Páginas vistas desde Diciembre de 2005

miércoles, 26 de agosto de 2015

Indagando en la motivación


 Para todo profesor este es un tema crucial en su práctica docente. ¿Cómo motivar a los alumnos para realizar esfuerzos importantes en tareas que son importantes pero no son interesantes? ¿Cómo motivar al alumno que tira la toalla y se rinde abiertamente? ¿Cómo motivar al alumno disruptivo que entiende que el aula es una prisión? ¿Cómo motivar a alumnos desganados en plena adolescencia? ¿Qué argumentos dar? ¿Qué praxis pedagógica seguir?

Hay motivaciones extrínsecas y motivaciones intrínsecas. Las intrínsecas son las que nacen de nosotros mismos, de nuestros propios intereses, de forma que se satisfacen necesidades psicológicas que hacen que incluso los esfuerzos sean productivos y satisfactorios. Estas son las mejores. Hay alumnos que tienen motivaciones intrínsecas y que se mueven por intereses personales en el tema escolar y aceptan riesgos y retos. Tal vez piensan con perspectiva y ven su futuro profesional en juego. Otros tal vez se ven motivados por factores extrínsecos como las notas, el reconocimiento, evitar las broncas en casa, premios, felicitaciones, incentivos, recompensas (el hecho de que su padre le haya prometido algo si aprueba, una moto por ejemplo).

Otros no responden ni a motivaciones intrínsecas ni extrínsecas. Nada parece mover a la acción a algunos alumnos invadidos por la negatividad o la pasividad. De estos hay bastantes en el ambiente en que yo me muevo. Nada de lo que ofrece el sistema escolar logra motivarles para realizar esfuerzos. Muchas veces se piensa que lo que pasa en tal caso es que la autoestima es baja y que fomentando la autoestima favoreceremos el esfuerzo, pero esto no es así. La autoestima es una consecuencia de cómo nos va la vida. Cuando esta nos va bien, la autoestima suele subir, y cuando esta nos va mal, la autoestima baja. No es la causa. Hay alumnos con la autoestima baja que sacan notas excelentes y hay alumnos con la autoestima bien alta que no dan un palo al agua, tal vez porque encuentran alicientes fuera de la vida escolar, como el fútbol.

El profesor puede utilizar reforzadores positivos o negativos. Prometer un premio o amenazar con un castigo son los más socorridos. Venir castigado una tarde, llevarlo con el jefe de estudios, llamar a los padres, tener que copiar algo cien veces. Sin embargo, podemos preguntarnos si son efectivos tanto las recompensas como los castigos. Las recompensas actúan como prometedoras de algo semejante al placer y los castigos prometen algo semejante al displacer, al dolor.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando prometemos una recompensa a alumnos que ya tienen de por sí una motivación intrínseca? ¿Qué sucede con su motivación intrínseca cuando se les da una motivación extrínseca? Por ejemplo, a un alumno que le guste leer y lea, que se le prometa un premio por hacerlo. Lo que sucede es que disminuye su motivación intrínseca, es el costo oculto de la recompensa. Cometí este error un día prometiéndoles un chupachups si copiaban unos agotadores cuadros sinópticos durante una hora. El trabajo fue general, y hasta el más desganado luchó por el chupachups. Sin embargo, el problema fue en días posteriores en que los alumnos exigían el chupachups por esforzarse y sin ello, no lo hacían. Otros, los que lo hubieran hecho de igual manera, vieron devaluada su motivación intrínseca. Además la recompensa extrínseca afecta al proceso de aprendizaje puesto que les distrae la atención que en vez de ser dirigida al contenido de los cuadros sinópticos áridos se dirige a la obtención de la recompensa. Trabajaron más que nunca pero no pensaban en lo que estaban haciendo. Pensaban en el dulce que sería el colofón de su esfuerzo. Además de afectar a la necesidad psicológica de autonomía lo que afecta a su motivación intrínseca. Es lo mismo que amenazar con un castigo como quedarse después de clase por su mal comportamiento.  

La teoría de la gamificación –utilizar los mecanismos del juego como reto, como desafío, como competencia entre iguales, como emoción- puede ser un recurso que promueva la motivación intrínseca para hacer del aprender algo divertido.  Convertir lo árido de por sí en un proyecto interesante  y motivador en que todos los que lo intenten logren buenos resultados.

Este año quiero introducir novedades en mi modo de dar las clases para que supongan una novedad y algo estimulante. Voy a favorecer el trabajo por parejas en detrimento del esfuerzo meramente individual. Voy a aplicar la práctica de la “clase invertida” (The flipped classroom) para convertir el tiempo en el aula en altamente productivo, despojado del factor explicación académica del tema en cuestión que no funciona puesto que  la mayoría desconecta. Estoy grabando vídeos sobre los temas a abordar que ellos verán en casa colgados en youtube. Suelen tener una duración de diez minutos. Utilizando una aplicación, EduCanon, intercalo preguntas sobre el contenido del vídeo que se queda detenido en medio de su desarrollo y no progresa hasta que se contesta la pregunta. Recibo yo así una referencia de su visionado del vídeo y de los aciertos a las preguntas planteadas. Al día siguiente, recojo los esquemas que han realizado sobre el contenido del vídeo y les paso en Kahoot, una aplicación altamente motivadora que pueden contestar con el móvil, un test sobre el contenido del vídeo visto en casa. A continuación les propongo para el resto de la clase unos ejercicios de ampliación de lo explicado en el vídeo, de tal modo que la explicación del tema se ve en casa y los ejercicios se hacen durante la clase en el aula por parejas entre las que existirá una competencia y rivalidad que mantendré durante la evaluación.

El proyecto de utilizar twitter en el aula, además de fomentar la realización de esquemas y resúmenes, así como infografías y mapas conceptuales, convertirá en aula en un lugar de innovación y novedad. Añadiremos a ello, la realización de ejercicios de argumentación cada quince días. No olvidamos la promoción de la lectura y los ejercicios de comprensión lectora.


Quiero que sea un año totalmente experimental e innovador. Algo que fomente la motivación intrínseca y la extrínseca mostrando que todos pueden obtener buenos resultados si entran en el juego.

20 comentarios :

  1. Me ha resultado muy interesante y motivadora tu entrada. Mucho ánimo. Vale la pena que lo consigas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el texto ha logrado ser motivador ya es un punto en un post que trata sobre la motivación. Estoy preparando a conciencia el curso. Me hace mucha ilusión experimentar. No tengo nada que perder. Espero que el curso y los chavales respondan a las expectativas que pongo en ello.

      Un abrazo. Me ha hecho mucha ilusión volver a saber de ti. Desde el año pasado que no teníamos contacto.

      Eliminar
  2. Muy interesante lo que propones. Como maestra me parece una idea excelente innovar y aprovechar todo lo que las nuevas tecnologías nos ofrecen para estimular a los jóvenes a disfrutar aprendiendo.
    Mucha suerte!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Las nuevas tecnologías ofrecen ocasiones de lujo para abordar problemas que parecen insolubles de otra manera. Espero que este año les dejen utilizar los móviles en el aula, bajo control. Será un logro.

      Saludos.

      Eliminar
  3. ¿Por qué no tuve Yo maestros como Tu?
    Joselu, no es por nada, ¿admites alumnos a distancia? Es que tal como lo planteas entran ganas de ir a tus clases. Eso si, reconozco que soy un pésimo estudiante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero que este año aprueben todos, trabajando mucho. Este es mi objetivo fundamental. Unir el rigor a la diversión. Quiero que se diviertan trabajando. Yo me estoy divirtiendo mucho preparando el curso. Espero que ellos también.

      Eliminar
  4. Me parece una llave de judo muy interesante el utilizar la omnipresencia de las nuevas tecnologías para motivar. Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo relevante es que hay que hacer una cierta investigación acerca de los recursos tecnológicos de carácter educativo, y, para nuestra sorpresa, son muchos y muy interesantes. Todos son americanos pero algunos tienen vertiente en español. En USA la investigación educativa es puntera. Hay un sector de profesionales españoles que tienen conocimiento de esto y lo aprovechan, pero la mayoría desconoce lo que se están haciendo actualmente en educación en el mundo. En muchos sentidos, estamos realmente retrasados. Pero, sí, es una llave de judo. Gracias. Lo intentaremos.

      Eliminar
  5. Oleee Joselu, eso si que es ser un genial profesor pero ahora voy a contarte algo que a ningun otro profesor he contado, en este texto tu comentas sobre el indagar en la motivacion de los alumnos, pues bien resulta que al parecer hay muchos profesores que no tienen ningun interes por el alumno en cuestion y parece ser y es que le hacen sentir verguenza delante de cualquier grupo de alumnos cuando este presenta dificultades a la hora de entender algo, de hecho eso a mi me ocurrio cuando estaba en primaria, sobretodo en 6to de primaria, que la tutora que tenia aparte de ser Cruella de vil en persona, les hablaba de cosas negativas a mis padres y sobretodo cuando estos fueron a consultarle los centros donde estudiar para despues de la primaria, ella en vez de mandarme a un centro donde hicieran la ESO, los unicos centros que me recomendo eran de educacion especial (estando yo perfectamente bien de la cabeza!) y sin ningun retraso mental ni nada, por eso digo: tu como profesor que eres has pensado alguna vez en que un alumno necesita ir a un centro de educacion especial en lugar de hacer la ESO en una escuela ordinaria?

    Si es asi, entonces no puedo entender a algunos profesores que no se molestan en tratar bien a esos estudiantes y lo unico que saben hacer es hacer pasar verguenza al alumno cuando este no 'pilla' en ese momento lo que le explican, como me paso una vez a mi con una profesora en un aula de acogida q asistia en aquel momento, que se ve que me bloquee y no entendi lo que ella me explicaba y ella se puso toda chula y me dijo que contara con los dedos algo que no hacia falta hacer, el problema es que no supe que hacer en ese momento sino hubiese tomado cartas en el asunto con ella o hubiese hecho que saliera muy escarmentada

    Porque a veces los profes quereis o recomendais centros de educacion especial a los alumnos aunque estos no tegan ningun retraso? Tu te consideras igual?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas decisiones no me correponden a mí. En el instituto hay un psicopedagogo que es el que evalúa posibles derivaciones a otros itinerarios. Pero sí, hay que tener mucho cuidado en cómo se emiten opiniones acerca de los alumnos. Sin pretenderlo se puede provocar una desmotivación mayor que la que arrastran. Hay que ser muy cauto a la hora de exponer opiniones sobre el nivel o la madurez de los chavales. Solo una vez a un alumno de cuarto de ESO le recomendé que no hiciera bachillerato y que sí hiciera un ciclo formativo. Su capacidad era pequeña aunque su voluntad era grande. Después de hablar con él y con su madre, decidieron hacerme caso y el chico fue a hacer un ciclo formativo. Y no hizo uno sino que hizo dos, y ya tiene trabajo. El bachillerato para él hubiera sido una trampa en que se hubiera hundido. Posteriormente me dieron las gracias y me invitaron a su casa como muestra de afecto y consideración.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Creo que es admirable la decisión que has tomado. Frente al inmovilismo en el que caen la mayoría de profesores, que lo que suelen hacer es echar balones fuera (la culpa es del ministerio, de la ley, de los padres, de los psicopedagogos...) ignorando el margen de maniobra (en mi opinión mucho) que tienen, tú has decidido hacer algo por mejorar la situación más allá de quejarte cruzado de brazos.

    El camino que vas a recorres seguro que no es fácil, y no estoy seguro de los resultados (como no puede ser de otra manera), pero de lo que sí estoy seguro es de que vas a aprender mucho por el camino, y que te servirá para mejorar los resultados de tus clases, aunque solo sea por ensayo y error. Tal vez esta iniciativa no prenda en todos los alumnos, es más, es lo más probable, pero también es probable que despiertes el interés en algunos, tal vez en muchos, y eso ya lo considero extraordinariamente importante. Lo que está claro es que mejorarás la situación, y que por lo menos después de todo el proceso tendrás más herramientas para arreglar las cosas: al menos sabrás lo que funciona y no funciona, y esas pistas te serán muy valiosas si (como imagino) quieres seguir mejorando.

    Las posibilidades de las nuevas tecnologías en la educación son literalmente infinitas, estoy convencido de ello. Por supuesto que no son suficientes para que los alumnos aprendan, también necesitan de un buen "maestro de ceremonias" que los motive y los conduzca por el camino que deben recorrer. Pero imagina lo que sería que los alumnos aprendieran física con realidad virtual, entrando en los átomos, viendo las órbitas de los planetas, viendo ante sus ojos como las moléculas le fusionan... O siendo espectadores en primera persona de un acontecimiento histórico convenientemente recreado... Las posibilidades son inmensas, no hay duda.

    Espero que nos mantengas informados de este maravilloso experimento que has decidido emprender. Yo desde aquí te doy la enhorabuena por tu decisión y te animo a que tengas constancia y empeño incluso en los momentos (que seguro que llegarán) en que dudes de si te has equivocado o no de camino.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El proyecto adquiere otros matices a medida que que voy reflexionando. Por un lado quiero unir el planteamiento de la clase invertida (Flipped Classroom) con el Aprendizaje basado en problemas (ABP) en el que se hace a los alumnos reflexionar sobre preguntas motivadoras en que hayan de utilizar los datos que han aprendido. Son retos de ideas. Ellos tendrán ordenadores portátiles para ayudarse. Quiero unir también la idea de aprendizaje cooperativo de modo que trabajan siemrpe por grupos, no solo por parejas que he escrito en el post. He pensado que grupos de tres o parejas serían ideales para fomentar el aprendizaje cooperativo. A todo esto se uniría trazos de Educación informal. Lo cierto es que el mundo educativo es una mina por explotar en cuanto a posibilidades pedagógicas y el margen que tenemos es grande. La idea del profesor que explica en clase puede superarse fácilmente. Es un tiempo que no es operativo. La mayoría desconectan. Mi sentimiento es que no tengo nada que perder y sí mucho que ganar. Afronto con una enorme ilusión este tiempo nuevo que para mí será de excepción y probablemente el último de mi vida como docente, pero quiero utilizarlo arriesgando y no guardando la ropa. Quiero que sea el año más experimental de mi vida como profesor.

      Espero que los chavales puedan comprender la importancia de poder aprender de otro modo que el no aprender del modo convencional. Los profesores sabemos que no enseñamos nada o casi nada, pero mantenemos la ficción de que el sistema funciona, pero no lo hace.

      Te agradezco profundamente tus meditadas palabras que me sirven de acicate para continuar trabajando y aprendiendo.

      Un cálido saludo, Antonio

      Eliminar
  7. También me apunto para ser tu alumna a distancia, Joselu. Buenas ideas y un profesor tan altamente motivado no pueden fallar. Cuando los alumnos notan que estamos dándonos el permiso de experimentar y que buscamos seguir creciendo y aprendiendo para ellos y para la tarea que nos convoca la respuesta suele ser positiva. Recuerdo una oportunidad en la que asistí a un seminario de dinámicas innovadoras para el aula y me enseñaron la técnica del "mixer": todos se ponen de pie en el aula, y respondiendo a alguna consigna específica que tu fijas, interactuan con todos los demás dentro del tiempo que tú le asignas a la actividad para que logren cumplir con la pauta asignada. Mis alumnos no estaban habituados a ese tipo de actividad dinámica y divertida, y se armó un revuelo pero de trabajo en clase. Se subían a las sillas para acceder más rápidamente al otro lado del salón porque eran sillas amuradas al piso. No te voy a negar que me inquieté un poco aunque veía que estaban haciendo lo que tenían que hacer, excitados por el modo, eso era todo. Pero a la directora del instituto, que se paseaba por los pasillos controlándonos a los profesores, no le gustó nada el bullicio y tuve luego que rendirle explicaciones. En fin, cosas que pasan. De todas formas, jamás me arrepentí de esos momentos en el aula y ese grupo en particular quedará en mi memoria de por vida. Se aprende mucho, de ambos lados, se crece y se disfruta ante el desafío.
    Te deseo lo mejor para este nuevo año de docencia.

    Un fuerte abrazo.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Durante toda mi carrera docente he sido un innovador intuitivo y que arriesgaba. Llevé a cabo proyectos cuya audacia hace más de veinte años me sigue sorprendiendo. Sin embargo, la llegada de las reformas educativas y el descenso del nivel y de los intereses de los alumnos me llevó a ser un profesor que solo buscaba sobrevivir en medio del desastre que supuso la nueva ordenación educativa. Lo pasé muy mal y se esfumó mi vena experimental e innovadora. Fueron años de plomo. Eso sí cuando podía aportar algo nuevo (como los blogs hace ocho años) lo incorporé a la docencia. Ahora el desarrollo de la tecnología y las herramientas digitales que hay son prodigiosas y basadas en las bases neurológicas del cerebro. Es como si volviera a recuperar esa intuición que me abrasaba en tiempos y me impelía adelante. Este año quiero que sea un proyecto totalmente disruptivo y audaz. Probablemernte sea mi último año como profesor. Quiero quemar las naves y adentrarme en la más pura felicidad de la experimentación con muchachos de condición humilde. Hay colegios de clases afortundas en los que no es difícil incorporar las nuevas herramientas tecnológicas. Quiero que mis chicos de barrio difícil entren en el siglo XXI. De momento estoy trabajando doce o catorce horas diarias preparando material audiovisual e implementando proyectos y reflexiones sobre la metodología a seguir. Lo último que quiero es aburrirme.

      Gracias por tus buenos deseos. Lo intentaremos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Yo creo que los estímulos visuales son el componente más activo en la enseñanza. Ya sabemos aquello de que "vale más una imagen que mil palabras". Refrán verdadero cien por cien. Por eso no me parece mal tu propuesta. Es más, creo que será positiva. Y yo te animo desde aquí a que la lleves a cabo. Yo también inundo mis clases con imágenes explícitas (power points) e implícitas (guiños a la imaginación del alumnado con alusiones verbales) y los resultados son los que son. Es decir, los de siempre. Los que quieren sacar buenas notas (la mayor motivación jamás inventada) y los que no quieren pasar por el sacrificio-tortura de aprender nada para poder sacar buenas notas. Y hasta aquí hemos llegado. No hay más. No creo en los intereses intrínsecos de un alumno que esté loco por saber cosas de la sociedad griega o las claves del paso del feudalismo al capitalismo... Esta motivación, querido Joselu, no es de este mundo. Hemos de partir de aquí. Los alumnos no quieren aprender. Esto lo tenemos que tener claro los enseñantes. Y los teóricos de la materia ya hace siglos que lo saben. Hubo un tiempo (la Roma clásica) que se decía que "la letra, con sangre entra". Todo un aviso a navegantes. Dos mil años después no hay sangre. Hay nuevas teorías. Y al final del proceso me he dado cuenta que la única motivación son las notas, como decía más arriba. Y perdida la posibilidad de sacar buenas notas, la motivación se confunde con otras cosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues voy a cuadrar el círculo, Miguel, puesto que quiero hacerlos trabajar sobre temas complejos sobre la historia de la literatura española, un cuso con rigor como no hago hace tiempo. Y quiero conseguir que todos, sin excepción, se sientan atraídos por la materia. Utilizaremos todas las herramientas tecnológicas que existen. Unidas a las reflexiones más avanzadas sobre la innovación educativa. Iré desgranando el proyecto. Quiero que aprendan más que nunca, que se lo pasen bien con temas densos y que disfruten conmigo en el aula. Todo mi tiempo es para imaginar cómo y de qué manera hacerlo. Leo mucho e investigo en todo el ámbito educativo internacional. Quiero que mi último año como docente no sea de ir pasando suavemente haciendo lo que siempre he hecho, sino que sea totalmente experimental entrando en terrenos que nunca he pisado. Me iré, pero me iré con la satisfacción de haber ejercido lo que más me gusta. Imaginar. No tengo ya nada que perder.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Joselu. Hace varios meses sigo tu blog. También soy profesora de lengua pero acá, en la Patagonia Argentina. Me parecen súper interesantes tus vivencias y reflexiones en el aula, que son parecidas a las que experimentamos acá.
    Si bien mis alumnos tienen las netbooks, los profesores (por lo menos, los que yo conozco) somos ignorantes de todas las herramientas informáticas educativas que existen. Y hacemos bien poco para incorporarlas. Tal vez estemos tan desmotivados y vagos como los alumnos...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi instituto los alumnos tienen netbooks desde hace años, pero los profesores en general los obvian y no los aprovechan como potentes instrumentos de aprendizaje. Hay maravillosas aplicaciones que permiten hoy utilizarlos para fomentar el aprende. Creo que en las escuelas e institutos se sigue una ficción que es que los profesores simulan que enseñan y los alumnos ni siquiera se molestan en simular que aprenden. La escuela va en dirección equivocada puesto que no logra despertar la curiosidad y la creatividad de los alumnos que van a pasar horas allí aburridos, siendo solamente evaluados por sistemas que saben que no hay nada detrás. Yo me siento muy triste en una clase convencional cuando sé que la mayoría desconecta cuando yo me pongo a explicar. Luego prácticamente nadie estudia. Creo que a todos nos pasa lo mismo pero nunca lo hablamos salvo para decir que nuestros alumnos no hacen nada.

      Investiga en las herramientas tecnológicas que existen. Son prodigiosas. En dos semanas te puedes poner muy al día si te pones a indagar.

      Saludos desde Cornellà. Gracias por tus palabras que ahora reciben mi respuesta en viaje a la Patagonia (qué maravilla, cómo me gustaría conocer esa tierra!!!!)

      Eliminar
  10. En el post y en los comentarios está casi todo dicho. Como corolario me quedo con una idea que suelo tener en cuenta para la motivación. En la Escuela se dan demasiadas respuestas (de hecho se evalúa al alumno en función de que sus respuestas se parezcan a las nuestras) y pocas preguntas. Tal vez motivar consista en eso, en dar preguntas que no tengan respuesta, en ofrecer retos que solo tienen solución mediante la acción, no mediante la memoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso introducir en las clases elementos del ABP (Aprendizaje Basado en Problemas) lo que supondrá que les plantee preguntas de no fácil respuesta en las que tendrán que integrar lo que saben con la investigación que lleven a cabo durante la hora. Lo importante no será la respuesta en sí, sino el procedimiento, el camino, el razonamiento, la estrategia de llegar a algún lado. De modo que estoy de acuerdo con lo que expresas. Totalmente de acuerdo.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...