Páginas vistas desde Diciembre de 2005




miércoles, 11 de diciembre de 2019

Relatos consumibles


"El arte de la narración hace tiempo ya que se ha quedado estancado en las más tediosas convenciones del género, en la linealidad y la mínima exigencia estética. La mayoría de relatos y novelas contemporáneos ablandan el cerebro, pues son formalmente poco elaborados y aburren con personajes chatos en situaciones previsibles. Ni exigen concentración ni incitan a la reflexión, y la sorpresa argumentativa o el cosquilleo estético brillan por su ausencia. Se reducen a meros productos consumibles, fomentados por la industria librera que, al arrinconar todo lo demás, quiere hacernos creer que la literatura sea esto".

(Cecilia Dreymüller, El País, 9/12/2019, a propósito de la obra de Peter Handke, La ladrona de fruta, pero estas ideas no son sobre la obra del premio Nobel que representa todo lo contrario).