Páginas vistas desde Diciembre de 2005

martes, 8 de marzo de 2016

Habría que derribar las paredes de las aulas


La Flipped Classroom es un invento prodigioso, al menos para mí. La clase se libera de esa rémora que es la explicación de un tema por el profesor, algo que se me había hecho a lo largo de mi historia como uno de los momentos más insufribles, ya que se es consciente de la tensión del aula que no fija su atención y se distrae permanentemente si no es que ya se produzca una desconexión ante las palabras del profesor que no para de ver movimientos e interrupciones de todo tipo que contrapuntean la explicación. Y ya sabemos que una explicación debería ser esencialmente breve. Es raro que puedan mantener los alumnos la atención más de doce minutos en algo, si es que esa atención se produce. Claro que hay excepciones, esos alumnos ideales que siempre existen que tienen una capacidad de atender mucho más desarrollada, pero no es lo general.

Así que no tengo que explicar teoría. Aleluya. Esa se la doy por medio de vídeos que ven en casita cuando están solos y sin distracción. Toman apuntes que me entregan al día siguiente. Unido al vídeo hay preguntas que deben contestar. Lo he explicado en múltiples ocasiones, pero no he resaltado lo libre que se convierte la clase sin ese peso alevoso de la teoría. ¿Qué se hace en clase, pues? Profundizar, dedicarnos a aprender, fomentar la curiosidad, hacer esquemas y mapas mentales, ejercicios de léxico, retos de escritura –que les encantan-, y, últimamente he descubierto a través de mi cuenta en Netflix, la plataforma de series y películas a que me he suscrito, que hay una sección dedicada a los documentales. Y los hay muy interesantes sobre todo tipo de temas en general con un enfoque avanzado en la conciencia planetaria, y muchos protagonizados por jóvenes que quieren cambiar su modo de estar en el mundo. Otros son sobre el cambio climático, el trabajo esclavo, las drogas, música ... Actualmente les estoy pasando un vídeo sobre una muchacha de su edad -14 años-, Laura Dekker, que en 2010 protagonizó, tras una lucha en los tribunales, su sueño de dar la vuelta en mundo en solitario en velero. El vídeo refleja los dos años de su periplo en solitario y los lugares en que recaló mientras recorría los tres océanos del mundo a la vez que nos va contando su historia, su relación con sus padres, el día a día en el barco, trufado con expresiones juveniles que ellos encuentran cercanas, sus muecas, su forma de pasar el tiempo en larguísimas singladuras de más de veinte días sin ver tierra.

El vídeo está en holandés e inglés y tiene subtítulos en castellano. Es prodigioso el interés que tiene para ellos este vídeo. El ambiente en la clase es de atención total aunque van planteando preguntas de cómo podía hacer tal y tal cosa la protagonista. La figura de Laura, que tiene su misma edad, repito, es de un magnetismo poderosísimo para ellos. ¿Quién no ha soñado liberarse de las clases y hacer lo que uno quiera? ¿Quién no ha tenido sueños de libertad total que parecen irrealizables? Levantarse cuando uno quiera, comer a la hora que quiera, no soportar a profesores aburridos ni a padres pesados. Ella, Laura, logra todo eso. Consigue patrocinios para su viaje y se lanza, con el apoyo de su padre, a recorrer los siete mares en soledad. Pero cuando llegue a sus escalas también pasará días y días en diferentes lugares compartiendo su pasión con personas que la harán de su familia. Todo esto nos lo cuenta el vídeo. Sus dos años de vacaciones en un tiempo en que ellos tienen que estar atados a la silla, obedeciendo todo tipo de órdenes, horarios, materias cuyo interés no entienden y no sé si entenderán algún día. Laura es una heroína para ellos, les deja boquiabiertos. Es posible la aventura en el mundo. Es posible realizar los sueños, pero para eso hay que tenerlos y poseer una extraordinaria fuerza mental, como Laura. No es fácil estar en soledad tanto tiempo, a merced de las tormentas, las corrientes, la lejanía de todo lo suyo. Laura toma en sus manos su vida y hace con ella lo que desea. Es una muchacha como ellos que anhela vivir en libertad, tanto que al cabo de los dos años, es imposible que esta muchacha vuelva a la vida normal, en un instituto encerrada. ¿Quién lo haría? ¿Quién, después de haber dado la vuelta al mundo durante dos años, aceptaría pasar las horas que pasan nuestros alumnos inmersos en un sistema de enseñanza coercitivo en un tiempo en que se anhelan aventuras y se tienen sueños?

La sociedad es profundamente represiva. Se nos encarcela durante quince años de enseñanza obligatoria aprendiendo algo que en el noventa por ciento es inútil. Los adultos estamos controlados por los bancos, por Hacienda, por las farmacéuticas, por las hipotecas, por la industria del automóvil, por el miedo en general a perder. Y creemos que nuestros hijos deben vivir también en una cárcel para poder colocarse algún día en algo que les permita tener hipoteca, créditos, automóvil, vacaciones express, jubilación... Y creemos que esa es la vida, estar siempre encerrados haciendo lo que otros nos dicen. Es lo que enseñamos en la escuela. El mundo se ha hecho profundamente opresivo. Vivimos más, es cierto, pero lo hacemos controlados y aceptamos ese control en aras de la seguridad, de modo que legitimamos la coerción como modo de vida. Eso es la escuela, un secuestro legal durante quince años por lo menos para hacerse un hombre o mujer de provecho. El provecho que otros han ideado para nosotros.

La fascinación que les produce Laura Dekker es por eso. Es como ellos, exactamente como ellos, pero se ha escapado y es libre. Vive su pasión por el mar en absoluta libertad, habla idiomas y tiene una cultura vital y cultural a través de su formación emocional y sus viajes que es totalmente imposible de adquirir en un aula, lugar en que sospecho que solo se aprende el miedo.


Yo, si pudiera, crearía un espacio que sería exclusivamente para ver documentales sobre naturaleza, biología, experiencias llevadas a cabo por jóvenes de carácter libre y solidario, la realidad del mundo en todos los sentidos. Algo que abriera ventanas a lo que pasa fuera. Habría que derribar las paredes de las aulas. Algo.

26 comentarios :

  1. No conocía la historia de esta chica, desde luego es increíble, y por supuesto atrayente para tus alumnos, hasta para mí, y para ti. Seguro, cuantos nos gustaría llevar esa vida, hacer realmente lo que queremos, lejos de ataduras, hipotecas, cámaras de vigilancia (como la que han puesto en mi empresa este fin de semana sin avisar), sin tener que aguantar a jefes absurdos incoherentes y avariciosos, deseosos de subir, y dispuesto a arrastrarse y hacer arrastrar a los de debajo por ello. Lejos de direcciones retrogradas con demasiado afán de protagonismo. Lejos de reuniones de escalera, lejos de día de compra, de días de limpieza, lejos de cajeros automáticos, bancos, lejos de los cerdos que llevan las inmobiliarias que intentan engañarte cuando te venden o compran un piso, lejos de compañero de trabajo pesados, que te hacen la vida más difícil creyéndose que obran por tu bien, tíos pesados que te recomiendan un puto móvil y esperan que les estés agradecido 100 años!!!. Lejos de amigos que se echan pareja y desaparecen de tu vida sin más. Lejos de familiares que complican la vida a los que solo quieren vivir tranquilos. Lejos de papa que me obliga a hacer los deberes y estudiar, y solo me deja ver media parte del Madrid-Roma que dan por la tele. En fin Joselú, quien fuese Laura Dekker, y no me extraña que lo piensen tus alumnos, lo pienso yo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es un documental que vi a la hora de la cena durante un par de días o tres para no ver la televisión y la miseria informativa. El problema es que es subtitulado y eso no gusta a mis alumnos. Sin embargo, cuando empecé a pasárselo sentí su pasión por él, tanto que todos los días me dicen que si vamos a seguir viéndolo. Supongo que Laura Dekker hay una y el mundo se compone entre algunos como ella que hacen lo que desean y otros miles de millones que hacemos lo que podemos con mayor o menor gracia, sea lo que anhelamos o no. Ella nació en el mar cuandos sus padres daban la vuelta al mundo. Su madre odiaba navegar. Se separaron sus padres y ella se quedó con él, por eso precisamente, porque era un friki del mar. Su historia me resultó muy estimulante y alucinante. Pensar que Laura es cinco años menor que mi hija mayor, seis cuando quiso llevarlo a cabo. Pienso en su padre y siento algo como incredulidad de que él permitiera este viaje. Pero lo hizo. Apoyó a su hija y esta lo llevá a cabo. Es algo que me deja estupefacto. Enfrentarse al océano, a la noche, a la soledad. ¡Qué fuerza mental que tiene que tener esta muchacha! No me extraña que mis alumnos estén prendidos de la historia. ¡Quién no quisiera haber sido lo bastante -no sé cómo llamarlo- como para tener las ideas tan claras, tener tanta determinación y haber vivido las circunstancias propicias para hacerlo.

      Alucinante.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo.
    Navegar sola alrededor del mundo ...!!! Cada minuto es como cien clases. Se aprende de Tofo y se aprende porque es patente que es necesario. Qué visión del mundo tan completa la de Laura!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que te gustaría porque tú también has navegado. ¡Qué maravilla! A mí nunca me ha tirado el mar. Soy de tierra adentro y siempre lo he visto desde fuera, y cuando he estado en el mar no me he sentido muy cómodo. Hace bastantes años estuve en los mares de Alaska perdido durante una travesía en una barca a motor, sin saber si podríamos orientarnos por la espesísima niebla que había. Fueron horas de zozobra y no teníamos alimentos para mucho más tiempo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Veo que has cambiado la foto de la chica, todo un acierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he cambiado varias veces porque no logro encontrar una foto que sea del tiempo en que ella llevó a cabo el viaje. Esta y las anteriores son imágenes de ella mayor. Era una cría como mis alumnos de tercero de ESO. El viaje fue a partir de 2010, de modo que ella tendrá ahora veinte años aproximadamente.

      Eliminar
  4. Los absentistas, sin embargo, suelen acabar viviendo sus pesadillas, más que sus sueños... Al otro lado de las paredes del aula, según cómo se salga de ellas, suele hallar uno más de las primeras que de los segundos. La historia me trae a la memoria el viejo debate de la "ejemplaridad" de los "modelos", de las "vidas ejemplares", de las que he descreído siempre. A su manera, es como esas iniciativas, por ejemplo, para "rescatar" socialmente a través de la música, pongamos por caso, a jóvenes en peligro de caer en la delincuencia o en las numerosas trampas de la drogadicción... Se rescatan a 60 jóvenes, digamos, pero la iniciativa, aireada mediáticamente con todo lujo de detalles, parece que sea una suerte de varita mágica para "redimir" a miles, cuando no es así. A mí me parece que tus clases actuales, como las antiguas, han abierto espacios de libertad muy superiores, dentro de esas paredes, a los que podrían hallar al otro lado de ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil hacer un balance de tantos años. Tú pareces tener claro cuál ha sido tu aportación a las aulas -con toda su casuística- en en área de la expresión y la comprensión. Conozco bien tus estrategias. Sin embargo, yo he partido de planteamientos muy distintos y mi larga trayectoria -que comenzamos juntos- me ha llevado a ensayar modos muy diferentes de idea de aula, centrada fundamentalmente en la literatura, verdadero eje de mi profesión. Hay días que tengo una percepción mejor de mi aportación y otros que no. Hoy es uno de estos últimos. Mi asistematismo ha sido un modo de funcionar que ha podido beneficiar a unos y perjudicar a otros. Solo puedo contemplar este recorrido y pensar que hubo cosas buenas y otras no tan buenas. Eso sí, he procurado que la atmósfera de aula fuera siempre de diálogo -cuando ha sido respetado- y de recepción del mundo mental de mis alumnos que he querido siempre potenciar. En fin, mi post tenía mucho de pensamiento utópico, claramente inaplicable. Cada uno tiene su camino. Laura Dekker tuvo un gran coraje para afrontar el suyo a una edad en que pensamos que son muy niños para hacer algo con dimensión.

      Eliminar
  5. Joselu desde luego mira que disfruto leyendo tus entradas. Creo que las escuelas y los institutos en muchos casos se convierten en un lugar insufrible tanto para los chico como para los profesores. Los muchachos y muchachas van con resignación y parece que solo disfrutan cuando falta un profesor, se aburren, y no pocos se tornan conflictivos. Pienso que es fundamental que cambien muchas cosas para que la escuela se torne liberadora y no reproduzca la miserias que vemos a diario. Creo que tu planteas en tu clases cosas muy interesantes y que en esa linea es como se debe trabajar.
    No se cual es la mejor fórmula. Pero me pregunto como nos sentiríamos nosotros, los adultos, si nos obligaran a estudiar durante un montón de horas en un lugar donde nada nos motiva.
    Pues esto en cierta medida es lo que pasa.
    Un saludo y como dice la entrada habría que derribar la paredes de la aulas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un problema social, de mecanismo social que se sitúa en una sociedad coercitiva. En tribus amazónicas o africanas a los catorce años se es ya un adulto y un guerrero. Pero en nuestra sociedad hemos prolongado el estado adolescente hasta los cuarenta años en muchos casos. Y nuestros pupilos son tratados como niños y ellos se acostumbran a ello. Muchos están donde no debían estar, perdiendo el tiempo en las aulas. Otros se preparan para un futuro en el que hace falta tener un título que ahora nos dicen en empresas tecnológicas que no sirve en principio de mucho, porque van a valorar a los aspirantes de un empleo por lo que sepan hacer y no por sus títulos. Algo bastante lógico. Entretanto hay que tener a sectores de la población controlados, ubicados enseñándoles cosas inútiles en una gran parte de los casos. Y que ellos no aprenden en su mayor parte. Los guerreros son sedentarizados en la sociedad urbana. Sedentarizados y allanados para hacerlos entrar en la sociedada competitiva que van a vivir y de la que no sabemos nada. No tenemos la menor idea de qué pasará el año que viene, como para saber qué pasará dentro de veinte años. La sociedad, su estructura no está creada para general individuos libres aunque toda la parafernalia pedagógica habla de crear individuos críticos. Es imposible. Estamos en manos de los bancos. Toda nuestra vida está unida a los bancos. Es una falacia. Yo ahora que me voy puedo hablar con libertad. Aunque desde luego todo lo que he escrito es pura utopía. Sé de sobras que nada es posible en otro sentido a menos que seas Laura Dekker. ¡Qué genial la muchacha! En cuanto a derribar las paredes de las aulas, qué decir, el sistema necesita que estemos controlados y encerrados.

      Eliminar
  6. De acuerdo en la filosofía. Cuando se es profesor en un sistema como este se está atado a los resultados convencionales. Ahora bien, como yo también me he planteado eso sé que resulta un tanto contradictorio con la condición de funcionario. Los que se lanzaron a renovar la forma de educación tradicional construían sus propios espacios. Te animo a hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que es tarde ya y supongo que por inventar todo está inventado. Solo he escrito de forma liberatoria sin ánimo de asumir el proyecto de llevarlo adelante salvo como funcionario en las aulas. Lo he intentado todo dentro de ellas. Ahora tendré que irme fuera de ellas.

      Eliminar
  7. No sé, Joselu, ayer leí la entrada y no sabía qué contestar. Supongo que mi actitud es la misma que conservé a lo largo de mi trabajo todos estos años: circulaba por la autovía y en cuanto podía, me desviaba por carreteras secundarias para admirar el paisaje, ¡y para tantas otras cosas!
    Mi "doble curriculum" que decía yo; "enseñar peligrosamente", "vivir en el filo de la navaja"... Todos esos nombres jocosos le he dado a mi manera de dar clase.
    Parece que en el fondo, la mentalidad del funcionario, como dice arriba un comentarista, es más fuerte de lo que pensaba.
    Siempre me ha preocupado no dotar a mi alumnado de un "corpus" académico con el que enfrentarse a la vida, una cultura básica, reglada y no a salto de mata, como podría pasar si me dejo llevar por lo que a mí me interesa o por lo que creo que a ellos debería interesarles. ¿Cómo dejarlos "desnudos" ante lo que vendrá después? En mi caso era el instituto, la universidad...
    ¡En fin, mientras no cambien los planes de estudios, las metodologías,... no cabe otra cosa, creo yo, que lo que haces. Asegurar lo dogmático y propiciar lo marginal: buscar ese equilibrio es lo que te hace un gran profesor.

    Shalom

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo. Hay un programa con que hay que cumplir. Lo conozco y sé qué se van a encontrar mis alumnos cuando yo me vaya. Paradójicamente, han visto toda la historia de la literatura española hasta la ilustración en un trimestre, algo que era imposible con un método tradicional. Ahora estamos con la sintaxis y avanzamos a buen ritmo. Espero llegar dentro de poco a las oraciones compuestas por subordinación. Hemos hechos decenas de análisis y practicamos todas las semanas el análisis con los fundamentos clásicos conocidos.

      No se me ocurriría dejarlos inermes dedicándome solo a las carreteras secundarias como bien dices. Pero lo cierto es que con la clase invertida se avanza más rápidamente, es más dinámica.

      Eso sí, no puedo responder, ni ningún profesor puede hacerlo, de lo que retendrán de toda la información que han recibido. Hay alumnos que tienen una memoria prodigiosa y retienen prácticamente todo y hay otros, muchos, que no retienen demasiado o casi nada.

      En la operativa que estoy desarrollando se puede cumplir con el programa y avanzar por carreteras secundarias.

      ¿Los resultados? No lo sé, francamente, pero de un modo tradicional solo lograba producir aburrimiento y cansancio. Creo que puedo estar contento. Pero sí, totalmente de acuerdo con lo que dices. Lo dogmático y lo marginal deben estar equilibrados.

      Namasté.

      Eliminar
  8. La clase invertida es menos conocida, pero esto otro está muy trillado. Lo llaman VIDEO PORNO. POR NO dar clase ponen video.

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, en una de las entradas (en aquella entrevista que te hicieron) estaba enlazado el canal de los video de los chicos. Me llamó la atención que no había muchos. ¿Hay otro canal? No me parece que ahí hubiera cursos para muchas clases.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El canal es olahjl2 en Youtube. Y hay unos treinta y cuatro vídeos desde comienzo de curso que se dirigen a dos terceros de ESO que llevan un programa común. Explora el canal, y está desarrollada toda la historia de la literatura desde la Edad Media hasta La Ilustración como marca el programa. Luego estamos en la sintaxis desde entonces. El léxico lo hacemos aparte. Si hay alguna insinuación de que el profesor busca trabajar poco con su sistema, estimo que trabajo en la preparación y desarrollo de las clases mucho más que cualquier otro profesor con un método tradicional. Estoy en permanente estado de conexión con mis alumnos a todas las horas del día. En la primera evaluación tenía setenta notas de sus trabajos y ejercicios. Sé cómo se dan las clases con un método tradicional y sé cómo las estoy haciendo ahora. Te aseguro que no habrá muchos que elijan lo que estoy haciendo.

      Pero lo dicho, explora el canal de Youtube y encontrás una treintena larga de vídeos, todos de elaboración casera, no sacados de Youtube.

      Cordialmente.

      Eliminar
  10. ...hubiera videos para muchas clases.*

    ResponderEliminar
  11. No digo que no trabajes. Seguro que con la clase invertida trabajas más que ninguno. Solo preparar la grabación de los videos, y grabarlos y subirlos… ya es mucho trabajo. De verdad, es de admirar.
    Pero otra cosa es que nos quieras hacer pasar por algo innovador (“derribar las paredes del aula”) ponerles un documental a los alumnos. No digo que el documental no esté bien escogido, no digo que no sea muy formativo para ellos, no digo nada de eso. Lo que digo es que poner videos en clase es la cosa más cómoda del mundo, y muy socorrida cuando uno está cansado de las clases.
    Y desde luego no casa bien con un planteamiento de la clase invertida. Si se trata de que vean un video pues que lo vean en casa y en clase se comenta o se hace algo que requiera la ayuda del profesor. Algo en lo cual la presencia del profesor sea útil. Si se trata de ver un video, que lo vean en casa.

    ResponderEliminar
  12. El número de videos lo entiendo ahora mejor.
    Solo es con el nivel de tercero. De acuerdo.
    Si son para todo el curso sale un video por semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 34 vídeos no para todo el curso sino para las dos primeras evaluaciones. No lo tengo todos grabados, y faltan los de la tercera evaluación que grabaré en buen parte en Semana Santa.

      En cuanto a tu teoría del vídeo porno ¿qué decir? Que depende. Me imagino que pasaras en tu clase los vídeos de Fernando Savater sobre historia de la filosofía que grabó para un cadena argentina y no me parecerían vídeos porno. Por lo demás, tienes una actitud muy negativa hacia la cultura audiovisual. Me he encontrado que alumnos, que tuve hace dos años, recordaban con especial énfasis la película que les había pasado, formadora ética y humanamente. Ver vídeos de forma colectiva en clase, si están bien elegidos, es algo que aporta un plus de interés al visionado. No es una pérdida de tiempo necesariamente, especialmente si luego les haces redactar un ejercicio expositivo o argumentativo sobre lo que han visto, al que han de añadir su opinión personal. La voz del profesor, por seductora que pueda ser, y la tuya me la imagino mucho, no agota las posiblidades de la clase en generaciones que son profundamente visuales. Fíjate que alguna vez les he pasado un vídeo de los que grabo yo sobre sintaxis porque había habido problemas técnicos en la plataforma en que estaban alojados. Han estado encandilados por el vídeo (que no era sino yo explicando) durante el tiempo que ha durado la proyección. Si yo hubiera estado explicando en directo, como hacemos habitualmente, el clima de deserción hubiera sido importante. Lo sé de sobra, pero verme en la pantalla les hace sentir interés por lo que pasa allí.

      Identificas poner un vídeo aunque sea un documental sobre ciencia, biología, literatura, aventuras humanas, como algo cómodo y socorrido que responde a la molicie del profesor.

      Pues no estoy de acuerdo.

      Eliminar

  13. “El mundo se ha hecho profundamente opresivo” ¡qué gran verdad! y resulta paradógico que estemos diciendo esto nosotros, que disfrutamos de sistemas democráticos, garantías constitucionales de derechos funamentales y todos los adelantos técnicos inimaginables hace cincuenta años pero es así, nos hemos estado teniendo telas de araña al rededor sin darnos ni cuenta. Justo por eso te digo que ansiamos la libertad pero casi nadie sabe qué hacer con ella cuando de verdad la tiene y por eso nos esclavizamos de casi todo, somos dependientes emocionales, tecnológicos, financieros, laborales .. casi nadie es autónomo en esta vida realmente ... todos estamos imbricados en un mecanismo extraño para el que nos preparamos desde peques a adultos y una vez en él todos detestamos y deseamos abandonar ¿ estaremos bien de la cabeza? No lo sé.

    Aun así y por atractivo que resulte la aventura náutica de Laura no todo el mundo vale para ese tipo de vida, casi nadie diría yo. Ni por edad, ni por lo que de verdad supone una aventura de ese calibre. Apasionante para verla cómodamente en una butaca pero seguro que durísima e incluso dramática en el día a día. Supongo que Laura será una superdotada emocional porque si a las inseguridades propias de la edad, le sumamos las de la soledad en alta mar mágica y a la vez angustiosa, la soledad técnica ¿ o es que viaja acompañada de los cAmaras? no sé .. yo no creo que con 15 años todos pudiéramos sobrevivir solos a la aventura como las estrellas rockeros y de Hollywood viven tan rápido que con 25 son viejecitos ;)

    Nada es tan brillante y fácil como parece en las pelis y tú lo sabes de sobra, además es muy importante socializar, adquirir hábitos, rutinas, estrategias y sobre todo madurar ¿te imaginas qué tipo de personas seríamos si con 15 años nos fuéramos mundo adelante a ver qué pasa? la inmensa mayoría terminaríamos tirados por las cunetas .. yo por ejemplo, segurísimo que sí jaja A lo mejor con 25 ya la cosa cambia ;)

    Por otro lado me parece fantástico tu sistema de video tutoriales para casa, leo a este comentarista que me recete comentar que son cómodos para el profesor y me pregunto por qué eso es algo negativo. Sea cual sea la sistemática que se emplee para transmitir conocimientos, estrategias y buenos hábitos cuanto más cómoda para profesor y alumno sea, muchísimo mejor ... de hecho te contaré que mis hijos estudiaron la filosofía de 2º de bachiller ... en mi casa viendo unos vídeos fantásticos que descubrí ... mucho más claros que cualquier libro, asuntos tan complejos como LA TEORÍA KANTIANA DEL CONOCIMIENTO resultaban amenos y súper entretenidos ...los veían como tus alumnos el documental de Laura solo que en vez de un aventura marina era una aventura filosófica ¿cómo no aprovecharse de esta forma de aprender ? es como tener a un conferenciante metido en tu habitación solo para ti pudiendo repetir la explicación cien veces si lo necesitas ;)

    No me enrollo más que seguro es terriblemente largo todo lo que he escrito, discúlpame por favor, últimamente a estas horas de la noche parece que mis dedos tuvieran vida propia, no consigo dejar de escribir ;)

    Me ha encantado esta entrada JOSELU, muchísimas gracias !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no viajó acompañada de los cámaras. Sus grabaciones son propias y de calidad muy elemental. Se graba a sí misma con sus expresiones juveniles y mostrándonos el estado del mar, cómo pasa el tiempo, etc. Eso sí, cuando llega a un punto de escala, desembarca y pasa tiempo en estos donde hace amigos a veces muy profundos. Ella eligió esta modalidad de vuelta al mundo que le llevó dos años. Había otros navegantes, no tan jóvenes como ella, que no desembarcaban y solo reponían víveres que les estaban esperando en puerto. Yo le alabo el gusto porque viajar sin detenerse es no ver nada.

      Sin duda, Laura es una superdotada emocional. Nació en el mar cuando sus padres daban la vuelta al mundo como ella así que se formó ya allí. Si Laura hubiera nacido tierra adentro y sin relación con el mar, sin duda la historia hubiera sido muy distinta. Probablemente nadie sabría de Laura. Vivió siempre en relación con su padre y el mar y oyendo las historias de esa vuelta al mundo y la navegación de sus padres (fundamentalmente el padre).

      El punto que para mí me parece importante en la historia de Laura es que a los catorce años no se es un débil o incapaz funcional para elegir y para llevar adelante un proyecto. Se los educa en la puerilidad y los tratamos como si fueran muy niños, y ya ves lo que puede hacer una muchacha (lo colgúe el día de la mujer -8 de marzo-.) por su cuenta a los catorce años.

      Por otro lado la realidad de la libertad que expresa da idea de que alguien al menos se ha escapado de esa red que, como bien dices, nos atrapa y asfixia por medio del control que ejerce sobre nuestras vidas. No es cuestión de que todos nos lancemos al mar. Eso sería absurdo, pero sí que esta aventura pueda ser expresiva de que hay medios de evadirnos de esas redes aunque sea de modo mental. Otra cosa que expresa es la austeridad con que vivía esta muchacha en el mar. Solo estaban el mar y ella (y su barco, claro). ¿Hace falta algo más? Todo eso con que llenamos nuestras vidas son cadenas con que nos atamos. Sé que es muy difícil, si no imposible, escaparse de Matrix pero ver un caso en que ha sido así yo lo veo profundamente aleccionador.

      Bueno, al menos así me lo pareció a mí, no sé si con buen o mal criterio.

      Gracias a ti por ese magnífico comentario.

      Eliminar
  14. Me da pena que hayas encontrado tu eureka particular cuando ya te despides de ésta que ha sido tu vida profesional. Me da pena y al mismo tiempo te envidio por esa fructificación final de tus ilusiones y ese canto a la libertad individual a la que crees que deben estar destinados tus pupilos, por cierto es una bonita palabra la de pupilos y merece la pena usarla más a menudo a pesar de sus otros significados.
    Entre el comienzo de Adios Mr. Chips:
    https://www.youtube.com/watch?v=2p77123xuRQ
    y la despedida de La Lengua de las mariposas:
    https://www.youtube.com/watch?v=WjEjO-aVBo0
    hay un largo trecho pero debe merecer la pena, vivir las cosas tan intensamente.
    Ah acabo de leer un artículo con cierta visión pesimista sobre en lo que se ha convertido la asignatura de Literatura en España:
    http://www.infolibre.es/noticias/los_diablos_azules/2016/03/11/defensa_literatura_46229_1821.html

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una entre otras razones, Krapp, que me llevan a abandonar mi vida profesional, pudiendo prolongarla, es la desaparición en mi centro de la materia de Literatura Española de Modalidad. Eso supone cuatro horas semanales de literatura a un reducido número de alumnos. Este año tengo diez. Es el último resquicio de la literatura que ahora se cierra definitivamente. Será sustituida por una Literatura Universal que solo podrán impartir los del área de catalán. Así que apaga y vámonos. Es el momento. Irse contento y no mirar atrás lo que en otro tiempo fue. Recuerdo que en el antiguo COU dediqué un año mes y medio a estudiar la obra de Pedro Salinas. Fue prodigioso. O las clases voluntarias para leer Rayuela de Cortázar. O leer 1984 en 1984 en un COU. Nada. Krapp, la enseñanza de la literatura se ha desvanecido, la han hecho desaparecer. A mí me da igual, sinceramente. Yo no tengo ya ningún tipo de nostalgia. He hecho lo que he deseado. Y lo sigo haciendo. Pero ¿es buena la desaparición de las Humanidades? ¿De las literaturas? Yo ya no puedo contestar a eso. Y la verdad me importa un higo. Pero la izquierda no ha sido ajena a ello. Esto me dolió, pero ya no. El próximo hito con mis alumnos es La metamorfosis de Kafka. Seguro que es el único centro en España que la leen a los catorce años. Pero Laura Dekker dio la vuelta al mundo con esa edad. Esta evaluación hay bastantes Excelentes y Notables y muy pocos suspensos. Solo los que han tirado la toalla o estaban en otra onda. Un profesor se cotiza por el número de suspensos. Pues esto ha dejado de ser válido para mí.

      En octubre me voy a la India dos meses con mochila.

      Que me quiten lo bailao.

      Un abrazo, Krapp. Gracias por los enlaces.

      Eliminar
  15. ¿Por qué dices que tengo mal concepto de los medios audiovisuales? Si a mi me parecen estupendos. Yo los uso como alumno para estudiar inglés y también en las clases con un ordenador y un cañón en cada aula.
    Digo dos cosas:

    Primero: que poner un documental en clase no es hacer la revolución educativa.

    Segundo: No me das razones de por qué hay que poner documentales en clase cuando eso se puede hacer en casa y utilizar esas horas para cosas que requieran de la presencia del profesor.

    Por mi parte última intervención sobre este debate

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...