Páginas vistas desde Diciembre de 2005

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Quien manipula políticamente a sus alumnos es un sinvergüenza



¿Pueden los profesores hacer interpretaciones políticas de lo que sucede en el país frente a sus alumnos? ¿Pueden interpretar –desde un ángulo legítimo pero partidista- lo que sucede en la realidad política y manipular las mentes de los alumnos de su aula, que se ven inermes ante el poder del profesor? Yo siempre lo he tenido claro y jamás he utilizado mi tribuna para mediatizar en asuntos complejos a mis alumnos. Ni siquiera con la excusa de la reflexión racional.

Sin embargo, la respuesta a esta pregunta que formulo al principio es que sí si se hace desde la óptica del nacionalismo catalán. Entonces profesores de filosofía, de lengua catalana, religión, etc no se recatan en “pensar” frente a sus alumnos haciéndoles participar de su óptica nacionalista e independentista. Todo está legitimado como rebelión frente al estado. Y los niños, incluso bebés, son manipulados en las manifestaciones, no digamos niños, adolescentes, que se visten y asimilan lo que sus mayores les han metido desde que nacieron: que son las víctimas de una nación oprimida y ocupada. Y si van a conciertos de grupos catalanes son de rigor los mítines independentistas y las olas que difunden desde  sus micrófonos: “espanyol, el que no boti”.

Sé que hay manipulación política goebelesiana en la Radio Televisió Pública Catalana, que la hay en todo tipo de asociaciones cívicas (soy socio de un club excursionista de Cornellà que me ha inundado de propaganda política ante la Diada y el momento histórico de Cataluña. Organizaban su propia participación en la manifestación del Once de Septiembre), que la hay en el deporte, que la hay en los conciertos juveniles, en los casales de la tercera edad, en las librerías (en la Cooperativa ABACUS de Cornellà había un están donde se exponían libros sobre el procés catalán, con la única particularidad de que había 29 títulos abiertamente independentistas y uno solo, con un solo ejemplar, crítico con el soberanismo), que la hay también en las aulas del instituto de mi hija. Se trata de transformar la sociedad desde la niñez, la adolescencia, la juventud, la tercera edad, para extirpar todo signo de españolismo. Y para esto todo vale. Todo. Las manipulaciones más groseras y fuera de lugar. El fin justifica los medios.

Sin embargo, el 52 por ciento de la sociedad catalana ha votado en contra de este sesgo manipulador y totalitario. El president de ellos, Artur Mas, hizo la butifarra a los de Podemos, Ciudadanos, el PP y el PSOE. Eso es lo que piensa el nacionalista, convencido de que es el propietario absoluto de su tierra. Y eso es lo que debe pensar el profesor que “piensa” delante de sus alumnos hablándoles de filosofía...



Es curioso que yo no haya intentado mediatizar la opinión de mis hijas en ningún sentido. No las envolví en ninguna bandera a los cinco años, no las llevé a concentraciones ideológicas y políticas, no las vestí de colores patrios. Y nunca he hablado a mis alumnos una palabra de más sobre temas políticos. Me parecería una indignidad y una sinvergonzonería a la cual no tengo derecho en ningún caso. Pero tal vez sea porque yo no soy un patriota, ni me gusten las manifestaciones, ni las vestimentas bananeras, ni participo de los fervores políticos de ningún club de fútbol.

Pero hay quienes sí que se adjudican ese derecho: la patria, la Razón, la filosofía, les dan soporte ideológico.


No obstante, pienso que quien manipule a sus alumnos políticamente es un sinvergüenza.

23 comentarios :

  1. Yo tampoco manipule a mis cuarentones actuales y salieron uno mirando pa Pinto y otro pa Valdemoro. Por lo visto algo congénito desde el análisis familiar realizado a través de muchas décadas. Y es que mi familia está tan civilizadamente fracturada que sus miembros se aprecian y respetan per no se "ajuntan" desde tiempo inmemorial, por el bien de todos sus miembros, empezando por servidora que, debido a su rol natural, salió escaldada.!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes una prosa que leída resulta divertida en su constatación del desastre. Gracias por tu participación.

      Eliminar
  2. Sí, lo es. Pero esto es tan solo otro paso en el camino que lleva hacia el puerto de ¿independencia? ¿desahogo de un acomplejado? Se llegó a este punto transfiriendo a las CC.AA. la competencia de la educación. Lo que a mí me fastidia es que la gente no se dé cuenta de estas manipulaciones (también efecto de la pésima educación que no fomenta el pensamiento crítico) y se deja hacer. Y todo esto para desviar la atención de la incompetencia del govern, del paro y de la corrupción. No hay nada mejor que encontrar a un enemigo común, esto ya lo sabían los romanos.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las estrategias del independentismo son tan de manual que sorprende que algo tan elemental pueda funcionar con un pueblo culto y bien formado. Pero el "nosaltres" y "ellos" es muy eficaz. Si logras crear un paradigma en que quepa el nosotros solo tienes que demonizar al ellos, al concepto que está detrás, España. A Bueno B Malo. Simple pero letalmente eficaz. Lo más simple es lo que funciona. Y no entiendo cómo espíritus refinados pueden caer en ello. Cosas veredes...

      Eliminar
  3. Pienso como tú. Cuanto mas cotidiano y concreto es un asunto político mas posibilidades hay de que con la excusa de "enseñar a pensar" lo que quiere el profesor es meter en la cabeza de sus alumnos su opinión, su propio punto de vista partidista. Y la clase de filosofía, la que más se presta a ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En clase de literatura también metemos de lo nuestro, pero es a nivel estético o artístico. Subyacen valores vitales y existenciales, pero no son, creo, que políticos. Aunque citar la palabra España en según que contexto es ya un acto político aunque no vaya nada a continuación.

      Eliminar
  4. Je, je, si Aga enemigo común, desde aquí los españoles, el gobierno central, y desde el PP los catalanes que son insolidarios y mienten, etc. Pero bueno, no entraré en analizar nada estoy cansado.

    Joselu, ahora si que te has metido en un buen lio, je, je, espero que realmente no este en el FB como me comentaste, porque sino te van a comer a vivo. A mi me extrañaba no ver por este blog nada sobre el tema, me imaginaba que te estabas conteniendo.

    Pero ojo, mi total apoyo sobre este tema. Que no todo el mundo de la educación es así, y estoy seguro que la gran mayoría de los profesores y los equipos docentes, directores, etc, no estarán actuando de las formas que nos cuentas. Pero se que hay casos en que esto se está haciendo, y me parece de lo más triste, lamentable directamente, en el sentido que sea, por supuesto.

    Y lo peor es lo que cuentas de los niños envueltos en las banderas en las manifestaciones. No puedo con eso, es superior a mí, la de desvíos y argumentos raros que le tengo que dar yo a mi pequeño Martí cuando me pregunta sobre estos temas. De alguna forma le cuento cual es nuestra posición, pero de una forma absolutamente neutra e intentando esquivar lo máximo posible, y por supuesto, sin marcar a los otros, y sin envolverlos en ninguna bandera. Niños vestidos con banderas, eso me parece una absoluta mierda aquí, en España, y en la china popular!!!!. Profundo asco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las cosas más repulsivas del independentismo es la utilización de los niños como arma política, su manipulación absoluta, su adoctrinamiento. No se da un problema con diversas opiniones u opciones. No, se expresa la épica de un país oprimido y la lucha de "todos" por salir de dicha opresión. Me asombra la impudicia del independentismo, es de sal tan gruesa que deja estupefactos a los que lo contemplamos. Todos contra España y un 52 por ciento de los catalanes resulta que no están ahí. Pero es la parte que es silenciada y acallada. Solo tienen voz ellos y se creen con todo el derecho de manipular sin ningúnt tipo de pudor o control ético o estético. Y la manipulación de los niños es vergonzosa. Pero todo es por la Patria. Pero les ha salido el tiro por la culata. Sí, profundo asco.

      Eliminar
  5. Ya suponía que no podías dejar de hablar de este espinoso asunto después de las elecciones del domingo, Joselu. Confieso no saber lo suficiente de ello como para juzgarlo, pero tú sí tienes más elementos de juicio. No importa lo que pienses, sino tu actitud ante tus alumnos. El límite entre la información y el adoctrinamiento es muchas veces difuso y poco definido. Es fácil dejarse llevar por la pasión y no controlar bien las palabras. Las aulas deben estar al margen de la lucha, según opinión de muchos, o al contrario, ser escenario de lo que se cuece en la sociedad. Yo creo que los alumnos tienen derecho a saber la verdad sobre lo que ocurre en su entorno, igual que deben conocer la Historia del modo más objetivo posible. Si están bien informados podrán opinar y votar con conocimiento de causa llegado el momento, sin ser manejados ni engañados. ¿Cómo contar los hechos, los antecedentes, las causas, el mar de fondo con total objetividad? Si los alumnos preguntan hay que responderles. Ya traen de casa suficientes argumentos en un sentido u otro pero un verdadero profesor debe ser objetivo y ecuánime. He conocido profesores que hacían descarada propaganda política o religiosa impunemente y supongo que ahora mismo en Cataluña es muy difícil escapar de ese ambiente. La manipulación nunca es lícita, la haga quien la haga. Supongo que entre los profesores habláis de esto y que surgirán discrepancias a veces irreconciliables. Es bueno debatir, argumentar, razonar; es malo mentir y manipular. Dichosos los que lo tienen claro y saben transmitírselo a sus alumnos.
    Un fuerte abrazo, colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has introducido matices importantes en tu comentario. Como que la escuela no puede estar al margen de lo que pasa en la sociedad y que los alumnos tienen derecho a saber la verdad sobre lo que ocurre en su entorno. Pero, trasplantado aquí a Cataluña, el problema es muy agudo porque la primera cuestión es saber qué ocurre para poderlo contar a los alumnos. Y ahí no podemos ponernos de acuerdo en ningún caso. Habrá quienes verán un caso de opresión nacional de una Cataluña oprimida por un poder malvado que es España. Y se lo transmitirá a sus alumnos. Otros veremos en esta interpretación una manipulación de los privilegiados que quieren desembarazarse de los pobres del sur con la milonga de la opresión nacional No es posible ponerse de acuerdo en qué contar y en cómo contarlo. Y el profesor que lo intente estará manipulando totalmente la información porque poseerá un sesgo fundamental. En esta tierra hemos llegado a una situación en que no nos relacionamos, no hablamos, los de las dos opciones. Cada uno se junta con los que piensan como él. Y no hay diálogo de ningún tipo. Aparentemente hay paz pero es una paz envenenada. Los profesores no hablamos del tema en absoluto. O mejor dicho solo hablamos con los de confianza. Y un lado, los que han sacado un 52 por ciento de votos en las elecciones está siempre callados o les hacen callar. Hablar es problemático por la artillería nacionalista movilizada y siempre dispuesta a disparar. La idea de que existe una Cataluña plural y diversa es para el 48 por ciento inaceptable. Solo existe la que ellos encarnan. Es un totalitarismo absoluto.

      Un fuerte abrazo, Yolanda.

      Eliminar
  6. Firmo hasta los signos de puntuación y el "están", porque coincidimos totalmente. Por ética profesional jamás, en 35 años de vida laboral, ha salido una opinión política -otra cosa es la constatación de hechos objetivos y contrastados historiográficamente- de mis labios. MI heterónimo Juan Pérez se ha inventado un concepto: "pederastia idológica" y a su uuicio, y yo le apoyo, debería ser tipificado como delito en el código civil, si es que seguimos creyendo que los niños tienen "derechos". Suelo contar la anécdota de unos alumnos de 2º de bachillerato quienes, después de que el batasuno catalanista del seminario de catalán les comiera el tarro con que tuvieran cuidado conmigo, que era un "peligroso" españolista y paranoias así, se me acercaron al final del curso porque, después de haberme tenido un año como profesor, no les salian las cuentas entre la propaganda del batasuno y lo que ellos habían conocido. Me pedían si podía explicarles cuál era mi pensamiento político. Como es lógico, les dije que, como profesor, siendo ellos mis alumnos, sería incapaz de permitirme un delito deontológico como ese. Cuando salieron del Insti, volvieron para tomar un café conmigo, y entonces sí que me despaché a gusto, sin que existiera ya el ascendiente jerárquico que la condición de profesor te otorga sobre los alumnos. Esta pederastia ideológica, propia del Movimiento Nacional II parte, me parece un delito de lesa humanidad. Puede que, mientras sean pequeños, tengan éxito, y que, con algunos, incluso tengan éxito para toda la vida, pero habrá muchos que les pedirán explicaciones por esa lasciva alienación a la que los sometieron. Yo soy hijo de militar franquista y estudié en un colegio de militares, y bien puedo asegurar que a mi familia le salí absolutamente rana..., aunque, con el paso del tiempo, hasta el franquista se volvió republicano y de izquierdas, que conste... En fin, un texto oportuno y necesario. Gracias, Jose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día ver el "están" de la Abacus lleno de libros apologéticos de la independencia en todos los órdenes y diversidades junto a un solo volumen de disidencia me hizo ver la impudicia que los sacristanes del independentismmo ejercen. Pero el que diseñó esa mesa no era un cargo político, no. Era un mindundi que entendía que su contribución al Movimiento Nacional debía ser esa. O tal vez fue por miedo a no ser políticamente correcto. Me pregunto por su razonamiento de incluir un texto de Joaquim Coll entre las docenas del libros independentistas, ¿a qué vino? ¿Por una especie de pudor ético y poder decir que había libros de las dos tendencias? Uno frente a veintinueve de todo colorido y pelaje. ¿Esa era su idea de la Cataluña real? ¿O quería poner su granito de arena para transformar a la Cataluña real en la ideal? Un cliente que esperaba en la cola como yo se dio cuenta del detalle de la manipulación y lo expresó con su familia. No hablamos entre nosotros. Pero lo miré con simpatía. Tienen tomada la sociedad hasta el último resorte. La controlan toda, menos la televisión que vemos, la prensa que leemos. Si pudieran la eliminarían y nos harían ver el NODO y el Telediario Nacional para adoctrinarnos como hacen con los niños en las escuelas sin ningún pudor. Tremendo. Pero el plebiscito les ha salido rana. Existimos. Mira por dónde.

      Eliminar
  7. No sé si es un sinvergüenza o un fanático. Cuanto más opinable es un un tema, y es opinable en base a que no tenemos a mano TODA la información necesaria para tomar una postura seria, más se fanatiza.
    Siempre se ha utilizado a los niños para estas cosas. Reunen una mínima capacidad de análisis y crítica sobre estos temás , una gran permeabilidad a los que sus referentes les inculquen y su presencia envueltos en la bandera que sea, saludando al sátrapa de turno es enternecedora. La Iglesia es muy consciente de ello y siempre ha intentado "formar" religiosamente a los chiquillos... es que es una opción tan tentadora....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy la Iglesia Católica y Romana no es la realmente peligrosa. Hay otras iglesias que permean la sociedad en este caso catalana a las que es difícil oponerse por la gran cantidad de medios que poseen y la inflitración hasta el último resquicio de la sociedad. Y sí, los niños son impúdicamente manipulados hasta extremos difíciles de comprender. Todo vale. Es la construcción nacional. El Movimiento Nacional.

      Eliminar
  8. ¡Qué complicada es la mente humana...! Algún día, quizá dentro de varios milenios, alguien perteneciente a una especie humana más evolucionada que los actuales y destructivos homo sapiens sapiens, estudiará las características de esta nuestra especie humana. Y entre estas características, seguro que resaltará la estúpida o maligna capacidad que tenían aquellos humanos de crear problemas donde no los había. Y así se pasaban la vida. ¿Cataluña un problema? ¿Dónde? Que alguien me diga dónde había un problema antes de que Mas y algunos más lo crearan.
    Bueno, el tema es que los humanos actuales son como son y es cierto que hay un problema. Ya no se sabe bien qué es Cataluña. Ya se ha conseguido algo. Marear al personal, que es lo que se trata. Embriagarlo hábilmente con idílicas manzanas paradisíacas que los harán ciudadanos del paraíso terrenal. Y hay quien se traga el anzuelo, que conste. Y si esto me parece una manipulación detestable, ya no te digo lo que siento cuando esta manzana se le ofrece a un menor. Huelgan los comentarios.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mecanismo es más simple que un chupa chups, pero, como éste, terriblemente eficaz para controlar y manipular conciencias. El argumentario es tan extenso como insustancial, pero en las sociedades lo insustancial no tiene por qué ser desdeñado. Cuanto más simple es un argumento más dificil es de contrarrestar.En la cabeza de un nacionalista caben pocas ideas, más bien solo una y esa ocupa todo su pensamiento. Es difícil argumentar sobre eso. ¿Cómo quitar a alguien la idea que da sentido a su ser racional? Antes asesinará como los habitantes de la caverna cuando venía alguien desde fuera para decirles que el mundo es muy diferente a como lo ven ellos en el interior de la caverna. Es una tarea ímproba. Es imposible dialogar con alguien que tiene una sola idea. La cree inmensa, incontrovertible, eterna, tautológica, mística y religiosa. Como una verdad revelada. ¿Cómo quitarle eso? ¿Qué haría en su pobre vida sin ESO? Eso que le une a un Völk de creyentes como él que se reúnen para celebrar la epifanía nacional con miles de banderas que refuerzan esa IDEA. ¿Cómo estar solo sin sacramento de la Eucaristía salvadora? Hay muchas pobres vidas que se sustentan en ello. Pero ello no es síntoma de la pobreza de la sociedad catalana. No. La sociedad catalana en su conjunto es muy rica, en su vertiente heterodoxa, en su lado más mestizo, más mezclada con lo español. Una sociedad catalana pura si eso es posible, como quieren construir, sería un monstruo de totalitarismo y de una pobreza difícil de aquilatar. Pero los catalanes tienen lados oscuros y lados luminosos. Como los malayos cuando se apodera de ellos el amok o la locura malaya, los catalanes cuando se apodera de ellos el nacionalismo se originan movimientos sociales cerrados, impermeables, fanáticos, bananeros... Pero afortunadamente no toda la sociedad catalana es así. Para suerte, quedamos un 52 por ciento que todavía tenemos algo de sal en la mollera.

      Eliminar
  9. Querido Joselu,

    Aplicas bien la palabra sinvergüenza a quien aprovecha la necesidad de aprender de los jóvenes para adoctrinar. No tienen rubor porque son totalitarios y absolutos. Inyectan su melodía independentista como otrora se cantaba con el brazo en alto. No veo diferencias.

    En Valencia todo esto funciona como reflejo de Cataluña, especialmente en la asignatura de Valenciano. Yo vivo en las aulas de la oposición porque enseño la lengua de "ellos" en un pueblo cerca de la capital. No hago política, hago reflexión sobre los términos que se imparten.

    El otro día (como todos los años) explique lo de "bilingüismo y diglosia", que monopolizan los de Valenciano. Todos los alumnos contestaron unánimemente que en su pueblo el Castellano es la lengua impuesta y el valencino es la sometida en una clara diglosia. Así lo habían explicado en Valenciano. Entonces les hice aplicar la definición de diglosia a su vida cotidiana: ¿qué lengua hablan la mayoría de habitantes de tu pueblo? Castellano un 65%. ¿En qué lengua están todos los avisos y comunicados que se reparten en el instituto? Valenciano. ¿Alguno en castellano? No. ¿En qué lengua están todos los avisos, documentos e impresos de tu ayuntamiento? Valenciano. ¿Alguno en castellano? No. ¿Qué lengua es utilizada oficialmente en tu pueblo? Valenciano. Y recapitulamos ¿Qué lengua es hablada mayoritariamente por la gente en tu pueblo? Castellano. Aplica la definición de diglosia. Se quedaron mudos. Entonces les dije que se trataba de eso, de pensar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Ellos" parten de una evidencia que es la supremacía del castellano como lengua de comunicación universal, una especie de "lingua franca", pero no pueden pensar que ello es producto de la elección de la sociedad, de cada hablante, de que se ha impuesto porque es más eficaz, más comercial. No. Han de buscar un "pecado original", una imposición, una situación opresiva, una coerción de derechos. Y tienen en el franquismo una coartada de lujo para fundamentar su reivindicación contra la historia. Porque sin el franquismo la situación del castellano versus el catalán sería probablemente la misma. El castellano es más fluido, más universal, menos localista, más comercial. Pero mentar esto es vade retro. La fuerza del castellano solo puede provenir de su carácter opresivo y ello implica la necesidad de una defensa popular frente a su imposición. Pero ¿quién lo impone ahora? El franquismo acabó hace cuarenta años y ha habido cuarenta años en Cataluña de gobiernos nacionalistas. ¿Por qué se sigue hablando mayoritariamente el castellano? ¿Por qué los distribuidores de cine temen seriamente la imposición del catalán en el cine? Pero entonces, si el castellano no es culpable (aunque para ellos lo es por supuesto y su defensa es fascista) por qué toda la administración trabaja únicamente en catalán/valenciano, ¿por qué si hay casi un cien por cien del alumnado (en mi centro) que utiliza el castellano como lengua de comunicación, las clases son en catalán en su totalidad menos el castellano? En su interpretación judaica el castellano tiene una especie de mancha originaria que lo hace culpable y a sus hablantes en sospechosos o susceptibles de ser reconducidos a la Buena Nueva. El independentismo tiene una rama de independentistas en castellano. Todo un detalle para atraer a esa parte de la población que erre que erre sigue en sus trece. ¿Estarán perdidos para siempre? ¿Solución?: la escuela, donde se articula en la niñez la estructura mental de la sociedad. Cuanto más pequeños mejor. Hay que imbuirlos, cambiarlos, hacerles alejarse de sus orígenes, hacerles llegar el independentismo desde que son casi bebés. Es una cuestión de tiempo. Introducirles clichés políticos, consignas, supuestas evidencias. En su planteamiento está manipular sin pudor. Modelarloso cognitivamente para que sean adeptos a la causa. Está todo muy pensado. Solo es cuestión de tiempo de que puedan llegar al poder y dar lugar a una nueva guerra civil si entramos en la complejiad de los llamados Països Catalans donde tú vives. Pero tiempo al tiempo. De momento creo que hemos parado el golpe. Todavía están estupefactos. Pero son incansables. Hasta la CUP que parece o parecía honrada dentro de su fundamentalismo acabará votando a Mas. Pobres de ellos que no lo hagan. Porque traicionar al Völk eso es muy grave. Pensar.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  10. El profesor que quiera adoctrinar lo va a intentar hacer dando clase de lo que sea. Y si hay una materia que tiene como uno de sus objetivos fundamentales desarrollar la capacidad crítica del alumnado, esa es la filosofía. Por otro lado, me resulta curioso que se rechace la manipulación en cuestiones políticas, pero se acepten las "estéticas o artísticas" o incluso las que tienen que ver con "valores vitales y existenciales".
    Creo que una cosa es la manipulación, la transmisión sesgada o interesada de la información, que también considero rechazable, y otra cosa es hablar de política en clase, que me parece no sólo legítimo, sino además estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero, aclaro que en ningún momento he defendido la manipulación en temas estéticos o artísticos y menos en vitales o existenciales. Creo que soy un profesor que es capaz de hablar de cualquier tema expresando su esencia artística, vital o existencial haciéndolo dentro de él. Represento la estética que he de hacer comprender, me mimetizo con ella para promover el debate. Si es el barroco, expreso la angustia del hombre barroco. Si es el surrealismo, ídem. No puedo manipular en ningún sentido estético o artístico. Siento si he dado esa impresión, pero creo no haber dado lugar a ello.

      En cuanto a hablar de política en clase, pienso que sí es bueno. Hoy se ha hablado de política en clase o al menos alguno de mis alumnos lo ha hecho. Y yo le he dado voz y he escuchado atentamente. Sin embargo, no es eso lo que yo censuro. Y es difícil hacerlo entender a quien no viva el "no debate" sobre el problema de Cataluña. Y es muy difícil hablarlo para quien se identifica pasionalmente con una opción que no cree que es una opción sino LA VERDAD. Me refiero a esos profesores independentistas que manipulan a sus alumnos haciéndoles ver que están hablando de política honradamente. En este tema hay que ser muy cautos. El profesor está introduciendo su punto de vista ante alumnos que es difícil que se puedan defender. No sé dónde vives, Marta, pero lo que a ti te parece estupendo que es hablar de política legítimamente puede ser un asunto delicado según en qué contexto donde hay un conflicto que subyace y solo tiene voz una de las partes.

      Eliminar
    2. Uf, qué mal rollo! Pues sí que están mal las cosas en Cataluña...

      Eliminar
  11. Desde mi punto de vista, me parece muy mal y estoy muy desacuerdo con esto que es algo que veo todos los días, si te digo la verdad yo no supe que existía el independentismo catalán hasta que empecé a votar y a mi estas cosas nunca han sido de mi interés puesto que a mi nunca me han inculcado estas tonterías, pero lo que más feliz me hace es poder manifestar mi libertad de expresión hacia los demás, te haré una pregunta Joselu

    Crees que está bien decir a los independentistas que yo amo tanto a España como a Cataluña y que la independencia catalana es una mierd@?

    Es que lo he dicho en más de una ocasión a conocidos independentistas y solo me han mirado seriamente y, incluso una compañera independentista se quejo al profesor de sociales y le dijo que yo no paraba de decir: viva España y viva Cataluña y abajo la independencia de Cataluña a lo que también me miró con cara de pocos amigos

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Catalina, te contesto aquí. Actualmente las únicas voces que se oyen son las de los independentistas y parece que son las únicas que existen. Si uno sube a la cumbre de una montaña catalana uno tiene el desagradable encuentro con la estelada, igual que si va a un refugio de montaña o en cualquier lugar público, incluidos ayuntamientos de composición plural. Esto es un matonismo que aplasta en su derecho a existir a más de la mitad de los votantes catalanes que se ven ocultados somo si fueran una lacra, un error, un pecado y solo falta que luego los tilden, nos tilden, de fascistas. Controlan todos los mecanismos de poder. Yo trabajo en un barrio de una población de origen inmigrante en su mayoría. Somos de la Cataluña en peores condiciones económicas. Es tremenda la presión para convertir a estos muchachos en independentistas halagándoles para que se pasen ideológicamente a la parte acomodada de Cataluña, la independentista. Por eso es bueno alzar la voz, que sepan que existimos, que estamos aquí, que no nos callamos a pesar de toda su vocinglería y su usurpación de los medio públicos en favor de una opción en un tema que quiebra la sociedad catalana en dos mitades casi iguales aunque es mayoritaria la que rechaza el independentismo. Esto les jode profundamente y ahora no saben cómo seguir. Sus mentes pensantes han de convertir a ese 52 por ciento de voto no independentistas en algo manipulable para no reconocer que ellos son el 47 por ciento de la sociedad catalana a pesar de su tremenda manipulación. No te calles. Sé correcta pero no te calles. Son ellos los matones.

      Saludos.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...