Páginas vistas desde Diciembre de 2005

jueves, 21 de mayo de 2015

Estimado Joselu



(He recibido un comentario de unos muchachos que me han hecho algunas preguntas. Este post consiste en dichas preguntas y mis respuestas). 

Estimado Joselu:

Somos un grupo de alumnos de Sociología de 2º de Bachiller, en ocasiones hemos leído con agrado tu blog. Esta publicación en particular nos ha llamado la atención. La soledad del auténtico pensador.

¿Haces tuyo ese retrato: las ensoñaciones del paseante solitario?

Sí, en bastante buena medida. Me gusta la idea de ensoñaciones de paseante solitario. No soy una persona de pensamiento ni ideales colectivistas. Tiendo al escepticismo. Me amedrentan las multitudes deportivas o las manifestaciones de cualquier tipo en que se reúne la gente para gritar o defender algo. Las entiendo y está bien que existan, pero yo no estaré en ellas. No las desdeño tampoco, pero mi lugar no está allí. Me atrae la figura del farero, solo frente al mar y el cielo, la del paseante por la playa en soledad, la del caminante solitario.

A Álvaro le parece exagerado igualar marxismo y dictadura, aparte algunas cosas le parece que están poco matizadas, poco reflexionadas.

El marxismo en su libro capital “El manifiesto comunista” (1848)  expone la teoría de la dictadura del proletariado. Y al menos en el partido en que yo estaba  (MCE), de corte estalinista, era un principio necesario dicha dictadura. La democracia siempre se consideraba burguesa y como un paso para la auténtica revolución. El marxismo en su estado inicial era la teoría para la toma del poder por una clase revolucionaria que lo ejercería por un único partido, el de los trabajadores, el Partido Comunista. Otra cosa es que luego el marxismo haya  orientado a partidos democráticos socialdemócratas como el PSOE y demás. Pero hace más de treinta años que el PSOE renunció al marxismo.

Y puesto que has dado tu opinión sobre Podemos, le gustaría que hicieses lo mismo respecto a Ciudadanos.

Creo que es diferente contemplar a Ciudadanos desde Cataluña a contemplarlo desde el resto de España. Aquí en Cataluña surgió como forma de dar salida a un potencial totalmente ignorado que es la población que no se siente nacionalista o independentista en medio de un tinglado controlado totalmente por los nacionalistas. Una televisión pública abiertamente sectaria, todas las organizaciones sociales y políticas subvencionadas por el poder apoyando una voluntad secesionista y alentando siempre que España es el enemigo y que todo lo malo es culpa de Madrid, sin ser capaz de considerar las propias carencias. Ciudadanos surgió de la gente que no se sentía representada por ningún partido y que no se sentía de derechas. En efecto todos los partidos catalanes comparten ese ADN nacionalista o son dubitativos como el PSC que se ha quedado en terreno de nadie por no atreverse a manifestarse como un partido de izquierda contrario al nacionalismo que desprecia a las regiones menos desarrolladas. Ciudadanos surgió en un momento de enorme ilusión y yo estuve en los inicios de esta plataforma, luego me alejé pero en Cataluña no tenemos muchas opciones si queremos plantar cara al nacionalismo identitario. En el resto de España yo no sé si votaría a Ciudadanos. Las contradicciones son otras.

Belén se pregunta qué te ha llevado a plantearte este artículo, añade además que te limitas a plantear problemas sin proponer ningún tipo de alternativa.

Este post supone un intento de explicarme, cómo funciona mi modo de pensar, de acercarme a la realidad. Lo hago desde vértices distintos. No tengo un pensamiento cerrado, monolítico. Creo que puedo comprender casi cualquier posición, incluso las más lejanas a las mías. Yo diría que es un pensamiento cuántico en que los contrarios pueden ser simultáneamente ciertos. Es un azar que yo esté en un lado y no en otro. Depende de tantas circunstancias inexplicables... En cuanto a no proponer alternativas, es un modo de plantear el blog. Pretendo dejar las entradas lo más abiertas posibles para que puedan ser enfocadas desde ángulos distintos. No pretendo hacer un mitin sino promover un diálogo inteligente a todos los que quieran participar. Responder a los comentarios me lleva tiempo y ese tiempo supone que he de pensar nuevamente. Eso me gusta. Me mantiene ágil mentalmente. No quiero crear doctrina o defender algo inamovible. No. De ninguna manera. Quiero pensar conjuntamente. Reflexivamente.


Elena piensa que todos tus posts rezuman melancolía, un monólogo interior al modo de terapia. Esto lo atribuye Ximo -el profesor- a que quizás te estás haciendo mayor, no como él que nació viejo.

Soy de naturaleza melancólica, abundan en mí los momentos de tristeza. Supongo que eso se proyecta sobre el blog. Y sí, son un monólogo interior que es terapéutico. Quería ser periodista y no pude serlo por diversas circunstancias. El blog me permite hacer lo que quise hacer desde que tenía once o doce años. Escribir sobre lo que pasa por mi mente. Me gusta pensar las cosas, mi vida, la realidad. El hecho de ser melancólico no quiere decir que tenga una percepción negativa de mi vida ni que sea infeliz. En cierta manera soy muy feliz, pero tengo un carácter así, tendente a estados azules. No es mejor ni peor. Supongo que es una combinación genética, química y de la propia historia personal.

Por otro lado, puede haber melancolía porque en la parte ascendente de mi vida yo era de naturaleza soñadora, creía con Cortázar en el poder de la imaginación. Esperaba que la realidad no iba a ser tan pedestre, tan antiimaginativa como lo ha sido. El mundo no ha sido como lo imaginé. Han ganado los famas y los cronopios se han hecho funcionarios o nacionalistas. Hubo un grupo que compuso una canción cuyo título era Malos tiempos para la lírica. Pues eso. Como dicen “es lo que hay”. Nada que añadir.


Ángela coincide con tu opinión. Ángela se pregunta cómo se tomaban tus alumnos esas actividades entonces y qué actitud tienen los actuales: ¿observas diferencias?

Claro que hay diferencias. Enormes. Antes yo hablaba un lenguaje que llegaba a los jóvenes de aquel tiempo (hace veinte o veinticinco años, tal vez quince) y luego advertí con gran impotencia y pesar que ya no lograba conectar con las nuevas generaciones. Supongo que el papel de uno va pasando. En un momento estás en la cresta de la ola y en otro te has quedado desfasado. Ahora no pretendo ya ser ningún referente. No lo necesitan y yo no podría serlo. Todo ha cambiado. Mi cosmovisión solo se expresa en el blog. Me temo que soy demasiado intelectivo para estos muchachos que necesitan cosas más cercanas. En todo caso, el papel de un profesor es como trazar círculos en la arena de la playa.  Llega la ola y se lo lleva. Así es la vida. No aspiro a perdurar de ninguna manera. Supongo que me he hecho conservador. También he sido padre y eso cambia mucho la perspectiva. Hoy hablaba con mi hija de quince años y le decía que la política es importante, que yo siempre la he tenido en mente. Pero la política en Cataluña para las inquietudes de los jóvenes es de signo independentista y este ha asumido el monopolio de la rebelión generacional.

Un saludo.

De Segundo Bachiller B. Sociología.


14 comentarios :

  1. Buenas reflexiones para compartir con estos muchachos. En efecto, la vida es pasar y aceptarlo, pero hay que vivirla hasta el último de sus días. La clave es cómo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, la vida es esencialmente cambio y la sabiduría nos lleva a aceptar ese cambio incesante aunque pueda ir en dirección totalmente opuesta a lo que uno soñó. Nadie dice que la realidad vaya a ser como los hombres imaginamos. De hecho, no es así. La realidad es proteica, inesperada, ambigua, polimorfa, sorprendente .,.. Podemos estar preparándonos para el futuro y no tener ni idea sobre qué va a pasar en él. No podemos meternos en una cámara de aislamiento sensorial para impedir la evolución y el cambio. Estos suceden continuamente, en cada latido, en cada flor que nace y muere, en cada idea que se transforma, en cada alumno que tenemos delante, en cada clase que damos. Vivir es adaptarse a lo que no hemos deseado ni nos gusta: o tal vez sea conseguir que nos guste a pesar de todo.

      Eliminar
  2. Es ficticia claro, je, je, creo intuir que aquí el que te preguntas eres tu. Las preguntas están hechas demasiado a medida como pensadas para que cuentes cosas que te planteas estos días. A lo mejor me equivoco, en todo caso, muy interesante, sigues en fase de destriparte, de contarnos las motivaciones y las intenciones. Escribiendo, de la mejor manera que sabes hacer. En mi caso lo intento con las fotos, pero en ese terreno nada es tan explicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, José Antonio, no es ficticia. Si vas a los comentarios del post que comentaste tú hace unos días, figura este comentario con las preguntas que contesto. He hecho otras que son ficticias pero esta no lo es. Parece que un profesor y unos alumnos se han fijado en este blog y me plantean cuestiones como las señaladas.

      Eliminar
    2. Je, je, pues me ha sorprendido la agudeza de percepción de algunas de esas preguntas.

      Eliminar
  3. Si me lo permites, me gustaría matizar tus palabras respecto de C's, porque en su origen, al menos el grupo de intelectuales que lo gesto, Espada, Azúa, etc. había más desengañados del psC que propiamente gente sin partido que lo representase. Me parece que históricamente, ya, es necesario señalar la "traición" nacionalista del psC a su electorado mayoritario: los votantes del PSOE que, por acuerdos estratégicos, cedió su representacion en Cataluña a lo que primero fue PSC-PSOE, después PSC y finalmente psC, en un desvío nacionalista que acabará, probablemente, con su desaparición o su reducción a mero partido residual o testimonial de tiempos ya desaparecidos. El independentismo estratégico de CiU les pilló con el paso cambiado y no han sabido articular una respuesta en la línea e lo que su electorado pedía, que es lo que ahora C's les está ofreciendo: defender que los catalanes de origen castellanoparlante no somos ciudadanos de segunda y que Cataluña no puede ser lo que fue en un imaginario corrupto de los nacionalistas, sino lo que es hoy, 2015, en sus pueblos y ciudades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valga la corrección, Juan Poz. Ciertamente, C's surgió con el gobierno del primer tripartito y es cierto que recogía la sensación de abandono en que se percibían muchos votantes socialistas con la deriva del PsC que terminó orillando su relación con el PSOE, orillándola y ocultándola. El que fue primer partido de Cataluña, el PSC-PSOE, ahora está en trance de desaparición. Ya no representa nada. Muchos de los votantes efectivamente derivamos a C's y otros irán a Podemos. En las complejas negociaciones del nuevo ayuntamiento de Barcelona a tenor de las encuestas espero que haya algún cauce de acuerdo entre ambos pues nadie va a tener mayoría ni absoluta ni posibilidad de gobernar sin acuerdos. Y no estamos preparados para ello. A todos nos coge con el pie cambiado pensar que hay que establecer acuerdos a múltiples bandas. Espero con ansia una victoria de Barcelona en Comú para orillar a CiU y ERC. Es algo incierto pero en lo que hay todo es incierto, a menos que se tengan que repetir elecciones. No me disgustaría un pacto entre Ada Colau y Carina Mejía aunque no sé si es suficiente. Me temo que no. Va a ser muy complicado. Mucho.

      Eliminar
  4. Me veo muy reflejada en tus cambios, estimado Joselu, a pesar de la distancia geográfica que nos separa, me siento muy cercana a ti, muy imbuida en un devenir que me colma de impotencia pero que sé y que estoy tratando arduamente de aceptar, y esto me separa inevitablemente de las generaciones más jóvenes y de muchos de mis coetáneos que sólo cambian externamente. En mi caso los mayores cambios se me están produciendo en el interior, y me estoy haciendo plenamente consciente, no sin una alta cuota de dolor, que no estoy ni remotamente donde soñaba estar cuando era más joven y me dedicaba a proyectar mi futuro. La vida es puro presente. Es todo cuanto tenemos y somos, aunque nos cuelgue el pasado y nos seduzca o torture la idea del porvenir.

    Un abrazo.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer hacía una caminata por la sierra de Collserola y observaba mi presente a través del paisaje, del canto de los pájaros, de las fotografías que tomaba, de mis estados de ánimo variables, de los encuentros molestos que tenía con infinidad de ciclistas, del estado de mi concentración... Cuando me acordaba sonreía aunque no sé si salía de dentro. Es tan difícil mantener la concentración en el presente. Es algo que parece obvio pero no lo es tanto. Siempre se espera algo que está fuera del presente y de ahí el origen de nuestro pesar o malestar. El presente es total y puede alimentarnos pero tendemos a huir de él. Es la clave, como bien dices.

      En cuanto al contacto con los más jóvenes, es difícil estar cerca de ellos como colectivo. Yo no puedo hacerlo, pero sí como individuos. Ahí procuro y consigo a veces una cercanía interesante e importante.

      Un abrazo, Fer.

      Eliminar
  5. Original post, Joselu, lleno de atinadas respuestas a unas inquietudes más que lógicas. Los adolescentes necesitan información clara y objetiva, están en una etapa crucial en sus vidas y no es fácil orientarles, por eso sentimos que nos separa un abismo, mucho más que la diferencia de edad. Están llenos de dudas lógicas, todos las tenemos porque a ver quién es el guapo que se atreve a decir hoy que sabe qué está pasando y hacia dónde vamos. Recibimos miles de mensajes contradictorios y es muy difícil identificar la verdad y saber cuándo nos quieren tomar el pelo. Hay que leer y estudiar mucho para llegar a las conclusiones que presentas. Nunca hay que dejar de plantearse cuestiones importantes, pero hay que saber buscar para encontrar la verdad. Los políticos son torticeros por definición, maestros en el arte de manipular y engañar, falsos como una moneda de tres euros y capaces de cualquier cosa para arañar un voto que les permita mantenerse en su poltrona. Leyendo el currículum de algunos aspirantes a alcaldes o concejales de mi entorno compruebo con estupor que muchos no han trabajado nunca, han pasado directamente del colegio a la política. ¿Qué experiencia es ésa? ¿Qué saben lo que significa madrugar, sudar y cobrar un sueldo de mierda? ¿Y qué me dices de quien es capaz de dar un mitin embutido en un maillot en un gimnasio o de pasear en bici (con un estilazo que te rilas) para dar imagen de modernidad y buen rollito? ¿Para ser político hay que aparcar el sentido del ridículo, aparte de la decencia y la honestidad? Visto lo visto, está claro que sí. No cambian su pétrea expresión aunque les pillen en flagrante renuncio, qué pena de Óscar... Haces muy bien en preferir los largos paseos en solitario y la reflexión a tu aire, eres lúcido y moderado, has vivido mucho y sabes distinguir las voces de los ecos, como bien decía el gran Machado. Veremos qué pasa mañana, espero que más de uno se lleve un buen susto y esto dé un cambio necesario, aunque sigo pensando que somos un país de borregos acojonados y los listos se han encargado de repetir mil veces que esos advenedizos desconocidos nos llevan al caos. Hay muchos ignorantes que votan a piñón fijo y perdonan todo a sus amados líderes. Me cuesta tener esperanza, no entiendo cómo esta panda de golfos consigue un solo voto. ¿Somos gilipollas, como decía Pérez Reverte en un atinado artículo? Pues... seguramente sí.
    Un fuerte abrazo, colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en principio, mi alegría por los resultados en Madrid. Creo que no tendréis a esa impresentable que es Esperanza Aguirre como alcaldesa. Alivio.

      Fui a votar tras la caminata de ayer de unos treinta kilómetros. Mediana. Bienestar a ratos, muchas fotografías. Soledad.

      Un antiguo alumno mío ha salido elegido concejal en Cornellà por la candidatura de Cornellà en común. Han sacado cinco concejales lo que está muy bien para ser la primera vez que se presentan. Es abogado comprometido. Hay exalumnos que se han comprometido políticamente y eso me alegra. Aunque yo haya derivado a posiciones más escépticas y menos radicales.

      Son los jóvenes quienes han de abrir camino.

      Un abrazo, Yolanda.

      Eliminar
  6. Leo habitualmente tus posts y leyendo éste, después del último me detengo en el tema reiterado aquí de la melancolía.
    "En cualquier caso, fuera como fuera, era paz lo que seguramente ansiaba y necesitaba, lo que necesita todo creador, alguien que ha nacido con la maldición de no resignarse a esta realidad que le ha tocado vivir; alguien para quien el universo es horrible, o trágicamente transitorio e imperfecto. Porque no hay una felicidad absoluta, pensaba. Apenas se nos da en fugaces y frágiles momentos, y el arte es una manera de eternizar (de querer eternizar) esos instantes de amor o de éxtasis; y porque todas nuestras esperanzas se convierten tarde o temprano en torpes realidades; porque todos somos frustrados de alguna manera, y si triunfamos en algo fracasamos en otra cosa, por ser la frustración el inevitable destino de todo ser que ha nacido para morir; y porque todos estamos solos o terminamos solos algún día: los amantes sin el amado, el padre sin sus hijos o los hijos sin sus padres(...) y porque nada de lo que fue vuelve a ser, y las cosas y los hombres y los niños no son lo que fueron un día, y nuestra casa de infancia ya no es más la que escondió nuestros tesoros y secretos, y el padre se muere sin habernos comunicado palabras tal vez fundamentales, y cuando lo entendemos ya no está más entre nosotros y no podemos curar sus antiguas tristezas y los viejos desencuentros; y porque el pueblo se ha transformado, y la escuela donde aprendimos a leer ya no tiene aquellas láminas que nos hacían soñar, y los circos han sido desplazados por la televisión, y no hay organitos, y la plaza de infancia es ridículamente pequeña cuando la volvemos a encontrar"(Ernesto Sábato,Abaddón, el exterminador)
    Se ha "diagnosticado" a Sábato de melancólico, pero como bien dices Joselu en tu último post, una de las consecuencias del estado de cosas que describes es que todo lo que se escuche (o tolera escuchar) sea necesariamente positivo y divertido. No es eso escindir una parte de la vida? No será aquel que integra todas las vivencias necesariamente algo melancólico? No será que los griegos con sus tragedias catárticas tenían bastante claro el interior del hombre? No será que escindiendo una parte nos lobotomizamos?
    Otro abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco profundamente tu aportación a partir de un texto de Sabato, autor al que aprecio muchísimo. Y Abadón el Exterminador junto a Héroes y tumbas fueron lecturas nucleares a mis veintitantos años, y eso me recuerda de que aún habré de volver a leer estas dos novelas extrañas y oscuras. A mí personalmente me atraen más los autores melancólicos, no me recato en reconocerlo. En mis fibras más íntimas reside una real tristeza y cuando la reconozco en otros, los entiendo cercanos a mí. No sé si me habría gustado ser de otro modo. A veces veo en los programas de la tele a admirables jóvenes con ganas de estar riendo y bromeando siempre y yo sé que no los podría sentir cerca. Es una cuestión química. Acostumbro a hacer fotografías y en ellas es posible percibir por azar microinstantes de zozobra, de desolación, de profundo abatimiento que rápidamente son velados por máscaras superpuestas. Me alegro. Si todo el mundo estuviera triste, la vida sería demasiado gris. Tiene que haber gente divertida, gente alborotadora, riente, social, abierta, amena. Yo me orillo sin querer molestar con mi melancolía que no es una pose, es algo hondo cuyo origen es incierto o tal vez no. La vida en la melancolía es otra dimensión. Sabato era melancólico, lo era César Vallejo, lo era Antonio Machado. Los siento míos. Me gusta esa dimensión de la vida. No me agrada la exhibición por sistema de diversión infinita. Los melancólicos no buscamos que nos consuelen. Mostrar nuestra tristeza no es para recabar apoyo. No. Es para mostrar el otro lado de las cosas, el nuestro. Ni mejor ni peor, reitero. Es un modo de estar en el mundo tan digno como otros. Eso sí, la melancolía no es amargura, son dos estados netamente distintos.

      Un abrazo, gracias Ana.

      Eliminar
    2. Con esa manía causa-efecto siempre me gustó pensar que mi melancolía se debía a tener una abuela siciliana, al efecto de la inmigración, a esto o aquello. Será por todo eso o no, pero me resulta un placer leerte, tanto como me fastidia, y siempre me ha sucedido, la excesiva alegría y bullicio. Por esa misma afinidad solía leer a Pirandello y ver cine del estilo del que te copio aquí, el epílogo de Kaos de los Taviani, con texto de Pirandello. Lo estoy disfrutando al copiarlo, mirando por la ventana la lluvia del otoño, claro que no es amargura!

      Kaos Taviani epílogo

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...