Páginas vistas desde Diciembre de 2005

jueves, 24 de enero de 2008

Mierda de artista


Escribo mi primer post después de haber presentado mi blog al premio Espiral de Edublogs. Quizás alguien me lea por primera vez. Pretendo reflexionar sobre el sentido de este blog que tiene menos contenido pedagógico que reflexivo sobre mi tarea docente. No pienso que sea un profesor especial. Me considero bastante limitado y todavía con un largo camino para aprender. Pretendo que el blog sea una conciencia autorreflexiva y existencial sobre el modo de estar en el mundo de un profesor que muchas veces siente cansancio y desgana, pero también en ocasiones se ve invadido por un placer inmenso de estar haciendo lo que hace. No me ofrezco como modelo –dejo bastante que desear- pero sí ofrezco pistas en que se entremezclan desilusiones y pesimismos junto con otras visiones más luminosas que me gusta cultivar.

A veces me pregunto si soy un profesor que mima demasiado a sus alumnos. Algún exalumno me ha hecho reflexionar sobre ello. Les dejo una hora semanal de lectura libre en clase –que ha arraigado y puedo decir que es positiva en un ochenta por ciento de los casos. Hay concentración y motivación en general-; les llevo los ordenadores portátiles cada quince días para que se introduzcan en la cultura blogger. Les propongo cuestiones sobre las que han de reflexionar. Para mi sorpresa en primero de bachillerato, los alumnos del año pasado que editaron sus propios blogs y dejaron comentarios en el blog de la clase, participan activamente en el blog de la clase de filosofía en los temas que propone el profesor o los alumnos. Me doy cuenta de que aquello fue un abrir camino.

Les he pedido asimismo que este año escriban una novela de unas veinte páginas de acuerdo a unas pautas estructurales. La novela ha de ser editada y encuadernada y su resultado ha de suponer un orgullo para ellos. Nuevamente para mi sorpresa, veo a bastantes alumnos enfrascados a todas horas en la composición de la dichosa novela. Me piden tiempo para poderse dedicar a “su novela”. Parece que la idea está germinando lentamente y no me cabe duda que en mayo –fecha de la presentación de la novela- tendré ocasión de leer relatos interesantes y llenos de vida.

Sin embargo, me cuestiono acerca de esa tentación mía de que la asignatura les guste. Se ha dicho que el conocimiento es fruto del esfuerzo y que las jóvenes generaciones eluden este esfuerzo. Y es cierto. Si algo puede simplificarse, si algo puede presentarse fácilmente, se hace sin rigor y sin demasiada conciencia de lo que significa el esfuerzo cualitativo. Aun y así, me gusta seducirles, contarles historias, hacer de ellos conciencias activas, hacerles reflexionar, especialmente en tardes tediosas cuando todos están invadidos por el sopor del mediodía.

Hoy hemos hablado de las vanguardias. Un tema muy querido por mí. El libro de texto ofrecía una información convencional, muy árida y poco significativa sobre la conmoción que supusieron las vanguardias en los primeros treinta años del siglo XX. Imagínense: cubismo, futurismo, expresionismo, dadaísmo y surrealismo. Nombres vacíos para ellos. ¿Cómo llenarlos de contenido? He tenido que apelar a mis reflexiones, a mi experiencia, a anécdotas de mis años en el COU cuando mis alumnos tenían un mes para preparar por grupos un acto de naturaleza vanguardista de los que he citado. Les he contado cómo alumnos surrealistas rivalizaban con alumnos dadaístas. Ya se sabe que el surrealismo surgió de una costilla de Dadá. Sé por propia experiencia que alumnos que participaron en los grupos de estética surrealista, se vieron impelidos a experimentar con tal fuerza en el territorio de la violencia y el sexo que tuvieron que parar –según su testimonio. Algunos de ellos quince años después siguen ligados a aquella experiencia iniciática que duró escasamente treinta minutos o quizás menos. Dése a un adolescente la libertad creadora del surrealismo para que expulse sus fantasmas de forma artística, sin limitaciones morales o sociales y moverá el mundo. Sólo si se ensucia, ha de limpiarse y si se rompe algo, es a su cargo.

Hemos hablado de aquello y de Marcel Duchamp. Su “fontana” –urinario de la marca Mutt- considerado como la obra de arte más representativa del arte del siglo XX; también hemos hablado del Piero Manzoni que enlató en docenas de latas su propia mierda. Se guarda en los museos como oro en paño. ¿Qué es el arte? ¿Qué define un objeto como artístico? Dada puso en cuestión toda noción previa del arte. Y eso lo notamos cuando visitamos cualquier museo de arte contemporáneo en que todo parece ser una inmensa broma.

Hoy hemos hablado de arte y representación, pero hemos sido muy poco académicos. He preferido que tuvieran enfrente de ellos a un profesor entusiasmado, quizás un poco ingenuo. He preferido que tuvieran enfrente al pequeño artista que llevo en mí, que al profesor cansado que repite lo que ni a él mismo le interesa. ¿Mimo a mis alumnos? Puede ser. Pero no concibo otra forma de ser profesor cuando las circunstancias me lo permiten y no tienes que luchar con la disciplina. Ojalá les haya llegado algo de la pasión que he puesto en ello. Nunca se sabe cuando uno está sembrando algo duradero.

25 comentarios :

  1. Todo arte es convención. Durante mucho tiempo han bailado los géneros literarios dejando dentro o fuera de sus lindes textos que ya no sabemos si merecen tal consideración. La arquitectura, la pintura, etc. han tenido vidas más prosaicas de las que les asignamos ahora.
    Dices que ejerces en ocasiones de una manera 'poco académica'. A muchos artistas les negaron el pan por ser poco académicos. Quizá llegue el día en que reconozcan que tu tarea docente es puro arte. No sé si lo veremos, pero podría ser divertido soñarlo.
    ¡Ah! y no nos mimes tanto.

    ResponderEliminar
  2. HOla.
    Hace poco visité el Thyssen, en Madrid.
    Creo que, a la que vas acostumbrando tu mirada a ver arte, puedes ir detectando lo que sólo es una broma.
    Aunque quizás sólo las bromas que pasan a la posteridad puedan considerarse también, con el tiempo, arte.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. El arte en sus diferentes facetas y disciplinas, en unas más que en otras, tiende al agotamiento, paso previo a un acabamiento que sólo será retrasado por las repeticiones y reediciones de lo creativo.

    Pdt.- Te deseo la mejor de las suertes en ese concurso, aunque en todo caso los que te seguimos consideramos que este es un gran 'blog'.

    ResponderEliminar
  4. Qué suete tienen tus alumnos de tener un profe tan entregado ( si yo te contara cómo es mi tutor en el CAP te echarías a llorar).

    Sigue así y mímalos cuando puedas y lo merezcan, seguro que no están muy acostumbrados a eso y cuando salgan a la calle apreciarán todo lo que hiciste por ellos.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Joselu, te mereces un Edublog.

    Cuando el profesor no está pendiente de la disciplina y no malgasta energías en mantener el orden, el parendizaje es mucho ma´s efectivo y es una delicia dar una clase como la tuya; explicando, rememorando, indagando enm tus alumnos, haciéndoles reflexionar, etc.

    ResponderEliminar
  6. el arte no existe nada mas que cuando se hace algo con amor.

    esta claro que no es arte lo que se hace por dinero y me da repelus escuchar a la gente que se define como artista pues vivir del arte es repugnante y considerarse uno mismo artista es ser un narcicista.

    tu eres un artista y lo que haces esta lleno de pasion, por eso sacas frutos y por eso continuas, a pesar de tus pesimismos y las pocas fuerzas de seguir que a veces te acompanyan.

    poner una mierda en una lata o utilizar pasta de dientes fosoforescente para hacer una gran pelota y ponerla a congelar no es arte, es vivir de la nada y contaminar mas el mundo de tonterias y consumo, pues lo peor de todo es que hay gente que paga por ese arte (lo de la pasta de dientes es real y alguien pago 600 euros)

    a mi que venga mi abuela y me haga un puchero, eso es arte, el bueno comer hecho por una cocinera que regala amor en sus platos, como tu en la ensenyanza.

    jejeje, rio, porque por enesima vez te dejo uno de mis posts radicales sin sentido. Simplemente que es un placer leer lo que haces con tus alumnos y suert con este premio. Por cierto, lo siento pero he vuelto al teclado frances

    ResponderEliminar
  7. Pues se siembra, Joselu, cuando se está sembrado, que es tu condición pedagógica casi cotidiana. Y no, no es el "pequeño artista que hay en mí", sino el gran artista que hay en ti lo que te lleva a esa interpelación constante que formulas a tus alumnos. ¿Sabes qué? Que me hubiera gustado tenerte como profesor. De hecho este blog me permite convertirme en alumno y aprender entrega sí y entrega también. Por eso son tantos los que no dejamos de frecuentarlo. En cuanto al premio, ¿hay alguno mejor que el contador de visitas y la fidelidad de tantos cuantos esperamos tus nuevas experiencias?
    Aun así, espero que el jurado no sea miope, sino nictálope y sepa ver esata "noche oscura del alma" que es este blog, donde la docencia alcanza la virtud que nunca le hubiera concedido, personalmente.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Me animo a escribir porque he leído por ahí que un blog se alimenta de los comentarios, y si eso es cierto, éste tiene larga vida...
    Soy una profesora de Tecnología que prefiere visitar los blog de los profes de música y de Lengua, y tengo que confesarte que estoy enganchada al tuyo. Opino como un comentario anterior, que leyéndote nos convertimos en esos alumnos a los que "mimas".
    Espero que sepan apreciar la calidad de este blog y lo premien como se merece.
    Ah, y yo también creo que eres un gran artista.
    Chao

    ResponderEliminar
  9. Tienes muchísimo valor. Poca gente te valora.

    Yo renuncio a mi sueño de enseñar química porque sé que las mismas palabras y explicaciones que a mí me entusiasman y me despiertan curiosidad no causan el mismo efecto en la mayoría.

    Y la visión de pocas caritas -o ninguna- iluminadas por el placer de enriquecerse de conocimiento y saciar su curiosidad entre un maremágnum de rostros apáticos me desanima y convierte mi sueño en imposible. Me imagino que será la falta de vocación.

    ResponderEliminar
  10. Una vez estudié que las personas "normales" tienen un sesgo de atribución, piensan que todo lo malo es por los demás, y todo lo bueno por ellos. Las personas con rasgos depresivos son lo contrario, sienten que lo bueno es por lo demás, y lo malo por ellos. Lo peor de la investigación fue que también llegaron a concluir que tenían más razón los depresivos, son más realistas y apegados a los hechos. Pero sólo en un principio, cuando empiezan a generalizar ya no hay siquiera bueno, y no sólo son culpables de lo malo, sino que lo bueno no es tal, y sólo por ellos...
    Entérate ya de que eres muy buen profesor, a pocos les queda la motivación que tienes tú por mejorar algo, e intentas comprenderles, no les demonizas, te implicas... Claro que todo se puede mejorar, y menos mal, porque sino no nos quedaría nada que hacer.

    ResponderEliminar
  11. Ser profesor conlleva una enorme responsabilidad y entrega. Por lo que aquí comentas me parece que eres un excelente profesor porque te preocupas, pones lo mejor de ti, das calidad humana y no solamente académica. Te felicito, eso es justamente lo que hace falta en todos los que están frente a personas que están recibiendo enseñanza.

    ResponderEliminar
  12. A mí también suelen decirme que les mimo demasiado. Me dicen, incluso, "les hablas, les razonas, como si fueran adultos... por eso luego te toman esas confianzas, te llaman "Redo" por los pasillos y te preguntan si estás o no casada, si te gusta el de francés o el de matemáticas". Supongo que todo eso me encanta, que enseño Lengua y Literatura pero éstas van tan íntimamente ligadas a la vida que es inevitable entremezclarlas y que haya clases en las que acabe hablándoles de mis amigos, de mis viajes...
    Joselu, me gustaría mucho que algún día explicaras la actividad de las vanguardias. A mí me gusta explicarlas con Poeta en Nueva York -cómo no- aunque no sea exactamente surrealista.
    "Las criaturas de la luna huelen y rondan las cabañas, vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan..."

    Redonna
    http://blogs.hoymujer.com/losburkasdeoccidente

    ResponderEliminar
  13. Tu idea de que escriban una novela me parece excelente. Yo lo último que les he encargado han sido unos epitafios de sí mismos a partir de los modelos de poetas latinos. Y el resultado siempre es divertido.

    ResponderEliminar
  14. Si te sirve mi pinión te diré que eres un buen profesor.

    ResponderEliminar
  15. Yo, que estoy enganchadísima a tu blog, creo que no sólo eres un buen profesor; sino que eres un profesor magnífico. Sigue escribiendo entradas nuevas contándonos tus impresiones, tus reflexiones, lo que haces en clase, cómo responden tus alumnos... Síguenos contando porque leerte es un placer.

    ResponderEliminar
  16. te leo hace poco, joselu, pero me siento enormemente admirada por tu capacidad para intentar transmitir cosas a tus alumnos. ojalá yo hubiese tenido más profesores como tú.

    ResponderEliminar
  17. He llegado aquí, justamente porque también incluí mi blog en Edublog y me "sedujo" el título del tuyo.
    Expresas muy bien los sentires de muchos profesores y seguramente te visitaré nuevamente, ya que hoy sólo he hecho una pasada por arriba y tienes material interesante y entretenido de leer.
    En mi blog, presento más que nada enlaces a distintos enlaces para el uso de los alumnos, recolectado de esta inmensa e inagotable red.
    Quizás en algún momento te interese visitarme.
    http://www.edudiver.blogspot.com
    Y sigue adelante en esta hermosa tarea y contando tus vivencias. Stella.

    ResponderEliminar
  18. Me alegra saber que te has presentado a ese premio. No sé cual será el resultado pero lo importante es que eres un profesor entregado y eso, ya es mucho.

    Me gustaría que tus alumnos te valoraran como mereces porque de esa forma, su aprendizaje sería mucho más rápido y fructífero.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Estoy completamente segura de que tendrás una excelente "cosecha".
    Nunca se mima demasiado.
    Muchas veces caerás en el desánimo, pero piensa que debes seguir, te necesitan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Me encanta tu idea, cre que es bueno motivar a los alumnos con "algo que les guste".
    Recuerdo que en el colegio teníamos horade lectura, era uno de mis momentos favoritos e hizo, entre otras cosas que creciera mi afición por la lectura.
    Qué pena que en esa época no hubiera internet , ni blog... hubieran desperado aún má mi lado creativo, eso si me temo que hubiera descuidado otras tareas...
    La idea de la novela me parece estupenda, a mi me mandaban escribir cuentos y era algo dificil, tenías que pensar mucho, saber como utilizar el lenguaje, superar la timidez para leerlo en público, si embargo era lo que más me gustaba.
    Ojala existieran más profesores como tú.
    Un saludo y mi más sincera admiración.

    ResponderEliminar
  21. Amigo, como dice alguien por allì arriba, todos vamos incorporándonos a tus clases y vivimos la intensidad de tu mensaje.
    Me parece que sos de esas personas que pueden movilizar conciencias, que prodigas tu experiencia y la profundidad de tus conceptos.
    Y en esa actitud, sos un artista que pinta el intelecto.
    Como detalle anecdótico te cuento que hace muchos años, en una vidriera de cambalaches de San Telmo, aquí en Buenos Aires, me sorprendí con la famosa latita de que hablaba el mítico O´Cruzeiro : "merda da artista".
    obviamente brasileña.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Joselu: esto está que arde. No sólo la comida es excelente, sino que los parroquianos son de lujo. Un premio lo constataría, pero ya es obvio. (Aun así, es de justicia. Caerá.)

    ResponderEliminar
  23. Vaya vaya con el profesor...
    Joselu, hablarás a menudo de profesor desencantado, escéptico, y sin embargo te delatas con tus relatos.
    No sé qué edad tendrás, pero cuando relatas la pasión que le pones a tus clases veo en ti al muchacho idealista que fuiste y llevas aún en tu sangre.
    Da gusto ver como profesores experimentados no se enquilosan en sus explicaciones, no viven de rentas y de papeles amarillentos.
    Por cierto, ¿podrías explicarme qué eran esos actos vanguardistas que habías hecho con los alumnos de ¨COU?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Dos días desconectada (fuerza mayor) y me encuentro con reflexiones tan enjundiosas como a las que nos tienes acostumbrados.

    Buen o mal profesor... Este maniqueísmo me exaspera, a veces. Creo que debiéramos medirnos por parámetros más fiables y menos genéricos.

    Buenas clases dan malos resultados y, en ocasiones, se obtienen buenos resultados de clases medianas.

    Si hay algo que rezuma en tus análisis y reflexiones es la honestidad con la que actúas frente a tus alumnos.

    ResponderEliminar
  25. Mi querido amigo,la literatura es el último reducto de la libertad,y nosotros,los verdaderos lectores,tenemos la obligación de ejercer,por así decirlo,de faros en la niebla,de vigías en la noche,de guardianes de este territorio.¡Julian Sorel!Recuerdo cuando le golpea su padre brutalmente en el granero por encontrarle leyendo.
    En los libros hay un tesoro existencial que se les escapa incluso a los mismísimos filósofos.Territorio en donde los novelistas exploran como nadie ese saber existencial a través de personajes imaginarios que,con el tiempo,nos revelan el trágico proceso de experimentación por parte de la maquinaria de la Historia.Dijo mi admirado Alberto Manguel,posiblemente la persona que más sabe de libros del mundo que leer será en el futuro un acto de rebeldía.
    Un fuerte abrazo,amigo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...