Páginas vistas desde Diciembre de 2005

domingo, 14 de enero de 2007

Oratio de hominis dignitate


El Humanismo es la ideología del Renacimiento y como tal, un vasto concepto del ser humano, de las artes, las ciencias, de la filosofía, la política y la moral. Todo en el siglo XVI está teñido a favor o en contra de aquella ideología que puso al ser humano como centro del universo. Nuestra civilización, a diferencia de otras, hizo un extraordinario hincapié en la figura del ser humano frente al teocentrismo medieval. La moral se hizo laica y los protoinvestigadores del siglo XVI ensancharon su horizonte científico poniendo en cuestión las verdades del medioevo. Es un momento extraordinario en la historia de occidente. Y se toma como modelo el arte, la oratoria y la filosofía de la Antigüedad grecorromana. Horacio, Virgilio, Ovidio, Platón vuelven a ser tomados como modelos de elegancia, de sentido moral y conocimiento filosófico.

Este es el tema que he de abordar en Literatura Universal, y esta tarde de domingo he querido reflexionar conjuntamente con mis lectores sobre este movimiento intelectual que empezó con los grandes poetas humanistas italianos, Dante y Petrarca, pero también con el vitalismo y el realismo de Boccaccio. Nada volverá a ser igual. Nuestra concepción del ser humano y de la vida está impregnada de humanismo, es lo mejor de nuestra tradición, sin que debamos desdeñar lo que aportó la edad Media en cuanto a imágenes, historias, o modelos como el de la literatura caballeresca y la lírica del amor cortés.

Quiero iniciar el tema del humanismo con un fragmento de Pico de la Mirandola (1463-1494), teórico humanista italiano que estudió las lenguas clásicas además del árabe, hebreo y caldeo para buscar unificar las distintas tradiciones culturales. Dicho fragmento es perteneciente a la Oratio de hominis dignitate: es la epopeya del hombre nuevo que puede y debe elegir en libertad su forma y destino. ¡Qué profundamente existenciales resuenan estas palabras de Pico de la Mirandola! El ser humano tiene el deber de terminarse a sí mismo, de construir lo que está inacabado. ¡Qué hermoso principio pedagógico y vital para transmitir a nuestros alumnos! ¡Qué interesante proyecto vital contemplado desde cualquier edad para comprender nuestra propia existencia!

“No te he dado ni rostro, ni lugar alguna que sea propiamente tuyo, ni tampoco ningún don que te sea particular, ¡oh Adán!, con el fin de que tu rostro, tu lugar y tus dones seas tú quien los desee, los conquiste y de este modo los poseas por ti mismo. La Naturaleza encierra a otras especies dentro de unas leyes por mí establecidas. Pero tú, a quien nada limita, por tu propio arbitrio, entre cuyas manos yo te he entregado, te defines a ti mismo. Te coloqué en medio del mundo para que pudieras contemplar mejor lo que el mundo contiene. No te he hecho ni celeste, ni terrestre, ni mortal ni inmortal, a fin de que tú mismo, libremente, a la manera de un buen pintor o de un hábil escultor, remates tu propia forma.”

4 comentarios :

  1. Miguel Servet: "Cada cual es como Dios lo ha hecho, pero llega a ser como él mismo se hace." Detrás de esa idea está el aforismo griego: "Llega a ser quien eres", que es todo un curso de aceptación psicológica de uno mismo y de reconocimiento de nuestras limitaciones. La ambición de construirnos otros de quienes somos -sustancialmente mejores-, a veces nos vuelve ciegos a quienes en realidad somos. Se trata, en todo caso, de un conocimiento esquivo que suele envolverse en trampantojos y que se cifra en un lenguaje para el que aún no tenemos la piedra Rosetta que nos ayude a traducirlo.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso que Pico della Mirandola abogara, en su Discurso sobre la dignidad del hombre, por tres ideales fundamentales del Renacimiento: “el derecho inalienable a la discrepancia, el respeto por las diversidades culturales y religiosas y, finalmente, el derecho al crecimiento y enriquecimiento de la vida a partir de la diferencia”. Cuestiones de tan vigente actualidad en nuestra época, como en la suya, donde surge un instrumento tan poderoso como es Internet, entonces la imprenta encargada de difundir el pensamiento y el conocimiento humano.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, has elegido un periodo alucinante en cuanto a las reflexiones tan modernas que salen a la palestra. Me has recordado a Luis Vives, un individuo que aún se atreve a racionalizar el comportamiento humano después de que hayan acabado con toda su familia e incluso hayan desenterrado los huesos de su madre. Eso es mantener la dignidad por encima de toda adversidad.

    ResponderEliminar
  4. Lei eso en la primer hoja del libro El miedo a la Libertad de Eric Fromm, y a Usted Prof. y les digo a todos, que pena, que lastima que ese libro no se lea y comente en ninguna escuela.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...