Páginas vistas desde Diciembre de 2005

jueves, 4 de diciembre de 2008

Sin palabras



26 comentarios :

  1. Ese es el precio, en efecto. He oído muchas veces esa canción preciosa, pero cantada sólo por Oskorri, y he visitado la parte norte de Navarra, he tenido el privilegio de que Pío Caro Baroja me enseñara Itzea Jáuregui en Bera, he disfrutado mucho allí, paseando, comiendo, visitando cuevas, pero siempre pienso en la violencia que yo no vi como viajera, en el dolor de la gente buena y pacífica. Qué duro, Joselu. ¿Cuándo no tendrán que pagar un precio? Ya es mucho tiempo, ya demasiado.

    ResponderEliminar
  2. Es fácil aislar unos cuantos elementos y contar un cuento alejado de la realidad, que incluye todo. Es un instrumento más.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¿Dónde los apátridas? ¿Dónde los antinacionalistas?

    ResponderEliminar
  4. No puedo juzgar respecto a la canción,pues no entiendo ni una palabra.

    Pero el segundo vídeo me hace pensar en garrulos, y en lo triste y lamentable que debe ser sentir que tu vida está dependiendo de lo que le ocurra a una pandilla de garrulos descerebrados.

    Demasiado llevan tragado ya..

    ResponderEliminar
  5. El que mata defendiendo una idea no defiende una idea, mata.

    ResponderEliminar
  6. Cuando yo estaba en la universidad yo escuché al grupo Oskorri en dos o tres ocasiones. Me sé esa canción y forma parte de mi paisaje sentimental. El vídeo primero es toda una historia bellísima. La música es preciosa como dice Clares, las campas vascas, los abuelos jugando a las cartas con boina, rostros nobles, de fondo Oskorri y Mikel Laboa, la ikurriña de forma reiterada, oímos los aplausos del público cuando leemos la palabra Independencia, vemos a Arnaldo Otegui y a otros miembros de Herri Batasuna. Todo es hermoso con una canción hermosa. Lástima del segundo vídeo que viene a afear el cuento. Es el precio. A mí me lleva a reflexiones filosóficas y literarias sobre la realidad o el deseo. Tantos sueños se han convertido en podredumbre por los métodos utilizados...

    ResponderEliminar
  7. Donde se lee:

    "tu vida está dependiendo de lo que le ocurra a una pandilla de garrulos descerebrados".

    Debe leerse:

    "tu vida está dependiendo de lo que SE LE OCURRA a una pandilla de garrulos descerebrados."

    ResponderEliminar
  8. Lástima de pueblo, de gente tan trabajadora, de pais tan hermoso, lástima de buen beber y buen yantar, lástima de no poder gozar de todo esto en Libertad.
    El segundo video lo dice todo, lástima de fanáticos y salvadores de la patria, lástima de iluminados y atroces matarifes, lástima de niños que han aprendido a odiar, lástima enfin de no entender la Verdad.

    ResponderEliminar
  9. es lo que da de si un pueblo, de cosas tan bellas y de cosas tan horribles. Sin embargo no hay que olvidar que el ser humano siempre ha actuado así, antes lo hicieron los castellanos y los franceses y los catalanas, alemanes, italianos y un largo etc y no porque el pueblo se quisiera matar, si fuera por nosotros estaríamos siempre en paz, la historia viene de los ricos.

    En la edad media el pueblo se mataba por las tierras de su amo, ahora se matan por los puestos de diputados. Porque este problema es otra herencia del franquismo, como el de las cunetas, que no se quiere acabar ni arreglar, pues no interesa.

    Cuantos votos dan los asesinos, por un lado y por el otro.

    ResponderEliminar
  10. En efecto, matar es matar y no hay más excusas. Sigo diciendo que es una pena, un país tan hermoso, una gente tan noble, quitando a los violentos, claro, y que tengan esa gente obcecada y asesina.

    ResponderEliminar
  11. El estribillo dice solamente: "el padre y el hijo están en el bar; la madre y la hija en el txoko"
    ¿Precio?, ¿de qué precio habláis? No lo entiendo, con toda sinceridad. No hay nada -absolutamente nada- que tenga como precio muerte, dolor, luto y lágrimas. Los que vivimos aquí lo sufrimos de lleno y yo, personalmente, no lo entiendo. Nunca lo he entendido, nunca lo entenderé.
    Mikel Laboa ha fallecido hace unos días tras una larga enfermedad; a Inaxio Uria -como a tantos otros- lo han asesinado... ¿Precio?

    ResponderEliminar
  12. Nunca he comprendido -y espero no comprender- cómo puede una persona levantarse un buen día y decidir que, en nombre de algo o alguien, se va a ir a un lugar concreto a encontrarse con una persona determinada , con su vida, sus emociones, su familia, su credo, su pasado, sus alegrías y sus penas, y descerrajarle un tiro sin más. Se apagan los ojos y todo se va a la mierda. Se apagan los ojos... . No hay más. Si alguien me quiere convencer de que la patria, o lo que sea, está por encima de eso, será mejor que me convenza pegándome un tiro.

    Saludos.

    A.

    ResponderEliminar
  13. Y ahora es cuando aparece esa pregunta,

    ¿por cuánto te vendes?

    ¿por cuánto nos vendemos?


    Hay precios que no deberían pagarse jamás.

    ResponderEliminar
  14. Marcos, lo siento muchísimo si no me he sabido expresar. De hecho sopesé si titular el post "Sin palabras" o "Reflexiones", pero decidí "El Precio" porque me pareció más contundente. Mi razonamiento es el siguiente. Vi el vídeo de Oskorri -grupo que vi en directo en varias ocasiones hace muchos años- acompañado de imágenes idílicas del País Vasco, todo armónico, todo ideal, formando parte -eso sí- del imaginario inventado del mundo abertzale. ¡Cómo era posible una canción tan hermosa y unas imágenes tan sugerentes si luego para conseguir aquello había que mancharse, pervertirse, convertirse en criminales como muestra el segundo vídeo? Supuse que era el precio moral que había que pagar dentro de esa iconografía de los partidarios de un País Vasco no contaminado, puro, sin efluvios de otras tierras. Una barbarie, vamos. Díme si ahora se entiende. No querría ofender ni confundir sobre mis intenciones sobre las que no caben duda. Me parece abyecto utilizar la violencia asesina para conseguir un sueño por idílico que se quiera presentar -y necesitan presentarlo embellecido-. Díme si ahora he logrado expresar algo válido o si no podría cambiarle el título. Un abrazo, muy fuerte, y mi solidaridad a vosotros que estáis allí en primera línea frente a la violencia de ese mundo que quiere presentar como hermoso lo que es un horror miserable.

    ResponderEliminar
  15. Si el precio es ése... yo no entiendo nada. He visto y escuchado el primer vídeo y me he quedado extasiado por tanta belleza... y luego... lo otro. No entiendo nada.

    ResponderEliminar
  16. Lo siento, Joselu, sigo sin entenderlo. Quizá en este caso -como me toca tan cerca-, no tenga la perspectiva suficiente que me permita comprenderlo. El mensaje final queda claro pero no entiendo ese precio moral del que habláis. La realidad vasca no es idílica, es una mezcla de lo que aparece en el primer vídeo: belleza natural, buenas gentes, reivindicaciones políticas, música, fiesta, manifestaciones...: totum revolutum, realidad poliédrica. De esa realidad yo también formo parte. El segundo sólo me produce hastío... ya no tenemos palabras... sobran... y me es una realidad completamente ajena: para mí no es ningún peaje, ni es parte de esa guerra de la que hablan en ocasiones; no puede constituir ningún precio...
    Lo siento, debe ser una incapacidad personal... Sin palabras, Reflexiones sí los entendería, pero si vosotros este título lo veis más significativo, así será.

    ResponderEliminar
  17. Marcos, gracias por tus palabras y tu sugerencia. De hecho dudé mucho y vi que necesitaba también alguna opinión de los que lo estáis viviendo en carne propia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Sin palabras, sí, está claro, pero con actos, y actos de repulsa, cada cual el que tenga a su alcance. En tu caso, un post inequívoco de a dónde conduce el patriotismo, la exaltación acrítica de un imaginario colectivo con el que se quiere hacer comulgar a todo hijo de vecino, porque, si no, sólo cabe el ostracismo, la antigua condena griega. Todo ello por no hablar de la limpieza del Rh -siglas qe hacen referencia al mono rhesus, usado en experimentos científicos- y el cupo electoral que vislumbró la mente preclara y prerracional del insuperable Arzalluz. El sueño de la Arcadia feliz acaba como el sueño del cuento de Monterroso, siempre. Espeluznante. Tremendo. Descorazonador.

    ResponderEliminar
  19. La verdad es que yo tampoco entendía. Los comentarios sí, son claros y contundentes. Tal vez antes cosas como esta no cabe la ambigüedad.

    ResponderEliminar
  20. pues a mí lo que realmente me hastía es que las personas que viven en el País Vasco o las víctimas del terrorismo siempre tienen que tener la razón. Pues fijate que ya hace tiempo que yo creo que precisamente porque les toca el tema de tan cerca, hace tiempo que se dan de ostias contra un muro y no van a salir nunca de allí.

    ya alguien ha soltado que si unos viven hasta la muerte por enfermedad y a otros se les mata, pues sí y no, o es que nadie se acuerda del terrorismo de derecha, o el del estado. Lo que pasa que como la izquierda siempre ha dado más miedo se tiene que ir a por ella y no los defiendo, porque son igual de fascistas unos que otros, pero si Laboa ha fallecido de enfermedad, pues ya habra sufrido o no, y que nos importa, o es que lo tendrían que haber matado, los de derechas, porque amenazado estaba, igual que mucha gente en Catalunya, pero eso nadie lo sabe, porque como no da votos y lo otro si.

    Yo a toda esta palabrería la llamo hipocresía y se tendría que hablar sin tapujos. A TODO EL MUNDO POLITICO LE INTERESA QUE EXISTA ETA.

    Vamos a reflexionar un poco. La Y vasca llevaba un tiempo con mucha polémica detrás, sectores críticos, etc de un lado y de otro. Ya se intentó tachar los anti-Y de terroristas, de tener las mismas bases que ETA, no se consiguió, pero nada mejor que muera un empresario a manos de la banda terrorista para tener la excusa.

    Esto me recuerda cuando murió Ernest Lluch en Barcelona. En esa época se hablaba mucho de diálogo y todo esto y Lluch que era un verdadero filósofo, no como otros que se ponen el título y aunque si que es verdad que escriben buenos libros luego son incapaces de ver a tres pasos de si que existen varias visiones de la vida (si hablo de Savater), era de los defensores. Que extraño que al poco tiempo se lo matara, coincidencia no, imagino que a ETA y al gobierno de turno le interesaba que no hubiera diálgo. Y luego la cara de tontos labas, que tenían los políticos en la manifestación cuando los hijos de Lluch pidieron diálgo, con la presentadora de la Ventana que tuvo los ovarios de pedirlo con aquella gran frase que soltó "Lluch hubiera dialogado hasta con su asesino"

    Sinceramente, estoy cansado de las victimas del terrorismo, me gustaría ver si ahora en crisis son tan amables de pedir menos dinero y ayudar a los verdaderos pobres creados por el sistema. Estoy cansado de los vascos que viven allí y dicen que ellos si que lo entienden y nosotros no.

    Sin embargo, es una lástima que maten, la verdad que sí, porque se quedan solos y la tierra vasca es muy bonita para destrozarla así. Espero que se acabe pronto, aunque ya nunca habrá diálogo, solamente habrá que esperar a que ya no dé rédito político entonces los encarcelarán a todos, dejarán a unos cuantos tontos quemando contenedores y finalmente, al cabo de unos años los soltaran y no habrá ni independencia, ni izquierda abertzale y los únicos beneficiados será el sistema capitalista al borde de la extinción, pues a quien le interesa crear estados hoy en día cuando se practica el libre comercio?

    En definitiva, que vaya lástima (lo podrías haber titulado así).

    ResponderEliminar
  21. Ese pais, esa sociedad, están enfermos. Ni las campas, ni las chapelas, ni los abuelitos, ni el pastor Arzallus, ni la ikurriña, ni su idioma, ni esa música... No hay ahí mas belleza que en la caverna tuberculosa o en el mazacote tumoral, por muy verdes que sean los prados. No pueden pretender presentarlo de otra manera a las gentes de buena voluntad. "Hay que aguantar", masculla Arzallus. ¿Aguantar qué?

    ResponderEliminar
  22. Yo tampoco comprendo la irracionalidad de ciertos actos que intentan jusrificar bajo la enseña de una ideología.

    No lo entiendo. No lo entiendo y el miedo me deja sin palabras.

    ResponderEliminar
  23. Eloi BLQ, ficticio o verdedero, todos cuantos compartimos nuestras ideas en este espacio abierto tenemos un nombre. Le robo su espacio a Joselu por unas líneas más para decir lo que me sugiere tu comentario: en efecto, sigo sin entender nada... pero la diferencia es que yo tampoco pretendo explicar nada y mucho menos la realidad... Nik uste (creo), solamente...

    ResponderEliminar
  24. Creo que tengo una gran capacidad para ponerme en el lugar del otro, pero en este asunto ya hace años que no lo consigo. Reconozco que hubo un tiempo en el que pensaba en razones antiguas, en viejos odios, en cuentas no saldadas que podían llevar a esas atrocidades. Ahora, siguen matando, y son unos jóvenes que nacieron en una democracia y viven rodeados de (mejorables) libertades. Y con cada vida que se llevan se parecen un poco más a quienes tanto odiaron sus abuelos. Nada, que tampoco yo entiendo nada.

    ResponderEliminar
  25. Nunca matar...
    Pero deberíamos escuchar a los que hablan.
    Creo que tienen derecho a pensar en la autodeterminación.
    Creo que tienen derecho a proponer la independencia a su pueblo.

    Despues el pueblo debe escoger.

    ¿ESPAÑA? Cuanto a cambiado. Y lo seguira haciendo. O estaría muerta.

    Los que nos consideramos españoles debemos ofrecerles la opción de proponer a su pueblo.

    Entiendo que el odio acumulado termine en tragedia,

    Nunca matar...

    ResponderEliminar
  26. Después de treinta años gobernando y administrando a la sombra de una reivindicación que vengan otros treinta si la gente se lo cree y lo vota. La reivindicación será la misma, por los siglos de los siglos, si resulta rentable a efectos electorales.



    Lo anterior ya como anónimo, que no anda el horno para bollos, solamente digo que vivo y trabajo aquí y aquí las opiniones contrarias, el no asumir criterios institucionales como el lingüístico u otros, el no pasar por el tubo… se paga. En Cataluña también.



    No he acabado de ver ni el primer vídeo ni el segundo. El primero me suena a poesía y el segundo a porquería. No me convencen ninguno de los dos, sobre todo si los veo bajo auspicios institucionales por uno u otro lado.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...