Páginas vistas desde Diciembre de 2005

lunes, 20 de febrero de 2012

Instituto Lluís Vives en lucha



Sigue coleando el conflicto en torno al instituto Lluís Vives de Valencia. Hoy han proseguido los enfrentamientos entre la fuerza pública y grupos de estudiantes que intentaban manifestarse o hacer cortes de tráfico. Todo empezó el día 16 con la detención de un alumno del centro en circunstancias que apuntan a una excesiva contundencia de la policía que se llevó al muchacho de diecisiete años a la comisaría. El instituto lleva acciones de protesta por los recortes  aplicados en la Comunidad Valenciana que restrigen totalmente los presupuestos de los centros, llegando incluso a que no haya calefacción en las clases.

Los disturbios han continuado en el día de hoy y se han producido conatos de manifestación, una decena de detenciones de jóvenes, aporreamientos y disparos de pelotas de goma contra los manifestantes. Se habla de una preocupante contundencia policial que está siendo muy agresiva en su modo de encarar conflictos callejeros. El claustro de profesores del instituto Lluís Vives ha emitido un comunicado en el que se condena la violencia policial y se protesta enérgicamente contra las detenciones llevadas a cabo.

La política de recortes en la Comunidad Valenciana, una de las más endeudadas de España y con graves problemas de corrupción, está siendo radical. No es la única. En Cataluña vemos que los presupuestos de los centros son recortados sustancialmente, así como las condiciones laborales de los profesores que ven descender su sueldo así como su dedicación a necesidades educativas especiales con grupos más numerosos a pesar de la creciente complejidad que se produce en las aulas y que no puede ser atendida.

Me pregunto si el conflicto en el instituto Lluís Vives puede ser el desencadenante de una movilización estudiantil y del profesorado ante la política brutal de recortes que están aplicando las administraciones de la derecha estatal y autonómica. No sé si habrá llegado el momento de despertar los que vemos en peligro la situación de la escuela pública, así como de la sanidad, cada vez más precaria, o las condiciones laborales de los trabajadores. Todo es para nuestro bien -se nos dice-. Se reducen las dotaciones económicas en todo el ámbito público y se lleva camino de crear una medicina para personas con dinero y otra para pobres, y tal vez en la educación, ese motor de nivelación social, se lleva el mismo camino.

Nos dicen que son tiempos amargos y se nos piden esfuerzos, esta es la palabra fundamental para enmascarar el recorte de todo el sector público y la progresiva privatización de todos los resortes sociales de equidad. Al parecer hemos de padecer en silencio y con espíritu solidario toda la laminación del escaso estado del bienestar que habíamos conocido. Ha habido elecciones. En ellas el partido ahora gobernante ocultó su programa de gobierno. No se podían decir determinadas cosas. Luego justificaron sus reformas como efecto de la mala situación encontrada y que desconocían -según ellos-. Pero las perspectivas no son de recuperación sino de mayor crisis y aumento del desempleo con las medidas de la reforma que favorecen únicamente a los empresarios que podrán reducir los sueldos y echar a la gente a la calle. Nuestros jóvenes saben que tienen muy pocas esperanzas profesionales y laborales. Es normal que les inquiete el futuro inmediato, y es normal que surjan focos de tensión. Estamos en un país cuya única esperanza para los jóvenes es el paro o la emigración. Se piden esfuerzos para sacar el carro adelante, pero esfuerzos que caen siempre del mismo lado, en los trabajadores que ven recortados sus derechos y sus salarios, si no es que están abiertamente en el paro.

Quizás el Instituto Lluís Vives nos esté mostrando un camino, y sus acciones sean el comienzo de una senda de fuerte resonancia social y política en la que los ciudadanos habremos de empezar a poner límites a las llamadas políticas de austeridad y de contención del déficit. Se nos piden esfuerzos desde Convergència i Unió y se nos piden esfuerzos desde el gobierno del PP, a la espera de todavía más duras medidas de ajuste que tienen, como no, a lo público en su punto de mira.

Quizás los profesores hayamos de empezar a pensar en qué hacer, hacia dónde dirigir nuestros esfuerzos que, tal vez, no sean los mismos que la derecha omnipotente pretende.

No dejo de ver con enorme simpatía al claustro de profesores del Institut Lluís Vives, así como la dinámica iniciada por sus estudiantes. Espero que fructifique y sus frutos lleguen a toda España sin distinción de territorios. 

37 comentarios :

  1. Las protestas que se están llevando a cabo en Valencia me reconcilian con esta comunidad a la que venía considerando como "pepera irredenta" a pesar de la mala gestión que venía desarrollando el gobierno de Camps y Cía.

    Como bien dices, Joselu, no solo allí hay recortes...A ver si cunde el ejemplo y despertamos de este letargo que nos tiene adormilados. Motivos no faltan

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La izquierda cometió muchos errores cuando gobernaba, pero metimos en el mismo caldero a la izquierda del PSOE y el PP, y ahora tal vez nos demos cuenta de que no es lo mismo. Espero que la sociedad encuentre en el PSOE un proyecto renovado que vuelva a ilusionar. Si no, estamos perdidos. Es la derecha causante de la debacle financiera la encargada de arreglarla, eso sí, a costa de lo público que solo debe servir para financiar lo privado. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Soy valenciano, la adminstración debe a las farmacias, a los hospitales, a los colegios concertados y públicos, a las universidades...recortan salarios a los funcionarios, cada dia nos sorprenden sus corrupciones. Y ahora los estudiantes que protestan son sus enemigos. A los de abajo no nos queda otra que organizarnos contra tanto atropello.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se suele tener una visión sesgada de lo valenciano, entre lo fallero y la mayoría aplastante del PP. Es estimulante ver que también allí existe la disidencia y que se manifiesta en las calles. Es muy fuerte lo que pasa y ha pasado en esta comunidad con la aquiescencia de las mayorías votantes y opinantes. Me desconcierta una España casi totalmente de derechas. Saludos.

      Eliminar
  3. Guardo en mi garaje muchos números de "Hermano Lobo" y de "Por favor" unos semanarios de humor político que le dan 3.000.000 de patadas a "El Jueves".
    Ayer repasando los números de los años 70 preconstituionales y me encontré con que los titulares son los mismos que ahora:

    - Brutalidad policial
    - Estudiantes en las comisarias
    - Crisis
    - Fuga de cerebros
    - Manifestaciones masivas
    - Las viviendas están por las nubes
    -Los trabajadores no tienen derechos y se portestaba del despido libre.
    - La Iglesia se metía en todos los campos.
    - El petróleo por las nubes

    La diferencia es que había muertos en algunas manifestaciones y que la ultraderecha aún tenía fuerza. No se respetaban las lenguas autonómicas. NO había libertad de prensa ni Internet. Pero eran tiempos de UCD y de una teórica democracia.

    ¿Sabes lo que me da miedo? Que estamos volviendo ahacia atrás a velocidad biturbo y no veo el límite a esta regresión. Parece imparable , gracias a los obreros de derechas que han votado en masa al PP y a CiU.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos días leía comentarios de opinantes abiertamente de derechas que afirmaban que cuando la izquierda pierde el poder, entonces la democracia ya no vale. En su visión la izquierda ahora -cerrado el camino a las instituciones- estaría fomentando las algaradas callejeras como único modo de oposición. Esta será la consigna frente a lo que pueda venir como estas manifestaciones en Valencia. El PP tiene que asumir que es el gobierno y no la oposición, y asumir la responsabilidad que ello supone. La brutalidad de la policía no es de recibo. No cabe vivir la situación que estamos experimentando con serena aceptación del desmontaje de lo público y de las conquistas sociales. Es normal que surja la disidencia. Me gustaría pensar que Profesor en la secundaria pudiera dar cuenta de un resurgir de las primaveras en nuestras calles y que el ciudadano medio pueda tomar conciencia de lo que está pasando que es muy serio, pese a nuestros errores de nuevos ricos y que los políticos estimularon y fomentaron pero ahora dicen y simulan que ellos no tienen nada que ver con lo que ha pasado en estos años. Alguno cazan de los que se lucran con el poder (ahí tienes a Matas), pero la mayoría de los gobernantes, por desastrosa y fraudulenta que sea su gestión es totalmente irresponsable.

      ¿Obreros que votan en masa al PP y a CIU? Tal vez se ha perdido la conciencia de clase y la propaganda ha señalado a la izquierda como la fundamental causante de la crisis, cuando ha sido al revés. Totalmente al revés. Zapatero pecó de ingenuidad, uno de los peores pecados que se pueden cometer. Y la gente prefiere a un cabrón conocido que a un ingenuo optimista.

      Pero sí, los tiempos que vienen van a imitar a los años setenta. Espero que para lo bueno.

      Eliminar
  4. Los que usan la violencia para reprimir manifestaciones con como toxicómanos. La droga, su droga, son las porras. Empiezan con poco, pero luego ya no pueden parar. Y la espiral de violencia les conduce a su propio desastre. Nosotros tenemos que insistir en tomar las calles y manifestarnos de forma pacífica, es decir, no caer en la misma toxicomanía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La reacción de la policía viene dada por nuevas instrucciones de sus mandos políticos que no van a permitir lo que sucedió cuando gobernaba el PSOE: que muchos ciudadanos ocuparon las calles en una primavera inesperada. Ahora todo ha cambiado y las consignas del poder es tolerancia cero a la disidencia. Ahora sería imposible de nuevo realizar las acampadas que vinieron con el 15-M. Veremos.

      Eliminar
  5. Yo también espero que explote el asunto por algún sitio, tensión se palpa en el aire.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una calma chicha en la que vemos la que está cayendo encima y nos damos cuenta de que la sanidad y la educación públicas están sufriendo gravísimos recortes que las dejan cada vez más inermes ante las empresas privadas educativas y sanitarias. Este es el modelo del PP. Lo público para los pobres y lo privado para los que pueden pagarlo. Es evidente la deriva, la cuestión estriba es si lo conseguirán sin una oposición importante en la calle, ya que en las instituciones ellos tiene la mayoría absoluta y van a gobernar en consecuencia.

      Eliminar
  6. Es que ha estado todo muy mal planteado. Si un gobierno es como una familia, en vez de aprovechar los años de bonanza en ahorrar para las vacas flacas, se ha llevado a cabo cierto grado de despilfarro. Ahora nos vemos en que apenas hay ingresos por impuestos y en vez de poder tirar de lo ahorrado, encima queremos devolver el dinero que dejamos a deber mientras éramos "ricos". El problema es que las autonomías e incluso el gobierno español no tiene forma de atajar la situación, emitir dinero desde el banco central devaluando la moneda y que así fuera más fácil devolver el dinero.

    Las autonomías no tiene nada más que hacer que intentar ahorrar y disminuir el déficit, y como es más fácil quitarlo a los colegios (eso de la calefacción es un lujo, dicen) que a otros gastos que quizá nos parezcan superfluos a nosotros, pero no a quienes financian las campañas políticas con las que luego convencen a los votantes.

    Me parece un movimiento estúpido eso de aplicar la dureza policial, pero dentro de 3 años nadie lo recordará y la gente en la C. Valenciana volverá a votar estúpidamente al PP. A mí me parece que después de que reeligieran a Camps, los populares ahí se sienten totalmente intocables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demóstenes, me asombra el endeudadísimo ayuntamiento de Madrid que persiste en seguir reclamando celebrar unas olimpiadas que, como sabemos, pueden hundir la economía de un país, como le sucedió en parte a Grecia. A los alemanes no se les ocurrirá organizar unas olimpiadas, pero a nosotros sí, en los tiempos que corren. Creo que no aprendemos.

      En cuanto a Camps, no sé muy bien qué pensar. Buena parte de la sociedad valenciana aplaude y convalida la corrupción del Partido Popular. No lo entiendo. Que alguien me lo explique.

      Eliminar
  7. No sé que pasa pero no puedo hacer comentarios, el señor blogger me los borra todos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa también, y me pongo de los nervios. Procuro irlos copiando mientras escribo. Es una sensación realmente abominable, y uno termina hartito.

      Eliminar
  8. Bueno, ahora parece que la cosa va mejor.
    Bueno, pues te digo que en esta Comunitat Valenciana (Algunos le llaman País Valencià) allá cada cual con sus creencias, pero mal andamos si no nos ponemos de acuerdo ni en el nombre..., bueno, pues eso, que andamos indignados. A mí y a mi mujer, entre los dos nos van a quitar, cada mes, más de seiscientos euros.
    Hay por aquí ruido de sables, de verdad, cualquier día saldremos a la calle...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros también somos una pareja que cobramos de la Genralitat los dos. Por un lado somos afortunados pero por otro nos han rebajado el sueldo a los dos ya dos veces uy ahora nos recortan la paga de junio. Además trabajamos más horas lectivas por menos dinero.
      Si fueramoso una pareja que vivieramos al día nos habríamos arruinado. Aún y así hemos tenido que recortar de aquí y de allá para garantizar que noa fecte a los niños.
      repito , no nos podemos quejar pero la salvajada ahí está.

      Eliminar
  9. Leo algo así y por dentro en mi cuerpo se mueve algo.
    Primero por todo lo que pienso y en el esfuerzo enorme que tendría que hacer para sintetizar las razones que me llevan a pensar como pienso; y si a eso se le suma que ante ciertos sectores conservadores es INUTIL esgrimir argumentos, entonces mi gozo en un pozo.
    Creo que la respuesta a todo esto es la misma historia del ser humano, donde las revoluciones y cambios se han ido alternando con bastante frecuencia. Pero el ser humano es prepotente y olvida (o acaso no las conoces?) las lecciones de la historia.
    Creo que la concienciación empezó de oídas y , a medida que pasa el tiempo, más y más personas se ven afectadas directamente. Y entonces es cuando se actúa. Bravo por los chavales.
    Pero hay un sector importantísimo, cuyo cerebro se limita a procesar lo único que quieren oír, que pasan del tema. Perderán el trabajo, les quitarán la casa... y seguirán pensando que la culpa es de ZP.
    Los policías no son más que maniquíes. En este caso, como un gran sector, ni tienen conciencia de a qué clase pertenecen ni siquiera se lo preguntan.
    Un poquito más de conciencia de clase.
    En fin, este es un vómito quizá desordenado y sin articular y no sé si resumido, pero un vómito rabioso.
    Yo, como ayer, seguiré gritando contra las injusticias.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si te he entendido totalmente, pero sí que me llega ese vómito y tu ansia de justicia. Ojalá que esos muchachos tomen en sus manos las riendas de su destino. Bravo por ellos.

      Eliminar
  10. Sorprendido y esperanzado.
    Se te ha olvidado decir que estas movilizaciones, que comenzaron por no tener calefacción en el Instituto, se dan en una Comunidad que sostiene un evento tan ruinoso como un premio de Fórmula I.

    ResponderEliminar
  11. En el Lluís Vives hice el COU en el año 91. También salimos a la calle a manifestarnos porque no teníamos calefacción (en aquel caso, se debía a que el instituto no había sido reformado desde hacía años); cortamos la calle pero no hubo palos ni porras. Dicen que los estudiantes que ahora se manifiestan lo hacen dirigidos por políticos y profesores, y lo dicen los mismos que ayer negaban que tuviésemos influencia sobre estos jóvenes tan 'pasotas'.
    Como apuntas, lo de la Comunidad Valenciana es terrible. Esto es solo la gota que está colmando el vaso, pues los recortes vienen de largo, solo que pocos se atrevían a denunciarlo en tiempos de prosperidad -que nunca lo fueron para la educación: recuérdese que esta comunidad rechazó el plan Escuela 2.0, para evitarse el gasto en equipamiento-. Los institutos han perdido los programas de atención a la diversidad, hemos multiplicado la ratio hasta límites que rozan el overbooking educativo. Algunos chavales se están dando cuenta de que con el dinero público muchos niños y niñas de clases medias/altas se mantienen en colegios concertados al margen de la exclusión y marginalidad que vivimos en los centros públicos, pues los padres pagan para eso, para segregar, no para "elegir un ideario".
    No sé cómo acabará esto, pero incluso mis alumnos que han sido bastante apáticos en tiempos pasados (aletargados por el buen vivir) empiezan a enfadarse con estos políticos que les están privando de algo que ellos habían considerado normal: una educación con dignidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los indicios llevan a pensar que volverá a haber severos recortes y aumentos de impuestos para rebajar al 4,4 % el déficit que impone la UE. Pero estas políticas de austeridad, de privatizaciones, de recortes, solo llevan al hundimiento de la actividad económica, a aumentar el paro y a ahondar la crisis. A los funcionarios nos ponen como chivo expiatorio, pero a la vez se recortan los presupuestos y las dotaciones de profesores de los centros de modo que deja de haber desdoblamientos, los grupos se hacen demasiado numerosos, y la escuela pública se hunde, como bien dices, en la marginalidad. En mi centro empieza a haber movimiento. Tenemos que lidiar con nuestras divisiones internas, las direcciones caciquiles, y la rémora de largos años de pasividad, pero espero que esto empiece una dinámica nueva, y que si los muchachos actúan lo hagan con conciencia y no solo por dejar de ir a clase, que es lo que sucedía en las huelgas convocadas y que he visto hasta ahora.

      Eliminar
  12. Como he dicho en casa de Vero... ¡A disfrutar de lo votado!
    Unos por activa y otros por pasiva, pero que nadie diga que no sabía lo que iban a hacer.
    Dos opciones: Ajo y agua o tomar las plazas y calles como los egipcios.

    ResponderEliminar
  13. Mi más sincera solidaridad con la comunidad educativa del IES Lluis Vives y mi más sincera solidaridad con todos los valencianos que estos días están tan indignados como yo. Que unos adolescentes se mueran de frío cuando sus políticos -votados por mayorías absolutas repetidamente- compran voluntades, aceptan sobornos impropios, montan redes de favores, invierten en pompas de jabón y construyen vuelos a ningún sitio es, simplemente, wert-gonzoso. No hay palabras, bueno sí: no habrá paz para los malvados... Eso espero, pero no de una Justicia que inhabilita al juez Garzón y declara no culpable al curita y a su número dos. Quizás tienes razón, Joselu: algo se ha encendido en el Lluis Vives y tenemos la obligación de mantenerlo vivo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso el juego que da el título de la película de Enrique Urbizu que bien colocado es un potosí. Pero aún no la he visto, y es una pena. Espero que la repongan.

      Camps vuelve pletórico a las cortes valencianas, obtiene un sobresaliente cum laude en su tesis doctoral en la universidad Miguel Hernández y la trama Gurtel vase desvaneciendo en la nada. Tiempos estos...

      Eliminar
    2. Está bien que menciones lo del doctorado de Camps, una nueva burla que también tiene sus explicaciones. Lástima que la justicia y la ley no sigan caminos ni tan siquiera cercanos.

      Eliminar
  14. Es increíble, Joselu, lo que estoy viendo por TV española 2: son miles de personas en la calle, manifestando, ya no son estudiantes solamente, ni sólo Valencia. Hay padres, profesores y ciudadanos.

    Aquí, a punto de comenzar las clases, se está discutiendo otra vez un salario de miseria para los docentes de escuela pública. Y ya estamos habituados. Estamos acostumbrados al derrumbe de la escuela pública.

    Espero que no les suceda lo mismo: que no se resignen al acostumbramiento a los recortes. El recorte no es la salida, es la puerta de entrada a un laberinto del que no se sale a tijeretazos.

    Cambié de canal para ya no ver más imágenes del espantoso accidente de tren de hoy aquí en Buenos Aires, que también tiene que ver con la negligencia del poder en las cuestiones vitales para los habitantes del mundo: salud, educación, transporte público.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me asombra pero no me sorprende que los problemas en Argentina y España sean los mismos. La progresiva desestructuración del edificio social es la misma en todo el mundo. Estamos todavía conmocionados por la mayoría absoluta de la derecha tras una debacle de la izquierda que no logró llevar a sus votantes a las urnas. Hubo demasiado despilfarro y maneras de nuevos ricos en un contexto en que parecía que todo era posible. En Argentina habéis conocido los tiempos de la plata fácil. Algo así paso aquí también. Todos navegábamos en los mundos de Yupi pensando que el ciclo era eterno. Yo soy un ciudadano normal y en alguna manera no me explicaba cómo podía funcionar así el sistema. Lo veía imposible. Pero los cerebros pensantes gubernamentales y económicos no previeron la gran depresión ni aquí ni allí. Y la solución es la misma medicina que ha creado el problema. Mas liberalismo, más desregulación pero a costa de lo público. Nadie explica cómo las políticas de contención del déficit podrán relanzar la economía si los ciudadanos son cada vez más pobres. Se podría decir claramente que Europa, al menos la Europa del sur se está latinoamericanizando en el sentido de la reducción de las clases medias y el aumento de la distancia entre lo que tienen mucho y los que no tienen nada o muy poco. Se está en ello. Un beso.

      Eliminar
  15. En mayo del año pasado los Mossos d'esquadra cargaron de manera desproporcionada contra los indignados de la plaza de Cataunya. En Junio se repitió una carga semejante ante el parlamento catalán y ese mismo mes hubo otra carga justo ahí, en Valencia frente a la Casa de los Caramelos...
    Exactamente la misma desproporción en la carga que la que ahora han sufrido los manifestantes del instituto Lluis Vives, Es terrible lo que ocurre, terrible, pero...os leo y... ¡¡xD, un poco de objetividad!!

    ¿Alguna diferencia entre esto y antes de diciembre en que entró el PP a gobernar?

    ¿ A caso la ruina de la comunidad Valenciana no ha sido consentida durante todos estos años desde el gobierno central por el PSOE? exactamente igual que la catalana y la de las demás.

    ¿ A caso la crisis no empezó en el año 2.008 ? ¿a caso los recortes no comenzado en Mayo de 2.010 con el sueldos a los funcionarios?

    Llevamos más de 4 años así y ahora toca echarle las culpas a los del PP, como antes se le echó al PSOE.

    Me aburre este empeño ciego y constante de querer ver siempre a unos mejores o peores que a los otros, dependiendo de que ideología se tenga. Antes el malo era ZP, ahora RAJOY... ¿de verdad RUBALCABA haría algo diferente de lo que hacen estos? ¿de verdad había alguna alternativa a esto, el 20N?


    Para mi todos han venido haciendo lo mismo desde siempre y seguimos en más de lo mismo, no hay cambio, no hay novedad alguna, todo previsible y cantado...corrupción con el PSOE, corrupción con el PP, promesas incumplidas de unos y otros, recortes y abusos con unos y lo mismo con los otros, paro con unos y con los otros. Manipulación antes y después e interpretación interesada antes y ahora. Que alguien me explique la diferencia porque yo no la veo por ninguna parte.

    No hace falta ser ninguna lumbrera para ver que Gracia, Italia, Portugal todos los PIGS de Europa estamos igual... Desde hace mucho, estamos teledirigidos desde Alemania, seguramente ellos por la banca internacional y todos consentimos esto, toooodos los partidos sin distinción lo consienten, quien no lo quiera ver, allá él.

    Siento muchísimo lo que les ocurre a estos chicos del instituto Lluis Vives, siento que no tengan calefacción y siento más aun, que nadie se preocupe por ponérsela en lugar de usar y manipular estos abusos, políticamente, como siempre sucede en este país.


    Se encendió una llama el 15 M y se apagó porque se manipuló políticamente por unos y por otros, ahora se enciende esta en Valencia y sintiéndolo mucho se pagará, por el mismo motivo y me da mucha pena, mucha.


    Un beso grande JOSELU, lo siento, no había comentado para evitar decir esto... ¿ves? quizá aquí también debiera ponerme el disfraz, pero no me siento en terreno enemigo;-) aún así, perdón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y entonces, María, ¿qué hacemos, qué pensamos, hacia dónde vamos? Porque en tu discurso no hay ninguna salida ni ninguna propuesta y si un claro vaticinio de que moverse es inútil y que criticar es vano porque siempre todo es lo mismo. El 15-M con toda su imperfección se enfrentó al duopolio PP-PSOE y al conjunto de los partidos. No se le puede acusar de partidismo. Pero lo cierto es que fundamentalmente hirió de muerte a la izquierda. Los votantes del PP son los mismo que perdieron las elecciones hace cuatro años, pero esta vez han tenido mayoría absoluta, porque los de izquierda nos quedamos en casa, votamos en blanco, nulo o votamos a partidos testimoniales.

      ¿Es posible otra política distinta a la de contención del déficit que lleva a los recortes? No lo sé, María. Tal vez si gobernara la izquierda se vería obligada a hacer lo mismo. Pero no gobierna y la sociedad espera la articulación de un discurso distinto y que ejerza de oposición razonable pero oposición, y desde luego debe aprovechar todos los flancos posibles para ir desgastando al PP, lo que va a ser difícil dado el punto en que partimos. ¿Qué hacemos? ¿Nos seguimos quedando en casa, desmoralizados, entendemos los porrazos de la policía, y entendemos que lo que sucede es que es Alemania quien marca el juego? ¿No es necesario un argumentario de izquierda -forzado o no- que ponga de relieve la destrucción del edificio social y que aliente la rebelión intelectual contra los modos y los objetivos del neoliberalismo? Es posible que no se pueda hacer nada, pero eso no impide que se intente hacer como si fuera posible. No es maniqueísmo, es elección de un campo de juego. Quien piensa filosóficamente que derechas e izquierdas son lo mismo, no cabe duda de que es de derecha.

      Me alegro de poder polemizar contigo, pese a nuestras diferencias. Es un placer argumentar y debatir libremente. Esta es tu casa, por supuesto.

      Besos.

      Eliminar
    2. Siento decirte JOSELU,

      que hoy por hoy pienso, salvo que alguien me demuestre con argumentos sólidos lo contrario, que la izquierda y la derecha de este país, ejemplificada en el PSOE y el PP , se han comportado exactamente igual en lo fundamental, sus diferencias han sido sólo de matiz, en cuestiones meramente anecdóticas y de mera forma, y esto siendo muy generosos.

      Una cosa son las ideas JOSELU, otra, la puesta en escena por los partidos de esas ideas, te repito... PP y PSOE idem... de idem :-)

      Y siento decirte que yo, ni soy de izquierdas, ni de derechas, así que tu conclusión en mi caso, lo siento, pero está equivocada.

      En casi tres años que nos leemos creo que tanto tú a mi, como yo a ti, nos situamos bastante en cuanto a lo que queremos para este país, que en mi caso y para que no tengas dudas se reduce a reparto justo de las riqueza, protección y bienestar social, igualdad de oportunidades para todo el mundo y respeto en todo y para todos ¿de qué color soy? :-)

      Y no, JOSELU, te equivocas otra vez si me has entendido que digo que hay que quedarse en casa naaaaaada más lejos. Me ilusioné como la que más con el 15M, en mi pueblo estuve con ellos y en lo que pude y aquí no puedo comentar, colaboré con ellos. Exactamente igual que ahora estoy con la gente que se manifiesta en Valencia, me parece más que justo que lo hagan y lo aplaudo.

      Critico la manipulación tan tremenda que se hace de estas manifestaciones de hartazgo general... porque es lo que ejemplifican en la calle.

      Critico que se les coloque una bandera, unas siglas o un color, cuando a la calle sale gente de toodas las ideologías, gente que está harta de los políticos ¡¡de todos!! harta de que para salvar el sistema financiero vigente, se exprima al pueblo y a los más débiles, harta de que se proteja a una banca que es la que nos ha metido en esta crisis a todos y siempre gana... harta de corrupción, de la manipulación y de que los grandes cada vez sean más grandes y los pequeños más pequeños.

      Me molesta que de este hartazgo se apropie la izquierda, tanto como si se lo apropia la derecha, porque el hartazgo es general, no tiene color. Yo, tampoco JOSELU.

      Si surgiera un liderazgo claro que se situara al frente de estas manifestaciones, sin color, sin siglas y sin nada contaminado...¡¡tooodos lo apoyaríamos!! yo, la primera.


      Ojalá me haya explicado mejor ahora, no sé hacerlo mejor, lo siento.



      Un beso grande JOSELU, creo que a ti y a mi nos diferencia sólo una cosa, tú te pones color, yo no... el fondo, es muy semejante y sí, aquí me siento como en casa, muchas gracias.

      Eliminar
  16. Hola Joselu,
    Gracias por tus palabras, como siempre, acertadísimas.
    Como Antonio, yo fui a la huelga del IB Benlliure en el 88-89, el viejo Benlliure se caía a trozos y por supuesto los radiadores oxidados. También pasamos frío y cortábamos la calle aunque, entonces, con los profesores también en huelga. No lo recuerdo con terror. Ahora las circunstancias son otras. También pasan frío pero hay mucho más en juego porque lo que está amenazado es todo el sistema público educativo, sanitario...
    En mi opinión hace falta reflexionar, ser críticos con nuestro entorno y con nosotros mismos. Veo en la crisis una oportunidad. Una oportunidad de hacer autocrítica. Ya sabemos cómo han actuado y cómo actúan los políticos y los que nos gobiernan y también hemos visto quién ha ganado las elecciones. Las mayorías no ven lo que yo veo pero tampoco voy a pensar que yo soy mejor por eso. Soy diferente. Hay mucha gente que es diferente.
    Esta crisis es económica pero sobre todo es de valores y los que pensamos diferente hemos de trabajar por que nuestro mundo no se desmorone y nos impongan unas normas que no hemos elegido. Hay que cambiar y para ello hemos de tomar decisiones, para tener oportunidades y poder cambiar.
    Un abrazo,
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el gran problema: articular un discurso desde la izquierda con algo de verosimilitud. Cuando oigo a miembros de IU tengo la impresión de estar escuchando al clérigo con el catecismo antiliberal. No me ofrece ninguna confianza, es como si no entendiera el mundo en que estamos o que planteara cuestiones que son vana retórica. No sé cuál sería ese discurso. Supongo que por eso naufraga la izquierda europea y los socialistas tienen tantas dificultades de resultar creíbles. La derecha ultraliberal tiene claro en su credo que lo público ha de ser laminado. Es costoso e ineficiente. Lo dejarían solo como mecanismo social de contención y fomentaría que la sociedad se decantara hacia modelos privados sanitarios y educativos que sí supondrían una selección de la masa depauperada. Van desmontando poco a poco el edificio social hablando de productividad, rentabilidad, eficiencia, competitividad y selección social. Hay que saberlo. Están en ello. Entiendo que hay que ser críticos con nosotros mismos y no caer en discursos simplistas y esquemáticos. Este es el peligro de la izquierda. Pero no sé cuáles deben ser los nuevos planteamientos. Un abrazo.

      Eliminar
  17. Para mí Valencia es algo enigmático hoy me acuerdo de Millans del Bosch y me sorprende el nuevo caso de corrupción con dinero de cooperación. No entiendo como puede ser tan conservadora, por lo menos a nivel electoral.
    La he visitado en dos ocasiones he estado en la Malvarrosa en locales autogestionados que no sé si seguirán en pie. Tengo recuerdos para nada reaccionarios de sus gentes. No sé. La verdad es que no entiendo nada.
    Valencia puede ser un banco de pruebas neoliberal que desafortunadamente está pagado la cuidadanía.
    Un abrazo:
    GRK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valencia es también un misterio para mí. Y mira que es hermosa la tierra valenciana. A veces pienso que el escoramiento radical hacia la derecha es por un factor de confrontación con Catalunya y el pancatalanismo que la integra quiera o no quiera en sus mapas. No sé. Un abrazo.

      Eliminar
    2. El triunfo de la derecha en Valencia (y ahora en todo el territorio) responde a muchos factores: la incapacidad del PSOE de ofrecer una alternativa de gobierno real, la deriva ideológica de las izquierdas hacia un nacionalismo victimista, la conciencia de muchos valencianos de que todos son unos ladrones pero quienes lo son de pura cepa ya han robado suficiente, etc. Basta darse una vuelta y preguntar a los ancianos del lugar para encontrar un discurso parecido al del sur de Italia: "fulanito es un ladrón, pero es de los nuestros". Difícil de entender, pero comprensible cuando muchos ven que la alternativa es un ente difuso, sin energía.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...