Páginas vistas desde Diciembre de 2005

sábado, 8 de diciembre de 2007

Una buena cuestión...

Creo que aunque hubiera escrito un largo post sobre ello, no lo hubiera expresado más claramente.


11 comentarios :

  1. Hemos coincidido en el tiempo y en el tema, más allá de la distancia que nos separa. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me hubiera gustado nacer años atrás o en un sitio diferente, sin generalizaciones hirientes de informes PISA.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y cuáles son esos intereses? ¿Los impuestos desde el consumo quizás? ¿Los planteados desde un modelo social que reduce a sus integrantes a sujetos indolentes?

    Por cierto la viñeta en el mejor tono de Andrés Rábago, uno de los mejores dibujantes.

    ResponderEliminar
  4. Se ve que esto del malestar en la educación le viene grande incluso al buen Roto, casi siempre certero en el descabello del bicho tremendo y ambiguo que es la realidad. ¡Ojalá fueran nuestros educandos como esos maquiavelos que ha pintado con tanta mordiente! Pero mucho me temo que no, que no es que no abunden, sino que no existen. ¿Tres en veinticinco años de profesión? Pongamos dos, para no exagerar, y ahí se acaba la cuenta.
    Este dibujo más lo pondría yo del lado del profesor: "Se creen que sabemos porque les enseñamos, pobrecillos...", o algo así. Quizás por ahí no errara tanto el editorial dibujado.
    Yo veo el dibujo como el gran deseo que nunca se cumple. ¡Lástima!

    ResponderEliminar
  5. Si te sirve de consuelo, no hace falta ser profesor para que te desprecien.

    ResponderEliminar
  6. pues yo creo que el roto da en el punto, es decir, a lo mejor no existen tantos estudiantes como los que dibuja él, aunque los hay y más de tres en una carrera de profesor. En clase cuando yo estaba había unos quince (eso sí de noventa y me quito yo por ser modesto) y en mi ciudad, en Sabadell habían muchos más. Por nuestra parte, estudiamos, pero no creemos lo que nos dicen y nos autoformamos nosotros mismos, leyendo lo que no nos dan en las clases. Los otros, simplemente no lo entienden porque la sociedad no le dice que la literatura o saber algo de ciencias es interesante, les mete en la cabeza publicidad, vida fácil, poco esfuerzo, consumo, etc, por lo tanto tampoco les interesa así que pasan.

    Si realmente hay tantas ganas de cambiar la educación y estáis hartos de que vuestras horas de trabajo se vayan entre fracasos escolares y examenes inservibles, es tan fácil como hacer huelga, ocupar escuelas, institutos y universidades y comenzar una educación popular que se base en conferencias, debates y cursos participativos... claro está que también tendría que cambiar en algo la sociedad, ya que ésta hoy en día no es nada participativa, sino que consumista y receptiva. Sin embargo, los profesores tenéis el poder, sois los instructores del futuro del Estado, cambiar las cosas. Sin embargo, tal como dijo alguien en los comentarios del post anterior (o a lo mejor fuiste tú Joselu), cada vez hay más profesor que busca un sitio estable, da lo que le digan aunque sepa que no va a servir de nada, hace examenes, evalua y a los poco que sean capaces los preparan para el mercado laboral importante y al resto que les den... obra de mano barata para el capital

    ResponderEliminar
  7. Supongo, Eloi, que el profesor medio tiene ilusiones pero no es un héroe. Tiene una familia que mantener, una hipoteca, los gastos de los colegios de los niños, el coche o los coches... Sabe de la ineficacia de mucho de lo que hace, es un funcionario o un asalariado y a medida de que ha pasado el tiempo se sabe menos importante. Es una pieza, cada vez menos respetada por la administración, por los alumnos, los padres... Tiene su autoestima un pelín baja. Le cuesta mantener el orden en clase. Hace lo que puede. Se sabe una pieza prescindible, y no se plantea asaltar el palacio de invierno o volver al Mayo del 68. El mundo está mal hecho -es cierto- pero quién diablos le pregunta a él lo que piensa. Él acude a su trabajo con la mejor voluntad, sabe que ha de aguantar y a veces hay frutos positivos (uno de cada cien)y por ellos justifica su labor. El profesor es una figura frágil con el peso de su pequeño o gran saber, pero si algo es cierto, Eloi, es que no es un revolucionario.

    ResponderEliminar
  8. La Lengua de las Mariposas

    el profesor ha sido siempre un revolucionario y tú tienes uno dentro

    lo que no acepto es que se diga que las nuevas generaciones son tontas, como tú has dicho el mundo está mal y es la sociedad que es tonta, llevándose a la autodestrucción

    a parte de la recomendación del principio, también os recomiendo que paséis por el siguiente link y leáis Niño Alternativo (aunque esté mal que recomiende algo mío), hay la segunda parte escrito, no sé, a lo mejor os llega a una reflexión.

    Por cierto, creo que nunca te lo he comentado Joselu. He sido profesor, como interino y no aguanté ni dos meses, pero de una cosa me dí cuenta, que a los alumnos entienden las injusticias sociales y les interesan más cosas de lo que pensamos, lo que no les interesa es lo que les explican, por eso tuve que dejarlo, al ver que no podías evaluarles según las adquisiciones académicas alternativas a lo establecido por el sistema.

    Por otra parte, a lo mejor el curso que viene vuelvo a intentarlo, porque en Andalucía se necesitan profesores que sepan francés. Ha sido leyéndote a tí que tengo nuevas ilusiones, aunque a lo mejor se escapan con la primera intentona.

    Frase revolucionaria contemporánea:
    "Dejar de pagar las hipotecas y hundir los bancos"

    ResponderEliminar
  9. el link

    http://jomer.wordpress.com/relatos/

    ResponderEliminar
  10. El informe PISA está dando mucho que hablar. Yo soy muy escéptica con los estudios que toman como base un muestro. No creo que sean reales, pero aun suponiendo que lo sean, qué hace la sociedad (sí, he dicho la sociedad, no la administración educativa) al respecto.
    Por lo pronto, la ministra de educación declaraba que su visión no es tan catastrofista.

    A la vista de los resultados tan escandalosamente repetidos, yo me pregunto para cuándo un informe PISA sobre el nivel cultural de nuestra televisión o sobre la talla moral de los modelos sociales (cantantes, presentadores, políticos...). ¿Para cuándo?

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...