Páginas vistas desde Diciembre de 2005

miércoles, 29 de octubre de 2008

Guerra en el Congo



Euforia en las bolsas americanas y europeas. El Ibex 35 sube en estos momentos que escribo 6,90 %. Recibo dos correos a lo largo de la mañana del miércoles. Uno de mi suscripción a las noticias de Le Monde y otro de Viajar.com que me ofrece “Un mundo para descansar. Hoteles a 40 €”. El titular, en cambio, del día en Le Monde dice así:"El ejército gubernamental se repliega delante del avance de los partidarios de Laurent Nkunda, que se aproximan a la ciudad de Goma, en proximidad con la frontera con Ruanda. Los cascos azules son impotentes delante del avance de los rebeldes". La guerra nuevamente se ha reanudadado en el este de la República Democrática del Congo. Decenas de miles de personas huyen presa del pánico ante el avance de las fuerzas del CNDP (Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo) de tendencia protutsi dirigido por Laurent Nkunda que se enfrenta a las Fard (Fuerzas Armadas de la República Democrática) de tendencia gubernamental y a los combatientes hutus (FDLR). Parece iniciarse la tercera guerra del Congo que ha dejado un reguero de cuatro millones de muertos y millones de desplazados y refugiados. Los destacamentos de la Naciones Unidas (Monuc) allí destinados manifiestan su fracaso en conseguir el cese de las hostilidades. La zona de Kivu Norte es una de las mayores productoras del mundo  de coltán y casiterita, elementos imprescindibles en la telefonía móvil y las videoconsolas. Todas las facciones enfrentadas negocian con estos minerales que son extraídos en condiciones de esclavitud.

La situación es confusa y no se acaba de entender el lío de siglas que concurren en estos enfrentamientos que oponen nuevamente a partidarios de los hutus y los tutsis, como en el terrible genocidio de Ruanda en 1994. Pero una cosa es cierta, Occidente está muy interesado en los yacimientos de coltán y casiterita que hay en la zona y los compra a cambio de armas y dinero a todas las partes enfrentadas. Armas y corrupción no les falta. Todo lo demás sí.

La principal víctima es la población civil que es asesinada y ha de huir de las zonas de conflicto en la zona más castigada del planeta.

Para mi sorpresa ni la edición digital de El País ni la de El Mundo hacen referencia a la situación en el este del Congo. La principal noticia es, cómo no, la citada al principio, la de la euforia en las bolsas de todo el mundo. Ello oscurece una tragedia como la que está pasando en estos momentos y que pasa desapercibida para el público occidental que se tienta los bolsillos para saber cómo le está afectando la crisis.

Recuerdo una conversación un día en Foz (Lugo) en el mercadillo. Una señora decía a un africano que lo que le vendía era muy caro, “que estábamos en crisis”. Él le respondió: “Crisis, señora, en África”.

Nada más, que no les olvidemos.

35 comentarios :

  1. El conflicto del Congo dura ya varias décadas pero como "nos pilla lejos" no nos enteramos. Y si lo hacemos, tampoco le prestamos mucha atención.
    Para el tema de la crisis y el por qué de la situación actual en el mundo occidental es muy interesante un documental "para niños" que corre por internet y que se titula "El dinero es deuda", donde entre otras cosas, explica la falsedad de la idea de abundancia y riqueza del llamado "primer mundo". No me extrañaría que en unas décadas África ocupara el lugar que le corresponde en el mundo.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. África no existe para el llamado primer mundo, salvo para exprimirla y explotar sus recursos. Les dan armas para prolongar los conflictos porque mientras se enzarcen entre ellos no darán la lata en otro sitio. Aquí, como dices, andamos demasiado ocupados con la bolsa, el Ibex 35 y demás milongas. Mientras, hay dos africanos a quienes todo esto ya no les afecta: murieron en el cayuco que les traía a la tierra prometida. Ya ni nos inmutamos ante noticias así. La rutina nos vuelve insensibles ante el dolor. Nosotros hemos celebrado esta mañana un Mundialito Solidario con partidos de fútbol entre colegios, pero lo de menos era la finalidad de este año, ayudar a Níger. Hemos salido en Telemadrid, dicen, pero quien de verdad saca tajada es el Ayuntamiento, que obtiene publicidad. Una lástima. Seguimos practicando una caridad de pacotilla en lugar de aplicar JUSTICIA.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  3. Caperucita Azul, hay noticias positivas respecto a África. En Liberia, un país devastado por la guerra (de los niños) hay una presidenta electa Ellen Johnson-Sirleaf que intenta reconstruir el país sacándolo de la pesadilla de las últimas décadas. Por otro lado, la nueva presencia de China en el continente está inyectando dinero en proyectos de desarrollo. África tiene muchos problemas. Es como si estuvieran viviendo su Edad Media como la pasamos nosotros y fue extremadamente violenta. Ojalá haya pronto motivos para la esperanza y vaya desapareciendo la corrupción y sea reconsiderado el tema de la deuda externa, y los intereses geoestratégicos de las potencias occidentales se muevan por principios éticos. Pero sería pedir demasiado ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Yolanda, hay una excelente película titulada La pesadilla de Darwin en que se ve al desnudo la intervención de occidente en los conflictos africanos. Es espeluznante ver cómo se les facilita armas a mansalva para que se asesinen a cambio de materias primas, luego se hunde sus mercados. Ello no quita que África tenga sus propios problemas que han de solucionar ellos mismos como es el de la corrupción y los regímenes dictatoriales, las guerras intestinas instigadas por occidente... Pero sin duda es necesaria esta Justicia a que haces referencia. Un abrazo también, colega.

    ResponderEliminar
  5. A veces me convierto en clase en un predicador en el desierto y les recrimino a mis alumnos el derroche de vida y ocio que manifiestan casi sin ser conscientes de ello, frente a las vidas perras de tantos otros muchachos de su edad que malviven, la cara llena de moscas y pústulas, con un fusil o un pico de minero en la mano.
    Ya sé que es un arrebato momentáneo, para ellos y para mí, pero alguna vez servirá para algo, ¿no?

    ResponderEliminar
  6. Aquí por el sur es muy normal ver en los mercadillos a la gente intentando regatear el precio con los africanos, y después esa misma gente paga sin rechistar en el Corte Inglés lo que les pidan.

    ResponderEliminar
  7. Tu post me ha recordado la película "Hotel Rwanda". Recomiendo verla con los alumnos de segundo ciclo de ESO y bachillerato. Muchas veces, nuestros jóvenes se muestran insensibles ante noticias reales, pero una buena película puede servir para despertar en ellos cierta conciencia, para que no conozcan y no olviden (como dice Joselu).

    ResponderEliminar
  8. Pues lo has dicho todo.

    Siempre se ha dicho que el tiempo es ciclico y todo se repite, como las crisis.

    Hoy ha habido euforia, pero ayer hubo desplome y mañana?

    Y en africa muerte, si no recuerdo mal, cuando comenzó lo de Ruando, acabó con la creació de la Republica del Congo, después de la Segunda Guerra Africana(si no me equivoco), donde estuvieron 11 "estados" de la parte negra del continente. Fue la crisis del 93 por entonces, aunque no fue nada comparado con esta que se avecina.

    Comenzará la Tercera Guerra Africana? a quien le interesa, a nadie o, por lo menos, a nadie que pueda hacer algo. Encima en EEUU estan de elecciones, con la ironía de que puede salir un presidente negro, y sus congeneres se matan entre ellos ayyy, la vida.

    Mañana desplome de nuevo ya veras.

    Por cierto, sabes francés por lo que veo. Tu est une vrai surprise mon grand.

    saludos

    ResponderEliminar
  9. Antonio, estas apelaciones a ser conscientes de nuestro bienestar frente a un mundo con terribles problemas choca con los hábitos consumistas y con el afán de poseer cosas que nos han inoculado. ¿Tener o ser? Es una obra de Erich Fromm que plantea esta dicotomía. Nuestro primer mundo -que no lo es tanto- ha optado prioritariamente por el "tener". Pero obviamente tus reflexiones son necesarias y ojalá no caigan en saco roto. Muchos de nuestros alumnos provienen de la pobreza.

    ResponderEliminar
  10. Sorel, entre los africanos es un juego el regateo. Forma parte de la vida. Se negocia y se llega a un acuerdo conveniente para las dos partes. Es obvio que debe llevarse con respeto y no creerse en una posición de superioridad. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Lu, Hotel Ruanda, es una magnífica película que me emocionó. Sentía en alguna manera el pánico de ser hutu y estar con los tutsis. Los recorridos por las calles de la ciudad con los hutus persiguiendo a los tutsis eran escalofriantes. Sin embargo, este enfrentamiento entre grupos rivales fue fomentado por Bélgica, la potencia colonizadora. Se favoreció a los tutsis en detrimento de los hutus. Se creó un problema donde no debía haberlo. Desde entonces hay un vaivén de dominio alternativo de ambos grupos. Es un problema envenenado, que no ha acabado como estamos viendo estos días. Ahora domina en Ruanda la minoría tutsi. Oí en un monasterio -el monasterio de Leire en Navarra- en el refectorio donde estaba cenando con los monjes, que la matanza de tutsis por parte de los hutus en 1994 fue fomentada por los propios tutsis para conseguir el poder. Esta interpretación me pareció demencial.

    ResponderEliminar
  12. Eloi, no sé mucho francés pero sí el necesario para poder informarme con Le Monde de otro punto de vista que el limitado que llega a España. Francia es más consciente del mundo africano. Aquí sólo se habla de los africanos cuando llegan en cayucos. Ojalá se cumplan las expectativas y gane Obama las elecciones americanas. Se cerrará un ciclo de desprestigio de la minoría negra en Estados Unidos y puede dotar a la presidencia de ese país de nuevas ideas y esperanzas. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  13. Un canal alternativo que sí cubre los conflictos "olvidados" es la página http://www.canalsolidari.org/web/ Y las imágenes de La gaceta Fea pueden ser un buen complemento

    ResponderEliminar
  14. En la estrategia geopolítica actual de las grandes potencias, África es el patio trasero del mundo. Un lugar idóneo explotación, hambrunas, venta de armas y otros negocios.

    Cuando observo a los africanos bajar de la patera veo en sus rostros la desesperación y el anhelo de una vida mejorada.

    ¡Mundo canalla este!

    ResponderEliminar
  15. Joselu, por supuesto que los regateos a los que me refiero suelen ser humillantes y faltos de respeto, de esos que dan vergüenza ajena.

    ResponderEliminar
  16. Hola Joselu.

    Has tocado otra gran preocupación. Aportaré mi siempre negra visión del asunto:

    África necesariamente debe seguir en la miseria porque de otro modo se acabaría el negocio occidental. Esas personas han de pasar hambre para que Occidente siga haciendo sus rentables negocios.

    No hay para todos: para que aquí tiremos medio plato de comida a la basura cada día, ellos tienen que comer arena. O para que aquí los niños lloren porque toca pescado, allí los niños se pegan por un poco de arroz y por lamer las raspas de las percas del nilo en el lago Victoria.

    El capitalismo consiste en exprimir, y ahora que sale poco jugo, como para compartirlo con otros.

    Sampedro recordó hace poco que con las inyecciones económicas dadas desde distintos países a los bancos, se podría haber acabado con buena parte del hambre y las enfermedades del tercer o cuarto mundo.

    Si todo el planeta consumiera al ritmo de EEUU, por ejemplo, harían falta, ya mismo, cuatro planetas para abastecernos de recursos.

    No sigo, que me da mala gala. Hotel Ruanda y la Pesadilla de Darwin son dos sacudidas en nuestras estúpidas y acomodadas mentes.

    ¿Cómo estaremos en treinta años?

    Saludos.
    José Luis.

    ResponderEliminar
  17. Eduideas, he entrado en los dos enlaces que mencionas y he tomado nota. En el de Canal Solidari no he encontrado información sobre el conflicto africano, pero lo iré siguiendo. El blog de la Gaceta fea es un descubrimiento por la magnitud de las fotos que publica. Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Fmop, la adversidad se ha cebado con África, pero ese continente guarda en su interior potencia y energía para iluminar el mundo. Me pregunto si la llegada de Obama a la presidencia (si llega) no es un signo de que los negros pueden transformar el mundo. Así lo espero.

    ResponderEliminar
  19. Sorel, el mejor regateo es aquel en que terminas compartiendo un té con el vendedor. Hay mucha prepotencia y estupidez.

    ResponderEliminar
  20. José Luis, he tenido relación con círculos de africanos en Barcelona, he asistido a charlas y debates sobre África, y he leído abundante literatura africana, y he creído distinguir en la mentalidad de los hombres negros una mentalidad y espíritu alegres y llenos de esperanza. Es lo que sorprende. En ciclos de conferencias impartidos por africanos, éramos los blancos los pesimistas. El pensamiento africano es de naturaleza alegre y compasiva. Saludos, amigo.

    ResponderEliminar
  21. Hola, Joselu. Me levanto un buen día festivo por la mañana, arranco el ordenador, miro los blogs que me gustan, y me encuentro tu post que es tremendo. Yo no tengo nada que añadir, sinceramente. Si acaso mi cara de vergüenza y preocupación.
    Un abrazo.

    yotambiensoyprofesor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Querido Joselu,
    Sabes? Cuando empezó todo esto de la crisis, sólo pude sonreír... sonreír con sorna y no de buena gana... en la garganta se me anidó un ¿qué se siente? (a pesar que en esta caemos todos)... Mis palabras pueden sonar duras y posiblemente generar polémica, pero es la triste consecuencia del capitalismo, ya lo advirtió Marx y poco se le hizo caso...

    Yo les vi sus caras Joselu, les vi sus caras a los inmigrantes que llegaban en pateras con la agonía en el cuerpo y la esperanza en los ojos... Por ese entonces junto a una amiga chilena, me enrolé en una pequeña ONG... y escuché sus historias, y reí, y lloré con ellos.

    Y me morí de bronca e impotencia por no poder hacer nada más por ellos... porque subirse a las pateras es solo una venda en una herida que seguirá sangrando, nos guste o no, les guste o no... Porque para que Africa deje de sufrir, tendrán que empezar a padecer otros ¿quién esta dispuesto?

    Y no digo más... porque, porque... duele.

    Un abrazo amigo
    Lucero

    ResponderEliminar
  23. Mi admiración por tus conocimientos sobre la cultura, política e historia de ese gran desconocido: África. Y mi enhorabuena por el recordatorio: así es no podemos olvidarlos, no debemos...

    ResponderEliminar
  24. Un profe cualquiera, pienso que un blog permite compartir ideas, preocupaciones, sensibilidades... La vergüenza es uno de esos sentimientos que en seguida aflora cuando hablamos de este tema. Por eso no es fácil hablar de él. Somos beneficiarios de un estilo de vida, basado en la depredación de recursos naturales y humanos. África queda ahí como la gran perdedora en todos los sentidos. Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  25. Lucero, el otro día José Luis Capilla ponía el dedo en la llaga cuando decía que la esencia del capitalismo es exprimir y que ahora que no sale jugo, como para compartirlo con otros. Tú reincides en la misma idea cuando dices que para que África deje de sufrir otros tendrán que empezar a padecer ¿Quién está dispuesto? dices. Es la cruda verdad. Por eso cuesta hablar de este tema que implica nuestro modo occidental de vida basado exclusivamente en el consumismo como modo de crecimiento económico. Y siempre queda una gran franja de humanidad que permanece en los márgenes. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  26. Marcos, dediqué varios años a conocer África, su arte, su pensamiento, su cosmovisión, su literatura... y te puedo decir que nadie que conozca este continente puede dejar de estimarlo y valorarlo. Ryszard Kapuscinski escribió un libro bellísimo titulado Ébano que puede ser una buena introducción a lo africano. Es un libro de lectura inexcusable. Quizás lo conozcas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola, profesor de secundaria, aquí otra profesora de sencundaria. No sé cómo he llegado hasta aquí, pero algún camino habré seguido, digo yo. El caso es que me gusta tu espacio, y me ha terminado de cautivar con el clip de audio de Joaquín Díaz. Qué poca gente tiene ese gusto. ¿Conoces a Sarah Gorby, la cantante judía que grabó hace mucho tiempo un disco con estos temas? Una maravilla.
    Aparte esto, lo del Congo. Pues sí, crisis de verdad, y no mediática, por cierto, en África. Arrastrando hasta el infinito los problemas de la colonización y de la globalización, más los suyos propios. En fin... Una entrada magnífica sobre el mismo tema la encontrarás en http://ernesto51.wordpress.com
    Tu blog y el de Ernesto tienen cosas en común. Saludos

    ResponderEliminar
  28. Es reconfortante ver que hay otras personas interesadas en exponer lo que, desgraciadamente, no es noticia para los grandes medios.

    Este espacio tuyo me parece tremendamente interesante y es todo un lujo la calidad de los comentarios a tus entradas. No hay duuda de que lo visitaré con asiduidad. Enhorabuena por él y gracias.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  29. Parece que hemos abandonado la esperanza de que África salga del agujero en el que se encuentra desde hace décadas. No prestamos atención a los pequeños avances que allí se producen, como el que comentas de Liberia, y nos saltamos las escasas noticias de prensa dedicadas a ella. Hace poco vi una película muy dura que me emocionó sobre la corrupción y las guerras provocadas en este continente por la extracción de diamantes, que supongo será algo más o menos parecido a lo que ocurre hoy día con el coltán. Se llama Diamante de sangre. Te la recomiendo.

    Me adhiero a tu deseo de que no nos olvidemos de ellos. No se lo merecen. No es justo para nadie.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Clares, gracias por descubrirme el blog de Ernesto y los tuyos. El poder de difusión de un blog es escaso, pero puede servir para fomentar reflexiones sobre lo que no nos ofrecen los medios de comunicación. No conozco a Sarah Gorby pero me pongo a la tarea de hacerlo. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  31. Ernesto, he visitado tu blog y he visto que hemos coincidido en plantear un tema que sigo más bien a través de las noticias de Le Monde que de la prensa española cuyo seguimiento es muy deficitario. Además en cuanto pasen estos días, el asunto será olvidado pro completo. He enlazado tu blog y te visitaré. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  32. Anoto el título que me recomiendas, que unido a La pesadilla de Darwin u Hotel Rwanda son de las pocas que abordan la tragedia de África. Hay otras, no obstante, hechas por africanos que nos ofrecen imágenes sorprendentes de este continente lleno de belleza y calidad humana. (a pesar de sus dramas).

    ResponderEliminar
  33. África es el paraíso de la especulación. Las etnías y las tribus africanas están tan divididas y tan alimentadas de ira y violencia que para explotar y apoderarse de sus recursos, los amos del mundo ni siquiera necesitan la invención de guerras preventivas a lo Irak y la liberación del pueblo a lo Afghanistán. El propio pueblo está patas arribas y vende su alma por una navaja... pero todas las partes compran a un sólo vendedor.

    A nosotros mientras nos preparan para otra guerra, la guerra contra la crisis (crisis, crisis, crisis...), ya está en marcha la primera operación: la refundación del capitalismo (que tiemble el mundo)

    ¿Qué vendrá después?

    ResponderEliminar
  34. Para hace estallar esa ira y violencia entre las tribus no faltan nunca las armas de última generación o los machetes sin más que empresas occidentales exportan con generosidad a estos países con presente dramático. Sin embargo, existe otra África pacífica y serena que no suele salir en los medios de comunicación. Sin duda hay violencia en África, pero qué decir del pasado de Europa. El siglo XX ha sido brutal y de una crueldad difícil de imitar. La última guerra de los Balcanes promovió matanzas en el corazón de Europa cuya saña fue espantosa. No somos los civilizados frente a una colección de tribus salvajes. Esta es una imagen que conviene matizar. Gracias por participar.

    ResponderEliminar
  35. Estoy de acuerdo con algunos de vosotros, el conflicto lleva años, pero nuestro consumismo ha crecido y el desarrollo tecnológico más. Necesitamos el coltán.Y lo
    compramos vendiendoles armas...
    Leed esto que escribe Aurora:

    *HOTEL RWANDA: SESIÓN CONTINUA*
    "Si eres negro y vives en un país pobre, te pase lo que te pase, no esperes que la comunidad internacional te preste su atención, o que la audiencia del
    Telediario haga otra cosa que exclamar "que horror", para olvidar el tema a continuación y seguir cenando."*


    Algunos recordarán esta terrible declaración que un militar de las Naciones Unidas le hacía al director del hotel "*Las mil colinas*" en la película "*Hotel
    Rwanda*". Pues la película se sigue emitiendo en sesión continua en África, ayer en Ruanda y hoy en la República Democrática del Congo donde las diferentes milicias irregulares y el mal equipado ejército del Congo, entre
    otros, combaten en el Este del país. Lo dramático es que no hay actores, los muertos, los desplazados, los niños soldado y las mujeres violadas son
    personas de verdad, como Ud. y como yo, que sufren y mueren desde hace una década aumentando la siniestra cuenta hasta más de 5 millones, en lo que constituye el mayor genocidio humano en el mundo desde la II Guerra Mundial.

    No nos engañemos: la tan cacareada rivalidad tribal entre *hutus* y
    *tutsis*solo es la punta de un tremendo iceberg constituido por el
    comercio de armas y las incalculables riquezas minerales del Congo, a la cabeza de ellas los
    diamantes y el codiciado coltan, el precioso metal conductor imprescindible en la mayoría de los aparatos electrónicos de última generación (móviles, iPods, videoconsolas, ordenadores portátiles, blackberrys, mp3…) que todos necesitamos de forma imperiosa en nuestra sociedad desarrollada.


    ¿Quién arma a las diferentes milicias? ¿A que se debe la pasividad de los cascos azules de las Naciones Unidas, la mayor fuerza de la ONU de todos los
    tiempos, incapaz de detener los combates? En este punto podemos recordar la misteriosa dimisión hace unos días del jefe militar de la misión, el general español Díaz de Villegas.

    Un país desestabilizado es fácilmente explotable, ya se sabe que los gobiernos fuertes de los países del sur amenazan siempre con las temidas expropiaciones a las compañías extranjeras para controlar sus propios recursos naturales. Saque Ud. sus propias conclusiones.


    En estas pocas líneas no es posible describir la magnitud del conflicto, ni sugerir a los lectores algunas acciones al respecto. Les invito al menos a
    que no lo olviden y a acercarse a las diferentes ONGs internacionales con presencia en el Congo para, por un lado, intentar paliar los sufrimientos de la población civil, y por otro, presionar a nuestro gobierno para reactivar el trabajo en favor de la paz de Naciones Unidas en la zona. Estamos seguros de que entre todos podemos hacer algo.

    Aurora Carmona Hidalgo.

    Presidenta de Veterinarios Sin Fronteras.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...