Páginas vistas desde Diciembre de 2005

miércoles, 23 de septiembre de 2015

El entusiasmo del profesor


Llevo dos semanas de curso y ya puedo hacer un primer balance provisional de la incorporación de estrategias de aprendizaje radicalmente distintas a las clases. Estas son la punta del iceberg de un proceso terriblemente complejo en que se puede decir que cada clase real supone cuatro o cinco horas de preparación si no mucho más. Mis clases se basan en la utilización de la investigación punta a nivel educativo. No explico. Mis unidades de información están grabadas en vídeo que ellos ven (me refiero a tercero de ESO) en casa. Las grabé durante el verano. Desarrollé la historia de la literatura del programa con mi voz y mi presencia histriónica, imágenes, mapas mentales... Ellos ven el vídeo y yo tengo constancia de que lo han visto y respondido a preguntas que van insertadas en el vídeo que se para. No son difíciles pero exigen atención continua. Yo recibo información de las respuestas. La respuesta ha sido hasta ahora de un ochenta por ciento de seguimiento pero sé que va a ir a más. Cuando llegan a clase les hago un cuestionario en el cañón digital con una aplicación que es una bomba que se llama Kahoot y que les entusiasma y les motiva enormemente. Ellos contestan con el ordenador o con el móvil y el ranking, basado en la corrección de la respuesta y el tiempo de la misma aparece en la pizarra digital, lo que promueve delirios de entusiasmo. La clase es un organismo vivo. Luego el resto de la clase les planteo problemas relacionados con el vídeo que han visto en los que han de aplicar estrategias del pensamiento. Ahora estamos trabajando la comparación. Se pueden comparar objetos, personas, movimientos estéticos, países, autores literarios ... Así que no necesito justificar que es un ejercicio intelectual de primer orden. Y curiosamente no son los más estudiosos los que destacan, que se ven sobrepasados por los más imaginativos y despiertos aunque no saquen notas brillantes.

Las clases son para pensar y pasan en un soplo. Se me hacen cortas y a ellos también. El aula se convierte en un espacio lleno de vida en el que los alumnos recuperan su individualidad y son algo más que alumnos que tienen que asimilar lo que el profesor explica. Es sorprendente cómo se expresan matices personales que los profesores no incorporamos al aula como riqueza porque los asumimos pasivos en las clases convencionales. El aula puede ser algo lleno de vivacidad y espontaneidad en que se aprenda de otra manera y más profundamente. Yo no he renunciado a mantener niveles de rigor importantes en las explicaciones, pero ellos lo ven como un juego. Hoy se hablaba en clase con tranquilidad sobre la METACOGNICIÓN como necesidad educativa, y eran ellos los que se habían familiarizado con este concepto sin esfuerzo.

Quiero que esperen la hora con impaciencia porque se lo pasan bien y aprenden, y a mí me verán igualmente feliz de participar en ese juego imaginativo que es el aprender de otro modo. Se me hace difícil que mañana, la virgen de la Mercé y patrona de Barcelona, haya fiesta y no haya clase. Salgo feliz del aula. Y ya no digamos tras una clase de bachillerato de literatura donde todos disfrutan hablando del Renacimiento y el Barroco con precisión pero con un sentido universal en el que se añaden reflexiones sobre el Islam (hay varios alumnos musulmanes), la muerte, el cerebro y su funcionamiento, la cultura de época, internet, los refugiados... La clase no puede ser un espacio cerrado, tiene que estar abierta al mundo y a la realidad. Además mis alumnos tienen que idear un mapa mental muy complejo a lo largo de un mes del periodo de los siglos de Oro. Trabajo con mapas mentales, una estrategia cognitiva de raíz constructivista que compara la radialidad de los citados mapas con la estructura del cerebro. Para hacer un mapa mental de la cultura de los siglos de Oro han de pensarlo y establecer jerarquías, conexiones y relaciones, documentarlos. Es una labor intelectual interesantísima que asumen con entusiasmo. Crear un mapa mental es adictivo. Yo he elegido MINDOMO tras ensayar con muchas aplicaciones de MIND MAPS. El problema es que es de pago, pero garantizo a todo docente que es una inversión para el centro formidable. Trabajar con mapas mentales es una apuesta por la inteligencia y un grado superior de pensamiento que el de la memorización a que suelen estar abocados nuestros alumnos, pues allí han de aplicar la comprensión profunda.

Para los profesores de materias humanísticas hay aplicaciones de Líneas del Tiempo gratuitas para los alumnos, y para los profesores que se hacen pasar por alumnos, donde en un eje diacrónico se pueden insertar toda una serie de acontecimientos históricos, literarios, filosóficos, culturales, etc. Es otra forma de mapas mentales pero longitudinales y que utilizaré también para mis clases de literatura.

Educativamente hay aplicaciones, generalmente norteamericanas, que son un prodigio por su versatilidad e inteligencia. Yo utilizo desde hace años la plataforma EDMODO como muro para mis alumnos.

El uso masivo de la tecnología no supone una disminución en el humanismo de las clases, sino un refuerzo del mismo, pues los alumnos adquieren otra dimensión que la de ser entes pasivos y receptores de la información que les damos.


Eso sí, reitero que el hecho de renovarse supone un desgaste personal –gozoso- muy fuerte. Y hay días en que llego a las once de la noche totalmente exhausto psíquicamente y que necesito el sueño reparador para levantarme al otro día. Las clases pasan ligeras y no cansan al profesor que no ha de luchar por la atención sino dejarse llevar por el entusiasmo de los chavales que contagian al docente. Y el final del día deja un sabor parecido a ¿eso es todo? Tengo ganas de más.

24 comentarios :

  1. Me satisface leer a este nuevo profesor renacido de sus propias cenizas como ave fénix educativo. Me complace ver que te has atrevido a dar un salto por encima de tu escepticismo inicial, por encima de tanto derrotismo que se respira en el gremio. Dices bien cuando apuntas hacia ese iceberg que supone el cambio metodológico, una tarea ingente que permanece oculta, que no siempre es valorada por los alumnos o por los propios compañeros. También es interesante tu descripción del entusiasmo de los estudiantes, que ven un nuevo aliciente a las clases, que esperan que su profesor sea eso, alguien que vaya por delante con una linterna guiándolos, no por detrás con un palo arreando. Espero que nos sigas contando tus avances, porque merece la pena ver en acción a este nuevo Joselu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, hay factores internos y externos. Yo siempre había sido un profesor innovador y rebelde como he contado en mis años mozos, La implantación de la ESO me dejó sin muchas armas de las conocidas pero aún logré experimentos interesantes. Mi cambio de instituto en 2001 y la situación anímica que he vivido durante largos años me encerró en un pesimismo que creían congénito. El hecho de que la dirección del centro no alentara para nada algo más que un ambiente cuartelero, hacía que yo estuviera desplazado y hundido emocionalmente. Esto es lo que has visto durante años. La mejora anímica, el cambio de dirección en el centro, la constancia de que la innovación no debe ir en contradicción con el rigor y el nivel intelectual me ha abierto caminos nuevos que este verano he profundizado al descubrir herramientas digitales muy valiosas. La nueva dirección del centro alienta la renovación educativa y me ha pedido colaboración. Este es un panorama muy distinto al que he relatado en etapas anteriores de PES. Mi mejora personal es evidente. Porque hay veces en que te duele hasta levantarte. Mejor que no lo conozcas. Ahora vivo un momento de éxtasis personal en que todo se conjunta para que el Joselu que llevo dentro, el que existió en otro tiempo, pueda expresarse. Quizás hay profesores más sobrios en emociones que yo. Puede ser. Pero Profesor en la Secundaria es la trayectoria de un profesor a través de los avatares de la vida profesional. Y todos han quedado reflejados allí. Me congratulo de tenerte como compañero de armas. Alguna compañera de departamento te conoce por tu blog y hablamos de ti. Según ella podías estar en alguna Consejería de Educación por tu trayectoria coherente. La mía, como tú bien sabes, es laberíntica y llena de contradicciones. Pero ¿hay algo interesante en la vida que no suponga contradicciones?

      Eliminar
  2. Hola. tus alumnos tienen mucha suerte del método que empleas porque las clases tienen que ser, como bien dices, vivas y participativas... Me imagino el trabajo, esfuerzo y dedicación que te lleva preparar los vídeos pero tu esfuerzo se verá recompensado cuando compruebes que tus alumnos piensan, son críticos, creativos, y tienen opiniones sobre lo que aprenden. Ojalá todos los profesores fueran como tu. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo percibo otro ambiente en la clase y creo que no solo es una impresión subjetiva. Las clases son para pensar y trabajar en una atmósfera distendida y abierta. Espero que no todos los profesores sean como yo, porque he pasado por etapas muy contradictorias y llenas de zozobra. Esto es un punto de encuentro, de llegada, de plenitud profesional que intento proyectar sobre mis alumnos y espero que dé buenos resultados. Seguimos, como bien dices, en contacto.

      Eliminar
  3. Me alegro un montón de que tus esfuerzos estén dando resultados.
    Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía es prematuro. Me he dejado llevar por el entusiasmo. Hay que evaluarlo con mayor perspectiva. De momento la impresión es buena.

      Eliminar
  4. Enhorabuena. He disfrutado leyendo esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que mis alumnos perciban también la alegría. Y disfruten en consecuencia.

      Eliminar
  5. Da alegria leerlo.
    Yo confieso que acabo agotado al final del dia. Pero satisfecho, por lo menos estas primeras semanas. Doy todas las clases que puedo en el laboratorio. Todos de pie, moviéndonos por el laboratorio y "tocando cosas". Encantado con los de diversificación de este curso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aula debe ser un espacio de libertad creadora, en el que se trabaje con respeto y ganas de aprender. Este es el ambiente que debería imponerse. Y lleno de alegría, claro. Solo se aprende con la alegría.

      Eliminar
  6. Vaya, cuando te he comentado en mi blog no había visto que ya habías publicado esta primera entrada con estas impresiones. Me alegro de que el esfuerzo de recompensa. Estos días yo me veo inmerso en un proceso parecido al tuyo. Tu intentas motivar a tus alumnos para que aprendan, y yo de alguna manera estoy con lo mismo con mi pequeño Martí de 9 años. Intentando que coja hábitos de estudio, que se organice los deberes, su tiempo, que no se frustre demasiado con los fracasos, minimizar la frustración tras los fallos, pero por otro lado que tampoco se relaje y crea que no pase nada. En fin, algo nuevo para mí, y sobretodo para él, que lo pasa mal. En fin, a ver que sale. El año pasado me quede contento con los avances que hizo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijas funcionaron solas. De hecho la mayor siempre ha sido refractaria a que entráramos en su modo de estudiar o de organización del trabajo. Es muy autosuficiente desde pequeña. Lucía ha requerido algo más de ayuda, pero no mucha. Puedo entender tu trabajo ahora con Martí para que coja el ritmo, que no se frustre y que no se relaje. Explicado así parece difícil, bastante difícil. Ten mucha paciencia. La labor del orientador es de una paciencia gigantesca. No se para nunca. Y se da un paso adelante y dos atrás.

      Eliminar
  7. Excelente cambio y me queda una duda de profe, ¿que herramienta utilizas para los vídeos y incrustar preguntas en ellos?
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Utilizo EDMODO como soporte y muro de mis alumnos. Pero hay una aplicación paralela que es EDUCANON a la cual se accede con las credenciales de EDMODO. Tú cuelgas en Educanon el vídeo con las preguntas que paran el vídeo y ellos han de contestar a, b, c, d, y hasta que no contestan no sigue el vídeo. Educanon te da un link de esa grabación y edicón tuya que luego cuelgo en EDMODO en su muro. Ellos clican en ella y les deriva a EDUCANON sin necesidad de identificarse. Tendrán que poner tu código como profesor y acceden al vídeo que ven. Luego tú en Educanon ves quién lo ha visto o no, qué preguntas ha acertado y a qué hora lo ha hecho así como cálculos de aciertos por pregunta y en general. Es muy chulo, pero necesita un soporte como EDMODO. También se podría hacer directamente en EDUCANON identificándose y enviándoles el link del vídeo a traves del correo electrónico o el MOODLE.

      Espero haberte sido útil. Educanon es una herramienta formidable.

      Y te recomiendo KAHOOT también. Les mola un montón jajajajajaja.

      Eliminar
    2. La edición del vídeo se hace también en EDUCANON, no sé si había quedado claro. Puedes utilizar un vídeo de Youtube o Vimeo o tuyo propio. Yo los grabo personalmente.

      Eliminar
  8. ¿Hay algo mejor que esa satisfacción? Las clases, en efecto, deben ser cada vez más un lugar para pensar. No pienses que es más fácil en niveles superiores. Lucho cada año contra la terrible petición de apuntes con los que estudiar que me hacen mis alumnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una inercia, claro está. Romper esquemas es difícil, esquemas muy fijados en las mentes de los alumnos, de los padres, de los profesores. Yo lo que recuerdo de mi carrera no es los apuntes, que utilicé como todos, sino los profesores que echaron algo de imaginación a la enseñanza, alguno hubo, aunque escasos. Yo funciono no a través de información procesada por apuntes sino por una información en espiral, muchas veces desordenada, que se conecta por nodos al modo neuronal. Un experto que sepa, creo, no tiene su mente programada por apuntes. Su conocimiento es como las ramas de un árbol, orgánico. Esto es lo que intento con mis alumnos, pero no sé si lo conseguiré. Hay días mejores que otros.

      Eliminar
  9. Me hace feliz tu felicidad.

    Un beso.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que hay días. No es una apoteosis continua. Hay flujos y reflujos. Avanzamos y retrocedemos. Pero mi experiencia deriva del conocimiento orgánico más que del estructurado en láminas sucesivas. Y claro que puede tener aciertos y errores, esto está fuera de toda duda. Pero no soporto explicar cinco años seguidos lo mismo, de la misma manera... Cambiemos, caramba.

      Eliminar
  10. Creo que lo más importante es que disfrutes con lo que haces, sea lo que sea. Eso en seguida se recibe por parte de los alumnos. Hace muchos años leí a Tony Buzan y sus mapas mentales y durante mucho tiempo los utilicé en mis estudios. Simplificaba el contenido a una hoja por tema -por entonces no había estos fantásticos programas- lo que significaba poder revisar conceptos y dejar que la mente siguiera construyendo información de una manera visual y rápida.
    El curso pasado, durante mi clase de tutoría intenté ayudar a mis alumnos a hacer mind mapping pero se mostraron muy reacios a cambiar su forma serial de tratar la información.

    Mucho ánimo en este nuevo camino.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta ahora todo es provisional al adentrarme en terrenos desconocidos. Los mapas mentales son una extraordinaria estrategia para tratar la información, pero exige una disposición y un trabajo intenso. Ha de cambiar su modo de tratar la información y su forma de aprender. El profesor que hace lo de siempre repite esquemas y esquemas sin variar un ápice año tras año. Por ejemplo en lengua castellana se explican los elementos de la comunicación año tras año, en toda la eso y en bachillerato. Lo veo en el instituto y en mi hija que cursa primero de bachiller. ¿Es esto? Al parecer es eso lo que pide el programa. Pero a mí me huele a rancio. ¿No es posible un tratamiento más avanzado de la materia? ¿Más imaginativo? Ese profesor que se repite año tras año, sin cambiar, cumpliendo el programa... Y que puede que sean los propios alumnos los que demanden este tipo de enseñanza. No sé. Creo en un ambiente más dinámico y abierto, pero es meterse en terrenos nuevos y eso supone cambios que pueden ser no entendidos por nadie.

      A ver.

      Besos.

      Eliminar
  11. Buenísimo!! Me alegro de que los chicos se hayan enganchado con tu propuesta.

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena. Me alegra que la respuesta de los alumnos sea tan satisfactoria, seguro que este curso disfrutarán aprendiendo,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Genial. No me podía creer que fuera una entrada tuya, he revisado varias veces dónde estaba por si me había confundido. Me alegro del cambio. Jeje.
    Al final utilizaré yo también Edmodo, llevo tiempo resistiéndome a nuevas herramientas pero solo oigo bondades de esta, tendré que claudicar.
    Un alegre saludo, sí señor.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...