Páginas vistas desde Diciembre de 2005

sábado, 27 de diciembre de 2008

Amanecer

Dormía en una pensión del Algarve, en Faro, en diciembre de 1991. Me desperté con ganas de ir al lavabo y subí por unas escaleras que descubrí en el pasillo. Éstas daban a una terraza donde había ropa colgada y varios  aguamaniles. Aquella escena me pareció de película de Fellini. La realidad a veces es misteriosa y nos evoca imágenes casi fantasmales. Me imaginé a una muchacha vestida de blanco deambulando por entre estas sábanas tendidas e inclinándose sobre uno de los aguamaniles con su larga cabellera cayéndole por los hombros.  Con mi Olimpus XA, que compré en Singapur y que perdí en Atenas dos años después, le hacía una larga serie de fotos. Sus ojos verdes, como salida de una leyenda de Bécquer, quedaban reflejados en esta espectral toma al amanecer. ¿No notáis su presencia?

17 comentarios :

  1. No hace falta la muchacha. La luz es impresionante y el juego de blancos y opalinos es toda una narración. Buscar la albura al alba celesteada. Ese ojo objetivo que todo lo explora y casi todo lo ve.

    ResponderEliminar
  2. se nota magia en la foto y lo mejor es que llega a transmitirla y como dice francisco, los blancos y la luz hacen que la foto sea pura belleza.


    me encantan los aguamaniles también, yo continuo a la búsqueda de alguno, de esos antiguos. Una vez vi uno en madera genial.


    Para acabar, y no es por hacerte la pelota, pero espero que tus fotos hayan sido expuestas en alguna sala, son geniales y eres un muy buen fotógrafo. Además, ya te lo he dicho alguna otra vez, pero me impresionas gratamente a cada paso que descubro algo de ti.

    ResponderEliminar
  3. Parece la escena de un sueño. Qué foto tan original... En lugar de la nieve navideña, sábanas impolutas en una azotea. Bello despertar en una fría mañana invernal. Realmente eres un gran fotógrafo, siempre buscando el enfoque más original o la imagen más insólita. Seguramente los demás tenemos lo mismo ante los ojos pero no lo vemos. Sigue ofreciéndonos tu visión del mundo a través de una cámara, espero tus fotos cada noche.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  4. Se la ve, entre las sábanas, fundiendo su transparencia de fantasma con los blancos que se secan al sol.


    Miau

    ResponderEliminar
  5. ...la mujer
    se va desvaneciendo.
    En el puente de Brooklyn

    ResponderEliminar
  6. Desde luego que la veo,mi querido Joselu.Y ya que mencionas a Fellini,también me hace pensar en su película Ocho y medio en donde las sábanas tienen una representación especial.También mencionas al melancólico Bécquer,que también podría tratarse de uno de sus cuentos toledanos,ay,Toledo y su luz y sus aguamaniles.

    Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón Joselu. Parece una imagen de una película de Fellini... Me encanta la paz que transmite.

    Te dejo aquí una ilusión cumplida:

    Para Joselu

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Preciosa y misteriosa foto, Joselu. A veces se tienen estas oportunidades únicas de captar a una muchacha entre esa blancura. Sí, hay una presencia oculta en la imagen, algo que se desliza sutilmente entre las sábanas tendidas. Me ha parecido oler la tela mojada empapada del relente de la madrugada.

    ResponderEliminar
  9. Novicia Dalila, me la beberé a tu salud. ¡Qué suerte que en tu empresa os ofrecieran esta delicatessen! Algún día se hará realidad. ¡Qué gozada verte por aquí viniendo de tu convento! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La realidad está en los ojos del que ve.

    ResponderEliminar
  11. El tinto Balbuena no es el Único, pero es más affordable. Esta Novicia parece un hada, es hasta capaz de transmutarse en esa muchacha de ojos verdes que se pasea por tu foto.

    ResponderEliminar
  12. Profesor, me encanta tu faceta de fotógrafo. Recoges toda la sensibilidad que expresas con las palabras.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Los ojos verdes nos pierden a todos. Y más si arrastran a Bécquer.

    Esta foto me ha encantado, y estoy contigo, podría colarse en las escenas de cualquier película.

    ResponderEliminar
  14. ¿una cosa es tu "lista de blogs" y otra tus "links" que están hasta abaaaajo? ¿por qué separados?

    ResponderEliminar
  15. Noto su presencia. Es una escena onirica, sin duda para los sentidos poéticos que solemos sacar a flor de piel de vez en cuando.

    Esta hermosa foto también me trae recuerdos de un lugar parecido en mi infancia.

    ResponderEliminar
  16. Pregunta, tu cuestión no tiene nada que ver con lo expuesto en el blog, pero para satisfacer tu curiosidad te diré que en mi lista de blogs tengo los blogs que suelo mirar día a día con sus actualizaciones, y en los links tengo otros blogs que me son puntos de referencia y que consulto, no con tanta frecuencia, pero sí habitualmente. ¿Satisfecho? Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  17. Llego muy tarde a la exposición navideña -a punto casi de cerrar-, pero me gustaría antes felicitarte por las fotografías, por los comentarios -me has recordado a veces al Millás del País Semanal- y, como aficionado también a las fotos, de toda la colección me quedo con ésta: la blancura de las sábanas, los blancos aguamaniles, la luz tenue y esa presencia fantasmal de una mirada verde... chapeau! ¡Felicidades!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...