciudadano pasivo, ese del que habláis en vuestros comentarios, se alegra de que haya alguien que haga el trabajo que nosotros (sociedad civil) no deseamos hacer.

    Mucho me temo que los Estados y corporaciones económicas pronto dejarán de temer a WikiLeaks. Por ahora no es un enemigo real, activo, sólo un moscardón contra la estabilidad del apoyo que les da el electorado o los inversores. Sin embargo, es cierto que en EE.UU., más que en Europa, WikiLeaks crea una sensación a la ciudadanía de que ya no viven en el mejor de los mundos posibles, que quizá el capitalismo no es tan eficaz como se creía para hacer posible el "sueño americano". De ahí a provocar un posible cambio de conciencia social, un abismo, ni pensarlo.

    Yo personalmente creo en los cambios pequeños, sostenibles, de diario. La crítica global nos conciencia, pero no nos moviliza, más bien puede paralizarnos; al comprobar que somos marionetas en manos de un cruel entramado financiero, cedemos al trágico destino. Para cambiar algo, hay que fijarse objetivos verosímiles, de accesibilidad personal. No hay que olvidar que en gran parte el mundo actual se sostiene porque nos atrae una forma de vida opulenta, sin privaciones. Si algún día al ciudadano le diera por ser feliz con lo puedsto, las grandes corporaciones se hundirían.

    Un saludo.

    P.D.: Quizá os interese:

    http://lamiradaperpleja.blogspot.com/2010/10/la-petite-revolution.html

    ResponderEliminar
  47. Toro sentado, gracias por tu participación. Sería interesante debatir tu reflexión sobre el desarrollo tecnológico como un factor que distancia a los ciudadanos del poder. Me ha resultado chocante, porque parecería lo contrario: que nuestra acción telemática pudiera tener alguna repercusión en la sociedad. Si algún día quieres ampliarlo, me encantaría comentarlo contigo.

    Ramón Besonías, es cierto que los cambios pequeños son los que constituyen la más interesante aportación a una transformación más amplia, y también que la crítica global es efímera y que no moviliza. No obstante, el mundo actual está carente de ideas de calado más profundo. Todo está demasiado disperso, el ciudadano recibe un flujo insoportable de información que no procesa, y, en realidad, se desentiende de ello si no responde a estímulos potentes. Es el tiempo, como insinúas, de lo sutil, de la lentitud, de la aportación diaria, de esos pequeños cambios que pongan en cuestión a los poderes dominantes, de ámbito mundial. El ser humano tiende a sentirse simplemente una pieza prescindible y accesoria. Un saludo.

    ResponderEliminar
  48. Sí, los jóvenes de hoy en día, (los jóvenes españoles, el resto, no sé) están aniñados. No sé de quien es la culpa, pero están infantilizados y enseñados para ser unos consumidores de tomo y lomo. Lo demás, lo de ser responsables, críticos, partícipes de nuestro mundo... esto les importa más bien poco. Viven en su burbuja feliz, y hasta que explota allá cuando se hacen mayores y se encuentran en el paro o de mileuristas, nada les atrae más que vivir su vida y mirarse al ombligo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. La verdad Joselu es que no he elaborado mucho ese pensamiento, no estoy del todo seguro que sea una buena idea. De todos modos te comentaré en qué estaba pensando cuando escribí el comentario.
    Pensaba más o menos tres cosas:
    - la primera que la tecnología, que debería servir para trabajar menos, resulta que nos mantiene ocupados las 24 horas del día y que tenemos menos tiempo libre que nunca. ¿Quién va a salir a la calle a luchar por algo si apenas puedes cumplir con tu familia?
    - la segunda, que hay un exceso de información tremendo, de forma que llega un punto en que no sabes qué o a quien creer
    - y la tercera es que los que manejan grandes sumas de dinero y pueden influir en gobiernos e instituciones, son personas desconocidas para la mayoría, y además pueden, con una llamada de teléfono desde su jet privado cambiar el destino de cientos de personas. Se mueven rápidamente, y mueven mercancías e información de forma rápida, y mientras el hombre de a pie vive lejos de su mundo.

    De hecho a diario sabemos de montones de cosas que están mal (corrupción, abusos del ejército en Irak,...), ¿pero podemos hacer algo? Sólo votar.

    Me recuerda un poco al final de la película Soylent Green. Cuando el policía (Charlton Heston) descubre la trama (que no voy a revelar aquí) el espectador se da cuenta de que aún conociéndolo, no se puede hacer nada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  50. Prrr... siento el retraso :( -aunque haya prescrito el asunto, que anda que no cambias rápido!!!- te dejo un enlace en el que hablábamos más o menos de lo mismo que mencioné ahí arriba, por si eso. Y el vídeo te lo paso por correo y au, por si te apetece verlo (dura una hora o así, si mal no recuerdo).

    Es que me da rabia dejar cosas pendientes. Manías.

    Besicos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...