Páginas vistas desde Diciembre de 2005

domingo, 6 de marzo de 2011

En Venecia


Hola, amigos, me temo que estos días no tendré ocasión de atender mi blog ni otros amigos. Me voy a Venecia a pasar la Semana Blanca.

Os dejo un enlace al blog Fantasía de cortos en que he publicado un post a propósito de un corto que me resulta sumamente interesante. Me encantaría que os pasarais por allí y me dijerais lo que pensáis. Cuando vuelva me comprometo a contestar a todo el mundo. Y procuraré también pasármelo genial y disfrutar por vosotros.

MADAGASCAR, CARNET DE VOYAGE. 

17 comentarios :

  1. Y eso de la semana blanca? por el sur no tenemos...

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Venecia!! he ido dos veces y volveré. Buen viaje y un abrazo a toda la familia. Lola

    ResponderEliminar
  3. Lo de la semana blanca no era para ir a la estación de esquí más próxima a echar unos días con los muchachos, que conocieran la nieve y ocuparan plazas hoteleras en temporada baja? Igual estoy equivocado, o es que ya el fenómeno vuela solo, desligado de sus orígenes. En fin, que lo pases bien. Haz fotos.

    ResponderEliminar
  4. Aprovecha para visitar también Burano. Es una islita cercana. Verás cómo puedes ponerte a la vera del tierruño y casi tocar el mar.

    Aprovecharé tu ausencia para visitar las últimas entradas que no he podido leer. Tu ritmo de publicación es tan fecundo que no alcanzo a estar al día de tus reflexiones.

    Ciao

    ResponderEliminar
  5. Mmmmmm ¡¡JOSELU, no sabes la envidia que me das!!

    Espero como prometes que lo pases genial allí -eso seguro- y sobre todo disfrutes muchísimo... por ti y por la montonera de gente a la que nos dejas aquí esperándote con los dientes larguísimos:-)


    ¡¡MUY FELICES VACACIONES BLANCAS Y VENECIANAS!!

    Veremos esos cortos, no te preocupes.

    Te tendremos tooodos los deberes hechos a tu vuelta, no vaya a ser que nos catees:-)


    Muuuchos besos JOSELU y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  6. Quizá pueda usted aprovechar esta semana para reflexionar sobre un tema que quizá sea impopular en un blog como éste, con tanto profesional de la educación: gozamos (gozan ustedes) de un calendario lectivo de alrededor de 170 días, uno de los más breves de entre los de los países avanzados. En Alemania los profesionales de la educación trabajan más de 200 días al año (y más horas a la semana), al fin y al cabo como cualquier otro trabajador aquí... salvo los que se dedican a la educación, claro.

    No sé, quizá estoy equivocado, pero veo una relación entre fracaso educativo y número de días lectivos, y se me ocurre que una forma de mejorar el sistema educativo sería que luchaseis por un calendario de 190 días como el de Finlandia. Pero claro, puede que sea una memez mía. ¿O envidia? Desde luego envidio que mientras vuestros hijos están de vacaciones podáis estar con ellos casi todo el tiempo mientras que la mayoría les dedicamos un mes apenas, y luego poner un presupuesto económico extra en actividades, las que sea,n con tal de que estén entretenidos y medianamente cuidados. Pero hablamos de fracaso del sistema educativo, que así nos va. Venga, piedras a mí.

    ResponderEliminar
  7. Feliz Semana Blanca y feliz Carnaval. Espero que no esté inundada la Plaza de San Marcos como me ocurrió la última vez que estuve...

    ResponderEliminar
  8. Buen viaje, compañero. Vuelve con pilas cargadas para todos :-)

    ResponderEliminar
  9. Te deso que tengas un buen viaje y que disfrutes de las excelencias de esta ciudad maravillosa.
    Los cortos se los voy poniendo al curso de mi tutoría, y algunos no los entineden, pero luego, entre todos algo sacamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Pues es una pena que el corto no se pueda ver... porque tenía muy buena pinta
    Disfruta de Venecia (con una pinza en la nariz) y vuelve para contarnoslo a todos
    Besos, todos los posible desde el Pirineo en que la semana blanca sigue siendo blanca
    ¿por cuanto tiempo?
    Los polos se derriten a más velocidad de la esperada. Pero ¿a quién le importa?

    ResponderEliminar
  11. Hola, amigos, ya estoy de vuelta. Gracias por vuestros comentarios. He disfrutado de Venecia aunque bien merecerá otra visita para ver sobre todo más arte. He callejeado perdiéndome en el dédalo de callejones, puentes y canales que constituyen Venecia. En mi próximo post hablaré de algunas impresiones de mi estancia en esta bellísima ciudad.

    En cuanto a Alejo Urzass, que esperaba piedras sobre su comentario, ya has visto que no ha sido así. Creo, sin embargo, que la percepción que tienes sobre el calendario escolar no es muy precisa. No hay una diferencia sustancial en cuanto a días lectivos en España respecto a otros europeos. La semana blanca sobre la que nadie nos ha pedido nuestra opinión (y que en mi caso sería desfavorable) fue a cambio del inicio del curso una semana antes al menos en Cataluña. Además el nuevo Govern de la Generalitat ha decidido suprimir esta extraña semana y el próximo curso no tendrá lugar.

    En cuanto al calendario escolar de Finlandia y su relación con el éxito escolar, es una correlación de argumentos muy endeble. Tengamos en cuenta asimismo la diferencia de temperaturas y calor estacional. Alejo, cuando llega mayo y junio, y también en septiembre, las aulas en España se convierten en hornos en los que es casi imposible mantener la concentración por la asfixia que supone. Apenas hay ventanas por motivos de seguridad, no hay aire acondicionado, y te aseguro que es otra realidad diferente a la de Finlandia. Creo que hay muchos bulos sobre la buena vida de los profesores y que muchos son difundidos por malos entendidos. Muchas veces los padres no pueden con sus hijos adolescentes. Un profesor ha de manejar a treinta en plena época de la rebeldía enfrentándose a los malos modos, a la apatía y a la pereza y desidia. No es fácil y menos con treinta y tantos grados de temperatura en el aula. Te invitaría a que estuvieras presente en esos hornos que son las aulas españolas en determinadas épocas del año, y que compares el nivel cultural medio de una familia finlandesa con una española. En todo caso son modelos de éxito escolar también Shangái, Corea, Hong Kong a los que no citas, pero nadie ha sugerido que copiemos sus modelos basados en una fortísima disciplina que no existe en España. No es fácil ser profesor y desde muchos lugares se experimenta la crítica, la desvalorización y el desprecio hacia nuestro trabajo que es desconocido y censurado por motivos que sólo suponen desconocimiento de la realidad de lo que pasa entre esas cuatro paredes. Te recomiendo, si no la has visto, la película francesa La clase. Es un buen ejercicio de realismo que no llega a ser lo suficientemente duro como es en directo. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  12. Joselu, primero de todo me alegro de que su viaje haya sido fructífero como parece. De pronto me he sentido un poco mal por mi comentario porque mi intención no era obligarle a justificarse (¡ni mucho menos!) sino a abrir ese melón que huele tan mal.

    No es en concreto esa semana blanca. Es la no consecución de un logro. Es posible que lo razonable fuera que tuviéramos todos (trabajadores) 6 meses de vacaciones, pero la mayoría disponemos de un mes. Me parecería una tomadura de pelo que habiendo retraso en el sistema judicial cerraran dos meses al año, más dos semana en navidades, más otra en semana santa. O que habiendo listas de espera en la sanidad pública pasase otro tanto de lo mismo. Entonces ¿dónde están los logros que les permiten a ustedes tanto relajo?

    Pero además, en la educación esta autoindulgencia es definitivamente nefasta, porque no estamos hablando de "productividad" sino "adiestramiento" ¿Se imagina usted a un joven Paco de Lucía sin coger la guitarra dos meses?

    No he planteado lo de Corea etc, porque el salto "cultural" es demasiado grande y la fuerza del ejemplo se pone en peligro, pero me alegro de que lo saque. Los extremos son malos, un exceso de disciplina en la educación puede conllevar, quizá, un daño en el terreno de la felicidad, y tampoco se trata de eso. El mismo Paco de Lucía creo que dijo alguna vez haberse sentido infeliz ante tanta disciplina. Pero es buen ejemplo es para contrarrestar la queja de que en verano no se puede trabajar porque las aulas son un horno. Y por cierto, ¿sólo las aulas? el calor no afecta a otras profesiones? ¿En Galicia entonces sí podrían meter más horas? ¿Y en Finlandia no deberían cerrar en Enero cuando las aulas son una nevera?

    Pasaron esa película (La clase) por televisión y me gustó. Deja cierta desazón, lo que era previsible. Y aún se tiene la sensación de que allí existe mayor respeto del que existe aquí. Es cierto que no parece nada fácil ¿pero piensa usted que los que nos dedicamos a otra cosa que no sea educación no tenemos que lidiar con lo nuestro, y durante 8 horas y durante 11 meses? Y además dedicarnos también a la educación de nuestros hijos cuando salen de las aulas, teniendo en cuenta que están mucho más tiempo fuera de las aulas que nosotros fuera del trabajo.


    Bueno Joselu, ya habrá ocasión de retomar este tema, dado que ni trata de Venecia ni se han visto ánimos.

    ResponderEliminar
  13. Por cierto, piedras no, pero una bronquita suave si me llevé en mi propio blog. Nada malo, al contrario.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...