Páginas vistas desde Diciembre de 2005

martes, 30 de diciembre de 2008

En el camino del Norte

En el año 2000 volví a hacer el camino de Santiago, pero esta vez por la ruta del Norte partiendo de Bilbao hasta Santiago y pasando por Portugalete, Castro Urdiales, Laredo, Santander, Comillas, Unquera, Llanes, Ribadesella, Sebrayo, Gijón... hasta que el camino confluye con el otro -el Francés- en Arzúa. En esta foto, tomada por mí mismo, mientras caminaba por la playa de Laredo, se ve el movimiento de mis pies descalzos y el batir de mi bordón. Ser peregrino es una de mis vocaciones. Cuando llegas a Santiago y te preguntan si quieres volver a la vida normal, uno no puede menos que contestar que ¡¡¡no!!! No quiero volver a la vida del trabajo, quiero caminar como  un cómico de la legua con el sol y el cielo sobre mi cabeza. Cuando camino me siento un pícaro y mi encuentro con otros peregrinos nos lleva a compartir un trozo de chorizo y un pedazo de queso con una hogaza de pan. Ultreya. 

14 comentarios :

  1. Una ilusió, que he tenido siempre es viajar hasta tierras de Jerusalem con un caballo o una mula por las caminos antiguos. Ir por los pueblos y pedir una sopa y alfalfa para el animal. Espero hacerlo algún día.

    No sé si lo sabías. Pero en la constitución francesa de la quinta república, dice que los caminantes tienen derecho a un plato en cualquier restaurante francés y a alfalfá en los ayuntamientos. Son los pequeños retales que quedan de una época mucho mejor.

    un abrazo caminante

    ResponderEliminar
  2. Yo me apunto a lo de la mula. Tenía que ser verdaderamente gozoso dos caminantes disfrutando de la vida y actuando a cambio de sopa para nosotros y alfalfa para las mulas.

    Un abrazo caminante. No te pierdas mañana el post. Me verás.

    ResponderEliminar
  3. Por alguna parte he leído que la forma más segura de ser recibido con “hosannas” es entrar a lomos de asno o de mula. ;)

    ResponderEliminar
  4. Todos somos caminantes, aunque sea en sentido metafórico, peregrinos de nuestra propia existencia, errantes, vagabundos, puesto que no sabemos cuándo acabará nuestra andadura. Los que conozco que han hecho el Camino dicen que hay un antes y un después de él, tendré que hacerlo yo también.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  5. Foto de sensibilidad impresionista. El mundo de las bestias: los burros son animales nobles y abnegados; los mulos fuertes y poderosos para la labor; y los caballos veloces y señoriales. Más ganarse la vida entre bestias es muy duro. Siempre veía a los arrieros levantarse de madrugada y volver a la anochecida.

    ResponderEliminar
  6. Me he acordado leyéndote de los Cuentos de Canterbury, por ese encuentro con otros peregrinos. Nunca lo he hecho, pero no sé si me atreveré el año próximo, porque de mi instituto sale todos los años una pequeña expedición a mediados de septiembre. Cada vez me lo pienso y luego por lo que sea no lo hago. Debe de ser algo precioso.

    ResponderEliminar
  7. Se ha creado una ilusión óptica a tus pies que parecen gaviotas. Extraordinario.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hacer una parte del Camino lo tengo entre las cosas pendientes, no para el próximo año, aunque quien sabe...
    Te deseo un Feliz Año Nuevo,
    Un beso
    Sonia

    ResponderEliminar
  9. Fui peregrino a Santiago a travésw del Camino Francés y, un par de años más tarde, del Aragonés.
    La primera peregrinación es para mucha gente algo muy especial -también lo fue para mí-. Un viaje mágico, iniciático, alucinante y alucinógeno.

    De aquello me ha quedado una adicción residual: desde entonces he hecho Cañadas Reales, La Plata y la West Highland Way.

    Pero nada como el Camino Francés. ¡Ultreya!

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Que envidia Joselu ¡¡¡ Es mi asignatura pendiente todavía. Estoy loca por que mi nano crezca un poco y aguante andando lo suficiente para hacer al menos los 100 kms. mínimos...

    Un beso y Feliz Año

    ResponderEliminar
  11. Caminante son tus huellas el camino... Esta noche brindaré para que las personas que se lo merecen sean felices este año. Como tú. Sabes que habrá un ratito en mi cabeza para felicitarte, Joselu. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  12. Mi buen amigo, he leído tus últimos post, y me encuentro con el Joselue peregrino y soñador.Amante de la vida ,el camino y el cielo.
    Reconfortante visión de un dilecto amigo que saber hacer a un lado sus obligaciones y compromisos para meterse de lleno en el mundo de la naturaleza, lo simple y elemental que a la vez lo profundo y eterno.
    Un abrazo y muy feliz año a vos y los tuyos!

    ResponderEliminar
  13. Yo también soy peregrino y suscribo tus palabras.
    No hay sensación igual a la de ver amanecer caminando entre los campos de trigo, sabiendo que tienes todo el tiempo del mundo por delante mientras seas capaz de dar el siguiente paso. Ni tesoro comparable al agua fresca bajo la sombra de un árbol al mediodía cuando llevas 5 horas caminando.

    Todas esas sensaciones y más he intentado reflejarlas en mi blog:

    http://caminodesantiago-javiergom.blogspot.com/

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...