Páginas vistas desde Diciembre de 2005

miércoles, 2 de julio de 2014

Diario de la playa



Me levanto a las siete de la mañana en mi segundo día de vacaciones. Me tomo mis pastillas matutinas y bajo a desayunar. Antes voy a comprar El País, periódico del que soy suscriptor aunque cada día me suscita menos interés. Compenso la flojedad del diario con la lectura de dos ediciones digitales de Infolibre y Diario.es. También me gusta leer ABC por su sección cultural. Leo y retengo algunas noticias que me llaman la atención: el independentismo catalán diseña el ejército de la nueva Cataluña con marines, unidades navales, cincuenta mil militares en activo y sesenta y cinco mil reservistas, se proponen unidades para actuar en el Índico y el Atlántico. ¡Joder! Y ni siquiera hemos votado. Es como si se supiera que el resultado de la votación solo pudiera ser uno: la independencia. No se contempla que Cataluña pueda seguir unida a España. Pienso en si emigrar de esta tierra...

Pablo Iglesias en Estrasburgo se cree el rey del mambo y ataca a la casta europea.

Descenso demográfico: miles de inmigrantes abandonan España unidos a miles de españoles que buscan posibilidades de empleo en otros países. España será un país de viejos en veinte años. La mayoría de mis ex alumnos en la década de los treinta no han tenido hijos por diversas razones. Uno de cada cuatro niños en España pasa hambre. 

Cinco mil inmigrantes africanos llegan por el Mediterráneo a territorio italiano. Una treintena mueren asfixiados en las bodegas de uno de los barcos.

La monarquía parece de papel couché. Felipe VI no concita ningún entusiasmo ni adhesión popular.

Una carta de un lector recordando a Ana María Matute.

La sanidad pública pierde 28500 empleos en dos años.

Noticias intrascendentes del mundial de fútbol. TV1 pierde por su sectarismo y manipulación informativa audiencia respecto a otras cadenas...

Es verano. Mi mente se va a unas rocas junto al mar tranquilo y azul. Es mediodía. Cuerpos desnudos adolescentes reposan bajo el sol cenital.

Estoy leyendo una biografía de Ortega y Gasset escrita por Jordi Gracia. He encargado en Amazon una novela titulada El día que Nietzsche lloró de Irvin D. Yalom. Me aferro a la lectura como un mantra. Es lo que me mantiene vivo en un mundo que no comprendo demasiado. Si un día me convierten en extranjero en Cataluña y todo esto se desborda en un maremoto nacionalista con himnos y banderas y ejércitos catalanes, yo no seré de aquí. Mi patria será la literatura.

Hoy hace veinte años que me casé por la iglesia, yo que era anarquista y joven rebelde. Fue en una capilla románica en el barrio del Raval. Leí un fragmento de El cantar de los cantares. Luego nos fuimos a hacer fotos vestidos de novios con fondo de grafitis contraculturales (porros, banderas anarquistas y comunistas...)

Juan Poz comentó en mi anterior entrada que a cierta edad queremos reconstruir nuestra vida alentando una ilusión de continuidad, de unidad, de organicidad. Nuestra tentación de querer entender nuestra vida como si fuera un relato unitario con sentido.

Tengo que volver a ver Matrix, la película más filosófica de la historia del cine, según comentó algún amigo de Facebook.

Me gustaría ser escritor, dar salida a este magma interno que brota a borbotones de mi mismidad. Sin embargo, solo soy capaz de componer fragmentos. Soy un escribidor fragmentario, de momentos que se suceden vertiginosos y sin continuidad.

Pienso en si volver a practicar zazén.

Este verano haré la ruta del Camino de Santiago del Norte partiendo de San Juan de Luz en Francia. Me realizo caminando. Soy un caminante como lo eran Antonio Machado y Samuel Beckett.

Pienso en leer también la segunda parte de Juego de Tronos. Me mantuvo intensamente atrapado Canción de fuego y hielo. Un mundo propio creado por George R.R. Martin.

¿Qué anhelo? Ser capaz de crear también un mundo mío, inequívoco, existencialmente potente en que imágenes se repitieran magnéticas: como el día en que mi madre me echó de casa a los cinco años por no querer comer una manzana asada. Yo lloré amargamente y bajé desesperado los cincuenta y tres escalones hasta la calle. Me iba al abandono absoluto pero en la disyuntiva de comer algo que no deseaba y el abismo, elegí el abismo. De eso me enorgullezco. Cuando digo que no es no.

Mi mundo de imágenes recurrentes, de sueños eróticos algunos pedófilos para mi sorpresa al despertar.

No puedo saber muy bien quién soy. Soy algo así como un conjunto de impulsos deslavazados que se afirman en la escritura en busca del norte magnético que no existe.

Pronto me iré a correr unas vueltas por el parque. Me relaja. Sudo.

Escribir sin sentido, sin dirección, puros fragmentos que se reorganizan y dispersan en la lectura.

Pequeños poemas en prosa que bailan entre las teclas de mi MAC.

Esos cuerpos desnudos adolescentes, Serge y Nadine, él y ella, se desean en ese verano infinito frente al mar.

Poner fin al post cuando uno tiene ganas de seguir ...

Sí. Es mediodía. 




15 comentarios :

  1. Dije: Todo, completo.
    ¡Las doce en el reloj!
    En el fondo, creo que mi vitalismo se confirmó en la lectura de Jorge Guillén, para quien la realidad era una epifanía, como lo es para ti, Joselu, y como lo es para mí, derrotas y depresiones al margen.
    ¡Ay, malandrin buenandarín, ya de vaciones...!
    Yo, cojo. Me acaban de dar una estocada por todo lo bajo en el talón que con la aguja me ha atravesado el matarife el espolón... Y se reía de mi grito de barítono en llamas...
    Desde el romanticismo, el género del fragmento se ha ido apoderando de la literatura occidental y son contadas excepciones las de los autores que escriben "largo". Nietzsche es el genuino representante, y Novalis, y Lichtenberg y Canetti...
    Es estimulante el fragmentarismo, y todo lo que suponga saberse contradictorio, múltiple y complejo.
    Hala, te regalo un aforismo greguerial, que me ha caído simpática la entrada...
    "Era tan egocéntrico, que hasta eyoculaba..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que encontrar el modo de hilvanar coherentemente mi espíritu fragmentario y discontinuo. Pero primero tendría que creer en mis posibilidades. Está muy bien escribir en un blog, pero cuando se abordan estructuras más complejas, el menda se retrae, sea por falta de capacidad, de voluntad o de autovaloración. Ha sido una lectura provechosa ver cómo Kafka tenía terribles dificultades para terminar las historias que creaba que muchas veces quedaban en fragmentos dispersos o sin concluir. Él buscaba estar poseído por una fuerte inspiración para escribir y eso las circunstancias muchas veces no se lo permitían. Sin embargo, a pesar de sus problemas pudo alentar la creación de un mundo que nos ha hecho pensar a todos los que lo hemos leído y su apellido ha quedado singularizado.

      Me gusta tu aforismo.

      Eliminar
  2. Leyendo la sección de noticias -o escuchándolas en cualquier cadena- uno se da cuenta de que sí, de que Matrix existe. Pero es de cartón piedra. Por eso hay que bajarse al centro de las cosas. Haz lo que te apetece hacer. Ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy he vuelto a ver Matrix por segundo día consecutivo. Es curioso porque la vi en su momento y no me convenció tanto como en estas dos últimas sesiones.

      Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  3. Un recorrido por la mente de un inquieto intelectual. Un ser inquieto que busca la verdad. Joselu, la verdad no existe. alguien nos la robó.
    Me ha encantado tu post.

    Un fuerte abrazo. Y a disfrutar de las vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy disfrutando aunque no esté en un lugar tan hermoso como tú. De momento en casita, ya llegará el momento de salir. Me alegro de que te haya gustado el post. Un abrazo muy fuerte y gracias.

      Eliminar
  4. Muy fuerte lo del ejercito del Mas. Recuerdo que hace ya un tiempo, al principio de esta locura le hicieron una entrevista y llego a decir que el se imaginaba una Catalunya independiente sin ejercito. Pensé, mira, entre toda la serie de motivos por lo que no me apunto a lo de la independencia por fin aparece uno que si que me convence. Pero claro, en un gobierno de Derechas como el de Mas sería un poco pedir demasiado un país sin ejercito. Por cierto veo que eres un andador consumado. Así que el camino de Santiago del Norte, que maravilla. Y tienes la suerte de poder hacerlo con la compañera con la que te casastes hace 20 años en una ermita románica del raval??. Por cierto, precioso Sant Pau del Camp, una de las maravillas más desconocidas de Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, José Antonio, el camino lo haré solo (o con quien encuentre en la ruta -nunca se sabe-). Mi compañera no es muy andariega. Y sí, la ermita románica era Sant Pau del Camp, sita en ese barrio en el que un tiempo fui muy feliz cuando estudiaba teatro.

      Andar es un ejercicio espléndido. A pesar del cansancio o tal vez gracias a él uno logra generar endorfinas. No soy deportista pero sí que camino, un pie detrás de otro. Y el camino te va llevando. Como tú cuando entras en el bosque mágico.

      Eliminar
  5. He ensayado como tú eso de escribir textos deslavazados que reflejan mi estar en un momento dado, lo que pasa es que escribo en un blog para huir de un yo que me persigue a todas partes y que aquí puedo dejar suelto y a su bola como perro en el parque mientras me dedico a otras cosas.
    Creo que el mayor enemigo del independentismo catalán hoy en día deriva de la universalidad del movimiento ciudadano que quiere cambiar las cosas y que provisionalmente tiene la cara de Podemos y Pablo Iglesias. La casta independentista catalana también puede quedar con el culo al aire si los ciudadanos que apoyaban el soberanismo por puro malestar social descubren que sus guías son de la misma naturaleza que la que reside en Madrid. En verdad no será el españolismo reaccionario y lerrouxista el que evitará que la idea independentista triunfe, si no el descubrimiento de que sus mentores son la misma cosa con distintos collares. Solo un movimiento cívico como el que puede encabezar en Barcelona Ada Colau, con todas sus contradicciones y errores, sería capaz de trasmutar la causa independentista o al menos diluirla dentro de la lucha necesaria entre la vieja política y la que se presenta como nueva.
    Felices vacaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que sé, Ada Colau no se distancia del independentismo y ha afirmado que ella votaría que SI SI en la doble pregunta que formula ese manipulador referéndum que está planteado y que seguramente no se va a hacer. Ada Colau está por la independencia, además de otras cuestiones que efectivamente plantea. Aquí si no estás por la independencia estás en una vía muerta condenado a ser fascista, españolista, traidor, botifler, y ante eso todos nos callamos por algo parecido al miedo o llámale prudencia.

      Igualmente, felices vacaciones.

      Eliminar
  6. Es curioso mientras la población envejece echamos a gente joven que como los indígenas locales quieren trabajar, y conste que soy partidario de no dejar entrar a nadie por la fuerza. La erradicación de la industria y la irrupción de la economía especuladora (sale más barato comprarlo fuera y venderlo), es el origen del paro, mientras este perseguido el trabajo en este país esto no prosperará. Un amigo mio hace dos años abrió una panadería, le pidieron una depuradora de aguas residuales como si fuese un taller de camiones, increíble pero cierto. Ciertas "maniobras" subterráneas evitaron que le parasen la obra y la empresa, un ejemplo, vale más que mil palabras.
    En Cataluña no se va a celebrar referéndum, la gente se va a llevar la desilusión (el que la tenga) de su vida y es más que posible la aparición de disturbios importantes, sin embargo ves a inconscientes echar "más leña al fuego", saben que no se va a realizar y encabronan al personal, ojo al tema, que todo en esta vida se paga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El único trabajo que se genera es de baja calidad en que los trabajadores son explotados con sueldos mínimos y condiciones esclavas. Esta es la recuperación de que están hablando, pero ellos ya se procuran fondos de pensiones bien remunerados con casi cero impuestos. Creo que nos entendemos cuando digo "ellos". ¿A que sí?

      Eliminar
  7. Me ha gustado este post espontáneo. Es como un fluir de la conciencia que haces echar a correr, y el no preocuparse de darle estructura refleja el momento que estás viviendo. Es tiempo de desestructurarse y de disfrutar. Yo me desenchufaría de tanta noticia y me metería de cabeza al mar y a la lectura de esa novela que me han recomendado en más de una oportunidad.
    Que disfrutes de cada instante, y del Camino de Santiago. Cuídate mucho.

    Un abrazo.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mari Paz, qué alegría leerte por aquí. Estos días me apetece escribir mucho a pesar de que son vacaciones escolares. Me relajo y, por otro lado, me da tiempo también a leer, escuchar música, caminar, hacer comidas, charlar con los amigos... Me ha gustado tu consideración del texto como un flujo de conciencia. No era propiamente tal porque el flujo de conciencia es más bien un texto seguido y desorganizado, pero sí que en líneas generales se ha impregnado de ese dejar vagar el pensamiento por impulsos y polos de atracción diferentes: noticias. sueños, lecturas, imágenes del verano, evocación de la infancia y mucho de autoficción, el género que más me atrae por el que construyo una imagen fantástica e imaginado de mí mismo como polo de conciencia.

      Un abrazo, Fer y muchas gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  8. "Me gustaría ser escritor, dar salida a este magma interno que brota a borbotones de mi mismidad"... Lo eres, Joselu, lo eres. Te falta una editorial y un motivo. Tu blog es una novela, Pessoa a veces, Machado otras, Unamuno muchas.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...