Páginas vistas desde Diciembre de 2005

lunes, 29 de diciembre de 2008

Molinos de agua

En Galicia y Asturias se conservan diversos molinos de agua -llamados aceñas-. El agua del río impulsa unas palas que generan diferentes fuerzas que llevan a funcionar batanes para golpear y suavizar los tejidos ásperos, moler el trigo o producir electricidad... Es un gozo pensarse viviendo en aquel tiempo como encargado de una aceña, siempre entre la corriente de agua saltando gozosa y creando energía. Esta foto está tomada en la finca Galea (Lugo) en agosto del año 2000 y siempre me ha fascinado por haber captado el agua en movimiento, revelando la intensa fuerza hidráulica que lleva a funcionar múltiples ingenios. El lazarillo de Tormes nació en una aceña a orillas del río que lleva su nombre. Su padre era molinero, y estos tenían una fama pésima de ladrones que llevó a crear una tradición de coplas sobre ellos y sus artes birlatorias. 

20 comentarios :

  1. Y si mal no recuerdo, el ruido de unos batanes tuvo a Don Quijote y a Sancho paralizados de miedo toda una noche; el valiente caballero dió muestras de debilidad, y las tripas de Sancho no se paralizaron precisamente, sino lo contrario: "Huele, Sancho, y no a ámbar".

    ResponderEliminar
  2. Bien traído, Panta, estuve por anotarlo en el post. Es uno de los episodios más desternillantes de El Quijote.

    ResponderEliminar
  3. Yo iba a preguntar si estos eran los mismos del Quijote, porque a esos les llaman "Molinos de viento" y pensé que eran otros. Son todo un símbolo de los monstruos imaginarios.

    Por cierto: acá en Florida he visto un molino (ejemplos de energía limpia, ¿no?) en San Agustín que imagino que data de la época española. Nos trajeron sus monstruos imaginarios para acá.

    ResponderEliminar
  4. Los molinos de agua eran los tradicionales en España. Hacia bien avanzado el siglo XVI trajeron de Flandes los molinos de viento que se extendieron por Castilla. Cuando Don Quijote descubrió una treintena de molinos de viento eran bien recientes y no fue insólita su sorpresa y su extrañeza ante la visión. He estado en la Mancha y he visto grupos de molinos que todavía quedan -aunque sin movimiento- y todavía son esbeltos e impresionantes. Algún día publicaré una foto de ellos.

    ResponderEliminar
  5. Galicia y Asturias guardan increíbles trozos del pasado como el referido aquí. Luego la foto recoge el momento del agua cantarina que parlotea y parlotea, y parece contar historias de los lugares por donde pasa.

    ResponderEliminar
  6. Sí, Paco, es maravilloso asistir al estrépito del agua cayendo sobre las palas, al trueno cantarín de las fuerzas del agua convertida en energía productiva.

    ResponderEliminar
  7. Otra vez el agua en tus fotos. Ahora que tanto se habla de las energías renovables convendría volver a esa sabiduría centenaria que nos acerca a la Naturaleza y nos ayuda a vivir con y de ella. El ruido del agua siempre es evocador, sea en un molino, un río, un arroyo o el mismo mar. No la cuidamos lo bastante y así nos va. Hay que fijarse más en cómo la utilizan quienes la aprecian como lo que realmente es, un bien escaso.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Me encanta lo que cuentas, sigo tu blog.
    Bueno en Galicia se llaman "Muíños" o "Aceas" depende de como este colocada la piedra de moler el grano, que puede estar vertical u horizontal. Se utilizan para moler el grano, ultimamente se restauraron muchos y algunos realizan la función que siempre tuvieron.
    Para batir las telas se utilizaba el "Batán".
    http://centros.edu.xunta.es/iesasangrina/auga/auga/tecnoloxia/muinho/muinho5_funcionamento.swf

    Esta página es muy interesante, te muestra el funcionamiento de un molino.
    Algún día escribiré en mi blog sobre los molinos.
    Perdona por la intromisión.
    Deica loguiño

    ResponderEliminar
  9. Muy lograda la foto, Joselu. Enhorabuena ;)
    Me gusta contemplar el agua. En los ríos, sean pequeños riachuelos o enormes, inmensos, como el Amazonas... Me gustan los estanques porque me transmiten paz. Pero lo que más me gusta es el mar, inmenso, multicolor... Cuando está salvaje golpeando las rocas, como en la Costa da Morte, y cuando está tranquilo con olas estupendas para jugar, como en Cádiz cuando bajo en verano...

    Estupendísima foto, Joselu.

    Un beso y feliz 2009.

    ResponderEliminar
  10. Quisiera que mi vida
    se cayera en la muerte,
    como este chorro alto de agua bella
    en el agua tendida matinal;
    ondulado, brillante, sensual, alegre,
    con todo el mundo diluido en él,
    en gracia nítida y feliz.

    Juan Ramón Jimenez

    Espectacular fotografía, y mucho lo que evoca!!!

    Bicos

    ResponderEliminar
  11. Yolanda, soy de un signo de agua, pero últimamente procuro disfrutarla sin malgastarla. Me atrae, como a ti, todo lo que tiene como elemento dominante el agua. Os muiños galegos son una maravilla.

    Dilaida, gracias por tu precisión sobre la distinción entre muiños y aceas, el equivalente de las aceñas castellanas. Dilaida, espero que escribas sobre os muiños en tu blog. Es un tema que me interesa y mucho. Un cordial saludo.

    Novicia Dalila, ya te tengo enlazada. Cádiz es una maravilla, me lo he recorrido a pie y en autoestop o en autobús. Algún día escribiré de mis andanzas en la provincia de Cádiz, aunque lo más terrible y sorprendente fue mi llegada a San Roque, que esperaba que fuera un pueblecito blanco como los que había recorrido en la sierra. Uf. Gacias por tu visita desde el convento. Un abrazo.

    Carmen Sabes, bien por Juan Ramón, el mejor poeta del siglo pasado. ¡Cuántas teclas hay en esta vida, cuántas vocaciones a las que uno no puede renunciar! La poesía es una de ella, los viajes, y mañana verás cuál es una de las más íntimas de mis vocaciones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Donde yo vivo ahora hay unas cuantas ruinas de molinos antiguos. Me he informado un poco y me han dicho que antes había bastantes conreos de trigo por la zona.

    A los molineros también se les consideraba como unos ladronzuelos, no porque robaran a los otros, sino porque por el pago de moler el trigo, a parte de pagar en dinero, ellos cogían también una parte de la harina. Tenían mala fama porque todo el mundo consideraba que los molineros les robaban esta parte.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Pensándolo bien, el que he visto en Florida es de agua. Tal vez un día mi esposa se anima a buscar la foto.

    ResponderEliminar
  15. Joselu, para mi de Cádiz, lo mejor Zahara de los Atunes y su playa.... Soy feliz allí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Novicia, estuve también en Zahara de los Atunes cenando una noche inolvidable de 1989. Había entonces una zona de uso militar y abundantes dunas. Yo estaba alojado en un cortijito, sin luz ni agua, en los Caños de la Meca. Me falta recorrer esa zona muchos años después. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Novicia, Clara soy yo, Joselu, lo que pasa es que mi hija deja su localización y luego sale con su nombre en gmail. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Yo siempre les llame muiños, he dejado alguna foto en mi blog, estos son de la zona de Bande, en el pueblo de Muiños, a lo largo del rio hay unos cuantos, y tambien en Soutechau.Son la historia de mis abuelos y mis padres

    ResponderEliminar
  19. es muy bueno su trabajo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...