Páginas vistas desde Diciembre de 2005

martes, 4 de noviembre de 2008

Barack Obama

Yo no puedo votar, por razones obvias, en las elecciones de Estados Unidos. Sin embargo, he de reconocer que esta campaña me ha llegado con calor y no tengo dudas sobre cuál es mi candidato preferido  que  no es otro que Barack Obama. El senador por Illinois ha sabido hacer una campaña seria y coherente, sin estridencias, con respeto, con honestidad, y ha llegado a ganarse lo que se está debatiendo en Estados Unidos: la confianza. Confianza en alguien que puede sacar a su país de la crisis económica y moral en que está hundido tras ocho años nefastos de la administración Bush.

 Sus orígenes modestos, su compromiso con los más desfavorecidos en Chicago como abogado en servicios sociales, hacen de Obama el candidato que se ha hecho a sí mismo, un mito que atrae en el planeta americano, en que existe la creencia que cualquiera puede llegar a cualquier sitio si trabaja con ahínco.

 La crisis económica propiciada por un capitalismo salvaje, sin reglas, ha exportado a todo el mundo la depresión en que nos debatimos. El mundo necesita cambiar sus reglas económicas que favorecen exclusivamente a los más poderosos, que actúan movidos por una voraz avaricia. No sé hasta que punto Obama puede cambiar el mundo y hacerlo más justo. Imagino que él se sentirá prisionero del stablishment financiero y político, y no podrá desarrollar una política social que lleve la sanidad a todos los norteamericanos, por ejemplo. Clinton lo intentó, pero su plan de reforma de la sanidad naufragó, siendo uno de sus proyectos estrella.

 Igualmente, surgen dudas sobre qué hará Obama, si gana las elecciones, con la guerra de Irak y Afghanistán. Son decisiones complejas, pero hay que considerar que el ciudadano medio americano ya está afligido por el número de bajas y el gasto que supone dicha guerra, que sólo ha conseguido aumentar la inseguridad en el mundo y potenciar el fundamentalismo islámico.

 Asimismo, espero que una de sus primeras decisiones sea cerrar la prisión de Guantánamo y otras similares. Esto y la política sobre los derechos humanos de Estados Unidos ha supuesto un enorme desprestigio de la potencia americana en el mundo. Todos recordamos las difundidas torturas en la cárcel de Abu Ghraib en Irak con el consentimiento y la anuencia de las autoridades americanas.

 Es necesario un nuevo liderazgo mundial que se ejerza de forma diferente, entendiendo que Estados Unidos es la superpotencia que, con errores y aciertos, puede construir un mundo más equilibrado.

 Además, aunque no lo hemos citado, el hecho de que Barack Obama sea negro, hijo de un keniata que lo abandonó de pequeño, supone una revolución en el pasado racista de los Estados Unidos, con el que no puedo dejar de simpatizar. En muchos sentidos, la figura de Obama es continuadora de Martin Luther King, que fue asesinado por sus ideas y su capacidad de fomentar sueños de mayor justicia y fraternidad entre “todos” los norteamericanos. Obama quiere ser el presidente que una a los americanos, sin distinción de sus orígenes sociales o étnicos.

 En definitiva, su personalidad me ofrece confianza y la esperanza de que pueden hacerse mejor las cosas. No puedo votar realmente, pero aquí deposito mi voto virtual en este cuatro de noviembre en que puede ganarse una votación histórica. 

42 comentarios :

  1. Una cosa curiosa es que Obama ha cogido por sorpresa a los propios demócratas norteamericanos; hace poco más de un año y medio coincidí en Madrid con un colega de Chicago; con respecto a las elecciones toda su preocupación andaba alrededor de Hillary, y si sería capaz de librarse de las antipatías que generaba entre los propios demócratas. Mi mujer, más interesada en el tema USA-político, le preguntó que qué opinaba de Obama, entonces apenas un desconocido, incluso en Chicago, y mi amigo se encogió de hombros, expresando que era algo irrelevante. Más tarde la propia Hillary aparecía una y otra vez sorprendida por los triunfos arrolladores de Barak. Yo, durante algún tiempo pensé que si salía candidato McCain le haría picadillo. Afortunadamente parece que no será así; parte del mérito lo tiene Sarah Palin, sin duda, con ese morbo que tiene, pero no para vicepresidenta con muchas posibilidades de presidir.

    Mañana sabremos que nos toca. Es también curioso asisitir a estas elecciones en la que tanto nos va, y en las que no tenemos voto.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá¡. Cuando se me viene a la cabeza las crisis, capitalismos y Bushes de turno, se me enciende una bombilla que me responde "Quizá, gracias a haber existido algo tan nefasto como Bush, los americanos están más preparados que nunca para votar a un Obama" (no hay mal que por bien no venga, quizá)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta pensar que hay cosas que cambiarán a mejor si gana Obama; pero, por otro lado, nuestra política nacional nos ha demostrado muchas veces que los socialistas no lo son y los populares, tampoco. Me siento, como tantos, engañado de continuo por los políticos y mi mirada está enferma de desconfianza. En este caso, es evidente que Obama no lo podrá hacer peor que Bush ni aunque se esfuerce.

    ResponderEliminar
  4. Pantagruel, es por esta sorpresa por lo que son interesantes estas elecciones. Un factor nuevo se introduce en el sistema y desbanca al stablishment demócrata y posiblemente al republicano. McCain ha sido desbordado por el estallido de la burbuja financiera. Él mismo reconoció que la economía no era lo suyo, y precisamente es ahora, cuando la economía se presenta como crucial para decenas de millones de norteamericanos, que hay una figura en el campo demócrata que sorprende a propios y extraños con una enorme sangre fría y un gesto de serenidad que ofrece soluciones -y se rodea del mejor equipo económico en los EE.UU- mientras que McCain se queda gesticulando y acusándole de reunirse con terroristas. Lo de la Palin también ha sido una ayuda. Su insolvencia y el pánico de los americanos a que termine siendo presidenta si a McCain le da un arrechucho ha hecho también su papel. Estamos invitados a ver el resultado.

    ResponderEliminar
  5. Curioso e interesante tu argumento, Simalme. El peor presidente de la historia americana -y el más tramposo- ha allanado el camino hacia la Casa Blanca a Obama ante el desastre mayúsculo que deja montado.

    ResponderEliminar
  6. Antonio, los americanos son escépticos respecto a la política. Se ve en las votaciones. Tradicionalmente votan muy pocos. Pero en estas elecciones sienten que algo importante está en juego y van a votar en mucha mayor cantidad. Los políticos que nos ilusionan son los que más nos pueden defraudar, sin duda, pero vamos a conceder un resquicio a la esperanza de que un descendiente de africanos y blancos -un mestizo- pueda hacer mejor las cosas. Quiero creerlo.

    ResponderEliminar
  7. No lo puedo evitar, pero no me gustan las personas que van "de salvadoras del mundo" o al menos, que se presentan con una campaña así. Obama es la solución razonable y aparentemente la más justa, pero hay algo que no me gusta y que no me huele bien. Ojalá me equivoque.

    ResponderEliminar
  8. Yo por el momento prefiero dejarlo en un prudente "veremos", veremos si gana, veremos que hace, veremos como termina, miremos al este y al oeste, las cosas son como son.

    ResponderEliminar
  9. Nada más despertarme esta mañana, sentí: no... no me gustaría ser Obama... Ni ser su mujer, ni sus hijas... ¡La que le espera!... ¡El trabajo que le espera!... ¡Las ilusiones que le esperan!... Y pienso en las motivaciones que le llevan a una persona a asumir un compromiso de ese calibre... Yo tampoco lo veo todo color de rosa... Tampoco me fío de "su figura"... ¿Alguien cuerdo, sensato, honesto, honrado, bueno... en el buen sentido de la palabra, claro, querría que le estuvieran esperando esos años?...

    Joselu, con dudas, también voto por Obama... Además, me parece muy muy muy atractivo... :) Veremos. No nos quedará más remedio que ver.

    ¡Te sigo siempre, y un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Sinceramente, creo que los americanos se van a retratar en estas elecciones. Si son en el fondo tan racistas como creemos, ganará el republicano. Si son tan conservadores, arrogantes e imperialistas como parecen, ganará el republicano. Pero pueden sorprender al mundo. Siempre me ha consolado pensar que América también está llena de gente como la de "Todos dicen I love you" de Woody Allen.
    Por otra parte, no sé si creerme el mensaje de Obama. He sufrido ya muchas decepciones políticas. Y en caso de que sea un mensaje cierto, ¿cuánto durará en el poder?

    ResponderEliminar
  11. Caperucita azul, a veces hay personajes honestos en el sistema americano. Recordemos al citado en el post Martin Luther King. La política americana es sorprendente para nosotros los europeos. Ojalá que te equivoques y que ésta sea una de esas ocasiones en que Obama sea el hombre adecuado.

    ResponderEliminar
  12. Frikosal, pues quedemos en ese "veremos". Al fin y al cabo no nos toca votar. Pero yo me he imaginado que podía votar y de ahí mi post.

    ResponderEliminar
  13. Jueves, la verdad es que yo no puedo imaginar que alguien quiera asumir semejante responsabilidad. A mí que me extenúan las pocas que tengo. Es cierto. Los años que le esperan. Las ilusiones que habrá de defraudar haga lo que haga. Si es realmente progresista habrá de cambiar muchas cosas que hará que la América profunda se le eche encima: las armas, la seguridad social y la sanidad, el papel de Estados Unidos en el mundo, el Oriente Medio, Irán, Irak, Afghanistán... No, tampoco quisiera ser él, pero me admira que alguien quiera serlo y que sea capaz de ilusionar.

    ResponderEliminar
  14. Clares, he conocido en dos ocasiones los Estados Unidos y puedo asegurar que te puedes encontrar cualquier personaje en cualquier lugar. Perdido en Nueva York, me han acogido en una casa ajena a las dos de la madrugada sin saber quién era. Me han dejado estar allí una semana hasta que saliera mi vuelo. Todo porque una pareja de judíos me habían cogido haciendo autoestop y me habían dado el teléfono de esta persona. He encontrado mucha generosidad en Estados Unidos. Creo que es un país extraordinariamente complejo y que no es fácil de caricaturizar sin recurrir al trazo grueso.

    ResponderEliminar
  15. Un presidente de los EEUU siempre será un tipo peligroso, sea del color que sea y de las siglas que sea.
    Demasiado poder.

    ResponderEliminar
  16. Siempre nos movemos entre la esperanza y la desconfianza. No queremos ser demasiado optimistas, pero necesitamos un poco de luz al final del túnel, o al menos saber que existe. Hay quien piensa que USA siempre será más de lo mismo, salga quien salga elegido, otros creen (creemos) que un presidente negro ya es todo un cambio notable, sea cual sea su gestión, supeditada a otros grandes poderes. No nos engañemos: el mundo es como lo hemos montado, y no va a haber un cambio radical, pero al menos el inefable Bush se larga, que ya es bastante, y con ello quizá vengan otras novedades con aires de frescura. Quizá no queramos esperar demasiado para no llevarnos otro gran chasco. Quién sabe, quizá haya que esperar lo imposible. El futuro nos dirá. No quiero verlo como una revancha (justa) de la raza negra, tan vapuleada y maltratada por el Imperio. Hace nada no tenían acceso a muchos servicios, ni a viajar en la parte delantera de los autobuses, ni a usar los mismos aseos que los blancos. A ver si de una vez algo cambia realmente y no sólo sobre el papel.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  17. pienso que Obama va a ser el presidente de los EEUU durante la crisis. No sé si va a ayudar a los pobres más que otros presidentes. Los demócratas siempre han mirado más por lo social, aunque sean tan de derechas como los conservadores aquí en Europa. De todas formas no creo que llegue a hacer nada extraordinario, no porque él no quiera, sino porque no le dejaran.

    No creo que EEUU sea la solución de un cambio en el mundo, pues su sociedad es la más contaminante y consumidora de éste. Por lo tanto, si realmente deseamos algo, tendría que ser la destrucción de este sistema de vida.

    ResponderEliminar
  18. Mi voto virtual también va para Obama, pero es un voto muy receloso, el carisma de una campaña no tiene por qué ser correlativo a la acción real. Además, no me parece óptimo el sistema electoral estadounidense.

    Dejémoslo en que Obama represente la opción menos mala, que además, guste o no en sus gestiones, hará historia por ser negro (mulato, pero para Estados Unidos, ya es bastante trance) y, aunque nadie lo recalque, por ser hijo de inmigrante.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Mameluco, sí, pero un poder en declive. Creo que la guerra de Irak, sus relaciones internacionales, y esta crisis muestran los límites del poder de los EE.UU.

    ResponderEliminar
  20. Yolanda, comparto tus reflexiones. Quiero ver en esta elección que existe la posibilidad de utilizar la política para mejorar el mundo, aunque está claro que lo que intentará Obama será mejorar su propio país. Ojalá tenga más conciencia ecológica y social. Lo que sucede en EE.UU repercute en todo el mundo.

    ResponderEliminar
  21. Eloi, es cierto, si todos los países fueran igual de consumidores que los Estados Unidos, necesitaríamos cuatro planetas para alimentar esas necesidades. El mundo está en una crisis de modelo de crecimiento. El capitalismo necesita el consumo creciente para existir. Si disminuye el consumo, se agudiza la crisis. Los obreros van al paro. Hay que crear necesidades continuamente para mantener las fábricas del capitalismo basado en poseer cosas por inútiles que sean. Es difícil saber cuál es la alternativa para un mundo de siete mil millones de personas.

    ResponderEliminar
  22. José, el lanzador de botellas. Hay un conjunto de circunstancias que hacen atractiva socialmente la candidatura de Obama. Mulato, hijo de inmigrante, trabajador en los sectores más pobres de Chicago... Vaya por él (aunque admito los recelos)una birra.

    ResponderEliminar
  23. Son las 0:24 y aún no sabemos nada... Sólo una cosa: ¡buenas noches y buena suerte!

    ResponderEliminar
  24. Si pudiera votar, mi voto seria para Barack Obama.

    Si Barack Obama gana, espero que no cambie, que no pierda de vista sus ideas, su experiencia de vida.

    Su gane seria mi gane, por primera vez en la historia podria hablar de racismo sin ser censurada. Podria decir en voz alta, que la discriminacion no es buena... y aunque hallan miles que me digan callate! yo se que Barack Obama me diria si! porque el tambien lo ha vivido en carne propia, el sabe de lo que hablo.

    Si Barack Obama gana, nuestro vocabulario seria mas amplio, las palabras seran otras para contar historias de abuso que no se han podido contar.

    Si Barack Obama gana, solo si el gana el silencio de generaciones se romperia y por primera vez se dirian historias que fueron mantenidas en el silencio de la intolerancia.

    Dejemos que Barack Obama sea el que hombre que no cambie y pueda trabajar con el resto del mundo para crear condiciones mas justas para todos los Americanos y los hermanos latinos.

    ResponderEliminar
  25. Son las 7:59. Las radios ya lo cantan: todos somos un poco menos racistas hoy... ¡Buenos días y, sí, buena suerte!

    ResponderEliminar
  26. ¡Lo ha conseguido! Obama tiene en sus manos la posibilidad de cambiar ocho años de una política nefasta para EEUU y para el mundo. Hay esperanza.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Marcos, podemos compartir la alegría por este momento de cambio. Nada será fácil, pero ésta ha sido una elección de esperanza. Cuando veía a muchedumbres de negros esperando horas y horas para votar a obama, creo que se estaba dando vuelta a la página de un pasado ominoso en los Estados Unidos. Y espero que tenga repercusiones constructivas para el resto del mundo. Hip, hip, hurra.

    ResponderEliminar
  28. Silvia Porras, no sé cómo ha sido el voto latino en Estados Unidos. Supongo que en los próximos días lo sabremos. Espero que se mire a latinoamérica a partir de ahora sin tanta prepotencia. Una jornada de esperanza. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  29. Elena, lo hemos empujado también desde la distancia. Creo que había mucha gente en el mundo en que se inspiraba este cambio. Alegría y esperanza.

    ResponderEliminar
  30. Te felicito y también me felicito por el triunfo de Obama. Yo también quería que ganara, aunque tuviera -y sigo teniendo- mis reservas al respecto. Pero que es un hecho histórico muy significativo, ni dudarlo. Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Nada más saber que Obama había ganado me he acordado de Rose Parker. NO sé si Obama lo habrá hecho o le habrá dedicado esta victoria, pero si no hubiera sido porque ella decidió que, después de una agotadora jornada de trabajo, no estaba dispuesta a levantarse de un asiento reservado para los blancos, quizás Obama no hubiera llegado a ser presidente. Va por ti, Rose, que no lo has podido ver.

    ResponderEliminar
  32. ¡Qué imagen impagable la de su abuela en Kenia celebrando el triunfo de su nieto! En Kenia mañana es fiesta nacional...
    Enhorabuena, Obama.
    Adios, Bush, nunca debiste llegar a donde llegaste.

    yotambiensoyprofesor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  33. Juan Poz, sin duda habrá pensado en ella, pero no lo dirá porque pretende ser un presidente de todos los americanos sin distinción de colores. Lo llevará en su interior. Recuerdo que cuando contendía con Hillary Clinton y no estaba claro quién sería el nominado, ella entendía que él no debería haberse postulado y haberle dejado el camino libre a ella, la dama blanca que pensaba que tenía la carrera ganada. Como Rose Parker, él dijo que no se iba. Y ahí lo tenemos: presidente de los Estados Unidos.

    ResponderEliminar
  34. Un profe cualquiera, he estado viendo el vídeo de la noche electoral cuando ya se conocía su triunfo. Sin un papel, improvisando, ha mandado un mensaje de integración lleno de seguridad en sí mismo y serenidad pese a la magnitud de la victoria. Este hombre inspira seguridad. Y fiesta nacional en Kenia. Ya era hora que los africanos tuvieran un motivo de satisfacción.

    ResponderEliminar
  35. Hoy parece que todo el mundo esté de fiesta. África, EEUU, Europa, Irak... Bienvenida la esperanza.

    ResponderEliminar
  36. Y 37...
    Aunque sé que ya está todo dicho, quisiera dejar mi opinión al respecto. No sé si Obama cumplirá los deseos de sus votantes y de los que, como nosotros, celebramos su victoria. Lo que sí sé es que me alegra enormemente que sus contrincantes se hayan quedado fuera de juego.
    Basta de prepotencia política, de militarismo, de abusos, de... Basta de políticas antisociales, de expropiaciones interesadas, de recortes de derechos, de...
    Basta. Obama, ¿nos oyes?

    ResponderEliminar
  37. Te escribo después de conocer los resultados... ¡Ganó Obama!

    Anoche más que observar al ganador, observaba a las personas que lo vitoreaban y en todos ellos noté algo muy especial: Una mirada llena de esperanza.

    Ojalá, ojalá lo dejen hacer, poderoso caballero en don dinero, concentrado, por supuesto, en unos cuantos...

    Quiero creer que esta sacudida mundial va a servir de algo, quiero creer con todas mis fuerzas en el líder del país más poderoso del mundo. Por el bien de miles de millones, espero que así sea.

    Saludos
    ¿te he dicho que cada vez disfruto más tu blog?

    Lucero

    ResponderEliminar
  38. buenas!!

    paso a comntarte qe e escrito como un nuevo capitulo d otra historia de amor!!
    hay muchas faltas y esque lo escribi muy deprisa pero espero qe gustee..

    y ya lo corregire!!

    un beso cuidate!

    ResponderEliminar
  39. ostras perdona!
    qe no he puesto nombre!
    soy la sandra!!!

    the-pinkproject.blogspot.com

    ResponderEliminar
  40. Hola, me llamo David, tengo 21 años. Soy aficionado a la literatura y también escribo. Este comentario no tiene nada que ver con la actualización sobre Obama, el cual a mí personalmente, como a la mayoría parece ser, también puede llegar a transmitirme un aire de confianza. He de decirte que descubrí esta mañana este blog porque últimamente también descubrí a Arthur Rimbaud, poeta que me ha fascinado y llenado de curiosidad por su enigmático carácter y su extraña vida. Puse a buscar en Google el poema de Rimbaud titulado "Le bateau ivre" y entre los resultados de la búsqueda apareció tu blog y cliké, me llevo hasta una actualización tuya el Martes, 13 de noviembre de 2007 la cual, curiosamente, se titula como el dicho poema. Y la leí, leí la curiosa historia sobre una alumna tuya, blanca, y me ha conmovido. No quiero decir que yo tenga esa enfermedad " Trastorno Límite de la Personalidad" , pero en ciertos aspectos me he sentido muy identificado con esa chica y me ha llamado bastante la atención y la curiosidad. He leído mas cosas tuyas en este blog y me gusta, me encantaría que echaras un vistazo al mió: http://presodemimismo.blogspot.com Lo hice hace poco. En mi blog he colgado un par de poemas míos, iré colgando mas cosas, espero que te agraden o al menos que eches un vistacillo jeje. A sido un placer, estamos en contacto, OK? Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  41. Seguramente esta figura que se metió en el mundo por un rechazo al anterior o actual presidente, de estados Unidos, recogió la adhesión de un pueblo cansado tal vez cansado de los contrasentidos de una autoproclamada nación libertadora. No podemos negar que sus gobiernos son afianzados o reprobados por los poderes económicos que son el "poder" por excelencia en el país del norte. Dios quiera no se derrumbe esta lucesita que ha captado el mundo, pero las dudas siguen ahí, sin desaparecer y bastará poco para darnos cuenta de la verdadera posición del elegido Obama.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...