Páginas vistas desde Diciembre de 2005

jueves, 9 de febrero de 2012

El tribunal de la venganza



El llamado Tribunal Supremo ha perdido hoy toda dignidad institucional tras el fallo contra Baltasar Garzón por las escuchas del caso Gurtel que le han llevado a la inhabilitación por once años, lo que es suficiente como para apartarlo definitivamente de la judicatura. Le estaban esperando en tres procesos, todos inventados, para aplastar a este juez atípico que ha dado la vuelta a la jurisdicción internacional en la persecución de los delitos de genocidio lo que permitió la persecución de Pinochet o la Junta Militar argentina, que investigó los casos del GAL, o puso a la organización terrorista ETA contra las cuerdas, así como a su aparato político. 

Lo estaban esperando. Magistrados como Luciano Varela o Manuel Marchena acumulaban una inquina especial contra Garzón y nunca debieron formar parte del tribunal. Está claro que ha sido una venganza institucional y personal y no un fallo jurídico, aunque los monaguillos de la derecha más reaccionaria hoy celebran con champán el fallo diciendo que ellos siempre respetan y acatan las decisiones judiciales. Ponen cara de no haber roto un plato, y apartan definitivamente al que investigó la trama de corrupción más grave de la reciente historia de España, el llamado caso Gürtel que afecta de lleno al PP en su núcleo pero que ahora nos gobierna a todos los niveles. A todos, el judicial, también. 

No ha habido fallo jurídico. Ha habido un proceso "ad hominen" para anular a un hombre independiente, que se ha atrevido a remover la memoria histórica para abrir cauces a la revisión del genocidio perpetrado por el franquismo durante la guerra y tras la misma. Tampoco se lo perdonan, y daban igual los argumentos esgrimidos por las víctimas o el propio Garzón o el fiscal. La sentencia, igual que las otras que vendrán, están falladas de antemano en un alarde prevaricador que ofende a cualquier conciencia jurídica.

La derecha hoy brinda y jesuíticamente simula su acatamiento de la justicia, de la justicia que le interesa, claro está.

Como ha dicho Carlos Jiménez Villarejo, exfiscal contra la corrupción, este fallo es producto de "una casta al servicio de la venganza". Y avergüenza que esta mafia se llame "Tribunal" y "Supremo".

Malos tiempos para la Justicia. 

41 comentarios :

  1. Total y absolutamente de acuerdo. Es obvio que todavía no hemos salido de esa noche larga de piedra en la que llevamos sepultados demasiado tiempo ya. Un abrazo, Joselu.

    ResponderEliminar
  2. Era vergonzoso verlo en el banquillo, y ahora no hay palabras para describir el esperpento judicial. La imagen que debemos dar a quienes nos miran desde fuera debe ser similar a la que percibían aquellos ingleses que venían en el siglo XIX y pintaban una España atrasada llena de caciques y beatos. Más allá de la política, más allá de afectos y desafectos personales, la justicia española está fuera de lógica y costará mucho reparar este daño y las perspectivas de futuro que transmitimos a los jóvenes: el mensaje es claro, olvídate de la ley y arrímate a los corruptos, a los viles, a los poderosos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese es el mensaje, especialmente en tu región, arrímate a los corruptos que de ellos es el reino de las Españas o de las Valencias. Hoy Camps presentaba su tesis doctoral y yo me pregunto si un individuo indigno que ha mentido y ha mantenido relaciones abochornantes con una trama corrupta favoreciendo sus chanchullos multimillonarios, me pregunto si este individuo es el que realmente ha hecho esta tesis. ¿Cómo? ¿Quiénes habrán sido sus negros? ¿Les habrá pagado o será a cambio de favores? No sigo, Antonio.

      Eliminar
  3. Uno de los problemas de Garzón es que quién mucho abarca poco aprieta. Por no hablar de cuando se metió en política. Iba de independiente pero un juez no debe. Pues le puede pasar factura.

    De otro lado me consta que ha acaparado muchos casos estelares y algunos casos no tan mediáticos no los ha llevado como debiera. Eso ha levantado ampollas en los círculos de la judicatura...

    Hace tiempo que mucha gente le tenía ganas. Este país es así, un país de mezquinos.

    Lo que más me entristece es que a los "presuntamente corruptos" los juzga un tribunal, al cual le falta profesionalidad y competencia porque se basa en un un jurado popular, que los declara "no culpables". Y a un magistrado de la audiencia nacional lo juzga, como es preceptivo, el alto tribunal, que no duda, pues hay unanimidad, a la hora de apuntillarlo.

    Quién fuera juez para conocer los entresijos del caso.

    Le han caído 11 años de inhabilitación, más lo que le puedan "colocar" por la causa de las muertes del bando nacional. Es un espectáculo dantesco como poco.

    De seguir así me veo recogiendo plátanos en breve, lo digo por que a este paso acabaremos en república bananera... Y nosotros los profes, como casi siempre, con el paso cambiado.

    Qué no nos pase nada!

    saludos Joselu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor, Fernando, es lo que supone esta sentencia en el camino de exculpar por falta de pruebas a los de Gurtel. Eso también caerá, como la sentencia del jurado en el caso Camps. La derecha no tiene reparos en violentar todo para hacerse con todo el poder. Hoy oía a Maria Dolores de Cospedal haciendo una llamada sensata a la reflexión a aquellos que ponen en cuestión a las instituciones del estado. Me pregunto si es del mismo partido que practica el escándalo en el congreso en sesiones abochornantes por su hooliganismo, si son los mismos que abuchean al presidente en el acto de los caídos el doce de octubre, los mismos que han desacreditado al tribunal constitucional impidiendo su renovación para hacerlo un instrumento partidista… La derecha juega a hacer estallar el estado, salvo cuando está en el poder, entonces pone gesto condolido por las ofensas a las instituciones democráticas. Ya tienen a Garzón, un personaje complejo, pero cuyo perfil profesional me lo hace mucho más humano que el de máquinas como los que le han condenado. Los periódicos de la derecha están exultantes. Gurtel no ha existido más que en su mente prevaricadora. Ya tenemos a un villano y pronto habrá exculpados y expresidentes que presentan su tesis doctoral, que no sé cómo habrán podido hacer, en la universidad Miguel Hernández, para más mofa. Que no nos pase nada.

      Eliminar
  4. Ante los desmanes de los corruptos, los ladrones y los dilapidadores del dinero público, siempre pensaba que se acabaría haciendo justicia. Ahora ni eso.

    ResponderEliminar
  5. Con tu permiso, Joselu. Hay algo que no entiendo: si el secretario de mi instituto mete mano en la caja para dárselo a Médicos del Mundo ¿queda justificado porque su causa es noble? o nos buscamos otro secretario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo la pregunta. ¿Quién ha metido la mano en la caja? ¿Garzón? Supongo que es una metáfora, pero que distrae. Garzón no ha metido la mano en la caja. Probablemente el mundo jurídico es de los Varela, de los Camps, de los Crespo, de los Correa… Supongo que sería buena idea proponerlos como secretarios del instituto.

      Eliminar
  6. No sé qué comentar...
    me vi las sesiones del juicio enteritas y guardaba esperanzas porque pensé:-No lo pueden inhabilitar por esto... ¡Anda que no!
    Es triste, una vergüenza y da asco...

    ResponderEliminar
  7. Indignante. Mi confianza en las instituciones se desmorona rápidamente.

    ResponderEliminar
  8. He leído la nota triste en los medis antes de ver tu Blog.
    Se hacen presentes para mi las líneas de Vallejo:
    ¡Cuídate, España, de tu propia España!
    España, aparta de mí este cáliz.
    Un saludo solidario...

    ResponderEliminar
  9. Verás JOSELU, a mi también me ha apenado la sentencia, mucho. Aunque por razones distintas a las tuyas.

    El mundo de los tribunales, es mucho más complejo de lo que la mayoría de la gente supone. Lo justo y lo “ajustado a derecho”, no siempre son lo mismo, cuando esto sucede, es difícil de entender y duele, a veces mucho.

    Mi lectura es diferente, no por ser abogado, que también, ocurre que en este caso conozco personalmente a alguno de los protagonistas de esta historia. No quisiera parecer pretenciosa por comentarlo, lo hago únicamente para que tengáis otra visión de lo que ha ocurrido, sobre todo de la gente que interviene. Diferente, aunque igual de triste.

    Luciano Varela ( el de tu foto) además de coincidir varias veces en los tribunales, fue mi preparador, durante un tiempo que preparé judicaturas. Rodriguez Mourullo ( abogado de la acusación) me dio clase, es catedrático de derecho penal y con Garzón coincidí en un asunto de drogas, cuando estaba en la AN, sólo lo conozco de vista, pero he visto como actúa.

    En contra de lo que se ha venido diciendo, no existe ninguna animadversión ideológica entre Garzón y Varela. Varela, es una personas de ideas progresistas, rayando el nacionalismo, de origen humilde, así que ideológicamente hablando, este hombre tiene de facha, lo que yo de holandesa.

    Es una de las personas más rectas que conozco, jamás ha plegado por más presiones que haya sufrido y ha sufrido muchas. Es más, en este caso la sentencia ha sido por unanimidad, lo cual quiere decir que lo han condenado magistrados de muy diversa ideología.

    Por otro lado, tanto Varela, como Rodriguez Mourullo, son dos de las personas que más derecho procesal saben de este país, en lo suyo, no creo que les haga sombra, nadie. Fijaos donde están sentados, uno en la acusación y otro enjuiciando.

    Lo que yo he visto aquí, es un duelo de titanes. Cerebros escrupulosos hasta el extremo con las normas procesales, frente a un díscolo que ha primado siempre la obtención de resultados, frente a la forma. Esto es lo que se está escenificando en el TS, el linchamiento público de alguien con intenciones honorables, pero que ha usado las reglas del juego de una manera un tanto elástica y los ortodoxos no se lo han perdonado y han ido a por él.

    Lo que me parece vergonzoso, es que en un país donde la lentitud de la justicia raya lo endémico, donde la corrupción campa a sus anchas, donde el terrorismo ha barrido el país y donde aun quedan muchísimas heridas del pasado por cerrar, todos hayan centrado sus esfuerzos en cargarse a alguien que aun cuando sus formas no hayan sido todo lo escrupulosas que debiera, ha perseguido siempre y en todo momento la delincuencia en todos los frentes, sin que su actuación le haya supuesto lucro o ganancia personal alguna y esta circunstancia, no ha sido tenida en cuenta en ningún momento por el alto tribunal.

    ¿Para qué está el TS? para sentar jurisprudencia, bien ¿cual es el mensaje? Cuidadito a todos los jueces que se mojen más de la cuenta... terminaréis como este hombre. Este es el mensaje real que está transmitiendo el TS.

    Es imposible entender que asuntos de verdaderos delincuentes duerman el sueño de los justos y a toda velocidad a cargarse a Grazón... ¡¡xD!! ¿ en qué país vivimos? toda la artillería a por alguien que luchó contra todo tipo de criminales ¿quien va a entender una cosa así?

    La sentencia habla de vulneración del derecho de defensa, al ordenarse la escucha entre abogado y cliente sólo prevista en caso de terrorismo cuando estas escuchas se han usado en en el caso de Marta del Castillo ¿por qué no se imputa también a este juez?

    Porque el mundo de la alta judicatura es un mundo de divos, que olvidan la asepsia, objetividad y altos principios que deben presidir el fondo de toda resolución judicial, por imponer sus diferentes maneras de ver el derecho.

    Ortodoxos 1- Prácticos- 0, este es el resultado de este tristísimo partido.

    Muchos besos JOSELU.
    Hoy, yo también estoy triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, tu sabes de derecho procesal y yo no, tú conoces el mundo jurídico y yo no, no me cabe duda de que tu interpretación sobre un conflicto entre ortodoxia y heterodoxia puede tener visos de verosimilitud. Me pregunto, no obstante por qué no fueron aceptadas las pruebas que pidió el juez Garzón. Creo que el juez Pedreiras y el fiscal de anticorrupción autorizaron las escuchas, pero no se aceptó su comparecencia ni su testimonio. En todo caso, ¿por qué se inhabilita al juez definitivamente cuando simplemente se podían haber anulado la carga de estas pruebas en el proceso? Es lo que se hace en muchas ocasiones en que no se aceptan pruebas. La condena por prevaricación es la más grave para un juez. No sé si recuerdo mal pero creo que el famoso juez Estivill que cobraba por sentencias en los tribunales, y que fue encarcelado por breve tiempo, siendo uno de los ejemplos más clamorosos de indecencia y beneficio y corrupción personales, fue inhabilitado por cinco años. Garzón no se ha lucrado, no entiendo que haya sido condenado a la pena máxima si no se estaba buscando precisamente esto. Es como si el estamento judicial hubiera decidido desactivar a Garzón porque les era molesto y les pusiera en cuestión. No me creo esa "impecable sentencia en defensa de las garantías procesales de los encausados por la trama Gurtel". Hay algo más, y no huele bien. Garzón es odiado por la derecha, no sé bien por qué, pero se ha atrevido a investigar la trama de corrupción de la Gurtel que golpea al Partido Popular, y curiosamente, los beneficiarios de esta sentencia son los acusados por ello. Nada en esta mano y nada en esta otra. Camps es inocente y Garzón culpable. That is the question. Curioso. Ahora Garzón habrá de pagar las costas procesales a Crespo y otros procesados por el caso Gurtel. El mundo al revés.

      ¿No fue el juez Varela el que corrigió el documento del sindicato Manos limpias, que era la acusación contra Garzón, para que se ajustara a derecho. Él era el juez y asesoró a la acusación para que puliera el auto de la misma. El mismo fiscal ha descalificado a Varela en su papel de juez y parte.

      Iñaki Gabilondo ha hablado de cacería. Ya tienen su trofeo, y están exultantes. Ahora probablemente les dé más reparo la sentencia en el caso de las fosas del franquismo porque eso sería un escándalo mundial. Pueden ahora destensar. Ya tienen a Garzón condenado y expulsado de la carrera judicial. Tenian varios procesos en la recámara. Si salía vivo de uno, no saldría del otro.

      No sé por qué pero muchos vemos que era un guion previamente diseñado y que la arquitectura procesal justificadora es eso, una justificación. Se sabía que había un culpable y quién era. Sólo había que encontrar el motivo para condenarlo. Ya lo tienen. Solo falta ya hacernos creer que el caso Gurtel no ha existido más que en la mente enferma de un megalómano y que Iñaki Urdangarin ha caído en sospechas por la mala fe de un juez que ya está siendo investigado.

      Besos.

      Eliminar
  10. Pues para no ponerme una careta y que todos me veais guapa, debo decir lo que pienso:
    asumo el comentario de María y creo que a tope.
    Añado de cosecha propia que deberíamos de leer la sentencia entera antes de opinar, que ha habido unanimidad del Tribunal y para mí es demasiado poner en duda a toda la sala del Tribunal Supremo.
    Si con vuestras palabras me convenceis de que estoy equivocada, no tengais duda de que lo diré bien alto.
    Un abrazo Joselu de Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, no soy jurista, de modo que no puedo intentar convencerte con argumentos jurídicos estrictos. Sé que en este juicio no se le permitieron aportar pruebas y testimonios fundamentales para su defensa como la del juez que había autorizado las escuchas y del fiscal anticorrupción que estimaban que en esas comunicaciones entre abogados y acusados se estaba perpetrando nuevos delitos y que formaban parte de la trama de corrupción. Esto no se tomó en consideración ni se le permitió aportar pruebas. En todo caso, fíjate que la condena por prevaricación es la más grave contra un juez, cuando se dan continuamente casos en que el tribunal simplemente no toma en consideración las pruebas aportadas por defectos de forma. No, se buscaba a Garzón, la judicatura prácticamente entera y ahí entraban progresitas y conservadores querían a Garzón fuera de la carrera judicial, y urdieron tres procesos, uno detrás de otro para machacarlo. Para mí es una evidencia. Sólo tienes que ver hoy los periódicos La Razón, El Mundo, La Gaceta, ABC y al canal Intereconomía y sentir el alborozo que experimentan por su condena, la misma en consonancia con la desazón, el sentimiento de frustración y de temor que embarga a los que reclamaron amparo por las fosas del franquismo, que siguen estando ahí. Y el único juez que quiso darle dimensión fue él. Ahora es el siguiente proceso. Tal vez ya no le condenen porque ya lo tienen fuera y sería un escándalo mundial. ¿No es evidente que había sectores muy poderosos que querían expulsarlo fuera de la carrera judicial? Mira quién sale beneficiado con su condena. Sé que no es un juez perfecto, pero en su imperfección creo que ha logrado más que muchos otros jueces vamos a llamarlos ortodoxos. La eliminación de ETA fue en gran parte obra de él por su teoría aceptada de que Herri Batasuna era el entorno de ETA. Hoy brindan con champán los etarras y la derecha en perfecta consonancia.

      Mi post era un panfleto pensando que todos ya nos habíamos hecho nuestra propia composición del tema. Un abrazo.

      Eliminar
  11. No es bueno para la democracia que un juez se meta en política. No, no es bueno. Y los resultados están ahí. Pero tampoco es bueno que el poder judicial tenga que ver con la política. Y los hechos me dicen que dentro del poder judicial español ha entrado la política. Malo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Te puedes poner como quieras, pero la sentencia es brutal, demoledora. El fin no justifica los medios. El fin NO justifica los medios. Insisto: EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS.
    Garzón se ha pasado la ley por el forro de la toga y ahora le han dado las de un pulpo. ¿De qué os quejáis?
    Claro, que si cualquiera que dice que la sentencia es estupenda porque marca los límites de nada menos que el derecho de defensa es un monaguillo reaccionario con cara de no haber roto un plato, pues entonces, nada, nos vamos todos a la checa y fuera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, fuera de tu mal gusto al aludir a la checa, podemos dialogar. La acción de Garzón fue refrendada por un juez y por el fiscal entendiendo que la comunicación entre acusados y abogados era una continuación de la trama delictiva. En el caso de Marta del Castillo no se ha acusado al juez de prevaricación por haber controlado las comunicaciones con sus abogados de los acusados. Entiendo que pueda ser un tema discutible y que puede haber puntos de vista diferentes, pero de ahí a condenar por prevaricación a un juez, hay una gran distancia. Simplemente el Tribunal podía no haber tenido en cuenta las pruebas aportadas por las escuchas, se hace continuamente no tener en consideración pruebas. Pero no, en este caso se buscaba al hombre que estaba detrás al que había que hundir ya que se había ganado la animadversión de la judicatura por sus éxitos nacionales e internacionales. Tú hablas de que se cuestiona el derecho de defensa, que por cierto en casos de terrorismo se elude y se hacen escuchas a los supuestos terroristas y a sus abogados, y hay escuchas -ordenadas por un juez, el juez Pedreiras que entendió la constitución de un delito en esa comunicación. El tema es cuando menos, discutible, muy discutible y no se permitió a Garzón la presentación de pruebas que le podían haber beneficiado. ¿Para qué? El fallo estaba dictado de antemano y las sesiones del juicio fueron una farsa. Y reitero que que entiendo que puede ser discutible, pero de ahí a condenar por el más grave delito en que puede caer un juez como si hubiera actuado a sabiendas para perpetrar un delito o un enriquecimiento personal o fuera un juez corrupto, dista un montón. Iban por él. Y ya lo tenéis. Celébralo a gusto.

      Eliminar
  13. Si otros jueces cometen el mismo delito, que les condenen igualmente. Ahí están los tribunales.
    Mi mal gusto de aludir a la checa es tu mal gusto al tildarnos a todos de monaguillos.
    Yo no tengo a nadie y no celebro que se vulnere la ley en mi país. Parece que vosotros sí querríais celebrarlo, pero es que yo no me alegro.
    Por otra parte, él mismo ha afirmado que los grababa para que no cometieran otro delito; es decir, estaba condenándolos ya antes de que supuestamente cometieran un delito. Por la misma razón, puede grabarnos a mí o a ti para que no robemos, no espiemos o qué sé yo. Eso se llama totalitarismo, no tiene otro nombre. Y me importa un cuerno cuál sea su excusa. ¿Está bien Guantánamo? ¿Está bien? Garzón pretendía imponer su Guantánamo personal a unos supuestos (seguros) corruptos. Pero, ah, eso sí, esos corruptos son peperos, así que vale todo, todo contra ellos, que no hay manera de que los nuestros ganen las elecciones. Mira, no. No vale todo.
    Hay una hipocresía brutal. Cuando este señor investigó los GAL del PSOE y de san Felipe González, El País lo puso a caldo diciendo justo eso: no vale todo. Hoy dice que sí, que todo vale; pero, ya digo, mientras sea contra sus adversarios políticos.
    Y lo de la causa del franquismo lleva el mismo camino.
    Y lo de NY, lo mismo. Lleva media vida haciendo lo que le da la gana, y eso no es ser juez. Eso es servirse de su condición de juez para sus fines personales.
    Y, oye, si sale inocente, estupendo. Pero este señor no puede volver a juzgar nada que no sea una pequeña disputa doméstica en su casa. Es un prevaricador, lo peor que puede ser un juez: injusto a sabiendas.

    ResponderEliminar
  14. Joselu, dices que la judicatura prácticamente entera buscaba a Garzón, que el Tribunal Supremo ha perdido toda dignidad, que le estaban esperando con procesos inventados. Hablas de venganza institucional, de sentencias falladas de antemano y tras todo ello, claro, la derecha, los fachas... Te sigo desde hace mucho y siempre me has parecido una persona mesurada, pero este sectarismo y esta paranoia me sorprende. Me lo podría esperar en otros foros, pero no aquí, y lo siento. Me sitúo más a la derecha que a la izquierda, pero estoy a años luz de identificarme con ese relato de los hechos. Creo en la justicia igual para todos, y es muy grave no poder confiar en los jueces. El juez que se salta las leyes no puede seguir juzgando, está claro; en caso contrario, todos, el sistema, la democracia, la libertad, estamos en peligro. La impunidad es totalitaria. Quien se salte la ley debe ser juzgado, sea juez o rey.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lagartija, aprovecho para saludarte cordialmente. Escribí este post en medio de una reacción emocional muy intensa. Probablemente si lo hubiera meditado más o hubiera dejado pasar algunas horas, lo hubiera redactado de modo diferente, con más matizaciones.

      Sin embargo, ayer veía los titulares de la prensa de derecha: La Razón, La Gaceta, El Mundo, ABC y oía a los presentadores de Interconomía que no podían reprimir su regocijo y su euforia exultante ante la condena definitiva de Baltasar Garzón, sin matizaciones, sin ninguna tristeza, con delectación. Sabían que habían dado jaque mate al corazón de la izquierda con primorosos argumentos jurídicos en defensa de las garantías procesales. Impecable. Chapeau. Sabiamente este proceso ha sido situado, no por casualidad, antes que el de las víctimas del franquismo. Ahora Garzón, por errores propios tal vez ha sido pulverizado. Ahora ya no es tan importante el verdadero juicio que está pendiente y que revela, Lagartija, que el neofranquismo está totalmente vivo, se nota, se siente que Franco está presente. Tú me dirás que son imaginaciones mías y lo que ha habido ha sido una demoledora sentencia jurídica que destroza las bases instructoras de un juez que abusó de su potestad. Sigo diciendo que impecable. El estado de derecho, que tanto estima la derecha cuando le conviene, ha quedado a salvo ,y probablemente esto sirva maravillosamente para terminar exonerando y haciendo olvidar la trama corrupta Gurtel. Es cuestión de tiempo. Al fin y al cabo los electores acaban de darle la victoria abrumadora al Partido Popular y no han penalizado nada de lo sucedido. Garzón pecó de celo, y cometió errores flagrantes tal vez, no mayores que campañas de la derecha y la extrema derecha que han estado a punto de sacar al estado de sus goznes. El todo vale no es invento de Garzón. Según mi interpretación de los hechos, la derecha lleva utilizando el todo vale desde hace mucho tiempo,pero supongo que en esto no estaremos de acuerdo, pero pongo un ejemplo en la campaña inmoral sobre el Estatut Catalán que agredió innecesariamente los sentimientos de los catalanes, la no renovación del Tribunal Constitucional, las acusaciones sobre que el 11-M fue una añagaza socialista lanzando veneno sobre la autoría del atentado y poniendo en cuestión en aquel caso a las víctimas del terrorismo del 11-M de las que se rieron y se burlaron (Pilar Manjón), los abucheos a Zapatero durante las honras fúnebres a los caídos, las sesiones hooligan en el congreso que abochornaban, la utilización del caso Gal cuando sucedían los hechos, el PP callaba y Pedro J. Ramírez jaleaba a los autores…

      Me temo que no concordarás conmigo y me dirás que nada de esto es ahora relevante. Garzón se alzaba como un elemento simbólico para las víctimas, contra la corrupción (que ahora saldrá absuelta por la condena a Garzón: aquí no ha pasado nada ¿no?), en la lucha contra ETA de la que fue un elemento fundamental. Pero a Garzón se lo odiaba. Sólo hay que ver la euforia de los medios que he citado y la tristeza que nos embarga a los que entendíamos que era un juez que luchaba audazmente por causas justas. Ya está anulado. El estado de derecho ha quedado a salvo. Pueden respirar tranquilos los que le odiaban. Ahora solo queda terminarle de machacar con los dos procesos que faltan, aunque tal vez ya no sea tan importante. Misión cumplida. Tocado y hundido con arreglo a la ley.

      No me queda nada que decir, simplemente constatar mi tristeza y el de las víctimas del franquismo y las dictaduras latinoamericanas, así como el pesar por darme cuenta de que para salvar a una trama corrupta ha sido elemento fundamental la salvaguardia del estado de derecho. Chapeau, Lagartija, chapeau.

      Eliminar
  15. Hola, Joselu. Yo no siento que exista ningún neofranquismo y mucho menos que esté representado por el PP. Item más, seguramente habrá descendientes de represaliados del bando nacional en las filas del Partido Popular. Franco está muerto y enterrado, ¿por qué no superarlo ya?. Comparto contigo que Garzón ha luchado por causas justas, no se le juzga por ello, por supuesto, sino por no respetar las mínimas garantías. El fin no justifica los medios, es mi forma de verlo. Es una pena que él mismo se haya cavado su propia fosa. El es el único responsable de lo que le ha sucedido y es una pena porque seguro que aún tenía mucho bueno que ofrecer. Tampoco creo que esto haya sido un subterfugio para salvar a una trama corrupta. Espero que los culpabbles del Gürtel sean condenados y me fastidia que Garzón haga peligrar este proceso con su proceder.
    Para finalizar, Joselu, no convergemos en ideas políticas, pero sí nos une un oficio y un modo de sentirlo y vivirlo. ¡Nos vemos!

    ResponderEliminar
  16. Joselu

    Como tú no soy jurista, así que no puedo opinar sobre lo primoroso de la sentencia, de lo fina y bien hilada -devastadora y demoledora son los adjetivos más comunes en su loa.

    Pero me sorprende que después de meterse en la ciénaga del Gal , de enfrentarse a ETA y a su coro, despues de perseguir tiranos blandiendo los derechos humanos; despues de enfrentar todo esto se nos ha quedado en una reyerta choricera de generosa pringue. Y entre explosiones de júbilo y mesurado alivio por la salvación del estado de derecho...

    Canela fina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cabe duda, Serenus, que Baltasar Garzón tiene trazas de personaje shakesperiano con su grandeza y su miseria, humana, demasiado humana. Es un personaje extremadamente complejo que parece salido de otra época por su ambición, por su desmesura, por su protagonismo singular… Y su fin, dejando al margen la filigrana procesal, pareciera que se hubieran conjurado todos los enanos para hundirlo, y ahora en un cónclave se felicitan todos y brindan por la mediocridad que será la norma ahora en los tribunales en los que los chorizos serán tratados con enorme generosidad. Bien por los nuevos tiempos. Habrá que irse adaptando como bien podamos.

      Eliminar
  17. Si me permites JOSELU, me voy a ir un poquito al plano jurídico de este asunto.

    Me pregunto, si la intervención de las comunicaciones de los cabecillas de la trama Gürtel con sus abogados, por las que se ha condenado ahora a Garzón fueron avaladas por el juez del TSJM que le sucedió en la instrucción, Antonio Pedreira, por las dos fiscales Anticorrupción adscritas a la causa y por el magistrado de la Sala de lo Civil y Penal del TSJM José Manuel Suárez Robledano y cuando finalmente el TSJM, anuló parte de las intervenciones ordenadas por Garzón, uno de los tres magistrados, José Manuel Suárez Robledano, se opuso a la anulación por entenderlas ajustadas a derecho.

    ¿Serán imputados también todos ellos por prevaricación?

    ¿Es medianamente razonable y justo que se condene a un magistrado por algo ratificado a posteriori por tres magistrados más y dos fiscales?

    No creo como tú JOSELU, que aquí estén metidos fantasmas del franquismo, ni otro asunto que la vanidad entre profesionales del derecho que quieren hacer valer sus postulados, frente a alguien que ha brillado más de la cuenta, pero no se puede machacar a nadie como lo han hecho, sólo por eso. Por eso estoy de tu lado.

    La sentencia del TS será todo lo ajustada a derecho que se quiera, todo lo rotunda e impecable que algunos la quieran ver, pero no es justa... insisto... ajustado a derecho y justo, desgraciadamente no es lo mismo.

    Garzón no ha usado el “todo vale” no es cierto en absoluto y de todo, que se le atribuya ese comportamiento me parece una calumnia tan dolorosa, como su condena.


    Para los incrédulos:

    En el primer auto en febrero de 2009, Garzón centró las escuchas en el abogado José Antonio López Rubal, dados los claros indicios de que en las actividades de la trama habían intervenido abogados, que dada su condición, podrían actuar de “enlace” de los cabecillas con el exterior. Al resultar ese abogado imputado en la trama, Correa y Crespo lo sustituyeron por Rodríguez Mourullo y Choclán.

    Garzón prorrogó las escuchas y Anticorrupción no puso trabas ¡¡¡AQUÍ ES DONDE SE LA CARGÓ...YA ESTABA MOURULLO EN LA FIESTA!!! En su informe de 20 de marzo, Anticorrupción informó a Garzón de que una parte importante de seis conversaciones grabadas se referían a “estrategias de defensa” y debían ser excluidas del procedimiento. El 27 de marzo...¡¡¡ Garzón ordenó la exclusión de las conversaciones interesadas por Anticorrupción !!!

    ¿Quien dice que usó el todo vale? estiró el supuesto dentro de lo razonable y no conculcó ningún derecho de defensa, lo diga Rodriguez Mourullo, el TS, o Rita la cantadora ;-)

    Se acata la sentencia porque este juego es así...pero para mi insisto, es injusta.

    Ni Garzón es un delincuente, ni Varela un facha, son dos cabezotas y ganó el que más adeptos tiene. El derecho no es una ciencia exacta, todo es interpretable y las sentencias las imponen hombres, no robots... en la alta judicatura, como en todas partes, hay endiosamiento, rencillas, odios y mucha soberbia...no hay palabra de Dios, aquí, todas son palabras de hombres.


    Muchos besos JOSELU y dejo este asunto ya, porque me va a poner enferma:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco profundamente, María, tus precisiones jurídicas que se nos escapan a la inmensa mayoría de los legos en derecho que desconocemos los entresijos de este juicio. Sin duda, hay un factor emocional en el juicio a Baltasar Garzón. Entre los españoles, estamos los que entendemos que ha sido inicuamente liquidado por motivos complejos pero que no excluyen cierta venganza institucional y vemos en él al defensor de los derechos humanos. Otros lo odian a priori y ven en esta sentencia impecable la plasmación de su prevaricación. Baltasar Garzón no deja a nadie indiferente y entiendo que los magistrados que se han posicionado unánimemente para condenarle, también están motivados emocionalmente aunque se escuden en argumentos plenamente jurídicos. No es infrecuente que leamos noticias escandalosas sobre la judicatura, incluso las relativas a sentencias por las que ha mediado dinero. Recuérdese al juez Estivill. Pero nunca la citada judicatura había sido tan contundente, tan definitiva, tan unánime, en la condena total y absoluta de un juez como en este caso pese a que el caso es complejo y ofrece multitud de análisis como los que has aportado.

      Ahora, según he leído, podría ser que no fuera necesario realizar los juicios pendientes o emitir sentencia, dado que ya Garzón ha sido laminado y condenado. No sé, María, sería terrible que ahora el TS no tuviera que definirse en el asunto de las fosas del franquismo porque sería un escándalo internacional. En tal caso, hay que reconocer que ha sido "un acierto" procesal poner este juicio y su sentencia antes que las otras.

      Ahora Baltasar Garzón ya no podrá ir a los juicios, si es que se celebran, con atavío de magistrado, puesto que ya no lo es.

      Escribí mi post arrebatado por la emoción y luego pensé que podía haberlo matizado más, pero tus aportaciones sensatas no me dejan de hacer pensar que ha habido una motivación extrajurídica en la sentencia tan increíblemente unánime del TS, y en el fondo es lo que se desprende de todo este asunto. Como objetivo fundamental era anularlo, machacarlo, desprestigiarlo, condenarlo, porque su presencia se había convertido en una amenaza al status de los magistrados. Ya pueden estar tranquilos los magistrados y las buenas y santas gentes de Intereconomía y El Mundo. Pero qué puntillosos se nos han hecho estas buenas y santas gentes en cuanto a la defensa de la pureza de las garantías procesales de los acusados. Admirable, realmente admirable.

      Besos, María, y gracias.

      Eliminar
  18. En esta bitácora siempre se aprende. Quiero destacar el comentario técnico de María y tu entrada y posteriores comentarios, Joselu. Solo me crispa la presencia de "Anónimo" no tanto por lo que opina - nadie le discute el derecho - sino porque no se atreva a dar la cara...

    Personalmente, estoy reabioso por la sentencia del Tribunal Supremo. Si albergaba alguna duda sobre la independencia judicial, ya la han despejado. Me avergüenzo de tener la misma nacionalidad que los susodichos jueces...

    Un país si Justicia digna nontiene futuro y tampoco presente...

    Un abrazo, Joselu, y mi felicitación por este espacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Antonio, el post -apasionado y visceral con todos sus errores- no ha suscitado un amplio debate en la red, y ello es significativo. La izquierda potencial está desarmada, hundida, desmoralizada por la realidad que nos rodea. El juicio a Baltasar Garzón es revelador de estas fuerzas dominantes en nuestra sociedad. Se lo querían cargar, y han encontrado los argumentos necesarios para hacerlo. No dejo de pensar que es una reacción corporativa ante un elemento molesto al que se consideraba ajeno a ese sereno discurrir de los días en la magistratura. Ha habido casos tan flagrantes y notorios a los que no se ha aplicado tan severa doctrina que uno no deja de pensar en una clara vendetta, eso sí , impecable jurídicamente.

      Eliminar
    2. Luis Antonio, no es que no me atreva a dar la cara, que no tengo por qué, vaya; es que no tengo blog ni página personal alguna. Eso es todo.
      De todos modos, lo dices que tú, que pones una foto en la que casi no se te ve... Es curioso.

      Eliminar
  19. "reabioso" es una palabra mal escrita, pero según como se mire suena a más que rabia. Por eso la dejo tal y como está...

    ResponderEliminar
  20. Son muy fuertes las cosas que dices aquí.
    Si alguien las dijera de un grupo de profesores de instituto me costaría creerlas (cuatro profesores se pusieron de acuerdo para que un buen alumno no pudiera titular en la ESO, le tenían muchas ganas y al final se vengaron).

    Me cuesta creer que todos sean prevaricadores menos el juez Garzón. Según tú están cometiendo una injusticia a sabiendas de que lo es. Los siete magistrados del tribunal. Sin ningún voto particular.

    Y aún cuesta más creerlo porque el tribunal ya se cambió por petición de Garzón. Es decir que parece ser que no solo los que lo han juzgado sino TODOS (hemos de suponer que el anterior tribunal aún sería más antiGarzón) en la sala segunda son prevaricadores.
    Es fuerte.
    Me pregunto si cuando a otras personas (de otra ideología) no les guste otra sentencia podrán decir cosas parecidas del tribunal.

    http://www.lexdiario.es/tribunales/109420/aceptada-la-recusacion-planteada-por-garzon-contra-cinco-magistrados-del-tribunal-supremo

    ResponderEliminar
  21. Si te es posible creer que siete jueces del supremo (y los cinco ya recusados) en lugar de hacer justicia están vengándose... ¿no te es más fácil creer que en su afán de justicia Garzón se ha puesto el mundo por montera y no ha respetado límites que todo juez debe respetar?

    ¿No es más fácil pensar que fue Garzón el que organizó una cacería (con artes poco legales) contra la trama Gurtel que El Tribunal Supremo en pleno la emprendió contra Garzón?

    ResponderEliminar
  22. En Wikipedia puedes leer la historia de Javier Gómez de Liaño. Emprendió un juicio contra Polanco y Prisa y al final fue expulsado de la carrera judicial por prevaricación.

    Al final en Estrasburgo le dieron de algún modo la razón. Que el tribunal no había sido imparcial. Perdió su puesto para siempre.

    No sabemos si a Garzón le dará la razón el Constitucional o se la darán en Estrasburgo. Habrá que esperar.

    ResponderEliminar
  23. A lo mejor EL PAÍS llevaba razón cuando hablaba así en el editorial del 17 de octubre de 1995, cuando BGR instruía el caso del atentado de las GAL contra el Bar Monbar:

    "Los documentos que Garzón reclama al Cesid, elaborados en 1983 y de carácter más bien teórico, tendrían que ver antes con los supuestos orígenes de los GAL que con un atentado cometido a finales de 1985. De ser así, Garzón estaría interfiriendo de forma oblicua en una parcela de los GAL que no le corresponde a él investigar, sino al instructor del Supremo. Ningún fin, ni siquiera el de conocer toda la verdad sobre los GAL, justifica pasar por encima de los procedimientos. El principio de que no todo vale rige tanto en la lucha contra el terrorismo como en la investigación de los delitos cometidos a su amparo."

    La cita la he sacado del BLOG DE SANTIAGO GONZALEZ.

    Quizá Garzón ha sido expulsado -no por venganza- sino porque no todo vale en la lucha contra el crimen y los magistrados del Supremo así lo han visto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una forma legítima de ver las cosas la que planteas y que otros contertulios han dejado ya escrito. Te aconsejo leer la aportación de María en que describe la situación procesal del caso Gürtel. No solo fue Garzón, sino otro juez y dos fiscales los que autorizaron las escuchas por considerarlas extensión y colaboración con la trama corrupta. Algunas fueron anuladas. ¿No debió cruzarse esta línea? ¿Por qué no procesan por prevaricación al juez y a los fiscales que lo autorizaron?

      Puedes pensar que el proceso penal es autónomo y que solo ha velado por las garantías procesales de los acusados por el caso Gürtel. Es una forma de ver las cosas, pero se dan muchas coincidencias que aconsejaban eliminar a Garzón de la carrera judicial. Han encontrado mediante la defensa del estado de derecho la manera de defenestrar a Garzón que se había convertido en altamente molesto. ¿Lógica procesal o ajuste de cuentas? Me temo, Loiayirga, que el personaje Garzón es tan complejo que medio mundo estima que ha sido objeto de una vendetta de orígenes diversos (no solo la derecha) porque se había metido en terrenos pantanosos. Y también medio mundo lo consideran un juez justo que luchó con audacia contra enemigos que nadie se había atrevido a desafiar. ¿Héroe o villano? Me temo que a la hora de enjuiciar el caso, todos tomamos ya un punto de vista previo. Y la realidad es que los periódicos de la derecha todos han celebrado su inhabilitación y han saltado eufóricamente mientras las víctimas del franquismo y de las dictaduras latinoamericanas han sentido que han machacado al juez único que los había defendido. Y no es casual que haya sido eliminado cuando se ha metido a investigar la trama de corrupción que afecta al PP lo que constituye un aviso serio para otros jueces que se atrevan a meterse donde no deben.

      Eliminar
  24. Joselu, tratas de ser objetivo pero no te sale. En tus razonamientos siempre terminas criminalizando a unos y beatificando a otros. "Periódicos de la derecha" que jalean lo sucedido vs víctimas varias (del franquismo o de otras dictaduras). ¿Realmente crees que esa prensa está en el bando contrario al de las víctimas? ¿Todo blanco o todo negro, sin matices? El maniqueísmo me mata. Lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lagartija, cuando yo tenía dieciséis años fue el golpe de estado de Pinochet contra Allende. Entonces me di cuenta dónde estaba mi corazón. Aquel hombre había cometido errores -seguro- pero sus palabras sobre el futuro y las amplias alamedas que se abrirían a los hombres me sigue haciendo llorar. No puedo ser equidistante entre Allende y Pinochet, hay algo que me lo impide y es el corazón. Tú te sientes de derecha, no digo que estés con Pinochet, pero el corazón se te va a otro lado. A pesar de los inmensos errores de la izquierda, a pesar de que ahora estemos carentes de referentes y todas las alamedas pertenezcan a la derecha, siento en mí un calor sentimental que viene de mi pasado y de mi coherencia. Ser objetivo ¿qué es? ¿Maniqueísmo? Para alguien que no se define es fácil no cometer errores no estando ni aquí ni allí pero sí algo más allí que aquí. Profesor en la secundaria tiene un símbolo que es un equilibrista en la cuerda floja. Entiendo que mis intervenciones son cuestionables, de hecho aprendo cada vez que escribo un post por todo lo que me dan a entender mis contertulios. No hay post en que no modifique mi inicial punto de vista, pero no, no puedo sentir sintonía sentimental con lo que me dicen Federico Jiménez Losantos, Soraya Saenz de Santamaría, El Mundo o Intereconomía. ¿Maniqueísmo? Llámalo como quieras. No excluyo que pueda equivocarme, de hecho seguro que lo hago, pero me gusta estar donde estoy.

      Sin embargo, me gustaría ponerte como ejercicio práctico una cuestión que me resulta sugerente y que me sería harto reveladora. ¿Eres capaz de definir "franquismo" en unas veinte palabras. Gracias.

      Eliminar
  25. DIces “Han encontrado mediante la defensa del estado de derecho la manera de defenestrar a Garzón que se había convertido en altamente molesto.”
    ¿La sentencia entonces defiende el estado de derecho?
    Es decir ¿había razones objetivas para inhabilitarlo aunque tú piensen que lo han hecho porque era molesto para el PP?
    Tú solo hablas de las “supuestas” intenciones de los del tribunal. SIETE JUECES DEL SUPREMO. No hay que entrar en las intenciones. No hay que entrar en los muchos favores que el juez Garzón le ha hecho a la democracia. No se están valorando sus méritos que a lo mejor son muchísimos. Se está valorando una procedimiento concreto. ¿Ha hecho lo que le ha dado la gana con la intención loable de perseguir a los corruptos sin parar en barras ni tener en cuenta lo que la ley permite o no permite?
    No se trata de quienes se alegran o se entristecen con su inhabilitación. Cuando persiguió los GAL los etarras se alegran mucho. A ellos el terrorismo de estado les daba argumentos pero eso no hacía ni buena ni mala su actuación. Del mismo modo que ahora el hecho de que los corruptos de la Gurtel se alegren no dice nada de su inhabilitación. El problema no es su intención, ni la de los que lo juzgan. Lo que se juzga son sus procedimientos y en la frase tuya que repito más arriba pareces comprender que ha habido razones objetivas por las cuales lo han condenado.
    Parece que a Garzón lo han inhabilitado porque en su deseo de justicia ha utilizado procedimientos ILEGALES. A sabiendas de que eran ilegales. En eso consiste la prevaricación. Y en un proceso legal con todas las garantías de un Estado de Derecho el tribunal (SIETE MAGISTRADOS, que no son pocos, y que ya sustituían a algunos que fueron considerados parciales) lo ha encontrado culpable. Yo no niego que a Garzón haya mucha gente que le tuviera ganas, lo que niego es que el tribunal esté cometiendo con él una injusticia. Y me parece gravísimo hacer una acusación así.

    ¿Tú te creerías una injusticia semejante de un grupo de profesores con respecto a un alumno por muy tocapelotas que fuera?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loiayirga, no soy el único que tiene dudas sobre esta sentencia que, al parecer, resulta inapelable a tus ojos. Se han manifestado en la prensa nacional e internacional numerosísimos testimonios de juristas que no la tienen como ajustada a derecho. Quiero traer las palabras del propio Garzón sobre las circunstancias de la sentencia:

      "Ahora y a lo largo de este procedimiento, mis derechos han sido sistemáticamente violentados, mis peticiones de defensa desatendidas, el juicio oral una excusa, cuyo contenido ha sido utilizado sólo contra mí, prescindiendo de los elementos favorables que me beneficiaban, para, con ello, poder dar forma a una sentencia que ya estaba anunciada desde hace meses.
      Mi actuación en el denominado caso Gürtel, se ajustó a la ley y en su desarrollo, tomé todas las medidas para garantizar el derecho de defensa y la investigación de delitos muy graves relacionados con la corrupción, partiendo de los contundentes indicios y para evitar la continuidad delictiva de blanqueo de dinero de los jefes mafiosos que utilizaban, como ya lo habían hecho antes, a los abogados designados.
      Se me ha impedido aportar las pruebas que lo demostraban y se ha prescindido de la implicación y participación de abogados en la trama.
      La afirmación que se contiene en la sentencia para justificar el supuesto dolo de que “la inclusión de la cláusula previniendo el derecho de defensa dejando a un lado su efectividad, revela que sabía que su resolución afectaba a este derecho” es una aberración que contradice todo el sentido de la misma y se utiliza para eliminar la base de mi absolución. La sentencia no dice en ningún momento cual es el daño producido en el derecho de defensa y no lo dice sencillamente porque no existe. Lo inventa. Asimismo falta a la verdad cuando se dice que no se ejecutó la medida de salvaguardar dicho derecho, cuando personalmente me cuide de garantizarlo y así lo avalan las pruebas practicadas e ignoradas por el tribunal.
      Esta sentencia, sin razón jurídica para ello ni pruebas que la sustenten, elimina toda posibilidad para investigar la corrupción y sus delitos asociados abriendo espacios de impunidad y contribuye gravemente, en el afán de acabar con un concreto juez, a laminar la independencia de los jueces en España".

      No soy jurista, pero veo al menos discutible y opinable decidir si Baltasar Garzón vulneró las garantías procesales interviniendo las comunicaciones CON AUTORIZACIÓN DEL JUEZ PEDREIRAS Y DOS FISCALES ANTICORRUPCIÓN QUE VEÍAN CLAROS INDICIOS DE CONTINUACIÓN DE LA TRAMA DELICTIVA EN ELLAS. No se ha permitido la aportación de pruebas que hubieran podido beneficiar al acusado y tampoco se ha permitido el testimonio de los jueces y fiscales que autorizaron las escuchas, y tampoco se dice que las susceptibles de vulneración fueron eliminadas del procedimiento. No se explica de qué manera ha sido vulnerado el derecho de defensa y solo se atiende al hecho formal de la intervención de las comunicaciones sin tener en cuenta las circunstancias que las acompañaron y sobre las que no se ha permitido aportar testimonios.

      Te dejo, no obstante, una noticia que te puede interesar. Se trata de la rehabilitación por el Supremo del juez Urquía, condenado por recibir sobornos para dictar sentencia. Si yo pongo en la balanza los posibles errores de Baltasar Garzón en la investigación de una trama corrupta y el delito de soborno a un juez, no me cabe duda de qué me parece más grave. Y ahí tienes al Supremo rehabilitando a un juez corrupto. Te dejo la noticia: EL SUPREMO REHABILITA AL JUEZ URQUÍA

      ¿Es la misma vara de medir a uno y a otro?

      Eliminar
  26. Yo no entiendo de leyes, pero mi corazón me inclina la balanza hacia ese lugar donde tú te sitúas. Y es algo visceral, que me nace de las tripas, y, chico, leer algunos comentarios de este, tu blog, me ponen mal cuerpo.

    Solo dejar un apunte. Y es que siento que estamos retrocediendo en todos los aspectos de la vida, perdiendo derechos y libertades. Siento cómo la censura se nos echa, de nuevo, encima.

    ¡Qué miedo!

    Un beso.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...