Páginas vistas desde Diciembre de 2005

viernes, 11 de mayo de 2012

La especulación financiera o el casino del hambre


                                                    Peter Baleke Kayiira, activista ugandés
El año pasado tenía un problema. Tenía cinco mil euros y quería invertirlos en algo seguro. Fui a Caixa Catalunya y expuse la situación. El director, muy sonriente, me habló de un producto con excelentes perspectivas en plena crisis que era el Depósito 100% Natural que me permitiría obtener una atractiva rentabilidad en función de las evolución de la cotización del azúcar, el café y el maíz en el mundo. Me dijo que él tenía capital invertido y que era una excelente opción.

Me lo quedé pensando pero no tomé una decisión sobre ello antes de investigar algo el producto en cuestión. Yo era un pequeño inversor. ¿Qué estaba haciendo con mi dinero? Busqué información y no tardé en dar con una web de Veterinarios sin Fronteras que me aclaraban el fundamento de la inversión. Yo, como inversor, estaba apostando por el alza o descenso del precio de los alimentos, que sirven de alimentación al tercer mundo,  para producir plusvalías. Estos alimentos se utilizan para la producción de biocombustibles que luego son exportados a occidente, o se especula con el precio de alimentos básicos como el cacao, el café, el maíz, la soja, el arroz... Era un negocio lucrativo y el banco por la estructura del producto no perdía nunca. Era un producto de ingeniería financiera que permitía la inversión del ahorrador medio y pequeño que colaboraban con su capital al aumento del hambre en el tercer mundo. Es sabido que en el mundo desarrollado utilizamos entre un 10 y un 15  por ciento de nuestro presupuesto en alimentos. Pero ¿cuánto utilizan los habitantes de países como Nigeria, Bangladeh, Costa de Marfil, Ghana, Uganda, Afganistan? ¿Os hacéis un cálculo? Yo os lo ofrezco: entre el 50 y el 90%. El alza del precio de los alimentos básicos son devastadores para estos países que además son los principales importadores de estas materias. Cuando sube el precio, estos países han de pedir nuevos créditos a Occidente y sube también la deuda externa que los sume más en la pobreza. Es un círculo vicioso.

Los especuladores han visto estallar la burbuja de las punto com, y la burbuja inmobiliaria. Ahora es el momento de la inversión y especulación con el hambre en el mundo que se convierte en un nuevo refugio para los inversores grandes, pequeños y medianos. Yo mismo me podía haber convertido en especulador y haber propiciado con mi capital el hambre en el Sahel, el Cuerno de África, el Congo, Bangla Desh... Normalmente estos productos son opacos. ¿Quién sabe qué hay detrás de un fondo de inversión? Catalunya Caixa cometió una cagada fenomenal y el caso tuvo publicidad que llevó  a que Veterinarios sin Frontera promoviera una campaña de información y denuncia, y que llegara incluso al Parlamento catalán impulsado por la coalición de los Verdes. Pero esto no es lo normal. Los bancos invierten en estos productos pero no le dan publicidad y lo ocultan, y, nosotros, sin saberlo, personas que se creen de izquierda están apostando por el alza y descenso del precio de los alimentos, para obtener algunos ganancias multimillonarias.

Otra forma de inversión es la que se ha extendido en muchos países muy pobres del mundo que venden sus mejores tierras cultivables a gobiernos extranjeros (Occidente, países del Golfo, China y países emergentes...) Así, los gobiernos corruptos de África están vendiendo y echando de sus tierras a sus pobladores para cederlas a inversores que producen allí biocombustibles que llegan a nuestros coches inocentes y alimentos que luego se exportarán a occidente. El precio es que los habitantes de estos países se quedan sin tierras y sin ninguna compensación ni defensa jurídica. Son países en general en que abunda el hambre y ven que sus mejores tierras son enajenadas para fomentar simplemente la especulación.

En buena medida, el hambre es un efecto de la especulación financiera, y cada vez que muere un niño por hambre es un crimen y no una fatalidad.

Estas noticias aparecen en la prensa pero no veo un eco importante. El otro día venía en la contraportada de El País un reportaje sobre un activista ugandés que llevaba años y años pleiteando en la justicia de su país por la expropiación de tierras de su comunidad. El hombre se llama Peter Baleke Kayiira y denunciaba que su país, uno de los más pobre del mundo, estaba en manos de una multinacional alemana Neuman Kaffee Gruppe que un día había comprado las tierras de su comunidad al gobierno y habían sido arrojados de su hábitat natural centenares de familias que se quedaron sin recursos de ningún tipo. Este grupo alemán produce café para más inri bajo la etiqueta de "Comercio Justo", tras la entrada del ejército ugandés a sangre y fuego para allanar el territorio para la citada compañía. Así quemaron las casas y golpearon a los campesinos que se oponían a la ocupación y abandono de sus hogares.

En esto invertimos en los bancos cuando pedimos información sobre algún producto rentable y seguro. No nos lo dirán, no cometerán el ingenuo error de Caixa Catalunya que lo publicitó. No es un caso único. El Banco de Sabadell, que hace unas campañas tan atractivas con entrevistas a Guardiola o Fernando Trueba y quiere ofrecer una imagen de ética y compromiso, tiene productos que especulan con el hambre. Cuando lamentamos los errores de Bankia que ha supuesto su nacionalización, sería también interesante saber la realidad de sus productos financieros, saber en qué estamos invirtiendo. Pero eso no es fácil. Veterinarios sin Frontera es una organización activa en este sentido que lucha por que se dé información real sobre la devastación que está teniendo lugar en el mundo más pobre para que nosotros no perdamos nivel de vida. Tal vez sea bueno saber que la sobreabundancia de comida está en correlación directa con la escasez o ausencia de la misma, y que cuando oímos de hambrunas en el Cuerno de África (ya no se oye, ha dejado de ser interesante para nuestras agencias de noticias) sepamos que algo tenemos que ver. 

30 comentarios :

  1. ¿Qué se pued esperar de una institución basada en la usura y l especulación ? Nada bueno.

    ResponderEliminar
  2. Va a resultar que los mercados no van a ser muy diferentes de nosotros...
    Es realmente digno de estudio el desinterés que tenemos respecto a qué hacen los bancos con nuestro dinero. Sólo nos preocupa el TAE.
    Tendríamos que enterarnos y... actuar en consecuencia, de lo contrario somos "colaboracionistas" invhttp://www.elblogalternativo.com/2011/05/30/negocios-sucios-bancos-espanoles-que-financian-armas-controvertidas/oluntarios, de acuerdo, pero colaboracionistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno es muy crítico y alternativo pero su dinero depositado en una cuenta corriente o en algún dinero a plazo o alguna inversión sirve para fomentar el tráfico de armas, la industria del hambre en África o incluso el blanqueo del narcotráfico. El dinero no tiene color y es bienvenido en cualquier banco del mundo sea cual sea su origen. Es para meditar pensar que lo que yo hago por omisión, por comodidad, por ignorancia, sirve para extender la hambruna en el cuerno de África por ejemplo, hambruna que luego me golpea superficialmente unos días cuando las televisiones la consideran noticia hasta que deja de impresionar y entonces se busca alguna otra noticia que active nuestros jugos gástricos. Efectivamente, somos colaboracionistas. Nadie tiene las manos limpias aunque se crea inocente y limpio de corazón.

      Eliminar
  3. Aquí en la Argentina, estamos curados de espanto con los bancos desde el corralito y antes también. Recuerdo que mi abuelo tenía unos pesos ahorrados pensando que contaría con ellos al jubilarse. El día que fue a retirar el dinero de su caja de ahorro, no sólo se encontró con que ya no quedaba un centavo de lo que había ahorrado por años nada sino que además le debía él al banco una suma por gastos de mantenimiento, dada la inflación que teníamos entonces y tenemos hoy.

    Lo peor es que tener unos pesos, un pequeño monto que has acumulado a fuerza de trabajo y no de especulación financiera, te trae unos cuantos dolores de cabeza: ¿dónde los pones?,¿qué haces con ellos? Aquí muchos han optado por volver a guardarlos bajo el colchón. Pero todo el sistema laboral y de consumo te lleva a bancarizarte, y es así como les damos de comer y les quitamos la comida a quienes ellos perjudican con su casino del hambre.

    El tema del hambre en África se saca a relucir en los medios cuando llegan fechas especiales o no hay otros temas como todo lo que Europa y Latinoamérica estamos dando que hablar y especular ahora. Recuerdo que la última vez que vi una nota al respecto fue para la última Navidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La crisis en el primer mundo subsume en el olvido cualquier noticia que afecte ahora a otras realidades, lo que no deja de ser también un tremendo e injusto eurocentrismo, pues si a nosotros nos está afectando y tanto nos lamentamos con justicia, es de suponer que a los que no tienen nada esto les debe suponer todavía más dolor y carencias vitales. Dicen que los programas de ayuda no sirven para nada, que lo que habría que hacer es abrir estos países al comercio y comprar sus productos a precios justos. Sin embargo, el consumidor está acostumbrado a comprar barato el café, el azúcar, el cacao, la soja.. y no entiende de dónde sale o qué mecanismo regula el precio de las materias primas. Y la realidad es que es toda una sofisticada elaboración de ingeniería financiera para especular con el hambre. Los auténticos productos del llamado comercio justo apenas llegan y son algo más caros que los estándares. Todos estamos habituados a comprar en los supermercados más baratos. Otra cosa es lo que hay detrás en la cadena de producción y distribución que es objeto de alta especulación en mecanismos extraordinariamente refinados y criminales. Y sí, es verdad, estos temas solo interesan en determinadas épocas, cuando no hay otras noticias o cuando conviene reblandecer durante unos instantes el corazón de la gente para así poderles vender más.

      Un beso.

      Eliminar
  4. FMOP, sí, se trata de eso, pero ¿es la insitución o quiénes quieren ganas dinero fácil a costa de la MUERTE de los demás?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la institución y todos los que tenemos nuestras cuentas en dichas entidades y cuyas inversiones se dirigen hacia sitios que ni siquiera sospechamos ya que todo el mecanismo es opaco. Y el inversionista efectivamente quiere seguridad e intereses rentables.

      Eliminar
  5. Aquí, tal como explica Fer, estamos quemados con los bancos, por experiencia conocemos de sus especulaciones, se han quedado literalmente con los ahorros de todos, en connivencia con los que nos representan, por supuesto.
    Los mercados financieros especulan con los productos primarios de países como el nuestro. Ejemplo: la soja en Chicago cotiza a 530 U$A hoy, los agentes que manejan los E.T.F manipulan los precios con compras y ventas entre inversores - que jamás vieron una plantita de soja ("yuyo" como le ha llamado nuestra presidenta) - de éste modo el precio de la materia prima aumenta o desciende de acuerdo a los especuladores del mercado y no en relación a un comercio de intercambio entre necesidades de compradores y vendedores. En línea con lo que explicás, en nuestro país se está generando un cultivo intensivo de soja, que empobrece los suelos, ni hablemos de los pueblos originarios a los que se les “robó” la tierra sin más ni más y se los confinó en reservas, no hablemos ya de los pequeños productores que venden su producto a un precio estipulado por un casino y tienen que depender de acopiadores de cereales y pools de siembra que monopolizan el mercado.
    Un buen ejemplo es lo que sucede aquí con la yerba mate. El consumidor paga en comercios $22 por un kilo de yerba, y el productor (secadero) recibe $6,90 por un kg, entonces el precio que paga el consumidor es 220% superior con respecto a lo que percibe el productor yerbatero, como verás los “formadores de precio” no son los productores pequeños ni los consumidores, ésto dentro del mismo país y con un mercado interno pequeño y supuestamente regulado! Lo mismo sucede con la mayoría de productos básicos del consumo: papa, harina, etc, etc. Los que producen y consumen sostienen la escalera de los que especulan! Y ese mundo estamos sosteniendo!!
    Estamos todos embarcados en la misma Tierra, aunque decir esto parezca romántico o útopico, es muy corto pensar que lo que le suceda a los habitantes hambreados y famélicos de Africa no nos llegará porque no vivimos en Africa, nos llegarán las pestes, las revoluciones, las inmigraciones, no podemos mirar en función de nuestra corta vida, y de nuestro profundo ombligo.Incluso por defensa propia deberíamos cuidar a los que menos tienen!

    Hablar sobre esto Joselu es un grano de arena, que no es mucho pero tampoco es poco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah, el discreto encanto de los intermediarios que se forran sin exponer nada! Son un cáncer del sistema, pero parecen su alma. Primos hermanos suyos son los "propiciadores", urdidores de negocios privados que antes tuvieron responsabilidades públicas. Al fondo de todo late siepre el mismo anhelo común de la especie: poéticamente: la Edad dorada; prosaicamente: vivir sin dar palo al agua...

      Eliminar
    2. He leído tu enlace sobre los Exchange Trade Funds que son productos de inversión de renta variable cuyo funcionamiento utiliza en paquetes el precio, sometido a los vaivenes del mercado especulativo, de los productos básicos de alimentación para multitud de países. Miles de operaciones especulativas en la bolsa de Nueva York o Chicago hacen oscilar al alza o a la baja el precio de estos alimentos que suponen por un lado las exportaciones de estos países (café, azúcar, soja…) pero por otro lado necesitan otros alimentos como el mijo, el arroz… para su alimentación básica. Todo es un juego hecho sobre un tablero por personas que no han estado en Argentina o África y a los que solo les importan las comisiones que puedan sacar y no la justicia del intercambio. A veces incluso las ayudas internacionales pueden ser dañinas. Leí que en Haití los productos de ayuda internacional como el arroz hundían las producciones locales que dejaban de ser rentables y se abandonaban no funcionando como mecanismos regeneradores de trabajo y de capital.

      Es un mercado, el financiero, desregulado totalmente y los pobres siempre tienen las de perder ante las grandes corporaciones que imponen las reglas y los precios, sometidos al vaivén de las cadenas especulativas en los mercados que ignoran o que quieren ignorar las consecuencias de ello en la realidad de la vida de muchas naciones y de centenares de millones de personas.

      Luego nos lamentamos de que exista la inmigración (que por otra parte estimulamos porque se necesita en épocas de bonanza mano de obra barata), la inestabilidad, las revoluciones…

      Ahora en España una de las últimas medidas del gobierno es retirar la asistencia sanitaria a inmigrantes sin papeles.

      Cerramos el círculo. España para los españoles.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Enhorabuena por el excedente! Desde que decidimos ser solidarios con la especie y prohijamos dos criaturas que constituyen el 96% de nuestros desvelos, no sé qué es tal cosa como disponer de un "pellizco" -como suelen decir eufemísticamente los que están forrados-, porque lo poco que tengo está en un plan de pensiones del que saldrá, sin duda, para pagar algún máster, ¡"me lo veo de venir"!
    Lo que sí me ha llegado, por familiares y amigos, es lo de la estafa de los títulos preferentes, que han arruinado a no poca gente sin que el Gobierno de Rajoy haya sacad una ley para obligar a los Bancos a proveer fondos para hacer frente a esa estafa, porque se amparan, cuando les conviene, en que son contratos de particulares.
    Gracias por tu información. Que esos canallas redondeen el negocio con la apariencia del "precio justo" es ya el recolmo. Si las organizaciones de consumidores se dedicaran a la investigación y denuncia de esos supuestos, me afiliaba mañana mismo... De hecho, durante cierto tiempo mi único carnet de afiliado fue el de la OCU, que devolví cuando tuve que empezar a hacer mi máster particular de economía doméstica. Ahora, que tan cerca estoy de la jubilación, acaso acabe afiliándome a un sindicato de profesores de Secundaria, en protesta por el "igualitarismo" empobrecedor de los sindicatos dominantes.
    Con todo, convendrás conmigo, Joselu, en que la foto del entrañable personaje está hecha con la muy mala leche del eurocentrismo casi militante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La foto es muy interesante, Juan Poz. Revela en la entrevista que le hizo la Contra de El País, su austeridad que se refleja incluso en el desayuno que tomaron. No parece que sea el africano que aprovecha una ocasión para disfrutar de occidente a cargo de alguna ONG. No. Su mismo traje, grande y desgarbado, es una muestra de que no ha venido en broma, que lo que está diciendo es serio. No viste de Armani, y tal vez incluso su aparente aspecto estrafalario exponga con más contundencia la realidad de lo que nos ha venido a contar. Es la coherencia entre sus palabras, sus razonamientos e incluso su vestimenta, las que le dotan de autenticidad y verosimilitud. Su rostro revela una enorme seriedad y dignidad, y el final de la entrevista el activista muestra su fe en las leyes y la Constitución de Uganda, a pesar de que no les hacen ni caso.

      Veterinarios sin fronteras es una organización que me ha sorprendido. Te animo a que visites su web. Desconocía su activismo y su implicación que va más allá de lo que sería su cometido profesional específico.

      Eliminar
  7. Gracias por la información. Lo de que le pongan la etiqueta de comercio justo roza lo absurdo. Nos toman el pelo a diario.
    Los biocombustibles tienen esa contrapartida. Es un poco paradójico que nosotros usemos como combustible algo básico de lo que carece tanta gente. Los números cuando se habla de mortalidad infantil y desnutrición en África son obscenos. Los bancos comercian con eso, y a la mayor parte de los medios de comunicación no les importa. Y ya se sabe, si no sale en la tele (para la mayor parte de gente) no existe.
    Qué triste.
    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que sale en la televisión nos conmueve durante unos segundos hasta que cambian las imágenes y nos dan propaganda del nuevo perfume o el nuevo modelo de coche… El mundo es extraño y radicalmente injusto, pero en esta reflexión sobre la crisis falta la consideración de que si el primer mundo del que creemos formar parte, está mal, el tercer mundo se hunde en la pobreza para sostener el bienestar del primero. Es solidario. Es necesario que haya pobres para que haya ricos. El mecanismo funciona así. Y nosotros - a pesar de nuestras dificultades, somos ricos respecto a los habitantes de Somalia, de Malí, de Burkina Fasso, de Afganistán…

      No sé cuál es la solución pero no me siento inocente.

      Eliminar
  8. No tenemos algo que ver: somos culpables. Lo somos desde el siglo XIX y lo seguimos siendo ahora. Es verdad que a España le corresponde menos porcentaje de culpabilidad que a otros países occidentales. Quizá a cada español solo le toque uno o dos muertos por año y uno o dos desterrados por hambre o violencia. ¿Que esto es demagogia? Claro. También pensar que el dinero solo es dinero y no causa efectos secundarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, Pedro, que nuestra responsabilidad es mucho mayor que la que estimas.

      Eliminar
  9. Tengo un amigo que dice que la acumulación de riqueza es legítima porque no tiene relación directa con la pobreza.
    Te agradezco que me hayas dado argumentos en contra.
    Es realmente nauseabundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La acumulación de riqueza y nuestras propias nóminas domiciliadas en bancos que especulan con el hambre, con el tráfico de armas, con el blanqueo de capitales… Nuestras nóminas y nuestras pequeñas inversiones de pringaos que buscan rentabilidad y seguridad. Sí, realmente es nauseabundo.

      Eliminar
  10. En el cuerno de África una de las causas de hambruna es los monocultivos enfocados a la exportación. Extensas zonas de tierra que antes eran cultivadas con productos locales de temporada, con diferentes especies que iban produciendo a lo largo del año y que alimentaban a los pobladores locales, se han visto cambiados por extensos monocultivos. Estos cultivos, al no ser locales, se ven expuestos a infinidad de plagas, por lo cual se echan multitud de pesticidas, como es monocultivo y no hay la rotación que había antes, es necesario abonarles con abonos químicos de multinacionales. Los agricultores locales extraían las semillas de sus propios cultivos, pero ahora, con las nuevas semillas, estas no producen otras semillas de calidad (convenientemente manipuladas claro) y condenan a los agricultores a comprar semillas todos los años, junto con abonos y pesticidas en una espiral de muerte y robo a la Humanidad.
    Antes la rotación de cultivos, la diversidad de los mismos y el estiércol hacían que el hambre desapareciese de África. Pero claro, siempre se puede echar la culpa a las sequías...
    La Bolsa de Chicago es el principal mercado especulador sobre "futuros" en alimentación. La cosecha de cereal de Castilla, que todavia no ha granado, se ha vendido ya más de mil veces.
    ¿De verdad que alguien ve razonable esto? ¿es esto economía? ¿donde estan los que debieran defendernos?.
    En Europa con la PAC, esta pasando algo parecido. Tengo una entrada hecha sobre la PAC que algún día colgaré, es vergonzoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, Temujin, que con este comentario has puesto el dedo en la llaga y añadido consideraciones que aclaran qué está pasando en zonas de mundo de hambruna. Nosotros luego decimos que no sabemos, que no tenemos la culpa, que no tenemos por qué sentirmos culpables, que no…

      Luego lamentamos que los inmigrantes vengan a nuestro mundo y los machacamos y despreciamos.

      Nunca he sentido tanto asco por lo que somos y por lo que representamos que cuando veo la plasmación de las políticas de occidente en África. Políticas y aplicaciones comerciales y agrícolas, alguna de las cuales explicas en tu comentario.

      No sé que es la PAC. Espero que nos lo expliques.

      Eliminar
  11. Por cierto le dices al del Banco, que vas a sacar tu dinero de allí y que no vas a poner la nomina en sitios corruptos, veras que cara pone "el asesor"...

    ResponderEliminar
  12. Yo este verano voy a invertir mis ahorros en un crucero. Me llevo a mi hijo y a mi mujer a las Islas Griegas. Me olvidaré de que el mundo es un valle de lágrimas. Me hundiré en la más profunda de las vanidades. Y espero hacerlo sin remordimientos ni pausas. De un tirón, implacable. Ya te cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He estado dos veces en las islas griegas, y si quieres que te diga la verdad, lo último que haría sería ir en crucero para conocerlas. Es una visión de la realidad como si para decir cómo es París, fueras a las galerías Lafayette y quisieras sacar conclusiones. Ya nos contarás.

      Eliminar
  13. Me pierdo con los números de la bolsa, con todo esto de las inversiones, de las subidas y bajadas, de las cotizaciones al alza...Pero es evidente que para que haya grandes, inmensas fortunas en el mundo, es a costa de sangrar a la inmensa mayoría de la población, al tercer mundo dejándolo morir de hambre y al primero haciéndoles creer que alguna vez fueron clase media y ahora han de conformarse con sueldos míseros y condiciones cada vez más indignantes. Aunque no tenga mucho que ver con las pequelas inversiones leía en El País de ayer viernes una noticia breve acerca del empresario italiano Flavio Briatore, el magnate de la Fórmula 1, que al parecer va a relanzar el lujo y el glamour en Marbella con su concdepto "Billonaire", solo para gente con posibles que buscan "la sensación de sentirse únicos". Al parecer este Briatore es un hombre "hecho a sí mismo". Muy interesante lo que cuentas de "Veterinarios sin fronteras". Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que al presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, le iba el ambiente de Marbella, ciudad a la que acudía en fines de semana de cinco días.

      Una vez estuve en Puerto Banús paseando un rato y me quedé boquiabierto por el éxtasis lujoso que se vivía allí. El mundo es abominable si lo miramos con espíritu crítico, Carlota. Lo que pasa en los campos de refugiados en Kenia tiene que ver con el ambiente de billonarios de Puerto Banús. Y con nuestro modo de vida, que creemos inocente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Desde el momento en que todos buscamos la mayor rentabilidad posible para nuestros ahorros ya estamos implicándonos en gestiones deshonestas...porque muy pocos preguntan qué hay en la trastienda.

    De Catalunya Caixa podría contarte unas cuantas. Por ejemplo, la gestión que ha hecho de los planes de pensiones ha sido de lo más nefasta...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has escrito una gran verdad, Luis Antonio. Y lo más singular es que no queremos saber. Nos incomoda saber. No nos interesa saber. Saludos.

      Eliminar
  15. La fotografía me emociona, ves en ella a una persona, con ese traje, sincera y verdadera.
    Comercio justo..... y nosotros lo consentimos todo.
    Hoy no estoy con ánimo de más. Un beso Lola

    ResponderEliminar
  16. Existen alternativas, puedes poner tu dinero en Banca etica, como es por ejemplo triodos bank. O otros posibles proyectos que se esta haciendo en españa como proyecto fiare.
    Creo que cada vez tenemos que ser más críticos con nuestras acciónes de consumo. Además denunciar lo bancos que juegan con el hambre, con armas, o promocionan comportamiento delecitivos. Los gobiernos complices.
    Interesante post joselu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manuel, creo que no queremos ser demasiado conscientes del origen de nuestro bienestar (ahora puesto en cuestión). Supondría hacerse demasiadas preguntas sobre muchas cosas. No conozco el proyecto fiare, pero lo investigaré. Gracias por tus palabras.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...