Páginas vistas desde Diciembre de 2005

miércoles, 27 de septiembre de 2006

La imaginación adolescente


Los red de blogs educativos nos vamos conectando y algunas propuestas de algunos compañeros son recogidas y llevadas a la práctica con ilusión. Es el caso de la idea que lanzó Antonio Solano en su blog Re(paso) de lengua. Proponía la continuación a los alumnos de un fragmento de un texto de Quim Monzó.

El sugerente texto era el siguiente:

Hace no mucho tiempo, ocurrió en una ciudad italiana un hecho curioso. El párroco de un barrio marginal observó que una pareja de feligreses acudía todas las tardes a la iglesia. Eran unos jóvenes de aspecto latinoamericano que se sentaban en un capilla lateral y permanecían allí en silencio durante una hora, al cabo de la cual se marchaban con la misma reserva y cautela con la que habían llegado. El sacerdote, intrigado por la devoción mariana de aquellos extranjeros, los vigilaba a veces sin apreciar nada sospechoso. Durante un mes, los jóvenes no faltaron un solo día. Pero pasado ese tiempo…

Este el el punto en que detenemos la narración. ¿Cómo la continuarán los artistas adolescentes? He leído unas cincuenta redacciones de cuarto de ESO en las que hay continuaciones de todo tipo. La humilde iglesia se va a convertir en un foco de intrigas suculentas; el párroco y los feligreses se convertirán en el centro de conspiraciones sin fin. Veamos.

En primer lugar distinguiríamos a grandes rasgos las escritas por muchachas de las escritas por chicos. Estos últimos urden unas tramas bastante truculentas en las que se mezclan con frecuencia el tráfico de drogas, que se distribuye desde la parroquia, porque los devotos feligreses eran traficantes taimados que aprovechaban su estancia, aparentemente rezando, para dejar dosis de droga blanca en los bancos. En muchas versiones los dos feligreses mueren violentamente, pero también el sacerdote acaba asesinado en varios casos de forma bastante extrema (estrangulado, asfixiado, a hachazos, ahorcado, en ritos satánicos –este motivo se repite con frecuencia- , como consecuencia de una brutal paliza…). En alguna redacción, los dos parroquianos tenían escondido a un bebé en una habitación escondida de la iglesia y lo estaban criando. En otros casos se tratan de terroristas -en alguna de las redacciones son de la ETA- que cometen atentados con explosivos. A veces los asesinatos son un tanto esotéricos o aparecen espíritus o voces de ultratumba o el sacerdote practica exorcismos a algún endemoniado. En alguna, se trata de una secta que asesina religiosos y la policía logra desarticularla y encuentran a cuarenta y siete curas muertos. En una, el párroco, herido en el suelo, es descubierto por los jóvenes. Resulta sorprendentemente que quieren convertir la iglesia en un MacDonalds y la derrumban con el cura dentro. En otra versión el cura era esquizofrénico, mata a los feligreses y luego se suicida. La nómina de personajes es extensa: atracadores, traficantes de droga, miembros de sectas satánicas, terroristas, espíritus, estafadores, miembros de bandas peligrosas...

Las chicas, en general, urden otro tipo de tramas aunque alguna coincide con las citadas anteriormente. Hay más lugar para los sentimientos. Aparecen repetidamente enfermedades. Los latinoamericanos comerciaban con droga porque tenían a una hija enferma de cáncer. En otra, rezaban para que alguien saliera del coma. Un detalle curioso es que las muchachas tienden a ponerles nombres a los protagonistas y a resaltar sus sentimientos. El tema de la enfermedad de alguien es recurrente o también la muerte de un hijo. Una alumna destacada acaba la redacción con un estallido emotivo. El cura abrazando a la mujer que está llorando. “El cura la acogió entre sus brazos” porque Antonio, su novio, iba a morir. Otra muchacha idea una historia de cambio de religión. Los feligreses dejan de ir a la iglesia porque se han hecho budistas; en otra, sencillamente no van porque han vuelto a su país. Una muchacha sensible presenta a la pareja muerta. Se habían suicidado por la enfermedad terminal que padecían. En otro caso, encontramos a los dos muertos con las manos unidas y desconocemos el motivo de la muerte.

También hay que decir que cuando alguna muchacha es macabra o gore, lo es en grado superior a los varones. Es el caso de dos o tres redacciones que tienen que ver con ritos diabólicos, animales monstruosos, bandas extremadamente violentas, asesinatos escalofriantes…

Esta es la imaginación adolescente, poco dada a la matización y al detalle. Raramente detenida en el estudio del carácter de los personajes. Está claro que como a Lope de Vega les interesa más la acción que el desarrollo de los caracteres. Lo importante es que sucedan muchas cosas en un lapso de tiempo increíblemente corto con el terrible coste de la verosimilitud. Pocas de las redacciones resultan verosímiles. Todas son tramas increíbles, llenas de acontecimientos hiperdramáticos. Pocos han apostado por la normalidad y la cotidianidad. Se diría que en el momento de ponerse a imaginar tienen un mundo de estereotipos surtidos por los medio de comunicación y series televisivas. De hecho destacan historias llenas de violencia, sangre, drogas, enfermedades terminales, ritos satánicos, asesinatos rituales… Alguno refleja lecturas próximas al Codigo da Vinci de Dan Brown, aunque no tengo constancia de que ninguno lo haya leído. Su imaginación en general es sesgada y estereotipada. Denotan una gran falta de lecturas. Sus fuentes de inspiración llegan de otro lado. El conjunto, salvo algún caso excepcional, sugiere una gran penuria de recursos imaginativos de carácter literario.

Pero este es nuestro alumnado. ¿Cómo desarrollar su imaginación? He ahí el problema, el que plantea salirse de los lugares comunes. Aquí estamos. Estas son nuestra limitaciones y nuestro desafío. Pero cuesta contrarrestar esta tendencia...

6 comentarios :

  1. La foto, o fotograma, plantea muchas cuestiones también sobre la imaginación y el nivel de representación -lo real, lo falsamente real- de lo truculento...

    Excelente blog, por cierto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hay un autor Gianni Rodari con obras como 'Gramática de la fantasía. Introducción al arte de inventar historias' o 'Ejercicios de fantasía', que pienso puede ayudar bastante a estimular la imaginación.

    http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

    ResponderEliminar
  3. Tus impresiones coinciden con los resultados que he obtenido en los tres años en que llevo poniendo en práctica la actividad. Las tres líneas suelen repetirse: gore, esotérica y milagrosa (generalmente ligada a lo materno-filial en las chicas). Habría que preguntar a los sociólogos o a los psicólogos el porqué de estos patrones de la imaginación. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. No sé que opinarán sociólogos y psicólogos, pero es evidente "la cultura televisiva". Se narran secuencias de acción, argumentos que recuerdan películas de serie B. Ellos utilizan la violencia, ellas tienen como referentes los sentimientos. Hablamos de la igualdad de géneros pero vemos en cambio que son diferentes, aunque con toda seguridad complementarios. Fuerza y ternura a la vez conforman el instinto de supervivencia que nos hace superar cualquier adversidad.

    ResponderEliminar
  5. me colé...

    realmente soy alumna, y seguramente habria seguido el realto de una forma un tanto gore.
    en mi defensa quiero decir que leo bastante, no todo lo que quisiera, pero a veces necesito dormir. solo quiero decir que es normal que seamos así, y nos gusten las cosas extremas, para cosas cotidianas ya tenemos nuestras vidas, en estos casos nos gusta dar el cante (al menos en mi caso). cuando puedo hacer lo que quiero, intento que haya mucha sangre y muchos sentimientos... es posible todo junto? claro, se supone que no es real...

    ResponderEliminar
  6. En la adolescencia hay una fase que se denominaria de fantasia y claro que en estos tiempos la television no ayuda, las fantasias alimentan de cierta manera la salud mental y tienen que ver en la nueva identidad que se esta formando en el adolescente.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...