Páginas vistas desde Diciembre de 2005

lunes, 29 de enero de 2007

Fuerte Apache


Fuerte Apache es una película recién estrenada en España y dirigida por el realizador catalán Jaume Mateu Adrover. Se ambienta en un centro tutelar de menores en Cataluña, Can Jordà, donde un grupo de educadores entre los que destaca Toni Darder (Juan Diego) luchan contra la sensación de desencanto y fracaso que conlleva su trabajo con muchachos condenados por la vida y sus circunstancias. Los educadores funcionan por la inercia pero sin creer demasiado en lo que hacen. Saben que el ambiente que rodea a los internos –menores delicuentes- es decisivo para impedir su rehabilitación.

Sin embargo, un día llega un muchacho magrebí, Tariq (Hamza El Hilali) que parece diferente por su predisposición a ser ayudado, la ternura de su rostro y por sus ansias de mejora social. Aspira incluso a llegar a la universidad. Es un filme de segundas oportunidades y que plantea mantener la esperanza cuando ya no parece haber motivos para hacerlo.

Tariq es un niño de mirada limpia. Tiene trece años y ha llegado de Marruecos escondido en un camión. Sus padres han muerto. En Marruecos vivía con un tío que le pegaba. Ha huido buscando nuevas oportunidades. El centro de Can Jordà le parecerá bueno a diferencia de sus compañeros que lo ven como una pequeña prisión. El adolescente Hamza El Hilali fue seleccionado en un casting entre mil quinientos muchachos. Su historia hace reír y conmueve.

La película a pesar de ser de ficción tiene una fuerte ligazón con el cine social y el reportaje. Por los personajes –jóvenes adolescentes castigados por las circunstancias- , por la ambientación en un centro tutelar de menores y en segundo lugar en la Barceloneta, en sus calles estrechas y sus balcones llenos de ropa, así como en los barrios periféricos de Barcelona en sus atmósferas más degradadas e inhóspitas.

Juan Diego interpreta al educador protagonista, Lolita Flores es Carmen, una mujer bregada en la vida que ha estado casada en dos ocasiones y que espera una nueva oportunidad que parece encontrar con Toni Darder. Carmen lleva un restaurante en la Barceloneta en el que se ambientan algunas escenas sensacionales como la de la paella que comen un día de salida el grupo de muchachos entre los que está Tariq, cuya llegada hace que algo esté a punto de cambiar en la vida del educador, esta vez para bien.

La película tiene un buen ritmo y el enredo hace que el espectador se vea implicado en la emoción de unos hechos que se van encadenando diabólicamente. Algún crítico ha considerado esta película como en algún sentido previsible y bienintencionada. Ello no le resta fuerza a esta primera realización en el campo del largometraje de Jaume Mateu Adrover, ni a sus experimentados protagonistas y al hallazgo de Hamza El Hilali, cuyas circunstancias hemos hemos descrito.

Sólo queda por decir que todos los días que tengo guardia de patio en mi instituto, me encuentro con un muchacho de mirada clara y aire tímido que estudia primero de ESO. Se llama Hamza El Hilali y es alumno de nuestro centro. Su hermano Ayoub, exalumno, también se dedica al teatro y al reportaje cinematográfico sobre la realidad social que rodea a nuestro barrio. A Hamza no se le ha subido el protagonismo en la película Fuerte Apache a la cabeza. Es un muchacho normal, lleno de potencial personal y cinematográfico. Lucha por sacar los estudios y abrirse camino en la vida. Sin duda, esta película es un buen comienzo. Hamza está decidido a aprovechar las oportunidades que le da nuestra sociedad. De hecho su rostro ha llamado la atención porque la cámara queda prendada y prendida de él. Hoy nos ha prometido que seguirá adelante y que terminará la ESO.

5 comentarios :

  1. Bueno pues parece que la suerte de Hamza corre paralela a la de Tariq o viceversa. Esperemos que sepa aprovechar las oportunidades que le da la vida, cuando realidad y ficción no se distinguen. No cabe duda que es un buen comienzo para salir adelante.

    ResponderEliminar
  2. Hay otra «Fuerte Apache». Es una película de los años setenta, creo, sobre un cuartel policial en el Bronx, Nueva York, en un barrio de mucha criminalidad. Ese cuartel existe y yo caminé por allí muchas veces. Ahora está cerrado, lleno de rejas por todos lados, condenado... y a veces me preguntaba qué fantasmas pululaban adentro. Lo sé. Nada que ver con tu comentario, pero me trajiste el recuerdo.


    Leer mi Libro abierto

    ResponderEliminar
  3. Probablemente la vaya a ver esta tarde. Curiosamente un excompañero de trabajo, me pidió opinión sobre un artículo que va a presentar en el Colegio de Médicos sobre entornos validantes. Trabaja en un centro en el que menores cumplen medidas judiciales. Tras leer tu post visite la web de la película, por la sinopsis, temática y por lo que cuentas, se la recomendé, aunque aún no la haya visto.
    La mirada y sonrisa de Hamza, transmite mucho, sobre todo esa serenidad propia de las gentes del Magreb.

    ResponderEliminar
  4. Hay un blog sobre educación al que me gustaría invitaros para que comentaráis lo que os parezca si lo véis oportuno.
    http://apuntesdeunprofe.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. El educador no puede pasar una línea , de volcarse las 24 horas del día sobre personas , porque pasarías la línea y no solo no le ayudarías que le perjudicarias con cualquier gesto o palabras que podría llevarlo a algo lamentable, . Atención que trabajamos con personas.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...